viernes, abril 27, 2007

Ausente princesa (a mi hija Leticia, que cumple años a miles de kilómetros de casa)

Siempre, incluso cuando no estás, pequeña, estás.

Estás en lo más hondo, sí, pero también en lo más superficial de mi corazón experto en amores y desengaños. Veo cómo creces, veo cómo te vas separando de mí, soltando cabos, navegando por ti misma y veo también como crece en ti otro cariño, otro amor y otro lazo que te ata a mí.

Te haces mayor. Qué le voy a hacer.

Cumples 17 años, hoy, y no puedo abrazarte, Leticia, con esos abrazos que siempre son unos segundos más largos de lo que a ti te gustaría, siempre un poco más estrechos de lo necesario, siempre un poco más urgentes de lo que en realidad ocurre.

No tengo tarta que ofrecerte. Sé que prefieres una tarta que hagamos juntos, aunque la caguemos, a cualquiera otra que podamos comprar. No hay cumpleaños feliz, aunque sé que para ti, allá, en Suiza, será un gran cumpleaños. Sólo me da rabia no poder verte disfrutándolo. Pero imagino que es parte de tu crecimiento y del mío, el que sueltes amarras. Pero no imaginas cómo te extraño en este día, bichito mío.

Te estás haciendo una mujer asombrosa, y creo que tú no lo sabes, por eso, como tu padre, como el hombre que más te quiere de los que jamás encontrarás en la Tierra, me creo obligado a decírtelo. Llegarás a donde quieras llegar, en cuanto te quites de encima los miedos que te atenazan, porque, Leticia, tienes el alma engrandecida por las buenas y las malas cosas que te han pasado, el corazón abierto para los amores y los desengaños y el cerebro preparado para asimilar todas las vidas que tienes que vivir.

Te hablaba de los miedos.

Quizá soy yo el culpable, amor mío, el que no ha sabido darte todo lo que merecías, todo lo que me habría gustado. He pensado muchas veces que los hijos no deben cargar con los errores de los padres, pero sé que tú sabes que eso mismo funciona en las dos direcciones. Yo, el día que viniste al mundo, juré que te protegería con mi vida, y cariño mío, ese juramento tenía letra pequeña, aunque entonces lo ignoraba. ¿Ves? Tu vida te ha enseñado a ti a ser hija, a ser persona, y a mí a ser padre, a ser persona también. Parece normal que los padres asumamos los errores de los hijos, pero al revés, cuesta algo más. En todo caso, Lettuce, sé que mis errores te han ayudado a ser la mujercita asombrosa que eres hoy, la que dejará al mundo con la boca abierta en no demasiado tiempo.

Estás en Suiza, lejos de casa, pero cerca, muy cerca, de tu futuro. En apenas unos días, pequeña saltamontes, estarás de nuevo aquí y esta casa volverá a ser la misma con tu música endemoniada atronando, con tu sonrisa traviesa flotando por la casa, con tu risa llenándolo todo, Leticia, exactamente igual que llenas mi corazoncito de padre enamorado y confundido hoy por tu ausencia.

Vuelve, Leticia, vuelve pronto, porque quiero ver con mis ojos ansiosos de ti cómo has crecido, cómo ha mejorado tu francés, cómo vuelve una jovencita de pasar, por vez primera, 12 días fuera del nido, sin su padre aberrando todo el día alrededor.

Te estoy esperando como siempre, mi niña. En la puerta de casa, aguantándome las ganas de correr a abrazarte porque dirías, apesadumbrada por lo palizas que puedo ponerme, “¡Jo, papi, déjalo...!”. Así que aguanto y me obligo a quedarme quieto mientras entras en casa, con aire ausente y preguntas ¿qué haces, papi? Y yo, que estoy seguro de que, en ese momento, no hay ser más feliz sobre la tierra, dejo que llegues a mí y espero, tenso, el momento en que, sin hablar, tus labios le dicen a mi mejilla lo que tu voz no se atreve a decirme: que me quieres casi tanto como yo a ti. Casi.

Porque lo que te quiero yo a ti, Lechuguita, eso nadie lo puede medir.

Feliz cumpleaños, Leticia. Felices 17.


(Vuelve pronto)

31 comentarios:

Buch dijo...

Dos detalles:
1) Cuando ella era un bebé, ocurrieron dos detalles que recuerdo muy bien. Recuerdo que en alguna ocasión me dijiste que le contara un cuento para que se pudiera dormir. Yo, enorgullecido en mi inmerecido cargo de padrino, me iba para allá, y a oscuras, para facilitar la llegada del sueño, le empezaba a largar historias de mi invención, con personajes legendarios, princesas bellísimas, padrastro gruñones,...
Pero hete aquí que un día, me acompañaste a contar el cuento, y cuando iba por la mitad de uno de ellos me dices: Pero, tío...¿Qué haces? Y yo, te respondo : Pues...contando un cuento a tu hija, y tu me dices: Pero, no, no y no. Tienes que meter personajes que conozca, las historias de desconocidos no le gustan. Y yo, alucinado, digo, pero ¿por ejemplo?, y tu, pues por ejemplo mete a Espinete, y yo, ¿Espinete? ¿Qué coño pinta Espinete en el castillo de la princesa Tanmona? Pues resulta que funcionó.

2) Y, una de las primeras veces que la ví, te dije; "Anda, mira tiene una marquita en la frente" Y tu me dijiste "Eso es del parto, pero se le quita en una semana". Y va a cumplir diecisiete y todavía la tiene, listillo.

Felicidades, ahijada. Felicidades...¿Tu en esto que eres mío.? ¿Concuñada?

BUch dijo...

Me refiero a ti, Wolff, que si eres mi conculada...

Anónimo dijo...

sólo hay una persona que la quiere tanto como tú, yo y que por circustancias, la echa , eso si,más de menos cada segundo del día.SU MAMI.A ver si vuelve pronto y contenta, que es cómo me gusta verla crecer, a pesar de que hoy lleve llorando todo el día por no poder abrazarla.

Lukre dijo...

abu.. no te me pongas triste ein, que seguro se lo estará pasando fenómeno, sin papa (aunque duela escucharlo) y volverá con el francés mejorado seguro, pero se como te sientes.
Yo no tengo hijos, pero si una sobrina, mi prefe que ha crecido conmigo por temas familiares, y es mi niña "adoptada" del corazón, aunque ya tenga 31 y este casada.
Con ella me voy a encontrar en NY, porque vive en LA. Y muchas cosas que dices en este post, me han emocionado porque las pienso de ella.
Te voy a contar una anécdota aunque no venga al caso... El otro dia encontré una foto de ella cuando tenia 5 años y un disfraz de super woman con capa y todo. En realidad no la encontré, la he tenido siempre. Y como ella esta algo jodidilla de ánimos, la metí en una tarjeta, con una nota y se la envié a LA para que cuando la viera supiera que yo se que puede con lo que le eche porque para mi siempre será mi super woman. Pues le ha sorprendido que aun la conservara y le emociono.
Se que es una tontería, pero siempre para nos será nuestra niña. A veces quisiéramos que no crecieran y siempre protegerlos, pero eso no puede ser..
(jo, ya me he emocionado de nuevo)
Nada.. Para Leticia un cumple feliz ¡!! Que seguro lo tendrá.

Un Fosforo dijo...

Te entiendo, aunque mi hija mayor (a la pequeña aún le quedan unos meses para salir de dentro de su madre) tiene solo 3 años.

Todavía no se avergüenza de que la abrace y me la coma a besos, sino todo lo contrario. Aunque sé, como todos pasamos por eso, que llegará un día en que diga “quita, quita, pesado”.

¡¡¡Felicidades Leticia!!!

el_Vania dijo...

Qué padrazo!! Tiene que ser una sensación inenarrable... si bien lo has plasmado con tanto detalle... Qué ganas tengo de poder sentir lo mismo, de poder enseñar, compartir, educar...
Gracias por compartir hasta lo más íntimo, Wolffo...
Un abrazo y felicidades a la niña... y a vos también, también cumples años hoy.
Salud/OS!

Kotinussa dijo...

Uff, soltar los lazos, lo que cuesta.

Yo no tengo hijos, pero por circunstancias he sido prácticamente madre de tres chicos. Uno de ellos, mi ahijado, se marchó a estudiar a Sevilla (está en el tercer curso) y como es tremendamente responsable no viene los fines de semana, sino sólo en vacaciones. La separación me costó horrores, y todavía no me he terminado de acostumbrar del todo. O sea, que casi, casi te puedo comprender.

Amaranta dijo...

Uyss lo que me queda por pasar con mi princesita. Felicidades para la princesa y para esos dos padres llorosos por ser tan afortunados.

Wolffo dijo...

Buch
Sonando: Morning song - Kinks
Me encanta cuando te inventas esas historias, porque casi pareces que te las crees. Habéis de saber que Buch sólo se sabía una historia, la de María Sarmiento, que se fue a hacer caca y se la llevó el viento; y la contaba como se contaba esa historia: ¿Quieres que te cuente la historia de María Sarmiento, que se fue a hacer caca y se la llevó el viento? Sí, decías tú; y él: no te digo ni que sí ni que no, digo que si quieres que te cuente la historia... Es decir: dormía por aburrimiento. Pero lo hacía con buena intención.
En cuanto qué nos hace a ti y a mí todo esto, yo creo que, sencillamente, nos hace más amigos, ¿no?

Malu
Sonando: UNa décima de segundo - Nacha Pop
Es cierto, tienes razón. Volverá mejor de lo que se marchó, seguro.

Lukre
Sonando: Entre salitre y sudor - Duncan Dhu
Claro que lo estará pasando bien, si yo lloriqueo por mí, no por ella. Soy así de abuela, ya sabes...
Un beso y gracias.

UnFos
Sonando: Absolute beginners - Bowie
Aprovecha ahora, que luego, aunque siempre hay momentos en los que te busca, le gustará hacerse la dura... Eso sí, tienes otra forma de compartir cosas con ella cuando se hace adulta: reís los mismos chistes, habláis de cosas trascendentes (por ejemplo, House, Camera Cafe o Héroes). en fin, yo creo nunca se acaba de disfrutar a los hijos... Un abrazo y gracias, UnFos. Y buen puente.

Vanitas
Sigue sonando: Absolute beginners
Lo es, lo es: aunque uno, en su papel, trate de narrarlo. Gracias a ti por venir siempre y por estar ahí, txabalote. Y sí, hoy hace 17 años que Leticia me hizo padre. Es increíble.
Un abrazo fuerte.

Wolffo dijo...

Koti
Sonando: God only knows - Beach Boys
Sí que cuesta, sí... Pero imagino que uno ha de saber sobreponerse. ¿Sabes? lo que pasa es que me fastidia: si no estuviera hoy tan lejos, llevaría horas en la cocina haciéndole una comida especial y una tarta y un montón de cosas más... Me fastidia no poder celebrarlo con ella, eso es todo.
Un beso y gracias, Koti, por pasarte, eres un encanto.

Amaranta
Sonando: Mother - Lennon
Ya verás, ya verás lo bueno que es todo lo que te queda por pasar. si ahora te parece increíble e imposible que puedas quererla más, créeme: la querrás más todavía. El cariño nunca deja de crecer. UN beso y gracias.

Fugaz dijo...

Muchas felicidades y mucha felicidad para Leticia.Y no te me pongas tristón que en nada la tienes ahí de nuevo.
Es precioso todo lo que has escrito, brillas en cada palabra.

Un montón de b6sos

Morris

Mari dijo...

Yo me centraría en lo bien que ella lo está pasando. Entonces me diría: soy egoísta si no estoy totalmente feliz por tener una hija así: un sol!

En cuanto a que sos el hombre que más la quiere y la querrá... QUE NO. Metete en la cabeza que vendrá uno al menos que la querrá LO MISMO que vos. Ella se lo merece! Que yo no querría que ella no encuentre un hombre que no sea su papi que la quiere MENOS que su papi,jo...

FELICIDADES para la Leti, para el papi, para la mami, y para el padrino (ya, ya, se lo tendría que decir en su blog... )

Pases mágicos desde lejos para que tengan bellos regalos hoy y siempre...

Wolffo dijo...

Morris
Sonando: A palo seco - Wolffo
Ya, ya lo se´, pero he hablado con ella y me ha dicho que le han cantado, al modo helvético, el cumpleaños feliz dos veces hoy en dos aulas del instituto... me da cosilla no verlo. En fin, montones de besos pa ti, colega, que no sé si te has dao cuenta de que, a veces, se te escapa un numerillo...

Rayitas
Sigue sonando: A palo seco - Wolffo
Sabes, es tan juicioso todo lo que dices que, no te enfades, pero no te voy a hacer ni caso. Sé que llegará un pollo que la querrá, pero yo pensaré que lo quiere es tocarle el culo... qué le voy a hacer, soy así..
De todos modos, muchas gracias por tu cariño, Rayitas, de verdad, eres un solete.
Gracias y besos, gauchita mía.

Mari dijo...

Ya, no sé para qué me estrujo el seso si ya sé que vas a hacer lo que se te de la gana (y lo bien que me parece eso... jejeje)

Besazos, reprecioso, buen finde.

Malena dijo...

Jo...

Por qué eres asín? no me puedo meter contigo hoy, porque entiendo perfectamente lo que sientes y lo comparto, y me enorgullece ver que eres asín de tienno y acogedor.

Felicidades a Leticia por tenerte y a ti por tenerla a ella, brindo por vosotros y por mil años más.

Wolffo dijo...

MariRayas
Te estrujas el seso porque una mujer como tú no puede decir bobadas, y siempre haces comentarios fabulosos. Lo que pasa es que, a vece, te topas con un verdadero zoquete, que soy yo, y ya ves... un alcornoque de primera categoría. Un besote, wapa, que te agradezco todas y cada una de tus palabras

Malanilla
Jo, gracias, bitxarraka, eres un solete, estoy por no insistir más sobre lo mala que eres en tu nick y empezar a llamarte como te gusta a ti... Lo haría, si no fuera porque, aunque tú seas buena ahora, yo sigo siendo el mismo capullo despreciable. UN beso muy gordo y si me felicito por algo, además de por mis nenes, es de tener a lectores como tú, Malena. Otro beso.

Fray Barriga dijo...

Felicidades al padre y a su compadre, pero sobre todo felicidades a Leticia (con C) que menudos dos alcornoques tiene que aguantar.

Wolffo dijo...

FrayHermano!
jajajajajajajaaaaa ¡nunca me había hecho tanta gracia que me incultaran tan abiertamente! Un abrazo, hermano.

linmer dijo...

Ante todo, mis felicidades a Leticia. Olvidando que eres su padre, recuerda cuando tenías su edad y dile que aproveche los próximos años al máximo (respetando la salud, por supuesto). Es curioso lo que se puede añorar una época por cerca que se tenga, al fin y al cabo, yo salí de ella hace bien poco... Pero las circunstancias rara vez se repiten y los años no vienen solos.

Enhorabuena también a los afortunados papis, por estar a punto de cumplir la mayoría de edad en tales funciones y saber dar libertad a pesar del amor (quizá lo más difícil en las relaciones personales).

Un abrazo, padrazo ;)

P.S.: Gracias por el enlace a mi paginita, me ha hecho mucha ilusión, de verdad.

Wolffo dijo...

Linmer
gracias, apañero. Recordarme cuando tenía su edad es recordar a una deidad adolescente y soberbiamente preparada para la vida en general y la vida de un dios en particular.
En cuanto, al lazo, esas cosas son inevitables, ya sabes.
Un abrazo.

Mari dijo...

Y sí, no soy tonta, no, por eso te leo y disfruto...

Besos, J. =)

Wolffo dijo...

Rayitas,
eres una mujer muy, muy especial, en serio. Te quiero mucho, Rayitas, aunque tú sólo busques sexo conmigo. Yo te quiero más de corazón.
Un beso, cielito lindo.

Wendeling dijo...

Agghhh... tu blog me tiene manía.

Vamos a por otro intento.

Decía que llego tarde (una tonta fiebre me ha metido en cama varios días), pero no quería pasar sin dejar un enorme felicidades para la cumpleañera y para el padre también.

Besos de una maia.

Wolffo dijo...

Wen
Sonando: Given to fly - Pearl Jam
No digas eso que cierro el blog; amos anda, tenerle manía a una maia...
Y ya lo sabes, dulce Wen: tú nunca llegas tarde. Nunca, cielo.

UN beso enorme y ponte buena. Más buena aún, quiero decir.

pijomad dijo...

Yo de mayor.. quiero un padre asi

Wolffo dijo...

pijomad
Sonando: A long december - Counting Crows
No creas,no creas... agobio, de verdad. Yo quiero un amigo como tú, eso sí, colega.
Un abrazo y gracias.

Walkirja dijo...

Pido perdón por irrumpir en estos espacios tan íntimos, de familiares y amigos. Pero...Wolffo: ¡esto no se le hace a una tía dura como yo! Casi se me escapa la lagrimita. Qué suerte tiene Leticia. Felicidades a la prota del día (aunque sea por atrasado).

Wolffo dijo...

Walkirja
Sonando: No me imagino - Mikel Erentxun
Eh... no tienes que pedir perdón, ni nada de eso. De hecho, he sido yo el que ha colgado esto aquí, así que ya sabes, estás invitada a la fiesta. Habrá mirindas, medias noches de jamón y queso, ganchitos y patatas onduladas.
Leticia te agradece tus palabras y yo más aún, porque empiezas a caerme bien, grrrrr...!
(pero Sabina no, que lo sepas)

ma-ho-ma dijo...

Muchas felicidades a Leticia por su cumple y por su padre. O, bien ordenado: por su padre y por su cumple.
Besos para los dos

Walkirja dijo...

¿Alguien ha dicho jamón?... joer, Wolffo, has nombrado la palabra clave: ya me has ganado. XD

Wolffo dijo...

Mahoma
de tus partes, compi, y qué detalle más cariñoso lo del orden. Leticia te agradece y yo te estrujo.
¿A ti también te gusta Sabina?
Es un dolor...

Walkirja
Sí, pero era jamón del malo, del de york, que no cuenta. Eso demuestra que tienes muchas ganas de que nos llevemos bien. Y es por eso que te voy a querer un montón
UN beso gordo, Walky.