miércoles, abril 02, 2008

complacer a la viuda Oaks

please, please me (para kotts)

Por favor, compláceme, vaya título, ¿eh? Pues, con este título, este fue el primer número uno de los Beatles. Nació como una parodia de John Lennon a las canciones de Roy Orbison, pero George Martin vio el potencial del tema, hizo que le aceleraran el tempo y lo convirtió en el primero de los grandes éxitos de los Beatles. Es una canción alegre, optimista y marchosa, fulminante y vocinglera y es un gusto para tocarla. En mi versión, hay algunas voces extra y poco más, porque siempre me ha apetecido muchísimo cantarla. Los Ciclones la tenemos en nuestro repertorio para abrir los conciertos, y un poco más abajo he pegado un videoclip que he montado con un ensayo de esta canción que tiene su gracia. De modo que ahora, nos ves a los cuatro cantando o, puedes escucharme a mí berreándola sin piedad, dándole a las guitarras y al bajo y soplando la armónica como si la canción fuese la última sobre la tierra. Me encanta. Y si a ti te pasa algo parecido, puedes bajártela aquí:



Aquí podéis bajar este video para verlo con mayor calidad (paciencia, son 107MB)
LOS CICLONES - PLEASE, PLEASE ME (OTRO ENSAYO)


La viuda Oaks da la impresión de haber llorado toda la noche cuando sale por las mañanas de casa, a dejar a sus niños en la parada del autobús escolar, pero esa impresión es falsa. Todos pensamos que pobrecita la viuda Oaks, pero lo que no sabemos es que ella es libre como un pájaro, fuerte como dos robles, y tan manipuladora de corazones indefensos, como las curvas de su cuerpo de viuda deseable hacen sospechar.

La viuda Oaks tiene una idea de los hombres aparentemente singular, profunda y progresista: los hombres son todos idiotas y no entienden nada; son simplones y piensan con la polla, actúan siguiendo los impulsos de su polla y sólo satisfacen unas necesidades básicas: las de su polla.

A la viuda Oaks, no obstante lo que pudiera parecer, le gustan las pollas, así, en general. Pertenece a la clase de mujeres que, si bien se molestan si sólo las consideras como objeto físico, se muestran en privado, sin embargo, muy muy perversas en el juego del amor; se excita si la tratas sin consideración, si pronuncias palabras gruesas, si te haces el machito desnortado y desfasado y eso es lo que me tiene a mí desconcertado.

Cuando voy a su casa a complacer alguno de sus caprichos, o muchos de sus caprichos, me dice, una vez desnudos, que la trate como a una perra, pero yo a mi perra no le hago, ni de lejos, las cosas que a ella le gusta que le haga. Ni tampoco le dejo hacer las cosas que a ella le gusta hacer conmigo. De hecho, me da vergüenza de que mi perra me vea en bolas. Lo único parecido sería que mi perra se aguanta si la insulto, pero a mí no me sale insultar a la vida Oaks, por mucho que a ella le emocione que la llame puta. A mi perra le tiro palos y ella, alegremente, los recoge, o le doy a comer el corazón de mis peras y manzanas, y le enseño a darme la patita. Sospecho que la viuda Oaks no se refiere a ninguna de estas actividades. Si le doy un azote a mi perra, sale corriendo, pero la viuda Oaks se pega más a mí y me dice, oh, sí, más por favor, y yo, la verdad, no le encuentro la gracia a pegarla.

La viuda Oaks es celosísima y eso que no le doy motivos, pero se pilla unos rebotes de tamaño natural si me ve hablando con otra mujer, y puede tirarse semanas sin dirigirme la palabra solo porque ella sospecha que me he acostado con otra mujer. Ojalá tuviera fuerzas para ello. La viuda Oaks me tiene sexualmente exhausto.

La viuda Oaks es difícil de hacer feliz, pero fácil, muy fácil de complacer. Pero, con la misma facilidad que un gesto fútil le hace decirte que hay que ver lo bueno y lo listo y lo cariñoso que eres, con esa misma facilidad, digo, un gesto noble hace que te odie a muerte y que te profiera los insultos más dañinos para tu orgullo. Entre los insultos, por cierto, siempre cuela tu “egoísmo” que, naturalmente, se debe a tu naturaleza “de hombre” y a mí me dan ganas, en ese momento, de soltarle dos guantazos y de hacer que despierte a tortas de esa ensoñación feminista, pero entonces, gracias, inteligencia mía, me acuerdo de que si le doy dos guantadas, se va a enamorar de mí, porque no hay quien entienda a la viuda Oaks.

Un día, tratando la viuda Oaks de reanimar por quinta vez en esa noche mi maltercho pene, y poniendo ella todo su empeño y habilidad en tal menester, pensé que estaba harto de la viuda Oaks. Harto de ti.

Porque, mi querida viuda, ya no aguanto más tus caprichos y tus vaivenes. Que tu amor pendular no es tal amor pendular, ese que a veces te da felicidad y otras no, sino que es una mierda pinchada en un palo que a veces salpica y otras, sencillamente, no te mancha. Y en eso consiste lo mejor de ti: en las veces en que no haces daño.

Que me tienes hasta las narices con tus celos y tus tonterías, mona, que te vayas a paseo con tus cambios de humor constantes y con tu felicidad sobrevenida y con tus depresiones deprimentes que nadie se atreve a curar, porque haces daño y porque aburres a las ovejas con tu rollo insufrible de viuda desamparada.

Que a mí, por mucho que te empeñes, me gusta más hacer el amor que follar, que no me asustan las palabras, pero no me subyugan, como a ti, porque sé de dónde vienen y lo que significan y me gustan para jugar con ellas, pero no para convertir mi existencia en una realidad estúpida que me haga más feliz.

Pienso, viuda Oaks, que deberías quererme por lo que soy, no por lo que me ajuste a tus caprichos, tus deseos y tus porquerías de alcoba. Me gusta que me la comas, claro, pero prefiero penetrarte el cerebro con mis ideas, a follarte los morros con mi cosa, y no todo tiene que ser un ritual. Me gusta hablar.

Pensaba todo eso, amiguitos, con toda la sinceridad de mi ser, con toda la honestidad y nobleza de mi alma, pero entonces ella me tumbó boca arriba y me recorrió de la cabeza a los pies con sus pezones mágicos entreteniéndose donde le gusta a la viuda Oaks entretenerse. Mi maltrecho pene, entonces, pasó a ser un monumento erecto a la desdicha del hombre cobarde, y se me olvidó todo lo malo que tiene la viuda Oaks y me acordé de lo bien que hace algunas cosas y ella misma me recordó que aún había cosas que no me había enseñado y yo, oh, mundo cruel, me callé y me dejé hacer.

La verdad, la pura verdad, es que no puedo dejar de complacer a la viuda Oaks. Que complacerla es lo más placentero del mundo, desde el primer día en que, tumbados en alfombra, ella me dijo recitando, de forma retorcida y abiertamente calentorra, el estribillo de la canción que sonaba entonces, y la que ilustra musicalmente este post:

- Por favor, compláceme, oh, sí... como yo te complazco a ti.

Y bueno, yo lo hice.




ACTUALIZACIÓN

Muchas personas, envidiosas, todas ellas, me acusan de ser un fanfarrón y un bocazas, pero traigo aquí la prueba que desmiente a todos los maldicientes. Una revista de gran rigor intelectual indagó mi opinión, como hombre versado en estos asuntos, sobre los aparatos alargadores de pene (aparatos que yo no necesito, faltaría más) y no sólo la publicó acompañada de una foto "robada", sino que hizo públicas mis palabras bajo el epígrafe de "El rincón del experto", dando así autoridad nominal a la que, de por sí , emana de mis siempre sabias palabras. He aquí el documento:



ACTUALIZACIÓN 2.0

El gran comentarista Un Fósforo, también conocido como Fosfous, FossMan o, más recientemente The Foss, se tira el rollo y al ruedo de los blogueros, y abre lo que tiene toda la pinta de ser un estupendo blog: The Foss Revenge

Se estrena con un desternillante relato que sólo desluce la presencia fugaz de un músico inútil que aconsejo a todo el mundo: Vida y milagros de John Mac Enrrow. Parte 1.

¡¡Animo, Fosss!!

----------------
Listening to: BSO Subway - It's only mistery
via FoxyTunes




43 comentarios:

el_Vania dijo...

...tus porquerías de alcoba.
Macho, casi me caigo de la silla de la ofi cuando he leído esto. Suerte que estaba solo y he podido descojonarme bien alto y agustito, que diría Ortega.
Esos pequeñitos detalles, perlitas ocultas son las que hay que buscar en tus textos.
Vaya con la señá Oaks.
Fijo que pulcra en sociedad
paga sus impuestos
acude a misa los domingos
y es la reina del hardcore en el catre...
Salud/OS!
y keep on postin'!!
;)

Wendeling dijo...

Auriculares puestos y escuchando la canción, que no son horas para despertar a las leonas.

Me gusta leer como son las mujeres según el mundo wolfferas... pero más disfruto leyendo como son esos hombres, tan machotes y en el fondo tan dulces.

Tienes toda la razón, complacer, es lo más placentero del mundo y aunque no te comente habitualmente, no quiere decir que pase, de puntillas, a diario por aquí y que incluso relea en ocasiones, muchos de estas perlas maravillosas que nos dejas.

Gracias por estar siempre ahí, ofreciéndonos algo de tu mundo, compartiéndolo con todos nosotros.

Besos de una maia.

Wendeling dijo...

Ups... no sé si me he explicado bien, me refiero a que suelo pasar a diario... las horas y el 3 de abril...

Teresa, la de la ventana dijo...

Vaya con la señora Robles... Menuda pájara... Me he reido mucho, y digo lo que El Vania, menos mal que ha sido en casita y sola, porque menudo numerito si lo leo en la oficina...

Me encantan tus relatos, Wolffo. Casi tanto como las etiquetas que les pones..., ya te lo dije en otra ocasión. La de "Mi perra es muy decente" es un perfecto resumen de tu deslumbrante ingenio...

Wolffo dijo...

Vanitas
Vaya... o sea que nadie te ha pillado y no has podido decir, "es Wolffo, un amigo mío, que es un genio..." lo lamento de veras, a lo mejor es así como tiene que empezar mi carrera al estrellato.
Gran mujer, la señora Oaks. Te la presento un día.
Abrazos,

Wen
en realidad, lo que te pasa, reconócelo, es que me quieres sólo para ti, y temes que tus leonas, como te ha pasado a ti, se encaprichen de mí... ¡ay, las mujeres...! jajajajajajaa

En realidad, aunque no sea esa mi itención, supongo que es inevitable que se trasluzca cómo veo a las mujeres, así en general, aunque creo que lo que suelo escribir es cómo somos en realidad algunos hombres. En eso me has calado hasta el fondo, maia.
Te mando un montón de besos, Wen, que me caes de cine y te quiero, aunque yo tampoco te comente en todas las entradas.
Más besos.

Ter, esa
me acabas de clavar una daga en el subconsciente, que lo sepas. Un psicoanálisis casual y certero que me ha dejado de piedra. Ya te contaré, pero es alucinante.
Solo puedo decir que, desde hace unos cuantos posts, cuando pongo las etiquetas, me acuerdo de ti.
Joé, me he quedado de piedra, en serio, con tu comentario, ya te cuento, ya te cuento...

Besos, claro.

The Foss dijo...

Stuart Oaks, “Stu” para los amigos...

Aquí nadie se acuerda de él pero pregunta a cualquier oriental y verás como saben quién es.

Yo le conocí un día, solo un día. Estaba en Vancouver, tomando una cerveza en una de las terrazas del Waterfront leyendo el períodico.
Había un tipo en la mesa de al lado con aspecto triste, tenía la mirada perdida en el azul de la bahía.

Como no puedo estarme callado, dije algo así como “bonito sitio este, verdad?”. Solo puse la interrogación de cierre porque hablaba en inglés, claro. “Me dijeron que era como San Francisco pero más arriba, y tenían razón”, añadí.

“Ya, pero me da igual porque me voy a suicidar”, respondió él.

Terminamos la cerveza y subimos al ferry que te lleva a Vancouver Island, lleno por cierto de jóvenes grunge que venían desde Seattle a hacerse algunos tatuajes imitando a Cobain, donde me contó su historia.

Estaba casado con una mujer estupenda, gallega y cachonda sexual. Y él era un conocido actor porno canadiense, especializado en filmes para el público oriental (Vancouver está lleno de ex Hong Kong que gustan de ver a sus mujeres retozando con un canadiense bien dotado mientras ellas se toquetean entre si).
Todo iba bien, ganaba dinero a espuertas, su mujer estaba encantada de ver a Stu taladrando chinas con su portentosa herramienta, él la satisfacía una y otra vez sin descanso como si fuera una Black & Decker® y tenían 3 hijos guapísimos.

Pero llega un día en que las cosas se tuercen como se tuerce el trigo buscando el sol de invierno, y ese fue el día en que su manager (una tía buenísima y sueca, por cierto) firmó un contrato para hacer otro tipo de cine. “Porque se está estancando tu carrera”, le dijo.
Stu acudió encantado al rodaje pensando que dejaría las chinas y que iba a rodar con Dana DeArmond o con alguna otra famosa porn catres... pero llegó al plató y se encontró con tres fornidos camioneros (con sus camisas de cuadros y marcando paquetón).
“Ah!, una orgía de camioneros con una rubia que se va a poner morada de chupar pollas”, pensó.

Pero no había rubia, ni morena, ni nada. El argumento era que los camioneros coincidían con Stu (un viajante de comercio era su papel) en los baños del típico bar de carretera y le daban con todo lo gordo.

En principio se negó, claro. Pero un contrato es un contrato “y un agujero es un agujero, tú la metes y ya está” le dijo su manager.

El caso es que lo que Stu pensaba con resignación que iba a ser endiñarla a un camionero detrás de otro imaginado que eran mujeres neumáticas, se convirtió en 18 horas de rodaje chupando y con el culo como un Donet.

Y algo cambió. Ya no pudo volver a dar ese placer oral que tanto demandaba su mujer, ni volvió a excitarse con las fotos de lencería de las revistas de venta por catálogo que recibían en casa. Sin embargo, empezó a ver películas de romanos y a recibir invitaciones a fiestas en bares de ambiente.

Y por eso tomó el ferry que lleva a Vancouver Island. Y se tiró al agua a mitad de camino, y yo le dejé hacer porque un hombre debe tomar sus propias decisiones y nadie debe interferir en ellas.

Eso sí me acerqué a ver a la señora Oaks, desde ese momento la viuda Oaks, y le presenté mis condolencias.
Y me la tiré, y lo hice porque ella lo necesitaba y porque nunca he podido resistirme cuando una mujer de bandera, desnuda y con las ingles brasileñas recién depiladas me dice “cómeme entera que me va a dar algo y déjate de condolencias, que el imbecil ese me habrá dejado un pastón pero tengo un furor uterino de no te menees”.

Solo estuve con ella esa vez, era mi obligación y cumplí como un hombre (necesité varios días de descanso después). Luego supe que había vuelto a España y que vivía en Villanueva del Pardillo, pero no tenía ni idea de que tú eras uno de los que apagaban sus fuegos.

Si es que el mundo es un pañuelo.

Un fuerte abrazo maestro.

Wolffo dijo...

The Great Foss!!
JAJAJAJAJAJAAAAAAAAA ¡comentario del año! Buenísimo, de verdad.
¿Sabes lo que pasa? Agradezco que me aclares el pasado de la viuda Oaks, porque yo, cuando tengo en mente una tipa, hago lo que sea para ganarme su confianza, hasta simular que la escucho, pero una de mis habilidades es apagarme por dentro cuando alguien me cuenta su vida y echarme una siestecitra mientras me sueltan el rollo, pero consigo que mi cara sea un espejo de las expresiones del que me cuenta la película, de modo que cree que le escucho. No sé si alguna de las veces que la viuda Oaks largaba y largaba me contó esta historia pero, desde luego, yo no la escuché. Ahora me ha encantado enterarme de todo (ella relata mucho peor que tú, eso seguro) de este modo tan gráfico.
¡Qué panzada de reír, Foss!
Gracias y un abrazo, amigo.

The Foss dijo...

Yo también tengo esa habilidad de escuchar mientras, como dice mi mujer, estoy preparando la agenda del día siguiente. Y alguna vez me han pillado, por cierto.

Lo que ocurre es que si te encuentras con un famoso actor porno en la ciudad más bonita de Canada, con la mirada perdida y con la intención firme de suicidarse (to comit suicide como decía él) por preferir en lo más profundo de su ser comérsela al camarero que le trae la cerveza que aceptar el trío que le acaba de ofrecer su mujer con su prima la ligera... te aseguro que prestas toda tu atención.

Acabo de conseguir escuchar la canción. Tremenda, de verdad. Te ha quedado un sonido absolutamente Beatle...

Abrazos again.

Wolffo dijo...

Foss
Coño, Foss, eso no hay ni que decirlo... a un hombre, le escuchas, claro, le escuchas siempre. Esa habilidad se usa exclusivamente con mujeres, que son las que necesitan saberse escuchadas por un ser inteligente.
Estoy subiendo un video de esta misma canción de los Ciclones en pleno ensayo. Está cachondo. Ya lo verás.

kotinussa dijo...

Jajajajajajaaaaaa.

Perdona, experto, pero cuando ya tenía pensado lo que iba a escribir en el comentario, llego al final del post y veo la actualización. Los lagrimones (de risa, claro) del tamaño de un hueso de aguacate no me permiten ahora escribir nada mínimamente coherente. Dentro de un ratito me recuperaré y entraré de nuevo. Sólo diré (suerte que tengo de que escribo a máquina sin mirar las teclas, porque sigo con la vista nublada), que aparte de dejarme impactada tu imagen de experto tan serio y tal, me entra repelús de pensar en la tracción mencionada en el texto en cuestión.

¿No tienes remordimientos de conciencia por intentar que la gentes se crea esas cosas?

Luego comento el post, que ahora voy a comer (eso si consigo que mi cerebro borre la imagen que me has dejado en mente).

Besos.

kotinussa dijo...

Ya estoy aquí de nuevo. Y quiero empezar manifestando mi más enérgica repulsa hacia el trato desigual que sufrimos unos y otros comentaristas.

En los comentarios al post anterior el experto en alargadores de pene llega a insinuar que unos recuerdos de viaje pueden ser perfectamente inventados, como abriendo la puerta a que se dude de la presencia de Buch y de una servidora en las costas escocesas.

Sin embargo, el susodicho experto le hace la ola a Foss cuando éste se saca de la manga una historia más falsa que un euro de cartón. Aquí lo que hay es mucha envidia.

Lo dicho. Indignada me hallo. Y que conste que, incluso si fuera verdad, es mucho más fácil y más normal tirarse a una viuda calentorra que llegar hasta los confines de la costa escocesa.

Y porque estoy enfadada, no voy a decir nada de la canción, aunque sea de los Beatles. Ea.

Wolffo dijo...

Kotts,
he estado repasando los comentarios pasados, para ver qué es lo que había escrito que te había ofendido (ya sabes, cielo, nada más lejos de mi intención)y lo he encontrado: dudaba de la presencia de Buch, eso es cierto, pero porque dudo de su existencia misma. Buch, cada día estoy más convencido, es un programa de ordenador complejísimo cuando escribe y un holograma muy logrado cuando pasea y todo lo demás. Así que es normal que dude de su presencia en las costas escocesas, pero no dudo de la tuya: la tuya sé, positivamente, que era falsa absolutamente, no me cabía la menor duda. Nunca estuviste allí por una razón muy sencilla: llevas años siguiéndome y yo nunca he ido a ese sitio tan lejano y que hablan un inglés tan raro.
En cuanto a la hisotria de Foss... ¡qué alegría encontrarse con alguien que miente de forma tan descarada y bella...! Me gustan las buenas mentiras, prefiero una buena mentira a cien fotos de las costas escocesas salvo, claro, que aparecieras tú en esas fotos (desnuda, a ser posible), o yo mismo, porque entonces serían fotos ciertamente celebradas.
Y hablando en serio, dentro de la seriedad que puede esperarse de mí, te diré que efectivamente, como he manifestado en más de una ocasión, los viajecitos del personal (tú, Buch, Foss, fantasma y michel, que yo sepa, os pasáis el día viajando) me hacen hervir la sangre de envidia y lo admito sin ambages.
Me gustaría haber hecho la décima parte de los viajes que habéis hecho vosotros pero no ha podido ser...
A cambio, al no haber vivido aventuras, las invento, y espero de vosotros que tengáis la amabilidad de leerlas. Eso me hace sentir un poco mejor, ¿sabes Kotss? Es en plan "no he viajado tanto como ellos, pero les gusta escuchar mis historias tanto como a mí las de sus viajes". Es un pensamiento idiota, vale, pero me consuela. Y creo que a eso se limita todo.
Y te dedico la canción, ea.

The Foss dijo...

Kots mentir ser�a deciros que Stu era mi amigo. Qu� va, yo solo le conoc� en su �ltimo d�a.

Puedes pensar que es una burda invenci�n, pero la vida de uno suele transcurrir por diversos mundos y en uno de ellos coincidimos.

Gran Wolffo, es cierto que he viajado mucho, tanto que quedar�a pedante hablar de ello. Pero de eso forma parte de un pasado muy lejano ya del que solo quiero recordar eso, los viajes.

Ahora sigo viajando de vez en cuando por trabajo y alguna escapada familiar por vacaciones (algo absolutamente t�pico), pero alg�n d�a intentar� hacer algo lejano con mi chica.

As� que no te preocupes por hacerlo m�s o menos.

A mi me come la envidia tu facilidad para la m�sica.

Buen fin de semana.

el_Vania dijo...

Hay que ver qué bien os lo pasáis... me dais unas ganas de bajarme al moro... o sea, a Valdemorillo a jammear con vosotros que para qué.
Eso sí, la chica sentada tenía la cara un poco acontecida...
Y si me permites una crítica constructiva... y no te lo tomes a mal, por lo que más quieras... ¡¡cambiar ese afinador de guitarras!! El buen rollo, la realización del vídeo y el feeling quedan sepultados por los out of tune, mi querido amigo. Y eso es algo intolerable.
Por lo demás, el tema es una versión de lo más digna, con arreglitos marca de la casa, que le dan ese toque especial. Salvo por lo de las afinaciones, os doy mi bendición, y como digo, si estuviérais por la labor de hacer un bolo en la ciudad Inmortal, podría mover algunos hilos...
Recibe un abrazo tan fuerte como seas capaz de soportar.
Salud y saludos, mi querido hermano lobo.

kotinussa dijo...

Hay que ver cómo eres. Ahora pones a la cabecera del post lo de la dedicatoria y ya se me tiene que quitar el enfado por fuerza. Haces de mí lo que quieres, malvado.

Bueno, me he pasado por Youtube, he dejado mi comentario, he votado con cinco estrellitas y, en resumen, he hecho todo lo que tenía que hacer.

Me encanta el vídeo, no sé por qué había reparos a subirlo. ¿Quizás porque era sólo un ensayo y alguno pensaba que podía quedar todavía mejor? Seguro que a vosotros siempre os parecerá que puede quedar mejor, pero para el resto de la humanidad, los que somos incapaces de cantar, tocar, editar y montar un vídeo, etc..., nos parece genial.

Creo que tienes un peligroso poder sobre mí, George. A ver como me las arreglo para inmunizarme un poco. Porque es muy peliagudo que te baste una dedicatoria para que yo me ablande.

Un beso.

Wolffo dijo...

Foss
Es igual, apañero, el caso es que... me da envidia. Me gustaría haber viajado, o viajar ahora... Porque cuando viajo tengo sensaciones cojonudas, pero no puede ser.
De todas formas, créeme: me gustaría muchísimo viajar más.

Un abrazo y buen fin de semana to you, too.

Vanitas
mea culpa, mea culpa... es decir, la culpa hace pis.
Soy yo, tío. eMail, el guitarra solista, me lo dice constantemente: afina tu guitarra, matxo, y yo, a lo mío, con mi guitarrita desafinada y mi barriga bamboleante. En fin... De todos modos, piensa que es una toma de sonido directo sin calidad ninguna, sin tratamiento y que es sólo un ensayo. Pero tienes razón, trataré de aplicarme en el afinado de la guitarra. Gracias, Van.
Abrazos.

Kotts
Hay que ver cómo soy... tienes razón, soy más manipulador que la viuda Oaks. Ya he visto (y contestado) tu cariñoso comentario en Wolffangas TV y te digo: efectivamente, algunos de nosotros teníamos ciertos reparos por eso. En realidad, había razón en esos reparos. Ya has visto que el primer comentario sobre el video que hay
aquí, el del Vania, nos da un cariñoso azote por la afinación; cierto es que el segundo, tú misma, es francamente a favor, así que bueno, está compensado.
Me interesa lo del poder sobre vos, Kotts, ¿podías desarrollar el tema? es solo interés científico, claro, curiosidad puramente intelectual...

Mil besos, guapa.

kotinussa dijo...

Pues me imagino que tengo el mismo síndrome de Estocolmo que la Nancy de tu hermana. Ya sabes que soy toda una entendida en síndromes. Pero no abuses, ¿eh?

Princesa del Guisante dijo...

Yo lo único que no me explico de todo el post es porqué la viuda de Oaks da la impresión de haber llorado toda la noche, cuando tras noches así en realidad se tiene una piel muy lustrosa, una mirada estupenda, y hasta las ojeras sientan bien.
Con tanta polla en los primeros párrafos he pensado que la viuda era una lánguida granjera, pero ya he visto que no, que sólo es querencia a los animales (pollas, perras, apostaría que zorras también). Creo que al pobre amante de la viuda lo que le ocurre es que está insuficiente o deficientemente alimentado, y como físicamente hay momentos en que no puede continuar, se dedica al sexo cerebral (vulgo pajas mentales)
Me cae estupendamente la viuda de Oaks, sí.
Me ha gustado el post, me ha gustado la viuda de Oaks, y el flojito que la complace, y la versión de la canción. Y tú más. Besos

el_Vania dijo...

¿cómo que barriguita?
La foto del "rincón del experto" es reciente, ¿no?
Te lo digo porque se te ve más "chupao".
No me he fijado en tus carnes, será que no las he visto.
No te lo tomes a mal, pero el out of tune es algo que te impide disfrutar del feeling y buen rollito que había... pero la banda suena de puta madre, y el sonido, siendo directo y sin tratar como dices, está genial. Mi mujer grabó en la videocámara uno de los últimos ensayos-reuniones anuales que hacemos con el grupo y no suena así de bien, es un bofetón sónico, ya me entiendes.
De todas maneras, tenía un colega que tenía una Epi como la tuya... y solía tener ese problema. Además como es semi-sólida es más propensa a feedbacks de sonido y tal... por eso, tendrás que pillar una FENDER como tu colegui... Mwahhahhahaha!
PD: La Burns Brian May es semi-sólida también, pero las pastillas están recubiertas de araldita para evitar acoples, amén de tener un trémolo a prueba de bestias. Y un magnate como tú, creo que puede permitírsela.
En cualquier caso, insisto en que tengo muchas ganas de jammear pero en la vida real, ya sea bajándome al moro o si te acercas a ZGZ, cosa que por otra parte, me colmaría de ilusión.
En lo referente al ser perruno que preguntaste, es Neo, nuestro perro. Un FoxTerrier de 8 añitos que es la alegría de la huerta, y que es el perro que más apodos tiene (y responde a todos ellos). No descarto hacer un post en la city al respecto. Siempre me das buenas ideas.
Cuando digo lo de los abrazos al despedirme de mis comentarios o emails que te envío, no lo tomes como un formalismo, dalo por hecho... quiero decir, eres visceral, directo y recalcitrante a veces. Tenemos puntos de vista distintos. Eres fiero y yo tierno. Pero... joder, que después de tanto tiempo de ciber contacto, el cariño que te tengo es REAL. Por eso te digo un abrazo... porque sé que el día que nos encontremos no nos chocaremos los 5 como vulgares clientes... será un abrazo de AMISTAD. O al menos, por mi parte.
Un fuerte abrazo.
Salud/OS!

Wolffo dijo...

Kotts
jajajajajaaaaaa,
¡pues estás perdida, amiguita!
Si eres entendida en síndromes, prepárate, porque pienso abusar. O más que abusar, aprovechar al máximo mis oportunidades, que lo sepas.

Muchísimos besos.

Guiss
¡qué alegría leerte otra vez! "la que lo está intentando" va a aperecer muerta un día de estos, me tiene más harto que a ti... aunque pensándolo bien, me esperaré a que contratéis a una no intentandora.
Si es necesario, explico porqué da la impresión de haber llorado toda la noche. Pero has de saber que no es algo fortuito ni natural. Es tan trabajado como que al ver a Ana Rosa Quintana no veas a una vieja.
Vaya, parece que me pasado con las pollas en el primer párrafo, pero era solo un recurso, una reiteración exagerada a drede para que quedase bien claro el estrecho vínculo entre la pagadora de impuestos y los órganos sexuales masculinos.
Joé, me está saliendo una respuesta a la defensiva.
En fin. Al pobre chico, lo que le pasa, Guiss, es que no quiere a la viuda Oaks (no es española, por eso no es la viuda de Oaks, sino la viuda Oaks), por eso se queja a veces del exceso de carnalidad de la viuda. No obstante, si todos te hemos caído bien, creo que la cosa tiene buena pinta y no sé porqué me ha salido un comentario tan a la defensivsa, en serio. Debe ser por... bueno, ¿qué más da la razón por la que uno mete la pata?
Muchísimos besos a ti también, guisantilla mía.

Van
Es que en esa foto estoy poniendo mi cara de sexo, que es, lógicamente, más "chupada".
Sigo siendo un enorme y gordo rockero, pero rockero, al fin y al cabo; desafinado, pero rockero al fin y a los postres.
Mi epi es intocable y jamás la cambiaría por una vulgar (jeje) Strato o Tele, jamás de los jamases. Añadiré, si el tiempo me lo permite, una Les Paul y una Rick, pero ahí se terminan mis ansias que, en realidad, están más que colmadas con mi Dot, que me entiende perfectamente y se deja sobar por mí con más gustito que la viuda Oaks. Mi Oaks me acompañará hasta la tumba, si no me la roban, claro, como mi querida y vieja Ibanez.
Mola Neo, txaball, y me gustará conocerle.
Caretas fuera: me has matado insistiendo tanto en lo de la afinación, matxo, ¿tan grave es? O mejor, no, no respondas, porque si no, lo que hago es presentarte a eMail, el ciclón de Colmenar, y entre los dos hacéis un grupo de bien afinados y yo puedo seguir mi errática carrera desafinada. Porque, como decía esa vieja y maravillosa bossa "Que no peito dos desafinados, Também bate um coraçao"
Me encontrarán muerto, ahorcado, colgado de una sexta cuerda y sonará I can't stand losing you y como dice esa bella canción:
"... and you'll be sorry when I'm dead/and all this guilt will be on your head..." o algo así.

AArrrggghhh.....!

kotinussa dijo...

Ten en cuenta, my dear, que también existe el Síndrome de Lima, que es justo lo contrario del Síndrome de Estocolmo. Se llama así cuando los secuestradores se vuelven más compasivos con la situación y necesidades de los rehenes y se identifican con ellos, hasta el punto de que muchas veces acaban liberándolos.

Recibe ese nombre a raíz de la toma de rehenes en la embajada japonesa en Lima, donde 14 miembros del Movimiento Revolucionario Tupac Amaru tomó a cientos de rehenes en una fiesta en la residencia oficial del embajador japonés en Perú. Aunque el secuestro duró cuatro meses, a los pocos días de empezar los secuestradores soltaron a la mayoría de los rehenes, perdiendo así casi toda su ventaja.

Así que ya lo sabes, ten cuidado que a ti también te puede pasar.

Besillos.

The Foss again dijo...

Me ha costado un montón recordar la password que había puesto en You Tube, pero ya está. Las cinco estrellas Mahou son para vosotros.

Lo que me niego es a asumir tus críticas las Fender.
Estoy de acuerdo con Van, cuando tienes una Strato (en especial si es la Made in USA) entre tus manos ... nada vuelve a ser igual.

;-)

Best regards.

Princesa del Guisante dijo...

Bueno, defensivo Wolffo, eso de que cuando vemos a Ana Rosa Quintana no vemos a una vieja... pensaba destinarlo a un post, pero en vista de que tiempo hasta agosto no voy a tener, te cuento que mi hermano pequeño, el mismo que opina que es muy triste que algunas personas puedan manejar cuchillos para cortar la carne viendo lo cortitas que son para otras cosas, exclamó el otro día viendo un anuncio de una bebida de esas de renovarte que hace AR "en lo que han degenerado los cuerpos danone..." Luego, como estábamos en familia, empezamos a ser crueles y venga con los "danones de geriátrico" y cosas así.
Vale, viuda Oaks, pero me parece fatal lo de que pierdan el apellido. En cambio, me parece fenomenal que no sea igual en la intimidad que en la vida social. Cuando alguien exige coherencia entre esos ámbitos, siempre imagino que es una de esas personas incapaces de contener un pedo "porque lo natural es expulsarlos" y supongo que el siguiente paso en coherencia es defecar en público :P
Más besos

POLLI-trala dijo...

... la Viuda Oaks está cansada de las canciones de amor.

Tú, me decías que nada te haría cambiar y yo te decía que cambiaste todo para mí.
Tú, tu me decías que estabas triste con la vida, pero yo, nunca te creí.
Estoy tan cansada de las canciones de amor, siempre hablan de un final feliz... bien sabemos que la vida nunca funciona así.
Yo, te mandaba las señales que se me ocurrían, tú nunca las entendías, no escuchabas bien.
Un día me cansé y claro está que te dejé, no me hacías caso, entonces para qué?
Habría hecho todo, pero tu nunca entendiste nada, nada de nada.
La vida siempre tiene que seguir, aunque mi corazon se parta y no quede nada.
Por eso es que estoy tan cansada de las canciones de amor.

(se agradece a Julieta Venegas)

yambra dijo...

Sí, vosotr@s reíros, gentuza, que sois todos gentuza...

¡Cómo se nota que todos tenéis una buena polla!!!

Wolffo dijo...

Kotts
Lo tendré en cuenta, Kotts, o, más bien, lo tengo en cuenta, puesto que, desde este momento, solemnemente, me declaro víctima de tal síndrome: soy un limado.
Qué bueno es tener comentaristas como tú que instruyen deleitando...
Tienes secuestrado mi corazón, amiguita... Miles de besos.

Foss
jejeje, gracias, tío, s'agradecen esos bellos gestos cerveceros. Colegas de trompa, como si dijéramos.
No te pido, faltaría más, que asumieras o compartieras mi manía, lo reconozco, personal e injustificada por las fender, pero nunca pondré mis delicadas manos en semejante baratija.
Abrazos y todo lo demás.

Guiss
jajajajajajaaaaaa los cuerpos danone... en realidad me está bien empleado. A mí, AR, me da la sensación de que la abrazas y se desmonta, como si estuviera hecha de palillos o algo así. Pero qué bueno, ¿eh? no sé porqué coño te he contestado así, en plan defensivo, pero seguro que lo merecías, porque yo soy infalible, como el Papa. Es evidente que tu crueldad viene de familia y por eso es entrañable. No hay nada más lindo que una familia nucleada en torno a una tarde de crítica feroz a todo lo que salga en la tele, o a todo lo que pasa por delante de la mesa de la terraza en las que te estás tomando una horchata.
A mí también me parece fatal que pierdan el apellido, Guiss, pero reconoce que queda mejor, a efectos dramático-literarios, viuda Oaks que vida de Oaks.
A mí también me parece bien que no nos comportemos igual en el ámbito privado que el público, acuérdate de mí en pleno acto sexual, Guiss, sin ir más lejos. Tú misma decías que yo parecía un persona extraordinaria, en lugar del genio multidisciplinar que en realidad soy. Lo que es la vida, ¿eh Guiss...?

POLLI-trala
La verdad, la verdad, amiga mía, no estoy del todo seguro de que sea así... Es posible que sí, que lo que le ocurre a la viuda Oaks es que está cansada de las canciones de amor; desde luego, es una forma brillante de verlo, pero de lo que es seguro es que al chico al que exprimemla vida, le gustaría, de vez en cuando, escuchar un estribillo cursi, un verso esperanzador. Aunque luego, ante la maestría de la viuda se le olvide su anhelo, y se ponga con entusiasmo manos a la obra.
Yo te lo agradezco a ti, C., me caes mejor de JV.

Mucchos besos.

Yambra
JAJAJAJAJAJAJAAAAAAAA
JAJAJAJAJAJAJAAAAAAAAAA!

Ovación, vuelta al ruedo y reverencias.

fantasma paraíso dijo...

Wolffo, tío, te veo de nuevo postorreico (lo cual está más que bien). Esto no hace sino contribuir a un mayor anacronismo de mis comentarios, ya de por sí tendentes a la serranía de Úbeda.

Kotts, no quería dejar pasar tu petición de foto ataviado con kilt. Tengo muchas fotos en incomparables parajes escoceses, pero lamentablemente nunca me puse un kilt. Los verdaderos escoceses, ya sabes, llevan la prenda sin nada debajo, y yo encontré el clima de esas tierras demasiado gélido para tales alardes. No obstante, como fantasma de pro que soy, resulta más que probable que en mi atrezzo posea alguna de estas prendas tradicionales, ya que es frecuente acudir a castillos de la vieja escocia para asustar a los descendientes de los Mc Kenzie, los Mc Callan, o cualquier otro clan. De camino podría hacerte una fugaz y terrorífica visita (la visión inesperada de un fantasma con falda escocesa puede resultar letal, no creas).

A propósito de los kilt, no obstante, comentar que no se trata de una prenda tan folclórica como pudiera parecer, o como al menos yo pensaba. A ver, no es que vayas a escocia y todos los tíos vayan en faldas, pero no es raro que veas a alguno, no ya en celebraciones como bodas o así, sino en ocasiones normales con un jersey gordo y unas botas. Que no es como ir vestida de gitana por Sevilla, vamos, que salvo en Feria no es habitual.

La historia de la viuda Oaks es muy divertida. Y sí, es cierto que las anglosajonas al casarse suelen adoptar el apellido del marido, aunque pueden no hacerlo. Parece que “lo pierden”, mientras que en España no, sí, pero la costumbre de aquí de decir “señora de”, no me negaréis que suena también fatal. La historia en sí, lo que me trae a la mente es la clásica fantasía masculina adolescente de liarse con una mujer mayor (viuda tiene su morbo y aporta experiencia) que te va a dejar exhausto y a enseñarte latín (al menos un par de términos). Con el paso de los años esta fantasía se invierte, y lo que el señor maduro anhela es acostarse con una jovencita que también le dejará exhausto y le enseñará latín.

En aquellos años de primera y pecadora juventud no me hubiera importado nada hacer realidad la primera parte de la citada fantasía, pero no tuve ocasión, qué se le va a hacer. Pero en lo referente a la segunda parte, la verdad es que no la comparto mucho. A mí, con el paso del tiempo me van gustando las mujeres de mi edad, la verdad, o incluso algo más jóvenes, pero sin exagerar. Que no me veo yendo a ningún lado con una cría de dieciocho años, vaya.

Mención aparte para la historia paralela de Foss Man. Buenísima pre-cuela, amigo. No es la primera vez que haces secuelas o precuelas de historias de Wolffo, y ésta está muy bien. Uno puede ser algo reticente a que se cojan sus personajes y se les ponga a trabajar por cuenta ajena, pero está claro que a Wolffo, que es generoso, no le importa. Y además así queda todo sobradamente explicado, que alguien tenía que hacerlo.

Por cierto, y aunque tangencialmente relacionado con tu post, Jordi. Me cuentan que te han visto en un programa de la tele en el que figurabas como «guionista de películas porno». Tío, no dejas de sorprenderme. Expectante aguardo tus aclaraciones y detalles al respecto. Tanta «bomba sexual» y tanta milonga...

Y te comento hasta una etiqueta: «Viva Las Vegas». Pedazo de canción, que no sé a cuento de qué viene, pero da igual. La versión más recordada quizá sea la de Elvis, aunque no esta mal la de La Frontera, y en la que yo pienso siempre es en la de los «Dead Kennedys», con una guitarra espectacular.

Las Vegas, por otra parte, está en medio del puto desierto, hace un calor insoportable, y es muy muy hortera... pero merece la pena ir al menos una vez. Allí aprendí algo fundamental: no se debe reservar una habitación de hotel para fumadores. Al menos, no en Las Vegas. Yo llegué en coche y no tenía reserva de hotel (mi modo habitual de viajar), aunque pensé que en Las Vegas no habría problema porque la oferta es grande. Sin embargo me costó encontrar habitación, y cuando al final me la ofrecieron con la condición de que sería una para fumadores, dije que sí, que menuda chorrada, y que los americanos son unos exagerados con lo del tabaco. Grave error.

Entrar en aquella habitación era como hacerlo en un cenicero. Con el agravante de que las ventanas estaban selladas para que no entrase el calor del desierto y el aire acondicionado funcionase a tope. Insoportable, para mí que no fumaba y para mi chica que sí, no te creas. Nos duchamos y nos cambiamos con la puerta abierta, que ya no tuvimos más remedio que cerrar antes de salir a sumergirnos en la noche de ruletas y tragaperras (que palabra tan bonita).

Creo que me excedo de extensión, así que aunque pensaba decirte algo acerca de «So lonely», de la que citas un par de versos en uno de tus últimos comentarios, lo dejo para otra ocasión. Ah, y aún no he visto el vídeo. La canción, «muy beatle».

Kotinussa dijo...

Déjame que te cuente limeño,
déjame que te diga, moreno mi pensamiento,
a ver si así despiertas del sueño,
del sueño que engalana, moreno, tu sentimiento.

Mejor que "limado", limeño, ¿no te parece? Suena más bonito.



Fantasma, ya sé que el kilt se usa allí lo mismo para acontecimientos celebrativos de toda índole que para la vida diaria, quien quiere. Recuerdo ahora mismo estar sentada en una plaza de Glasgow y ver pasar a un chico guapísimo, con pinta de venir de la oficina, llevando camisa blanca, corbata oscura, chaqueta negra y kilt. Y su portafolios en la mano como si tal cosa. No fue el único que vi, pero sí el que me llamó más la atención, porque estaba realmente mono. Aparte que también coincidí con varias bodas y todos los novios llevaban kilt.

Besos.

Wolffo dijo...

Fant
no creas, no creas, hace un par de meses sí que iba a toda, pero ahora, he levantado el queso del acelerador y voy tranqui. Y no te preocupes por ir a destiempo (ingenuo de mí, como que te va a preocupar...), que siempre se agardece el reavive de viejos debates.
a mí los kilt esos no me parecen nada del otro mundo. Debe ser ciertamente cómodo, además, ir a cojoncillo suelto por la vida. Quiero decir, que para reírse, a mandíbula batiente, nada como el ridículo y cursilísimo traje de toreador tan pretendidamente hermoso (oh, el raje de luces...) que a mí me parece la cosa más afeminada y de peor gusto del mundo. Y tal.
En cuanto a fantasías, o a gustos, más bien, Fant, el mío no ha variado: desde jovencito, me gustan las mujeres mucho más que las chicas y ahora sigue siendo así. Hablamos de mujeres hermosas, claro, que son las que me gustan, como a todo el mundo, pero insisto, prefiero una mujer de 50 años guapa a una guapa niña de 25. Eso en principio, claro, luego no sabes lo que la vida te deparará, pero si a mí me dan a elegir (cosa harto improbable, claro) elegiría una mujer, probablemente, algo mayor que yo, entre los 45 y los 50 años. Ea.
Sí, Fant, es posible que me hayan visto de esa guisa, porque vinieron a hacerme una entrevista un par de meses ago y me hice el guionista por una media hora. Lo que no sabía es que se había emitido el programa ya. Acabo de hablar con el productor y me informa de que la semana que viene me mandará un dvd con todos los capítulos del programa (que no sé ni como se llama) porque me dice que cree que han usado mi entrevista para más de un programa. No te extrañará nada, debido al copioso torrente de información golosa que sale por mi boca cada vez que doy rienda suelta a mi fértil intelecto. En cuanto tenga el programa y me asegure de que no hago demasiado el ridículo, lo pongo aquí, faltaría más, no hay en el mundo ser más egocéntrico, egoísta y pagado de sí mismo que yo. Pregúntale a June...
Ya ves, Fant, los reyes del porno, audiovisual e impreso, acuden a mí para que arroje luz sobre los temas más diversos que en la vida hay. Así que puedes aludir a mi (merecidísimo) título de bomba sexual, pero nada de milongas, amigo: un terremoto, un ciclón, una supernova sexual.
Te explico lo de la etiqueta vegana. Resulta que en mi cabeza, algunas frases en inglés se traducen solas por un significado que no es el bueno, pero ahí se quedan. Esto se lo expliqué un día a Borja, el hermano de Willy y Edu. Por ejemplo, en la canción "leaving on a jet plane" de John Denver, hay un verso que dice "I tell you now they don't mean a thing". Sé perfectamente lo que significa desde hace muchos años. Sé de qué va la canción, ¿sabes?, pero, para mí, en mi cabeza, eso siempre ha significado "te lo digo yo: esos no se comen un rosco". ¿Y qué? te oigo decir, pues eso, para mí, Viva las Vegas es la versión americana del ¡Viva Cartagena!, o sea...
A mí me gustaba la de Elvis, claro, y la de La Frontera me encantaba. He oído algunas memorables y otras asquerosas, pero la de Dead Kennedys, no. Como es habitual en esta sección "viajes de los comentaristas", solo puedo añadir una chorrada a tu comentario sobre Las Vegas: lo que más me gusta de esa ciudad es Grissom y pensar que un día iré allí a cantar. Y tal
Last, but not least, Fant, aunque me encanta So lonely, especial mente los estremecedores versos finales de la segunda estrofa (desde "...welcome to this one man show..."), los versos son de Can't stand losing you, magnífica, también.
Ya me dirás, anyway, lo que querías comentar sobre So lonely y algo del video, hombre. Un abrazo.

Kotts
aunque es verdad que suena más bonito lo que propones, sin ninguna duda, y aunque me encantan los versos que sotovoce me brindas, limeño es el de Lima, pero no el afectado por el síndrome de Lima, que no creo que haga falta que te repita en qué consiste. Pero si ves que eso, te lo repito, que no me cuesta nada explicar las cosas dos veces, diez si hace falta, pero quiero que lo entendáis todos bien, ¿de acuerdo? ¿Alguna duda? ¿Alguna pregunta...?
Besos y todo lo demás.
Ops!

POLLI-trala dijo...

mmmhhh.... creo que te has equivocado... quién es JV?


Hombres necios que acusáis
a la mujer sin razón,
sin ver que sois la ocasión
de lo mismo que culpáis.

Si con ansia sin igual
solicitáis su desdén,
¿por qué queréis que obren bien
si las incitáis al mal?

Combatís su resistencia
y luego, con gravedad
decís que fue liviandad
lo que hizo la diligencia.

Parecer quiere el denuedo
de vuestro parecer loco
al niño que pone el coco
y luego le tiene miedo.

Queréis, con presunción necia,
hallar a la que buscáis
para pretendida Thais,
y en posesión, Lucrecia.

¿Qué humor puede ser más raro
que el que, falto de consejo
él mismo empaña el espejo,
y siente que no esté claro?

Con el favor y el desdén
tenéis condición igual,
quejándoos, si os tratan mal,
burlándoos, si os quieren bien.

Opinión, ninguna gana;
pues la que más se recta,
si no os admite, es ingrata,
y si os admite, es liviana.

Siempre tan necios andáis
que, con desigual nivel,
a una culpáis por cruel
y a otra por fácil culpáis.

¿Pues cómo ha de estar templada
la que vuestro amor pretende,
si la que es ingrata, ofende,
y la que es fácil, enfada?

Mas, entre el enfado y pena
que vuestro gusto refiere,
bien haya la que no os quiere
y quejaos en hora buena.

Dan vuestras amantes penas
a sus libertades alas,
y después de hacerlas malas
las queréis hallar muy buenas.

¿Cuál mayor culpa ha tenido
en una pasión errada:
la que cae de rogada
o el que ruega de caído?

¿O cual es más de culpar,
aunque cualquiera mal haga,
la que peca por la paga,
o el que paga por pecar?

Pues ¿para qué os espantáis
de la culpa que tenéis?
Queredlas cual las hacéis
o hacedlas cual las buscáis.

Dejad de solicitar,
y después, con más razón,
acusaréis la afición
de la que os fue a rogar.

Bien con muchas armas fundo
que lidia vuestra arrogancia,
pues en promesa e instancia
juntáis diablo, carne y mundo.



SOR-prendente esta SOR... o no???

POLLI-trala dijo...

jajajajaja

ahora entendí quién es JV... es Julieta Venegas...

jajajajajaja

Yo no toco la guitarra, pero si canto.... canto mal, como el forro, pésimo, horrible... pero canto igual

Wolffo dijo...

POLLI-trala
Bueno, bueno... sorprendente... no sé, creo que en el fondo tiene razón, pero ya ves, esto de la cosa hombres contra mujeres, siempre me pareció una simpleza demasiado reducida.
Un día, amiguita, tendríuamos que oírte cantar, ¿no?

Besos.

The Foss dijo...

Aprovecho este foro para agradecer a Fant su comentario sobre mis recuerdos del pobre Stu.

Tienes razón, Wolffo es generoso (muestra de ello no solo son sus post sino que nos regale su música y nos permita derivar por diferentes caminos mentales en este espacio).

Un abrazo.

Buch dijo...

No recuerdo la primera vez que escuché “Please Please me”, pero me pareció la canción más optimista y limpia que había escuchado en mi vida. Pero es que además, me sopló el flequillo lo bonito que es el final encadenado, y eso de meter cuatro acordes seguidos, al final tan soberbios. El caso es que pienso ¿quien ha hecho una canción de esa línea mejor que esa? Con ese estribillo tan….fuerte.

El post está perfecto de bien contado y entretenido. Pero lo más importante es que reivindica para el hombre indigno (como yo) la posibilidad de recuperar su dignidad, cuando aparentemente, y para el mundo en general es demasiado tarde. Este asunto de arrastrarse como un reptil que te aseguro que domino a la perfección, es lo bueno que tiene, que nunca es demasiado tarde. ¿Por qué? Cabe que te preguntes. Porque la dignidad se recupera para uno mismo, no para los demás.
Cabe que te respondas.
Pero si ni te preguntas, ni quieres responderte a lo que no te has preguntado, pues aquí estoy yo, buceando en las profundidades de la metafísica.
También quiero decir, aunque no venga a cuento, que en lo que respecta a los trajes de luces soy más partidario del terno tabaco y oro que del negro y oro.
Y también que como experto en sexo te prefiero a otras que son muy televisivas y tal, pero que solo buscan el lucimiento personal, y no la honesta aportación que, por ejemplo aportas tu.

fantasma paraíso dijo...

¿Puse «So Lonely»? No, no, ya sé que los versos eran de «Can’t Stand Losing You». De hecho lo que te iba a haber comentado era acerca de esa canción, ya sabes, el tipo que se suicida porque su novia le deja. Bueno, no sólo que le deja, sino que además: «your brother’s gonna kill me and he’s six feet ten». Parece que cuando estás con una chica no sólo hay que mirar a su madre para tener una idea de en qué se convertirá, sino que también hay que echar un vistazo a los hermanos por si las cosas se ponen feas. Y el tío
éste de la canción da mucha pena con eso de que ella le devuelve sus cartas y sus discos (y encima los discos se los ha rayado... ¡menuda tía!).

Aunque nada de eso es lo que te iba a decir, sino que la canción estuvo prohibida en la BBC porque hablaba del suicidio y los bienpensantes decidieron que eso podía incitar a la juventud. ¡Cuanta gilipollez! No obstante, que te prohiban una canción es el mejor favor que te pueden hacer por la de publicidad que te da. Y si no que se lo digan a los Sex Pistols, que el listo de Malcom McLaren bien que manejaba esas jugadas.

De Police ya te dije que me gustaron sus dos primeros discos (donde también estaba la «So Lonely» del lapsus) y luego ya me interesaron bastante menos. También te conté que perdí una entrada para un concierto a cara o cruz... En fin, lo que tiene esto de los comentarios es que uno no revisa lo que escribe todo lo que debiera.

Y hay dos cosas que me explicas que no las entiendo. Es torpeza mía, lo sé. La primera es la del programa ese de guionista porno. ¿Cómo que vinieron a hacerme una entrevista y me hice el guionista porno? Vamos a ver, yo desconfío de todo lo que dice la tele (por lo que apenas la veo) y no me creo nada de lo que pueda contar quien sea en un programa (y menos si es un político), pero de ahí a que me cuentes que van por las casas para entrevistar a la gente y uno hace de guionista y otro de experto en física cuántica... Bueno, ahora que lo pienso no me parece tan descabellado, pero quizá en tu caso haya alguna explicación adicional.

La otra es eso de que «en mi cabeza, algunas frases en inglés se traducen solas por un significado que no es el bueno». ¡Joder, Jordi! Eso si que es digno de algún programa de televisión y no lo del porno. No sé, no alcanzo a comprender el significado metafísico de la traducción simultánea con error persistente ese que cuentas. Y mira que es un tema que me interesa porque me toca profesionalmente (no por la parte de patología inclasificable, sino por la traducción en sí). No sé que te diría Borja cuando se lo explicaste. Por cierto, a mí de pequeño, cuando volvieron de vivir en EE.UU., su hermano mayor, Ina, venía a casa a darme clases de Inglés y me traía unos comics americanos del Dr. Seuss (el del Grinch) que me encantaban.

Sea cual sea tu conexión mental: Viva Las Vegas. Al tal Grissom ese que te gusta, yo no tengo el gusto de haberle visto, aunque sé que es de una serie de televisión. Y en cuanto al plan de ir a cantar allí, deséchalo como un mal pensamiento. ¡Que horror! La decadencia total, como el último Elvis gordo y con lentejuelas o un Liberace cualquiera al piano. Quita, quita...

Te contaré otra pequeña anécdota de Las Vegas. Allí, las putas, como en todos sitios, tienen sus formas de anunciarse. Y estas formas pueden ser más o menos chocantes en cada lugar. Igual que si te metes en una cabina de teléfonos en Londres te la encuentras empapelada con teléfonos y direcciones de fulanas. Bueno, pues en Las Vegas, digo, como hay muchas, van dejando tarjetitas suyas por todas partes. Lo mismo sobre la barra de un bar, que encima de una máquina tragaperras o en un seto en medio de la calle (léase, el Strip). Las tarjetas llevan por un lado la foto de la chica en cuestión en pose y atuendo (más bien sin atuendo) sugerentes, y por detrás el teléfono. También se anuncian en los taxis, pero ahí no es con tarjetas, sino todo un cartelón que el taxi lleva sobre el techo o en la parte de atrás del coche para que pueda verse bien desde fuera, con sus fotos y todo. Los taxis, de hecho, anuncian todo tipo de cosas. Tengo una foto memorable en la que se ve a uno que lleva un cartelón con un anuncio de putas, y debajo otro cartel con un anuncio de médicos para curar enfermedades venéreas. Simbiosis perfecta, ¿eh?

El vídeo muy bien. La (única) espectadora que se aprecia queda un poco rara allí sentada tan quieta. Debería ponerse a bailar y a hacer coros, y traerse un par de amigas, lo que daría un magnífico toque al asunto.

Wolffo dijo...

FossMan
... y además de todo eso que dices, tío, soy superguapo. Mira la actualización 2.0 del post, que seguro que te hace ilu.
Un abrazo, que aunque son costosísimos, como soy asín de generoso, los regalo.

Buch
es cierto es optimista, alegre... es una canción como un castillo: acojonante.
Es demasiado amable todo el comentario como para meterme contigo, pero es que me ha hecho muchísima gracia el comentario sobre la expertez en sexo. Honesta y desinteresada aportación, tienes toda, tío, pero toda la puta razón. Gracias por decirlo.

Phantom
a mí también me gusta la historia de Can't... y, además, tiene versos de enorme musicalidad, que se cantan solos, "you can call it lack of confidence, but to carry on living doesn't make no sense" o algo así, creo recordar que decía (este es un "creo recordar..." honesto, sin buscar en google). No sabía que hubiera estado prohibida, pero tienes razón: no hay mejor publicidad que esa. Las Vulpes saben mucho de eso, ¿te acuerdas? Unos dos meses después de que salieran en el programa de Carlos Tena, el ABC montó uno de sus numeritos puritanos que sólo sirvió para que echaran a la calle a CT y que las Vulpes, un grupo absolutamente prescindible, hicieran ese verano su agosto, con aquel horror "Me gusta ser una zorra". Bueno, tampoco es que fuera un super éxito, pero les permitió hacer una gira apañada, pero inmerecida. Yo recuerdo estar viendo el programa cuando se emitió su actuación, un playback vulgar, y pensé, "vaya mierda de tías". Y hubieran pasado desapercibidas si LuisMari no se hubiese puesto estupendo. En fin...
No es torpeza tuya no entender lo del guionista, es que no quiero explicarlo del todo, hasta que no cuelgue el video, porque la cosa tiene su gracia, me disculpas, ¿no?
En lo otro, es que es muy raro lo de meterme en la cabeza traducciones idiotas. Borja se rió abiertamente de mi traducción, como es normal. Yo de sus hermanos mayores al que conocía un poco mejor, al resto, solo de hola y adiós, era Edu. ¿Te acuerdas del grupo que tenía? Llegaron a grabar una maqueta majilla, había un tema que me gustaba, que se llamaba "cubata de ron con limón" muy popero. "Tirado en mi casa, tocando unos blues, la casa vacía, pita un autobús; cigarro en la boca, creo que me toca otro cubata de ron con limón..." Recuerdo una fiesta de la primavera en la Autónoma, en plena huelga de los penenes, en la que ellos tocaban y mi grupo de entonces, Los Residuos, tocaban también, justo a continuación. En ese grupo yo tocaba un bajo que, en una noche de pedo en casa de Coki, habíamos pintado en plan cebra, a rayas blancas y negras. Precioso... si hubiera quedado bien, porque lo destrozamos.
Grissom es de CSI Las Vegas, una de las tres cosas que yo veo en la tele, además de House (tu colega) y Grey (tu amante platónica... te pega, tío, qué quieres).
Me gusta lo de los taxis-anuncio y tocaré en Las Vegas, te pongas como te pongas, mamá, porque pagan bien y los camerinos son confortables.
En cuanto al video, la idea de chicas bailando en el video, mola, lo que pasa es que las chicas no suelen querer ser grabadas. Y si acceden a salir, prefieren intentar pasar desapercibidas... asín es, amigo mío.
Venga, colega, un abrazote.

The Foss dijo...

Tener al gran
Wolffo de maestro de ceremonias no tiene precio.

Os espero.

Gracias enormes amigo!

Wolffo dijo...

MC Wolffus... es para planteárselo, ¿eh?

Luna dijo...

Je, creo que no queda ya nada por decir... pero sacando mi vena "persona"... eso de virgen por fuera y zorra por dentro creo que os mola "mazon" no? Jajajajaja Tas hecho un fiera...física e intelectualmente.

Un besote mañanero y gracias por tus guiños.

Muakkkkkkkkkkkkks.

Wolffo dijo...

Luna,
yo creo que siempre que no hayas pasado tú por un post, queda algo por decir. A mí me gusta leer lo que escribas, sea lo que sea.
Y que sepas, que no, que a mí esa cosa no me pone demasiado. O no especialmente, mejor dicho. A mí me pone... bueno, te lo digo esta noche...

Un beso, guapa.

linmer dijo...

Vengo tarde, pero como me has dicho mil veces que no te importa, pues sin remordimientos por ello.

La canción hace días que me la baje, como todas. Me parece magnífica, y verte con todos los ciclones es refrescante. Me hace recordar que no hacen falta grandes cosas para pasarlo bien (no hablo de sexo, claro).

Sobre la historia, bien, es tristemente cierto, que uno se olvida a veces de las cosas importantes cuando le satisfacen en la cama. Pero en cuanto vuelve el riego sanguineo a la cabeza hay que reaccionar y ponerse serios ¿o no?

Un abrazo amigo.

Wolffo dijo...

limerius
claro que no me importa, mi querido lin, es más, algunos comentaristas suelen venir a propósito tarde, cuando ya ha pasado el fulgor y el toma y daca y dicen que así están más a gusto... en fin, cada uo a su bola.
Lo que dices sobre lo que hace falta o no, es verdad, o también podría decirse de este otro modo: no hay nada más grande que cuatro amigos haciendo juntos algo que a todos les gusta hacer, y haciéndolo porque quieren hacerlo. Y claro, yo tampoco hablo de sexo...

Sobre la historia, yo no defiendo en realidad al narrador, lin. El hecho de que esté narrado en primera persona no es un prejuicio positivo, es más es una forma de admitir, en todo caso, que el hombre (macho, no especie) es primitivo, básico y simplón, y lo digo no como quien observa desde fuera, sino como hombre y considerándome a mí mismo, primitivo, básico y simplón. Autocrítica.
Un abrazo enorme, lin.

Wolffo dijo...

Por cierto, linmerick, no sé si te gustará saberlo, pero tu comentario ha hecho el número 6.600 en las peroratas.
como dudo que vengas a leerlo aquí, te lo cuento por emilio.

¡Gracias!