miércoles, abril 22, 2009

nos queda el corazón

San Jorge (1) y tal.
Consejos para una curiosa audición: estoy experimentando con el estéreo, así que, si eres de los que te gusta apreciar estas cosas, ponte unos buenos auriculares y escucha a buen volumen este tema y lo disfrutarás mucho más


Amanecer,
Salir el sol y empezar a leer,
Tratar de ver en ver entre tus líneas
un mensaje que me haga creer
Que aún te acuerdas de esos días
En los que el sol no nos causaba sed.

Sin esperar,
Sonido alguno que marque el final
No terminar es tan valioso
Como abrirle la puerta a la paz
Verte llegar, mientras reposo,
Es más gustoso que oírme llorar

Escribes otro cuento
Ya el nuestro se acabó
Tal vez sea el momento
De hacerte otra canción

Sin intención
De hacer amigos o ser simplón
Yo ya no quiero convencerte
Tú ya no quieres tener razón
si el círculo se cierra en vano,
siempre nos queda el corazón.

Algo de ti
Se me ha colado en esta oración
La letanía de nuestros días
Se ha convertido en adicción
Soy adicto a tus poemas
Y tengo mono de tu voz

Háblame ya
no me limitaré a escuchar
te haré las voces sin reproches
y así ya sonarás a mar
y cada día, a medianoche
seré el fantoche que viene a rondar

Escríbeme otro cuento
Que estoy falto de ti
Abrázame más lento
Déjame entrar en ti

Sin intención
De hacer amigos o ser simplón
Yo ya no quiero convencerte
Tú ya no quieres tener razón
si el círculo se cierra en vano,
siempre nos queda el corazón.

si el círculo se cierra en vano,
siempre nos queda el corazón.


El día que June apareció en mi vida, supe que ya nada sería igual. Vale, hay quien piensa que en la vida se cambian las fotos que llevamos en la cartera y ya está, que todo sigue, y que un clavo saca otro clavo y listos. Pero resulta que no. Que algunas cosas quedan para siempre, clavadas con fuerza, como Excalibur y no hay Artús capaz de sacarla de la piedra, por muy rey del mambo que se crea.
Las cosas empiezan despacito, no sé si sabes de lo que hablo. Si oyes la canción, lo primero de todo, de donde salió todo lo demás, fue la primera figura del solo de guitarra (Sol-La-Si bemol- Si) que divide la canción, o que une la parte más tranqui de la marchosilla, que es una frase musical muy, muy corriente. Pero algo en su cadencia me sugirió que siguiera, que desarrollara eso y salió Nos queda el corazón.
Normalmente, escribo primero la música, con la melodía cantada en inglés de palo, palabras inconexas y tal, pero que me sirven para "armar" el tema. En esta ocasión, la canción, antes de tener letra, se llamaba "I gotta say" (aigarasey) porque es lo primero que decía, en lugar de "Amanecer..." .
El segundo paso es hacer la estructura básica: cuántas estrofas, estribillos, puentes, solos, paradas... esas cosas. Para hacer esto, armo la línea de percusión en un programita muy sencillo, pero muy eficaz, que edita archivos midi (Anvil Studio). Como no dispongo de conocimientos musicales, "pinto" la percusión en el editor. Hago un patrón de percusión básico de charles (el platillo doble que se abre y cierra con pedal), bombo y caja, al que, después, añado timbales y platillos y algo de percusión extra: pandereta, shakers (el clásico huevo), cencerro...
Ya tengo la percusión y, normalmente, en este momento, escribo la letra. Si estoy inspirado y la letra sale sin problemas, cojonudo; si veo que me atasco, hago una grabación en pachinglis en el móvil o en la cámara de fotos, para que no se me olvide el tema (una cosa más frecuente de lo que cabría pensar).
El proceso de grabación empieza pegando la percusión en la primera pista del editor de audio (utilizo Adobe Audition 3.0) y grabando una primera pista de referencia de guitarra y voz, que luego borraré, para ir grabando lo demás.
Suelo empezar a grabar las pistas buenas por el bajo. Para grabarlo, pongo lo que tengo de canción grabado (percusión y referencia guitarra y voz) en modo loop infinito y enchufo el bajo y repito la canción hasta que logro una línea de bajo que me convenza. Entonces hay que grabarla. Y eso me lleva mucho tiempo: no me gusta cortar y pegar, así que repito y repito hasta que hago de una toma el tema entero. No soy demasiado perfeccionista, ni paciente, por eso a veces se oyen esas chapucillas en mis temas.
Luego le añado las guitarras. Normalmente, tres. Una pista (o dos, a veces) de guitarra acústica y un par de ellas de guitarra eléctrica. Esto también me lleva tiempo y acaba con mi paciencia y suelo dejarlo no cuando lo he conseguido, sino cuando estoy harto, lo haya conseguido o no.
Luego pongo las voces, los coros. Esto me divierte mogollón. Aunque este tema solo tiene dos, cosa rara en mí, normalmente pongo, como mínimo, 4: una melodía principal y una línea de coro de armonía completa: las tres voces del acorde musical. Aunque, dependiendo de lo bien que me sienta, a veces pongo hasta cuatro y cinco voces de coros.
Lo último es la voz principal, que suelo grabar deprisa y corriendo, porque estoy hasta los huevos ya de la cancioncita. De hecho, si oís la letra cuidosamente, leyendo la letra, veréis que me equivoco un par de veces, pero es que carezco de la paciencia necesaria para hacer bien las cosas y me basta con hacerlas hasta el final, bien o mal.
Todo este proceso, si fuese un poco cuidadoso, debería llevarme no menos de una semana dedicando al asunto 3 o 4 horas diarias, pero lo resuelvo en dos ratitos, normalmente: uno para la composición y otro para la grabación. Soy así de desastroso.
En fin, esto es Wolffo Producciones, así trabajo un tema.

A ver si os gusta.
Y en tal caso, podéis bajarla pinchando el título, arriba, en la letra.

(1) Celebrando mi santo.



Johnny y los BiGudíes son una especie de institución en Madrid. Llevan 10 años haciendo buen rock&roll, todos los jueves, en el mismo escenario, el de Segundo Jazz, que ya puede considerarse "su" escenario. El de los BiGudíes, digo. Johnny y los Bigudíes son JuanMa (voz y guitarra), Javi Polo (voz y bajo), Francis (teclas, guitarras y voz), Nino (batería y voz) y el gran Arturo Marugán, guitarras y voz, que fue mi jefe y mi maestro (profesional, musical, de vida) durante unos años, y hoy es mi amigo. Bueno y sigue siendo mi magister, claro. Había quedado con Arturo en que tenía que ir a verles un jueves cualquiera, que llevaba un par de años sin disfrutar de su música, así que el día de mi santo, le llamé para avisarle de que iba (no por nada, sino porque teníamos que intercambiar cedeses y deuvedeses) y allí me presenté con mis amigos los Ciclones a verles tocar. Me invitaron a subir con ellos a hacer un número y eMail, guitarra solista de los Ciclones, que tiene un teléfono de esos atómico, grabó la actuación (la calidad es asombrosa si tenemos en cuenta que a) es un teléfono móvil y b) allí no había luz). Wilco, batería de los Ciclones, se había llevado su grabador de James Bond y recogió el sonido. Los coros vigorosos que se oyen son de eMail, también. Además de cantar sin complejos, el tío estaba al lado del teléfono, y del grabador, así que se le oye más a él a que la banda. Bueno, así es como celebré mi santo. Ojala se pudiera transmitir lo que disfruté allí arriba.

27 comentarios:

Kotinussa dijo...

Esto de tener el horario las mañanas de los jueves como queso Gruyere (ahora clase, ahora un hueco, ahora clase, ahora un hueco...) me da oportunidad de meterme varias veces en la mañana en Internet, y por eso hoy soy la primera en comentar (a la tercera entrada en la red).

Bueno, lo primero y principal, me gusta la canción, sobre todo la parte marchosilla. No preguntes por qué, no lo sé, es tan inútil como preguntarme por qué me muero por el chocolate o por qué a ti no te gusta el queso.

Lo segundo pero no menos importante, feliz San Wolffo. Aunque ya te haya felicitado por otro lado, quiero dejar constancia aquí.

Lo tercero: no me imaginaba que tenía tanta complicación grabar esas canciones que nos ofreces con la aparente facilidad de los genios. Creo que a partir de ahora, me guste más o menos la canción, las valoraré bastante más por el ímprobo trabajo. Y te has entusiasmado tanto contándolo que te has olvidado de June después de la segunda línea.

Ahora me doy cuenta de que cuando recibas mi regalo te vas a carcajear de la cutrez de mi trabajo.

Besos de onomástica (que son más intensos que los de un día normal).

Miguel Angel dijo...

The great Wolffo strikes again!

Tío. Nunca en la vida he sido un adulador (ni siquiera cuando quería conseguir a esa chica...) pero hace tiempo que no me encontraba con nada tan bueno. ¡Qué canción!

Ese principio acústico me ha traído enormes recuerdos ... y un extraño pero grato recuerdo a bossa. Y luego, el cambio de ritmo, las eléctricas. Y ese juego de voces amigo mío...

No me queda más remedio que hacerte la ola.

Un abrazo que te lo has ganado.

Y feliz santo, of course.

The Foss dijo...

Que soy The Foss oiga, que debía tener abierta la sesión con el otro correo...

Wolffo dijo...

Pues me alegra que en esos pequeños lapsos se te ocurra entrar a ver/oír mis peroratas: es un honor, vamos. Me gusta que te guste el tema, y bueno, yo no sé porqué necesita explicación que te guste más la parte marchosilla que la otra. Yo no sé cuál de las dos me gusta más: me parece que la canción está entera así, empezando en susurros y terminando de esa manera alegre y vocinglera.
Gracias por la felicitación, felicitaciones mejor, y queda constancia aquí y allí.
En realidad no tiene complicación, pero sí que es un proceso arduo y que requiere, por lo menos de tiempo y de un poco de no-pereza, nada más. Y de June, si lees atentamente el primer párrafo, verás que no puedo olvidarme jamás. Es lo que tienen los amores eternos.
Besos agradecidos, Kotts. Y tranki, que nada que esté pensado, hecho o enviadfo para mí me parece cutre. Seguro que es algo encantador. Más besos.

Foss, my friend, muchas gracias, colega, qué alegría que la escuches con tan buenas orejas, en serio. A mí me gustó muchísimo cuando la pensé, y eso que es bien sencillita, pero tiene un algo que hace que me guste. El sonido de la acústica se debe a mi vieja Epiphone PR300, que suena ahora como nunca y que quiero sustituir, de momento, por esta:
http://es.wikizic.org/Epiphone-EJ200CE/gallery-1.htm
que es la versión pobre de esta otra:
http://www.beatlweb.com/instrumentos/imagenes/Gibson%20J200.JPG
que una amiga mía que es rica me va a regalar cuando se le quite la vergüenza que le da hacerme un regalo de 5.000 pavos.
Así que no me hagas la ola, mejor manda un correo masivo con el asunto "Genio busca productor" diciendo que conoces a un tipo que se lo curra y que parece mentira que los cazatalentos musicales estén tan ciegos (sordos) y no se dén cuenta de lo que se están perdiendo. Que no todo son frikis en internet. Estaría bien que mis amiguitos me hiciérais una campaña semejante. A mí me parecería bien, vamos...
Un abrazo a ti y otro a MA. Y gracias.

Kotinussa dijo...

No me refería a explicar por qué me gusta más o menos la parte marchosilla que el resto, sino a que no soy capaz de explicar, por lo general, por qué me gusta una canción o no. Se trata de algo visceral, sin razonamientos que valgan.

Besos.

Anónimo dijo...

me gusta, es diferente a las otras, un poco extraña, la letra me encanta y tu voz asi.....no sé, como si me estuvieras susurrando a mi directamente.

mola.

Wolffo dijo...

Ya sé lo que querías decir, Kotts, pero, ¿sé lo que quería decir yo? acaso lo sé? Seguramente no, así que no voy a insistir.

Anónimo, es verdad que es diferente, es menos rock que las otras, y el principio susurrado un poco canallote es distinto... en fin, a lo mejor te estaba susrrando a ti, ¿quién sabe a quién susurro?

Me ha llegado una respuesta del norte, otra del sur y otra del centro... a ver si se anima esto, porque estamos en cuadro... eso sí, es un cuadro perfecto, somos pocos, pero somos todos de los mejores, ¿eh?

maripampas dijo...

Buenos noches Wolffis !!! Primero y lo mas importante Feliz día atrasado !!!! Acá no estamos acostumbrados a festejar el día del santo, solo cumple.

La canción me gustó mucho, y esa letra... como siempre te digo que lo mismo cada uno lo lleva a su terreno :), espectacular la letra y la musica, y si que se pega :).

La descripción del como estuvo clarísima, te lo digo yo que no tengo ni la menor idea de esto :). Me gusto esto del como y cuando de la Metro Wolffing Mayer :).

Y te mando un beso enorme desde el Sur de America , el Norte de Palermo y desde el centro de la Capital. ( Sin antes desearte un muy buen fin de semana :))

fuckyngstyle dijo...

**

Y si no nos queda el coraz'on, por lo menos es alma,no?

Wolffo dijo...

Mi querida pamperilla. No te preocupes, lo de celebrar el santo, y lo de decirlo en voz alta, casi obligando al personal a felicitarme es solo un detallito más de mi egocentrismo galopante. En cuanto a tu situación, el norte el sur y el centro a la vez, es toda una lección, nena. Estás en todas partes, como esa preciosa canción de los Beatles: Here, there and everywhere. Que pases tú también un finde delicioso, Pampix. Millones de besos.

Ops, fuckyng, en realidad, lo que dice la canción es que sí nos queda el corazón, así que no entiendo muy bien lo que quieres decir, no acabo de pillarlo. ¿Serías tan amable de explicármelo? Gracias.

ana dijo...

Osea que ni te he felicitado por tu santo, vayaaaaa. Pues Felicidades aunque sea con retraso.

Si es que la semana pasada, casi suplicando que volvieras a escribirnos algo, y, hoy, llego tarde. Es mi sino ja ja ja ja ja ja.

¿La canción?

Joder al principio pensaba que no cantabas tú, así un poco gutural.

Pero ya la he escuchado así como tres veces, y se podría decir que me gusta, aunque seas desastroso ja ja ja ja ja. Yo también lo soy, vamos que, a veces, también soy una caga prisas.

El guitarreo me ha encantado y la letra también. Vamos que estás hecho un poeta.

Y ya no te digo nada más que al final te lo vas a creer.

Un beso niñoooooooo, muy fuerte, venga, que hoy estoy cariñosa.

el_Vania dijo...

Neeeene!! Felicidades por tu saint, con retraso... pero date por felicitado.
Aquí estoy escuchando el temita. Íntimo y personal, con sonido vintage en esos solos y en los coros, y con una voz principal en tono grave que se aleja de tu línea de canto habitual, lo cual me gusta.
En esta no te pongo ningún pero, colegui... me gusta todo, tema, puente, estribillo, voces y coros y las guitarras años sesenta que le dan hasta toque surfero!!
A ver si algún día nos marcamos otra jam...
Salud/OS as usual, querido.
PD: Veo que la máquina de propaganda funciona y ya tienes el banner del libro. Tenme informado.

Wolffo dijo...

Ya ves, ana, tendrás que apuntarte al feed o al rms o lo que sea, para no quedarte fuera de juego. De todos modos, como puedes ver, aquí ni se pasa lista ni se da más nota a los primeros ni nada. La verdad es que al principio canto un poco raro, así, como grave y canalla, pero te digo una cosa, bomboncito, si la has escuchado tres veces y no has vomitado, bueno, ya lo considero un éxito. Y se trata de que me lo crea, mujer, así que puedes decirme de todo, menos bonito, que eso no me lo creo. Y un beso muy fuerte pa ti, que yo también empiezo la semana besuconcete y cariñosón. Y gracias, nena.

Gracias, Vans, colega. Pero te digo lo mesmito que a ana: no hay retraso posible, lo que importa es que lo haces, cosa que yo no he hecho con el tuyo (tu santo), por ejemplo. Es verdad que San Jorge es difícil de eludir a poco que estés en contacto con el mundo, pero tú me has felicitado y yo a ti no, tú ganas.
La canción es sencilla, ¿verdad? y quizás ahí reside su mejor baza. El sonido de la guitarra es que, tío, con el ampli nuevo me da por tocar así, más con sonido a guitarra pura, o guitarra antigua, casi, me suena de fábula (quiero decir en vivo, no consigo reproducir el sonido grabado). En cuanto a la jam, lo único que hace falta es... ya lo sabes, una canción que nos mole a los dos. Si la tienes, pásamela. Yo, como siempre, tengo un par de ideas en la recámara, esperando a convertirse en canción. Un abrazo y gracias, macho.

Buch dijo...

Hola machote, por Wilko, pude oir la versión de JBG, que está muy marchosa y debió de sonar de cojones, porque es bueno el sonido incluso pese a ser grabado por un móvil.

La otra aun no la he oído, por el javaloscojones, y también porque bastante impresionado estoy ya con "condenados" y "te quiero comer". Y por esta semana no quiero impresionarme más.

A Parla, pues.

Wolffo dijo...

Mira el video, que está graciosillo. Joder, que guantá tienes, Buch, colega, tienes el tema en tu correo electrónico desde el día 22, así que no la has oído porque no te ha salido del culo. Desde que eres Ciclón, colega, has adoptado las mismas irritantes costumbres del resto de esa banda de miserables: pasáis todos de mi culo. Ni una palabra de ninguno, me cago en diez. Toca en un grupo para esto. Yo lo doy todo, me entrego y ¿qué recibo? congojas. Esta frase (que no es mía, sino que es de un libro genial) debería utilizarla en un correo que tendría escribiros a todas las putas ciclonas, compañeros de mierda, para recriminaros vuestro silencio administrativo. A lo mejor lo hago.

Anónimo dijo...

que guay, la verdad qeu es una gozada verte asi pasándotelo tan bien, un besazo.

Maripampas dijo...

Qué buen videito Wolffis !! Y si... se nota que estabas disfrutando. La verdad que impecable por ser tomado por un celular :). Lo que si email otra vez que suba, se notaba entusiasmado el muchacho :).. Y por favor al muchacho que iba y venía , una cervecita con maní, que me tentó.

Un beso desde aquí , contaminado de hojas :)

Wolffo dijo...

No digo yo que no, mi dulce y anónima aamiga, pero seguro que era mejor si, en vez de verme, estuviéramos pasándolo bien juntos, ¿que no? Besos enormes.

Pamperilla, guapa. Tienes razón, eMail debe subir la próxima vez a tocar conmigo, porque el tío es un fiera (pero un auténtico fiera) con la guitarra en las manos. Y ¿qué me dices de Julio, el camarero? Menudo perfil más elegante, así, a contraluz, el camarero 10. Las hojas son por el otoño, ¿no? La verdad es que el otoño es una estación preciosa. No hay colores como los del otoño. Un beso enorme, Pampix. O dos, mejor.

Buch dijo...

¡LLorica!!

Wolffo dijo...

¡Mal amigo!

fantasma paraíso dijo...

Tal y como dijiste, a la vuelta de París me encuentro con tu nueva canción ¿rara? A mí no me parece tan rara, la verdad. Me gusta mucho como empieza con esa voz que por un momento me ha recordado a Javier Andreu. Bonita canción y bonito efecto estéreo.

El texto del post es también muy de agradecer. Siempre resulta curioso conocer las tripas del proceso creativo. A mí, al menos, es algo que me gusta saber sobre cualquier obra.

De mi viaje a París, y dado el carácter de tu blog, te dejo un par de apuntes literario-musicales un poco al margen, quizá, de lo de sobra conocido y visitado por todos los que viajan allí.

Al este de la ciudad está el cementerio de Père-Lachaise al que «peregriné» para visitar la tumba de Jim Morrison. Y allí estaba, con una botella de ginebra vacía sobre la lápida y otra de cerveza, junto con algún que otro mensaje. Sé que no te apasionan los Doors, ni yo tampoco es que sea su gran fan, aunque una cosa no quita la otra. En ese mismo cementerio visité también la tumba de Oscar Wilde, coronada con una escultura modernista muy apreciable. Aparte de estos dos ilustres cadáveres, también pude ver las últimas moradas de Edith Piaf o Sarah Bernard. Y es que son muchos los muertos notables que descansan aquí (eso suponiendo que los muertos descansen, que en realidad ya es mucho suponer): Chopin, Modigliani, Isadora Duncan, Ives Montand, Simone Signoret, Maria Callas, Paul Eluard, Moliere, Proust...

Personalidades aparte, el cementerio es un lugar mágico y romántico, repleto de vegetación, árboles y musgo, que lo hacen una visita recomendable. Tienen que gustarte un poco los cementerios, eso sí, pero a mí, dada mi condición de fantasma y ser de ultratumba al fin y al cabo, me resultan agradables de ver.

En Saint Germain, pegado al barrio latino, hay una pequeña callejuela en la que se encontraba el «Beat Hotel». Se trataba de un hotelucho sin nombre, que a finales de los cuarenta fue frecuentado por casi todos los miembros de la generación beat. William Burroughs, vivió años aquí y de hecho fue donde terminó de escribir «El Almuerzo Desnudo». Hoy sigue siendo un hotel, pero su propietaria lo vendió hace años y lo han convertido en un establecimiento más lujoso.

No pude evitar hacerme una foto junto a la puerta, y al vernos, salió el encargado que enseguida se percató del asunto y me preguntó si me gustaba la literatura de la generación beat y si yo escribía. Insistió en que pasásemos a ver cómo estaba ahora el hotel que claro, ya era otra cosa, pero como él nos dijo, había que elegir entre la literatura y la bohemia o el negocio. Y los escritores, ¡ay!, suelen ser pobres. Al menos, en el vestíbulo tenían fotos en blanco y negro de Burroughs, Ginsberg y otros en París. El tipo era muy agradable y estuvimos un rato charlando sobre literatura, no sólo Beat, sino también de Borges que (también) le gustaba mucho.

En fin, no quiero enrollarme más. Algún apunte-anécdota musical más, como unos geniales músicos callejeros (una miniorquesta de veintitantos tipos con instrumentos de viento y un tambor que les dirigía) frente a la ópera, o un tipo en el metro haciendo una más que apreciable versión del «Wish you were here» con su guitarra y su ampli. Y en lo literario, una pequeña y mágica librería que descubrí por casualidad en el barrio latino. Una de esas tiendas antiguas, cueva de libros, pequeñas y absolutamente abarrotadas de libros, no sólo en sus paredes desde el suelo hasta el techo, sino en auténticos montones imposibles. Era sólo de libros en lengua inglesa, tanto nuevos como de segunda mano, y no puede evitar alguna adquisición.

Te dejo con estos pequeños detalles. Aparte queda, claro, todo lo demás, que qué te voy a contar...

maripampas dijo...

Si Wolff, es por el otoño :). Y si de verdad que la prox. suban todos, y eso.. a Julio le dan una pandereta que tanbién le quedará elegante. ESa no me la quiero perder :).

Y mas besos otoñales , que hoy me quedaré haciendo fiaquita en casa :)

Wolffo dijo...

Hombre, Fants, here you are again, como si dijéramos. Rara no es la canción, pero es rarita en mí, o a mí me lo parecía, al hacerla, al menos. Me alegra que te guste.
Joder, no creas, aunque no sea fan ni de la cultura tumbística ni de Jim Morrison, mola eso que cuentas, y me hubiera apetecido ir, en serio. Jim Morrison no es que me parezca tonto ni nada, pero tampoco es un personaje que te mueres, está un poco sobredimensionada su figura, ¿no te parece? Es como cuando dicen que le van a dar el Nobel de literatura a Bob Dylan... es un gran letrista, pero tampoco es eso. A veces se pierde u poco la perspectiva, me parce a mí, eso es todo, pero me hubiera gustado que dieras un paseíto por ahí. Yo, reconozco que siempre que puedo eludo la visita al cementerio, pero es que cuando se plantea, nunca es una visita curiosa, sino por una triste noticia, obviamente. Esto es distinto, es visitar el lugar, ¿no? no ir a ver cómo entierran el cuerpo de un amigo, que es algo asqueroso y que, la verdad, no se me ocurre nada peor.
Me asombra -admirativamente- la anécdota del hotel. En eso te pareces a mi hermano Mariano, que es capaz de pegar la hebra con cualquiera, el tío, es simpatiquísimo. Yo no. A menudo dicen de mí que soy chulo, o altivo, o desdeñoso y en realidad es pura timidez.
Yo estoy preparando un mini viaje a Londres para ir a ver a una leyenda viva, ya te contaré, más legendaria para mi chica y mi cuñada que para mí, pero voy gustoso, me apetece mucho, tanto por la compañía como por la música. Además, estoy tan poco acostumbrado a viajar que la sola idea me excita muchísimo. Me llevaré mi vieja Epiphone acústica y asombraré a los londinenses que quieran pararse a escucharme, a ver si suena la flauta.

En fin, colega, un abrazo y bienvenido de vuelta a la realidad.

Wolffo dijo...

¡Pampix!
y no te gusta el otoño? es genial, mujer, con todos esos colores... Me encanta conducir en otoño y ver las hojas de los árboles antes de caer.

Melancolía...

maripampas dijo...

Wolffis, los colores del otoño son hermosos. Lo que no me gusta demasiado es el frío, soy como los lagartos :), me gusta mucho el sol y el calorcito.

Y eso de lo paseos en coche sobre todo saliendo a la ruta, me encantan, y si son sin rumbo fijo, mucho mejor :).

Y si...melancolía + bonitos recuerdos :).

linmer dijo...

Se me ha borrado un gran comentario, se ha perdido en el olvido, tenía hasta una versión comercial de tu obra maestra. Porque esta canción tuya es una obra maestra, no te lo tomes a mal, es así.

Digo que no te lo tomes a mal porque como el otro día te quejabas de la falta de productores yo te hacía una critica constructiva: Te empeñas en contarnos historias completas en lugar de usar un par de frases simplonas, resobadas y manidas aderezadas con un par de repeticiones del estribillo, uno del solista, el otro con coros y ala, ya tenemos canción del top ten. Y si pones voz de perro en celo y enseñas muslo en el videoclip mejor que mejor.


Pero ahora, volviendo a tu gran canción, me encanta esa voz de jazzista rodeado de humo, esa voz rasgada por una mala y muy varonil vida.

También me gusta que pongas la letra, me permite captar mucho mejor los matices, así he podido notar el estéreo en toda su plenitud, como cuando había una voz que hacia dueto con el jazzista, la del tipo que se ha pellizcado algo entre las piernas.

Y que nos cuentes tu proceso creativo, me resulta de lo más fascinante. Además lo haces de forma que los profanos te entendamos, cosa que es de agradecer.

En otro orden de cosas, me alegra que pasarás un santo tan agradable, se nota cómo disfrutaste sobre el escenario a pesar de la calidad del vídeo.

Un abrazo, y felicidades atrasadas.

PD: He notado que este comentario va perdiendo intensidad conforme vas avanzando, pero ya es tarde para decirte que lo leas del revés, ¿no?

Wolffo dijo...

¡Qué gustito de comentario! No sé cómo sería el que perdiste, Kin, pero este te ha quedado cojonudo.
Muchas gracias por ser tan sincero (es broma). Por ser tan amable con la canción. A mí me parece una pequeña y particular obrita maestra, como una delicatessen escondida que llevas en el iPod y, en el autobús, le pones los auriculares y se la enseñas a tu chica, diciendo, "mira lo que he encontrado en internet: no es gracioso, ni salen culos, ni se dicen groserías, solo óyela, porque da gustito escucharla". Eso es lo que pienso yo de la canción y lo que me gustaría que pasara.
No quiero contestar demasiado detalladamente a tu comentario, amigo, porque se iba a notar lo mucho que te aprecio y, además, que me ha derretido del gustito y yo, ya sabes, soy un cantante de jazz de los de antes, un tipo duro que toca en los garitos subterráneos llenos de copas, pitillos, navajas y mujeres peligrosas, y no debo mostrar demasiado mis sentimientos, no sea que me partan la cara.
Pero un millón de gracias, amigo.