viernes, febrero 29, 2008

june se va; vuelve el ciclón

The last thing on my mind

"No pude amarte mejor, y no quise ser descortés, ya sabes que eso es lo último que se pasaría por mi cabeza" Esta maravillosa canción country es un clásico de esos que hacen estremecerse a las masas de la América profunda cuando la escuchan bien interpretada en un concierto. Si no conoces una buena versión y sólo escuchas esta, te extrañará, porque claro, este pollo soy yo, pero te aseguro que la canción es un bombón. Hay infinidad de versiones de esta canción y aunque hay algunas verdaderamente notables, como la de Joan Baez, John Denver, José Feliciano o la de sus majestades Peter, Paul and Mary, para mí la versión fetén, la que te hace cagarte encima, es la de The Seekers. En esta versión mía parto de su arreglo y lo fundo con mi mundo, menos country y un poco más pop. La canción lo aguanta todo y, nada, a ver si te gusta. Es una hermosísima canción de adiós y perdón, así que ya sabes, June: adiós y perdona, nena.
Si eso, la pillas aquí:

(june)

Detrás de la puerta que solías abrirme, June, había un par de zapatillas y un batín de terciopelo que siempre me llamó la atención. En los días de frío, preferí no preguntar y, tras hacerte a un lado para dejarme el paso franco, sencillamente, me hizo bien ponerme esas prendas al traspasar el umbral de tu casa y eso me ayudó a sentirme cómodo. Es curioso, pero tanto el batín como las zapatillas me sentaban bien, eran, como si dijéramos, de mi talla, y eso me hizo pensar en que, caray, me conocías pefectamente.

Nadie te conoce, June, y puede que yo menos que nadie, pero lo que me fastidia de todo esto es que no he sabido explicarle a nadie lo sublime que eres, que nadie se haya dado cuenta de lo que a mí no me costó nada entender. Me refiero a lo maravillosa que eres. Después de pensarlo y darle vueltas al asunto, mi diosa caída, todo lo que he podido concluir es una disyuntiva modesta; vamos, que puede que sea por dos cosas. Que yo no sea tan listo como creo que soy o que tú no seas, en realidad, tan sublime como yo creo.

Si observas, mi querida luna colgada del cielo, lo que digo, en la ecuación que expresa mis dudas, hay un término constante e indefinido que es “lo que yo creo”. Es constante, claro, pero no es invariable, porque, tú lo sabes, soy un veleta, y no pienso lo mismo de las mismas cosas, mi opinión cambia, evoluciona. La tuya no, por cierto, pendula, lo que es más desconcertante todavía.

Hace poco, espoleado por esperanzas descerebradas y autoinmunes, volví a entrar en tu casa, ya sabes, aun sin tu permiso, pero sin tu prohibición, lo cual es un matiz importante, y al mirar detrás de la puerta, vi que no estaba el batín. Ni las zapatillas. Como tu casa, al menos para mí, últimamente, era un sitio inhóspito y ciertamente frío (ya no me ofrecías ni café ni ese delicioso escabeche), dudé en entrar y pasar frío, pero me pudo la curiosidad por saber qué había sido del batín y quise saber si es que lo habías echado a lavar, o cambiado de sitio, o algo por el estilo.

Avancé, rodeando la mesa y evitando la escalera que hay frente a la puerta y, en tu sofá, vi a otro tipo llevando mi batín y mis zapatillas. ¿Entiendes? Dentro de lo equivocado que estaba, mi luna ribereña, estaba ese error: pensaba que eran mías. Luego me fijé en aquel tipo. Era más delgado que yo, cosa bastante fácil, por cierto ( a pesar de los 10 kilos perdidos en las últimas 6 semanas, dicho sea de paso) y más alto; sus pies eran pequeños, sin embargo, no calzaba mi 44 sino un 40 como mucho; y , sin embargo, tanto las zapatillas como el batín le sentaban de puta madre. Como sé hacerme invisible, me acerqué a él tanto que me dieron ganas de matarle, pero me contuve y sencillamente metí un dedo en el bolsillo donde un día, cuando creía mía esa prenda, dejé caer una púa Jim Dunlop, modelo USA NYLON, gris, de 60 Mantón de Manila, para ver si ese era, a pesar del cambio de talla, mi batín. Y allí estaba la púa.

Entonces entendí todo más o menos perfectamente. Ese batín no era mío, claro, ni esas zapatillas; aunque eran los mismos que yo había usado. Simplemente, tienes esa virtud: sabes hacer que los que se acercan a ti se sientan bien; la otra lectura, la que entonces preferí no hacer, y hoy es inevitable, es la de pensar que lo único que realmente te importa es que haya alguien, quien sea, dentro de ese batín. Y que yo fui, simplemente, uno más de los que se lo puso. Y aquí terminamos, me temo. Con esta epifanía liberadora, con esta caída del caballo suave y reveladora. Es como un despertar, June, y ver que te vas. Me gustaría que me hubieras dado un beso antes de irte, y me hubieras dicho adiós, en lugar de robarme los donuts, pedir un taxi en voz baja y largarte a hurtadillas antes de que salga el sol.

La luna, al reflejarse en el río, pierde su magia y se hace como de flan. Y si das un golpe en la superficie, se borrará. Así de sencillo. Así de triste.

(el ciclón)

Pero hay muchas noches sin luna. En realidad, a mucha gente le da igual que haya luna o no la haya, y se pasan días y días sin mirar al cielo de noche y a quién le importa eso en realidad.

June se va, pero las previsiones meteorológicas dicen que el ciclón vuelve por donde solía: el jueves 6 de marzo, entre las 11 y media y las 12 de la noche, vuelve el Ciclón de Valdemorillo a su casa, el Plaza Mayor, de Villanueva de la Cañada, a cantar 25 o 30 canciones con todo el que le quiera escuchar. Seguramente no cantaré esta que cuelgo hoy, porque a nadie le gusta escuchar estas canciones salvo si las canta alguien verdaderamente notable. El rollo de la gente es dar palmas, cantar y divertirse y esta canción, y otras como esta no es divertida, ciertamente. A lo mejor, si convenzo a mis colegas, los Ciclones, de cantarla, nos oís haciendo voces con este tema (para ver el poster haz clic sobre él).

Me gustaría que los que podáis de entre vosotros, los que leéis estas cosas, os acercárais y compartiéramos un ratito agradable. Prometo invitar a una copa a todo el que se acerque y haga ademán de ayudarme a recoger el equipo, una vez terminado el concierto, claro. Si alguien trata de recoger mientras estoy tocando, no voy a interpretarlo bien, me temo.

Venga, ¿os venís?

45 comentarios:

The Foss dijo...

Así que a ti también te robaba los donuts ¿eh?.

La muy... a mi me levantaba los donuts (siempre tengo de chocolate) y no me avisaba de que se había puesto la última cucharada de azucar. Y te aseguro que si algo odio es que no quede azucar cuando ya tengo el desayuno listo. Si me entero antes me importa menos porque me piro a un bar, pero ... uf!

Alguna vez también me dejó atado a la cama, pero aún no son ni las siete y seguro que hay niños conectados a Internet. Algún día lo contaré.

El country amigo, el country...

Creo que te pasé una canción de Frazier River ¿no?. Hará como un año, creo.

Alguna vez me han llamado hortera por escucharlo, pero me siento más cercano a esa música que a cosas como el flamenco. Lo que pasa es que si dices que no te gusta el flamenco lo mismo te miran mal, claro.

Para mi, The last thing on my mind es una de las canciones más bonitas que he escuchado.
Conocía la versión de John Denver ya la P,P&Mary mucho más "tranquilas" que la tuya. (Con esas voces ... en ambos casos)

Pero la tuya tiene un enganche especial con el ritmillo que le das. Y sin perder el aire country.

Muy bueno también el juego de voces . Si señor!!!


El día 6 es el cumpleaños de mi hija mayor. Cuatro añazos nada menos.

Abrazos a tutiplen con una acústica de fondo.

Suerte con el concierto!!!

the foss dijo...

He vuelto a escuchar el tema.

Eres el puto amo.

Reitero mis abrazos.

el_Vania dijo...

Me gustaría ir para poder cantarte las 40 y luego cantarme unos temitas contigo... Arriesgándome a que me partan la cara y el corazón del primer guantazo...
Pero lo liado que ando en lo profesional y en lo personal, solo se lo deseo a mi peor enemigo.
Un abrazo, amigo.
Salud/OS!
PD1:No he venido antes por esto que te digo... no por lo otro, you know.
PD2:¿¡10 kilos en 6 semanas!? Enhorabuena... joder, yo he pillado 4 y no sé como sacármelos...

kotinussa dijo...

La canción me encanta, y además la cantas de maravilla. Esta es de las que va directa al iPod.

En cuanto a June, pues qué voy a decir. Ya es archiconocida mi especial animosidad contra ella. Por una parte me he quedado muy tranquila porque puedo tachar un nombre de la lista de las que provocan mis celos. Por otra, como soy buena persona, no puedo dejar de sentirlo por ti, porque te tuvieras que enterar de esa manera de la clase de lagarta que es. Pero no voy a decir te lo dije, lo prometo.

De todas formas, haz el favor de no tratar de diluir su catadura autocalificándote de veleta. Aunque te den rabia las sevillanas y todo eso, no he podido dejar de recordar la letra de una, que viene a decir:

Por variable, me llaman el veleta.

Si yo soy veleta, tu eres el aire.

Que la veleta, si el aire no la mueve, se queda quieta.


Ya está. No voy a hurgar más en la herida. Por lo menos de momento. Lo mismo mañana o pasado, si estoy de peor humor, vuelvo y digo alguna cosilla más.

Besos.

kotinussa dijo...

Se me olvidó decir que daría cualquier cosa por estar en ese concierto. En vez de tanta memez de debates políticos debían televisar esas cosas. Porfa, para los que estamos lejos, que alguien os grabe cantando aunque sea solamente una canción, y cuélganos el vídeo.

Más besos.

Princesa del Guisante dijo...

Quien, como tú, es capaz de ponerse un batín y unas zapatillas y que el conjunto le quede bien, soporta cualquier tipo de vestimenta sin perder atractivo. Incluso soporta ningún tipo de vestimenta. A mí me parece imposible que alguien pueda llevar ambas prendas sin ser un jubilado, y ni siquiera un jubilado si hablamos de llevar solo cubierta la piel (y el pelo) que tapan el batín y las zapatillas, pero te creo y cuando te vea no voy a hacer que me lo demuestres.
No creo que no hayas sabido explicar lo maravillosa que es June, es que es difícil que la veamos así, como tú, porque nos dividimos en varios grupos que no son estancos: los que pueden tener celos de ti, los que pueden tener celos de ella, los que pueden tener celos de la pasión, los que te aprecian a ti. Así es muy difícil verla con tus ojos, compréndenos. No es una cuestión de inteligencia tuya ni de lo sublime que sea ella. Por cierto, que sublime suena como antiguo, seguramente porque lo asocio a una señorita intentando trabajar en el siglo XIX.
Me gusta mucho la historia del batín de June, que es como el zapato de la Cenicienta pero al revés. Y, ahora que la despides, aprecio en June una virtud: es acogedora, aunque sea sucesivamente. De hecho, ahora mismo me cae mucho mejor June que los que organizan tus conciertos en jueves, en viernes, en cualquier día menos en sábado, e impiden que yo vaya a disfrutar de un exótico fin de semana entre Valdemorillo y Villanueva de la Cañada, si es que llegado el día no me pierdo en la salida de la A6 y me tenéis que rescatar a la décima vuelta por la M50. Es lo que tiene vivir en provincias, oye.
Ah, y como hoy escribo con los deberes hechos, te puedo decir que además de la historia, me gusta la canción.
Besos

Wolffo dijo...

FossMan
Sólo el día que se marchaba, te lo juro, antes fue buena. Para remediar lo del azúcar, que a mí también me fastidiaba, yo dejé de tomar azúcar con el café en casa. Funciona.
Lo del atamiento a la cama me lo tienes que contar, sí, pero haz como si fuese con otra, que me sigue picando la cosa.
Sí, me mandaste una deliciosa canción que rula en la reproducción aleatoria del iTunes y el iPod, como los cuatro o cinco temas que me has mandado. El country me encanta. Tiene cosas insufribles, claro, pero en general es una música que yo también siento mucho más cercana que el flamenco, que me la suda bastante, por no extenderme.
Esta es una preciosidad de canción; la melodía, la letra, todo está inspiradísimo. Mi hermano Jose me pasó una vez una versión garage que estaba muy bien, pero no consigo encontrarla.
El día 6, entonces, disfruta de la vela con cuatro velas y cántale a ella el cumpleaños feliz; es un plan muchomejor que venir a ver cómo me estrello contra la cuarta pared.
Un abrazo, muchas gracias y ¡felicidades a la mayorzota!

Vanitas
vaya... ¿cantarme las 40? como sugieres a continuación es mejor que nos cantemos las 40 juntos, porque, surprise, son 40 los temas que tengo seleccionados para cantar ese día.
A mí me ha pasado lo mismo: llevo un añito con un follón tan tremendo que hay quien me aguante, y mi dieta, pues ya sabes, 10 kilos, cuando te sobran 35 no es gran cosa. Lo duro viene ahora, porque el ritmo de pérdida se reduce y estoy ya hasta los mismísimos de la dieta.
En fin, my friend, gracias y a desliarse. Abrazos, Van.

Kotts
eso del iPod... es que cada vez que alguien me dice algo así... me muero del gusto, en serio.
¿Sabes, Kotts? Prefiero mirar sencillamente cómo se va, ya sé, ya sé, y dejarlo estar. Let it be, que decía Paul. Las coplillas sobre la veleta son realmente inspiradas y vienen a huevo, desde luego. Pero estoy seguro de que prefiero leerlas a escucharlas, porque es verdad: detesto las sevillanas, desde los días del CNSF. Esos días comunes en los que, estando en el mismo sitio al mismo tiempo, ni siquiera nos miramos.
En cuanto al concierto, este es mío en plan solipé: los ciclones debutaremos, casi con toda seguridad, hacia el mes de mayo o junio. Y bueno, le diré a alguien que lo grabe, sí, pero tengo que supervisarlo antes de colgarlo. Porque, sin el calor del momento, mis representaciones en vivo dejan mucho que desear...

Un beso enorme, o mejor una docena, KotiMari y gracias por tus versos y por tus besos perfilados.
Ya sabes lo que los admiro.

Guiss
Oh, sí, mi princesa, no creas que esta vez mis proverbiales discreción y modestia saldrán a la luz: me sientan divinamente, no la discreción y la modestia, sino los batines y las zapatillas: mejor que a Sherlock Holmes, te lo juro.
Comprendo lo que dices acerca de mi punto de vista sobre June y el vuestro, pero es cierto que he sido torpe, Guiss, porque me he releído en diversas ocasiones y sé que nadie se hace una idea, a partir de mis palabras deshilvanadas, de cómo es ella. Pero dejémosla, mi preciosa amiga, porque se bate en retirada, dejando tras de sí un rastro de hiel y un recuerdo de miel sublime. Sublime, por cierto, que a mí no me suena antiguo, sino sublime, elevado, flotante y níveo; pero es cuestión de opiniones, me imagino (cámbiate a la mía, tía, que es mucho mejor que la tuya)
La virtud que aprecias en ella es, Guis... jajajjajajajaaaaaaa, merecedora de un premio a la agudeza: acogedora sucesivamente... es que yo te mataba a besos.
UN día, mi manager se enterará del asunto: sábado, sábado o sábado. El día que tenga poder para elegir cuándo todo, mi primer concierto será en sábado, ¡muacks! por estas. Y me encantaría, créeme, ir a rescataros a la M50: me sentiría realmente un tipo importante.
Muchos besos y gracias por hacer los deberes: eres aplicada, además de aguda...

Binche dijo...

Wolffo, siento ser tan dura, pero OLVIDATE YA de June; ella no te merece! Una tía que no valora todo lo que tu tienes (ahora con 10 kg. menos, que ya me dirás cómo para que se lo aplique a my Churri) no merece ni una lágrima. ¡A la porra con June!
Bueno, me he quedado muy a gusto después de decir esto.
Sabes que me encantaría ir a tu concierto, pero me conformaré con un pequeño clip en youtube. ;)

Besosss

p.d. No te olvides de contarme lo de esos 10 kilitos!! ;)))

Fray dijo...

PD1 Dieta, pero que mariconada es eso.
PD2 Y encima presumes de ello

PD3 June esta mejor muerta

PD4 Me gusta la canción

PD5 Coño, en Jueves tenía que ser. ainnnnsssss .......

Wolffo dijo...

MariBinchi's
vale, vale, estoy en ello, colega, pero esto, como lo del peso, requiere su tiempo y su dedicación.
En cuanto a lo de la pérdida de masa corporal, no creas, no es ningún secreto: en primer lugar, para perder 10 kilos en seis semanas, te tienen que sobrar 35, como a mí, y luego, torturarte con lechuga, fruta, verduras y carne y peces a la plancha, lo mismo de siempre: come poco y aburrido y listos. Un verdadero coñazo, puedes creerme.
Lo del clip en YT está por ver. Tengo que ver yo primero si no será una especie de entierro en vida.
A mí también me gustaría que me vieras tocar, pero eso es bien fácil: dile a cualquier dueño de bar o lo que sea que me lleve. Me paga gastos (sin lujos, solo gasolina, dietas y alojamiento) y mi caché es tan ridículo que hasta un amigo no roñoso te regalaría un concierto mío.
Besos.

FrayHermano
es que no es que tuviera barriga: es que ya no me veía ni los pies, y atarse los cordones a ciegas es un número. No en serio, no es un asunto estético, empezaba a estar realmente incómodo con mi volumen. No sabes lo que me gustaría verte el jueves, hombre, aunque sé que eres un papá responsable... en fin, cuando sea un viernes o sábado, ya avisaré, tranki.
Un abrazo fuerte, amigo mío.

linmer dijo...

Estas canciones quizá no sean divertidas, pero si que es muy refrescante verte reinventar los estilos como el que lleva toda la vida haciendolo, aunque viendo el resultado final quizá sí que lleves toda la vida, no sé.

Siempre he preferido un cielo sin luna a las noches de luna hipócrita. Esa luna nueva que está, pero vacía y ausente.

Terminaré diciendote algo que seguro sabe tu personaje, porque es un tipo más listo de lo que cree: cuando pasa te algo así, no pierdes un albornoz, sino que recuperas tu piel.

Un abrazo amigo.

kotinussa dijo...

Como persona de alma noble y buenos sentimientos, la Princesa intenta darte un clavo al que agarrarte (y que no esté ardiendo) para que superes estos tristes momentos con cierta dignidad. Yo, como soy más pécora, digo que no hay nada que indique que June es "sucesivamente acogedora" en lugar de "simultáneamente acogedora". Solamente la casualidad (o, más probablemente, una estudiada planificación de tus visitas a su casa) hizo que no te toparas antes con esos hombres altos y de pies pequeños (estoy segura de que hubo muchos, pues el Foss es una prueba viva de ello).

Y si encima me dices que te ofrecía café y escabeche, pues ahí ya lo rematas. Querido Wolffo, tú no has adelgazado porque te hayas puesto a dieta (por cierto, en mi blog, en los comentarios, esbozo una teoría que explicaría de otra forma tu pérdida de peso), sino porque has dejado de ingerir Dios sabe qué cosas en casa de June. Seguro que esa fría envenenadora estaba esperando a que la palmaras para heredarte, y lo hacía al mismo tiempo con varios más. Fijo que había hecho un seguro de vida a tu nombre para cobrar en cuanto hincaras el pico. Pero vista tu resistencia, producto de tu físico hercúleo, decidió no perder más tiempo contigo y dedicarse a una nueva víctima. A partir de ahora notarás como mejora tu salud, como duermes mejor, como desaparecen las ojeras, y hasta dejarán de sangrarte los dedos cuando tocas la guitarra. ¿O es que tampoco te habías dado cuenta de ese detalle? Has salvado la vida, honey, aunque todavía no te lo creas.

kotinussa dijo...

Últimamente se me olvida todo y tengo que dejar siempre un apéndice de estos. Quería decir que el detalle de que se llevara los donuts es una prueba más en mi teoría del envenenamiento. Seguro que te había puesto algo dentro y no quería dejar pruebas tras de sí.

mahomal dijo...

No, no es que estés ciego, es que soy algo inconsecuente. AHORA pongo el comentario (esta vez sí).

Creo que voy a echar de menos a June como musa de Wolffo, aunque a lo mejor me equivoco y sin ella se inspira más y mejor. Inspiradísima, por cierto, (y durísima) la historia del batín y las zapatillas.

Muy buena la versión!! Tengo que hacer otra sentada para pasármelas al MP3, que se me están acumulando de varios meses ya.

Y voy a intentar lo del concierto, lo juro. Me apetece muchísísísímo ir, a ver si engaño a alguien pa que me lleve.

Un beso muy muy gordo para una montaña un poco menos gorda cada día

Cati dijo...

Sabes que?
Voy el jueves a verte por fin!
Van a venir unos amigos mios tb, estoy deseando escucharte(y verte por supuesto)
Un beso tesorito.

Wolffo dijo...

linmerick
caray, qué aguda observación la del albornoz y la piel... estoy casi seguro de que tienes razón, además, aunque nunca lo habría visto de ese modo.
En cuanto a las noches con o sin luna, de eso no estoy seguro; me gusta ver la luna a veces. Ya sé que se limita a reflejar la luz del sol y todo eso, pero es como una pelota pseudoluminiscente colgada en medio del cielo como por arte de magia. En fin, las noches y las lunas me hacen dudar, sin ninguna duda.
Yo no sé lo que hago con la música, linmerick: me gusta cantar canciones y me gusta tanto hacerlo, que tengo que cantarlas del modo en que yo me encuentre diciendo algo coherente con la canción. Es decir, muchas veces, no me basta con reproducir la canción que cante otro, aunque a veces sea así, sino que busco la manera en que a mí me gusta cantarla. Unos días sale bien y otros, como el mismo culo, pero me gusta intentarlo y arriesgarme a cagarla. Y cagarla, incluso, es bueno a veces. Equivocarnos es, a menudo, más enriquecedor que acertar porque, además de descartar opciones para el futuro, te evita caer en la autocomplacencia.
¡Epa!
Un abrazo, mi querido y agudo amigo.

Kotts
Es cierto: ella es de alma noble y buenos sentimientos, pero estos no son tristes momentos. Es liberador, perspectivizante y renovador abrir los brazos y ver cómo el mundo se ensancha a mi alrededor.
Yo no sabía que Foss fuera un hombre alto y de pies pequeños, esto nos lo tiene que confirmar él, pero hoy me da igual si June fue sucesiva o simultánea: lo que me dio, guardado lo tengo y es tan grande y hermoso que sólo ella misma podría destrozarlo.
Me ofrecía café y escabeche, pero no a la vez, y me ofrecía PepsiMax (máximo sabor sin azúcar) y tostadas matutinas con tomates murcianos y aceite andaluz. Me ofrecía besos apasionados con su puntito de sal y otras cosas que no puedo desvelar por su eficacísimo relieve afrodisíaco.
Lo que sí puede ser verdad es que he salvado la vida, a pesar de todo, y que, además, los donuts me durarán más tiempo. ¿Cómo lo ves?

Mahomalilla
jajajajajajaaaa, creí que estaba ciego y me preguntaba dónde andaba ese comentario.
Yo no la voy a echar de menos, Mal, porque, ¿sabes?, solo desaparecerá su nombre y su presencia evidente; pero para el que sepa verlo, y creo que tú sabes verlo, y espero que ella misma sea capaz de verlo también, ella siempre estará aquí.
Me alegra que te guste la canción, de verdad, y me alegra más que intentes venir el jueves. La verdad es que si venís todos los que me decís que váis a vener, lo voy a pasar en grande entre tantos amigos. Me está apeteciendo cada vez más.
Esta montaña, ciertamente obesa aún, te besa también y te agradece como no imaginas todo tu cariño incondicional. Muacks!!

(por cierto, tengo algo tuyo pendiente, no desesperes, si no tienes demasiadaprisa, que lo tengo apuntado para echarle un ojillo profesional).

Catixx
¡Bravo!
Te digo lo que a Mahomalilla: vamos a pasarlo en grande. Yo también estoy deseando conocerte y me encantará invitarte, a ti y a tus amigos, a una noche genial.
¡Ojalá lo pasemos tan bien como estoy imaginando!
Muchos, muchos, muchos, más besos.

The Foss dijo...

Ser alto y tener los pies pequeños es algo tan relativo que no voy a ser yo quien entre a discutirlo, pero mi 1’80 (según cifras de la mili) y mi 44 de pie dicen mucho de mi.
Podría seguir hablando de este tema pero seguramente empezaría a entrar en terrenos más vulgares y no es esa mi intención.

Kotss, No te equivocas en lo de la planificación de las visitas. Ella tiene una mente privilegiada (además de un cuerpo que podría hacer caer un gobierno) y seguía una mecánica perfecta (y perversa para ser exactos) para no cometer errores.

Nos hacía ir a ambos en batín y pijama que es algo que nunca he soportado, ni los batines ni los pijamas. Y ella, con un collar de perlas negras y unos stiletto del mismo color que hacían sus piernas más infinitas aún si cabe.

Nunca ocultó que recibía otras visitas (recordarás la época en que Prístina, pasaba más horas en nuestra habitación que fuera de ella) pero le gustaba mantener la tensión y vernos sufrir e imaginar.

Gran Wolffo estoy intentando dejarte un tema en el correo pero me está costando por tamaño.

Wolffo dijo...

FossMan,
haces bien: das los datos objetivos y que las intyerpretaciones sean a cargo de otros. Por mi parte te diré que eres más alto que yo, lo que significa que de desvías del canon de belleza perfecta en 3 centímetros, lo cual no es grave, no, pero no debes presumir en exceso de ello.
En cuanto al queso, calzamos el mismo número y eso me parece bien: no eres un pies pequeños, que es una cosa lamentable en un hombre, ni un hombre "L" de grandes y antiestéticos pies, por mucho que garanticen la estabilidad más allá de lo razonable.
He recibido el tema, que me encanta, aunque no lo tenía. Comozco a ese pollo y en mi repertorio, hago un tema suyo, que debió ser de los últimos que grabó, por lo que cuentas. Es el Wrapped up in you, y podrías escucharlo el jueves si te pasaras: te lo dedicaría, por suspuesto.
Un abrazo y gracias.

Foss dijo...

Wrapped on you está muy bien, y si lo piensas te pega cantarla. ¿Me equivoco si pienso que disfrutas con la parte del PAPAPA-PA, PAPAPA - PA....?

Buch dijo...

Parece el final. Es un final suave y solo muy, muy poco de reproche. Así que a mi me gusta, porque lo desgarrador no me entusiasma. Esa facilidad para escribir con carne roja yo la envidio, yo cada vez que he intentado expresar sentimientos, o pelar pimientos, he escrito unos bodrios la mar de pretenciosos, pero a ti no, a ti te queda sincero.
Eso me jode, claro.

Mucha suerte en el concierto, amigo. Espero que te saquen en brazos como mereces.

Wolffo dijo...

Foss
efectivamente me encanta ese pap-papeo, pero echo de menos la segunda voz; en casa, Susana, si estoy tocándola, la hace, pero no siempre se anima a subir y cantar conmigo.
De todas formas, el final de la canción, con ese duelo de armónica y violín que, por razones obvias no puedo reproducir, me gusta muchísimo también y eso que solo soplo la harp. Pero yo creo que lo que más me gusta es la encantadora sencillez de la letra: me priva, Foss.
otro abrazo y otras gracias, amigo.

Buch
¡Quién lo sabe...? Y los reproches, ya sabes, nos sirven un poco como para no tener la sensación de que nos han comido y sólo hemos sido capaces de decir: ¿no me echas un poco de sal?
Yo no he leído esas cosas pretenciosas que tú dices haber escrito, pero puede que sea por dos razones: que no me las hayas mostrado o porque tengamos opiniones distintas sobre lo que son sentimientos y la cursilería. De todas formas, querido amigo, un día de estos que toco, coño, te podías pasar y cantarte una a medias...

Cris dijo...

Me ha dado un poco de nosequé, no voy a decir tristeza, porque no era tal, pero algo parecido, este final de la historia con June, la verdad. Es como de blues...
Y bueno, te comento, yo a Madrid subo los puentes. Pero no los puentes vuestros, sino los puentes comunes a toda España. Haz el favor de organizar un evento musical para uno de esos. Porque creo que ya me va tocando. Que yo como público soy muy agradecida.
Hale.
Besos.

Wolffo dijo...

Crispulain,
la verdad es que, como no abundam los comentarios dulces hacia June (Mahomalilla excluida, que ella abiertamente ha sido siempre generosa con June) me gusta leerte decir esto. Sí, es un blues, sin duda.
Eres objetivo número uno para mis conciertos, Cris, porque eres, prácticamente, mi única audiencia en Wolffo de Palo y WolffoMusic, así que el día que vea que puedo tocar en un puente, no dudes que te avisaré, así como si alguna vez me acerco a tu tierra, no lo dudes.
Me encantará cantarte una solo para ti. Un millón de besos y de gracias, Cris.

Claudia Magdalena dijo...

:-)

... postulo que todos hemos tenido nuestr@s "Junes".

Tengo una pregunta para tí:

¿Qué aprendiste de esta "June experiencia"? ... además de distinguir y diferenciar "lo que tú crees".

Morgana dijo...

Me lo temía... en fin, era inevitable. Seguramente, tendrán razón y ella no te conviene. Habrá que pasar página, no? Como todo en esta vida...

Magnífica canción wolffo... y como hará Kotinussa, va directa al ipod. Las esperas se hacen interminables en los aeropuertos y escucharte lo atenúa.

Mucha suerte el jueves, aunque no la necesitas... irá genial, seguro.

Besos desde la isla

Wolffo dijo...

Claudette,
en primer lugar, sé muy bienvenida, no sabes lo que me alegra ver caras nuevas. Sobre todo porque espero que te conviertas en una cara habitual, claro...

Mira, esto me ha enseñado el lado más dulce de la vida, la obligatoria resignación de lo que no puede ser, y saber que siempre, agazapada, puede estar esperándonos una oportunidad para ser felices. Lo malo es que a veces no puedes pillarla, pero otras... es facilísimo.
UN beso gordo.

Morganilla
lo bueno de los fantasmas, de las personas etéreas que te inventas, es que pueden cambiar de nombre, de forma y de aspecto sin que nadie se dé cuenta. Nadie salvo tú mismo, claro.
¿Quién es capaz de decir lo que le conviene a otro?
Mira, imaginarte en un aeropuerto escuchándome es algo tan especial, Morganilla, que me hace temblar las rodillas. Podías conocer algún dueño de un local bonito por ahí y que mei invitara a hacer unos bolillos junto a tu casa. En tu isla, digo. Me gustaría tenerte el jueves aquí...
Bueno, cielo, muchos besos y muchas gracias.

Cris dijo...

Caray qué sorpresa... cambio de imagen. Totalmente favorecedor, he de decir...
Me gusta mucho, es un acierto.
hala, un beso por eso.

Fossman dijo...

Buen cambio, queda de coña la guitarra.

Eso sí, tanto con la versión anterior como con esta, si entro con Explorer intenta descargarme un fichero al PC.

La única forma de verlo es con Firefox...

Binche dijo...

Ehhh, has cambiado el look al blog, y me gusta!!!!! ;)

Besosss

Anónimo dijo...

Foss: Si quieres verlo en firefox, tienes que pensar en ruso...

Wolffo dijo...

Crispuline
es que andaba un poco jarto de la paginita azul y la falta de personalización. Todos teníais una cosa tan chula... hasta el soso de Buch tenía un blog más molón que el mío... Así que nada, he cogido mi guitarra, mi buen hacer y a por ello. Y si eso me produce un beso tuyo, mi escritorzuela querida y admirada, cambiaría todas las semanas. Escritorzuela puede sonar feo, pero si vieras la carita con la que lo digo, te alegraría, Crispulain. Lo juro. Besos.

FossMan
Gracias, home... es bonita mi guitarra, ¿a que sí? Dotty, se llama y las curvas que tiene, son así, como las ves, no hay cirugías. Y se deja tocar del todo, colega, y si eres un poquito hábil le sacas unos suspiros, unos gemidos y unos arrullos... Lo que dices del explorer no lo entiendo, pero me hace confirmar que firefox es lo más mejor y lo más simpático que hay pa navegar con soltura y tranquilidad.
Abrazo y nos seguimos viendo. Y felicidades a tu ninia, papá orgulloso.

MariBinchi's
Sí, he cambiado, porque ya estaba bien, ¿verdad? El mejor contenido bloguero del mundo (literatura de altura y música de campanillas) tenía un sosodiseño mundial inaceptable. Este es más molón, más egocéntrico (al loro el tamaño del nombre) y fálico. Nota que, en lugar del coche, yo proyecto mi obsesión fálica en mi guitarra y la presento ligeramente empalmada, ¿ves? Es, digamos, la lectura freudinana de la cabecera.
¡Me gusta que te guste!
UN beso enorme y gracias.

¿...?
colega, no pillo el chiste... ¿es por el firefox? es un tipo de zorro estepario que se da en rusia? Por favor, por favor, explícalo!!!

kotinussa dijo...

¡Ohhhhh! ¡Qué bonito todo! ¡Y qué limpio!

Se me está ocurriendo que si hubiera conocido a June con este fondo y esta cabecera, seguro que me hubiera caído mejor.

Perdona que no traiga nada para aportar a la nueva decoración, me ha cogido de sorpresa. Sólo traía unos besillos (que no visillos).

Wendeling dijo...

Jooo...

Y me repito

Jooooooo....

Pues eso.

Besos de una maia que está demasiado lejos para bailar en directo.

Por cierto, me gustan las paredes blancas.

Princesa del Guisante dijo...

Mucho mejor. Me encantan los lapiceros-exclamación, y el aspecto limpísimo de las letras del título y del blog en general. Y la combinación de azules, blancos y ¿malvas?
Me gusta muchísimo.
Besos

Wolffo dijo...

Kotts
está chulo, ¿eh? ¿Y has visto la foto de abajo del todo? resume un poco la filosofía de este sitio, por decirlo de algún modo.
Puedes hacer una cosa: relee, porque creo que desde hace meses hay referencias a ella, a ver si con este nuevo color te cae mejor. Pero ten cuidado: al releerme puedes caer en la cuenta de que soy aún mejor de lo que creías y te enamorarás irremisiblemente de mí. Lo digo por si acaso.
"Sólo traía unos besillos", dice... ¿Sólo? ¿¡SOLO...!?
¡Y qué más puedo pedir!

Wen
Anda, convence a tu amigo, el del bar (si es que lo tienes) para que me lleve a tocar allí. Tú me invitas a tu casa y te prometo no hacerte un arroz. ¿Hace?

Bexos.

Guiss
los lapiceros exclamación y el lapicero cama, no te olvides de él, que es quien sustenta todo el engranaje diseñístico.
Me mola gustarte, princesa, así que ya sabes (¿?)
Miles de besos, Guiss.

burdon dijo...

Que mañana tocas?, con o sin ciclones? creo haber leído que en solitario. Pues a mí como que me pilla un poco lejos para acercarme a verte, pero no sería por falta de ganas.

Por cierto, me gusta más este look blanco nuclear que el anterior. Lo que no me gusta mucho es que salga un pedazo de pop-up cada vez que cargo tu página.

Debo de confesar que no he podido leer tu último escrito, me caigo rendido del sueño que tengo. Prometo leerme el post con más calma, en otra ocasión.


Abrázole y salúdole.

Wendeling dijo...

Nada, el arroz lo pongo yo y apareces cuando quieras... aunque mis hijas te recomendarán que no lo pruebes mucho... ¿mejor unas lentejas?

Estaría encantada de oirte tocar para mi solita (divina que es una, vamos) y cantar también, claro.

Besos de una maia.

Buch dijo...

HOla soy anónimo (se me cuajó el cerebro y no supe poner Buch) el chiste es graciosillo, pero tampoco es de dejar huella, la verdad...

Wolffo dijo...

burdonzangas!!!
alegría verte, oyestú, ya lo creo.
Toco esta noche sin los ciclones, pero intento convencerlos para que suban a cantar un par de temas conmigo...
El llok es mejor así, es más cómodo para los miradores internautas, relaja la vista. Lo del pop-up, ni flowers, matxo, a mí también me salta a veces y me jode un ciento, y te aseguro que no tengo nada que ver con el asunto, y desde luego no me lucro con ello.
En cuanto al post, lee cuando y cuanto quieras, ahí se queda para solaz de todo el mundo en general y el tuyo en particular. Agradézcole sonriéndole sus abrazos y saludos, mon amic.

Wen
pos nada, eso está hecho. Uno de estos días lío el petate y ahí me tienes, te advierto... cuidado conmigo, que quemo, Wen.
Un beso enorme, maia.


Buch
no me lo explicas???

Cati dijo...

Dos horas y media sin parar!
Eres un autentico ciclon!

Ha sido un placer conocerte y sobre todo escucharte.
Espero repetir pronto la experiencia, y quiero que sepas que has superado con creces mis expectativas.

Tienes ya presindenta de tu club de fans?

Gracias por regalarme tu musica.
Un beso tesoro, nos vemos.

Claudia Magdalena dijo...

WOLFFO-ito... me encantó escucharte y disfruté contemplando el modo que tienes de vibrar haciendo y compartiendo tu música.

Por cierto, no tenía idea que habías escrito y compuesto esos "temazos"... :-)

Oye... tus cristales tímidos, ingenuos y picarones, lucen mejor en vivo y en directo.

Un abrazote y dos besos

CLAUDIA (POLLI-trala)

Claudia Magdalena dijo...

aahhhh

A N O C H E
M E
H A S
B R I N D A D O
U N A
G R A T A
S O R P R E S A

... uno de los "poemas" que más me gusta de S&G es "I am a rock"...

Wolffo dijo...

Cati
a ver si te crees que lo de Ciclón de Valdemorillo es cogna...
Espero que repitamos pronto la experiencia... y que luego haya tiempo para tomarse una copita y una charleta, que ayer, cuando terminó la cosa no hubo tiempo para ná... Me han dicho que la presi de mi club de fans vino anoche a verme y me pidió Honesty, de BJ, y no supe coplacerla... Por cierto, estoy poniendo remedio a esa laguna en mi repertorio.
Estuviste genial, Cati, gracias por venir, fue un verdadero placer conocerte al fin y ver que habías disfrutado un poquito.
Muchos, muchos besos y muchas gracias.

Claudette
Eso suena bien, lo de las vibraciones: la verdad es que anoche estaba de subidón y me encontraba poderoso, fuerte y en vena. E imagino que esas son las cosas que traspasan la cuarta pared.
I am a rock es una poema, como dices, duro y hermoso, aunque injusto con el resto del mundo, ¿no? A mí me sirve para empezar el show porque me hace ponerme en situación de solo frente al mundo, ¿y qué?
En fin, la grata sorpresa me la llevé yo con tu presencia, Claudette.
Un abrazo y dos besos a ti también, y un millón de gracias.

Mari Rayas dijo...

Me gustó el cambio. Al irse June todo quedó así, más claro? =D

Ya leí que fue un gran momento tu presentación en vivo. Si me hubiera quedado más cerca, hubiera ido. No es excusa lo de los 14.000 kilómetros, es que me confieso perezosa...

Hay tantos comentarios que me da pereza leerlos. Por dió, merecen espacio aparte comentarios y comentaristas.

Tus canciones siempre me gustan, toditas. Tienen un estilo limpio y fresco (combinan con el blog actual)

Y ya... te dejo muchos besos.

Wolffo dijo...

MariRayas,
me gusta que te guste el cambio, porque se trataba de eso, de ofrecer un mejor aspecto ante los que como tú, llevan años teniendo la amabilidad de venir a verme. Tu análisis es muy agudo, además: ¿será por eso el cambio? Puede que sí, puede que sí...
¿Sabes una cosa? A veces da pereza ver esos comentarios tan largos, pero yo creo que eso, la rueda de respuestas y réplicas es lo mejor de este blog, sin duda ninguna.
Me gusta que te gusten mis canciones, porque a mí me pasa lo mismo contigo: me gustas porque siempre eres cariñosa y extraordinariamente atenta conmigo. Muchos besos, Rayitas, y por mucho tiempo.
Cariños,
wolffus.