martes, enero 15, 2008

una fiesta de poetas

I don't want to spoil the party



Repito esta canción, porque me gusta y porque no he tenido tiempo de encontrar nada mejor para este fabuloso post. Esta canción, que es una de mis preferidas de todo el mundo mundial, se debe a otro momento de inspiración de John Lennon que los Beatles grabaron en el magnífico Beatles for sale. Es muy de Lennon eso de "no quiero estropear la fiesta, así que me piro". Esta vez la he grabado, esperando que sirva de precedente, sin nada de máquina. Guitarras electrica y acústica, bajo, pandereta y teclitas que casi no se oyen y es mejor así, os lo juro. La canción tiene una armonía vocal sencillamente maravillosa a la que yo, lo siento, añado una tercera voz en la última estrofa. Bueno, a mover el trasero, que la canción lo pide y yo, ya sabes, no querría estropearte la fiesta.
Puedes bajarla aquí: Wolffo - No quiero estropear la fiesta

El día que presentaba mi libro de poemas, todo fue bien hasta el momento en que me presentaron, es un decir, a June:

- Te presentamos a June Castaños, poetisa...
- Sé quien es... – dije - ¿quién no conoce a June?

Y June sonreía porque recordaba que ella y yo habíamos sido amantes un día, y que ese día estaba más lejano que el meteoro que acabó con los dinosaurios. Nuestra relación no acabó, precisamente, bien. June dejó claro que no quería volver a verme con las siguientes palabras:

- ... que no quiero volver a verte, ni a saber nada de ti, gilipollas.

Y yo, que a veces muestro ciertas dificultades para entender según qué mensajes complejos, le dije a June que de dónde sacaba que yo sí quería volver a verla.

- De que me escribes mensajes todos los días, al teléfono, al e-mail, en mi blog, en el tuyo... me llamas a casa, al trabajo, o a donde sea. Me escribes cartas que ni siquiera me molesto en abrir...
- ¿¡Que no las abres...!?
- Pues no, membrillo, no las abro, van directamente a la basura. Que te den, atontao.

Y esas fueron sus últimas y dolorosas palabras. Palabras que, por cierto, eran mentira, pero June era experta en decir cosas que me molestaran. Que me dolieran. Esto sucedió hace tres años. Y ahora, de nuevo, mira tú, June ante mí, dándome la mano y sonriendo con su sonrisilla que hace que quieras desnudarla y hacerle eso que cambia la sonrisa por una boca abierta y suspiros.
- Eso –dijo ella - ¿quién no me conoce?

Estuvimos haciendo la goma toda la fiesta. Nos evitábamos y no nos queríamos alejar demasiado, porque, en fin, teníamos muchísima curiosidad por qué había sido del otro en estos años. Yo sabía de su vida, digamos, literaria. Había seguido sus avatares poéticos, claro, pero no sabía nada de su vida, de su afán, de su... vamos, que no sabía quién se acostaba con ella.

Me presentaron a un montón de poetas y, la verdad, ninguno tenía el aspecto que uno se espera de un poeta: mal aspecto, vamos. Todos parecían personas. Los que tenían más aspecto de poetas, así, como mal vestidos y mirada de idiota, eran editores, y los que mejor vestidos iban son los gorrones que van de coktail en cocktail sin que nadie les invite, conozca o quiera, pero ahí están los tíos. Esto me recuerda un chiste de “La codorniz” en el que un padre, le decía a su hijo “hijo, tienes que empezar a pensar seriamente en tu futuro, ahí tienes a las moscas” y el hijo contestaba al papi “¿y qué pasa con las moscas, papi?” y el padre contestaba “nada, pero ahí las tienes...”

Recordar este chiste me puso de buen humor, y entonces me puse de buen humor, pero cuando me pongo de buen humor, a veces, repito las cosas, así que me puse de bastante buen humor, no sé si me explico. Me presentaron a Filippo Simpitto, tonto de capirote y poeta eunuco, cuya obra “Oda a los sin huevos” me pareció una obra bastante cobarde, como si no le hubiera echado cojones, ¿entiendes? Y se lo dije: es como si no le hubieras echado cojones, Filippo, ¿entiendes? Y él, que no tiene pelotas, estuvo de acuerdo.

Estaba allí Sinforoso Sinaudiencia, probablemente el hombre más pesado del mundo, cuyos poemas eran un misterio, porque nadie los había leído jamás. Empezabas en el primer verso (recuerdo uno, era así: “Obvio, justo... tafetán...”) y te aburrías tanto que cerrabas el libro inmediatamente, no fuera que se te pegara algo, como si fuera un virus o un bacilo de Koch. Si alguien no sabe lo que son los bacilos de Koch, puede verlos en esta estupenda instantánea

Conocí a Sebastián Florillo, poeta del preludio, de esos que antes de que abran la boca, estás deseando que se vayan de una vez. Es de los que empieza a carraspear y a aclararse la garganta y ya estás nervioso antes de que empiece a hablar. Su obra era una sucesión de prólogos y notas previas que nunca desembocaban en nada. Era imposible leer nada suyo hasta el final, porque tanto preludio te despistaba antes, si quiera, de empezar.

Total, que cojo a June y me la llevo a la terraza.
- June, tía, huyamos de esta fiesta, hagamos el amor.
Y ella:
- ¡Já...!

Así que nada, no me fui, porque algo en ella me hizo sospechar que no estaba del todo convencida. Ahí estaba yo, todo mono, y allí estaba ella, y allí estaba todo el mundo que estaba allí, pero no pasaba nada. Cuando parecía que la fiesta de presentación de mi libro de poemas iba a ser eso, un muermo inenarrable en el que no pasaba nada ni nada, entonces sucedió.

Ana Obregón, una chica bastante flaca y con cara de imbécil, subió al escenario. Pensaba que se le había olvidado la falda, pero no, no se le había olvidado, es que es así, no lleva falda para poder decir que la gente no deja de mirarle el culo. Yo lo intenté, en serio, mirarle el culo, pero no lo encontraba por ningún lado, ni siquiera donde se supone que debería estar, sobre las piernas, como por la parte de atrás. Debe ser por eso que no lleva falda, porque no hay culo que tapar. Si hubiera sido Ana Diosdado...

Ana Obregón, la mujer sin culo, sin falda, llevaba un papelito y se subió al escenario con intención de atizarnos un discursillo relativo a algo, tal vez a mi libro, que era el tema de la noche, pero entonces, se pisó una trenza de pelo púbico (no sé si lo sabéis, pero está de moda ponerse extensiones en el chumino) y cayó y calló.

Cogí el papelito y leí el texto de la atroz intervención que pretendía hacer y alguien pidió un médico en la sala.
- Yo soy médico – mentí - déjenme sitio
- Pero... usted es el poeta...
- Poeta y médico, no lo olvide, amigo mío. Y los poetas somos, ¿cómo decirlo? una especie de médicos del alma...

Como no había ningún médico de verdad, ni falta que hacía, me dejaron intervenir, así que me arrodillé junto a la desculada y traté de averiguar si respiraba

- ¿Respiras, hija...? – le pregunté con mi tono más amable

Ella no contestó (mujeres...), así que procedí a tratar de averiguar si su corazón latía. Para ello, llevé una mano, mi diestra, a su teta izquierda y presioné como se presionan los muñecos esos que suenan, porque algo en el tacto me hizo recordar esos juguetes.

- Este seno podría explotar en la cabina de un avión en condiciones determinadas de altitud y presión - acerté a decir con tono docto.
- Eso es un mito, oiga – dijo alguien cuyo nombre no voy a reproducir por falta de relevancia.
- ¿Un mito...? A mi teta antistress le sucedió eso, mequetrefe...

En fin, la cosa había dejado de divertirme.

- Vale, punto. Hora del óbito...
- ¿Óbito? Pero si está tosiendo
- Ya lo oigo, no soy sordo, ha sido una muerte tusiva...

Era realmente desagradable ver toser a una señora muerta, sin culo y con tetas moc-moooc, así que me levanté de ahí y traté de encontrar a alguien con quien discutir el extremo de la muerte tusiva. Alguien lo suficientemente preclaro como para hablar de la muerte, sin que el hecho de que la muerta esté tosiendo, le distraiga del tema principal. Pero no había nadie así. Allí lo que había era poetas, editores, gorrones, June y yo.

Y nadie de toda esa multitud era capaz de discutir en un plano puramente teórico. Todo el mundo quiere hechos. De modo que, como no quería estropear la fiesta, me fui.

Porque yo no soy así.

Yo soy como algunos de tus poemas, mi querida June.

Soy fea belleza.
Soy, verdaderamente, mentira.
Soy poesía.

----------------
Listening to: Blur - Stereotypes
via FoxyTunes


ACTUALIZACIÓN
IMPRESCINDIBLE
Se me olvidó decir que en la fiesta de los poetas había una cosa buena: el grupo de rocanrol que estaba animando el cotarro: Los Ciclones, no veas qué marcha, mira...





(Por cierto, podríais pasaros por YouTube y poner estrellitas que nos hace mucha ilusión)

45 comentarios:

mj dijo...

!Eres la leche!
Jajaja.

Saludos Wolfo, desde el Sur.

kotinussa dijo...

Has estado a punto de tener que cargar tu conciencia con otro óbito tusivo, porque estaba leyendo el post mientras comía un croissant relleno de salmón y roquefort. Y me dio la risa, y allá se fue el salmón y el roquefort por mal camino, y me vino un ataque de tos que provocó que cayeran unos lagrimones como canicas. ¿Soltaba lagrimones la señora sin culo? Porque si no es así, está claro que mi ataque de tos ha sido más grave que el de ella. Y yo sin un médico, ni auténtico ni falso, a mano, mecachis.

Cuando me recupere oigo la canción y luego comento.

fantasma paraíso dijo...

A mí me llamaron para la “mili” cuando tenía 18 años, porque entonces había mili aún. Luego pedí todas las prórrogas que pude y alguna más, y traté por todos los medios de evitar el trance. El caso es que aunque pidieras prórroga tenías que ir a que te ficharan o algo así, que básicamente consistía en que te pesaran y te tallaran. Yo estaba en la Armada y tuve que presentarme en la Piscina de Marina —que tan bien conoces y de hecho es probable que pasaras un trance similar—. A lo que voy es a que entonces medí 1.79, que vale, no es 1.80, pero quizá aún aumenté ese centímetro, y en cualquier caso es un pequeño redondeo. Así que nada de alzas. Tampoco me parece que sea mucho y, en cualquier caso, me da igual, porque parece demostrado que ser más alto no significa ser más listo.

Contar las peripecias de mi mili (o mejor no-mili) sería extenderse, pero al final tuve que ir (creo que fue el último año en que era obligatoria) a Ferrol. A las dos semanas, y contra todo pronóstico, estaba de vuelta en Madrid. Tuve que hacer uso de todo el ingenio que fui capaz de encontrar, pero logré engañarles y volverme a casa. Con todo, me gusta decir que yo sí hice la mili, aunque comprimida, eso sí. Pero pasé todos los trámites: una novia, Cristina, que me fue a despedir a la estación, corte de pelo, desfilar, vida militar... Breve, pero me dio material para escribir una historia bastante divertida y me lo pasé bien. Aunque ni un día más, ¿eh?

A los amigos que hice allí (ya te digo que tuve tiempo para todo) les mandé por correo unas fotos de cuando hice la comunión vestido de marinero para que viesen que lo que pasaba era que, en realidad, yo ya había hecho la mili hacía mucho tiempo.

¿Mandarte ese cuento por internet? Sí, no sé, el caso es que como es parte de un libro, que por otra parte no está publicado (aún, espero), aunque si registrado, claro, pues... En fin, por otra parte, y con o sin historias de por medio, sí que estaría bien lo de verse, hombre.

Se me quedó en el tintero comentarte que los comics que no leías y que se parecían al Capitán Trueno, debían ser los de Jabato. De hecho, creo que el guionista de ambos era el mismo, aunque el tal Jabato en lugar de en la Edad Media como Trueno, corría sus aventuras en los tiempos del Imperio Romano. Bueno, yo sí los leía —antes de la época Marvel—, y también por supuesto, a los que tu citas: Astérix y Mortadelo y Filemón. Ah, y también a Tintín, aunque te parezca afeminado (hace unos días, por cierto, he estado viendo una exposición sobre él en la Fundación Carlos de Amberes).

Siento alargarme más, pero es que iba a colgar esta respuesta y he visto el nuevo post, así que un par de líneas para decirte que me ha divertido mucho. La indigencia en los poetas va con el oficio, me temo, porque si ya es difícil vivir de escribir, prosa, ¿quién es el guapo que puede vivir de escribir poesía? Y en cuanto a Ana O, de tanto recauchute lo que parece es el travestí de sí misma.

Wolffo dijo...

Emejota
saludos desde Valdemorillo. mj, un placer saber de nuevo de ti. Te eché de menos en la fiesta: todo el mundo era tan fatuo...
Muchos besos, guapa.

Kotts
deberías no morir, que es mucho, pero sí sufrir un poquito por estropear un croissant con roquefort... el roquefort, por dios, Kotts, no me lo nombres, te lo pido de corazón...
La señora sin culo no soltaba lagrimones, porque no creo que tenga, es como si fuera de cartón, y nunca he visto llorar al cartón. Tú vente pa Madrid y ya verás tú al médico que te presento yo...
En confianza, Kotts, tengo un problemilla en las zarpas que me impide tocar la guitarra esta semana, así que si publico algo más, repescaré algo como lo de hoy, ya grabado de antemano. Esta es, creo de las que te gusta: beatles sin aditivos ni ná. Un beso, mi preciosa Kotts. O mejor, una docena.

Fant
Yo me libré de la mili por excedente de cupo, porque hubo un momento en que dejé de pedir prórrogas, y me dije, hala, a por la mili: y zas, sonó la flauta. Eso sí, lo de tu 1,80, no insistas, que no me lo creo. No es que sea mucho, ni importante, es que es mentira.
Buch dejó escritas las peripecias de su mili en un delicioso libro aún por descubrir y te aseguro que te divertiría tanto como a mí leerlas. A ver si le convences para que las deje leer. Yo, puede que porque no la hice, es una experiencia que me hubiese gustado tener: estaba convencido de que iba a ser buena aunque dura, tal vez. En cuanto al cuento, no pasa nada, ya lo leeré cuando lo publiques, no paixa res. De todas formas, me hace gracia la forma esa de decirlo: mandarlo "por internet" suena raro, ¿no?
¡Jabato! justo esos. No, esos no iban conmigo... aunque alguna vez leí alguno, como algún Capitán Trueno y algún Tintín, que sí, me parecen muy afeminados. Es que tiene esa cosa afrancesada y como intelectualoide que me pone un poco de los nervios. No es homofobia que, por cierto, es un término mal usado. Homofobia sería fobia por lo igual, por mis iguales, por los que son lo mismo que uno, ¿no? Pues no es gayfobia. Es solo una sensación. Oye, en serio, tío, ¿de verdad has ido a ver una exposición acerca de Tintín? y dime una cosa, ¿por qué...?
1,80, expos de Tintín, no envías cuentos por internet: ¿estás seguro de que éramos amigos?

Venga, Fant, a saco, y un abrazo.

el_Vania dijo...

Como el anuncio ese de Carlsberg, en el que uno de los tipos lleva un atomizador de agua para "refrescar" la botella de birra (ambos son italianos)...
Eres un maestro...!
Me has tenido leyendo de cabo a rabo (espero que no haya chascarrillo satírico por este recurrente latiguillo) con una sonrisa de oreja a oreja... mientras mentalmente sonaban los cuatro de Liverpool.
Ahora mismo ando en la ofi, de incoÑito leyendo y escribiendo. Acabo de cambiar los dos ordenatas principales de casa y ando liado con instalaciones y configuraçaos, así que escucharé tu versión Beatle ASAP.
Abrazos, amic Wolffo.
You're HUGE! (en el buen sentido, mi querido irascible).
Salud/OS!

Binche dijo...

Un saludito rápido, Wolffo, que hoy no tengo el cuerpo para más.

Besos tristes

Wolffo dijo...

Vanitas
jajajajaja, gracias, hombre, qué ilusión, joder, que me leas sonriendo. Es el más grande elogio que cabe, en serio. La versión no es grtan cosa, perpo soy yo cantando a mis dioses, los únicos dioses en los que creo (aunque lennon dijera que no creía en ellos, lo decía para epatar, hombre, sí que creía en los beatles). Un abrazo a ti, amigo mío, yo estoy sin poder tañer mis guitarras por una complicación en mis dedillos, así que... en fin, canciones recauchutadas, diríase.

MariBinchi's
y eso?
Vaya, lo siento, Tulipancilla. UN beso lleno de ánimos.

kotinussa dijo...

Recuperada del ataque de tos, ya estoy aquí de nuevo. Me ha sorprendido la canción. Bueno, no la canción en sí, sino el que digas que es una de tus preferidas de todo el mundo mundial. No sé por qué imaginaba que tus canciones preferidas de entre tus favoritas serían otras, no me preguntes cuál. Por lo demás, moví el trasero convenientemente, y no porque tú lo dijeras, sino porque realmente me apeteció. Así, de paso, me sacudí las miguitas de ese croissant que tanto me has criticado.

Pasaré por alto eso que me has deseado de un poquito de sufrimiento aunque has sido injusto conmigo. El que tú seas un gastrónomo de altos vuelos no implica que los demás tengamos esa cualidad. No seas tan exigente, hombre, y danos un poquito de respiro.

The fosfous dijo...

Hay una cosa que se te ha escapado en tu historia, verídica por otro lado que yo también estaba allí.

Y estaba allí no porque me guste la poesía, nunca he conseguido terminar nada que dure más que un pareado.

Estaba allí porque alguien me había hablado del excelso culo de June. De su culo y de que andaba buscando pareja sexual, no pareja tipo novio como tú le habías planteado.
Y ese fue tu error, no debías haberle preguntado si quería hacer el amor sino haberle dicho que te la querías cepillar. Así, sin más florituras.

Y eso es lo que yo estaba haciendo hasta que la imbécil de la Obregón tropezó. Estábamos a punto de refocilarnos grandemente sobre la mesa donde inicialmente habían ido dejando las croquetas de jamón y me pilló, como podrás suponer con los pantalones bajados y presentando armas...

Lo que decía que se te ha escapado de la historia se refiere al cuerpo de la Obregón. En efecto se ha puesto extensiones en el chumino y por eso tropezó, pero realmente no tiene chumino.

Y no lo tiene porque no llegó nunca a entender para qué necesitaba tener ese hueco ahí abajo. Ella tuvo de pequeña una muñeca (y ya sabes cómo son las muñecas, están cerradas por todos lados y tienen un agujerito atrás como para que respire y no se quede aplastada si la aprietas). Y pidió a su padre, afamado constructor, que pagara una carísima cirugía cerradora.

Y aclarado esto debo decir que me quito el sombrero ante tu canción. Esas guitarras suenan que da gusto y tiene un punto estupendo el tema de los coros.

Un abrazo maestro.

fantasma paraíso dijo...

De verdad, es que me da vergüenza tener que discutir sobre lo que mido o dejo de medir, que me trae al fresco (de hecho lo cité de pasada para mostrar que la alta era la escocesa (por ser mujer), no yo). Así que doy por zanjado el tema porque no me interesa en absoluto y, en cualquier caso, el día que nos veamos me pondré de pie junto a ti, Tomás.

Agradezco tus aclaraciones sobre el término homofobia —aunque no sé muy bien a cuento de qué vienen, la verdad—. En términos estrictos parece correcto lo que dices, pero la realidad es que la RAE sí incluye el término homofobia como fobia a los homosexuales, mientras que no reconoce la palabra gayfobia. Sin embargo, si recoge el término gay como homosexual. No obstante, a mí lo de gay me parece un término claramente ajeno a nuestra lengua, aunque sea un término tan generalizado, no sólo en España, sino también en los países de habla inglesa donde antes tenía un significado diferente.

Y voy a ver una exposición de Tintín porque me gusta. Me gusta la línea clara y sus dibujos planos y sencillos, me gusta el personaje, me gusta ver el proceso de creación del cómic, y me gusta ir a exposiciones. Además fui con niños pequeños a los que también les gusta. Quizá soy culpable de haber emponzoñado sus tiernas mentes (bueno, el menor tiene un año y quizá no se enteró mucho), o quizá es mi mente la emponzoñada, no sé. Por cierto, con esto del afeminamiento... ¿no estarás sugiriendo una relación entre Tintín y Haddock? Sería un tema interesante para una tesis doctoral.

Cariñosas beligerancias aparte, claro que éramos amigos, y es más, me alegro mucho de haber recuperado esa amistad aunque sea por esta vía un poco rara (no diré por internet). Ahora que lo pienso, y a lo tonto, lo cierto es que vamos sabiendo bastante el uno del otro y teniendo casi más contacto que con otros amigos actuales a los que quizá veamos poco. Qué extraña es la vida, ¿verdad?

Wolffo dijo...

Kotts
¿por qué te ha sorprendido que me guste? Conoces la original, seguro, y es una delicia. Me encantan ese tipo de canciones, siempre me han hechizado. ¿Hay documento gráfico de la movida esa de trasero? Me gustaría verlo para apreciar ciertos matices...
Vale, pido disculpas por haberte regañado, pero es que lo del queso a mí me mata, aunque referirte a mí como gastrónomo de altos vuelos es una gran verdad, Kotts: soy un tío de primera, en serio.
Muchos, muchísimos besos. sureña mía.

Fosfous
caray... así que te ibas a acostar tú con June? ese tipo de cosas no se dicen, hombre, que nuestra amistad puede resentirse. Combinan mal los amigos y las amantes, verdad?
Tu reflexión sobre porqué AO no tiene chichi es interesante, Fos, deberías profundizar en ella (figuradamente, claro, si no hay chichi no se puede profundizar, de hecho) y publicar los resultados en The Crazy Science, que es una revista bastante buena, con anuncios a todo color y todo.
En cuanto al tema, es delicioso y es una gozada para tocar. El día que te decidas y te vengas a casa, lo grabamos juntos, ya verás que fácil y qué bien queda siempre. Un abrazo, amigo mío.

Fantom
hay una cosa de tu carácter que me despista: y es que entres a todo con una alegría... Las suposiciones que hago sobre quién coño eres, no contemplaban esa característica. En serio, lo que midas me la suda, y te creo, hombre, era solo por incordiar, como lo de Tintín... Soy así de gilipollas, como bien me dijo la poetisa June.
Lo de los homos también me da igual y te lo solté a ti porque me vino a la cabeza cuando te escribía a ti; no vienen a cuento de nada, son mis clásicos desvíos por los cerros de Úbeda, por el simple placer de coger carreteras secundarias.
Tu último párrafo me interesa. Aparte de señalarte el hecho de que sigues jugando con ventaja, porque las piezas que voy guardando del puzzle que eres en mi coco no encajarán hasta que no te vea la jeta, es verdad lo que dices. Es curioso y es bonito. A mí me gusta que la vida te sorprenda con estas cosas inesperadas y extrañas. Pero puedes decir por internet, solo me hacía gracia qwue dijeras que me lo "mandabas por internet" y no sé porqué me hacía gracia. Me sonaba raro, eso es todo.
En fin, F., un abrazo grande y a ver si pasa algo, que ya me come la curiosidad.

fantasma paraíso dijo...

¡Pues claro que entro a todo, y con alegría! Ya comentamos aquí que me gusta discutir (a ti también), lo que no quiere decir en absoluto que me mosquee con facilidad (para nada). Y que, a veces, al convesar por escrito puede haber pequeños malentendidos. Pero esto ya ha quedado y aclarado y superado.

¿Sabes?, yo cuando conocía a una chica siempre tenía la costumbre de preguntarle qué le pedía a la vida. He escuchado respuestas variopintas y en general tendentes al tópico. Además a muchas les descolocaba un poco la pregunta y no sé por qué, porque tampoco me parece tan raro pararte a pensarlo. El caso es que yo tengo mi propia respuesta (ya que si haces tales indagaciones resulta inevitable que luego te pregunten a ti), que invariablemente es la siguiente: “Que me sorprenda”.

Así que me gusta que tú también busques sorpresas en la vida. No obstante, cuando me sucede algo inesperado y negativo, Diana se ríe de mí y me dice que estaré contento porque ha sido una sorpresa...

Buch dijo...

Este post tiene momentos de gran brillo, como la reiteración acerca del buen humor del que te ponen los chistes, y especialente otra cosa que es brillantísima, pero que no te has entretenido en sacarle todo el brillo, es cuando dices: "No sabía nada de su vida de su afán...vamos, no sabía con quien se acostaba". Me parece de un cinismo brillante, solo lke pongo el pero de que te habías tenido que extender un poquito más en los intereses nobles, para realzar el verdadero interés. De todas formas, ha sido graciosísimo. Como también lo ha sido el tema del poeta coñazo de "obvio, justo, tafetán..." En fin no voy a decir todo lo que me ha hecho gracia en este post, porque se que eres autocomplaciente, como algunos anos, y te relajarías, y dejarías de esforzarte, y, yo, querido Wolffo, no te puntúo por el resultado final, sino por el puto, sucio y maloliente esfuerzo.
Sigamos de flores, que al final del comentario te vi a dar un guantá que ya,ya. Esta canción me encanta. La original, la tuya, por el javalos...no la he podido ver, aunque la hemos tocado juntos 3 o 4 millones de veces. Me encanta descubri que llego a "Though tonight..." porque es difícil y me sorprende. ¿Tu llegas sin estirar la garganta?
Y, por fin la guantá, te digo que lo del queso es una tara tuya. Kotti hace muy bien en zamparse croissants de Salmón y Rochefort, y si hay que firmarlo lo firmo.
Hala, guapo, volveré...

kotinussa dijo...

Gracias Buch, por defenderme. Y una curiosidad: la guantá ¿es virtual o se la darás efectivamente cuando lo tengas a mano?

Y a ti, Brillat-Savarin, te comento que me pareció una canción algo intrascendente para estar entre tus favoritas. Es sólo una opinión, claro, pero no podemos evitar tenerlas ¿verdad?

Amy dijo...

!!Qué romances Wolfo! !Qué mujeres con tanto genio y decisión han pasado por tu vida!!! Me maravillas por aquello de que por vuestros amantes seréis reconocido ¿o no era así??....(va a ser que esto nadie lo dijo todavía me parece, aysss es que soy una adelantada hasta para las citas...mmmm citas ¿quedas conmigo wolfo??)) Aysss par diez que me escuchan.

Wolffo dijo...

Fant
¿Le preguntabas eso a las tías? Desde luego es más ingenioso que ¿estudias o trabajas? o ¿te casarías conmigo? que era lo que les preguntaba yo. Lo malo es que una, una vez, dijo que sí y en fin... Por cierto, tío, ¿tú viniste a mi boda? Es para tener otro dato.
Por último, aunque este dato es poco práctico, Diana es tu chica, ¿no? Eso sí que es una genuina sorpresa: jamás pensé que encontrarías mujer dispuesta a aguantarte... (este chiste final es buenísimo, ¿eh? y original...)

Buch
he observado tu pauta de comportamiento con respecto a los comentarios y déjame decirte que un día, amigo, uno de estos días... Tienes razón en cuanto a lo de la curiosidad... debería haber alargado la nobleza, para que la villanía resultara más evidente, pero así, bueno, sólo los más listos se darán cuenta y eso será una satisfacción interior para ellos. Un premio a su paciencia, por leerme y todo eso. Déjame decirte una cosa importante. Para dar agudos nunca estires la garganta. Al revés, amigo: debes encogerla y dejar que los músculos se relajen. Así ganas un par de semitonos, en serio. Y no te destrozas la garganta, además.
Venga, adiosito, chavalote, que se te hace de noche y luego te da miedo andar tu solito por la ciudá...

Kotts
En fin... no dejes que las palabras emponzoñen tu entendimiento, mi querida Kotts. Hechos, pruebas gráficas, eso es lo que vale. En la imagen que tendría que aparecer al final del post, podrás apreciar que en la única disputa en la que llegamos a las manos Buch y yo, gané yo, que soy el atleta de los pantalones cortos. La imagen debe ser, más o menos, de 1980.

En cuanto a la canción... no sé, me gusta. ¿Es intascendente? Puede que sí, pero a un hombre profundo como yo le gustan algunas cosas intrascendentes, como Buch, y otras trascendentales, como tú. Es todo cuanto puedo decir.


Amy
En fin, un pimpollo como yo, Amy, no sale con mujeres vulgares, sólo con damas extraordinarias como, por otra parte, pareces haber entendido tú, al propugnarte como posible candidata a ser mi próximo romance. Porque, ¿tú eres extraordinaria, verdad? ¿O sólo lo pareces para ligarme...?
Besos a montones, Amy, eres genial.

kotinussa dijo...

Recuerdo esa foto. Estaba en uno de tus vídeos ¿verdad? Lamento decir que el hecho de que hace 28 años fueras capaz de darle unos cuantos mojicones a Buch no quiere decir que en la actualidad estés en las mismas condiciones. Si me hubieras presentado a Buch, yo hubiera podido comprobar por mí misma esa cuestión y a la bravuconada de Buch hubiera contestado algo así como "Venga, Buch, eso no te lo crees ni soñando". Pero como nunca me lo has querido presentar, me asalta la duda de que a lo mejor Buch es actualmente un Adonis musculoso en perfecta forma física. Y cabría la posibilidad de que estuviera en condiciones de ponerte en un aprieto. En fin, que mientras no pueda juzgar por mí misma no puedo poner la mano en el fuego sobre la cuestión de cual de vosotros puede darle un sopapo al otro.

Eso sí, es justo reconocer que en el 80 estabas como un queso. ¡Ay, no, que odias el queso! Bueno, pues como una trufa de chocolate.

Wolffo dijo...

Kotts, hija,
no se te puede sorprender, ¿eh? Pues para ser francos, ni entonces ni ahora sería capaz de darle ni un solo mojicón a Buch, porque es demasiado el cariño que le tengo... y porque no estoy seguro de que no me respondiera con un mojicón tres veces mayor que el mío. Buch se ha cuidado. Hoy luce un tipín que para mí quisiera yo y seguramente, en el lejanísimo caso hipotético de una pelea entre ambos, mi única oportunidad sería dejar caer mi barriga sobre él y vencerle por aplastamiento. Todos los demás factores, velocidad, agilidad, fuerza, etc., estarían a su favor, seguro.
Eso sí, cómo me gusta eso de que veas, y digas, lo buenorro que estoy...

Besos, tú.

Buch dijo...

¿28 Años? ¿En serio? ¿De qué color eran esos pantalones míos y donde los conseguí?
¿Mis pautas de comportamiento en los comentarios?

¿Me quieres hacer creer que con lo concurrido que está este honorable blog, te pones a observar mis pautas de comportamiento en los comentarios?

Ay, que pedrá que tienes...

Luego vengo a dar más estopilla.

fantasma paraíso dijo...

Sí, Diana es mi chica. Sí, fui a tu boda. Y no, no pensaba volver a mandar otro comentario en este post porque a veces me da un poco de corte ponerte varios y dar exceso de lata al respetable, lo que pasa es que —inevitablemente— a cada cosa que me respondes me apetece replicar. En cualquier caso, esta vez lo que me ha impedido dejar que descanse mi teclado ha sido... ¡la foto! El banco verde, el jardín con su seto, y la esquina del portal de Mariano... Y luego tu pinta, que como es la que yo recuerdo, por mí habrías podido salir así en los vídeos que te haces ahora que habría colado (bueno, casi). Sin embargo, no logro identificar al pobre golpeado (está de espaldas y temo que presté poca atención a los culos de los otros chicos), ¿quién es?

En tu boda, por cierto, me pasó una cosa bastante graciosa. Durante la celebración (o sea, el papeo), tu ex me llevaba de la mano a no sé donde y nos paró una pareja cuasi centenaria (que al parecer eran parientes de ella), que me confundieron con el novio (o sea, tú), y nos felicitaron calurosamente por el reciente enlace. Yo les hubiera sacado de su error, pero tu ex me dio a entender que les siguiéramos la corriente y así lo hicimos durante el ratito que estuvimos conversando. Me pareció un detalle de buen sentido del humor. De todos modos, de eso hace siglos, porque lo que sí recuerdo es que te casaste tremendamente joven («young too much, much too young», que decían los Specials).

Y ya que estoy, no te comenté nada de lo de tu «excelencia» de cupo... Bueno, entiendo la tradición familiar y tal, pero te aseguro que mejor haberte quedado en casita. Y eso que yo admití aquí mismo habérmelo pasado bien, pero claro sólo fueron dos semanas y eso cambia mucho las cosas. Por cierto, me estoy acordando ahora que cuando yo fui no éramos los últimos antes de que desapareciera la mili obligatoria, sino el último reemplazo que iba a hacer un año en lugar de nueve meses (lo que era una putada porque hubiese terminado más tarde que los del siguiente reemplazo). Creo que fue en noviembre del 91 o así.

Una vez, años después de mi breve experiencia militar, hice un viaje con varios amigos a la zona de Gerona. Estábamos en un hotel apartado del mundo, en mitad del campo y junto a un pequeño pueblo. Uno de los días, en el desayuno, alguno de mis amigos me pidió que le contara de primera mano cómo me había librado de la mili. Y eso hice. Al terminar de desayunar, se me acercó un tío que estaba en una mesa cerca de la nuestra y me dijo que no había podido evitar escuchar la historia y que quería conocerme y felicitarme. Resulta que su hermano le había contado esa misma historia de un tipo que estuvo en la mili con él, y jamás le había creído. Le decía que sonaba a la típica leyenda urbana (o castrense) y no le había dado crédito. Yo me acordaba perfectamente de su hermano (ya dije que tuve tiempo de hacer amigos), y fue un momento bastante surrealista en aquél ya de por sí insólito hotel (más bien casa rural) del Ampurdán, donde pese a lo aparentemente aislado que estaba, te daban de comer avestruz, canguro, cocodrilo, y no sé cuántas cosas exóticas más.

Wolffo dijo...

Buch
Yo te recuerdo perfectamente con esos pantalones de pana, tío, igual que la camisa, eso es muy característico tuyo, igual que la agilidad con la que te doblas p'atrás...
¿qué tiene que ver una cosa con otra? A ti siempre te vigilaré, y ti y a tus pautas de comportamiento en los comments, porque soy como ese profesor aguafiestas que cuando, coño, conseguías un 6 mandaba una nota diciendo, "cuando quiere, puede; y si se esforzara un poco podría sacar notas excelentes: depende de él".
Cuando vengas, hazlo desde un sitio donde el java te vaya, y miras el video que he puesto, a ver qué te parece.
Venga, esfuérzate, hombre...

Phantom
don't worry en abosluto, colega por el exceso, porque no hay tal. Y además, si lees esto, si vuelves, quiero decir, tendrás oportunidad de ver lo mal que me ha tratado el tiempo, al ver, junto a la foto de mi cénit físico, un video de estos días, y conprobar que en mi piel actual caben dos wolffos de 16 sin apretujarse demasiado.
Cómo mola que hayas reconocido el "single" (¡ay... si hubiera tenido una foto del dúbel!). El q8ue está de espaldas es Buch, hombre, así que ya sabes. Lo que cuentas de mi boda es gracioso, pero eso es un dato definitivo. Si es verdad lo que cuentas, mi ex me dirá quién eres y se acabó el misterio... ahora solo tengo que reunir el valor para preguntarlo. Tenía, por cierto, 23 años cuando me casé. Una buena edad para procrear, coño.
¿Ves? por esas cosas que cuentas... joder, todo el mundo cuenta cosas guays de la mili o alrededor de ella. Yo lo hubiera pasado bien, estoy seguro. En fin, nada, me lo perdí y eso no tiene remedio.
Venga, coleguilla, un abrazo.

kotinussa dijo...

Mucho simulacro de pelea con Buch, pero luego te estás dejando influenciar por su estilo bloguero. ¿A qué viene esta nueva costumbre de sacar los post por etapas? Que entre tanto comentario y contracomentario no puedo concentrarme en actualizar en mi blog, hombre. Que llevo dos días escribiendo una historia y no termino de rematarla.

Besos, a pesar de todo.

el_Vania dijo...

DIOS!
ESA FOTO ES BRUTAAAAL!!
Así vemos de qué calaña eres... de qué pasta estás hecho...
Y me encantaªaªaaªaaªaaª!!
MATÓN!
Salud/OS!
PD: Luego veo el vídeo!

Joyrider dijo...

Ah qué buena canción es I don't want to spoil the party, eso lo tienen los Beatles, incluso en sus discos menos renombrados tienen varias maravillas. Todo sus discos tienen varias y Beatles for sale no es la excepción.

Me gustó mucho tu interpretación, sólo una pregunta, ¿Es la misma versión que ya habías puesto o es otra?, es que ya no lo recuerdo


Me ha gustado mucho la historia, Ana Obregón pese a todo me pareció sexy, no sé si haya sido por la trenza o por su inexistente trasero.

Respecto a las fiestas, no me gustan, debe ser porque la mayoría de las personas de mi edad son unos tarados, así que prefiero quedarme en casa escuchando buena música o viendo películas.

¡Me agradaron Los Ciclones!, sus integrantes a simple vista parecen buenos tipos y caen bien. ¿Se formaron hace poco?, ya nos contarás más de este grupo, les salió bien Hound Dog.


Un abrazo Wolffo.

yambra dijo...

Una pregunta, que el vídeo en youtube no se ve del todo bien: ese tipo de la batería no será en realidad el ínclito, el maravilloso, el de los dedos vertiginosos, el incomparable Wilco Jones?

Por cierto, para cuando "Campanera"?

Wolffo dijo...

Kotts
no saco los posts por etapas, K, solo actualizo de forma lógica. El público, España, quería una respuesta sobre un enfrentamiento físico Buch-Wolffo y sólo satisfice esa curiosidad... Luego empezaron a llegarme peticiones a millares para que hablara de la música en la fiesta, una laguna imperdonable, en verdad, en mi relato, y sólo subsané esa falta.
Bueno, venga, vete a casa y escribe en tu blog, que desde luego... ¿es que vas a darle más importancia actualizar tu blog que a practicar la esgrima mental en esta meca de la intelectualidad....? Tú sabrás lo que haces, Kotts, yo no digo nada...

Vanitas
Eso es... muchachito de barrio, pendenciero y rebuscón... La foto pertenece a una serie de fotros que nos hicimos los miembros del grupo (lo siento, Buch, tengo que admitir que nos llamábamos así) Capítulo V. Detrás se ven nuestras guitarras y el bajo. Y detrás de mi gesto violento, se adivina el alma pura y noble de un macarrilla de primera.
A ver qué te parecen los ciclones...

Joyrider
¿verdad que sí...? me parece fantástica a mí también y sí, es la misma que colgué hace... ni se sabe. Es que estos días estoy con un problemilla en los dedos y no puedo tocar la guitarra...
Yo tampoco soy muy fiestero, la verdad, pero de vez en cuando esta bien pasarse por esos sitios, a ver cómo respira el mundo. En cuanto a los Ciclones... no te dejes llevar por las apariencias.
Son gente de mal vivir y peor pensar, escogidos de entre lo peor de la sociedad, gente marginal y sin escrúpulos, que venderían a su mejor amigo por un paquete de Lucky y de los que, lo lamento, no te puedes fiar.
Y sí, formamos la banda hace apenas tres meses y aquí nos tienes. Estamos haciendo cosas y ya tendréis noticias, ya...
Un abrazo enorme, Joyrider.

Yambroid
¿Que no se ve bien? Se ve bien, tío, es que somos así de feos y, del mismo modo que a algunas personas, "las quiere" la cámara, con nosotros, se asusta y distorsiona: es su forma de protestar por tener que enfocar semejantes especímenes de la raza humana. No conocía "Campanera", amigo, pero acabo de verla en YouTube y he sentido las ganas inmediatas de hacer una versión... incluso de llamar al Joselito actual para hacerla a voces... todo se andará, amigo, todo se andará...

Fosfous dijo...

Muy bueno lo de los Ciclones.

Se nota que lo pasáis bien. Y eso es lo más importante cuando haces música.

Lo veo con cierto aire de nostalgia recordando la época en la que yo también ensayaba.

Y no es que me queje de mi época actual, pero hay cosas (qué coño) que se echan de menos.

Eso sí, el día que me jubile ...

Un abrazo

white dijo...

"ENDELUEGO, ENDELUEGO" hAS PUBLICADO UN LIBRO DE POESSSÍA Y NO ME LO HAS DEDICADO.
LUEGO QUIERES QUE LEA TUS MAILITOS,emilitos,mensajitos y los demás ...itos.
PUACCC.
(JUNE)

Perdónala, es así de desagradecida. Lo que yo no te perdono es que no me invitaras a la presentación de tu libro. ¡Cómo te olvidaas de los que fuimos amigos/as-

mahomal dijo...

A ver por donde empiezo (post, canción, video, foto, comentarios..). Por orden: me ha gustado el post: es ingenioso y divertido y te vas por los cerros de Ubeda, pero se te puede seguir. Y ahora que veo todo con otros ojos...lo veo con otros ojos.
La canción tb mola... ¿Qué te ha pasado en los dedos? ¿te has quemado?, ¿cortado?..Cuéntame, que me tienes intrigada y preocupada
Pero lo que me ha gustado lo que más de más es el video ¡¡¡QUIERO UN CONCIERTO YA DE LOS CICLONES!! ¿Quién lo grabó?. Se nota que os lo pasais pipa.
Y algo que sabes que sigo con el alma en vilo es el tema de tu reencuentro con el fantasma: a ver si quedais de una vez o le preguntas a tu ex y me cuentas,que no sé cómo puedes vivir con tanta intriga.
Muchos besos,Montaña,que te los mereces

Burdon dijo...

Eres realmente desconcertante cuando te pones a escribir, pero eso no quiere decir que no me guste lo que leo, sino todo lo contrario. :-) El no saber a dónde va a ir a parar todo ésto, mola.

Mira que meter a Ana Obregón de por medio en una fiesta de poetas... por cierto, me gustó mucho el tema que versionaste de los Beatles, el Beatles for sale es uno de mis discos preferidos, ¡realmente captas el espíritu beatle!

Wolffo dijo...

Fosfous
Sí que lo pasamos bien, claro, y ¿quién no se lo pasa bien tocando rock and roll? Claro que se echan de menos algunas cosas, pero eso no significa que renuncies a ellas, Fos. Ahora la cosa va de otra manera, sabes, mis hijos tienen 15 y 17 años, la cosa está más relajada... No hay que esperar a la jubilación, tío, ya verás.
Un abrazo y mucho ánimo.

White
yo no me olvido de nadie, y si te digo la verdad, White, estoy cabreadísimo con mi editorial y la agencia de RRPP que me lleva estos asuntos. Tanto, que he puesto el tema en manos de mis abogados, porque no puede ser. Cuando haga la presentación buena, la de los amigos, no dudes de que estás invitada...
Un beso y dile a June que se calme, que le van a salir hasta granos de enfadarse...

Mahomalilla!
qué alegría verte otra vez!! Estabas desaparecida, mi preciosa amiga. ¿Te has cambiado los ojos? Explícame eso, anda, o mejor, no, no me lo expliques, que va a ser mejor.
Tengo un problemilla en los dedos que el médico no consigue solucionar, que me impide, de momento, tocar la guitarrita convenientemente, así que voy a darme un tiempo, a ver si me los arreglo, y luego, volverá el ciclón a soplar con fuerza. Pero no te preocupes, mujer. O bueno, sí, preocúpate, un poquillo solo, que me mola eso de que pienses en mí.
Yo también estoy deseando oír a los ciclones en vivo, y nos queda poco ya para saltar a los escenarios como unos auténticos cabrones, que es lo que somos. Y en cuanto al Fantie, a ver, a ver, dame unos días...
Gracias por los besos, pero sobre todo, por decir que los merezco, que es muy agradable cuando suena en labios de una mujer inteligente y hermosa por fuera y por dentro.
Muacks!!

Burdon
Gracias, amigo, me gusta desconcertar, aunque me desconcierta saberlo. ¿Seré desconcertante mañana? ¿Querré serlo? Es inquietante a priori y desconcertante a posteriori. Y a priori y posteriori son dos expresiones bastante pulgosas, si te fijas un poco en ellas, ¿no?
Yo no metí a Ana Obregón, quería que fuera Ana Diosdado, pero los chicos de RRPP son un puto desastre, Burdon, y me trajeron a la primera Ana que encontraron. Reclamadles a ellos, que a mí tampoco me hizo nada de gracia...
For sale es fantástico, aunque yo no tengo discos preferidos de los Beatles: todos me asombran por igual salvo, tal vez, Yellow Submarine que es una caquita.
Un abrazo, amigo amío, y gracias por tus palabras, de verdad.

el de Cadiz dijo...

Estoy harto de merodear por tu blog y quedarme con las ganas de decir algo. Ya me cansé: Disfruto como un cerdo en un patatal leyendo tus disparatadas historias y los comentarios de tus amigos. Los del Fanti, me fascinan, aunque casi nunca comenta nada (ese si que se va por los cerros de Úbeda). Por cierto, yo supe quien era hace tiempo, allá por septiembre; pero aunque quisiera ayudarte no puedo (la edad me juega estas malas pasadas y olvido los nombres con facilidad y más los de de gente desconocida). Como puedes imaginar me lo dijo B. comentando algo sobre tu talento musical, que es... ¿inconmensurable? De todas formas pienso que ese tal Buch podría ayudarte, echarte una manita, en fin, hacer de Watson. ¿No era o es Fanti amigo de ambos? Ya está bien de hacerte luz de gas.
La imagen de A. O. con sus extensiones en salva sea la parte, me persigue allá donde voy y me inquieta sobremanera, pues no soy capaz de imaginármela de aquesta guisa.
Me considero una de las personas más negadas para esto de los ordenadores(otra vez la edad), pero no tengo, nunca, la más mínima dificultad en bajarme tus canciones. Pienso que la gente se queja de vicio o lo que es aún peor, que sólo te leen en el trabajo... ¿Esto es realmente peor?
Ahora me toca “poner tu ego gordo, gordo, gordo”: Tus canciones y versiones las bajo, las grabo y las llevo en el coche; eso sí, nunca junto a las de Sabina, por si termináis a ostias.
Ya me he dado el gustazo. Así que espero tu próximo post y canción. Ah, y cuídate esos dedos.

Wolffo dijo...

¡el de Cádiz!
caramba, qué agradable sorpresa... me imagino que eres alguien que ya dijo algo un día, amigo de BAC, ¿no? Me ha hecho muchísima gracia, además de dajrme compungido, claro, el que no puedas recordar los nombres de los desconocidos. No sé qué recetarte, de verdad, porque, debe ser la edad también, soy incapaz de saber para qué sirven los medicamentos, especialmente los que desconozco.
A mí, colegui, me pasa lo mismo que a ti; la imagen de Anita con los pelos púbicos trenzados (no rastas, sino trencitas, como las de Bo en 10) me persigue en mis peores pesadillas y se me representa inopinadamente en las situaciones más inverosímiles e inocentes.
¿De verdad te bajas las canciones y las llevas en el coche? Haces bien en separarme de Sabina porque te juro que empezaría a desafinar y a no dar una con la guitarra, ya que en mi mente solo viviría un pensamiento: asesinarle de un guitarrazo en mitad de su cabezota oportunista y mentirosa, ya te digo.
Pues que sepas que has engordado mi ego y si un día voy por Cádiz, algo que me apetece hacer (debo llevar, fácil, 20 años sin asomar el güito por ahí) espero que pasees con tu coche con las ventanillas bajadas, en plan Makoki, y con el chunda-chunda a todo trapo y tener, de pronto, la experiencia rarísima de oírse uno mismo cantando cuando menos se lo espera, en una ciudad extraña y todo eso.
Bueno, gaditano hermoso, gracias, de corazón, por tus palabrillas y no te cortes, hombre, que yo encajo de maravilla los elogios, aun cuando sean desmedidos e inmerecidos. Sé poner cara de merecerlos y de que estás dichos a mi medida, en serio.
Un abrazo, amigo.

el de Cadiz dijo...

Wolffo, lo primero, dos cosas que olvidé decirte antes: Tu voz me recuerda un montón a la del vocalista de Eagles, salvando las distancias aunque no sé a favor de quien. Y segunda, y más importante, yo soy también un rendido admirador de A. Diosdado. Su culo es un monumento y su porte mayestático y su... todo (en serio lo digo). Menudo cabreo cogí el día que me enteré de que se había casado con el recauchutado ese de los coj...., a punto estuve de una alferecía. Un abrazo y hasta mi próxima "desenhibición".Y sí, soy ese.

Wolffo dijo...

Cái,
no se te podía haber ocurrido mayor elogio, en serio: admiro a los Eagles como grupo y como músicos, pero sobre todo, me asombran, todos ellos, como cantantes. Y Ana Diosdado, por favor... al fin aparece alguien con un criterio mínimamente estético y ético de la vida. Bien por ti, compañero, y no te preocupes, porque a las grandes mujeres les pasa como a los hombres: aunque los prefieran verdaderos (rubias), acaban casándose con los de mentira (las morenas).
Un abrazo fuerte, Cái.

Buch dijo...

Ah, amigo de Cádiz, ayudaría con gusto a Wolffo a desenmascarar ( o mejor dicho desensabanar) a Fantie, pero más bien ha sido Wolffo el que me ayudó a mi, dándome alguna pista practicable, yo ni siquiera había llegado hasta allí.
Tampoco, y te soy sincero,no sé cual es tu identidad, ni la del renombrado BAC.
Como ves, no se nada, como para ayudar a nadie. En realidad bastante tengo con sobrellevar mi curda personalidad, y que nadie se de cuenta de que soy un psicópata. ¡uys!
Eso si, ya me gustaría, ya, saber quienes sois. Malditos enmascarados.
¿POr que MV no eres, no?

kotinussa dijo...

Bueno, creo expresar el sentir general rogando encarecidamente a todo el mundo que de una puñetera vez se deje de misterios y de iniciales, para que podamos pasar a comentar otros temas de mayor enjundia.

Yo, dando ejemplo, diré públicamente que soy Rogelia Berenjeno, aunque quiero que conste que Wolffo lo sabía desde el principio (y a pesar de todo siguió hablándome). Incluso tiene una fotocopia de mi DNI, que presenté en su momento, como hace la gente de bien. Porque una no tiene nada que ocultar (a diferencia de otros, según parece).

Virilo Portocarrero, el de Cadiz dijo...

Cachis... No sabía que aquí había que entrar con el carné entre los dientes, vecinita Rogelia Berengeno. Ya me parecía que te conocía, pero sólo de vista y de oídas. Pero tú a mí, no, seguro. Lo mismo te da que me llame Antonio Cachafeiro, que Pantaleón Benavides; aunque para tu conocimiento te diré que mi nombre es Virilo Portocarrero. (¿Te suena?).
De enjundia tengo más que una buena berza gaditana y cuando me lanzo a hablar no hay tema que se me resista, aunque sea incapaz de entender más allá de los contenidos de la cartilla Micho.
Llegué hasta aquí guiado por la casualidad y por Ms Robinson y me encontré, de chamba, con un post dedicado a alguien que yo conocía.¿Qué te parece? Eso es todo: llegué y me quedé enganchado por el Wolffo y todos vosotros. Os llevo leyendo sin fallar meses y meses.
No visto máscara, ni sábana, ni manteos. Soy de carne y hueso, no una quimera, como el fanti y siento mucho que me guste mucho, mucho la Diosdado. Pero no te pongas celosa, estáte segura de que tú me gustas mucho más. Soy tan viejo, que sólo oculto la edad de vez en cuando, aunque estoy hecho un pipiolo, por lo menos eso dicen mis hijos, que por cierto son listos, guapos, buenos y qué se yo, un dechado de virtudes.
Bueno, Koti, no te doy más explicaciones, porque me cansa tener que hacerlo muy a menudo y últimamente no hago otra cosa que pensar en ti (ya perdí el hilo, quilla). Un beso

kotinussa dijo...

Estimado paisano Virilo:

- En primer lugar que conste que no estoy celosa de la Diosdado. No sé de dónde has sacado esa extraña idea. Ana Diosdado y yo tenemos cada una nuestro estilo y nuestro encanto y jamás podemos ser competidoras la una de la otra. Simplemente nos movemos en dimensiones diferentes.

- En segundo lugar, que la cosa de la adivinanza continua no va sólo por ti. Aquí llevamos muchos meses comiéndonos los codos de curiosidad por culpa del fantasma, y de pensar que entraba otro en liza, me he puesto de los nervios. El que tú hagas aquí una confesión general no nos sirve de mucho si el fantasma no hace lo mismo, porque el tema seguiría. Por favor, Fantasma, date por aludido.

- En tercer lugar, me inspira mucha curiosidad la gente que es capaz de entrar durante meses sin comentar nunca, sin dejar huella. ¿Nunca hasta ahora te había entrado el gusanillo de decir algo? Siguiendo con la curiosidad, ¿entras (o más bien te deslizas) sólo en el blog de Wolffo o también en el de alguno de los que andamos por aquí?

Saludos, gaditano.

el_Vania dijo...

Bueno bueno...
Vaya con el vídeo...
Dime una cosa... el audio, no corresponde con la imagen... porque suena mezclado de puta madre, truhán. Y eso con una camarita de vídeo normal, no sale.
Eso sí, te veo disfrutar como un mico, como un crío pequeño... y tus músicos son aplicados y eficaces...
Lo que pasa que comparados contigo, los veo "seriotes", porque tú, amigo... parece que seas el niño con licencia para jugar en un ToysARAS!!
En fin, una gozada verte in situ en ese local.
Al final haremos una Jam session real vos y yo... en tu casa o en la mía... pero la haremos.
Salud/OS!
PD: ¿Sabemos algo nuevo de esos sueños rotos?

Wolffo dijo...

Buch, Koti. Cái
En realidad, no debería contestar, porque no me apeláis a mí... pero es que no sé quedarme calladito, que es como más guapo estoy, según todas las teorías.
En fin, solo reiterar, por si acaso, que este es un lugar libre del todo. Donde se puede decir lo que uno quiera, aparecer con la identidad que cada uno quiera y claro, donde se expone uno a que le digan lo que cada uno quiera.
Y dicho esto, que no es que sea demasiado guay ni nada, sus dejo que sigáis.

Vanitas
evidentemente, no corresponde con toda la imagen, pero sí en algunos fragmentos. Son ensayos grabados, en video, en tres días distintos, pero el audio es del último domingo y no está mezclado: es entrada directa al ordenador desde la mesa, pero sin tratar. Es el ensayo del día 13 de enero, concretamente.
En realidad lo pasamos todos como enanos y si se me ve a mí más juguetón es porque, debido a mi perímetro, se me ve más y punto, me parece. El local, por cierto es mi hacienda. Es el zulo donde trabajo, hago mi musiquilla y escribo.
Sueños rotos... habrá que hacer algo, ¿no? Tienes razón, tío, tienes toda la razón.
Enga, un abrazous,

linmer dijo...

Siento el retraso Wolffo, menos mal que tienes la bendita compasión de leer todos los comentarios...

La canción, genial, como de costumbre. Aunque debo decirte que el "simple" hecho de ser de Lennon hace que la toques con otra predisposición, como el que desnuda a una mujer preciosa y a la que además admiras. Es como una delicadeza temorosa, el bello despertar de un sueño que no te acabas de creer...

El vídeo de youtube, pues allí está el comentario y tus 5 estrellitas bien merecidas, me encanta ese tono sepia.

Sobre la fiesta de poetas... bien, nunca he conocido un poeta de los que cobran. Eso sí, mujeres que te rechazan he conocido algunas y, ¿siempre tienen ese halo fascinante que evita que veas lo idiotas que son? ;)

Un abrazo amigo

Wolffo dijo...

jjajajajajajajaaaa, linmerick, lo de las mujeres que rechazan es genial, en serio.

¡Ay...!
¿Sabes algo? creo que tienes razón en una cosa. Yo creo que comprendo a John Lennon. Es decir, aunque a veces no sepa exactamente lo que quiere decir (mi inglés es bastante pobre) siempre sé de qué va y te juro que más de uno se llevaría una sorpresa si hablara un rato con Lennon. Yo diría: John, muchacho, eres exactamente igual de bobo que te había imaginado (pero sin pronunciar el "muchacho" y el "bobo").
El video es sepia, sí, y cuasi b/n, a veces, porque somos, como bien dices, hipermodernos, y eso hay que demostrarlo no solo en el audio, sino en la imagen: de ahí mis ropajes de última generación, diseñito puro, vamos...

Un abrazo, linmerick, y no vienes tarde, a mí me hace ilusión que vengas a la hora o el día que sea, y no es compasión: es pasión por las cosas que me decís.

Otro abrazo.

Luna dijo...

Chaval no dejas de sorprenderme! Anda je, weno lo primer es lo primer ... Buenos dias!!!!! por la mañana ;-). Este video-clip sí que !ta" chachi... se nota que está todo muy cuidado... Y aunque ya sé que tu podrías hacerlo solo mola verte con más gente a los instrumentos.

En cuanto a lo del personaje "onabegronés" siempre he pensado " es una chica de plástico... de esas que van por ahí...." como dijo alguién antes, con mejor voz y mejor música".

Besazos muy muy gordotes corazón, y que este sea un buen día que yo lo tengo un poco... como decir... complicado. ;-P

Muakssssssssssssssss.

Wolffo dijo...

Buenos días, Luna;
¿te han molao los ciclones? Pero no es que yo pudiera hacerlo solo, que no podría, es que lamúsica es para tocarla con amigos, si no...
Decir de AO que es de plástico es hacerle un favor: yo creo que es un holograma, de alguien que, por cierto, tiene muy mal gusto haciéndolos.
Que tu día complicado sea bueno, al fin, y el mía, que espero que no se complique demasiado, no sea deprimente.
Besos, lunilla.