miércoles, octubre 11, 2006

¡Tira millas, Pilarilla! (...pero si era Philips, MariPili’s...)

A horse with no name

Vale: sólo son dos acordes y se repiten machaconamente durante toda la canción sin siquiera una peqeña variación en orden, en tempo, en lo que sea. Todo el rato igual. Pero todo el mundo que ha tonteado con la guitarra ha llegado por casualidad a esos dos acordes, igual que todo el mundo ha cantado alguna vez ese estribillo de lalala's. Esta no le gusta nada a Buch, pero a mí siempre me ha parecido una extraordinaria canción de America, de esas en las que las voces van creciendo. El primer estribillo, a una voz; el segundo a dos y el tercero a tres y queda tan bonito... Parece que la cosa de unplugged en estos días, porque esta tampoco tiene guitarras eléctricas, sino dos acústicas machacando el ritmo y otras dos para el solo. En fin, esta pieza, quien la canta bien de verdad es mi amigo y compañero Sergio que, a pesar de ser sevillano, tiene un pellizco especial para la música americana. Quiero dedicar este temazo a mi buen amigo Dockof, un escritor de primera y un amigo de categoría especial. A disfrutar-la laaa, lala lalalaaa lalalaa laaaa la!

Historia de Wolffo

Era Túnez, era un día de esos que ni fu ni fa... pero bastante fe, fi y fo, como si dijéramos. Estábamos en Sidi Bou Said y el gobierno nepalí, que era quien auspiciaba el viaje nos había llevado a MariPili’s y a mí a conocer las maravillas del país, o sea, de compras o, para ser claros, nos metieron en la cueva de Alí Babá y los 1.200 ladrones.
Intentaban vendernos de todo: turbantes, alfombras, ollas exprés, fumafumas, preservativos de punto de cruz, infusiones de lentejas... ¡si estuvieron a punto de venderme mis zapatos! MariPili’s reinaba en el mercadillo (allí le llamaban caspa o algo así) y paseaba su elegancia regia de puesto en puesto, repartiendo sonrisas de esas que ella sabe repartir, esas sonrisas que cuando te tocan, te hacen sentirte abrazado. Los comerciantes, de alguna forma, sabían que a ella no le podían dar el coñazo como a mí, por ejemplo, y ella podía pasear y sonreír. Algunos comerciantes especialmente plastas requerían a la reina constantemente para que les comprase cualquier cosa, pero no lograron engañarla.
A mí sí: y me preguntaba cómo coño me habían convencido para comprar un Lada Niva 4x4 sospechosamente barato y un navegador Philips sospechosamente ligero.
Bueno, como a mí me gusta mucho la cosa de presumir, me subí en el Lada Niva y, al cerrar la puerta, mi parasoles cayó sobre el volante y por mucho lo intenté, no pude colocarlo en su sitio ni para fardar. Soy un hombre optimista, así que puse el codo en el hueco de la ventanilla, en plan experto conductor, y miré al horizonte con mirada melancólica y sexual. Cogí el GPS y lo puse en una especie de hueco que tenía el salpicadero que parecía hecho a propósito para un navegador Philips. Le dí al power, pero eso no se encendía ni de coña. Claro, las pilas, pensé. Así que me dediqué a componer una posturita interesante para cuando MariPili’s llegara a mi posición. Cuando esto sucedió, me pilló con el codo izquiero en la ventanilla, el derecho en el volante y la mano derecha acariciando mi barbilla y mi jeta en un rictus de análisis exhaustivo del terreno, como si lo hubiera hecho toda mi vida. MariPili’s subió al coche y yo, queriendo parecer un viajero experto pero llegando, como mucho, a taxista, dije:
- ¿A dónde?
- Al hotel, claro –dijo MariPili’s con cara de preocupación. - ¿Dónde está el taxista que habíamos contratado? ¿De dónde ha salido esta pocilga de coche? ¿Tú sabes ir...?
- No... –joé, yo estaba nervioso- no te preocupes, MariPili’s. ¿Para qué vamos a pagar a alguien para ir a nuestro hotel?
- No sé, ¿para llegar, tal vez...?
Al parecer, a MariPili's no le había impresionado en absoluto mi postura gallarda al volante de mi flamante Lada Niva; no confiaba en mi sentido de la orientación, y me consideraba menos mundano de lo que yo creía que aparentaba. Intenté calmarla con mi sonrisa calmamuchachas y le dije...
- No te preocupes, MariPili's, he comprado este GPS para que nos lleve... lo único es que hay que ponerle pilas; mira coge ese destornillador que hay ahí, en tu ventanilla, y esas pilas, y lo cargas...
Cuando MariPili's cogió el destornillador y la ventanilla se desplomó sobre su hueco con un sonoro golpe, recordé un fragmento de mi conversación con el tipo que me vendió el 4x4 (¿y ese destornillador? Oh, morito regala tú si comprando 4x4, destornillador bueno, alemán, americano, muchos euros, pero morito regalando si tú comprando el coche... buen trato... vale, venga, ni pa ti ni pa mi, regalando destornillador y gepese filis y haciendo trato ¿sí?) y recordé lo listo que me sentí haciendo que me regalaran el GPS...
Desoyendo al sentido común, que me aconsejaba darme por engañado totalmente, porculizado del todo, arranco el coche y, derrapando sin querer (fijo que las gomas estaban gastadas) salgo del mercadillo y me adentro en una cosa que, si no era el desierto, se le parecía un huevo.
- Por favor, no digas nada – le digo a MariPili's mientras coge el destornillador y se dispone a decir algo que, seguro, era importante. Pero como me ve mosqueado, se calla. Este Lada Niva es cojonudo, porque parece mentira que sea ruso, oyes, fíjate tú el calor que hace en lo que es el desierto y este coche ruso que tira como un príncipe y las ventanillas bajadas del coche son bestiales y le digo a MariPili's que abra arriba, porque tiene un estra el coche, eso que llaman techo solar y que no es más que una ventanilla en el tejao, y cuando MariPili's le da a la manivela la ventanilla, ¡zas!, a tomar por culo, se pira, pero no nos importa, porque el viento del desierto despeina nuestras cabelleras juveniles y yo me siento gracioso y le digo a MariPili's que al menos como secador es cojonudo, ¿eh? Y me dice que sí, que ella también vió el anuncio, y ya no me siento gracioso, sino idiota, pero caray con el viento del desierto, es la leche de caliente, menos mal que vamos en coche, porque si no es por la velocidad estaríamos asados, y así se se lo estoy comentando a MariPili's justo cuando suena un enorme croc! en el motor del coche y empieza a echar un humo nigérrimo a la vez que deja de funcionar el acelerador y todo lo demás y el coche, poco a poco, porque los frenos tampoco rulan, se detiene en mitad de ninguna parte.
Mierda.
¿Y ahora qué? ¿A dónde narices vamos? ¿Pallá o pallá? (dedos señalando en direcciones opuestas)
¡El GPS!
Algunos ya se lo imaginan. MariPili's coge el GPS y me dice: está vacío. Ya lo sé, le digo, pero le pones las pilas y ya rula... No, no, no, Wolfillo... que está vacío del todo, es sólo una carcasa... ¿no te pareció demasiado ligero, hombre...? Y entonces dije mi frase:
- ¡Pero si era Philips, MariPili's!
- Aquí no pone Philips, macho, pone Pilipis...
- Oh...
Engañado otra vez.

Así que empezamos a andar. Por aquí dije yo intentado parecer un tipo con aplomo. Y fuimos justo por el lado contrario porque, para qué engañarnos, a esas alturas, mi credibilidad era menor que cero coma. Tendía a cero, podríamos decir.
Nos encontramos con un tuareg ataviado con todos los extras, como si dijéramos, excepto por el hecho de que llevaba unas deportivas Tex, la marca textil de Carrefour, lo que hizo que me ganara en seguida el corazón. El Tuareg, que se llamaba a sí mismo Emilio José (era una especie de nick, los tuaregs ya no son como los de antes, ahora chatean y todo) iba montado sobre un camello con una pinta espantosa, pero llevaba un bonito caballo atado con una cuerda super chula. La leyenda dice que los tuaregs son altivos, hermosos y de mirada profunda y óptima; este era todo lo contrario: bajito, feo de cojones (lo pudimos observar cuando se bajaba del camello porque los faldones del comesellame se le engancharon en la chepa del bicho), de muslos y de cara y bastante tonto.
No sé cómo lo hizo pero MariPili's le cambió el Lada Niva siniestrado por el caballo y el tuareg ató la cuerda al coche, quitó el freno de mano y, sentado en el asiento trasero, se fue sonriendo, mascullando que en un camello era imposible echar un polvete...
MariPili's y yo en el desierto.
Con un caballo que, esta vez sí, parecía funcionar.
- ¿Cómo le vamos a llamar?
- Mejor no le bautizamos: si su madre no quiso hacerlo, ¿por qué vas a ponerle un nombre tú?

( Puede que tengas razón, pero ¿sabes? A mí me gusta llamar a las personas, no por su nombre, sino por el mío. No mi nombre, sino el nombre que yo le asigne. Cuando quiero a una persona empiezo, casi siempre, por ponerle un nombre; un nombre que se parece al suyo, pero que tiene algo mío. Un nombre que empleo yo y todo el que quiera, claro, pero me gusta a mí ponerle nombre a las personas.
Como tú, mi querida MariPili's, ¿de qué, si no, iba a llamarte así? Porque me gusta verte con los tuyos alrededor, con mis queridos
Daiegou, Ólgula, Jaimiosky y Danilovich y su padre, el gran Dudú, y me gusta verte en tu cocina diciendo que no, que no hace falta que te ayudemos, mientras preparas “dos tonterías que no son nada” para cenar como reyes en el palacio del agustito que es tu casa. Y quería, por último, MariPili's querida, decirte que si no le ponemos nombre al caballo, no podremos felicitarle el día de su santo como hago yo hoy, aquí, contigo. Claro que siempre podemos cantarle la canción, ¿no?)


En fin...

Y nos subimos a lomos del caballo sin nombre y cantamos canciones y yo intentaba convencerte de que cuando llegáramos a casa celebraras tu santo, que no hace falta gran cosa, de verdad, ya sabes que yo con dos pepsimax y unas nueces de ese sitio raro me apaño, y con las sobras que siempre hay en tu cocina y, sobre todo, y por encima de todo, con esas tertulias interminables en las que hablamos, hasta las tantas, de operación triunfo, la clonación terapéutica, la poesía moderna o el camelo del cambio climático (más de lo primero que de lo otro, seamos francos...), y el caballo me dijo:

- No seas palizas, Wolffo, carajo. Déjate llevar, hmbre, calla un poco y disfruta de la compañía de esta reina, aprovecha su nombre y apóyate en ella y verás que nunca te sentirás más seguro que abrazado a ella.

Yo no digo que no sea verdad. A veces los caballos sin nombre tienen razón, pero una cosa: tener razón no les salva de ser espantosamente cursis. Y eso, estaréis conmigo: es imperdonable.

Es tu santo.

Felicidades, MariPili's.

Historia de MariPili's

(Esto va a quedar largüísimo, pero merece la pena, al menos para mí, leer la misma historia, pero vista ahora desde la perspectiva de la reina del desierto. La cuelgo, sobre todo porque desde este punto de vista se desdibuja mi torpeza esencial. Ya se sabe que todo es según el color del cristal con que se mira...)


Era Túnez, era un día de esos radiantes, soleados y con un sol espectacular.Estábamos en Sidi Bou Said y el Gobierno nepalí nos había organizado un viaje a Wolffo y a mí para conocer las maravillas del país. Después de pasear por las angostas calles llenas de color, olor y sabor local, entramos en una de esas tiendas típicas en las que puedes encontrar casi cualquier cosa. El dueño, Alí Babá, tenía 1200 empleados que, solícitos, nos mostraban todos sus artículos: turbantes, alfombras, incluso ollas exprés y una curiosa infusión de lentejas. Wolffo no parecía muy entusiasmado, no sé si porque para él las lentejas son sagradas o porque siempre le han agobiado las conversaciones de 1200 personas a la vez.

A decir verdad, yo estaba más agobiada que él por lo que puse mi sonrisa, esa sonrisa de "como te acerques te mato", y conseguí mantenerlos más o menos alejados.Sin embargo, el pobre Wolffo, con su aspecto bonachón y su actitud permanente de agradar a los demás, les escuchaba cada una de sus propuestas y regateaba graciosamente pero sin ceder en su objetivo de conseguir un buen precio; admiro esa habilidad para regatear que yo no poseo por lo que no pude comprar nada.

En fin, no sé como, consiguió un Lada Niva de colección con GPS y herramientas incluidas.Cuando por fin pude salir de la tienda vi a Wolffo en su flamante coche, con el brazo apoyado en la ventanilla, esperándome con la postura más interesante y atractiva que yo haya visto nunca. Observaba el terreno, admirando su belleza a la vez que decidía la ruta mejor para llegar al hotel.

- ¿Vamos al Hotel?.

- Lo que tu digas. Menos mal que has conseguido este coche, porque el puñetero taxista nos ha dejado tirados.

- ¿Sabrás llegar?

- No te preocupes, tengo un gran sentido de la orientación. Además tenemos el GPS que he comprado...lo único es que hay que ponerle pilas; mira coge ese destornillador que hay ahí, en tu ventanilla, y esas pilas, y lo cargas...

Como entre mi pocas virtudes no se encuentra la de ser una manitas, al coger el destornillador, la ventanilla se desplomó sobre su hueco con un sonoro golpe. Wolffo se quedó pensativo pero preferí no preguntarle en que pensaba y me quedé encogida en mi asiento mientras él arrancaba el coche derrapando con la habilidad de un Fernando Alonso.Por fin me decidí, con el destornillador aún en mi mano, a pedirle perdón pero me dijo:

- Por favor, no digas nada.

Pero como le vi mosqueado, me callé. Este Lada Niva es cojonudo, porque parece mentira que sea ruso, oyes, fíjate tú el calor que hace en lo que es el desierto y este coche ruso que tira como un príncipe y las ventanillas bajadas del coche son bestiales. Wolffo me dijo que abriera arriba, porque el coche tenía un estra, un techo solar de esos que te hacen sentir más libre, pero cuando le dí a la manivela la ventanilla, ¡zas!, a "tomar por teléfono", se pira, pero no nos importa, porque el viento del desierto despeina nuestras cabelleras juveniles y yo me siento aliviada cuando Wolffo me dice para tranquilizarme que al menos como secador es cojonudo, ¿eh?. Y es que se nota que es todo un creativo porque constantemente se le ocurren frases y situaciones dignas de llevarlas a un anuncio, ¡es tan gracioso!.

El viento del desierto es la leche de caliente, menos mal que vamos en coche, porque si no es por la velocidad estaríamos asados, y así me lo estaba comentando Wolffo justo cuando suena un enorme croc!

Mierda.

¿Y ahora qué? ¿A dónde narices vamos? ¿Pallá o pallá? (dedos señalando en direcciones opuestas)

¡El GPS! Pero como estamos en Túnez, los satélites no deben pasar por allí y el magnífico GPS Pilipis no funcionaba. Así que empezamos a andar. "Por aquí" dijo con aplomo. Y fuimos justo por el lado contrario porque era un camino más cómodo y Wolffo es todo un caballero que siempre piensa en los demás.

Nos encontramos con un tuareg ataviado con todos los extras, como si dijéramos, excepto por el hecho de que llevaba unas deportivas Tex, la marca textil de Carrefour, lo que hizo que me ganara en seguida el corazón. El Tuareg, que se llamaba a sí mismo Emilio José (era una especie de nick, los tuaregs ya no son como los de antes, ahora chatean y todo) iba montado sobre un camello con una pinta espantosa, pero llevaba un bonito caballo atado con una cuerda super chula. La leyenda dice que los tuaregs son altivos, hermosos y de mirada profunda y óptima; este era todo lo contrario: bajito, feo de cojones (lo pudimos observar cuando se bajaba del camello porque los faldones del comosellame se le engancharon en la chepa del bicho), de muslos y de cara y bastante tonto.

No sé cómo lo hizo pero Wolffo le cambió el Lada Niva siniestrado por el caballo y el tuareg ató la cuerda al coche, quitó el freno de mano y, sentado en el asiento trasero, se fue sonriendo, mascullando que en un camello era imposible echar un polvete...

Wolffo y yo en el desierto. Con un caballo espléndido.

- ¿Cómo le vamos a llamar?

- Mejor no le bautizamos: si su madre no quiso hacerlo, ¿por qué vas a ponerle un nombre tú? Y, aunque a Wolffo le encanta poner sus propios y originales nombre a las personas y a las cosas, respetó mi opinión y, como es un gran músico, compuso en un santiamén una preciosa canción a la que tituló "Caballo sin nombre" ("A horse with no name" en inglés, porque además es un hombre leído y políglota).

Y nos subimos a lomos del caballo sin nombre y cantamos canciones y yo intentaba resistirme a su petición de que cuando llegáramos a casa celebrara mi santo porque solo tenía sobras y, sobre todo, y por encima de todo, porque sé que esas tertulias interminables en las que hablamos, hasta las tantas, de operación triunfo, la clonación terapéutica, la poesía moderna o el camelo del cambio climático (más de lo primero que de lo otro, seamos francos...), nos las soporta. Y el caballo me dijo:

- No seas palizas, MariPili's, carajo. Déjate llevar, calla un poco y disfruta de la compañía de este Lawrence de Arabia a la española que nunca te sentirás más segura que abrazada a él.

Y seguro que es verdad. Los caballos sin nombre tienen razón, pero una cosa: tener razón no les salva de ser espantosamente cursis.

Muchas gracias por este viaje, Wolffillo.

33 comentarios:

Morgana dijo...

Buena elección... si señor...

Siempre mejor un caballo, sin duda. Además para ponerle según que nombre...mejor que se quede como está.
El tuareg... si que me ha llegado al alma. Ya no podré pensar en ellos como seres que desatan pasiones...

La canción, me ha encantado

Besos tórridos (por lo del desierto digo...)

Veletita dijo...

Te voy a pasar la factura del médico al que tendré que ir por el ataque de risitis que me ha dado al leer esa parte del tuareg. ¡JAJAJAJA!
Eres el mejor, de verdad. Y eso no se lo digo a todos ;-p Pero tu estarás acostumbrado a oírlo, ¿no? ;-)
¿Sabes que yo también le cambio el nombre a la gente? Curioso... Y así, Tere es Meriyou, Gelo, el nene, Sory, mona, Antonio, Antoshka... Y un largo (lo suficientemente largo para sentirme muy querida y afortunada) etcétera...
Un beso de caballo

María dijo...

Hola Wolffo !!! Me encanto el blog, y mucho mas la parte en donde aparece el tuareg, me causo gracias la expresion "feo de cojones ", es que aca no se usa.

Y con respecto al nombre del caballo, ponele el que te guste. Yo a toda la gente que quiero le pongo un apodo. Es mas cuando los llamo por el nombre completo, es porque estoy enojada.

Te mando un beso enorme !!!!Y por suerte ya mitad de semana !!! Y el que viene es largo =0)

Buchsertarien dijo...

Hola Wolff. Me ha encantado. Sobre todo la escenita de abandonar el currele de mecánico-electricista y centrar tooodos tus esfuerzos en adoptar una postura respetable. No sabes como te entiendo en eso. ¡Que importante es no parecer un inútil! Y yo creo que hasta pensamos que la única diferecnia entre los inútiles y los tios esos que parecen que salen de todas, es justo que estos últimos no parecen inútiles.

¿Entiendes, coño?

dockof dijo...

¡Por fin, la del Jaco with no name!.
Gracias amigo, era yo demasiado jóveno cuando la cantaba y bailaba, pero aquí me tienes, haciendo un alto en el camino de los Impuestos y tarareando la bendita y jodida melodía, que te ha quedao muy bien por cierto.

Desde luego, hay veces en que uno lo fía todo a una pose "de vuelta de todo", sin caer en la cuenta de que te la meten como a un pardillo. Así nos va cuando echamos el resto en la apariencia sin dotarla de contenido ;-)))))).

Una lagrimilla sorpresiva de complicidad cuando he leído tu manía de sobrenombrar al personal: ¡tú también, Wolf mío! Ya somos más los que lo hacemos, y yo sin saberlo. Se lo recordaré esta noche a mis Bubba, Magsapus, Paulovski y Señor Chisp. Ese reflejo de dotar a los demás de algo nuestro es, para mí, un acto de amor. Supongo que para los demás será una cursilería, pero me importa un bledo y lo pienso seguir haciendo.

Y de las Mari Pilis no comento nada. ya sabes que tengo una en casa, corazón ;-))))))))

Un abrazo, Springsteen de la blogosfera. Te lo has currao, campeón.

Fray Barriga dijo...

Los caballos innombrados son peligrosos pues si se desbocan no les puedes llamar por su nombre para que se paren, pero como lo había pedido el maestro Dock me parece bien que corras el riesgo de dejarlo suelto por tu blog.

Espero que algun día nos regales un paseo por el lado salvaje (a walk on rhe wild side).

Un abrazo hermano lobo.

pijomad dijo...

creo que Mari Pili se merece como regalo de santo un viaje.. pero de placer... :)

Malamala dijo...

Qué tio, joe, vaya aventura¡ eras tú el que se encontró al horse with no name... que suerte, macho, qué suerte tienes, tronko, de tener una maripili así, y que merezca que le hagas este homenaje en su santo, los caballos sin nombre son sabios, aunque a veces sean cursis, son muy sabios.

La canción, bordadita, wolfinchester, clavaíta. Ya me has recordado a aquél chaval... ay... qué crueldad el remember...

Sonando "Dust in the wind" como muy apropiado para el desierto...

linmer dijo...

¿Siempre te lo curras tanto? Son ganas de ponerselo difícil al personal :P

Felicidades a Maripili, por su santo; y a ti, por tu historia.

Mari-- dijo...

Wolffo: tenés una locura preciosa en la cabeza, tus escritos lo demuestran. (También demuestran algo que vos mismo contás: que tu estómago está muy mimado...)

Besos para vos y toda tu familia, y saludos especiales a MariPili

(qué curioso eso de poner sobrenombres, ahora entiendo...)

Binche dijo...

Juas, parezco una loca, aquí riéndome a carcajadas yo sola!
Genial la historia, Wolffus, como siempre.
Felicidades a tu MariPilis, y a todas la Pilis en general.

Besos y buen fin de semana!

Wolffo dijo...

Morgana
Sonando: Mucho mejor - Rodríguez
Yo no lo sé, pero me da la impresión de que tú sí que has montado a caballo, cosa que yo no hehecho en mi vida (salvo en este episodio que narro, claro...) y eso debe ser fantástico, ¿no? Los tuareg son un 70% de agua (como todos) y un 30% de leyenda (como todos, también...) La vidsa es dura cuando se desechan los datos accesorios. Besos desérticos, entonces...

Veletita
Sonando: Please, please me - Beatles
Bueno, bueno, estoy acostumbrado a decírmelo yo cuando memiro al espejo, y mis hijos, cuando eran lo suficientemente pequeños, también creían que yo era el mejor... Lo de cambiarle el nombre a la gente es una manía hermosísima, una forma de decir, oye, tú sabes que eres especial para mí, ¿no? Besos, Veleitatis.

María
Sonando: Pasión por los decibelios - Nikis
Es, en este caso, una expresión ambigua: quiere decir que es realmente feo (seamos claros, los cojones no son una belleza, precisamente) y que además, tiene los testículos poco agraciados. Lo de los nombres particulares tiene mucho arraigo, veo: me alegro de que así sea. Eso significa que todo el mundo lo entiende a la primera, y que no es necesario explicarse. Un beso gordo, MariPampas.

Buch
Sonando: Because -Beatles
Eso es, tío, lo has pillado: lo importante, en determminados momentos, es ocultar el patán que lucha por aflorar. Estoy de acuerdo al 100% contigo, cosa que me alegra y deprime a partes iguales... Abrazo insincero, compañero.

Doc
Sonando: Rock'n'roll is king - ELO
Éramos muy jóvenes, pero qué bien sigue sonando, ¿verdad? Yo soy de esos pardillos a los que se engaña con dos de pipas, me basta con que me sonrían una pizca. Por lo que veo es una manía más extendida de lo que yo imaginaba, pero es bonito saber que somos igual de sensiblones en todas partes, aunque gastemos media vida en intentar disimularlo. Un fuerte abrazo, amigote. Espero que le hayas dado a tu MP esos besos que tenías guardados en el cajón de la oficina.

FrayHermano
Sonando: Llamando a la Tierra - M-Clan
¿Ves? sabía que había una razón de peso para ponerle nombre al caballo, pero coño, no me se escurrió... A walk on the wild side... eso sí que es un reto, macho, cantar cosas tan marcadas es difícil... Pero lo intentaré, a ver qué pasa. Un abrazo enorme, hermano.

Pijomad
Sonando: Something - Beatles
MariPili's se lo merece todo, créeme. Es fabulosa. Y guapísima. Y cantidad de ingeniosa. Inteligente. Y super cariñosa. Y una mamá excelente. Y mi cuñada. Y mi amiga. Y mi...

MalaPerzona
Sonando: Come on - New Adventures
Es verdad, la cursilería no tiene nada que ver con la sapiencia y, muchas veces, suelen estar ligadas. Los más sabios a veces tenemos (digoooo... tienen) problemas para expresarse con palabras llanas, y tendemos (digooo... tienden) a la pedantería, que es una sala distinta, pero no distante de la cursilería. He aquí un ejemplo, dios mío... Dust in the wind, es otra apuesta que habrá que etudiar. Esa la toco con mi compa Sergio... Buena sugerencia, también, tomo nota. Y te mando unas docenas de besos enormes, ÓptimaPerzona.

linmer
Sonando: Weather with you - Crowded House
No sé a qué te refieres con lo del currele, Linmericus, my friend. Pero creo que es un comentario a favor, así que sonrío con amplitud y sin ambages y te tiendo la mano y cuando las chocamos, me siento campechano y tiro de ti para que nos fundamos en un abrazo de machotes y algo sucede, porque no coordinamos nuestros movimientos, nos inclinamos los dos para el mismo lado y nuestras cocorotas chocan y es muy divertido para todo el mundo menos para ti y para mí, ¿verdad? Bueno, dejemos el abrazo escrito, que así n duele...

MariRayas
Sonando: Cuatro Rosas - Gabinete Caligari
Mi estómago está sobremimado precisamente por su sobredimensionamiento... ¿Tú también pones nombres, Rayitas? Dime que sí...

Wolffo dijo...

MariBinchi's
Sonando: Mejor - Brincos
No pareces una loca, Tuli; todos los que hemos viajado sabemos que los tulipanes se ríen mucho, porque son flores especiales: saben que si parecen hermosas, la gente no las cortará y tooodo el mundo sabe que una flor que sonríe es mucho más hermosa que una flor seca. Así que dime eso muchas veces más y nunca podré dejar de quererte, Tulipancilla mía. Besos y más besos.

Mons dijo...

Es genial, como si dijéramos...
Me he reido mucho y disfruto cada vez más al leerte.

Besos enormes golferas wapo!

MariPampas dijo...

Me encanto MariPampas =O), Creo que lo voy a adoptar =), me deja Sr Wolffo ???

Si es que me confirman un pasaje en la tarde, este finde me transformaré en MariCarioca, aprovechando los tres días del puente. A cruzar los deditos.

Un beso grande !

white dijo...

no hay mejor regalo que una sonrisa Y TÚ, HOY LE HAS REGALADO UN MONTÓN, FELICIDADES A mARIpILI´S y un beso muy fuerte para ti, principe de las kasbas(perdón eran caspas no?)

Mari-- dijo...

Sí. =)

Trini dijo...

Pues no sé que otras cosas le habrán regalado a MariPilis, pero desde luego este texto es un precioso regalo ya que lleva en cada letra, rebosada en guasa, todo el cariño que a leguas se ve, le tienes.

Felicidades MariPilis, no sólo por tu onomástica sino por tener un Wolffito en tu vida.
Besossssss

Wolffo dijo...

Mons
Sonando: Ain't she sweet? - Beatles
Como si dijéramos, ¿no? Creo que abuso demasiado de ciertas coletillas, ¿verdad? En fion, uno es lo que es, es inútil intentar disimularlo, creo... Un beso gordo y gracias por seguir leyendo, pesiosa.

MariPampas
Sonando: I dig rock'n'roll music - Peter, Paul & Mary
El nombre es tuyo, mujer, adóptalo o hazle tu amante, lo que más te pete. Ahora bien, si tienes un viaje a Brasil y no puedes invitarme, es de muy mal gusto restregármelo por la jeta... Siento envidia, snif...

white
Sonando: Flores condenadas - Pistones
Kasba? seguro que no es caspa? Bueno, me fiaré de ti, que pareces mujer viajada... MariPili's, intuyo, cuando dentro de 15 días lee esto, si lo lee, te lo agradecerá, White, que es una mujercita muy mujercita. Así que, por no hacerte esperar, te beso en su nombre.

MariRayas
Sonando: I'm free - The Who
¡Bien!
¡Bien!
¡Bien!

Trini
Sonando: Norwegian wood - Beatles
MariPili's, como vos, Maritrini's, tiene esa capaciodad de las personas inteligentes de leer entre líneas, así que espero que, como tú vea lo que la quiero. Y en su nombre, déjame agradecerteel comentario, el cariño y en fin, lo que sea que haya que agradecer. Besotes.

Peggy dijo...

En los viajes se evidencia muy bien las personas que saben desenvolverse por si mismas....menos mal que tienes a Mari Pili :) ......que debe ser una gran chica ...

virginia dijo...

Felicita a Maripili´s de mi parte.1saludo.

Princesa del Guisante dijo...

Es verdad, la cursilería es imperdonable. Aunque a mí no me parece más cursi un caballo sin nombre que un gato con o sin lazo, la verdad.
Me he reído, sí, pero tengo la sensación de vacío que se tiene cuando a una le derriban un mito... ¿así que no todos los tuaregs son guapos y con ojos profundos? :S Estoy desolada, y supongo que será la misma sensación que tiene un extranjero cuando va a conocer a una española y se encuentra con alguien como yo, y no con un cruce entre Imperio Argentina y Lola Flores :P
Y te diré una cosa: yo, que nunca cambio los nombres de las personas ni suelo usar diminutivos si no me lo piden, encuentro encantador que tú llames por tu nombre a quien quieres.
Besos, voy a escucharte.

La DiviNa GiLda dijo...

fui a ver la respuesta al anterior post.. que pa una vez q te escribo ultimamente y no veo mi comentario!!! y no se donde debo tener la cabeza.. y ademas creo que no es la primera vez que me pasa... pegame una colleja la proxima vez que no te comente un post please!!

MariPilis dijo...

Soy la MariPili's y os agradezco a todos los amigos de ese, nuestro Wolffillo, vuestras felicidades.

Desde luego que soy tremendamente afortunada teniendole en mi vida y en la de mi familia... ya os podeis imaginar.

Besos a todos

MariPilis dijo...

Wolffi, he perdido la cantestación que te he enviado; no se que he hecho.

Mañana te respondo en condiciones.

Achuchones.

Wolffo dijo...

Peggy
Sonando: Lucha de gigantes - Nacha Pop
Sin ninguna dudda es una gran mujer, Peggy, una mamá por partida cuádruple, en ocasiones séxtuple e incluso, a veces, óctuple, y una amiga abrazadora de primera categoría. Y una cuñada estupenda. Ahora bien, cuñada es una palabra horrorosa, ¿verdad? Debería haber otra palabra para las MariPili's del mundo... besos, Peg.

Virginia
Sonando: Tatoo - The Who
Asín lo hare, Virginie (léase Viryiní), la felicitaré de tus partes con mucho gusto. Y me permito agradecértelo de las suyas, aunque creo que un poco más abajo ella misma lo hace. Un besote.

Guisantèsse!!
Sonando: Love me 'till the sun shines - Kinks
Qué alegría me da volver a leerte, de verdad, potita. Bueno, Guiss, el caballo no era cursi por no tener nombre, sino por su acreditada tontuna. Es como Zapatero, ahora que lo mencionas; ¿es la jefatura del gobierno un requisito para la cursilería? No, pero ZP es un cursi de los peores, porque no es pedante, ya que carece de la mínima instrucción como para serlo. Su cursilería es innata, esencial, vacía, absoluta... pero no sé porqué traes a ZP a esta fiesta, guiss, hija, mira que eres... En cuanto al tuareg en general, piensa cómo debe oler un hombre en el desierto que no puede ducharse y que anda pegado a n camello todo el día; un hombre que se refresca gracias al sudor que produce... Si yo fuera extranjero de algo más que de mí mismo (yo puedo ser tan cursi como el que más...) y viniera a las Españas, me gustaría que las españolas fueran como tú, y no como un cruce entre quien sea. Bueno, ya me dirás qué te pareció lo que escuchaste... besos a montones.

MariGildi's
Sonando: Do it again - Kinks
En mi blog parece haber, en lugar de fuga de cerebros, fuga de comentarios... lo siento, bomboncito, pero si hago lo que me pides, te voy dejar colorao el cogote. Mejor de planto un beso por cada falta, ¿sí? Eso sí sería justo. Besos, pero estos que no cuenten, ¿eh?

MariPili's
Sonando: The last thing on my mind - Peter, Paul & Mary
Anda... si ai te molaban mucho PP&M, jate tú qué casualidad... Sólo tengo que decirte que voy a pasar un día espantoso hasta que lea esa contestación. Te quiero mucho, MP. Besos.

jopageri dijo...

Vaya que he llegado tarde...



Esa costumbre de ponerle tu toque a algunos nombres la tengo pero de una forma un poco diferente, de hecho no le doy mi toque sino más bien les pongo otro nombre parecido. Por ejemplo si una chica se llama Adriana le digo Andrea. O si se llama Olivia le digo Bolivia (Bueno esta última nunca ha sucedido. Me pregunto si todavía hay Olivias en la actualidad)



Esa Canción de A horse with no name, era hasta hace no mucho una de esas canciones que has escuchado toda tu vida pero que no sabes de quién diablos la toca.


Buen tema, aunque pésimo nombre para una banda.


Un fuerte apretón de manos y un abrazo Wolffo.



Saludos

MariPampas dijo...

Ya de regreso de tierra carioca (Rio de Janeiro) y con buenos aires para empezar una nueva etapa en mi vida.

Wolffo, no sientas envidia, de verdad. Hice este viaje sola solo para refugiarme y pensar. En este ultimo tiempo estuve demasiado triste por cosas que me sucedieron y ya es ahora de volver a empezar. Ufff, me estoy poniendo demasiado nostalgica, asi que a concentrarme en el trabajo.

Te mando un beso enorme y buena semana !!!

La DiviNa GiLda dijo...

venga vale va!!

Cris dijo...

Ay, se me ha pasado el santo de MariPili, pero desgraciadamente llevo siglos sin venir... De todos modos, felicidades a ambos, por vuestras existencias compartidas ^__^

Recuerdo mi paso por Sidi Bou Said. Los vendedores nos llamaban: "Españoles! Aquí engañamos menos, aquí engañamos menos!" y aquello era bastante surrealista.

Claro, que no tanto como tú, en ocasiones. Gracias por este rato tan bueno!
Besos inmensos.

Veletita dijo...

¡Pero...¿Cómo me haces esto?! Yo entrando tos los días de Dios a tu blog a ver si había alguna nueva creación de mi Wolfo favorito y claro, leyendo el mismo título, pensaba que te estabas tomando unos días sabáticos... Y hoy me da por darle pabajo al ratón y ZAS!! ¡Había un to be continued...! La próxima vez avisa, hombre, que casi me lo pierdo ;-p
Por cierto, que linda tu MariPili's, que bien consideraíto te tiene. Y tu pensando cosas raras ;-)
MUACK!!!

Wolffo dijo...

jpageri
Sonando: Better man - Pearl Jam
¿Pero lo tuyo es por despiste? Porque mi padre era aún más despistado que yo y el tío, a Espinete, por ejemplo, le llamaba Pirandello, que tiene su miga. UN abrazo fuerte, pero ¿America te parece un mal nombre? Hombre no es brillante, pero tampoco da arcadas, ¿no?
otro abrazo.

MariPampas
Sonando: Killing time - Kinks
Espero que lo pasaras bien, desde luego, pero la envidia no me la quita si santa Teresa. Buena semana para ti también, potita. Grandes besos.

MariGildi's
Sonando: sigue Killing time
¿Cualo?

CrisPulain
Sonando: Cuore - Rita Pavone
Es verdad que llevabas siglos sin venir, no sé qué tengo que hacer para captar tu atención, bonita... No, mujer, gracias por cada vez que has venido, de verdad. Lo de los sidibousaideños es asombroso, de verdad. Los que menos engañan. Joé... besos a lo bestia.

Veletita
Sonando: Come on - New Adventures
Mari Pili's es un cielo de mujer, lo único malo que tiene es que sigue creyendo que soy una buena persona. Un besote para ti, MariVeletis, que te lo has ganao!

Wolffo dijo...

parezco idiota...

Ya, MariGildi's, ya.

O sea, ¡Gracias!