domingo, marzo 22, 2009

Lady Marmalade me hace un sitio

A Pilar.

Yes it is(*)

¿Y si su pretendido mal humor no fuera más que miedo? ¿Y si su supuesta manía de que todos piensan mal de ella, no fuera más que una forma de ponerse la venda antes de resultar, efectivamente, herida? ¿Y si ella fuera la que yo pienso que es?
Lady Marmalade es la mujer que sostiene el universo. Es el pilar sagrado en el que se apoyan su devenir y su historia, y el el regazo materno en el que puedes encontrar calor y consuelo. Es un solo día de tu vida, pero es ese día especial que nunca olvidarás. Es un dedo que acaricia tu pierna a escondidas, es una mirada que no se separa de ti, un amigo que te escucha, es una presencia que quizá no hayas notado, pero que sólo y siempre te ama.
A Lady Marmalade, desde hace unos meses, se le está cayendo el edificio entero de su existencia encima y los operarios que acuden al rescate no hacen sino agravar más la situación. Piensa que quizá sería hora de un borrón y cuenta nueva, pero es tan profundo el abismo, tan pronunciada la caída, tan precipitado el salto al precipicio, que no termina de decidirse a dar el paso adelante que, al menos, le permitiría comprobar si las alas con que le premió el cielo son buenas, o son solo atrezzo.
Lady Marmalade, el viernes, estaba tan hermosa que los demonios se asustaron cuando empezó a llorar y huyeron. Porque, al llorar, sus ojos de miel brillaban tanto que los cabroncetes de los diablos no tenían nada que hacer allí. Me dijo, diciéndome otras cosas, que es la diosa del saber estar, que no tiene miedo del miedo y que su piel, su corazón y sus ansias tienen un regalo para mí. Que hicieron una colecta y me han comprado un día de felicidad.
En ese día, mi querida Lady Marmalade me dedicará las mejores sonrisas de su boca sabia; los mejores pasos de sus pies acariciadores; el amor más cierto de su pecho cálido y las perdidas ganas de querer; me llevará de la mano, me contará historias, me abrazará, me hará reír (y puede que también llorar) y me enseñará, en un día, todo lo que un hombre bueno puede desear para toda una vida.
Lady Marmalade, sabedlo, tiene siempre sitio para mí. Y para ti. Y para cualquiera que se acerque a ella. Lo sujeta todo, sujerando nada, y se deja usar por todos para apoyarnos in aeternum sobre su carácter de mamá amorosa y fértil.
Quiero a esta mujer que siempre me ha hecho un sitio.
Sencillamente, quiero a esta mujer.

(*) Yes it is: Esta maravillosa canción de los Beatles es una de esas piezas a las que no he podido resistirme en la vida. Para cantarla me he limitado a la guitarra acústica y las tres voces clásicas, porque me resulta imposible pensar en otro arreglo. Esta sencillez esencial, estoy seguro, me la agradecerá el personal, porque el personal es agradecido. Como siempre, si alguien quiere bajarse el tema, pinchando el título se accede a la página de descarga. Disfrutadla.

14 comentarios:

hnh dijo...

Este post, me parece precioso.
y acompañado de la canción aún más.

un beso.

linmer dijo...

Respeto y admiración, por Lady M. y por tu versión.

Abrazos.

PD: Sobre el proyecto común que me recordabas en el post anterior, ¿lo discutimos por mail?

maripampas dijo...

Hola Wolffis !!! Muy , pero muyyy bueno este post. Ladino... me hiciste caer un par de lagrimas.. Me gustó mucho también la canción.. una muy linda versión.

Dejo un beso dulce, como lo que recién termino de leer :)

Wolffo dijo...

hnh, mi querida y pícara amiga, muchas gracias y muchos besos. A mí me pareces preciosa tú y no lo voy diciendo por ahí... oh, vaya, me parece que acabo de decirlo. Nadie es perfecto, por lo que veo, y a todos se nos escapa la verdad. UN beso, guapa.

ok, linmerick, lo planteamos por emilio, pero, básicamente, se trata de ponerse a hacerlo, ¿verdad? En cuanto a esto, te aseguro que si conocieras a LM, tus respetos crecerían. Un abrazo y gracias.

MI querida Pamperilla: gracias, nena, por tan cariñosas palabras, pero no creas: lo que es verdaderamente dulce no es lo que termnas de leer, sino la persona sobre lo que trata lo que has leído. Me permito dejarte besos, también, de su parte.

Christian dijo...

Pampas se te cayó una lágrima pero porque te sentiste identificada.
Parece que fue escrito para vos también. Espero que me puedas perdonar
algún día , si hice determinadas cosas fue para cuidarte, si quise
darte cosas fue para facilitártelas,(no para quitarte tu libertad).
No quise pasar de largo, solo quería quedarme a tu lado.

Y Wolffo, se que te leen con entusiasmo por acá, y gente muy especial
( que no se encuentra todos los días).

Un abrazo

Wolffo dijo...

Sé de dos lectoras en la Argentina, y ambas dese hace tiempo, Christian. Sólo sé de las dos que suelen aparecer por aquí, aunque imagino que alguna persona más hay, de las que leen y no comentan. Como, tal vez, sea tu caso, hasta ayer. En cualquier caso, concretamente de estas dos personas, sé que valen mucho la pena y que son personas irrepetibles. Y esta pamperilla mía... esta es un bombón. Un abrazo, Christian.

Maripampas dijo...

Hola Wolff !!! Lo se... esa persona seguro que es muy tierna. Mandale un beso grande de mi parte, y tb dejo otro para el anfitrión de esta casa,

Wolffo dijo...

Así lo haré, Pampix. Otro para ti.

Joyrider dijo...

Alguna vez leí que a John Lennon no le gustaba mucho Yes it Is, al parecer la consideraba un simple intento mediano de otra This Boy (otra maravilla) Pero siempre ha sido una de mis canciones favoritas, hay algo en ella (creo que es la voz) que me hipnotiza por completo. La tenía un poco olvidada, gracias por recordármela con tu versión ;)

Y bueno, escucharla mientras se te lee es una experiencia muy bonita.

un abrazo, Wolffo!

Wolffo dijo...

¡Coño, Joy, qué alegría volver a saberte por aquí! Ya pensaba que habías desistido de leer y me veía huérfano sin tus siempre sagaces comentarios musicales. No sabía que a John no le gustara el tema, pero en mi cabeza, claro, siempre habían estado emparentados estos dos, eso es verdad. Son muy parecidos. Y espero no tardar en colgar mi This boy, para desesperación de los Beatlemaníacos.
Me encanta verte de nuevo por aquí, Joyrider, no desaparezcas.
Un abrazo fuerte.

ana dijo...

Ya estoy aquí otra vez, y al parecer he llegado algo tarde.

Pero bueno, lo importante es que te encontré de nuevo.

Me ha gustado el relato de hoy. Qué bonito poder decir a esta lady "Te quiero".

Y ahora voy a mojarme. Después por mi recorrido por el maravilloso mundo en el you tube, hoy me decidiría por "Como los demás", aunque a lo mejor mañana elegiría otra, porque yo creo que la música se rige por el estado de ánimo y hoy pues.....

Otra vez los Beatles, al final nos llevaremos bien y todo.

Un besazo.

Wolffo dijo...

Ana, guapa, no has llegado tarde, ¿por qué dices eso?
Has llegado y eso me alegra. En posts así, como estos, agradezco cada palabra y si son así de cariñosas, además, más todavía.

Me llena de placer imaginarte escuchando mis cancincitas, y me mola que te mole esa, que es muy personal. Unbeso y gracias por la paciencia y la sinceridad. Eres un solete.

Y claro que nos llevaremos bien, mujer, sólo tienes que olvidar lo bobo que soy y dejarme que me cure solo. Muchos besos y muchas gracias.

The Foss dijo...

Ana seguro que no llegó tarde, yo seguro que si.

Llevo una semana (otra más) de locos pero ya sabes: "excusatio non petita, accusatio manifesta", así que aprovecho este momento de calma doméstica.

Gran post amigo, íntimo y personal, isn't true?

Admiro tu capacidad de apertura amigo. Me refiero a la apertura de sentimientos que haces en cada post, unos con sentido del humor, otros absolutamente locos pero siempre poniendo en claro lo que llevas dentro.

Aquí te dejo un puñado de envidia, sana of course.

Unos abrazos y mañana vuelvo a por el nuevo.

Wolffo dijo...

Joder, Foss, me ofende que sólo pienses eso... tú tampoco llegas tarde jamás. Por lo menos a las Peroratas, donde cada una de tus apariciones es saludada con salvas y vivas al rey. Debes cuidar eso del stress, tío, o vas a acabar de mala manera.
Bueno, chavalote, a ver si llegas vivo al viernes y puedes disfrutar de un finde relajado.
Un abrazo.