miércoles, enero 20, 2010

no me vengas con que te gustan simon & garfunkel si luego vas a darme por culo con depeche mode (fórmula de la felicidad en un ámbito de decencia)

A hazy shade of winter

Esta maravillosa canción de Paul Simon, que aparecía en el fastuoso Bookends, siempre me ha tocado la fibra sensible, creo que por las alusiones al paso del tiempo, que es un asunto que me intriga y me atrae a partes iguales. Las Bangles hicieron una versión pop, para mí, fallida, que tuvo más éxito que la original, a pesar de todo. Yo creo que es una canción genial para que la haga un grupo de pop-rock, pero ese grupo no serán los Ciclones, esa panda de cabrones desagradecidos que me acompaña a merendar los sábados, que tienen la manía (perdón, la puta manía) de cerrar las orejas cuando les porpongo algo. De esto se salva Bienve, pero no nuestro amiguito Buch, el infame Buch. En fin, dejo aquí mi versión, con mi querida Grettel, de la que aún ando enamorado, sonando en primer plano, bajo, batería y tres voces en todo el tema. A ver si os mola.


No estoy del todo seguro de que a Lorna le gusten de verdad Simon & Garfunkel. No es decisivo, pero sí importante. Una vez planté a una modelo en la misma cama y ya desnuda y deseando que me echara encima porque me dijo que claro que le gustaban “Simón (con doloroso acento) y Garfúnkel (idem), sobre todo la de (cantando) ¡hey, mister Robinson…!”. Me hizo daño esa forma de pronunciar el sagrado nombre de Paul Simon y esa ligereza para profanar la magnífica Mrs. Robinson, como si fuese una canción cualquiera, entonando mal, inventándose la letra y cambiándole el género a la calentorra señora Robinson. Tuve que irme, claro, ¿tú te habrías quedado? Sé que a Lorna le gusta The boxer, claro, o Bridge over troubled water y Cecilia, pero eso, lo sé por experiencia, no significa nada. No se me engaña tan fácilmente

Lorna tiene cosas buenas, pero no creas que a veces no me hiela la sangre. Soy consciente de que a veces, me sale con unas cositas que me hacen pensar si, en realidad, habrá sobre este planeta una mujer a la que pueda amar todo el rato, a todas horas, y no sólo cuando me abra las piernas, que así es fácil amarlas. A veces Lorna, os lo diré así, en confianza, me parece medio idiota. Me dice unas cosas que me hacen decirme que en qué demonios estaba yo pensando cuando trataba de desordenar mis sábanas con ella. Esto mismo vale para las suyas, sus sábanas, digo, que no tengo prejuicios en esto. Mi amigo Artie sí los tenía, y decía, y no sin razón, que era mejor ir a su casa que traerlas a la tuya. Es menos violento levantarse, argumentaba, ponerse los pantalones y decir, me voy a casa, ya nos vemos, que levantarla, darle las bragas y decirle, vete a casa, anda, que tengo sueño; en la mesilla tienes el teléfono de teletaxi. Hasta ofrecerles dinero para el taxi es delicado, porque puede malinterpretarse. Pero desde aquí he de decirle a las mujeres del mundo que se sientan ofendidas con este comportamiento. Si os damos dinero no es para pagaros el polvo, caramba, es sólo para que os sea más fácil desaparecer. Caray, ¿tan difícil es de entender?

Sé que Lorna a veces se pregunta si soy yo alguien conveniente para ella. Y solo la pillo bien cuando, reconozcámoslo, está un poco pedo y se deja llevar. Entonces está bien. Me dice, con la boca, no, no, pero con las caderas se pega a mí, y siento su calorcito y eso está bien, qué caramba. Yo pasé, como Lorna, mis años juveniles y todo eso en los 80. Me gusta la música de los 80. Alguna de la música de los 80. Pero si te vas a volver loca en una fiesta cuando ponen, sin previo aviso, la profanación musical que hizo esa cosa llamada Limahl de The neverending story estamos listos. Pueden gustarte The Church y perder la cabeza si suena por el tocata One day, o si te gustan las cosas más suaves, déjate llevar por Golden Brown, de los Stranglers pero, por favor, no me jodas con Depeche Mode, ABC o Yazoo. Y sobre todo, porque eso sería tan imperdonable como lo de Hey mister Robinson, ni se te ocurra salir corriendo a la pista si ponen Relax, de Frankie goes to Hollywood, porque te doy una patá en el cielo-la boca, te lo juro. No es por la canción (bueno, no sólo…), es por lo que representa.

Del mismo modo, acabada la cena, no me pidas cosas raras. Infusiones orientales, música chill out, o ver La isla de los Famosos o Fama ¡a bailar!. Tengo licores, la discografía completa (y mogollón de piratas) de Simon & Garfunkel y si quieres ver algo en la tele, tengo algunos DVD’s clásicos con buen porno del de toda la vida, el 12-1 a Malta o un par de docus de S&G que seguro que te ponen tierna.

Lorna me vino un día, en plan profundo, con una canción de Joan Osborne, One of us , ya sabéis, esa en la que se pregunta que qué pasaría si dios fuese uno de nosotros y todo eso. Y quería que la tradujéramos juntos. En fin, es la clásica cosa que me revienta. Me gusta la canción, pero ese no es el asunto; el asunto es que ella ya la había traducido, sólo quería poner en evidencia lo mala persona que soy porque no creo en ningún dios, salvo quizá, Paul Simon, pero este, lo reconozco, es un dios menor, porque mira que ha hecho mierdas, a pesar de lo mucho que me gusta. Lorna sí cree en él aunque, como muchas personas, se hace una creencia a medida en la que las cosas incómodas no tienen cabida. Es muy cómodo abrazar así los credos, cojo un poquito de esto (pongamos el ser caritativo con los pobres, o el amor universal), que me parece decorativo, pero esto otro (creación del mundo en 7 días, por ejemplo, la virginidad de María), que no hay quien se lo trague, eso no, que no me interesa. Me vale lo de la vida eterna, pero lo del infierno no, que debe ser incomodísimo. O, lo que suele colmar el vaso de mi tolerancia: si después de la muerte no hay nada, ¿qué sentido tiene la vida?. ¿Te parece poco sentido vivir la vida, Lornita? He tenido esta discusión mil veces. Y mil veces más que la tengamos, acabará igual.

El asunto verdaderamente trágico de todo esto es que cuando vamos de ese rollo, prefiero que se calle. Porque no soporto lo boba que se pone, pero al discutir, inconscientemente (eso creo), me apunta con los pezones bajo su camisa y me pongo malo (quiero decir salido) de solo mirarla. Sus argumentos me invitan a machacarla, pero sus pechos me retan a romperle la camisa y a hacérselo sobre la mesa. Luego pondría canciones buenas de Paul Simon, con Art o sin él, y la vida sería una bonita experiencia, mientras le explico, así que suenan, lo buenas que son.

Pero sé que igual que yo la detesto cuando se pone pelma, ella me mataría cuando me pongo palizas y pedante y trato de explicarle lo inexplicable: porqué son buenas las canciones buenas. Pero os voy a contar una cosa, para terminar. No me gusta que le gusten estas cosas, por esa cosa tan masculina, tan humana, en realidad, de pretender que lo que nos gusta a nosotros debería ser lo que le guste al mundo en general, pero a lo mejor entenderíais porqué la deseo tanto si viérais lo guapa que se pone al bailar estos engendros.
En fin, si apartamos el factor Lorna Cor de esta ecuación, podría resumirse la fórmula de la felicidad decente en la siguiente sentencia: no me vengas con que te gustan Simon & Garfunkel si luego vas a estar dando por culo con Depeche Mode.

Y es cuanto tengo que decir sobre este enojoso asunto.

21 comentarios:

Beatriz dijo...

Pues muy bien tus versiones de Simon y Garfunkel.
A Depeche Mode los conozco de nombre pero no los distingo, si me pones una canción suya, de otros grupos de entonces. Y de la música de los 80 me gustan bastantes cosas, aunque no todo.
En cuanto a Simon y Garfunkel (sin acentos) son dos de los genios musicales de este mundo. Por separado me gustan, pero juntos más.
Yo también tengo cosas de ellos, en solitario o como grupo, y me compré un DVD de un concierto suyo que es una auténtica gozada. Y es que tienen grandes y pequeñas joyas, como "The 59th Street Bridge Song", que a mí me encanta.
Con lo que te puedes imaginar lo bien que me parece que los versiones.
Buen gusto musical tienes, sospecho.
Besos.

Wolffo dijo...

me había olvidado, Betariz, y tu comentario me lo ha recordado, que tenía yo una versión de esa canción, pero claro, la llamé con su "otro" nombre. Es una versión más lentita, pero ya la he incorporado a la lista, a ver qué te parece.
Un beso y mil gracias otra vez.

Princesa del Guisante dijo...

A Lorna no sé, pero a mí, que crecí en el postconcilio (Vaticano II, claro, post Trento también pero como todo el mundo salvo el cura que me daba religión en BUP), Simon & Garfunkel me suenan todo a Misa. Ya sé que no es culpa de ellos, pero es así, les escucho y se me va la letra a "Padre Nuestro Tú que estáaaaaaaas en los que aman la Verdaaaaaaaaad" Por eso no puedo aplicarme la sentencia, con lo que me gusta resumir en sentencias.
Entiendo, sin embargo, que tuvieras que irte (en el mal sentido, he deducido por la pregunta de después) cuando la modelo habló del dúo. Y lo entiendo aún suponiendo que la modelo fuese guapa, porque en realidad, hasta Rociíto (Dios, ese hiato) ha sido modelo. Lo que no comprendo es que moleste para dormir la persona con la que acabas de estar, a mí cuando me han molestado ha sido para despertarme, empeñados en jarana o conversación cuando yo, aunque parezca mentira sabiendo lo dulce y agradable que soy en general :P, cuando me despierto no estoy para nadie hasta una hora después, en el mejor de los casos.

La música de los 80 a mí también me gusta, pero justo de los que has puesto nada, para mí los 80 son en español. Y ahí ahora sí que soy poco selectiva, hay canciones terribles que me gustan sólo porque son de entonces, o porque me salen divinamente los coros. Lo que aborrezco con toda mi alma es el chilau (y en infusiones, la manzanilla), y si hay algo peor que el chilau es Il Divo en chilau, y existe, que lo escuché yo en una cosa que se llama flotarium, una especie de piscina con toneladas de sal en la que flotas, y se supone que el rato que estás allí equivale a ocho horas de sueño, o sea, una cosa relajante; lo malo es que como está calentito todo (el agua y la habitación oscura), sudas, y como está salado todo, alguna gota termina entrándote en el ojo por cuidado que tengas, y ni siquiera puedes frotarte porque las manos están mojadas (como tú entero), y encima de escocerte el ojo, suena Ildivochilau. No salí con sensación de relax, la verdad.

En realidad, ahora que hemos llegado a Il Divo ¿no encuentras disculpable que a alguien le encante Depeche Mode? ¿Incluso que te pida té rojo (mientras no se empeñe en explicarte que es diurético) cuando lo escucha? :P

Besos, muchos.

Wolffo dijo...

Nadie, Guiss, nadie, está obligado a que le gusten ciertas cosas. Salvo quizá, yo. "Yo" como objeto de adoración y admiración, me refiero a eso, claro. Es decir, ¿a quién no le gusto yo? Es tan difícil encontrar a alguien a quien yo no guste... Lo que yo digo es que uno no puede ir por ahí dicendo una cosa y luego haciendo que sus actos desmientan sus declaraciones. A eso se refiere el título. Y el post.
Me hace gracia esa percepción de S&G, de su música, que a mí me parece de o mejorcito, aunque no lo mejor, la cosa está exagerada en el post, aunque no sólo eso, todo está exagerado, para provocar un pelín.
La modelo lo era de verdad. Por eso me fui. Las modelos son flacas, altísimas, tienen los pies grandes y no me gustan. Y cuando quieres que alguien se vaya es por evitar el despertarte junto a ese alguien. No me pasaría en tu caso, porque seguro que me hacía gracia verte soltar sapos por la boca y trataría de desviar la atención hacia un blanco mejor que yo mismo. Yo soy un buen blanco de chanzas e insultos, pero seguro que entiendes que prefiero ver cómo te metes con cualquier otro.
Chilau, tienes razón. Está el chill out de verdad y todo eso de "loquesea chilau" que es para vomitar. Es inadmisible que se chilauicen las cosas buenas (Mozart, los Beatles, la Bossa Nova), así que imagina lo de acuerdo contigo que estoy en tu apreciación de Ildivo que es algo que sin pasar por el tamiz apestoso del chilau ya da bastantes arcadas, así que si lo hacemos chilau es para morirse. Yo tengo una pregunta: ¿por qué?
Lo que cuentas del flotarium (joder, que me traigan al pollo que bautizó ese innecesario establecimiento) es bello. Es bello lo que cuentas. No el flotarium, que no sé a qué viene.
Té rojo. El té siempre fue rojo. De repente los tés eran de colores, otro paso de la civilización que yo me hubiera ahorrado. A mí me gusta el horniman's de toda la vida, no sé porqué se puso de moda eso de los colores. Pero todo va tan deprisa que joder, me desconcierta. Hay una cerveza que no es cerveza, sino bebida refrescante que parece cerveza, pero no lo es porque no tiene alcohol, que no es que tenga un poco de limón (la clara de siempre) sino que es "creveza sin alcohol sabor té de manzana". Es decir, ¿sin alcohol?; ¿con sabor a té? ¿de manzana? Es n sinsentido, Guiss, ¿no te parece? Dame la razón en esto, hija, que me siento perdío.

Y besos a lo burro.

Mal dijo...

Pero Wolffo, como sigas así vas a tener que buscarte a otros Ciclones, que estás volviendo al respetable en contra de los actuales y se nos van a quitar las ganas de verlos en directo (Buchito, tú ni caso a esto).

Pues me he dado cuenta de que la música de los 80 no me gusta ná, al menos la que has enlazado. Ya sabes que yo no he estado muy atenta a la música en general, no sé en qué estaría pensando, pero estoy con Guiss en que mil veces mejor la española de esos años.

Otra cosa, hasta ahora nunca me ha dado nadie dinero para el taxi, pero si llega a pasarme me acordaré de tí y trataré de no ofenderme. Aunque no te prometo nada.

Que sigas en racha productiva y miles de besos

The Foss dijo...

Lo malo de los viajes_de_trabajo_entre_semana es que la_vuelta_a_la_realidad_de_la_oficina es siempre peor de lo uno imagina a priori (incluso para alguien que vive colgado de la Blackbery como yo).

Pero bueno, ya estoy aquí de nuevo.

Mola tu versión aunque para asegurar esto que digo con la certeza que me caracteriza tengo que esperar a escucharla en casa, pero cuenta con un que si. Además ese riff inicial te ha quedado muy bien encajado con la rítmica y el juego de voces, man.

Aunque claro, me pones en una tesitura difícil de mantener. Si tengo que elegir musicalmente entre S&G o The Bangles, obviamente ganan los primeros pero si uno tu referencia a los pezones bajo la camisa de Lorna a lo que queda de ellas en mi calenturienta memoria... Recuerdo que eran bastante petardas con lo del Walk like an Egyptianpero estaban buenas ¿no?

Ahora, también vive un tipo organizado y realista dentro de mi y es el que me hace buscar en Google y encontrar que:

- siguen vivas.
- quedan 3. Eran más ¿verdad?
- de esas 3, dos rubias no han envejecido lo que se dice muy bien (al menos por las fotos y mi personal opinión)
- la morena sigue teniendo esa pinta de "mira que buena chica parezco pero soy un zorrón que te cagas" que tanto calor me ponía ...

http://www.thebangles.com/gallery/viewer.asp?id=74801&category_id=173

Por cierto, tu recuerdo de los Church me ha recordado a mí a los Psychedelic Furs (aún me sigue gustando ese Heaven).

Ah!, ¿te viene bien el lunes para eso?

Abrazos señorito.

Buch dijo...

"El infame Buch". Échame a mi la culpa de lo que pase. Esta Lorna Cor me recuerda a la Petrus, una eterna incógnita. Yo no soy nada de adorar a S&G. Aunque digo, como ya he dicho otras veces aquí, que a mi la que me gusta de ellos, es Why don`t you write me?, que es un hallazgo. También otra que se llama Wdnesday no se qué, y, claro, The Boxer, aunque los Laredo se la tradujeron muy guapamente.

¿Qué significará exactmante infame? Yo creo que es malo, seguro.

Wolffo dijo...

Hola, Mal, guapa. Estoy enfermo. Paranoico. Sufro de manía persecutoria. El mundo se confabula contra mí y no tengo armas para defenderme. He de quitarme el chándal. Y al infame Buch, ni agua.
En realidad, creo que es a mí a quien no le gusta la música ochentera. La española sí que me gusta, pero me resulta raro que ahora le guste a tanta gente. Entonces los discos no los compraba ni dios. Tengo yo una colección de singles españoles que lo flipas. La próxima vez que vengas a casa te la enseño. O sea, que dejando aparte la española, la música que me gusta es esa rara... o la que dice Foss, Pshychedelic Furs, incluso Bangles... a ver el post es, como le decía a Guisantilla, una exageración. Hay cosas que me parece que son así y otras que no.
Lo del taxi... es delicado, pero hay que ponerse en la piel de todos, así que tu propósito es bueno. Persevera por ese camino y obtendrás el fruto de la conciencia satisfecha y el dormir descansada. Te dejo un carro de besos.

Yo hace un montón de tiempo que no tengo viajes de trabajo. Y cuando tengo alguo, es cortito y no tengo que volver a ofi alguna. Cuenta cosas, hombre.
Bueno, ya dirás cuando escuches en casa. A mí, te advierto, Bangles no me disgustaban, y tenían una que me encantaba, aquella de "close your eyes, give me your hand, darling,..." creo que se llamaba Eternal Flame, estaba de puta madre ese tema. Aunque no sabes cómo entiendo tu dilema. A mí me pasó algo parecido hace poco. Lo de Tessa, la concursante de OT de la que no me acordaba. Cuando me dijeron que iba a cantar con nosotros, pensé, "no me apetece nada" pero luego, se planta ahí delante de ti, con esos ojos, esos labios, esos pechos altivos, un pantalón pegado a la curva de sus caderas... en fin, ¿quién es el guapo que dice que no? Yo no, desde luego. Eso no quita que reconozca que canta diez veces más que yo y que sabe levantar al público de sus asientos, cosa que yo, ni idea.
"Yeah heaven... is the whole of the heart..." gran tema. Y los Clash y un montón de gente estupenda, hombre, que hacían música con instrumentos, no con maquinitas.
El lunes, podría ser, Foss, pero dame más detalles via emilio para ver cómo cuadramos.
Abrazotes y buen finde.

Cúbrete tú la espalda con mi dolor... esa era anterior a los 80. Why don't you write me mola (y hay otra genial que se llama igual de un grupo vocal negro de esos tipo duduá, The Jackes, Jack's o Jacks... algo así), y la del miércoles es cojonuda, pero de la adaptación al español de The Boxer te doy un dato curioso. Aunque la interpretó Laredo, la adaptación es de Miguel Bosé. Otro dato cierto:
"infame.

(Del lat. infāmis).

1. adj. Que carece de honra, crédito y estimación. U. t. c. s.

2. adj. Muy malo y vil en su especie.


Real Academia Española © Todos los derechos reservados"
O sea, que por eso te digo.

Kotinussa dijo...

Pues yo, se puede decir que vomito con prácticamente toda la música de los 80 excepto, como aquí parte del respetable, con algunas cosas, pero muy poquitas.

Creo que a mí me pasa como en la comedia de Jardiel Poncela (Cuatro corazones con freno y marcha atrás). Después de los 70 descubrí los 60, y luego los 50... Y así llegué a la ópera barroca, que ya es llegar.

S&G me gustan. Y Buch me cae bien, así que no os metáis con él, cafres, que lo suyo es de nacimiento y no tiene culpa de ser como és.

George, esta vez los besos que te envío tienen mucho mérito, porque recordarme ese vídeo del fulano de "La historia interminable" es como para matarte. Pero, en fin, mi corazón tiernecito lo perdona todo, así que ahí van mil o dos mil (besos).

Wolffo dijo...

Yo creo que "la música de los 80" no es un género, como no lo es la de los 60 ni la de los loquesea. Como le decía a Guiss, el asunto no es si te gusta esto o aquello, auqnue yo recibo gozoso cualquier información sobre el personal, sino decir una cosa y actuar según la contraria. Uno de mis mejores amigos de la adolescencia, que ahora moracerca de ti, Kotts, era, ahora que lo pienso, amante de S&G y de Yazoo, Eurythmics, Depeche Mode y toda esa gente. Pero, bueno, ademàs de la música están las otras cosas: la religión, la política y la actitud general en la vida.
Si hablamos de mis gustos, en los 80 se hizo maravillosa música. Ahí tienes a Jam/Style Council, Pretenders, Dire Straits... Desde los Eagles a Springsteen, los Ramones, Police, Clash, Los Kinks hicieron algún disco bueno (los de los Stones son de arcada). U2, antes de ser pelmazos, Smiths, Simple Minds... y se me olvidan cientos de grupos, fijo. Además, hubo una explosión de música española de muchísima calidad. Lo que es horrible es la música comercial de los 80, pero no más espantosa que la de los 70, 90, 50 o 60.
Defender a Buch es parte de tu encanto, esa parte incomprensible, diría yo, que deberías replantearte, porque es un hombre infame. Y desde luego, no es de cafre, sino de persona sensible, darse cuenta de que este chico se nos pierde si no se corrige su rumbo con urgencia.
Venga, besos, y luego más besos.

Kotinussa dijo...

Bueno, me expresé mal. Cuando dije que no me gustaba la música de los 80 (con excepciones, repito), me refería a los grupos y cantantes que "aparecieron" a lo largo de los 80. Por lo tanto, ahí no irían incluídos Eagles, Dire Straits, Police o Simple Minds, por ejemplo, que todos ellos ya habían empezado a sacar discos en los 70. Todos los mencionados me gustan. La única excepción sería Pretenders, que sabes que también me encanta, y que empezó a principios de los 80 ¿no? Y de ahí fui en dirección hacia atrás, cogiendo el gusto a cantantes y grupos que cantaban y publicaban cuando yo todavía no oía música, y luego incluso cuando yo no había nacido.

Espero que ahora se entienda mejor lo que quería decir.

Y no creo que Buch se nos vaya a perder. Somos muchos los que estamos pendientes de sus pasos y, sobre todo tú, que lo tienes tan a mano, y eres para él un ejemplo viviente, un modelo a seguir. Lo que me parece un poco cafre es decirlo públicamente. Vale que veamos sus cosas, pero es un poco cruel publicarlas a los cuatro vientos ¿no? Yo creo que lo que aquí procede es corregir y guiar con cariño, pero también con discreción, que no ganamos nada con hacer trizas su imagen pública. Pobrecillo.

Besos.

Buch dijo...

Bueno, pues si te gusta "Eternal Flame" que a mi también, tendrías que oír la versión de los Flying Pickets, es acojonante. La que pones tú de S&G, me parece rara. No me mola. Aunque tú eres una grandísima persona y bla blá blá. Y, vista la definición que escribes de infame, te diré que eso es justamente lo que te pedía, y se ajusta a mi como un guante. Hay que reconocerlo. Especialmente lo de "vil en su especie". Eso es tal cual de la alfa a la omega.

Con respecto a la ópera barroca, poco puedo añadir a lo aquí dicho, y en líneas generales estoy de acuerdo en todo.
¿Simple Minds eran los del pelirrojo cabezón? ¿O eran los Lemonheads? Ahí tengo un poco de lío...

fantasma paraíso dijo...

En estos días, entre mi lentitud en escribir aquí y tu rapidez en hacerlo, voy quedándome atrás una y otra vez en mis comentarios. Vamos, que no es que me quede atrás, es que directamente me quedo fuera. Mis pocas ganas, admitámoslo, se deben a una cierta mala racha (que no viene al caso), y tu mucha producción, supongo que se deberá a un exceso desbordante de genio. Así que estamos como el ying y el yang o algo así.

Lo anterior no quita para que haya leído tus «postes» y sus correspondientes comentarios, e incluso haya tenido algo que decir. Pero, quizá por suerte para todos, no he encontrado el momento de hacerlo. Así que ahora que parece que me estoy poniendo a ello he tenido la tentación de hacer un breve popurrí, pero lo he desechado por improcedente. Y eso que no me destaco por mis comentarios ajustados a lo que tú escribes...

En fin, pelillos a la mar, y por opinar un poco en el asunto musical que ocupa estos días, te diré que a mí S&G (pronúnciese como se quiera) me parecen muy buenos, creo que tienen un montón de canciones brillantes, y además encarnan como nadie el espíritu de una época. Además, recuerdo su «Greatest Hits», disco que aún conservo (el vinilo) y que indefectiblemente me recuerda a ti. Dicho todo esto, también debo añadir... que no los escucho nunca. ¿Y por qué? Pues no lo sé, y no son los únicos con los que me pasa. Aprovecharé este revival para revisitarlos.

S&G también me recuerdan siempre a «El Graduado». Recuerdo ver la peli en un cine de la Gran Vía (acaso con Borja) en un reestreno. Y recuerdo también el libro, que más parece un guión de cine ya que son casi todo diálogos, que en su día me prestó Jose (era de sus padres) y he de admitir que aún tengo (mal asunto lo de prestar libros). Pero diré en mi descargo que le he dado buen uso porque lo he leído varias veces desde entonces. Me influyó mucho, ¿sabes?. La historia en sí, que más allá de la iniciación sexual del graduado por Mrs. Robinson, a mí lo que me atraía, lo que en realidad cuenta, es ese desasosiego de «¿qué voy a hacer con mi vida?, cuando se supone que lo tengo todo pero nada de eso me importa». La película y el libro son en este caso, para mí, un todo indisoluble. Y esto, claro, incluye la música de Simon y Garfunkel. Y a Katharine Ross, que estaba muy buena.

En cuanto al pequeño debate musical suscitado en este post, yo creo que en lo musical —como en tantas otras cosas— somos hijos de nuestro tiempo. Por lo tanto, lo que se escucha en la época en la que uno está en esos años de final de adolescencia y principio de juventud, supongo que es inevitable que te marque. Y eso nos lleva (a ti y a mí) a finales de los 70, principios de los 80. Y yo, si lo pienso, creo que la música de ese periodo es la que más me gusta. Lo que pasa es que se hicieron muchas cosas, claro, pero esos ejemplos que citas (Clash, Jam, Pretenders, Ramones, Smiths,...) fueron y son geniales para mí y podría añadirte muchos más. No sé, Elvis Costello, Squeeze, B-52’s... Aparte de santones consagrados que sacaron buenos discos (Kinks, Bowie (algo flojo entrados los 80, para luego remontar), Lou Reed (lo mismo digo)...). Y mención aparte al pop español de entonces (aunque ahora tampoco lo escuche apenas).

También estuvieron entonces todos aquellos pelmas de los New Romantics, que salvo excepciones, aportaron mucha tontería y poca chicha. Hubo alguna buena canción, sí, pero... Sin embargo, confieso que: Una vez fui a un concierto de Spandau Ballet porque los teloneros eran Loquillo y Trogloditas. Me compré un recopilatorio de Depeche Mode hace unos años. Me gusta su canción «Personal Jesus». Me gusta «Viena» de Ultravox. Me gusta (con cierta atracción mórbida) «Joan of Arc» de Orchestal Manouvres in the Dark (la canción y el vídeo, con ese caballo pisando sobre la nieve).

Sobre esto añadiré que yo soy muy de Juana de Arco. También me gusta «Panic» de los Smiths (esto es totalmente confesable), especialmente por sus referencias a la citada santa.

Lo que no soporto de los ochenta son las hombreras.

The Foss dijo...

Dear Fant...

Si es por confesar, yo también confieso que me gustaban los OMD y Viena.

Pero si es por confesar también, a mi la parte que más me gustaba de Mrs. Robinson era (además de S&G) la Ross... Es que nunca he sido muy profundo oye.

¿Hombreras? Puaj, es cierto. Y esos pantalones que llevaban algunos llenos de botones o tachuelas (no recuerdo bien) en los laterales que acababan muy estrechos abajo. Terrible imagen...

Aabbrraazzooss

Princesa del Guisante dijo...

Wolffo, claro que te doy la razón en lo de la cerveza que no es cerveza y que encima no sabe a cerveza, si a mí ya me parece mal lo del colacao turbo porque en sí el concepto me parece una idiotez ¿polvos rápidos? ¿por qué? Si uno va a tener prisa lo que tiene que hacer es levantarse antes :P
También te digo que S&G no me gustan mucho (y mira que Mrs. Robinson tiene chirichis y uouos) pero estás sonando tú ahora, que sí.

Mira, leyendo a Buch (no voy a calificarle como tú, que a mí no me ha hecho nada) he recordado que de Simple Minds me gustaba alguna, como Don't You forget about Me, y me pone contenta cuando sale en alguna serie, como Futurama, y está llena de lalalas. Igual que me gustaba The right thing de Simply Red (éste es el único pelirrojo cabezón que yo conozco, Buch), y leyendo a Fantasma Paraíso he recordado que me gustaba también alguna de The Smiths, como There is a light... pero igual ésta me ha gustado más tarde y no entonces. Lo cual no quita que yo "fuese de" Radio Futura, Nacha Pop, Los Secretos, Los Pistones, Aerolíneas, Los Rebeldes, Loquillo, e incluso (me preparo para el apedreo) Hombres G :P

Quiero decir aquí que las hombreras fueron terribles, pero los pendientes que portábamos, que llegaban justo hasta la hombrera (menos los que parecían botones del gigante verde o platos recuerdo de talavera), tenían delito también, y encima iban enmarcados en brochazos de colorete. La moda femenina fue horrorosa, pero la masculina no se quedaba atrás y era por lo menos equívoca, porque mi hermano pequeño alucina con que no notásemos que George Michael era gay cuando le ve en algún vídeo de entonces y no me cree cuando le digo que el 90% (igual menos, soy mala para las estimaciones) de mis amigos vestía, se peinaba e incluso bailaba así, como si estuviese en el vídeo de wake me up before you go-go. Ahora, que mona estaba yo entonces...

Ejem, yo creo que con urgencia necesito otro post para pasar página de este que nos ha llevado a la reunión de abuelos cebolleta :P

Wolffo, volviendo a tu post, también te voy a dar la razón en que me enferman los de las creencias a medida, pero esta temporada no me apetece discutir porque estoy blanda, y pienso que total, si son felices así, no me molestan mucho mientras no intenten convencerme.

Muchos más besos, tantos que se te olvide lo que he abusado en los comentarios.

Buch dijo...

¡Simply red, coño, ese era el pelirrojo cabezón! Guiss te lo agradezco. MIra existe otro pelirrojo cabezón, Rick Astley.

Wolffo dijo...

acabo de perder otro comenrtario de esos kilométrico.
Mierda. Me ha llevado más de media hora escribirlo.

Lo siento, ahora no tengo muchas ganas de reescribirlo, quizás más tarde...

Wolffo dijo...

Lo intento de nuevo. Creo que el problema volvió a ser la extensión. En fin, parezco nuevo.

Kotts, da igual si te expresas bien o mal, si yo tengo el día torcido entiendo lo que quiero. Y además, ¿cuándo te has expresado mal? Debes desistir de esa actitud tuya tan compasiva por Buch. Si le compadeces, se nos tuerce. Como as los buenos perros, hay que quererlos, pero de vez en cuando hay que azotarle y gritarle. La cuestión en juego no es su imagen pública que, por otro lado, es desastrosa, sino su bien espiritual. Debemos hacer un hombre de él, no un mariquita sensible y despistado, que es a lo que tiende. Hazme caso...

Buch, búscame esa versión, si vale la pena de verdad, y mándamela. Lo del pelirrojo, ya te contesta Guiss, siempre al quite. Pero deja de pensar en cosas raras, que la gente luego te compadece.

Bueno, Fants, ya sabes que aquí nunca sobran tus palabras... es más se echan de menos cuando faltan. Espero que la mala racha haya pasado y vuelvas a ser el malvado Phantom que siempre fuiste a quien todos debemos temer. A mí también me recuerdan S&G a ese verano, en el que entra, por la puerta grande Borja, a quien sí que le gustaban los Nuevos Románticos. Y a mí, debo reconoccer que, como a ti, me gustaban algunas canciones de casi todos esos, me gustaba ver a Borja bailar esas canciones. Espero que no suene esto demasiado raro. El Graduado, sin en cambio... eso no me enganchó. Fui a verla esperando ver a la señora Robinson todo el día en pelotas y no ver tanto tiempo en pantalla la cara un poco de pánfilo bobalicón de Dustin Hoffman. Buen actor, pero con cara de bobo, eso no se lo quita nadie.
De la moda, yo odiaba, además de las hombreras, las camisas de amebas, los pantalones por los sobacos y los vaqueros lavados a la piedra.
Y por asegurarme de que no vuelva a pasarme lo de antes, corto y sigo en otro comentario.

Wolffo dijo...

Foss, tío, esos pantalones eran mortales, como algunos peinados portentosamente cardados y esas camisas de vivos colores (azul, rojo, mostaza) que llevaban como una solapa y que, si la abotonabas de abajo a arriba, la solapa se abrochaba en el hombro. Joder, se me habían olvidado esas cosas. Los botones automáticos que parecían tachuelas, dios mío, qué horror. Ab razos a ti, tío.

¿Chirichis...? jajajajajajaaaaaa eso es pasión por los corillos y lo demás, memeces.
Yo también soy de esos grupos españoles, y he grabado unas cuantas de esos años, y con mi escaso dinero, contribuí a sostener la precaria industria del rock patrio en aquellos años, comprando discos y yendo a los conciertos.
Hay una cosa en la que disiento, Guiss. ¿Tú no sabías, sobre todo después de ver este video http://www.youtube.com/watch?v=KF3Y5qfnhGc que GM era sarasa?
Ya tienes otro postecillo, guiss, y gracias por notar lo de las creencias a medida. Es terrible. Y tú, un encanto. Besos gordos.

Buch...

(joder, qué tío..)

linmer dijo...

¿La tal Grettel no te dice que la vuelves loca tal y como la tocas? Suena de fábula (me estoy refiriendo a la primera canción de la lista, aunque las otras no están nada mal, es la que más me ha gustado).

Pues yo pienso como tú, que esta canción sería un éxito en plan grupo y todo eso. Pero lo último que necesitamos es atizar los fuegos eternos de la discordia así que te diré que seguro que prefieren versionar a "hannah montana(TM)".

Y digo yo, que qué tendrán las mujeres fogosas que cuando se cabrean se hacen tan apetecibles...

Otro abrazo ;)

Wolffo dijo...

Puedes jurar que sí que lo dice, lin, y nada, que tendré que montar otro grupo para todas esas canciones que los Ciclones no asumen, qué se la va a hacer. Y las mujeres fogosas tienen, sobre todo eso: que son fogosas. ¿Qué más queremos?