lunes, agosto 31, 2009

donde deje mi sombrero, ésa es mi casa

Mi hogar en cualquier sitio (de Antonio Vega)

Soy un caracol, asomado al borde de la mesa, para controlar lo que está pasando en el mundo que se mueve a velocidad real. El precedente de este tema es la del hombre de la voz de arena que cantó al amor del pueblo llano y que le decía a su chica que cada vez que se iba se llevaba con ella un cachito de sí, y el que hizo una grandiosa versión del tema de Marvin Gaye. Es un tópico: el hombre sin raíces, el holandés errante, el caracol, el que no es que sea un homeless, es que su hogar es el sitio donde esté, rollo ciudadano del mundo y toda esa basura.
Antonio Vega graba este tema en el disco Anatomía de una ola que, si no estoy muy descaminado, era su tercer trabajo en solitario. Me refiero a ser músico, después de haber sido chico de los recados en una tienda de regalos y de dedicarse a la especulación de valores etéreos en Wall Street.
La canción es una delicia, te pongas como te pongas, Buch. No es lo que estamos acostumbrados a oír de Antonio Vega, pero es muy clásico de su música: una frase musical recurrente, un bucle eterno, roto por un vigoroso estribillo y una letra cuidada y a ratos, de sorprendente poética. Como muchos temas suyos, cuando le coges el aire, es una gozada tocarlos, interpretarlos, porque la sencillez genial que tienen (sencillo, no simple) hacen que se desarrollen en tus manos con tu propio estilo de una forma muy natural.
En esta ocasión, la instrumentación este tema está grabada en sólo dos pistas: una de guitarra acústica y otra de bajo. Y voces, claro, le he puesto un trabajo vocal distinto del que tiene el original, pero es que… no puedo evitarlo. Pero si te fijas en la banda sonora, verás que es asombroso que sólo una guitarra sincopada y un bajo juguetón consigan hacer tanta música.
He vuelto a robar algunos clips de Getty Images y me he sumergido a fondo en el mundo de la animación por ordenador. En Pixar están temblando y ya he recibido unas cuantas ofertas y otras tantas amenazas, porque mi habilidad como animador, como queda patente en esta pieza maestra, es asombrosa. Y como retocador fotográfico, también: el PhotoShop no tiene, como se aprecia en el video, secretos para mí.
Por último, darle las gracias a Susana, que me ha hecho las ilustraciones que se ven en el videoclip. Las buenas, porque los músicos (los palos con mi cabeza), son ilustraciones mías.
Otra cosa que me gustaría destacar es lo mucho que pueden parecerse dos cosas tan opuestas como un Libro Mayor y un buen culo en tanga, dependiendo de cómo se ponga la cámara, ¿no es asombroso?

P.D.:
Oh, no...
Me dice Leticia que Noel Gallagher deja Oasis. Mierda, a mí me encanta Oasis y sobre todo, Noel. ¡Mierda, mierda...!

22 comentarios:

Kotinussa dijo...

Como soy una buena persona y no tengo por costumbre engañar, que es de mala gente, te diré que no acabo de cogerle el punto a la canción. Por lo que dices en el post, prevees que la opinión de Buch puede ser parecida a la mía. Pero no temas, que a pesar de la diferencia de gustos, tú siempre serás mi prefe. A Buch sólo lo tengo como posible repuesto, pero no se lo digas.

¡Ojo! Una cosa es que la canción no me acabe de llenar y otra cosa es cómo la cantas tú. Se te nota muy a gusto con ella, más tú que con otras canciones, quizás para mí más bonitas, pero que no te dicen casi nada. Por eso prefiero oirte en estas canciones que en esas otras.

En cuanto al vídeo, pues sólo puedo decir que ojalá todas las canciones que nos pones estuvieran acompañadas de uno de estos.

Y si necesitas una socia, que sepas que yo soy una virtuosa del Photoshop (en serio, ¿te lo imaginabas?), por pura afición, porque no lo necesito para nada en mi trabajo habitual. Es cierto que debido a esta gran habilidad mía, me ha caído la pepla de multitud de encargos familiares para retocar fotos y cosas así, y como soy bastante perfeccionista, tiemblo cada vez que alguien me pide algo de eso. Pero imagino que si me contratas como ayudante sería a cambio de una pasta ¿no? Así sí estaría dispuesta a ir retocando pixel a pixel, hasta el techo de la Capilla Sixtina.

Anónimo dijo...

Sempre sorprendente.
Me gusta. Leo ¿Redondel=Marrakech? y es sencillamente genial.
Abrazos.

Darío II

The Foss dijo...

Ovación.

Aplausos.

Ovación de nuevo y más aplausos.

Qué tío!!! Eres grande amigo y esto es algo que no suelo decir de forma gratuita te lo aseguro.

El vídeo es genial, te juro que he alucinado. El montaje, las imágenes, el cura regañador, ..., y las piernas. Esas piernas infinitas acabadas en tan bien cinceladas nalgas......

Confesión:
¿Sabes que siempre he tenido una especie de manía y es coleccionar determinadas frases / versos de las canciones de Antonio y Nacha Pop? (Soy así de raro, ya lo sé)
Y resulta que "Siento bajo el suelo el lodo que ensuciaba el pelo" siempre ha sido una de mis favoritas.

Es una CANCIÓN, en mayúsculas.

Tirón de orejas aquí para Koti & Buch, hombre.

Sigo (tendría que controlar esta tendencia natural mía a contar historias paralelas mientras explico algo), grande también tu versión. No la puedo poner muy alta pero el bajo tiene un sonido así como muy acústico ¿no te parece?, que encaja de coña con la guitarra.

Definitivamente, I like it!

Ovación.

Aplausos.

Abrazos.

Me bajo el vídeo al móvil, ea.

Kotinussa dijo...

Buaaaa, Foss me ha tirado de las orejas, tito George. Dile algo.

Buch dijo...

Yo me mantengo en mis trece, me quedo con mi tirón de orejas, que acepto encantado, pero digo al mismo tiempo que el vídeo es una obra de arte, y me parece grandioso el hallazgo "Meloculón". Pero vamos, grandioso.

Y también digo bien alto que TAL VEZ es una canción grandiosa.
Cada vez que lo pienso...

Buch dijo...

Y que ser repuesto de Kotts, mola.

Wolffo dijo...

¡Ya voooy...!

Bueno, por alguna razón, no me sorprende que este tema no te guste, Kotts, pero eso no me molesta nada ni me hace temer: somos tanto mejores cuanto más distintos somos, ¿no te parece? Sí que me siento a gusto con ella, porque Antonio Vega es un ser, para mí, iluminado, aunque suene a cursi y, como Foss, guardo algunas de sus frases en el cajón secreto de mi mesita de noche. Ojalá tuviese el tiempo para hacer un video como este en cada canción, Kotts, pero es imposible, ni te imaginas la cantidad de horas que me lleva una cosa tan simple: horas robadas al sueño y tal, así que por eso sólo de vez en cuando pongo un video, porque no tengo tiempo. Pero no son falta de ganas, me encanta imaginarlos, prepararlos, grabarlos y montarlos, lo paso tomate. Yo utilizo mejor el Photoshop de lo que dejo notar aquí, pero es a la fuerza. Aquí, en Las Peroratas, una de las marcas de la casa son los montajes fotográficos burdos y a ellos me debo, he acabado encontrando eso más gracioso que hacer buenos retoques, qué quieres...
Muchos besos, Kotts, y gracias.

Darío II, dios mío, eres alguien de aquellos días, pero, ¿quién?
Abrazos a ti, no te fastidia...

Ja, Foss, bien dicho, hombre, incluso el tirón de orejas a Buch y a Kotts por no venerar a Antonio Vega como merece. A mí con Antonio Vega me pasa algo parecido, por eso, algunos versos de alguna canción me mosqueaban muchísimo, me parecía que no debería haberlos escrito. ¿Recuerdas la canción "Vidas agridulces"? Había un par de versos, al principio de la canción, intolerables. "Hay cosas como la cerveza que se pueden beber/y hay otras como aceite de ricino que más vale ni oler..." no sé, un tío tan genial como él debería no haber publicado eso nunca, ¿no te parece?
Si no es abusar, te aconsejo que lo escuches con unos buenos auriculares en casa, de los gordos, para escuchar bien toda la gama de los bajos: mola. Un abrazo a ti, amigo mío, y muchas gracias, hombre, ya sabes que esas cosas ("me bajo el video al móvil") me emocionan.

Ya le he dicho algo, Kotts, pero creo que no es lo que tú esperabas: hay que adorar a Antonio Vega, que si no te pasa al final como a Buch, que tiene unas salidas...

Tus trece son respetables, claro, pero en fin, bien echado está el tirón de orejas de Foss al que, como le he dicho de el de Kotts, me sumo. Y oye tío, como sigas por ese camino, voy a dejar un enlace de ese tema aquí, Buch, de ese tema cantado por ese terrorista musical para que todo el mundo se dé cuenta de quién eres tú en realidad: ¿crees que podrías defenderte de eso? Pues ¡no me piques más, ramera!

Y gracias, anyway, por seguir ahí dando el cayo: estás muy guapetón en los videos del concierto.

Buch dijo...

¡Coño! ¿tienes? Manda pues.

mahomal dijo...

La animación genial, Yorch, ya me gustaría a mí que mis horas robadas al sueño fueran la mitad de la mitad de la mitad de productivas que las tuyas.

En cuanto a la canción...me coloco en el bando de Koti y Buch. Se la había escuchado a Antonio, pero poco. A lo mejor de oírtela a tí le cojo el tranquillo. En sin en cambio(¿está bien dicho?) acuérdate de cómo me gustó Seda y hierro, que creía que me había vuelto un poco loca porque no me cansaba de oirla una y otra vez.
O sea, que también para mí Antonio era un ser iluminado, pero no siempre.
Besos admirados

Buch dijo...

Menta y limón, mejor que Seda y Hierro..¿no?
Wolffo, me acabo de acordar que no habías cogido la armónica pero estuviste rapidísimo...

fantasma paraíso dijo...

¿Tiene sentido tratar de quitar las telarañas del castillo? Supongo que la respuesta es que no, que los castillos tienen telarañas, igual que las playas tienen arena y las películas de Bruce Willis puñetazos. Todo esto es muy cierto, lo sé, pero en mi casa continúan las obras, y al volver me la encuentro llena de rumanos entretenidos en sus excavaciones, y siguen quedando las mismas dos semanas que siempre parecen quedar. He llegado a pensar que esto de las dos semanas es algún tipo de medida temporal de Rumania, que en mi infinita ignorancia desconozco, y por eso anoche hice un nuevo intento de acercamiento a la cultura de dicho país y me vi una peli rumana. Hay que ampliar fronteras y no limitarse al Conde Drácula, personaje por el que no puedo evitar tener obvias simpatías, claro, pero Bram Stoker era irlandés y a saber qué se inventaría (siempre nos quedarán Bela Lugosi y Vincent Price). Bueno, pues me vi la peli (“Cuatro meses, tres semanas y dos días”) y me gustó bastante, y daría para un debate acerca de las cosas que pasan cuando el aborto es ilegal, y esto trasciende el propósito del comentario (y no digamos del post), así que lo dejo ahí. No puedo evitar las digresiones... ¡qué se le va a hacer!

Empezaré de nuevo: se acabaron las vacaciones. Un vecino cabrón (y anónimo) llamó a la policía en agosto porque le molestaba el ruido de mi obra. Me he pasado el puto verano peleándome por teléfono con el Ayuntamiento porque me habían cobrado mal la licencia de obras y al parecer no la tenía correcta. El jefe de los obreros se cagaba por la patilla con los municipales y no se atrevía a hacer casi nada por si volvían. Al final tuve que ir la semana pasada al Ayuntamiento, hablar en persona con los que ya conocía por teléfono y salir de allí con la licencia bajo el brazo (y todo en muy buen plan de “hay que ver qué colegas somos todos”, porque si no todavía estoy esperando). La obra, en cualquier caso, es ilegal, lo sé, porque estoy ampliando los metros de vivienda y parece que no se puede hacer. Pero eso es una insignificancia que ellos desconocen y no viene al caso. Y todo esto, que a nadie le importa demasiado, nos lleva a dos conclusiones: Vaya desastre que es la Administración, la burocracia, los funcionarios, los Ayuntamientos y otros organismos oficiales. Y menuda sociedad tenemos en la que lo que se lleva es la delación anónima y el querer imponer nuestros derechos, no a base de hablar y de sentido común, sino de leyes y policías. ¡Jesús, Jesús!... ¿Un Mundo Feliz?

Lo siento, hoy es mi primer día en la consulta y después de una mañana movidita me he tenido que quedar a medio día sólo para un paciente que llegará a las cuatro (espero, ya que estoy). Esta vez lo intentaré con más entusiasmo:

(Me temo que continua en el siguiente comentario. El sistema (o será ¿El Sistema?) no me permite mandarlo tan largo... y sé que es una advertencia que debería considerar).

fantasma paraíso dijo...

... Continua (en fin)

Sobredosis de Pasión. Como en la canción de Nacha Pop (de vuestro tan citado Antonio Vega). Pues eso, que me he leído del tirón todo el peroratario (peroratas + comentarios) y tengo sobredosis, aunque ha sido divertido retomar el contacto con lo que aquí se cuece. Siento no haber sido tan eficiente como otros asiduos (Foss, tío, eres un figura con el portátil en la playa y tus acertados comentarios), pero me temo que en vacaciones descanso de todo, incluyendo telediarios, periódicos y ordenador.

No es plan comentar ahora lo atrasado (que no olvidado), pero no puedo evitar un par de cosas. La primera agradecer la aparición estelar (junto a Mich), en una escena tan gloriosa e inmortal como la de palpar el trasero de una dama por encima de las nubes (sensación doble en este caso, por lo literal y lo metafórico del asunto). La segunda declarar mi incondicional adhesión a los baños en pelota picada. Que no sé si será infantil o qué, pero da mucho gustirrinín. Yo siempre he sido muy de bañarme desnudo, ya ves tú. Ya sea a modo colectivo en la playa por la noche o en una piscina tras las inevitables fiestas veraniegas (y no, me temo que ya no voy a «esas» fiestas), como a modo más familiar (ya ves en lo que devienen las buenas costumbres) o incluso individual. De hecho, soy bastante acuático (los fantasmas, además de andar sobre las aguas, las surcamos con gracejo) y habitualmente voy a nadar. Durante el invierno lo hago en una piscina pública y cubierta. Pero durante el verano... ¡ay, amigo! En la soledad de la piscina y a plena luz del día, me nado lo que podríamos denominar «los dos mil metros bolas», sin más equipamiento que unas gafas y un MP3 para ir escuchando música.

Wolffo dijo...

Buch, Mahomal, Fants... un imoportuno apretón de curro (un curro que te cagas, podríamos decir) que precede a mis mini-vacaciones (hasta el domingo) me impide contestar como me gustaría.
Quedo pendiente y el lunes contesto a todo el mundo.
¡Gracias y adiós!

Beatriz dijo...

Pues aquí estoy, Wolffo, asomándome a tu animación de altura. Y lo corroboro. Está muy bien, y es muy original. Yo esto no sé hacerlo, mira tú.
Desde luego, como chico de hojalata no tienes precio.
Chico de oro, hombre, chico de oro. Como decía yo...
Un beso grande.

Joyrider dijo...

Me paso continuamente por Las Peroratas, sólo que a veces no encuentro qué decir. Pero en esta ocasión ahora que subes este cover a Antonio quería dejar un mensajillo porque últimamente (sobretodo de un mes para acá) y gracias en gran medida a tus versiones, recomendaciones y menciones he estado escuchando muchísimo a Nacha Pop, encontrando en ellos canciones muy cálidas con letras de una sensibilidad a las que resulta imposible resistirse. Así he estado poniendo a diario sus primeros tres discos como loco deleitándome en especial con los temas que canta Antonio. Ojalá con el tiempo sigas subiendo versiones tan bien seleccionadas e interpretadas como lo sueles hacer y haces ahora con Mi hogar en cualquier sitio que obviamente yo no conocía.

Una pena lo de Oasis, el año pasado los vi en vivo y estaban en muy buena forma presentando un disco formidable. Ojalá Liam y Noel resuelvan sus problemas en la próxima comida familiar.

Joe Clemens dijo...

Pues aquí entro yo no sólo para alinearme en el bando de los defensores de este tema, sino para decir que es uno de mis preferidos de Antonio Vega, de los pre y post Nacha Pop. Y lo es tanto, que mi memoria la ha hecho suya y la tiene erróneamente archivada como "El día más inesperado", así como muchas otras memorias tienen archivado como "Azul" el tema "Se dejaba llevar". Cayendo e este error, así la seguiré archivando.
Tengo una historia sobre esta canción, que me proporcionó uno de los momentos más entrañables en los conciertos (muchos) en los que vi a Antonio en directo en la sala Galileo Galilei. Hará de esto unos 10 años. En esa época, el cuerpo de Antonio ya estaba al 50% (no así su alma, que nunca bajó del 100%). Cuando iba a tocar este tema, cabizbajo como siempre, le pidió al batería que le cediera su sitio a su hijo (del batería). Salío un chaval de unos 10 años, se sentó tras e instrumento y acompañó "El día más inesperado" de una forma absolutamente perfecta. Desde ese día, cada vez que la escucho me imagino a Antonio cantándola con su hilo de voz y de buen gusto y a ese niño marcándole el ritmo.
Así que en esta versión, querido Wolffo, para mí que también había un niño detrás de ti, acompañándote a la batería. Que a lo mejor es el mismo niño que tienes dentro y que te ha empujado a hacer esta animación, o el que tengo dentro yo y ha hecho que me descojone y disfrute (como un niño) viéndola, y una vez más, envidiándote sanamente tus innumerales talentos.
Antonio también se habría descojonado, porque tenía otro niño dentro.
Un abrazo, G.

Wolffo dijo...

Perdonad, en serio, que no haya podido ponerme antes a contestar, menuda pieza estoy hecho.

Mahomalilla, hija, gracias, eres un solete. En sin en cambio es una gran expresión, esté bien dicha o no, eso es lo de menos: mola decirlo. Y yo creo que si le das una oportunidad a la canción te alinearás con Foss, con Joe y conmigo, porque es una pieza maestra, aunque menos "bonita", eso lo reconozco, que otras. Soy yo el que se admira, Mal, de que me cuentes entre tus afectos. Un beso agradecido.

Joder, Buch, te empeñas en unas cosas... ¿menta y limón a estas alturas? Roque Narvaja, ¿no? o algo así se llamaba el tipo, que fue el mismo de Santa Lucía que, aunque esté muy oída, a mí me gustaba mucho más.
En cuanto a lo de la armónica, joder, en el video se me ve agachado, buscando la armónica de Re y al final, la pillo, pero yo no llamaría a eso rapidísimo... hay que fijar esas cosas, para que no pasen más veces, que lo mío con las armónicas es de órdago.

Obras... Fants, yo tengo que meterme ahora y me da una pereza, tío... Eso de "en dos semanas, señora, está esto terminado", o lo de "vaya chapuza... ¿quién le ha hecho esto, señora...?" es algo tan real como la vida misma. Mierda. Me solidarizo contigo del todo, Fants, cuentas con toda mi simpatía y apoyo.
Porque, además de soportar obras, y a los chupatintas, tienes un vecino felón y acusica y eso es la jugada completa, podríamos decir.
Sobredosis de pasión es de 50 pop, de Nacha pop, pero juraría que esa era de Nacho Gª Vega, ¿no? Da igual, se entiende y, sobre todo, se agradece el esfuerzo de leerse todo este asunto, sé que es una tarea menos grata de lo que a alguien pudiera parecerle, gracias rendidas.
¿Nadas con el mp3? Joder, què invento, cómo mola, qué gran idea... dios, eso sí que me da envidia, tendrñé que hacerme con un mp3 acuático: tío, me has dado en el centro de mi espíritu: la combinación de agua y música es algo fantástico. Qué gran idea...
Y nada, amigo, buien venido seas de nuevo, sabes que aprecio mucho tu presencia iconoclasta y tan indisciplinada.Colijo de tu ausencia de comentarios que ati este tema y Antonio Vega, en general.. ni fu ni fa, ¿no?

B-actriz, hija, gracias por asomarte, qué encanto... Hombre de hojalata, eso me parece muy bien, ¿sabes? me encanta. Muchas gracias y muchos besos, guapa.

Joy, Joy... tengo que enfadarme contigo por no prodigarte más en los comentarios. No se trata de que hables o no, se trata de que cuando escribes un comentario, es una delicia leerlo y no deberías hurtarle ese placer a este viejo madrileño. Prodígate más, hombre, que me encanta leerte. Y sí, (jajajajajajajaaaa) la próxima comida familiar podría arreglar lo de Oasis. Yo estuve viéndoles también en la última gira y joder... me da mucha pena.
Un abrazo, Joy.

Wenas, Joe, hombre, haces bien alineándote en el lado de los buenos... Es deliciosa la anécdota que cuentas del batería infante y, déjame decirte, que es sencillamente genial y de una ternura extraordinarias (lo que va muy bien cuando se habla de Antonio) el juego de asociaciones de niños-adultos que haces. Un abrazo, Joe, y muchísimas gracias.

Buch dijo...

Era coña hombre, me hacía gracia la comparación con canciones tipo "Tal y cual" Como por ejemplo "TErciopelo y Fuego", por cierto mala combinación.

BESOS

linmer dijo...

Bonita canción. El culo, solo con escuchar que lo comparas con un libro mayor, ya pierde su encanto.

Un abrazote.

PD: Espero que no hubiera ningún periodista que pudiese sentirse ofendido, era un asunto jocoso sobre el tema que nos ocupaba de forma olorosa y consistente.

Wolffo dijo...

Tenía tu comentario sin contestar, Buch, ¡qué descortesía!, y lo cierto es que no sé qué contestar, hombre, ¡qué paradoja!

Yo soy más de ver la botella medio llena: si un libro mayor puede parecer un culo entangado... ¡bendita contabilidad!
Yo, sin embargo, espero que todos se sintiesen ofendidos, a ver si espabilan a little.
Un abrazo, caballero.

Rocio dijo...

ainssssssss... en fin. Yo no tengo nada que opinar por el momento. Estoy aqui porque una cuañada tuya me dijo que existias. Me he paseado por tus pagína, enhorabuena, son geniales y, como lo que he visto me ha gustado, amenazo con regresar. Saludos y mil besos... MIRADA.

Wolffo dijo...

¿Una cuñada mía? ¿qué cuñada? Tengo muchas, a cual más guapa y más simpática. ¿Me dirás quién es? porfa, porfa...

Bueno, me encantará que sigas viniendo, aunque no me digas qué cuñada mía te mandó aquí, y me encantará seguir leyendo lo que tengas que decir.
Mil besos a ti, Rocío, O Mirada, que no sé cómo prefieres que te llame.