miércoles, marzo 17, 2010

al revés

Inside Out

Los Traveling Wilburys son mi supergrupo favorito. Lo formaron George Harrison, Bob Dylan, Roy Orbison, Tom Petty y Jeff Lyne (Electric Light Orchestra), a instancias del primero y el último, y sólo la lectura de los nombres de sus componentes impone respeto, ¿verdad?. El origen del nombre del grupo tiene gracia. Cuando George Harrison y Jeff Lyne (como productor) estaban grabando el disco Cloud Nine, de George, acuñaron el término
Wilbury (we'll bury), que hacía referencia a los trozos de las canciones grabadas que tendrían que ser eliminados durante la mezcla de sonido (en inglés, “We’ll bury’ them in the mix”, que puede traducirse como "los enterraremos en la mezcla"). No es que te partas, pero tiene gracia. Aparte de eso, grabaron dos discazos tremebundos (Traveling Wilburys, Vol. 1 y Traveling Wilburys, Vol. 3), aunque la aportación de la asombrosa voz de Roy Orbison, debido a su muerte, sólo puedo escucharse en el primero. Hay unas cuantas canciones inolvidables en los dos discos, y hoy hago este Inside out que, si he de ser sincero, me pasó inadvertido (como los buenos árbitros y los malos discos) hasta que Buch, que a veces tiene estas cosas, me lo mandó en un correo en plan : seguro que te gusta esta. Hacemos eso él y yo. Cuando encontramos un buen tema, nos lo mandamos, pero sin presumir en plan "mira qué cosas más guays conozco", sino que es un asunto como de decir, este tema le va a gustar a este mariconazo. Posiblemente Buch no me perdone este sacrilegio de versionear yo solo este monumento de canción, pero mira, que le den, que está muy subidito a la parra lately. Este tema, muy mejorado, se lo podréis oír este verano a ese otro supergrupo (comparable a los TW) que son Los Ciclones. A ver si os mola. No entra a la primera, pero una vez dentro, de verdad, da mucho gustito.



El hombre que respira despacio, el que llama por teléfono cuando yo no estoy, el que susurra a Lorna mientras ella trata de seguir viviendo, ya ni siquiera se conoce. Tiene un completísimo almanaque guardado en su casa de maderas improbables, que estudia metódicamente cada noche, y piensa que si un día logra asimilar toda la sabiduría que almacena y es capaz de hacerla circular por sus neuronas de una forma relajada y dúctil, Lorna caerá a sus pies.
Me pregunta, el muy idiota, que si creo que lo está haciendo bien, e insiste, bobo galáctico, en que si veo fallos, siquiera fisuras o eslabones ligeramente más débiles que el resto, le avise y le dé consejo y guía para mejorar el asedios al corazón de mi amada. ¿Cabe mayor estupidez?
Se dice rápido, efectivo y eficaz en las labores propias del amo de casa (yo no termino de creerle), y me llama cada mañana a eso de las once con sus quehaceres terminados y me proporciona un detallado informe de lo hecho y los porhaceres y yo, que soy un santo varón, aguanto con apenas un gruñido apremiante, las ganas que tengo de que me deje en paz de una maldita vez.
(es que hoy mi amigo se ha enfadado conmigo o, mejor, creo haberle decepcionado y se muestra triste y extrañamente circunspecto. De algún modo inconcreto, el regalo de sus canciones me alegra el día, así que resuelvo dar por terminado el conflicto, pero mis resoluciones espirituales no vuelan y él no sabe que ya se me ha pasado el rebote, pero soy incapaz, creo, de verbalizarlo)
¿Cómo voy a ayudarle a ganar el corazón de Lorna? ¿Es que existe un solo humano, perro incluso, sobre la faz de la tierra que no sepa que amo desesperadamente a Lorna? Lorna… el otro día la ofendí otra vez, mierda, es que se me da fatal lo de “captar señales”, en serio.
Ella me sonríe, pongamos por ejemplo, y en su sonrisa brilla más de medio mundo, brilla la esperanza y brilla el sol eterno, porque me sonríe con los labios, y los ojos, y el pelo y los hombros, y su sonrisa se merece toda la felicidad de la historia, pero yo no sé nada de eso, y la asombrosa idea que tengo es... arrimarle la polla. Es todo lo que se me ocurre, en serio, estoy para encerrarme.
Y el hombre que nunca tiene prisa, el que saca de quicio hasta a los caracoles, venga a llamarme por teléfono, a mandarme por email sus invectivas amorosas a Lorna para que se las corrija, como cuando éramos pequeños y le decíamos a otro que fuera a declararse a Juanita en nuestro nombre. El resultado es el mismo, claro: le devuelvo las cartas llenas de faltas de ortografía y de renuncios del alma, de penosas intenciones, de torpes palabras y de mala hostia. Y él, tonto al cubo, todo se lo traga, y asimila y repite los datos de su almanaque como mantras y no se da cuenta de que todo cuanto yo quiero es respirar el aire cálido que debe brotar de entre los pechos de mi amada Lorna.
Libraré la batalla de la espera para no comprometer más mi esquivo entendimiento, amada Lorna, y prestaré atención al cielo mortecino del invierno -herido ya de muerte-, para ver si entre las nubes hay algún mensajero del que mi corazón pueda fiarse; si así fuera, le entregaría, en sobre lacrado, para que llegara presto hasta ti, y a portes pagados, todo cuanto sea capaz de imaginar mientras evoco tu piel pecosa y blanca, su tacto sorprendido y su sabor a mujer ansiosa de amor. Y tal vez al recibir este regalo insospechado, decidieras tú llamarme, tenerme en cuenta y, desnuda, anhelante, ardiente y deseosa de mí, de mis besos y de mis envites, tu cuerpo esperando al mío, segregando ya los jugos que preceden a la fiesta del amor, me brindaras, al fin, la oportunidad de decirte: lo siento, cielo, pero hoy no estoy pa'ná.

Hm...

21 comentarios:

The Foss dijo...

¿Cómo que al principio no entra?

Estás de coña claro. Si has clavado la entrada tío.

Te lo creas o no, estoy dando una ovación emocional a tu versión y al buen gusto al elegir el cover.

Si bien la canción (guitar ... I mean) no es complicada de tocar, el atreverte con un tema que cantan a pachas unos monstruos como esos, es para quedarse en pelotas en tu honor.

Los Traveling Wilburys ... todavía recuerdo la primera vez que escuché el "Handle wth care". Es uno de esos grupos que te hacen querer tocar ¿verdad?

Entre tu versión y el recuerdo de ellos se me han puesto los dientes largos. Necesitaría tener la guitarra en el despacho para quitarme el mono que me acaba de entrar.

Solo puedo decir una cosa: You rock!!!

Wolffo dijo...

Bueno, es que me refería, más bien a la canción: que no es de las que te entra a la primera escucha, sobre todo si no eres paciente. Pero que una vez que entras en el tema... todo va genial.
Handle with care iba a ser la cara B de un single de Harrison, del disco ese, Cloud Nine, que era su retorno a la música, en el que colaboraron un montón de genios (si yo fuera genio, también habría dado un brazo por colaborar con George Harrison); pero alguien en la discográfica dijo que era una pena desaprovechar tamaña canción en la cara B de un single ( como ves, también hay gente en la industria que sabe lo que se hace) y ese fue el nacimiento de los TW. La canción es inmensa, también a mí me conmovió muchísimo escuchar un temazo tan emocionante en la voz de George tantos años después... Handle with care es otra de esas canciones que haremos los Ciclones, cuando se nos quite de encima la mariconería. Y tienes razón, con estos temas, lo que te apetece es coger la guitarra y llamar a unos amigos y formar una banda que haga música, sólo buena música. ¿Hay algo mejor sobre la tierra?
Yo creo que no. Tus amigos, tus canciones y el rock and roll. Caray...

Beatriz dijo...

Pues yo conozco a toda esta banda de genios por separado, pero ni idea de que se habían juntado en este grupo. Mira, una cosa más que sé...
Y además, estoy muy orgullosa de mí, porque he puesto tu versión del tema antes de empezar a leer, y he pensado: "Anda, si parece de la Electric Light Orchestra" (grupo que conozco y me gusta desde hace mucho tiempo gracias a mi hermano), y después he leído "Jeff Lyne".
Pues eso, que a ver si es verdad que te escucho esta versión en el próximo concierto.
Y recuerdos a Lorna.
Besos.

The Foss dijo...

Ya. Por fin he podido leer el post...

Y me caben dos preguntas (podrían caberme más pero me duele la cabeza y ni los Ibuprofenos 600 que me estoy apretando ayudan, maldita primavera).

Pregunta a) El almanaque que tiene guardado en su casa es de mujeres sexis ¿verdad?. Cualquier otra opción me parecería ridícula salvo que fuera de Harley Davison o guitarras. (Aunque si Thomann sacara uno lo mismo lo colgaba yo en la pared...)

Pregunta b) ¿Crees que tu idea de arrimar la polla es mala?.
De verdad, me da mucha pena que esa tan española costumbre no se valore en su justa medida y acabe por perderse.

Anda...

Que sepas que estoy escuchando otra vez la canción, jovenzuelo.

Así que unos abrazos prefindesemanalargo te dejo.

Wolffo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Wolffo dijo...

Bueno, el grupo es de finales de los 80 porque, obviamente, dos de ellos han muerto ya...
¡Qué curioso que suene a la ELO! Aunque, en realidad, siempre que Jeff Lyne está de por medio, las producciones suenan a eso. Lo curioso es que, aunque le hubiera dejado si me lo hubiera propuesto, mi grabación no la produce el viejo Jeff, sino el joven Wolff.
El que la escuches en vivo depende sólo del resto de los Ciclones, excluyendo a Buch, que se la sabe de rechupete, aunque no tenga mi gracia y mi genio. Un besico, B.

Era un almanaque completo, Foss, con mujeres desnudas (¿existen los almanaques sin tías en bolas? hasta los de Adviento tienen tías, aunque no en bolas, pero sí unas mamá noelias con ropa interior roja y blanca...), guitarras, motos e información del máximo interés sobre mareas y corrientes marinas, estrellas, fases lunares, meteorología, población mundial, comercio exterior...
En realidad, el arrime a mí me mola, soy partidario entusiasta y aplaudo toda novedad que se dé en este campo, pero por alguna razón, cuando a mí me parece una buena idea, a las mujeres que se benefician (iba a escribir "sufren", pero... ¡caretas fuera!) de mi aproximación, les molesta, con lo que, chico, estoy en un mar de dudas.

Y gracias por tener un oído tan agradecido, amigo.
Un abrazo sonriente y enorme.

fantasma paraíso dijo...

Es realmente una lata que suela leer tus peroratas cuando estoy en la consulta, porque no escucho la canción hasta más adelante, en casa. Así que una vez más no te digo nada de la canción ni del supergrupo. Bueno, del supergrupo, así en general y quizá por llevar la contraria, que no me gustan las superbandas llenas de megadivos. Es como esas películas que tienen tropecientos actores la mar de conocidos y cada uno hace su aparición estelar y todo el mundo tan encantado. A mí me alejan un poco, la verdad. Y el supergrupo donde cada estrella hace su numerito, pues igual.

Es obvio que se trata de actuaciones puntuales y cosas muy concretas, porque tanto ego junto nunca funciona, pero con todo y con eso no te creas que me atrae nada. Y si encima es para homenajes póstumos o para «we are the world, we are the children», pues menos.

Por otra parte, la producción de Jeff Lyne en general y la ELO en particular tampoco me gustan, así que me alegro de que tu versión sea de «producciones Wolffo», ya antes de haberla escuchado.

Y, ¡caray!, qué gruñón y negativo estoy hoy, parece mentira que mañana empiece un puente (será porque aún me queda por delante una tarde un tanto pringosa de trabajo; y yo que pensaba que hoy a nadie le dolería nada y se irían todos corriendo de puente...).

Por hablar de algo más distendido y agradable, como los calendarios con mujeres desnudas, mi experiencia me dice que donde son un clásico es en los talleres de automóviles. En las carnicerías, sin embargo, se lleva más el calendario que muestra cerditos ibéricos pastando en las dehesas y cosas así. Pero es que, tradicionalmente a la carnicería iban las mujeres, y seguro que no les hacía ninguna gracia ver a la Playmate del mes exhibiendo sus encantos. El mismo razonamiento, sólo que al revés, supongo que es el que ha amparado la libre exhibición en los talleres.

No obstante, ahora que las mujeres conducen igual que los hombres y también llevan los coches a reparar, es más que probable que las costumbres hayan cambiado. Quién sabe, a lo mejor lo que se lleva es que detrás de un mecánico con pinta de bruto lo que hay en la pared es un calendario con los bomberos de Alcorcón semidesnudos, que el hombre justificará como pueda ante las coñas de algunos diciendo que todo sea por la clientela.

Y ya liado con este asunto, no puedo sino volver a la investigación de campo sobre los vestuarios femeninos, que por desgracia tan poca colaboración ha tenido por parte de las aludidas. Lo que en sí mismo ya dice mucho. A la espera de nuevos estudios, la primera conclusión que me permito extraer es que desde el colegio (al menos en generaciones anteriores), se inculca más el pudor en las niñas y la desinhibición en los niños.

Todo eso de «faldas tableadas que te salvan» o «cambiarse en clase antes de ir al vestuario», en fin. Desde luego, a nosotros (y yo iba a un cole de curas, jesuitas), nos obligaban no sólo a cambiarnos en vestuarios todos juntos, sino también a ducharnos en las duchas que había allí mismo y que como Wolffo recordó hace poco de cuando iba allí a jugar algún partido, no tenían puerta alguna. Y pobre de quien no se duchara si se enteraba el profesor de gimnasia; y no digamos los propios compañeros, que le tacharían de cerdo sin misericordia.

¿Tendrá esto algo que ver con la conducta sexual desarrollada posteriormente?, ¿me estoy metiendo en un jardín con peligro de salir trasquilado?, ¿hay igualdad de sexos?, ¿es políticamente correcto?, ¿qué pensará Bibiana Aído al respecto?

Investigar es lo que tiene. Que a veces se descubren cosas tremendas. Pero no hay que arredrarse: perseveraremos.

Wolffo dijo...

El otro día me tocó a mí el comentario cascarrabias, en casa de la simpar Guisantilla y hoy te ha tocado a ti. Desde luego que compartiría tu visión sobre los supergrupos (y la comparto, en general) pero no en el caso de mis amados Traveling Wilburys: no me digas que tu yo lingüista no agradece la anécdota de los wilburys. El caso es que este grupo es consecuencia de que el gran George quería ser, de nuevo, como lo fue con los Beatles, parte de algo más grande, y que ese algo más grande fuese, además, un grupo de amigos. Si eres George Harrison tus amigos son esos. Bob Dylan, tom Petty, Roy Orbison... si eres Fants, tus amigos son, entre otros, o tras muchos otros, Wolffo. Me hace gracia ver a Dylan cantando a voces, qué quieres que te diga. Y en fin, creo que en esta ocasión, eso que dices tú que nunca funciona, de hecho, funcionó. Como no eran unos jovencitos, les pasó lo único inevitable: empezaron a palmarla y eso, creo, les impidió seguir.
También disiento de tu conclusión: creo que los hombres somos bastante más pudorosos que las mujeres, que entran en intimidad con bastante más naturalidad que nosotros. Lo que los hombres son, en general es más fanfarrones. Nos encanta decir lo que le haríamos a las mujeres, pero a casi nadie, salvo al amigo de Foss, el de los garbanzos, le gusta contar lo que hace o deja de hacer con su novia, esposa, compañera, etc.
Por último, voy a contradecirte en una de tus preguntas, acaso retóricas: Bibiana Aído no sabe pensar, ni al respecto ni en silencio, ni nada.

Grrr...

Guiss dijo...

Captar señales es muy difícil, por lo menos para mí. Pero no estoy segura de que tu idea ante su sonrisa sea mala, salvo que Lorna sea de las que cuando sonríen quieren que les reciten un poema mientras cortan unas flores en el bucólico jardín. Porque estamos partiendo de que entre Lorna y el narrador hay algo. Peor idea me parece usar intermediarios, seguir consejos y esperar a que ella se desnude. Esto último lleva unos días preocupándome, leyendo y escuchando por ahí, me parece que se ha perdido la costumbre de desnudar al otro, despacio para hacerle perder la paciencia o rápido en raptos casi animales. Y no me gusta, creo. Es como erotismo de libro de Umbral o liberación de la transición.
Y el último propósito... bueno, a veces yo me relamo también pensando que no haré algo que quiero hacer o llevo deseando tiempo, por muchas súplicas que haya, pero nunca tengo tanta voluntad :P

Hoy vengo con todos los deberes hechos, he escuchado la canción que no conocía y me gusta. Espero poder escuchárselo a Los Ciclones en directo.

Y te dejo besos, claro, aunque la palabra anti spam es latona. En fin, no seré suspicaz :P

Wolffo dijo...

Ay, Guiss, qué difícil es que, en el edifico del amor (¡dios mío, qué cursilería!), los demás se sitúen en el mismo piso en el que estamos, aunque sea de paso, nosotros. Lo normal es que uno esté en el ascensor cuando el otro baja por las escaleras, y cuando te pones a bajar escaleras, resulta que el otro está en el tejado, ardiendo y cuando llegamos allí... ya está en el sótano. En fin. Ya estoy arrepentido de esa arquitectónica, pero desastrosa, imagen.
Me gustaría estar hablando contigo, en vez de escribiéndote, porque una chica que piensa que un arrimamiento puede no ser malo... eso vale su peso en oro. O mi peso en oro, mejor.
Es que no da tanto gustito como uno piensa negarse a hacer algo sólo por demostrar que somos chulos, cuando ese algo que se puede hacer (sexo, comida, rock, hablar contigo) es tan endiabladamente cojonudo.
Pues bien hecho, lo de los deberes, y bien dicho, lo de a ver si nos ves berreando este tema, porque además, en su versión Ciclona (muy inferior a la mía, como te puedes imaginar) este tema lo canta el malvado Buch.
La frase "la palabra anti spam es latona" es ambivalente... parece sugerir que te parece, a ti, una lata eso de la palabra antispam, aunque colijo (no soy cultillo ni ná...) que lo que dices es que la palabra que te pide transcribir es latona, como si te lo estuviese llamando. Sabes que no lo eres, Guisantilla de mis entretelas, y que si lo fueras, con tal de arrimar el tema, jamás te lo diría a la cara.
Un beso enorme, nena y ¡¡buen finde largo!!

Mal dijo...

Me ha gustado muchísimo este post de desencuentro amoroso con personalidad desdoblada, Wolffo. Y gracias por la imagen arquitectónica que me ha dado pistas, no vayas a pensar que lo he entendido (si es que lo he entendido) a la primera.
Me encanta cuando escribes así, apoetado. Y cuando pasas de hablar de ella a hablar con ella.

He tardado en comentar por ver si me iba entrando la canción. Pues un poco más sí, pero no desisto y lo sigo intentando. Y creo que Bea se refiere al TA-TA-TAAN del principio, que recuerda a una canción conocidísima de ELO que no me acuerdo cual es.
Admirados besos, Montaña

Buch dijo...

Inside Out ¡Qué descubrimiento! Yo no era amiguito de los TW, hasta que escuché "handle with care", entonces pensé que más que un grupito de divos intentando sobresalir, era una banda de rock pasándoselo bien. Y luego cuando descubrí Inside Out ya me preocupé en pillar más temas suyos. Pero, en fin ¿A quién le importa? Esta versión tuya, Wolffez me gusta porque es como suavita y enrollante, creo que le has pillado el 2º rollo y lo has puesto al descubierto. Especialidad de la casa ¿eh?. La verdad es que en lo único que la de Los Ciclones la supera es en mi presencia, en mi cara bonita, en mi cautivadora mirada, quizá.
Me gusta el post, por lo currado que está el disfraz de la historia, y lo punzane del final.

El TATATAAN del principio, querida MAl, puede recordarte al grandísimo tema de Jeff Lynne, "Living Thing". Jeff es muy grande, joé, ¿Como lo vamos a criticar? ¿Ya solo se salvan Los ciclones?

Kotinussa dijo...

La canción, bastante bien. No la conocía. En mi ranking particular le pondría un 8. Que no se refiere a tu forma de cantarla, sino a la canción en sí. Por si no queda claro, no dudo en absoluto de que tu manera de interpretarla sea la mejor de las posibles, aunque no conozca la original.

En cuanto a la historia, no me parece justo lo de hacer pagar a Lorna por la existencia del idiota hombre del almanaque.

Y en cuanto al final, por mi tierra ha corrido siempre un dicho que retrata también esta forma de pensar, tan idiota como el hombre del almanaque: Que se joda el capitán, que yo no como rancho.

Me está dando hasta pena de Lorna, rodeada de un par de cenutrios semejantes.

MAL dijo...

¿El disfraz de la historia?, ¿qué disfraz, Buch?, ¿hay un disfraz, Wolf? Cago en la mar, yo que creía haber entendido...
Sí, el tatataan es Living thing, que lo he buscado. Pues lo que decía, que era conocidísima, ¿no?
Buenísima handle with care, que también la he buscado.
BESSIT, que es lo que pone en la verificación de abajo, lo juro.

Buch dijo...

disfraz...el maquillaje, el vestidito, la previa, la máscara, no sé...
¿No hay?

Wolffo dijo...

Mal, gracias, hija, qué cariñosa eres casi siempre, menos cuando no eres cariñosa, claro. Yo creo que tú sí pareces haber entendido el busilis del asunto, cosa que no ocurre con todo el mundo, al parecer, y en fin, yo estoy poniendo todo el día en estas peoratas canciones que me gustan, pero son tantas y tan variaditas que es imposible que a todo el mundo le gusten, o disgusten, todas. Te agradezco el esfuerzo, en serio, pero no quiero que te esfuerces más: es como mi hermana,quien, con el mayor cariño, se tomaba la molestia de prepararme las espinacas de mil formas distintas para ver si me gustaban y era un empeño inútil. En tortilla, en crema, aliñadas, asadas, rehogadas... las detesto de todas las maneras. O algún amigo, que se ha tomado la molestia de hacer una tabla de quesos de lo más variado porque dice que hay tantos sabores distintos que nadie puede decir "no me gusta el queso" sino "no me gustan estos quesos". Según mi modo de verlo, sé que no me gusta la mierda de ningún animal, y estoy seguro de que no se parecen la de un perro y la de una vaca, pero no me apetece investigar las diferencias. Descansa, amiga querida, no sigas comiendo queso, que no te va a gustar. Un millón de besos.

Me ha salido un poco más rápida, ahora que la vuelvo a escuchar... mierda. La verdad, my friend, es que no podías ser amiguito de los TW antes de escuchar este tema, porque es el puto primer tema de la banda(¿a qué cojones viene esta animosa puñalada trapera?). Es posible que sí, que esa sea la especialidad de la casa, me gustaría mucho que eso fuera una seña, mira tú por dónde, me pareces muy buena persona señalándolo, así que todavía me pregunto con más fuerza porqué soy tan hijoputa. Un abracito, compa, a ver de qué te traes el bocata mañana.

Un 8, nada menos, Kotts, muy bien, felicitemos a los Traveling Wilburys. Y, si quisieras reparar tu laguna de conocimiento, en el enlace que hay en el texto de presentación de la canción verás confirmada tu nota... e incluso (es posible) la verás injusta por corta.
En realidad, no creo que nadie esté haciendo pagar a Lorna nada de nada. Es un castigo a uno mismo, a mí mismo, podríamos decir. Si Lorna y yo tenemos contacto carnal, te aseguro una cosa: el que disfruta soy yo. Ella consiente, pero soy yo el que lo desea. Y no, te equivocas, no se trata del dicho que mencionas, que también corre por otras tierras, sino del placer del autocontrol, del gesto inútil, del gusto que da, a los corazones intrépidos y no materialistas, ver la cara de sorpresa del otro, aunque sea negándonos a nosotros mismos algo tan apetecible como un revolcón con Lorna. Si te preguntas ¿y qué ganas tú no comiendo rancho? es que no has entendido nada. Lorna merece todos los sentimientos que es capaz de generar y, estoy seguro, tu pena la consolará si llega a enterarse de ella, de modo que la escribiré para decírselo, y quizá ella te lo agradezca personalmente, con unas flores, una carta emotiva y candorosa o dándote una sorpresa en un programa de testimonios.
(¿cenutrio, dices...?¡Grr...!)

Hay disfraz, Mal, mujer, claro, siempre hay disfraz y sí que lo habías entendido. Livin' thing (es el nombre correcto, sin "g", me apunta el Petete que vive en mí) es muy conocida, aunque, para mi gusto, no de las mejores. Handle with care, claro, sí es de las mejores de cualquier época y estilo que consideremos.

Buch, mira que eres bocazas...

Kotinussa dijo...

Tienes razón. He visto el vídeo (el enlace me pasó inadvertido cuando leí el post) y están geniales.

Ea, ya tengo también la canción original. Me la acabo de bajar de Emule.

Besos.

Mal dijo...

La madre que te parió, vaya parrafada me has soltado con eso de los gustos. Y te la podías haber ahorrado, porque ya me ha entrado con holgura la canción. Más bonita...
(Me ha tocado vez no cariñosa,creo)
Pero muchos besos-quesos. Que nooo, sólo besos

Wolffo dijo...

Acabas de confesar un delito, Kotts. Creo que ahora me caes mejor. Besos pa ti, so.

O sea, que tú, Mal, prefieres el hieratismo y el estilo sucinto. Tomo nota. Besos.

Buch dijo...

LA primera que me gustó, cuando la oí. Había oído otras de ellos antes, aunque no fuesen la primera que grabaron.
Guerra das...

Wolffo dijo...

"la primera que me gustó...", "la primera que me gustó...", Ya, tío, sí, lo que tú digas, hombre.