lunes, junio 12, 2006

Ya están aquí los mundiales: viendo el fútbol con una fósfora.

Rockin' all over the world

Powered by Castpost

Esta canción no debe ser grabada: existe para ser tocada en directo, como casi todos los grandes rocanroles que en el mundo han sido. La canción es de John Fogerty, el que fue el alma de Creedence, pero es posterior a su etapa con la mítica banda americana. Debido a su estructura, era una canción ideal para que Status Quo la versioneara e hiciera popular: machacona, marchosa y vivaracha y con posibilidad de armar mucho follón encima de un escenario. Así he intentado grabarla, como si fuera en directo, un poco sucia e improvisando un poco, inventándome el solo de guitarra y soplando la armónica. Y quiero dedicarle este temazo a mi querida Wendeling a la que sin conocerla, imagino bailoteando a mi lado, rockanroleando alrededor del mundo, haciendo el indio y riendo juntos. No cambies nunca, dulce maia. Y yo te prometo no volver a hablar de ti.

Mi amiga Wollie puede ser muy dulce si se pone, pero tendríais que verla cuando viene a mi casa a ver el fútbol. Entonces se transfroma. Wollie viene a casa con tres cajas de latas (de las grandes) de cerveza y un par de latas de Pepsi-Max para mí. Wollie trae bajo el brazo el As, el Marca, la Gazeta dello sport, L’Equippe, Sports Ilustrated, NoBrain-ManyMuscle Magazine y un par de almanaques deportivos que no sé qué gracia les encuentra.

Miradme, yo estoy leyendo poesía junto a mis hijos y mi mujer y entre todos, dialogando, intentamos encontrar el verdadero sentido al poema “Salutación obtusa del pimentonero” de William F. Lorimer-Bustamante, un poema realmente hermoso, mientras escuchamos Flamenco-Chill-out en nuestro humilde equipo de música.

La televisión en mi casa se enciende rara vez, pues preferimos reunirnos después de cenar a contar historias (¡tres hurras por la tradición oral! gritan mis hijos antes de empezar) en lugar de ver ese monstruo infame que es la tele. Suena el timbre de casa con esa cadencia rara: (para identificarla: chan-chan; chan-chan-chan; chan-chan-chan-chan… ¡Madrid!) y mi hija abre la puerta.
Entra Wollie con las cervezas y me espeta:

- ¿¡Pero aún no has puesto la Tele, membrillo!? ¡Va a empezar el Corea-Togo, pedazo de idiota!

No lo sabía, pero parece ser que ha empezado la Fase Final del Campeonato Mundial de Fútbol Asociado, lo que los mortales normales conocemos como Los Mundiales. Wollie me empuja con violencia para que tome asiento frente a la tele, pilla una cerveza (momento que recoge la fotografía) y se sienta ante el televisor. Son las 8 de la tarde de un domingo idiota y falta una hora para que empiece el partido. Se lo hago notar.

- Wo, querida, falta una hora, ¿Qué te parece si salimos al jardín a salvar ardillas que estén en dificultades? Podemos hacer algo por el medio ambiente mientras empieza el partido…

Wollie me mira como si estuviese idiota. O sea, me mira con sinceridad. Luego eructa, menea la cabeza de forma horizontal, como no creyendo que pueda ser tan memo como aparento y dice:

- ¿Qué voy a hacer contigo…?

Y saca de su bolso-almacén tres deuvedés que me pasa con cara de paciencia: Fútbol Africano (Cap. 3: Togo); Promesas del Siglo XXI: Park Chu Young; y un montaje que ha hecho ella misma con un histórico de partidos que enfrentan a países africanos y asiáticos, un trabajo tan notable como inútil.
- Quieres que veamos esto, claro… - le digo ya casi sin esperanza
- ¡Pues claro, membrillo! – me dice la guapa fósfora. Es increíble lo que sabe de fútbol esta mujer. Conoce a los togoleños como si fueran de su familia y a los coreanos los trata con una familiaridad enternecedora, como si fueran ramificaciones de ella misma. Sabe los historiales y palmarés de todos los que juegan y …

Yo no sé si conocéis a Wollie. Yo no. De nada. No tengo ni un triste e-mail a donde avisarla de que lea este mini-homenaje que le hago, si es que a esta basura puede llamársele homenaje. Os voy a contar algo.

Cuando esta bitácora empezaba, apareció alguien con un nick tan alocado como envanecedor: Wolfósfora, se hacía llamar. Las primeras veces que comentaba, me turbaba tanto que apenas hacía caso a sus comentarios. Miento, hacía como que no hacía caso a sus comentarios, porque siempre eran comentarios llenos de humor, que es lo más excitante que existe para mí. Pero me resultaba enormemente embarazoso que alguien se dirigiera a mí con ese nick, a la vez que me hacía sentirme un genuino pavo real. Por lo exhibicionista y por lo tonto.

Poco a poco, fui acostumbrándome a sus comentarios, siempre graciosos, siempre simpáticos, a veces picantes, otras sinceros... Pero decidí que no podía entablar conversación con ella de igual a igual si no cambiaba su nombre. No fue difícil, pues, ponerle un nuevo nombre. A casi todo el mundo que aprecio le cambio ligeramente el nombre (menos a Buch, que ya se lo cambia él), así que Wolfósfora pasó a ser Wollie. MariWollie, incluso.

MariWollie, que es como pienso llamarla a partir de este momento fatídico para ella, lleva en contacto conmigo alrededor de un año. Nunca nos hemos visto ni hablado por teléfono ni nada de eso. Ni siquiera, como he dicho antes, tengo un e-mail para dirigirme a ella. Y eso la hace endemoniadamente misteriosa. Sólo puedo dirigirme a ella a través de esta página. No sé nada de ella, pero presumo de tener con ella una relación subterránea, especial, que nos enlaza mágicamente.

A veces, haciendo cábalas, intentando atar cabos sueltos, he llegado a pensar que Wollie era alguien cercano, tal vez alguien de mi entorno familiar. Pero sigo sin saber nada de ella. Aunque, ahora que lo digo, podría ser un hombre, si bien apostaría la cabeza a que es una mujer, toda una mujer. ¿Quién eres Wollie? ¿De dónde has salido?

No tengo ni idea de si te gusta el fútbol o no, pero me pega todo que lo detestes, no sé muy bien porqué. A mí, sin embargo, me encanta el fútbol. Me encanta(ba) jugarlo y me encanta ver los mundiales, si bien no conozco ni el fútbol africano ni el portugués. Es más, no conozco ni el fútbol español, salvo el Real Madrid. Es decir, no soy capaz de decir con criterio que conozca al 80% de la selección española. Sé que Luis Aragonés me cae como el culo, eso sí. Un tipo de una ordinariez esencial difícilmente superable. El Sabio de Hortaleza, le llaman. Estoy de acuerdo en lo de Hortaleza, vale, eso sí, se le nota bastante, pero en lo de sabio... Sé que prefiero a un Raúl cojo antes que a 10 Fernanditos Torres con 10 peinados distintos.

Pero algo me dice que sería capaz de sentarme junto a MariWollie y que juntos viéramos un partido de fútbol de los mundiales juntos. Espero que un día lo hagamos. Y, a cambio, te prometo dejar de preguntarte quién eres.

El asunto es que Wollie... me caes de cine. Y que eres un poco ultrasur viendo el fútbol, como he demostrado y todo el mundo puede ver. Calma Wollie, que te traigo una balada para que te sirva de nana. Esta canción que vamos a bailar se la he dedicado a otra mujer de los pies a la cabeza, una mujer que no se rinde, de la que tengo algún dato más que de ti. Wendeling, uno de mis amores bloggeros, que sonríe cuando mira y que nunca se olvida de dejar besos maios.

Un beso gordo, Wollie.

(cuelgo este post mientras Francia y Suiza empatan a cero, en el mundial que despedirá a Zidane. Veo el partido en directo sin pagar al gran pirata y me río por ello. Ojalá lo estuviéramos viendo juntos, Wo)


14 comentarios:

Wendeling dijo...

Gracias por la canción, bailando contigo (bueno, moviéndome como sé, que desconozco si eso es bailar rocanrol o no).

Quizás Wollie siga leyéndote y comentándote, con otro nombre, quizás sonría al darse cuenta de tu homenaje... quizás no sea quizás y realmente pase.

Besos de una maia.

w sin mari dijo...

He puesto mis neuronas a hacer flexiones. Cuando se oxigenen te cuento...

Esto es demasiado para mi ego.

Besosagradecidosdequiennocturnamásdelacuenta

Mari-- dijo...

Qué es eso de andar enchufándole Mari a todo el mundo?

Por cierto, me enteré de que empezó el mundial porque me avisaron los alumnos en la escuela. Pa que veas lo que me interesa el fúrbol. Si no parezco agentina, yo...

Dejo besos apelotonados (para hacer juego con las pelotas del fútbol, digo)

Mari-- dijo...

Postdata: nnungza, suena bien lo que hay que poner hoy para dejar el comentario...

Nnungza... bonito nick...

quiero
un
disco
con
tus
CANCIONES!!!!

qué estás esperando????????
me cago en todo...
No sé cómo lo conseguiría, importarlo saldría caro? Bueno, vos lo hacés, el resto se verá.
Hacé una encuesta, a ver cuántos se anotan al pedido

Mons dijo...

Te leo de forma apresurada porque apenas tengo tiempo, pero no puedo evitar releer lo que escribes tan bien.
Besos golferas.
Y besos a las dos! (A Wen la leo desde hace mucho, aunque no comente)

yambra dijo...

Hummm, una fósfora tuya... ¿y tal vez de mi paisano Carlos también?

Un abrazo cantarín (sin coma, claro).

Wolffo dijo...

Wen
cuando tú y yo bailemos juntos, redefiniremos el concepto del baile en general y el rocanrolear en particular. Wollie sigue leyendo, pero se niega la tía a desvelar su misterio. Eso también es bonito, creo yo. Es su elección, en cualquier caso. Besos a ti, maia, y no te olvides tus zapatitos de baile.

MariWollie
¿no te gusta el pre-nombre? ¿Y eso? Con lo español que es eso de mari... No hace falta que cuentes nada, cielo, pero me gusta ver que asomas la patita. Un beso gordo, W.

Mari--
jajajajajajajaaaa... es sólo una irritante costumbre mía. Te advierto que más de una me contesta con MariJorgi, así que en el pecado llevo la penitencia, o algo así. He visto que mientras yo dormía te has hecho un verdadero tour de force por posts que habías dejado sin comentar... Eres la pera, niña. UN beso muy, muy gordo, y ánimo, que el mundial sólo es un mesecito.
En cuanto aldisco... encantadísimo te mando lo que quieras a donde quieras. Dímelo en privée, y te hago llegar lo que sea. (pero no se apuntan más de dos, te apuesto lo que quieras)

Mons
Qué encanto, Monstruita, te estás ganando un achuchón, que lo sepas... Besos a ti, que eres realmente grande.

Yambretta
Imagino que sí, claro, de ahí su nick, pero ni idea: ya te digo que no sé nada de ella. Oye, ¿tú eres también de tierras del sur? Sé que ves el sol antes que yo, pero ¿naciste en Almería? ¿O es que te lo has pedido...? Abrazos, rey moro.

Anónimo dijo...

Mi amado Wolffo:
¿Pero cómo no me lo habías dicho antes?
Yo callaba en silencio, sufriendo por no poder compartir contigo esos ayes, esos sinvivires, esos gritos contenidos con el esférico rozando el maléfico larguero...suspiraba soñando correrte una internada por la banda, lanzarte un saque de banda, hacerte un fuera de juego... Callada tantos meses pensando que tu, espíritu elevado, San Francisco ecologista protector de las pequeñas ardillas y los afanosos lemures, escogido lector de poesía, voluntarioso objetor de la televidencia no querrías saber más de mi si conocieras de mi desaforada afición por el denostado balompié. Pero ahora, que lo sé, nada me importa, me desmeleno toda, me desparramo en el centro del campo, te centro, te cierro, te entro a muerte con los tacos palante, te me voy encima como dice nuestro patrio himno y así canto despatarrada al borde mismo de este nuevo orgasmo apopléjico "A por Wolfffo, OEEEE, A por Wolffo, OEEEEE, a por Wolffo OEEEE, a por wolfffo EO EEEEEEEEE"
Tuya hasta el mismísimo corner
MariWolfósrofa
(Que nooooooo, que soy el tontolculo mOe:), pero es que no me he podido resistir...:)

Wolffo dijo...

mOeldito roedor...
que sepas que me has hecho (1) ponerme nervioso, (2) cabrearme y (3) partirme de risa.
Están locos estos blogueros que intentan sobrevivir...

LunaNegra dijo...

Hollllllllllllllllllllaaaaaaaaaaaaaaaaa!
"Jopetas" por fín consigo que me abra bien la pagina y puedo conseguir escribir algo, lo intenté hace dos días pero imposible, conseguí montar de nuevo el ordenador pero no se si puse algo más o demasiada información le entraba de golpe, después de estar tandos días "cerrau" que el pobre iba ralentizado y el audio sigo sin oírlo... a saber que habré hecho, lo mío evidentemente no es la "tésnica".

Lo primero un besazo muy muy grande, se te hecha de menos a tí y a tus textos bloggeros y fíjate que hasta tu música ;-)

Fíjate yo me enteré de que hoy había futbol y sobre todo que jugaba la selección española porque a la hora de irme a casa, después de toda una mañana de duro curro, no había casi nadie en la calle, cosa no habitual, ya que suele estar atestada y con demasiadas prisas. Al llegar a casa me lo contaron. Por cierto desde aquí digo a mi vecino que tenga compasión y si ve algún partido de futbol fuera de las 11 de la noche que se ponga unos cascos y la escuche todo lo alto que quiera a través de ellos, ya que yo tengo que dormirrrrrrrrrrrrrr!!!! Me va a matar, me levanto con unas ojeras que parezco un zombie y una se tiene que cuidar a estas edades. ;-PPP

"Weno" Wolfferas nos seguimos viendo y leyendo por aquí. Muaksssssssssssssssssss ya sabes. ;-)

Gatopardo dijo...

Perdona, Wolffo, pero esta vez has tocado algo que es sagrado para mí, y eso no se lo consiento a nadie: Luis Aragonés tiene etapas de depresión, lo cual demuestra que es un ser sensible, con un alma de alondra, es de tal fragilidad emocional que muchos días no puede salir de la cama, decir buenos dias ni mirar a los seleccionados sin quererse morir.
Y eso, macho, a tí y a mí, que somos del genero cafre no nos ha pasado en la vida. Soñamos con desmayarnos de emoción, con enrojecer de timidez, con llorar de pena, pero nada, ni haciendo fuerza: ponemos cara de bestias cuando intentamos parecer sensibles.
No te vuelvas a meter con un ser superior como Luis Aragonés, o te atizo.

Wolffo dijo...

LunaNegra
ha estado esta página jodidilla últimamente. Ha habido algún problema en blogger en general, pero lo de esta bitácora ha superado todas las expectativas. Te pasa lo mismo con el fútbol que a mí cuando caigo en el tomate de tele5: no me entero de nada, por mucho que me esfuerce (mentira, conozco a todo el mundo, pero ¿qué voy a decir?). Me alegra tenerte de nuevo cerca. UN beso gordo.

Gatorrojiblanco
Luis Aragonés es la esencia de la ordinariez y lo siento, colega, pero me cae como cien patadas. Tiene un primer plano que da miedo, con esas orejas descomunales y esa nariz-patata... es mentira que se deprima, es que se le resfría el cerebro por los huracanes que se le montan en el oído interno, empeorados, seguramente, por las ingentes cantidades de cerumen que, presumo, almacena en los pabellones audditivos. Luis aragonés pertenece a esa clase de individuo que te jode una fiesta en cuanto aparece. ¿Oh, no, él otra vez...! es lo que suele gritar la gente en cuanto su desafortunada jeta asoma por el quicio de una puerta. Además, estoy convencido de que es de esos que se tiran media hora de pie, conla picha fuera, en los lavabos públicos frente a su urinario, mirándole el tema a los demás y enseñando el suyo propio. Me pega todo. Bueno, corassón, no sabes cómo me pone que te pongas violenta...

BUch-job dijo...

2º comentario que se traga.Coño.

LunaNegra dijo...

Aunque no pudiera entrar te aseguro que mi cabeza no andaba lejos ;-P, que os echaba de menos.

Besos gordotes.