miércoles, octubre 08, 2008

Cosas que Lorna y yo no podemos compartir (un Blues)

No te quiero blues


Un blues. Es solo una maqueta, porque mi intención es grabarla bien con Los Ciclones, con un batería, un bajista y un guitarrista como dios manda. Me gusta que blues signifique tres cosas: azul, tristeza y ese tipo de música azul y triste. Este es un D-minor Blues, uno de mis tópicos favoritos del rock. Es la primera vez que compongo un blues, porque te tiene que pillar la tristeza con la guitarra en la mano y la inspiración dispuesta. Todo esto se ha conjuntado esta semana. Una inexpresable tristeza, la inspiración a flor de piel (la verdad es que estoy en vena, qué cojones; si no, escuchad las dos canciones que siguen al blues de hoy, que son del último mes y tengo otra, La canción de Los Ciclones, que si me animo, la grabo, aunque sea en plan chapu, porque es un tiro) y las ganas de expresarme con la guitarra, están dando sus frutos. Por eso, porque hace falta tristeza para parir un blues, no me gusta componerlos.
Esta vez, he sido un poco vago. He robado la batería de otra canción, añadiéndole un par de compases y un par de silencios, que me venían de puta madre para este tema. Lo demás, como siempre, bajo, tres guitarras y voces, son de menda. Me encanta cómo va a quedar, porque aunque oigáis una chapuza mal grabada, en mi cabeza ya suena con Wilco marcando el ritmo lastimero a la batería, MiJoe dando lecciones de compás con el bajo y eMail haciendo sonar su Strato y su HotRod como sólo él sabe hacerlo. En fin, a ver si no os rompe la cabeza. Puedes bajarla aquí: Wops!


En capítulos anteriores de Me and Lorna Cor :


A la mañana siguiente, al abrir el ojillo, veo una ventana abierta con una vista que no me es familiar. Voy a volverme y me doy cuenta de que mi brazo está atrapado bajo la mujer a cuya espalda estoy pegado. Segunda sorpresa. Duerme, aunque no profundamente, porque mi leve movimiento al despertar, la despierta a ella, también.
- Felicidades… - me dice Lorna apenas en un susurro.
- La que cumple años eres tú, ¿no?
- Eso fue ayer. Y hoy eres tú a quien hay que felicitar. Ya me lo dijiste… - me dice, picaronzuela.
- ¿Ah, sí… te lo dije? – pregunto con neutralidad, porque no sé qué estamos hablando y no recuerdo nada de la tarde noche anterior.
- No te acuerdas de nada ¿verdad?
...

Después de aquella noche, de aquel despertar, más bien, hubo otros muchos. Despertares raros, digo. Me despertaba desubicado, con Lorna, casi siempre, milagrosamente encajada en mí y sin acordarme de lo que había dicho o hecho la noche anterior.
A Lorna le hacía gracia esto. Al principio, claro. Luego decía que le preocupaba, que no era normal, pero ya no gracioso. Al poco tiempo, mi original despertar terminó por parecerle demasiado irritante como para callarlo. No la culpo, que aguantarme, tiene mérito, pero nunca me acostumbro a ese efecto empeorador que el conocimiento de mi yo íntimo tiene en las mujeres.
Lorna me caía bien, en serio, pero tenía esa cosa... a veces, te lo juro, se toma tan en serio a sí misma, que me dan ganas de hacer alguna payasada, tipo ponerle orejas de burro cuando se va a hacer una foto, a ver si da cuenta de que el mundo no es el lugar trágico que ella piensa, y que, en general, los hombres no quieren acostarse con ella y dejarla tirada y menos aún vejarla y no respetarla.
- ¿Hola...? - me dice una mañana de esas - ¿Es todo lo que se te ocurre? ¿Me vas a decir que no te acuerdas de lo que me dijiste anoche? - está en plan decir las cosas tres veces, es terrible- ¿Vas a decirme que no te acuerdas? ¿No te acuerdas, verdad?
No. Claro que no, joder, claro que no me acuerdo. Vamos, me acuerdo de algunas cosas, pero no de que dijera nada importante. Pero no quiero decir nada en particular, solo que no soy la clase de tipo que dice cosas importantes. He llegado a pensar que a Lorna le gusta atormentarme con este asunto, poniéndome en evidencia por la mañana, sencillamente porque no fui el amante salvaje que ella necesitaba la noche anterior. Como sabe que no me acuerdo, me fastidia con eso de "¿es que no te acuerdas?" y, en realidad, no hay nada de lo que acordarse.
No sé a vosotros, pero a mí me fastidia esa actitud. Soy un hombre sencillo, que pasa por la vida sin dejar huella, tranquilo, pero a las mujeres parece fastidiarles el hecho de que yo sea un sinsustancia, un alegre picaflor, gordito y superficial. Cuando esto, no creáis, tiene su cosa buena. Soy dúctil, maleable y me adapto sin demasiados dramas.
Está, por ejemplo lo de los comentarios.
Lorna me pidió que los abriera. Y con la misma firme convicción que los quité, los abro. ¿Que por qué? Porque no tengo principios y eso irrita a Lorna. El otro día volvimos a discutir. Ella argüía que era mejor que abriera los comentarios porque a ella le gustaba más leerme y luego leeros a vosotros, y tener la oportunidad, de, si quería, comentar ella misma, que no leerme a mí solo y morderse las uñas por no tener la posiblidad de comentar. Ella, no estoy seguro... pero creo que no se da cuenta de que a mí me fastidia que me diga eso, no se da cuenta de la grosería implícita que desliza cuando dice, sin decirlo, "tú sólo eres un coñazo, pero eres soportable con esos chicos y chicas tan inteligentes que te comentan". Vale, sois más listos que yo, ¡pero coño, que no me lo digan...! Aún así, ahí están, abiertos otra vez, para que me dejéis en evidencia, para que Lorna, mi ángel de la guarda, esté contenta.
Lorna Cor, a veces, me pone triste. Sé que ella sabe que estamos cerca, que somos de la misma sangre, pero a veces no se da cuenta.
Hay cosas que no podemos compartir Lorna y yo. Una de ellas es la música y otra, los recuerdos. De lo de los recuerdos (fallo temporal), me daré cuenta más adelante, pero, paradójicamente, ya he hablado de ello. Cosas del blog, o Física Cuántica, a lo mejor. La música... la vemos (la escuchamos) de forma diferente. A mí me llega al alma a través de la piel, y a ella, a través de las caderas. Considera geniales algunas canciones y grupos sencillamente intolerables para mí. Mecano, por poner un ejemplo. ¿Es posible que a alguien con piel le guste Mecano? También le gustan cosas bestiales, como Fleetwood Mac o James Taylor, pero incluso las cosas que nos gustan a los dos nos gustan de manera diferente. Este blues que cuelgo hoy, por ejemplo. No sé si le gustará o no, creo que no, pero aunque le gustara, a mí no me gustaría su forma de apreciar la canción. Es complicado si no sabes lo que quiero decir, pero si lo intuyes, no hace falta que diga nada más.
Te juro que me encantaría compartir contigo esto, Lorna Cor. No te enfades más conmigo, anda.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

confiesa, qué el que echa de menos los comentarios eres tú.

me gusta el blues, suena bien.

Wolffo dijo...

Echaba de menos una cosa, asturianilla: abrir el correo por la mañana y ver en mi bandeja de entrada: "[Las Peroratas de Wolffo] Nuevo comentario en Cosas que Lorna y yo no podemos compartir (un Blues". Joder, eso sí que lo echaba de menos. Mola saber que mientras dormías, alguien, en algún lugar del mundo te ha estado leyendo. A mí también me gusta el blues, pero cuando los solos de guitarra los toque mi colega, el eMail, vas a flipar en colorines.
Ea.

Wolffo dijo...

El libro de visitas es horrible, eso es verdad, pero estoy guapo y sexy en esa foto, ¿que no?
No dejaré, no dejaré, tranki, tronki.
Besos a ti, Sal del mundo.

maripampas dijo...

Buenas noches.... La verdad que no entendí nada.... ;). Lo que sí me gusto mucho tu debut con el blues Wolff ;).

Un beso grande desde el otro lado del Atlántico y que tengas un muy buen fin de semana

kotinussa dijo...

Para empezar, a mí también me gusta el blues. Un acierto, tu canción.

Por otra parte, te encuentro un poco victimista. Le pides a Lorna que no se enfade contigo pero si es que estás haciéndote el mártir todo el rato...

Y también es verdad que últimamente estás muy prolífico. Todo el día con la guitarra en la mano y luego te extrañas de que Lorna se enfade porque no recuerdas lo que le has dicho horas antes. Si es que tienes la cabeza en otro sitio. A las mujeres ni siquiera les importa que el interés sea fingido. Tómate ese trabajo, por lo menos. Como en la canción de la Piquer:
Dime que me quieres,
dímelo por Dios.
Aunque sea bajito, aunque sea mentira,
pero dímelo.

fantasma paraíso dijo...

Breves líneas solo para decirte que me ha gustado el blues. Te ha quedado una voz bastante aguardentosa (esto es un piropo). Por otra parte, y al hilo de las tres cosas que dices que significa la palabra «blue», te mando una pequeña aportación con más significados:

La primera es que blue son otros colores además del azul. El primero, que se que apreciarás, es «verde». En el sentido de chiste verde (blue joke) o incluso peli porno (blue movie).

También significa «morado»; cuando los angloparlantes se ponen amoratados por el frío lo que se ponen es blue.

También significa «rojo», en el sentido de ponerse rojo de ira (también se ponen blue).

Un «blue» puede ser un aristócrata (ahí coinciden con nosotros por lo de la sangre azul), y también un soldado de la Unión de la Guerra de Secesión americana.

Irse «into the blue» es irse a alguna parte lejana y desconocida. Pero aparecer «out of the blue» es hacerlo de repente, caído del cielo.

Visitar tu página de Pascuas a Ramos (cosa imperdonable), sería hacerlo «once in a blue moon». Y, por cierto, la blue moon a secas es la segunda luna llena que aparece en un mismo mes. «Blue moon» también, claro, es una estupenda canción, que además a mí me recuerda a «Un hombre lobo americano en Londres».

Me dejo ya de bobadas. Creo que la culpa de todas estas digresiones la tiene que en estos días ando empantanado con unos capítulos de un libro que tengo que traducir al inglés para finales de noviembre…

Vuelvo al tajo (pena me doy que es sábado), pero en honor a tu canción que acabo de escuchar, seguiré con la traducción mientras escucho a Johnny Winter.

Saludos Black and Blue (como los Stones)

Andaya dijo...

Lo primero, ni de lejos me considero más inteligente que nadie, y ni de coña comento para poner en evidencia a ninguna persona. Mucho menos a ti.
Lo segundo, me encaaaaaaaaaanta el blues,es mi estado natural-o eso me gusta creer-.
Lo tercero, esas diferencias que tanto te irritan seguro que son las que en el fondo más te atraen. Qué aburridas serían tus mañanas sin ella. Piénsalo, sino recuerdas nada, y no hay nadie para hacerte la puñeta... es como si no hubieras vivido.
Y para finalizar, diez puntos para Lorna, lo de quitar los comentarios no tiene sentido en tu blog Wolffillo, tú quieres saber qué pensamos de tu música, y nosotros poder meter la cuchara en tus textos.
Bss a ambos

Wolffo dijo...

Pampix, guapa, ¿qué es lo que no entendiste? Es yodo un poco inconexo y pelín lioso, pero dime, ¿qué fue lo que no entendiste?
-.-
Gracias, Kotts, por la primera línea y no sé qué decirte de lo otro. Soy un mártir, no me lo hago. En cuanto a lo del interés fingido, la verdad, no sé qué pensar de eso (eso quiere decir que sí sé qué pensar y que prefiero no decirlo).
-.-
Fantie, me abrumas. No en el sentido abrumador, sino que llenas mi mente de brumas y consigues que tenga esa sensación de "sólo sé que no sé nada". Gracias por el tutorial, me ha encantado "out of the blue" (Bowie:"I never done good things / I never done bad things / I never did anything out of the blue..." en Ashes to ashes) y, me ha recordado también a Luis B., porque había un disco, un elepé, de la ELo que se llamaba así, Out of the blue y siempre que sale a colación la ELO me acuerdo de él. Y me ha fascinado lo de Blue moon, no tenía ni puta idea. Hala, a currar, y gracias por el piropo que abre el comentario.
-.-
Es difícil, ¿verdad, Andie? que uno se considere más loquesea que alguien, y todavía más decirlo en voz alta, tienes razón. No quería decir eso de ninguno de vosotros (que sois más listos que yo, sí, lo de poner en evidencia era una exageración trágica con valor meramente literario). Lorna merece los diez puntos, claro, y no solo por lo de los comentarios. No me gusta, pero es inevitable que pase como con mi querida June: a todo el mundo le cae mal, y yo la adoro. Y lo malo es que la gente no la desprecia por lo que es ella, sino por lo que yo digo de ella. Mea culpa.

hnh dijo...

pues a mi me gusta lorna y me gusta June, y me gusta todo aquello que sea tu fuente de inspiración y te haga cantar así, con sentimiento.

besos.

Wolffo dijo...

hnh,
desde luego... te comía.

linmer dijo...

Y, sin embargo, sigues despertando a su lado para que pueda torturarte un poco cada mañana. ¿Hay otra definición de amor?

Gran azul, amigo.

Wolffo dijo...

Qué va, tío, no me deja dormir con ella desde hace días...
¡Mujeres...!