viernes, enero 30, 2009

Lorna, irreal, resiste.

Flowers never bend with the rainfall

Grandes, grandísimos Paul Simon y Art Garfunkel. Esta canción es una de esas suyas inesperadamente bella, sencilla y definitiva, que se te desata entre los dedos cuando coges la guitarra. Ayer, mientras trabajaba, se me cruzó esta canción y tuve que coger la guitarra ppara ver cómo iba. Iba genial, claro, y al escuchar la letra, me di cuenta de que parece escrita para cierto ángel que yo conozco, exactamente para este momento de su vida, y yo no puedo hacer otra cosa que grabarla con mi brutalidad y mis mejores deseos, y desear con toda mi alma que el chaparrón de tristeza que, como un manto empapado, cala las alas de mi ángel, desaparezca y le deje volar de nuevo. Es para ti, Caquis, solo para ti.
Está grabada la canción con batería, bajo y la guitarra de 12 cuerdas. Y claro, le he añadido una vocecita en la tercera estrofa, porque si no añado voces, parece que reviento.


A través de los sórdidos pasillos de las peores pesadillas invernales, Lorna Cor tiene momentos de flaqueza y a veces, algunas veces, cree que quiere abandonar. Pero algo en el mismo centro de su espíritu indomable y distinto le ayuda a pasar a través de las sombras más oscuras y profundas sin dejarse llevar por la confusión y la vertiginosa droga que es la autoflagelación. Sin saber muy bien lo que es real, porque los sentimientos no se pueden tocar, y sin dejarse llevar por los mitos que aparecen en la gran pantalla de su ilusión, Lorna, extenuada, sigue en pie.


Se ha quedado Lorna en pie, pues, frente al espejo, preguntándose si ha actuado bien. Porque, aunque lo ha meditado muchas veces, las rupturas, hasta las más civilizadas, son siempre un trago amargo que a nadie le gusta pasar. Y aunque el espejo refleja a Lorna, con toda su indomable belleza, ella sólo ve una pequeña y oscura silueta, que trata de hacerse invisible y no acaba de estar segura de que ésa sea su imagen. Así, Lorna, cegada por la luz del dios de la verdad relativa (la verdad siempre es relativa) y la justicia (¿la justicia de quién?), no enfoca la imagen del espejo y deja venir la noche y sale, entregada a ella, vagando sin dirección. Lorna, confundida, busca una razón.

No tiene importancia, mi querida señorita Cor, si si has nacido para ser reina o esclava, porque todos somos reyes en el reino de nuestra intimidad, y todos somos esclavos del amor que debemos al mundo. Es frágil y delgada la línea que divide los estadios de la alegría y la tristeza, y verás cómo un día, sin saber porqué, el dolor de los días grises y solitarios se tornará en despertares jubilosos, y ya no te sentirás sola nunca más. Tus fantasías se habrán hecho realidad, Lorna, pero no te darás cuenta, porque, entonces, tendrás nuevos deseos y nuevas fantasías y la rueda de la fortuna siempre gira, Lorna Cor, y tú sabes que todo lo que tienes que hacer es ser lo que debes ser y enfrentar cada día como si fuera el primero. Lorna, dolida, siempre espera que vuelva a amanecer.


Así que, sin nada mejor que hacer, mi querida Lorna, voy a seguir fingiendo que finjo que la vida no tiene fin, que somos alegres e inmortales y que nos espera un tren en cada nueva estación; y tan es así, que estoy por cantarte que no te dejes vencer. Que no tires la toalla y que sigas en pie, porque, aun triste, eres una flor silvestre, solitaria y distinta, bella y retadora, en medio del asfalto. Y ya sabes, mi amada Lorna Cor, como decían los viejos y siempre recurrentes Simon y Garfunkel, que las flores nunca se doblan con la lluvia.
Lorna, irreal, resiste.

117,300

22 comentarios:

Anónimo dijo...

hay algo en ti que me maravilla.

The Foss dijo...

Eres bueno tío, muy bueno.

Un abrazo.

Wolffo dijo...

Besos y abrazos anónimos y fosfóricos.
Gracias, ambos.

Michel dijo...

Estupenda versión compañero. Y ya puestos ha disertar, Simon & Grafunkel me han gustado siempre. Y por supuesto luego Simon aunque Garfunkel hizo algo digno. Poco. Pero el mayor agravio del ricitos fueron esos gorgoritos de "Bridge Over Trouble Waters", que siempre hizo que odiará esa canción, hasta que Paul Simon, en un disco en directo en Central Park (iremos Wolffo, I Promise) la rehabilitó para la historia y mis oídos. Gracias Paul.

Abrazo

Kotinussa dijo...

A este post le pongo un 10 porque, a diferencia de otros grupos musicales de los que habláis, este sí que lo escuché hasta la saciedad en mis tiempos.

En cuanto al texto, hay frases que parece que están escritas para mí, y por eso me ha llegado muy dentro.

Besillos, Wolffo.

Wolffo dijo...

Gracias, Mich, en serio, te o agradessco. Simon & Garfunkel (no nos engañemos, el bueno era Paul Simon) tienen esa cosa de que los descubres de pequeño, porque las melodías, las armonías y todo eso, se te meten a la primera. A mí me pasó que luego creí haberlo superado y más tarde te das cuenta de que no son una cosa superficial, Paul Simon, el Simón de nuestros años infantiles, es un genio incontestable y su música es profunda, claro, y profundamente bella. La canción que odias fue, según algunos, la gota que colmó el vaso de la paciencia de Paul Simon en el dúo. Porque, paradójicamente, esa gran canción, que habla de la amistad inquebrantable y de la solidez del sentimiento que une a dos amigos, es de las pocas, de las muy pocas que, por empeño de Garfunkel (y probablemente el que fuera su productor en el disco) no se cantó a dúo, y se dejó a G que hiciera una exhibición de cualidades vocales en el tema. Es cierto que le quedó un poco gorgorizante, pero esa es una de las cualidades de Art Garfunkel: tenía tendencia a sobrecargar sus interpretaciones con el adorno agudo, o gorgorito. A veces era genial (recuerda Scarborough Fair), pero, como los chistes de sevillanos, terminaba resultando cargante. Bueno, dejo el rollo y rezo para que a tu promise le pase lo que dice la tercera estrofa de la canción "so my fantasy, becomes reality". Un abrazo enorme, viejo amigo

Wolffo dijo...

Kotts, querida, muchas gracias por tu notísima, la valoro no sabes cómo. Conocías la canción, ¿no? Yo es de esas que he escucyhado toda la vida, epro jamás había pensado en grabarla... hasta antesdeayer. Del tirón. Así funciona. Y el texto... en fin, como dice Michel, hay que darle las gracias a Mr. Simon. Un beso enorme, guapa.

Michel dijo...

Me voy pa' Caracas. Te llamo a la vuelta y hablamos. Más o menos cuando mi cumpleaños.

Un abrazo

Feelin' groovy

Fray Barriga dijo...

Muy buena la versión, efectivamente Paul era el bueno y Art el guapo. El 'puente sobre aguas turbulentas' fue canción fetiche de casi todas las niñas de mi generación y nos sirvió para robar algún que otro beso en el fragor del baile lento.
Un Abrazo hermano lobo.
Post Abrazum: vas por buen camino en la perdida cualitativa, si no me equivoco ya te has deshecho de 7,400. Animo y persevera.

Buch dijo...

Bien, no os hago esperar más, aquí va mi comentario. Muchas veces, cuando yo me encuentro ante textos como estos, me veo, estúpido de mi, arrugando el entrecejo para tratar de adivinar el segundo sentido de todo. Es una idiotez, comprendfo al fin, y luego hago una segunda lectura, ya relajado, seguro de no entender lo que no se debe, y, ya confiando definitivamente en el autor, aunque en este caso sea alguien como tú, con esa capacidad para ser un día técnicamente perfecto y al siguiente renegar del estilo y la técnica para ser imaginativamente perfecto. Es un don que tienes, Don Wolffo, mira que me jode, pero qué se le va a hacer. Este escrito es muy bonito, mucho.

A ver cuando puedo oir esta canción de S&G, a mi de ellos me parecen cojonudas Write me a Letter (Creo que se llamaba así) y otra que era Wednesday no se qué, que lleva una melodía rebonita. Y otras muchas, claro. No tengo peros para Simon & GArfunkel.Ninguno.


Besos.

PD: Si que iba a ir, si, pero sinceramente me acordé el mismo viernes a última hora porque me enseñaron una muleta en el trabajo y entré.

Mahomal dijo...

Enhorabuena por esos 117,claro que sí. Y con el texto te has salido: es precioso, perfecto y precioso otra vez.
La canción no la conocía, pero seguro que ya no te sorprendes de mi amplísima cultura musical.
Un beso y a por los 100

Wolffo dijo...

ufff...
acabo de terminar de currar y estoy cansado y harto de la pantalla de mi ordenador.
Mañana os contesto como merecéis... pero gracias, mil gracias por vuestras palabroides.

Bye!

Wolffo dijo...

Perdón, pero ayer me encontraba fatal y me dolían los ojos de estar todo el día con la cara pegada al pc. Procedo.

Mich, colega, vaya vidorra que te pegas... sí, llámame cuando vuelvas, que a Fants, en estos posts, no le gusta comentar y vemos cómo nos organizamos. Enga, pásalo chupi lerende (es mi versión de feelin' groovy; ¿te acuerdas de Quino? A esa canción le llamaba "la del rugby" y empezaba cantando "slogan..." era buenísimo. Otra genial suya era llamar a A hard day's night, "Espin a jaus" y cantaba, claro: "espin a jaus, jaus, jaus..." Cuando le pedías que te cantara "una en inglés", el tío, que no era del todo necio, se daba cuenta de que querías reírte de él y te decía: "no, que os reís de mí y me decís ¡UUhh, xzanahorias!" En su familia debían tirar zanahorias, en lugar de tomates, imagino...). Bueno, peazo paréntesis. Te veo, pues.

Fray Hermano, querido amigo, es verdad la distinción que haces enla genial pareja, porque, claro, no todo el mundo reúne en un sólo ser, como yo, talento, belleza y don de gentes. No te equivocas en tus estimaciones y en ello estoy. Y si no voy más deprisa es porque todas las semanas me permito un día de locuras. Pero pienso quedarme como una sífilis, lo prometo. Un abrazo fuerte y gracias.

Te confieso, viejo amigo, que cuando me dices estas cosas, te cogería con mis fuertes y viriles manos de las orejas, bajaría un poco tu noble testa y te plantaría un beso en la frente para que tú también tuvieras tu parte de cariño wolffo en este mundo, del que es injusto irse sin haber recibido algo de mis atenciones. Si no fuera porque sé que te ruborizaría... Las dos que mencionas son buenas, pero es que S&G son muy buenos, nunca decaen. Mientras escribo este mensaje, mi caótica conexión trata de enviarte la canción a domicilio, privilegio del que sólo tú gozas, ahora que lo pienso.
Bueno, ya me dirás cuándo le metemos mano a esa zorrita traviesa que es SK. Abrazo, hijo.

Mahomalilla, mi preciosa amiga, la del rostro de porcelana y las manos mágicas. Dentro de poco podrás satisfacer eso que teníamos pendiente cuando alcance la cifra que me dices en tu mensaje. Prometido. Caray, lo digo como si lo estuvieses esperando cuando, joder, reconozcamos que tienes que hacer un esfuercillo para no vomitar... Vale, exagero, pero ya sabes lo que quiero decir. En cuanto a la canción, yo tampoco la conocía sensu strictu, o algo así, pero ahora la conocemos los dos, ¿no? Y eso está bien. Miles de besos, nena.

Wolffo, en cuanto a ti, maldito vago de los cojones, a ver si aprendes modales.

Ea.

Mahomal dijo...

No, si yo te entiendo, pero entiéndeme tú a mí. Agradezco que me evites el esfuerzo, pero no el de no vomitar, sino el de manejarme con 17 más de la cuenta.
Pues te cojo la palabra: quedamos a los 100.
Precioso el texto, repito ya que estoy aquí

Buch dijo...

Si, la zorrita caliente y traviesa lo está deseando, y yo aun más, me muero por dejarla bien grabadita...
¿Le ves voces?

Besos.

Wolffo dijo...

Entendido queda, Mal, y así quedamos, lo sepas, y te lo agradezco de new.
xxxxx

Hay que verlo, hay que verlo, pero eso, ya sabes: yo siempre las veo.

fantasma paraíso dijo...

A ver... ¿qué posts son esos en los que dices que no me gusta comentar? La rapidez en el comentario depende más que nada del tiempo que tenga, no te creas. Y también de no querer ponerme pesado.

De todos modos, y por alusiones, no me queda más remedio que decir algo. Sobre lo que apunta Mich-El, lo de organizar una quedada, yo no tengo ningún inconveniente en hacerlo, aunque creo que tú estabas barruntando algo ya, ¿no?. De no ser así, dímelo y me encargo yo de mil amores. Sus acusaciones sin fundamento acerca de la edad en realidad se contestarán por si solas en cuanto nos veamos, así que no merecen la pena que les dedique mi tiempo. Y en cuando al plan en sí... ¿reunión de viejos colegas y tal o a mogollón con novias, novios, parejas y demás parentela?

Esto me recuerda que este último fin de semana tuve una reunión con antiguos colegas del cole (de la clase de EGB, así que calcula). Nos reunimos una o dos veces al año (y sólo nosotros), y esta vez no pude por menos que acordarme de la pequeña polémica que tuvimos aquí la semana pasada, porque en un sitio en el que estuvimos tomando unas copillas después de cenar, fuimos a encontrarnos con Nacho García Vega, el de Nacha Pop. Por supuesto fui cobarde y no le dije nada de lo de que me parecían unos blandos al principio y todas esas cosas...

En realidad es bastante simpático (vale, era el simpático del grupo). Uno de mis amigos toca en un grupo (precisamente lo hacía el día siguiente) y siempre incluyen bastantes versiones de Nacha, así que no pudo por menos que agradecérselo, y otro de mis amigos es el dueño del Sol, que ya le conocía, claro, y nos estuvo contando algunos cotilleos. Por cierto, nos contó que está a punto de sacar un disco nuevo. Veremos.

Y ya que estamos con la música a vueltas, recordarte por si no has caído en la cuenta que hoy, hace 50 años, fue «el día que la música murió». Pomposo término que se puso entonces, y que cogió al vuelo Don MacLean para hacer aquella canción tan larga que ocupaba las dos caras de un single y en la que en un momento determinado se escuchaba un pitido para tapar no sé qué palabra malsonante (¡Dios mío, qué tiempos!).

Pues ese día, ya digo, el 3 de febrero de 1959, fue cuando Buddy Holly, y Richie Valens y Big Bopper, se mataron en aquella avioneta que les llevaba de Iowa a Fargo y que la nieve derribó. La música no murió, Lorna lo sabe, pero perdió un gran puntal con ese tipo de gafas de pasta y pinta de tolili que por otra parte, quizá, ya había dado lo que tenía que dar.

Y antes de acabar —porque me estoy dando cuenta de que al final he comentado en contra de lo que tú decías, pero sin comentar absolutamente nada, tal y como tú indicas—, decirte que de tu post, por encima de lo que escribes en él, lo que me gusta es el ritmo que tiene y cómo suenan las palabras. Ese comienzo de: «A través de los sórdidos pasillos de las peores pesadillas invernales», y en fin, lo demás. El sonido y el ritmo son muy importantes, ¿verdad? No sé si me explico.

Y de lo que cuentas, de lo que cuentas detrás, pues eso, es evidente que ni Lorna ni tú vais a tirar la toalla. Ni en un día cómo hoy con tan siniestra efemérides. Con todo, yo hoy he comenzado el día de muy buen humor, porque después de dejar a los niños en el cole me he ido al Registro de la Propiedad Intelectual y a mí, lo de registrar, me da mucho subidón.

Wolffo dijo...

jajajjaajaaaaa, hace dos o tres, colega, dijiste algo sobre cuando me ponía personal, o algo así, pero, jajajajajaaaaaa, qué gracioso, coño...
Estoy en ello, de este mes, si a todos nos cuadra, no pasa. Por mí, estoy encantado de que sea con familias, pero si queréis, hay otra posibilidad de una pseudoquedada que ya anunciaré con más boato, pero que adelanto por siaca. El día 14, sí, el de los enamoraus, toco yo solito, con mi guitarra acústica, en un restaurante de Villanueva de la Cañada; no es exactamente una actuación, es en plan tocar por lo bajini mientras los enamoriscaos cenan (doy detalles por email a quien le interese).
Nacho GV era, en efecto, el simpático y, también, aunque me duela decirlo, el hortera. No había caído en que hoy era ese día, pero te diré que American Pie es una de las canciones que siempre toco cuando voy de solipei, y siempre triunfa. Es larga, de acuerdo, pero me parece una obra magna, dicho sea de paso.
De lo que dices del post, me quedo con lo del ritmo y el sonido que son, tienes razón, muy, muy importantes. A mí, desde luego, me lo parecen.
A mí también me enrolla lo del RGPI, ¿ya no es G? Bueno amigo, abrazos y manténgase a la escucha.

linmer dijo...

Bella versión. A S&G los he descubierto hace poco, desde que me bajé el disco de las 500 mejores canciones de la historia según la revista Rolling Stone. Lo cierto es que, al contrario de lo que decías a alguien en los comentarios, de pequeño me resultaban simples y cargantes (si es que eso no es una paradoja). Ahora que soy un poco menos pequeño, me parecen muy grandes.

Enhorabuena por tus 2000 reproducciones y por, en un plano menos metafísico, tus kilos de menos. Es un proceso jodidamente logarítmico, pero no pierdas las ganas ni la esperanza.

Un abrazo amigo

Wolffo dijo...

A ver, no debías ser muy pequeño, porque me refería a eso: cuando eres pequeño, no tienes criterio como para que algo te parezca simple o complicado. Te gusta o no le haces caso. Entonces, a casi todo el mundo le gustan S&G, porque no tienen nada de malo. Luego, cuando empiezas a pensar en lo que te gusta y en lo que odias, te parecen babosillos, simplones... como dices, es lo mismo que me pasó a mí. Luego, de mayor, cuando no tienes que justificarte ante nadie, cuando no te da vergüenza que te gusten Dean Martin o Sinatra, por ejemplo, empiezas a valorar en su justa medida... sobre todo a Paul Simon, claro.

Gracias por los 2.000 (algo has tenido que ver tú) y en cuanto a lo otro, en ello sigo. Cuando esté presentable, me veréis bailar como una loca en un videoclís.

Un abrazo fuerte, querido linmerick

Mich-el (me ha gustado) dijo...

Recién llegado, Pana, de la República Socialista Bolivariana de Venezuela. Te encantaría, Wolffo.

¡El 14 estoy! Buen motivo para vernos, incluso el de la pandilla de los mayores...

Abrazo

Wolffo dijo...

El país, seguro, las venezolanas, más, y lo de república socialista bolivariana, me enloquece.

Hablamos, eso.