jueves, enero 26, 2006

Cuando éramos primaveras (a Mich, que está en los cielos, pero no porque esté muerto, no fastidies, sino porque sabe volar)

Primero fuiste tú, Mich, fuiste el primero y nos separaban apenas tres metros de descansillo. Y vivíamos en un mundo extraño, donde las normas normales (hora de volver a casa, de irse a la cama, etc) bien se las llevaban nuestros hermanos mayores o las ignorábamos directamente, porque nuestros padres estaban demasiado ocupados o cansados para vigilarnos.

Recuerdo unos coches de carreras rojos de pedales, recuerdo una fiesta de disfraces, millones de patadas al balón y tardes largas y lentas.

Recuerdo nuestro primer embobamiento por Mónica Lisardo, a la que no sé si llegamos a dar, como prendas de amor, reliquias que encontramos: tú una especie de medallita de hojalata (creíamos que era plata), yo un trozo de un juguetito de madera. Recuerdo una discusión mientras hacíamos en la arena algo así com una ofrenda a Mónica: un montoncito de arena suave, colada, con un pañuelo, ¿te acuerdas? Se metía un puñado de arena en un pañuelo. Luego, golpeabas con suavidad el pañuelo sobre una superficie lisa y la arenilla que se filtraba era extremadamente suave. Discutíamos sobre quién la quería más. Debíamos tener unos 7 años. Recuerdo que los términos de la discusión era si la poníamos por delante de nuestras madres (superamos esa etapa sin dificultad) y luego estaban la Virgen María y el Niño Jesús. ¿Queríamos a Mónica más que a la Virgen María y al Niño Jesús? Eso era amor, ¿eh?

Recuerdo que un día (en mi recuerdo era una vez al año, pero dudo que fuéramos capaces de tanta paciencia y precisión) íbamos a encontrar cosas. Paseábamos por la calle, las mismas de siempre, pero con los ojos fijos en el suelo e íbamos recogiendo mierdecillas absurdas. La ruedecita de un coche, un palo de polo afilado, una moneda de diez céntimos, un petardo sin explotar, un mechero viejo…

Seguíamos dando patadas, y aparecieron Nano, y Antoñito y Ramonete, seguidos de Coki, que cuando creció pasó a ser Manolo, y ahí estaban Pinto y Luis el Gordo, los Delgado, y los mayores, Tito, Jose, Coti… qué cabrones, nos quitaban la pelota. Más patadas, y entre patada y patada, un vínculo que crecía entre nosotros, el mismo vínculo que me encoje el corazón al escribir estas palabras.

En una época, nos dio por pensar en pasadizos, en cuevas secretas. No sé, hablábamos mucho de eso. Imagino que tú leerías algo en algún libro, porque entonces ya leías, yo no (Mortadelo no cuenta), y me traspasaste esa cosa de los pasadizos. Un día, me llamaste (usábamos el teléfono aunque estábamos a tres metros): Wolffo, tenemos un pasadizo. ¡Un pasadizo! Pensaba yo excitado, ¡tenemos un pasadizo! Fui a tu casa, deseando que me enseñaras el pasadizo. Está aquí, en casa, me dijiste, en el hall. Yo sabía que el suelo de tu casa era el techo de los Viguera, del primero derecha, como el mío era el de los Artacho, primero izquierda, pero aún así imaginé que una escalera secreta salía del hall de tu casa y nos llevaba, no sé, al garaje. Te seguí nervioso hasta el hall de tu casa y levantaste dos maderitas del parqué. Mira, me dijiste, nuestro pasadizo, y había un sitio donde, con suerte, cabían cuatro o cinco monedas. Debiste leer la decepción en mi rostro, porque me dijiste: ¿Qué esperabas, un pasadizo por donde pudiéramos meternos?, y, esto lo recuerdo perfectamente, me pasaste un brazo por los hombres y me dijiste: ya lo tendremos, ya verás, lo tendremos. Y no creas, me tranquilizaron tus palabras.

Recuerdo que desde el principio, desde siempre, quisiste volar. Tenías dos tableros de madera fina donde habías dibujado con paciencia china y meticulosidad suiza la cabina de mandos de un Phantom, creo. Eran soberbios. Nos sentábamos encima y emulábamos las hazañas bélicas de Michael Tanguy, que tú leías y me contabas, aunque ahora que lo he escrito, me ha venido a la cabeza una sintonía que me hace pensar en una serie de TV. Me hablabas de tu tío, Santi, de los F-14 y los McDonell Douglas, o a lo mejor es todo junto F-14 McDonell Douglas, o F-15, de los Phantom, los Mirage, del proyecto FACA, qué ingenioso, ¿verdad? Aún me acuerdo, Futuro Avión de Combate Aéreo, algo así.

Recuerdo las idas con Ramón al campo, previo paso por Kentucky Fried Chicken; pasamos un verano juntos, mis hermanos mayores lo juran, en Vilasar, pero yo no me acuerdo, y mira que me gustaban tus historias de la Torre y del Mehari.

Recuerdo tantas cosas. Íbamos mirando los cuentakilómetros de los coches, para ver cuánto corrían y recuerdo el mito del Volvo negro (¿gris?) aquel que tenía tu padre. Recuerdo el 1.500 y el C-8 Familiares y dar patadas al balón entre coches.

Recuerdo muy vagamente Munich-72: algo de terrorismo, y Mike Spitz, lleno de medallas y Mariano Haro, sexto en 10.000, creo, y las bolsas de deporte de plástico en el metro hasta muchos años después. Pero recuerdo muy bien el mundial de Alemania 74. España no fue, pero fue Haití, estaba en la colección de cromos de coca-cola. Cromos con 4 caras. Bulgaria, una selección que parecía que se alimentaba de huevos duros. Holanda, la naranja mecánica, con Cruyff y Rensenbrink y Krol, y Johnny Rep y Johannes Jacobus Neeskens. Y Alemania con Gerd Torpedo Muller, el Kaiser Beckenbauer, Uli Hoeness y Paul Breitner y, ahora lo reconozco, con mucho menos protagonismo, Günter Netzer. Recuerdo que flipamos viendo a Holanda (aunque yo iba con Alemania) y esa final… Pero lo mejor que recuerdo de ese mundial son las chapas. Tus equipos, maravillosamente hechos. Con tu letra inclinada y clara, mayúscula en su trazado y en su espíritu. ¡Qué campeonatos! Nada los ha superado. Esa alfombra azul y negra… todavía la siento en la yema de mis dedos, cuando hacíamos puente para elevar la bola. Aunque en nuestros mundiales, lo recuerdo, los mejores eran Bélgica y España, inexplicable.

Recuerdo los partidos en el redondel, en el cuadrilátero, en el jardín a Cocacola, y los del sábado en los jesuitas. Y el partido frustrado en San Sebastián de los Reyes, y la culminación de nuestras carreras, cuando fuimos llamados, como estrellas invitadas, tú, yo y Buch para un partido con otro equipo. Pero en todo esto, y más cosas que vinieron después, ya no estábamos tú y yo solos, había más gente.

Siempre quedó un algo de eso. Y queda aún. De eso que nos contaban nuestras madres, que nos sacaban, de bebés, juntos al sol del jardín: que tú eras estirado y blanquito, como una salchicha y yo, gordo y rojo, como un tomate.

Lo que me fastidió el esquema es que nunca te colgaras una guitarra. Si lo hubieras hecho… joder, si te hubieras colgado una guitarra, Mich. Para que conste, Mich me presentó a los Beatles y a John Denver. Y me abrió los ojos a un miundo maravilloso y desconocido.

-.-

Hoy Mich vuela alto. Lejos de mí y, de alguna forma, cerca también. La última vez que nos comunicamos, fue en el último Madrid-Barça: es culé, un gran fallo que le humaniza. Le puse un mensaje y me contestó, el muy capullo, desde un palco de prensa. Pero me contestó que se acordaba mucho de mí. Le creo, no os vayáis a pensar, porque con la paliza que le he dado a lo largo de la vida, es difícil que se olvide de mí.

A veces, Mich lee esto.

Si estás por ahí, Mich, un abrazo. Te echo de menos, capullete.

47 comentarios:

Nepión dijo...

Demasiado largo, no he podido terminarlo.

Fray Barriga dijo...

Pues a mí se me ha hecho corto y me ha rejuvenecido un montón, pues tus recuerdos me hacen recordar mi infancia que fue diferente pero similar, no estaba mich pero estaban otros.
Un abrazo agradecido.

Wolffo dijo...

Nepión
Es cuestión de puntos de vista: ¿Yo me extiendo o tú te quedas corto? Yo sí que he podido terminarlo, así que... De todas formas, ya sabes, no es obligatorio. Saludos.

Fray
siempre hay otros; siempre hay gente especial. Siempre las situaciones son iguales pero distintas. Siempre me alegra verte. Lo bueno de Mich es que llevamos más de 40 años siemdo amigos. Aunque ahora sea de lejos. Un abrazo.

Un Fosforo dijo...

Curiosa relación de coincidencias. Me ha hecho recordar muchas cosas de mi pasado y sentirme particularmente bien. Aunque a veces pienso que era un poco pringadillo en esa época...

Me ha hecho recordar también que hace unos días mi madre se encontró con mi amigo Juanma (es como el Mich de tu post). A sus 41 años sigue viviendo con sus padres, en su casa de siempre.
Qué vida más diferente hemos llevado...
Creo que voy a llamarle.

Gracias por el recuerdo. Un abrazo, maestro.

Wolffo dijo...

Un Fósforo
todos fuimos ángeles... y demonios. Pero la parte demoníaca la olvidamos con frecuencia. Y llama a tu amigo Juanma. Seguro que, entonces, los recuerdos, sí que te van a dar un buen repaso. Un abrazo a ti, compañero.

Mons dijo...

Tus recuerdos me han llenado de nostalgia por los míos, por la niña que era y los niños que conocí que hoy son adultos, como yo. Los echo de menos y también echo de menos a esa niña flacucha y de pelo largo que fui.
ainsss la vida es una apisonadora leche!
Besos enormes

Anónimo dijo...

Nada se olvida ni debe olvidarse-Somos todo lo que hemos sido, no intente nadie tapar con tipex lo que fue pq pierdes parte de ti

Wolffo dijo...

Anónimo,
amén.

Aviador Vividor (1 año en la red) dijo...

Hola Wolffo.

Aunque con algunos años de diferencia (y no es un comentario malicioso), también recuerdo que pasaba el rato de la misma manera que tú.

Había un BMW 635 Csi que aparcaba justo delante de la puerta del colegio. Blanco y de un tío que jugaba al tenis en un club de allí cerca. Su velocímetro marcaba 260!!! Increíble.

Yo jugaba al GUA (meter coches de Matchbox en un agujero del patio), a las chapas de vez en cuando con un vecino del edificio...

La verdad es que me has hecho mirar atrás en el tiempo y echo de menos aquellos recuerdos. Eran buenos tiempos cuando uno vivía sin preocupaciones, excepto no perderse ALF!!!

Un saludo amigo Wolffo y feliz fin de semana!

yambra dijo...

Realmente mu gonito, amigo wolfferas...

quién eres tú de los de Cuéntame? lo digo por pillarme un póster...

un abrazo, genio...

Ararat dijo...

Sip, es gonito y como dice Yambroizz yo también quiero el poster ;P
Abracitos

Princesa del Guisante dijo...

¡¡¡qué bien lo haces cuando te pones tierno!!!
Si yo fuese él y leyese algo como esto dedicado a mí, correría para darte un abrazo ;)
Un beso grande.

Koalilla dijo...

Hola Wolffis !!!!

Me has hecho soltar unas lagrimas! Me vinieron a mi cabeza recuerdos de los veranos con mi abuelo en su campo cerca de un pueblo que se llama Saladillo ( en la Pampa Argentina).

Amaba salir con el de paseo en un Jeep Modelo 70 ( que aun esta abandonado en un galpon). Ibamos a contar las vacas y arrearlas al atardecer. El ya no esta, pero lo mantengo siempre en mis mejores recuerdos, asi que de alguna forma esta siempre presente.

Y ya dejo de escribir porque estoy en la oficina y voy a tener que salir en canoa.

Besos y muy muy buen fin de semana!

Lostie dijo...

Qué bonito, Wolffo.
Besos, besos y besos, que hoy te has superado.

Buch dijo...

Esto es precioso. Es literatura, porque la mayoría de las veces no dices lo que sientes, pero queda patente. Eso me gusta mucho. QUe cosa más bonita, joder. Los cromos de Coca Cola me han dado en toda la cabeza, sí señor, eran cuatro caras, y también estaba el Zaire, y en Haití jugaba E . Zanon, y estaba Chile con Caszely, y el portero de Yugoslavia se llamaba Maric (je,je) y estaba Alemania Oriental y su estrella se llamaba Sparwasser. Pero creo recordar que también nos destapó Mich a Jim Croce, el bigotones, y esta galería de personajes que estas haciendo me encanta, chaval.

Buch dijo...

¿Que hay de Towa? ¿Te animas?

jartos dijo...

Me gustaría que un día, cuando yo también vuele (y lo digo porque se volar), haya un amigo o una buena persona que diga cosas como tu has dicho. Una cosa estoy seguro, tienes mucha suerte de tener un amigo como Mich, y él también.

Un abrazo.

Wolffo dijo...

Mons
yo,no sé... me gusta haber crecido, no creas, pero echo de menos, a veces, a la gente. Bueno, muchas más cosas. Ese sentirse invencibles es también para echarlo de menos, ahora que somos tan vulnerables. Besos a ti, monstruita mía.

AviaDro
¿Llevas un año?, yo creo que lo cumplo este domingo. Sí mi primer post fue el 28 de enero de 2005. Joé... somos web-coetáneos (o sea que te sirve de poco ser más joven) Angel chuan, nuestro peluquero, también tenía un 635Csi y blanco. Un flipe. Yo también jugaba al guá, pero en mi caso con canicas. Las más apreciadas eran las americanas, que eran blancas, no transparentes. Yo era muy malo a las canicas, no como los Bona, los dos hermanos, que eran letales: Si jugabas a veras (jugándote una canica en cada partida, te desplumaban. ALF me pilló ya mayorcete. Feliz fin de semana a ti, amigo.

Yambroid
¿Cuéntame...? Tenías que decirlo, ¿no? No podías dejarlo como un comentario sencillamente amable y agradable, tenías que darle la puntilla. Esta gente inteligente... Y, bueno, respondiendo a tu pregunta (no elude cuestión alguna este torpe escriba) soy el gilipollas que habla en off. El más tonto. El más mentiroso. Así que no hay poster.

Tarará
eso no vale, tío, hay que currarse un poco más el comentario. Y encima adhiriéntote a Y. ¡hm...!

Guiss
Es que igual le pilla un poco a desmano, porque creo que vuela al otro lado del charco. Sea como fuere, también lo hago bien cuando en vez de tierno, soy duro como una piedra, ¿a que sí...? Besos, príncipa, guapa.

Koalilla
Suena bien eso de saladillo... barbacoas, o asados, al atardecer y todo eso, con caballos dando vueltas por ahí y tal. Buen fin de semana para ti. Joé, qué envidia de recuerdos, Koalilla. Besotes.

Lostie
recogiéndolos (los besos) con alborozo. ¿Sólo hoy? Buen finde, Lostie, miamol.

Buch
Mierda, Zaire, es cierto... y Caszely, es verdad, y en Argentina Carnevalli y Wolff, ¿no? Maric, de Yugoslavia, es verdad, jajajajajaaaaa, gran portero, como Sepp Maier, de Alemania Occidental, y es verdad que estaba Alemania Oriental, pero no me acordaba de Sparwasser, ni me acuerdo ahora. ¿Era bueno? Es verdad, Jim Croce, qué bueno. Y una maravillosa versión cantada de Vientos del Pueblo, que ahora oigo en un horrible anuncio de un coñac o algo así. ¿Towa es Pinto, no? Bueno, Mich existe, pero la del último era de mentira. Pero la nostalgia me ronda demasiado últimamente. Algo habrá que hacer. (eres un capullo muy poco comprometido con la banda, xaval, me estás inflando los mofletes, que lo sepas; y a ver si me presentas a es 4006 de los coj...)

jartos
eres sumamente amable, amigo mío, pero estoy seguro de que no tienes los ojos bien abiertos. Es imposible que no se escriban cosas buenas de ti. Busca bien. Un abrazo, amigo.

azzura dijo...

Mich tiene mucha suerte teniendo un amigo como tu;) Buen finde wolffo.. un besito

Mich dijo...

Ay, amigo George, antes Jordi, ahora Jorge, siempre grande, eterno amigo. Como dicen Les Luthiers: no te he escrito antes porque estaban aplaudiendo...

Te leo y te admiro pero no me reconozco, eres un señor, salgo francamente (acorde a la época) mejorado. Porque nosotros, queridos amigos, ¡conocimos a Franco! Somos Carlos y Josete jugando en un descampado sin autobús, vimos asustados tras una cortina una carrera de los grises por nuestro jardín, porque aunque alguno de vosotros no lo creaís: ¡Wolffo era de izquierdas! Mas concretamente era un imparable interior izquierda de 10 a la espalda, piernas de acero, disparo fulminante, de letal remate de cabeza y lo mas importante, celebraba los goles como un caballero, como un deportista de verdad, sin mariconadas de cucarachas ni perritos orinantes. Porque somos de esa época del mano-penalty-pido y del oro-plata-oro-plata-monta y cabe y eligo a...wolffo y a mí después, eso sí. Pero antes a él. Porque todos queriamos ser como él, porque además llegó la edad del guateque y cogió una guitarra y lo hacía tan bien que hasta las niñas querían ser como él pero como no podían por motivos obvios, se conformaban con enamorarse. Imaginaros a James Dean, jugando al fútbol como Oscar "Pinino" Más (aquí se han perdido ya han puesto cara de habas algunos y han cerrado este rollo) y cantando como John. Ya sabeis porque nunca agarré esa guitarra, no podía ser como él y lo del enamorarme tampoco estaba demasiado bien visto en aquella era pre-Zapatero.

Y pasan los años y con ellos tantas cosas y tan rápidas que no recuerdas cuando dejaste el Mundial de Chapas (Dockx, máximo goleador) y lo que es peor: donde lo dejaste. Pero quieres reencontrarlo porque sabes que por ahí cerca andará ese amigo del alma Cortéz con el que jugabas en esa alfombra negra y azul y cómo me alegro de haberlo hecho, y aunque me cueste os tengo que confesar un pequeño secreto de Wolffo, a vosotras admiradoras de su sensibilidad, a vosotros fánaticos de su humor, él no es como lo intuís en estos escritos: es mucho mejor.

El más viejo de los abrazos
Mich

Wendeling dijo...

Tengo la inmesa suerte de haber leido a los dos amigos... unos tras otro.

Es un gran honor para mi darles unos enormes besos (de maia claro) hoy, para Wolffo y para Mith.

Elvira dijo...

Que maravilloso que con el pasar de los años, aíun sigan siendo amigos, aunque estén algo lejos...

Felicidades por esa amistad...ahora voy en busca de un pasadizo que me lleve a Mich

Wolffo dijo...

azzura
Mich tiene mucha suerte, es verdad, pero no por eso. Viene de una familia maravillosa y ha creado, junto a Nat, otra aún mejor. Mich es un crack. Un beso gordo.

Mich
mira, Les Luthiers, otro descubrimiento que te debo, no me acordaba. Es verdad que conocimos a Franco, en casa de mis padres había una foto firmada por él dando a mi padre un diploma o un ascenso o algo así. Y en mi casa, también firmado por el generalísimo de los ejércitos españoles, por el dictador, el título de comendador de la Orden de Isabel la Católica de mi padre. Joé... la celebración de los goles. En eso, mi maestro fue Carlos Santillana: un gol se celebra con carrera jubilosa, salto con puñetazo al cielo y abrazo viril con los compañeros. Y se celebran siempre, ¿qué es eso de "no lo celebro por respeto"? Oscar Pinino Más, joé... fue de los primeros oriundos. Pero ya basta de jabón, Mich, que te has pasado un pelo, compañero. Si insistes por ese camino, voy a tener que empezar a hablar de lo bueno que estás. Te contesto en privée, o como coño se escriba, que eso me lo acabo de inventar.

Wen,
así como leerme a mí es una cosa que no es difícil, leer a Mich sí que es una suerte. Mich se prodiga muy poco en la escritura porque no suele leerse. Si se leyera a sí mismo un poco más, se daría cuenta de que se nota en cada línea que escribe su extensísima cultura, que sabe de muchas cosas y, sobre todo,m que sabe decirlo de forma maravilosa y con un sentido del humor fabuloso. Pero es extrañamente exigente consigo mismo. Debería escribir más, ¿a que sí?

Elvira
sip... es maravilloso, desde luego. Y si encuentras ese pasadizo, avisa. Mientras tanto, bexos a docenas.


no es com

Mich dijo...

Fe de ratas (las únicas que deben tener hoy día...)

Donde dije:

Cortéz debe decir Cortez
Fánaticos debe decir fanáticos
Perdido ya debe decir perdido y
Cualquier tonteria debí decir Amigo, sabes donde estoy si te puedo ayudar.

Abrazos a ellos y besos a ellas.

Mich

Princesa del Guisante dijo...

Wolffo, pues claro, incluso a mí por inclinación y tendencia me suele gustar más lo duro, como bien sabes (o no sabes pero intuyes).
De todas formas, me haces preguntas trampa, porque a fin de cuentas, sabes, seguro, que siempre es sí ;))
Además este post va con bonus de homenajeado, y con Buch perdiéndose en nombres de futbolistas que sólo vosotros sabéis que existieron... :P

Y por otro lado ¿así que va a hacer un año que irrumpiste hablando de Redajo y diciéndome que odiabas los guisantes?? ;))
Un beso gigante.

Koalilla dijo...

Hola de Nuevo !!! Wolffo hablando de Les Luthiers, para el proximo fin de semana ire con mis padres a verlos al teatro en Mar del Plata, estan haciendo la temporada de verano alli ;).

Hace un par de años conoci por unas amigas brasileñas que vinieron a Bs As a uno de los hijos de Daniel Rabinovich, y llegamos a compartir unas cervezas con Daniel en Paseo del Pilar ( Recoleta ). Que bonito recuerdo!

Besos !

Koalilla dijo...

Hola de Nuevo !!! Wolffo hablando de Les Luthiers, para el proximo fin de semana ire con mis padres a verlos al teatro en Mar del Plata, estan haciendo la temporada de verano alli ;).

Hace un par de años conoci por unas amigas brasileñas que vinieron a Bs As a uno de los hijos de Daniel Rabinovich, y llegamos a compartir unas cervezas con Daniel en Paseo del Pilar ( Recoleta ). Que bonito recuerdo!

Besos !

Koalilla dijo...

Hola de Nuevo !!! Wolffo hablando de Les Luthiers, para el proximo fin de semana ire con mis padres a verlos al teatro en Mar del Plata, estan haciendo la temporada de verano alli ;).

Hace un par de años conoci por unas amigas brasileñas que vinieron a Bs As a uno de los hijos de Daniel Rabinovich, y llegamos a compartir unas cervezas con Daniel en Paseo del Pilar ( Recoleta ). Que bonito recuerdo!

Besos !

Anónimo dijo...

Que envidia Koalilla! He visto a Les Luthiers cinco de las veces que han venido a Madrid. Sin palabras. Y preciosa zona de La Recoleta, sus cafés y terrazas.

Mil besos trasatlánticos
Mich

Koalilla dijo...

Mich,

Si quieren les hago un reserva de las entradas para verlos ;). De verdad que es el mejor grupo comico y con clase que he visto en mi vida. Siempre que tengo oportunidad los voy a ver.

Besos desde el Nuevo Continente !

MIch dijo...

Koalilla, no me provoques (provoqués que decís vosotros) que tengo la posibilidad de ir dentro de unos dias a Baires...¿Qué espectáculo estrenan? El último que vi aquí era "Todo Por Que Rias" Genios y figuras.

Besos+
Mich

Jorge dijo...

Hola Wolffo>

Me transportaste al maravilloso mundo de tu niñez, y si con mi niñez me divierto, con la de los demas me regocijo. Que bueno es tener esa oportunidad de tener amigos que duren toda la vida, y que seas testigo de ello.

Te envio un abrazo tocayo. Feliz fin de semana.

LunaNegra dijo...

A veces sin saber el porqué nos acuden a la memoria recuerdos de la niñez que nos hacen sacar una sonrisa. Yo lo que recuerdo del primer amor, amos el primero primero, ese que es mas bien platónico, es que estábamos en la calle donde vivía y porfín había conseguido estar a solas con el, momento aparte de íntimo también tenso ;-) y en ese preciso momento apereció mi hermano y que no hubo forma de hacerle desaparecer ;-/, conste que es un año y medio más "peque" que yo, leñe que plasta.

Tengo la inmensa suerte de conservar la mayoría de los amigos de la infancia, aunque por desgracia no nos veamos lo que quisieramos... pero sabemos que estamos.

Un becho mu gordote.

Tautina dijo...

Pues se me ha quedado el nosequé de si Mich será piloto o va de metáfora la cosa, que contigo nunca se sabe, en cualquier caso, siempre me pareces el narrador mas entretenido que conozco. ¿Y la música?
Besos.

Binche dijo...

Arf arf, que casi no llego a este estupendísimo post con homenaje y homenajeado incluido. Lo he leído con mucha nostalgia, y me he cagao en tó cuando me has recordado el Holanda-Alemania (¡cómo que ibas con Alemania!), y mira que yo era pequeña eh, pero recuerdo ese final por la tristeza que dejó en toda mi familia.

Una sola pequeña corrección: es Mark Spitz, no Mike, era una bala en el agua.

Besos y gracias, Wolffo! ;)

Wolffo dijo...

Mich,
sólo las ratas tienen fe, es un buen título, desde luego; pues mucho más in fánaticos, es como si lo dijera ZP (soy un fánatico de la líbertaz).

Guiss,
sólo trataba de que quedara claro que me deseas, nada más. El bonus, como dices tú, es cortesía exagerada del homenajeado, que además, es un tío de primera. Lo de Buch... ya sabes, el pobre no tiene remedio, pero su aportación ha sido buena, de verdad.
Sí, hoy, creo que hace un año que irrumpí (espera, lo confirmo ahora mismo)Vaya, pues no... resulta que fue el 26 de enero cuando me estrené con "Mi chica", que es muy bonito, por cierto. Recuerdo hablar en términos no demasiado elogiosos de Redaño, eso sí... lo que no recordaba es que te dijera lo de los guisantes. Pero fíjate: podías ser Princesa del Filete Empanado y no me caerías mejor, niña, porque ya te adoro. Un beso gordo.

Koalilla
Hola, hola, hola... por triplicado. ¡Qué suerte lo de Les Luthiers! Yo nunca he ido a verlos, porque soy un poco vago para esas cosas, y además, muy agarrado (suele encogérseme el corazón cuando me dicen lo que cuestan las entradas). Pero no le digas nada al Rabinovich (ese apellido merece ser mío) no se lo vaya a tomar a mal... Disfrútalo.

Mich, Koalilla
ejem... os paso los teléfonos? Aunque, por otro lado, es agradable ver como nace el amor en casa de uno...

Jorge
Gracias por tus palabras, amigo, y es curioso cuán parecida y cuán distan es, a la vez, la infancia de todo el mundo. Un abrazo for you, too.

LunaNegra
brr... hermano-póliza o sello, que no se va ni con agua caliente... Es bonito saber que están por ahí. Yo sé de algunos de ellos, de otros, lamentablemente, no sé nada. Y me gustaría reunirlos a todos un día, eso es verdad. Me pongo a ello. Un beso de aquí a la luna.

Tautina
Piloto, sí señor, y de los mejores, te hace unos aterrizajes... y unos vamosaatravesarunatormenta... si le vieras con el volantito ese (Mich, Mich... ¿tienen volante los habiones?) esquivando nubes y todo eso... ¿EntreteTenido yo? Y lo dice, señoras o señores, la mujer que mujer entreteje las más más entretenidas entretelíneas (en cuanto a la música, lo siento, no tenía nafda grabado para la ocasión) Un beso gigante, Tt.

Binche
Mark, claro, y he puesto Mike, qué ceporro... Mark Spitz, tienes razón. fermosa. Y yo iba con Alemania porque Holanda, con Cruyff y Neeskens, era la selección de los del Barça, y Alemania, con Netzer y Breitner, la del Real Madrid. Además, yo quería jugar al fútbol como Uli Hoeness. Aunque no hubiera importado hacerlo como Rep (¿Repp?). Ahora iría con Holanda, a pesar del Barça. Entonces no había oido a Gary Lineker definir el fútbol como "un deporte en el que juegan once contra once y al final, gana Alemania". Un beso y las gracias a ti, por venir, Tulipancita mía.

Cris dijo...

Cada vez tengo más claro que compartí infancia y adolescencia contigo, y empiezo a pensar que lo de después también ^__^

Jo, menudas tardes de chapas me pasaba... Y aún conservo mi equipo, hecho por mí. Mi madre me tenía la coña de que era una cría del renacimiento porque hacía de todo mientras las demás se quedaban en las muñecas.

Es un post genial.
Besosss.

pijomad dijo...

Despues de tantos años.... yo no guardo ninguna amistad de joven. Quizás porque mi vida a dado vuelcos, como el cocido al ser servido. Pero envidio quien tiene esas amistades tan duraderas. ...

Mich dijo...

Querido Wolff (No era un portero argentino de la UD Las Palmas?), vente conmigo y verás los volantes, las nubes fugaces, las estrellas inmóviles, los coches pequeñitos y las mares inmensos. Acepta esa oferta y tendremos tiempo de hablar.

Un abrazo
Miche

La DiviNa GiLda dijo...

uff!! preciosos los recuerdos..mira que nos ponemos ñoños todos cuando leemos de recuerdos de otros y de viejas amistades...

yo solo se que os daria un beso en los morros a los 2...

La DiviNa GiLda dijo...

hmmmm respondido... alla en el naranja y negro.. :)

Elvira dijo...

Wolffo,

Me fué imposible encontrar algún pasadizo que me llevara hasta Mich... pero él es el experto, así que encontró uno hasta mi casa.

Segui las marcas de sus pisadas, pero de nuevo se evadió, así que si lo ves, dile por favor que le dejo mil besos y gracias por sus palabras.

Gracias y besos para ti.

LunaNegra dijo...

Buenosssssssssssssssssssssssssss dias ;-)

Que tengas/ais una buena semana y que bajen un poco las temperaturas por allá, juer y de paso por "acá" también ;-P.

Bechos.

Wolffo dijo...

Crispulain
¿Tú eras más de cubito o de pala? Yo acometía las obras, preferentemente, a mano, y era un buen ingeniero de carreteras para chapas. Hablo, ahora, de chapas de ciclistas. ¿Qué me dices de eso, eh?

Pijomad
hombre, tampoco es para envidiar, a no ser, claro, que esa amistad sea yo, que soy persona especial e imprescindible. Lo sepas.

Mich
Wolf fue jugador del Real Madrid, pero procedía de la Unión Deportiva, sí. Y era argentino, pero no portero, sino centrocampista, medio centro, creo. El portero era Carnevali. En cuabto a la oferta de acompañarte en vuelo, sería la bomba, me haría muchísima ilusión. Un abrazo, amigo. Hablamos, hablamos.

MariGildi's
ñoño se pone todo el mundo menos yo, que me pongo excelso, ¿verdad? ¿Qué es eso del naranja y negro? Eso se me ha escapao. Besos gordos, guapa.

Elvira
Diciéndoselo, ok. Besos y abrazos pa ti también.

lunanegra
caray... pues buenas noches a ti.
Bexos, lunilla.

Cris dijo...

Naaaaaa!!! Nada de cubito y pala. A mí me gustaba la tierra en las uñas... y las manos sucias. Y en cuanto a las carreras de chapas, hasta mediana les hacía. Vamos, con todo lujo de detalles ;)

Wolffo dijo...

Cris,
Hay una canción de Kiko Veneno que dice nosequé de un niño sin pala ni cubito... (con estos datos, ya la tienes, ¿eh?). Así que mediana y tó... te pedes. A mí se me daba bien la suerte de la redondilla, incluso la inversa.

ay, qué beso te daba...

dockof dijo...

Me ha dejado sin aire tu letal trippie de nostalgia, querido Wolf. Y sin lágrimas casi, y aplaudiendo tu magnífico cocktail de sentimientos. Sabe muy bueno. Que no se te olvide la receta, porque es algo a no desterrar nunca de nuestros recuerdos.
Joder, me encanta leerte, puñetero creativo.