sábado, septiembre 17, 2005

Johnny Ruk, un hijoputa con alas

Con el permiso de Buch1965, abordo hoy un tema que tiene atemorizada a la pelmaza comunidad ecologista, que no se explica que, finalmente, salgan a la luz ciertos datos que ellos quisieran mantener en la oscuridad.


Todos tenemos una imagen bucólica y feliz de los pajaritos (hasta Hitchcock, y por eso hizo la peli) y los jipis suelen ponerse muy pelmazos si una gaviota se rompe una uña o si un niño, legítimamente enfadado por que le han intentado robar sus palomitas, ahuyenta una paloma del Retiro, que es un sitio con árboles, títeres, patinadores y cagadas de perro que hay en Barcelona, me parece.

Queridos jipis, sé que tembláis ante lo que voy a revelar, pero no me tiembla al pulso al escribir, con dedos firmes y el culo bien encajado en el asiento de mi silla. Sé que muchos de vosotros no os atreveréis a salir a la calle la próxima semana.

Pero voy a decirlo.

Hay un pájaro que es un hijoputa.

Sí señor. Un cabrón con pintas, un melón malvado, un capullazo, un maldito nomelopuedodecreer. Un mal bicho, sí.

Se llama Johnny Ruk. Y tiene muy mala pinta. Asín:

Observad la expresión mezquina de sus ojos. La estrechez de su ano, notad el hedor que despiden sus negras axilas y el desagradable sonido de su constante eructar. Pero no vamos a centrarnos en estos aspectos superficiales y vamos a entrar en lo que el professor Wolffgang Pelmazus, llama la pinta psicológica.

Los Johnny Ruk van y se casan, ¿no?, en eso (y en muchas otras cosas, como veremos) son como los humanos y, también, como los españoles: una forma cómoda de acostarse con alguien sin tener que cortejar y todo lo demás. O sea, un pájaro bobo. Los Johnny Ruk echan unos casquetes y zas, huevo al canto. Nace un Johnny Rukito que, como todos los puñeteros pájaros, es voraz y pelmazo, no es nada original en eso.

Los padres, pues, han de salir a buscar papeo pal pollo, como los humanos. Y no comen gusanitos, no: comen pingüinos, elefantes marinos y cosas de esas. Carroña, también, creo. O sea, unos guarros. Los tipos, que viven en la Malvinas y por esos sitios, sobrevuelan las colonias de focas y pingüinos y rinocerontes y tal, y localizan al típico pingüino pringao: el que tiene una heridita, el que está jodidito… en ese plan. Los muy capullos tienen como un radar para detectar al pringao. Se acercan y empiezan a hacerle la vida imposible al bicho. Que si te pincho el culo, un picotacito en la herida, te pico un ojo… hasta que palma el bicho. Y se ponen a zampar. Asín:

Pésimos modales en la mesa, como se aprecia en la fotografía, como muchos humanos, también. Aparte de esto, hacen, inflándole a hipopótamos, que el polluelo cabrón crezca como un bigardo sin otro interés en la vida. Pronto adquiere el mismo tamaño que los padres. Pronto empieza a volar… y pronto se da cuenta de lo cruel que es la vida.

Le echan los padres. Pero le echan a hostias. Con una crueldad tremenda. El adolescente Johnny Ruk es el único adolescente del mundo que realmente tiene razones para deprimirse. Sus padres le engordan como a una oca para paté y luego le dan boleto a picotazos. En esto no se parecen a los humanos, sin en cambio.

Desorientado, el jovenzuelo se acerca a los pingüinos, que deben saber que no es más que un puto principiante y éstos le zurran también. Pero es que, además, si se acercan unos Johnny Ruk adultos por ahí, les pegan la paliza del siglo.

Arrojado de todos sitios, el Johnny Ruk adolescente va de piedra en piedra buscando a alguien que no tenga cara de darle dos leches: encuentra a pocos. Todos parecen querer zurrar a ese pájaro que, de mayor, va a ser un enemigo duro de pelar. Al final, dios los cría y ellos se juntan. Los Johnny Ruk adolescentes se organizan en bandas juveniles que son temibles.

Todo lo cretinos que parecen por separado, se vuelve criminal eficacia cuando la banda actúa. Son como macarras de película. Como humanos. Van sembrando el terror en grupos de 15 a 20 individuos, por el puro placer de aterrorizar. Que sí, jipis, que son unos cabrones. Matan mucho más de lo que comen y están continuamente haciendo brabuconadas, os suena, ¿no?

Son pájaros malvados, te guste o no, querido fumaporros trompetero. Y, si no te lo crees, busca Los Diablos Voladores, una película de mis amigos Mark Smith y Jane Watson.

Y aquí termina, porque es la una y cuarto y porque este genial piriodista no tiene más datos, este apasionante post.

Ganas de dormir, que dice el otro, oyes.

Menudo pájaro, el Johnny Ruk

Bibliografía:
Aquí unos enlaces inútiles, pero que casan con el espíritu del post.

Gatos capullos.
Hormigas desalmadas.

La de Buch

28 comentarios:

Anónimo dijo...

I reckon you've got some good stuff to say. Keep it coming coz we like to hear it.

I only wish I could say something similar at ife insurance

Anónimo dijo...

Xbox Velocity......We Wish
Don't get your hopes up on seeing the above image. It is indeed a fake product put together by the folks over at mobile magazine.
Hey, you have a great blog here! I'm definitely going to bookmark you!

I have a spa site/blog. It pretty much covers
spa related stuff.

Come and check it out if you get time :-)

Princesa del Guisante dijo...

sí, hay gente que sigue los enlaces...:P

Yo encantada observaría la expresión mezquina de sus ojos si no fuese porque van como de camuflaje en la cabeza negra, y la estrechez del ano me resulta imposible apreciarla por dos motivos, a saber:
1.- todo es relativo ¿qué es un ano estrecho?
2.- está de frente, y supongo que el ano lo tendrá detrás ¿no? o debajo (en esas posiciones pueden fastidiar oportunamente, como pájaros que son, cuando sobrevuelan la cabeza de algún humano); en cualquier caso, no logro distinguirlo. Ni falta que me hace, porque debe ser un asco.
El desagradable sonido de sus eructos tampoco logro oirlo porque has olvidado poner banda sonora al post, así que para todo lo anterior haré el mismo acto de fe que para lo del hedor. Es decir, que creo en ti, como si yo fuese Miguel Bosé.
Hasta aquí, si bien se mira, no se distinguen mucho de algunos humanos con los que alguna vez nos vemos obligados a tratar, pero me molesta muchísimo que coman pingüinos porque a mí los pingüinos me caen bien (un poco peor desde que he visto la cursilada del viaje del Emperador), será porque siempre presentan un aspecto decente y nunca los sorprendes en pijama o chándal. Me gustan tanto que estoy rodeada de pingüinos por todas partes (vale, de peluche y en dibujitos, porque los de verdad huelen a animal y hay que preocuparse de que coman, y en mi casa hace calor en invierno por la calefacción y calor en verano por el clima).
Procuraré no cruzarme nunca con un Johnny Ruk, gracias a tu explicación tengo claro que es un bicho desagradable, aunque sospecho que yo soportaría mucho más al pájaro que a algunos ecologistas de esos que crecen como setas y que tanto me estomagan.
Un beso verde (para hacer juego con el post naturalista)

Anónimo dijo...

¡Joer con el pajarraco ese! Y joer con los comentaristas en inglés que han venido a verte. ¿No serán los pajarracos camuflados con ganas de joer porque los has criticado? Por si las moscas vengo como anónima, no sea que me "bookmarken" a mi y por cualquier debilidad de mi "pisí" (en inglés ordenador) entren como el Rukky (o como se llame el pajarraco) ése y me lo manden pa' el otro barrio. ¡Qué susto! Besitos de Andrea

Anónimo dijo...

¡Joer Wolffo eres genial! Me has hecho reir tanto que se me saltan las lágrimas..que parece que han dado un hostia: los ojos rojos y la pintura corrida de tanto reirme. Sigo acojonada con los ingleses esos. Ya tengo suficiente con todos los que intentan venderme alargamientos de penes. (Considerando además que carezco de aquel miembro, ¡como para hacermelo crecer!) Besitos miles de Andrea en plan camuflada.

Niniadulze dijo...

Me ha hecho mucha gracia este post .Es la primera vez que te firmo, pero te llevo leyendo mucho tiempo ;) me alegra que hayas vuelto a escribir. Saludos

Grial dijo...

Aisss que dominio tienes, pues si, El Retiro está en el centro de Barcelona junto a la fuente del Manneken Pis :P
Vaya un pájaro de cuidado el Johnny Ruk :s
Buen fin de semana, un beso :)

aladiuca dijo...

yo cuando me fumo un porro todos los pajarillos me parecen simpáticos, es lo que tenemos los jipis ¿o por qué te creias tu que somos legión? ;PP

jopageri dijo...

jajaja, tienes razón es pajarraco no es de fiar.


Y déjame decirte que no es el único, últimamente he esatdo sospechando de esa "paloma de la paz", su entrepierna delata mucha hipocrecía, y no me atrevo a mirarla a los ojos.


Por favor solicíto que investigues a esa ave, que no debe andar suelta por las calles.


Me siento inseguro con ese Johnny Ruk y con esa paloma de la paz que andan libres por las calles.




Saludos!

Wendeling dijo...

Joeeeé... vengo aquí, desvelada por completo, intentado pasar un buen ratito, a ver si pillo el sueño... y me encuentro este post... ahora si me duermo tendré pesadillas con el pajarraco que me quiere picar el ojo... y si no me duermo ¿quién me aguanta mañana?

Tienes que avisar primero "wolffo" de que va el post del día... esto no se hace con una maia enfermita!!

Besos de una maia.

Wolffo dijo...

Guisantilla, mi amol,
lo del enlace tiene gracia, ¿eh?, si es que ande'sté un madrileño cachondo... en cuanto al resto, la mirada, el ano, su olor y su ruido, pon un poco de buena voluntá, que no lo voy a hacer todo yo. Soy un naturalista con muchas ocupaciones, no puedo estar a todo, de verdaz. Tu opinión sobre los pingüinos se parece mucho a la mía, a mí me son simpáticos, los bichos, pero, francamente, creo su apelativo de pájaros bobos se lo han ganado a pulso. En cuanto a los ecologistas... prefiero no pronunciarme, por el momento. Muchos besos, príncipa.

Andrea,
coño, a mí tampoco me hacen demasiada gracia, voy a tener que poner lo de la prueba del algodón, porque deslucen un poco el asunto esos tipos. Desde luego, o son jipis molestos con mi ecuanimidad, o son Johnny Ruks preparados para la venganza. Anyway, molestan, ¿verdad? Toooooodo lo contrario que tus visitas, Andrea. Besos, por lo tanto.

Niniadulce,
pues entonces te doy la bienvenida atrasada y aplaudo tu personificación sin ambages, feliz de contar con tu dulzura de manera visible. Un beso mu goldo.

Grial,
si es que Barcelona y lo que es toda la zona del Cantábrico, y el sur en general, se me da muy bien: viajao que es uno. El buen finde te lo deseo yo a ti igualmente, mujer de pies al vent. Un beso.

aladiuca,
¿de verdad que sois legión? no me fastidies, hombre, que con esas cosas no se bromea... Tas en tu casa. Saludos cordiales, camarada.

Jopageri,
lo de la paloma de la paz es un cuento chino y una demostración de que a veces, esa obsesión por los símbolos, es una enoooorme estupidez. En fin, pajarracos... Un abrazo, manito.

Wen,
¿no te quitas los achaques de encima? Pos lo lamento muy mucho, maia, y lamento más que tu visita a mi casa haya aumentado tu inquietud. Aunque, para tu tranquilidad, te confieso: no tiene las patas asín de grandes, se las he retocao yo. Lo digo porque como lo hago tan bien, nadie se habría dado cuenta.... Besos y ponte buena, maia.

jartos dijo...

Yo lo que veo aparte del pajarraco y de los inglis bois esd que has terminado a las una y pico de escribir y a las 7:47 estas contestando. ¿Sera el mismo día?, ¿sera que no duermes?. A dormir tio, que ya es hora.

Abrazos.

Okapiverde dijo...

Querido Wolffo, esas lindas aves son muy humanas, matan por matar y joden por joder, ¿hay algo más humano que eso?

Para aumentar tu amor a las aves te recomiendo que te intereses por la Kookaburra australiana, ahí va un enlace en el que puedes escuchar su precioso trino, de ahí su nombre: http://www.honoluluzoo.org/kookaburra.htm

El kakapo, un extraño loro de N.Zelanda que es ¡nocturno, no vuela y para colmo vive en madrigueras como los conejos!
http://www.kakapo.net/en/
También podríamamos hablar de los Keas, otro loro cabrón que destroza con su pico todo lo que le da la gana, no se te ocurra dejar el cohe allí donde estén estos loros, son muy destructivos. Son de N. Zelanda también, ¡que fauna más sorprenente hay allí!

Un abrazo loruno

Big dijo...

Te he dicho alguna vez que odios los pájaros? Pues eso :P xxxxxxxxxxx

Lostie dijo...

Joerrrrr, estoy con Ararat, a mí esas aves como que me recuerdan a los latin kings y similares. ¿Estará relacionado con el tamaño del cerebro?
Besos

Sigrid dijo...

Conocí a un auténtico Johnny Ruk hace un par de años que me dió unos cuantos picotazos. Menos mal que le reconocí a tiempo y no consiguió darme el picotazo final y mortal... Ahora ya los reconozco nada más verlos.
Gracias por el post... y gracias por leerme...!
Besos
Sigrid

lola dijo...

Pobres pajaritos, con una infancia como esa, quien no seria un cabron?. Lo que necesitan es un psiquiatra para superar el maltrato de sus progenitores. Si no llegas a poner la foto, habria pensado que hablas de alguno de los menores humanos que pasean por ahi. Aunque reconozco que algunos aun son mas cabroncetes.
Bueno, te dejo que se me consume el porro.
Ah! gracias por regalarnos el Retiro.
Petons

sabelilla dijo...

Como fumaporros trompetera y hippy trasnochada, te digo que sí, que me dejas perpleja con el asunto Johnny Ruk, pero este es un problema que se venía venir. Esta tarde, trataremos el asunto en nuestra enésima asamblea mensual, para ver si encontramos alguna solución a varias cuestiones que se nos plantean, entre ellas: Tema Pingüinos desvalidos, Basta de tortura! (Prou tortura!, que dicen en catalán los del parque del retiro)
Acabaremos nuestro debate, como siempre, con una JamSession de trompetas al unísono. Va a estar bien, creo yo.

Wolffo dijo...

Jartos,
el caso es que dormir, para mi desgracia, poco. Lo de los inglisbois, espero que se arregle. Como habrás visto, he puesto ese pequeño coñacilloq ue es la verificación de la palabra porque reconozco que a mí, como a Andrea, me acojona un poco el tema. Un abrazo, amigo.

Oh-kapi!
t'agradessco los lazos que seguiré cuando el lío en que stoy sumido me lo permita. El asunto principal, no obstante, veo que lo has captado a la perfección: son muy humanos. Qué más se le puede pedir a un pajarraco. Un abrazo, Oh, kapì de mis entretelas.

Big,
no me lo habías dicho, pero te creo igualmente. Puedes decirlo abiertamente, que aquí, como verás, tienen voz hasta los jipis. Un beso, profa, se te echaba de menos.

Lostie,
sí es verdad que son humanos, pero no creoque tenga que ver con el tamaño del coco: un solo Johnny Ruk tiene más masa cerebral que 3 bandas juntas de Latin kings o cualquier otra banda de esas. Besazos, cosita.

Sigrid,
jajajaja, lo bueno es que estás aquí para contarlo, no todo el mundo sobrevive a los hijoputas alados. Esas gracias no hay porqué darlas, querida dama. Muchos bexos.

Lola,
jajajajajajajajjaa, sí, sí, corre, que da una rabia cuando el porro se lo enchufa el cenicero... Tu enfoque es original y, seguramente, explica muchas cosas: es un hijo del maltrato, una víctima social. Hagamos centros de acogida pues, para ellos y manifestémonos para pidil el cerosiete. Lo del Retiro, pa que veas lo espléndidos que somos los gatos. Besazos.

Sabelilla,
jajajajajjaajajajajajajajaja... no me pierdo esa asamblea. Pero falta que os visite el Zeta con vaqueros y niqui y haga una declaración verbilenta de las suyas. Una auténtica asamblea jipi y progre no es nada sin las cejas y el peinado del gran profeta. Pobres pingüinos... Mil besos, sabelilla

Binche dijo...

Vi hace tiempo un documental sobre esos pájarracos macarras, impresionante la mala leche que se gastan los bichos. Atacan otros animales preferiblemente en los ojos, labios y zona anal de manera que la presa resulte progresivamente indefensa hasta que finalmente muere.
Por lo visto en la guerra de las Malvinas los soldados tuvieron muchos problemas con ellos, les atacaban y les robaban cosas. Una joyita, vamos!

Besos

Trini dijo...

Estupendo post. Si se enfadan los ecoverdes que se aguanten hay demasiados Jhonny´s de estos sueltos por ahí y muchos sin alas pero con brazos , y exagerada mala leche.
Muy divertido Wolffo.
Un abrazo

Ararat y Okapi dijo...

Binche, creo que todos hemos visto el mismo documental, jejeje

No recordaba que atacasen en el ano, ¡como para hacer nudismo allí! suerte que el tiempo en las malvinas nunca acompaña.

Princesa del Guisante dijo...

nada más lejos de mi ánimo que señalar, pero la gente ve unas cosas rarísimas en la tele ¿eh? :P

Wolffo dijo...

MariBinchi's,
creo que nuestra fuente es la misma, pero había olvidado que mencionaron los problemas del ejército. Somos de esos de la inmensa minoría... Besos

Trinix,
no creo que nadie se enfade, ¿no? salvo, quizá, si algún Johnny Ruk lee el artículo, puede sentirse molesto, no quedan en muy buen lugar... Pero bueno, ellos me la refanfinflan, mientras te guste a ti y a mis amiguets, voy feliz. Bexos, Treenee.

Oh, kapi!
Sí, amigo, el mismito...; y lo del ano es un dato que quizá para alguno resulte atractivo, que hay mucho puerco por ahí... eso de que lo picoteen debe ser muy desagradable.

Guiss,
va a resultar que a veces es verdad lo de "yo veo los documentales de la 2". ¿Tú no lo viste? Besos, aunque no seas -como MariBinchi's, Oh-Kapi! y yo- tan cultísima. Ya sabes, la gente que ve los docs de la 2 somos pelín especiales...

Princesa del Guisante dijo...

yo a veces he intentado verlos, pero pillo siempre el mismo sobre uno holandeses que diseñan jardines y luego te enseñan un jardín mikado elevado 10 metros sobre una plataforma de pinos nórdicos; cuando llegas arriba (gracias a Dios ahí escala el cámara, yo lo veo en el sillón) descubres una bonita extensión de cáscaras de mejillón y guijarros, con mucho simbolismo por lo visto si eres sueco o japonés, creo, pero que a mí no me dice gran cosa porque no soy ninguna de las dos cosas.
Ya sé que no es excusa, estoy colorada.

la bruji dijo...

...para que en las noches españolas se pueda seguir escuchando los hermosos aullidos del lobo... (Rodríguez de la Fuente dixit)

Si es que los animalitos no son como en las películas de Disney, que hay alguno un poco cabroncete! Curiosamente en mi post de ayer tocaba yo un tema similar pero de pasada sólo sin tanta profundidad como el tuyo. Y es lo que tiene tener insomnio, necesitar la tele para dormir y que Discovery, National Geographic o Documanía, se pasen tol día con los documentales de bichejos...


kisses!

Perlanegra dijo...

Wolffooooooooooo de mis entrepielnasssss, que ya toy aquí... jo, no he podido entrar antes, toy liadísima haciendo cosas pa los internetes.

¿Me perdonas? Porfi, porfi... Prometo leerme todos tus post detenidamente y contestarte uno por uno dejando algún beso en ellos ¿Hace?

;) Mmmmmmmmmmmmuas

Wolffo dijo...

Guiss,
yo ese no lo he visto, mierda, parece prometedor... Claro que seguro que los ves, como Bruji, en Discovery o alguno de esos de rico, de la derechona. No, guapa, no, los que cuentan son los de la 2, así como el Telediario de Juguete ese que hacía Lorenzo Milá antes en esa misma cadena. Besos a cientos de miles.

Bruji,
¡Pom, pom, pom, pom.... el gran MA-TA-DOOOOR... pom, pom, pom, pom...! Fabuloso el "amigo Félix". A mí lo que no me acababa de encajar en sus pelis era que cuando iba del lobo, el tío no fallaba: se zampaba siempre al ciervo; ahora bien, si el prota era el ciervo, que le den por ahí al lobo, que ni de cogna. Y te digo lo que a GuissÇ; esos canales de pago no cuentan en el curriculum del buen jipi, que lo sepas (esto es envidia pura e insana, claro). Un beso, bruj.

Pel'lanegra,
bueno, ya lo sabes, para que te perdone tienes que enviarme unas cuantas fotos completamente desnuda y con expresión golfa, que lo sepas. Besos (rezando por que piques).