domingo, febrero 22, 2009

Crisis (cada día, más tontos)

Esta mañana, al abrir el correo, veo que, junto a los mensajes habituales, hay un mensaje enviado a través de Facebook (odioso, maldigo la hora en que me di de alta) que, bajo el apígrafe -Asunto- "TENGO LA SOLUCION PARA LA CRISIS" repite el mismo texto que, con el título menos humorístico "SENCILLO CÁLCULO... IMPRESIONANTE RESULTADO" dos días atrás me manda otra persona por eMail. El texto, que copio y pego sin alterar una coma, habla por sí mismo:

Reflexión y sencillo cálculo enviado a CNN por un espectador :

El plan de rescate a los bancos con dinero de los contribuyentes, que aún se discute en el congreso de USA, costará la indimensionable cifra de 700.000 millones de dólares, más los 500.000 millones que ya se le ha entregado a la banca, más los miles de millones que entregarán los gobiernos de Europa a los bancos en crisis en ese continente.

Pero para tratar de dimensionar sólo en algo las cifras involucradas, el televidente hace el siguiente cálculo:

El planeta tiene 6.700 millones de habitantes; si se dividen 'sólo' los 700.000 millones de dólares entre los 6.700 millones de personas que habitan el planeta, equivale a entregarle 104 MILLONES DE DOLARES A CADA UNO.

Con eso no sólo se erradica de inmediato toda la pobreza del mundo, sino que automáticamente se convierte en MILLONARIOS a TODOS LOS HABITANTES de la Tierra.

Concluye diciendo : 'Parece que realmente hay un pequeño problema en la distribución de la riqueza'

Haciendo un pequeño calculo lo vamos a poner mucho más sencillo y más cercano a los españoles:

El estado español unta a los bancos con 30.000 millones de euros q salen de los bolsillos de los españoles.

El Estado comprará 30.000 millones de deuda a la banca para evitar el colapso financiero.

España en estos momentos su población es de 46.063.511 habitantes, según datos del padrón municipal de 2008.

HACEMOS EL CALCULO.

30.000.000.000 euritos / 46.063.511 habitantes = 652,18 millones de euros PARA CADA ESPAÑOL

652,18 millones de euros = 108.261 millones de pesetas por cada habitante en ESPAÑA.

TENIENDO UNA MEDIA DE 4 PERSONA CADA FAMILIA= 2.500,72 MILLONES DE EUROS POR FAMILIA.

415.119,52 MILLONES POR FAMILIA, MIRA CON ESO SI QUE PODRIAMOS PAGAR LA HIPOTECA.

ESTA ES LA CRISIS.

VALE YA DE TOMARNOS EL PELO, TANTO EL GOBIERNO COMO LA OPOSICION SE ESTAN RIENDO DE NOSOTROS

Y NOSOTROS NO HACEMOS NADA?

PASA ESTOS CALCULOS A TODOS LOS Q CONOZCAS POR LO MENOS Q NO NOS TOMEN EL PELO.

Bien, efectivamente es impresionante, pero a mí lo que me impresiona es que la gente sea tan necia. El mensaje huele a libelo de principio a fin, a mentira interesada inventada y a nivel intelectual no bajo, sino negativo. Yo no sé si algún lector se ha dejado engañar por algo, pero todo, desde el principio, es sospechoso. Cuando recibí por primera vez este mensaje, el miércoles, creo, tardé unos dos minutos en contestar, porque sólo de leerlo rápido, así por encima, uno se da cuenta de que todo es una tomadura de pelo muy burda. Y a mí, una de las cosas que más me molestan en el mundo es que me tomen por idiota. Nada más leer la primera cifra, hice el cálculo de cabeza, redo0ndeando y quitando ceros, claro (setecientos entre seis) porque no me podía creer que alguien me enviara eso en serio. Luego abrí la calculadora del ordenador y, después, copié las cifras en una hoja de cálculo. Comprobé, entonces que, como he contestado en facebook al amigo que, amablemente, me ha hecho llegar el texto, que
Si "el espectador de la CNN" tuviera dos dedos de frente (tampoco hace falta que sea Einstein, vamos, vale con saber manejar una calculadora o utilizar el excel) se habría dado cuenta de que 700.000.000.000 (setecientos mil millones) de dólares entre 6.700.000.000 (seis mil setecientos millones) de habitantes, no arrojan la mema cifra de 104.000.000 (ciento cuatro millones) de dólares por habitante, sino la más modesta de 104 (ciento cuatro) dólares por habitante. Vaya, qué despiste, ¿eh?
Igualmente, el tonto que ha hecho el cálculo "mas sencillo y mas cercano" (sin acentos, o sea que además de tonto, es medio analfabeto) para los españoles, se hubiera preocupado en pensar por sí mismo, en lugar de con sus prejuicios progres, habría caído en la cuenta de que 30.000.000.000 (treinta mil millones) de "euritos" (pone euritos para que veamos lo majo, lo sencillo y lo cercano que es) entre 46.063.511 (cuarenta y seis millones, sesenta y tres mil quinientos once) de españoles, nos da la escalofriante cifra no de 652 millones de euros, sino de unos sencillitos 651 euros con veintisiete céntimos. Que no digo que no vinieran bien (a mí me pagaban unas cuantas cosas, lo juro) pero vamos..."

Yo creo que lo peor de la crisis no es que las cosas vayan, objetivamente mal. Sino que en lugar de localizar qué es lo que va mal, quiénes son los responsables de que todo vaya mal, y quiénes podrían arreglar o atenuar el asunto, cada día que pasa, el pueblo español es más necio, más ignorante y más estúpido, y nos creemos toda la morralla propagandística que nos echan los de siempre, y permitimos que se desvíe la atención y que pensemos que la culpa es de esos cabrones de las multinacionales y los bancos y toda esa basura para gente sin cerebro.

Porque, de hecho, mensajes como este, circulan por todas partes y lo normal no es que uno se detenga y compruebe las cifras. Lo normal es que uno, sin el menor sentido crítico, sin usar su poco cerebro, sin molestarse en leer lo que pasa por delante de sus ojos, sin analizar ni por un segundo lo que manda a los demás, rebote el mensaje, escandalizado, a toda su lista de distribución y a sus "amigos" de las redes sociales (esto de las redes sociales, merece un acid-post) en plan "soy un tío majete y solidario y esta es mi contribución a la lucha contra la crisis"
Lo peor de la crisis no es que cada vez seamos, de hecho, más pobres.
Lo peor es que, además, cada día que pasa somos, de hecho y por derecho, más tontos.

Viene al pelo esta canción, me temo, porque -estoy seguro- que con algunos de los lectores de este blog, me siento, en este asunto, solo otra vez, naturalmente :



114.600

12 comentarios:

Maripampas dijo...

Buenos días Wolffo :). Lo he recibido yo también a ese correo y apenas lo empecé a leer pensé lo mismo que vos, creí que quien lo escribió podría dedicarse a otra cosa , no ?

Que mas decir... creo que vos dijiste todo al respecto y estoy de acuerdo. Solo esperemos que esta tormenta pase pronto y ya , ojalá en el mundo hubiera un poco mas de equilibrio.

Te mando un beso enorme y espero de que estes disfrutando del finde :).

Fray dijo...

El mail lo debió recibir Almudena Grandes antes de hacer el ridículo en la contraportada de El Pais el pasado 12 de Enero. http://www.elpais.com/articulo/ultima/Experimento/elpepuopi/20090112elpepiult_1/Tes

Un abrazo hermano lobo.

Kotinussa dijo...

Bueno, si esa paparrucha ha servido para oirte cantar otra vez "Alone again", bienvenida sea.

Muchos besos.

Maripampas dijo...

Hoy lo mío va por partes :). he llegado recién de cenar y he visto el video. Me encantó amigo Wolffo, y esa guitarra me mató :), suena espectacular.

Ahora sí buenas noches por allá :)

Un beso

Wolffo dijo...

Hola, Pampix, nena,sí, què triste, ¿verdad? Lo gracioso no es que cualquiera lo mande, sino, como dice Fray Barriga, que ¡alguien lo publique en el que supoone que es el periódico serio de referencia en España! Cuanta tontería, por dios... y muchas gracias por tus palabras sobre la canción, y más que nada, por esa referencia a la guitarra: esas palabras me mataron;-)
Un beso enorme.

Fray, es alucinante, macho. No ternía ni idea de que eso, además, habúia salido publicado y nada menos que en el País, es tronchante. Almudena Grandes, por dios. qué ridícula mujer. Y las disculpas tipo "es que yo soy de letras" son patéticas, porque a lo largo de toda la redacción del artículo deja patente que es boba de caerse, encima con ese tonillo profesoral chungo... dios, qué matá de reir. ¿Se puede ser más tonta? Ay, gracias, hermano, por pasarme el enlace. Esto es de traca. Un abrazo enorme.

Kotts,
pues me alegra que des por bienhallada la paparrucha, mira, no hay mal que por bien no venga. Un beso transversal. Pero gordo, además.

The Foss dijo...

Yo me borré de Facebook el día que empecé a recibir ofertas de ser "amigo" de gente de la que no había oído hablar nunca... Y cuando empecé a darme cuanta de que fotos de amigos y familiares borrachos como cubas en alguna fiesta podían ser vistas por compañeros de la oficina con los que compartía red.

Asín es.

En cualquier caso, aplaudo (plas, plas) tu valentía. No soy capaz de leerme un rollo de esos como el que te han colocado a ti. Es igual que hable de la crisis, de política o de las nuevas tecnologías y su impacto en el cerebelo, me aburren. Y tienes razón, debemos ser unos tarugos pero no solo los españoles.

Lo único que me ha gustado últimamente de todo esto es lo de la crisis ninja : http://www.youtube.com/watch?gl=ES&v=lU-j2mIwOpE

Aunque imagino que ya lo conocerás.

Diseñador gay... Buena pregunta. Sinceramente, creo que es el futuro, incluso en época de crisis. Piensa en ello.

Abrazos viriles, eso si.

Wolffo dijo...

Yo acabo de desactivsr mi cuents, menudo coñazo esto del caralibro. El caso es que estas cosas no me molan, prefiero quedarme con mi bloggito y con mi gmail de toa la vida y punto.

Aparte de eso, el tipo ese de la crisis Ninja me parece un producto típico de nuestro tiempo ignorante y no me fío u pelo de él. Algo tiene que me hace desconfiar y sus explicaciones, pretendidamente sencillas y campechanas, me parecen, por alguna razón, oscuras e interesadas. No es tan evidente, pero es el mismo tipo de cosa que denuncio en este post, alguien que se cree muy listo te viene con palabras llanas, porque tú eres tonto de remate, a explicar las cosas de una forma clara. NO me gusta eso. Me gusta que me expliquen las cosas como son, no que me tomen por idiota, y que un listillo venga a explicarme las cosas para que las entienda, me coges el matiz, ¿no?
Y mi futuro es gay, eso lo tengo más que claro, porque ya sé que alguien vendrá a darle por culo a mi futuro y, siendo así, mejor que disfrute en el trance, ¿no? Eso es lo que yo digo.

Abrazo, Foss.

Michel dijo...

A mí me encantan los lumbreras "yo ya lo había avisado" No digo que no haya mentes preclaras que veían todos los peligros posibles pero, con la cantidad de seres incluso humanos que hay, es tan fácil encontrar uno que acertó como otro que erró con sus pronósticos. Y la mayoría hizo ambas cosas.

Estoy de acuerdo contigo, querido Wolffie (así también me hago más cercano) en lo lamentable que es el anti-americanismo o el anti-banquero "per se". Por un lado, más nos vale que los bancos sean rentables y ganen dinero, para que a su vez puedan prestarlo y de esa manera mover la economía. Y respecto a los USA un apunte histórico casi siempre olvidado: la guerra en la antigua Yugoeslavia se paró cuando entraron los yanquis en serio, mientras los europeos seguiamos reuniéndonos, discutiendo y mandando tropas atadas de pies y manos. Además entraron protegiendo precisamente a los Bosniacos (la comunidad bosnia MUSULMANA), la más indefensa por otro lado (no la menos cabrona, que ahí hubo de todo) Y que se sepa en Yugoeslavia no hay petróleo... Pero bueno, esta es otra historia. Me declaro anti-anti's.

Un abrazo polemista

Kotinussa dijo...

Wolffillo, yo también me acabo de dar de baja en Facebook. Me empezaron a llegar invitaciones para "hacerme amiga de" y me agobié.

Teniendo en cuenta que no preveía sacarle el menor partido a lo que ofrece ese sitio, eran más los inconvenientes que las ventajas. Me conformo con seguir como siempre: mi correo electónico, mi chat y mi blog. Y ya es bastante. Un besazo.

fantasma paraíso dijo...

A mí lo que me preocupa es que creas que en este asunto estás «alone again», y que estés tan seguro de que los lectores de tu blog no comparten (compartimos) tu opinión. En cuanto al mensaje ese que mencionas, que circula desde hace un tiempo por internet, a mí también me había llegado y aunque suene a bulo habitual (que si un espectador de la CNN...), como me chocó la cifra también hice una división rápida y me di cuenta del ¿despiste? con los números.

De todos modos... ¿quién da crédito a los mensajes que circulan por la red? Por un lado están los del tipo «pánico en la sociedad», alertando a la población civil sobre el peligro que entraña recoger teléfonos móviles u otros artefactos abandonados en la vía pública, porque hay una campaña de ETA metiendo potentes explosivos en tales trastos.

Luego están las cadenas solidarias que si las reenvías lograrás un transplante complicadísimo para alguna pobre niña en situación desesperada. Después están los tipos que te escriben desde algún país lejano —en inglés o en un español horrible— diciéndote que quieren donarte un montón de pasta para que tú la administres como te parezca, dedicándola preferiblemente a obras de caridad.

Están también las cartas firmadas, se supone que por tu banco, para que les mandes tus datos a fin de mejorar las medidas de seguridad y evitar fraudes en la red (jodeeer...). Los que te dicen que has ganado concursos en los que no has participado. Los banners que se abren cuando entras en alguna página y te cuentan que eres el visitante un millón y te van a poner un piso en la calle Goya. Las pastillas mágicas que te curan el cáncer mientras te alargan el pene, y las fotos de tías despampanantes que viven en tu ciudad, no han cumplido los treinta, son licenciadas por Harvard o Yale, se encuentran solas, aburridas e insatisfechas sexualmente, porque por algún extraño motivo no conocen hombres y, mira tú por dónde, están deseando conocerte a ti.

También hay quien te envía —quizá con toda su buena intención—, una interminable presentación con fotos de «marcos incomparables», música cursi de fondo y mensajes pseudo filosóficos que se van superponiendo, para que te relajes y aprendas a vivir de una manera más armónica con la naturaleza y con los demás. Lo malo es que lo que consiguen es estresarte más, porque no se acaba nunca, no logras que avance más rápido, no encuentras el botón de «fin de la presentación», estás en el trabajo, y ya no puedes soportar otra puesta de sol en Katmandú ni otro tigre de bengala lamiendo a sus crías.

Todas estos ejemplos vienen a ser variaciones entre el antiguo timo del tocomocho y las cadenas aquellas de «la peseta de la muerte» (yo la llamaba así) que nos enviaban por correo de pequeños y tenías que reenviarla a no sé cuantas personas si no querías que terribles maldiciones cayeran sobre ti y los tuyos.

Y volvemos a la pregunta inicial: ¿QUIÉN COÑO SE CREE ESTAS COSAS? A mí me gustaría pensar que nadie, pero a lo mejor lo que sucede es lo que tú dices, Wolffo, y es que cada día que pasa somos más tontos.

Claro que lo que acaso debería preocuparnos no es el posible crédito que se le da a las ciberchorradas varias, sino los «share» de audiencias televisivas, la cantidad de gente enganchada al «Gran Hermano», a los absurdos programas de cotilleos varios, a la compraventa y consumo de miserias e intimidades ajenas, a teleseries con gracietas de patio de colegio, y a no sé cuantas memeces más.

Y en cuanto a la crisis y a la crispación, y a demás zarandajas de la vida política, en efecto te doy la razón en que la gente seguirá creyéndose «toda la morralla propagandística que nos echan los de siempre» (te cito textualmente). Lo malo, y ahí quizá discrepemos, es que los de siempre son precisamente los de siempre, y no solo los de ahora mismo, no los de estos cuatro años ni los de los cuatro, o los ocho, anteriores. Son los de siempre, los que están ahí sin más objetivo que perpetuarse (¿no es ese a fin de cuentas el instinto de toda especie?) y que las cosas mejoren pero en su casa. Los que pretenden hacernos creer que el bien común es el de su pandilla. Los que se oponen por principio a todo lo que diga el contrario y aplauden sin reservas a los de su bancada. Los amantes, en fin, del pensamiento único.

Y la gente, Wolffo, se lo seguirá creyendo. Apostarán en los trileros de la boca del metro, reenviarán mensajes solidarios, sumarán audiencia en infectos programas televisivos, y el domingo que les digan que toca, irán a votar.

The Foss dijo...

Yo, de todas las cosas que comentáis por aquí, la única que me creo es la que indica Fant sobre las mujeres de Yale que, insatisfechas sexualmente, han buscado mi nombre en Google y aparecen en la ventana de mi ordenador.

Y, tal vez, lo que más cansino me parezca es el colectivo de actores españoles de la ceja. No entiendo cómo alguien puede andar todo el p..o día en Estados Unidos (Bardem), con el culo hecho pepsicola cada vez que le llaman para una película y renegando continuamente de ellos.

Lo de la peseta nos pasó en casa. Un familiar de Cartagena, con su doctorado y todo, se volvió tarado con este tema y envió cientos de cartas mientras daba la lata a toda la familia para entrar en la pirámide (¿se llamaba así?) dado el montante de pasta al que apuntaba el negocio. Yo tendría unos 10 u 11 años y no me enteraba mucho (de nada en general) pero me parecía una chorrada como la copa de un pino.

Digo.

Wolffo dijo...

Esa es otra, Mich, los listillos, joe... esa especie se da especialmente entre los tertulianos profesionales. Y de entre ellos, los que son especialmente irritantes es a los que se les nota que no saben una palabra de lo que están opinando, pero les da igual, y sueltan opiniones perfectamente vulgares, acordes con el pensamiento único ese según el cual los americanos son tontos, los empresarios,unos cabrones, los ecologistas, buena gente, Joaquín Sabina, un poeta urbano, la globalización, perversa, los fertilizantes, veneno, Javier Bardem, actor, y Wolffo, un desconocido. Yo siento simpatía natural por los americanos y por la gente con el coraje necesario como para, partiendo de una idea, levantar una empresa que da trabajo a otras personas. Aborrezco cordialmente a los ecologistas, a los antiglobalización, a Sabina y a Bardem y no entiendo cómo el mundo no ha entronado ya a ese genio que se hace llamar Wolffo. Con lo que él se lo agradecería. Ay, Mich, lo que hay que aguantar...

Kotts, bien hecho, que le den al caralibro, eso de "ahora fulano es amigo de mengano" es super asqueroso, ¿verdad? ¡dios, qué grima...!

Fants, me he explicado mal, una vez más. No pienso que este sólo frente a los lectores de las peroratas: pienso que con ellos, etamos solos frente al mundo. Es decir, lo que yo sospecho es que el ramillete escogido de los que aquí nos reunimos ("escogido" y "ramillete" porque somos pocos y bien avenidos, no porque seamos más listos que nadie, que lo somos, dicho sea de paso) somos una minoría frente a una masiva colección de gente a la que le da igual ocho que ochenta, y no sólo numérica, sino filosóficamente hablando.
Otra cosa que he expresado mal son mis reparos. Es decir, yo no doy crédito a eso. Ni siquiera es eso, el mensaje lo que me altera. Lo que me lleva hirviendo es ver que la gente lo distribuya alegremente, sin saber lo que hacen. ¿Cómo se puede ser tan poco exigente con lo que uno manda a sus amigos? Estoy de acuerdo contigo en que pertenece a la misma basura que hace que la gente rebote esas presentaciones en Power Point (¿quién inventaría ese programa infernal?).
Con todo eso, volvemos, como tú dices, a la pregunta inicial, ¿quién coño se cree estas cosas? es evidente que a ambos nos gustaría pensar que nadie, pero es palmario que hay un montón de gente que se lo cree y da bolilla a estas memeces, y si no, mira el ejemplo de Almudena Grandes que daba Fray Barriga. Se supone ( a la vista de los hechos, yo no lo supongo, lo niego categóricamente) que es una mujer cultivada y lista, y en el mundo y tal, pero mira tú, es capaz de publicarlo en El País y quedarse tan ancha. Y no es que sea ciberchorrada telechorrada, que ambas son la misma memez, pero lo que me alarma es que haya tanto lelo suelto. Y entiendo por lelo el que se deja engañar con tanta facilidad.
Por último, Phants, yo no me refería a los políticos (ni siquiera a los que ahora nos toca sufrir, a los que tengo una sincera, abierta y publicada manía), sino, si hay que señalar a alguien, a esa pléyade de cabezas parlantes pero no pensantes que abarrotan los medios de comnicación. A esos que se creen el credo del pensamiento único que le decía antes a Michel, los que dan más crédito a un ignorante con una chapita de grinpís que a un científico de verdad. Y tienes razón, el domingo que nos digan, vamos alegremente a votar.
Un abrazo.

Foss, tío, hay una cosa que yo jamás me he explicado. Y es que la gente se tome tan en serio la opinión de los actores. Es decir, no se valora lo que dicen, por ejemplo, los guionistas, o los directores de iluminación o fotografía... profesionales, todos ellos, me apuesto medio huevo (si descontamos España) mucho más preparados, o implicados en el mundo del arte que los actores que, más que artistas son... farándula. Señor mío, porque sea usted guapo (o feo) y recite con garbo a Shakespeare o a Calderón, eso no le confiere altura o autoridad moral para pontificar sobre el resto de cosas del mundo. No sea usted palizas y limítese a actuar en el escenario o delante de la pantalla, pero déjeme en paz el resto del tiempo.
Caray.