martes, enero 08, 2008

es sólo una canción, pero me gusta

Wolffo- Deja que te vea
Yo en mi zulo tocando esta nueva cancioncita. Eso es todo. Nada menos. A ver si te gusta.




Aquí puedes verlo en tocho, en mi canal de YouTube
Cuando ves que casi todo lo que haces es inútil, que nada puede ayudarte a pasar el trago, a explicarte a ti mismo cómo te sientes, cuando tienes ganas de decir las cosas de esa forma en que nadie más puede decirlas, entonces es el momento de hacer una canción.

Puede que cojas la guitarra, eso es lo que yo hago, desde luego, y, sin saber muy bien porqué, empiezas a jugar con cuerdas, acordes, ritmillos... De repente, una frase se te cruza en la cabeza, una frase que encaja en un dibujo musical que, caprichosamente ha salido de la guitarra.

Mi forma de hacerlo es repetirlo, repetirlo y repetirlo, añadiéndole una cosita cada vez. Una frase más, un acorde distinto, una variación... Antes de darte cuenta, tienes una frase musical completa. Puede que una estrofa, o un estribillo, eso nadie lo sabe aún. Antes no era así, pero ahora, sí. Mentalmente, voy asignando instrumentos: el dibujo del bajo podría ser así... La otra guitarra podría hacer un punteíllo chulo asá... podría meter coros aquí y aquí...

En ese momento ya sé que estoy creando una canción, así que el mundo entero desaparece y ya puede haber un terremoto, o diez mujeres rusas bailando desnudas, que no estoy pa nadie. Una excitación me recorre de la cabeza a los pies como una descarga eléctrica y me aísla del mundo exterior. Quedamos solos yo y mi mundo interior.

Para mí, el siguiente paso, es darle forma a la canción. Dotarla de una estructura, de una arquitectura sólida, sí, pero hermosa, a mi modo, que soporte todo lo que quiero cantar. Entonces es cuando decido el carácter de la canción. Será más popi, o más rockera, o más country... lo que sea. Empiezo a cantarla en inglés de palo: in the morning you came to me, how it seems to be cruel for you, it’s the same old story and you broke my heart… lo que sea.

Supongo que si alguien me está oyendo en ese momento (mis hijos, Susana…) será insufrible para ellos oírme repetir las frases musicales una y otra vez. En esta fase, mientras canto en inglés de palo, voy metiendo, con calzador, frases en español que me servirán luego para hacer la letra. Necesito una mesa, un papel y un boli... y no soltar la guitarra, claro.

A veces, si esta fase me pilla cerca de mi zulo, grabo lo que tenga, en inglés de pega y las frases en español que se me van ocurriendo, o improvisando en español, aunque no rime. Pero es posible que no me pille en mi despacho, así que voy escribiendo la letra según se me ocurre.

La letra no la escribo, en realidad, sino que la canto. Es decir, no la escribo y luego la encajo, sino que la canto, hasta que la métrica, el fraseo, suenan naturales, y luego la escribo. De esta forma tardo más, ya lo sé, pero soy fiel a una cosa que pienso de toda la vida de dios: las letras de las canciones no son para leerlas, sino para cantarlas. Del mismo modo, si no se va a leer, sino cantar, no se puede escribir, sino improvisar hasta que sale la letra. Eso hace que muchas veces, haga versos parecidos en canciones distintas, pero también me da una libertad asombrosa en el lenguaje, sin que suene, me parece a mí, pretencioso, en plan, voy a ver si se nota lo culto que soy, como Héroes del Silencio, no sé si me explico. Creo que los versos deben salir cantados, más que escritos, a eso me refiero.

Así que, guitarra en mano, voy escribiendo la letra. Y en seguida, a grabarla, que si no se olvida. Primero la grabo solo con una guitarra, que es lo que puedes escuchar aquí. Es curioso, escúchala, que es solo un cachito. Ya se ve lo parecido que es a lo que luego será la canción, y hay algunos ligerísimos cambios en la letra. Es curioso, mira:




En fin, es solo una canción, pero me gusta.

Hablemos de esta canción.

Esta canción es... mi terapia particular. Es así como intento superar las cosas: cantándolas. Temáticamente, es una canción en la línea de Ya sin ti, estoy en ello, trato de superarlo, trato de ser una persona otra vez, yo mismo, no la sospechosa sombra que intentaba ser para ti. Con mis miserias, sí, pero con mis glorias, también. Que uno no es tan gilipollas ni tan poca cosa como a veces puede colegirse de mis letras.

Musicalmente, la canción tiene solo dos frases: la de la estrofa es fluida, suave, lógica y acuática. Las notas, con una ligerísima variación, se suceden, casi, sin solución de continuidad. Los acordes son armónicos y más que tocarlos, hay que dejar que se desencadenen por sí solos.

La otra frase, el riff del estribillo, es parecido, pero sutil y decididamente distinto. Es poderoso, guitarrero, tiene notas sorpresa (uno de los acordes ni siquiera sé cómo se llama) y, en mi opinión, es una gozada para el alma. A mí me hace bailar, y hace que mis pulmoncillos me pidan más y más aire para gritar y para bailar y no decaer. Pero es que yo soy raro.

Es pop-rock wolffero: melodías suaves, guitarras machaconas y voces a tutiplén.

A ver si os gusta.

Para bajarla a tu ordenador, pincha aquí:

Wolffo - Deja que te vea


Es hora de acabar, no tiene sentido esperar
Ahora estoy fatal, y tú mereces mucho más,
Más de lo que ofrece, mi corazón de preces,
Tanta soledad sólo puede hacernos mal

Mirarte una vez más, recordar lo que no fue,
Soñar y despertar, te quise casi sin querer
Llenabas mis rincones, mi casa y mis canciones
Tanta irrealidad, pone mi alma a tus pies.

Ábreme tus puertas, te prometo no pasar,
Deja que te vea aunque ya no te haya de amar
Por mucho que me duela, quiero verte sonreír,
Dame una certeza, una razón para seguir.

Si un día vuelve el sol, si quisieras volver a ser
Ese espíritu burlón que me abrazaba cada atardecer
Deja que lo sepa, y no dejes que me muera
Pensando que ya no, que conmigo perdiste la fe

Ábreme tus puertas, te prometo no pasar,
Deja que te vea aunque ya no te haya de amar
Por mucho que me duela, quiero verte sonreír,
Dame una certeza, una razón para seguir.

Nena, es tarde, ya, te imagino antes de dormir
Sentada y sin pintar, dispuesta para escribir
y olvidarte un poco (más), de este pobre loco
que te quiso tener, sin atreverse a ser feliz

Ábreme tus puertas, te prometo no pasar,
Deja que te vea aunque ya no te haya de amar
Por mucho que me duela, quiero verte sonreír,
Dame una certeza, una razón para seguir.

Abreme la puerta, deja que te vea
Dame la receta, deja que te vea
Déjame mirarte, Deja que te vea
Deja que te quiera, sea lo que sea


Pongo la letra por Morgana, que la ha pedido, me parece.

----------------
Listening to: Oasis - It´s Getting Better (Man!!)
via FoxyTunes

42 comentarios:

kotinussa dijo...

Ya te dije que me gustaba mucho, que me gustaba bastante más que otras que cantas y que son de otros, que me recordaba bastante a otras canciones tuyas (¿existe un estilo Wolffo?).

No acabo de comprender bien la letra, porque me pareció que unos trozos se contradecían con otros.

Y comprendo que es mucha exigencia por mi parte, pero me parece una faena que no haya relato para acompañarla, pues me priva de toda posibilidad de hacer algún comentario gracioso o ingenioso, de impresionar con mi verborrea habitual o de meterme contigo. Vamos, que la ausencia de relato me convierte en una sosa total, porque mis comentarios sobre las canciones son simplemente patéticos.

Enfadada conmigo misma, me despido.

Wendeling dijo...

Nuestro instinto creacionista (¿existe ese instinto?, bueno lo que importa es que yo si creo en él) consigue que sigamos evolucionando, como seres humanos, tanto personal como en conjunto.

Siempre me han gustado tus canciones, como bien dice Koti, aunque versionees a otros, terminas dándole ese toque personal que nos hace tan locamente fans de ti, Wolffo... ejemm... ya sabes que yo también quiero un hijo tuyo ¿verdad?

Besos de una maia ya de vuelta.

el_Vania dijo...

Creo que ya sabes mi opinión al respecto del vídeo y del tema en sí, la dejé en el pequeño "Club Privé" donde las primicias Wolffianas se disfrutan en "Petit Comité".
El caso es que por la parte que me toca, me halaga que hayas titulado el post "Es sólo una canción, pero me gusta".
Jaja... "Es solo rock, a quién cojones le importa".
Abrazo tremendo, Wolf.
Salud/OS!
PD: Por cierto, me parece increíble que el vídeo canalplusiANO haya durado tan poco como primicia. Podría decirse que es "castidad egotripiana" pero... visto con el post que has aparecido, es más bien lo contrario.
En fin... como siempre, un placer!

Wolffo dijo...

Kotts
Existe, sin duda, que existe un estilo Wolffo, a ver si no... a no ser que digas que lo que hago es copiarme a mí mismo, lo cual me deprimiría bastante, si he de ser sincero.
En cuanto a la letra, no veo yo las contradicciones, en serio, pero te las explicaré gustoso, si es que sirve para algo explicarle a alguien la letra de una canción.
Como ya te dije yo a ti (ambos nos hemos comunicado aparte de esta página, por lo visto) no suelo, aunque lo haya hecho alguna vez, acompañar de un relato "de ficción" la presentación de canciones nuevas. Soy un poco, bastante, en realidad, egocéntrico, y me gusta que la gente se fije en la canción, que es lo que me importa.
En una cosa no es toy en absoluto de acuerdo contigo: tus comentarios no son, ni mucho menos, patéticos. Eres una mujer inteligente, culta y divertida y tus comentarios, sobre música o sobre sexo, son igual que eres tú. Así que no te enfades contigo y hazte esa foto que tú yo sabemos, que yo sabré qué hacer con ella...
Besos y gracias, Kotts.

Wen!!
qué alegría me da verte siempre, hija... Yo creo que si el instinto ese no existe, debería existir, y si no está, "tipificado" le deberían llamar "efecto Wen" por respeto a su primera enunciadora.
Tus palabras son más que halagadoras, dulce maia, son sorprendentes y excitantes (me ponen, vaya) pero hay una palabra en tu comentario que me inquieta: "también". Y yo sin darme cuenta... ¿por eue no me presentas a esas fans, Wen? O, directamente, ¿por qué no te me presentas?
Me alegra que estés de vuelta, maia, y te lleno de besos, si es que está permitido.

Vanitas
exacto, tu segundo comentario en WolffoMusic me dio el título del post, porque se trata de eso.
La verdad es que ya había pasado mucha gente por el post anterior (casi todos los fijos ya habías pasado por la casilla de salida) y no quería parecer demasiado egocéntrico. Quería paprecer un loco ególatra, así que he puesto este video en el que solo salgo yo, solo hablo yo, la música la hago yo y las imágenes las he tomado (casi todas) yo.
El placer es mío, mañico.
abrazos.

Morgana dijo...

aunque lo importante son tus canciones, que nos encantan y no nos cansamos de escuchar, no está bien que nos prives de tus letras, wolffo... qué ya tenemos unos derechos adquiridos, hombre!! ;)

un gozo escucharte, simplemente.

besos inmensos

Fosfous dijo...

En primer lugar, GRACIAS por dejarnos estas piezas. Se nota que disfrutas tocando y cantando y que, especialmente en tus composiciones, sacas todo lo que tienes dentro. Y eso es mucho.

La canción es buenísima, me gustan especialmente dos partes. La entrada con las guitarras que se van sumando y queda tremendamente fresca, y la guitarra con over que va sonando a lo largo de todo el tema.

Y el vídeo ... genial. Muy bueno el punto del batería a lo Charlie Watts y ese homenaje a tus camperas pisando el Marshall.

Un abrazo lleno de admiración.

Wolffo dijo...

Morgana
Ya está lo de la letra solucionado... aunque ahora que lo pienso, no te referías a la letra de la canción, ¿no? sino a lo mismo que Kotts, a que no hay cuento... en fin, acabo de hacer el ridi transcribiendo la letra de la canción, me temo.
A mí también me apetece gozar escuchándote, pero no te dejas últimamente. a ver si hay suertecilla...
Muchos besos

Fosfous
Gracias, Fos, en serio, muchas gracias, qué cariñosas palabras, hombre.
A mí también me gusta mucho el primcipio, la intro, y la guitarra que ya no se calla hasta el final, en eso coincidimos, mira tú. las camperas son esas de las que te hablaba el otro día y el pedal Marshall, y el ampli, son de E-mail, el otro guitarra de Los Ciclones, y la batería, es de Wilco, nuestro baterista.
Un abrazo enormemente agradecido.

fantasma paraíso dijo...

Si eres la mujer de Harry Houdini supongo que te sabrás todos sus trucos y ya no te parecerá ese mago estupendo que deja a todos pasmados. Tampoco debe ser igual de glamuroso ver a, no sé, Kim Basinger, recién levantada, que hacerlo en la ceremonia de los oscar. Cuando el payaso del circo se quita el maquillaje y se va a su casa, sólo es un tipo corriente que viaja en metro y nadie se fija en él.

Todo esto viene a cuento de que he estado con gripe, o con un catarro cabrón que me ha tenido fastidiado toda la Navidad. La típica fiebrecilla que no te impide ir a trabajar pero que jode, y luego los mocos, y la voz gangosa... ¿Alguien creía que los fantasmas estábamos por encima de tales miserias? Pues no, amigos. Puede que los gusanos nunca devoren nuestros cuerpos incorruptos, pero los virus los colonizan a placer. Y la vida eterna puede ser una lata teniéndose que sonar la nariz sin parar.

A mí, de pequeño, me gustaban los comics de Spiderman porque parecía un tipo normal, con problemas normales (aparte, claro, de tener que estar salvando al mundo constantemente de la amenaza de diferentes supervillanos). Un tipo que se cogía la gripe y andaba medio atontado por las azoteas de Nueva York mientras le subía la fiebre. Un superhéroe de andar por casa. Vale. Ahora puedo decir que yo también soy un fantasma doméstico, que recorro en zapatillas los pasillos del castillo, y que tengo ojeras si duermo mal. ¡Triste herencia de la elegante tradición espectral!

Admitidas mis limitaciones, y (creo) en proceso de franca mejoría, me asomo a tu blog para ver que me he perdido por aquí. Leo tu último post, y a diferencia de otra opiniones, no veo que esté falto de ninguna historia adicional: la que cuentas es perfecta. Me encanta que describas tu proceso creativo y —quizá esté algo ñoño por la enfermedad— me emociona imaginarlo. ¿A quién no le gustaría saber que pasa por la cabeza de un artista antes de crear? ¿Cómo pintaba Magritte? ¿En qué pensaba Borges antes de cada poema concreto? Y la pregunta del millón, que me persigue desde la infancia: ¿dónde estaba la música antes de que alguien la plasmase en un pentagrama o la interpretara con un instrumento?

Wolffo dijo...

Fantie!
feliz año nuevo, ánima en pena, ahora que estás convaleciente... es verdad lo que cuentas de Spiderman, había olvidado ese rasgo suyo, y como no he visto sus pelis...
Venga, ánimo, ponte fuerte de nuevo, rellénate de lo que sea que tengáis los fantasmas y afronta el año con viveza, hombre, que estas peroratas están esperando tus peroratas como agua de mayo.
Faltabas tú, claro, y otra persona para venir a señalar esas cosas de las que nadie más se da cuenta, o sí se da cuenta, pero no acierta a señalar.
En efecto, este post me parecía con "regalo doble", por decirlo de alguna manera, porque cuento, con toda sinceridad (la canción) mi estado de ánimo, y cuento una historia que rara vez se cuenta (un cómo se hizo sin pretensiones).
en cuanto a tu pregunta final, es de esas preguntas tan buenas que nadie puede pretender contestarlas. Y algunos, Fant, jamás lo intentaremos siquiera, nos limitamos a escucharla y, si nos pilla de buenas, aplaudir. That's entertainment!
Suena No way, Pedro, de Van Morrison y mi alma, desecha por el virus intestinal que me aflige, siente ganas de bailar.

Ponte bueno, F.

Binche dijo...

Wenas Wolffo! Hoy nos amenizas con uno de tus temas, y encima explicado en un post. La canción es pegadiza, y una vez más me asombra que todo sea tuyo: letra, música, voces, instrumentos, video... ¡una pasada!

Besos

Mari Rayas dijo...

Mierda, carajo! Qué bien queda con la guitarra sola! Y eso que el video me gustó muchísimo...
Tal vez con la guitarra queda más íntimo, más entre nosotros.

Qué interesante que cuentes la forma en que componés las canciones! Me parece muy bien la improvisación, porque me gusta improvisar lo que escribo. Me parece más natural. Me parece que así al corazón le sale más fácil expresarse.

Es sólo una canción. Pero me gusta. Tal vez me guste tanto porque "es sólo una canción"

Besos, Wolffo

Wolffo dijo...

Binchi's,
gracias, mi tulipancilla querida, es una gozada lo cariñosos que sois conmigo, en serio... Te mando una docena de besos... y luego, otra docena más.

Wolffo dijo...

MariRayas!!,
¿te gusta la primera toma? ¡Qué ilusión... creí que nadie iba a reparar en ello. Es recién compuesta la canción hace... espera que te lo miro y te lo digo... más de un mes: es del 27 de noviembre. Desde entonces, ha cambiado muy poco.
Me encanta que te guste, también, descubrir el proceso, a mí me encantan esas cosas, también.
Y tienes razón, como siempre: si algo tiene de bueno esta canción es eso: es sólo una canción. Nada menos, ¿eh?

Princesa del Guisante dijo...

A mí lo de crear música me parece asombroso, yo sólo puedo pensar en músicas que conozco, me gusten o no, pero ni siquiera puedo pensar una melodía original o por lo menos sin fuente evidente. O sea, que tú creerás que has explicado cómo haces una canción, y seguramente lo has hecho, pero yo he entendido tanto como cuando me explican física, aunque en uno y otro caso, me lo creo porque veo el resultado. Me creo que no te importe ver a diez mujeres rusas bailando desnudas a tu alrededor, porque seguro que te pasa lo que a mí, que en las rusas tienes varias versiones: la aristócrata exiliada, elegante pero tirando a fea, le salva el exotismo; la bailarina, suave como un alfiler; la lanzadora de peso (aunque ésta es más de la Alemania Democrática) y la novela del académico Juan Luis Cebrián. Yo, sin ser exigente, y de gustarme las mujeres, sólo me sentiría seducida por el primer tipo y siempre que no se desnudase ella, sino que se dejase desnudar.
La fase del inglés de palo no la entiendo, nunca pensé que hicieses primero versión en guachiguachi, que es como en mi familia llamábamos a inventarnos las letras en inglés, tradición que no sé cuándo empezó, pero me recuerdo perfectamente en la puerta del restaurante donde celebrábamos el cumpleaños de mi abuelo ejecutando (literalmente) la letra del black is black (a guachi guachi guáaaa) con coreografía ad hoc para las tres primas.
Me gusta mucho que haya voces, es lo que mejor hago yo en las canciones, todos los ahhhhhh, incluso los más macarras churuero-churuá, pachuri-churi, etc. Me gusta la canción (más con "otro haya de amar" que creo entender en la primera toma), pero me descorazonan las canciones de desamor y súplica, siempre me veo contestando algo como "juega a las cartas de otro modo y quizá esta tarde caerá la tormenta de besos"
Bueno, a tormenta no llegarán porque tengo que dormirme ya, pero muchos sí te dejo.

Burdon dijo...

Siempre he admirado a la gente que es capaz de hacer algo propio, ya sea un libro, una mesa, una canción.. Hacer canciones debe ser todo un arte, laborioso e impredecible. Sólo por eso por componer una canción, cantarla y hacer un videoclis, se merece un aplauso. PLASPLASPLAS!!

Y bueno, el resto creo que ya te lo he dicho por otro lado. Hale, ¡que no decaiga! (la inspiración, se entiende)

Abrazoss..

Wolffo dijo...

Guiss
A ver... mira, lo que creo que pasa es que en todo este asunto, al proceso creativo, me refiero, hay una fase, la del chispazo, el supernova que diría un pedante (e ignorante además, como yo), que yo no puedo explicar de un modo en el que no intervenga el azar. Un golpe de suerte. Estás con tu instrumento, el que sea, jugueteando y.,de repente, felizmente, estás tocando una sucesión original de notas, compases y ritmos yya está. Ese es el golpe de suerte. Aunque quizá, alguien con mentalidad más matemática, lo llamara probabilidad. En cualquier caso, una vez surgido eso, el resto es cuestión de cabezonería: te pones y acaba saliendo. Es todo lo que puedo decir, me temo que no soy capaz de mejorar esta explicación.
En las mujeres rusas no estoy de acuerdo contigo. A mí me ponen (contento). De hecho, a una de ellas se debe la expresión "pechos níveos", por parte de un poeta cursi (ella se llamaba Lara y era de San Petersburgo y el poeta cursi era yo).
Es curioso, pero el inglés de palo, en mi casa es guariguanchi; y tiene una explicación. Crecí escuchando a los Beatles y esto es una verdad absoluta. Durante muchos años ponía los vinilos de los Beatles no para que me acomnpañaran, sino para mirarlos y escuchar lo que hacían John, Paul, George y Ringo con las canciones. Así, me acostumbré a que cantar era en inglés, y a escuchar todo lo que pasa en una canción, no solo al cantante.
En todas, todas mis canciones hay coros. Hay subidús, sha-la-la's y cosas de esas. En esta no solo hay aah's, Guiss, hay unos soberbios Uuuuh...la-la-la's en la cuarta estrofa. Perfectos para ti. Escucha y ya no podrás dejar de cantarlos.
En fin, tienes razón en que la canción, en su versión primera, decía "deja que vea, aunque otro te haya de amar..." pero temía que se confundiera ese noble gesto con voyeurismo, así que cambié la cosa. Porque tampoco es que me apetezca verla dándose el filete con otro... Más que una canción de desamor y súplica, que lo es, yo la veo como una canción de un cierto adiós; adiós a los ratos, sentimientos y besos que fueron y ya no son, ya no pueden ser. Pero no quiero que me odies ni que desaparezcas. Más o menos.
Déjame que te cuente algo, Guiss.
Anoche, en mi primer sueño, estaba tumbado al rico sol del invierno en una pradera fabulosa. Notaba los rayos tardíos acariciando mis párpados cerrados y al resto de mi insigne persona. De pronto, noté, aun con los ojos cerrados, que disminuía la cantidad de luz ambiental. "Vaya, una tormenta" pensé, y abrí los ojos. Resulta que no era una tormenta, sino una princesa, verde guisante, que se acercaba a besarme. Fue un sueño bastante bueno, o sea.

Burdon
Gracias, gracias y gracias. Eres muy amable, amigo, y sí, recuerdo perfectamente tus palabras en ese otro lado. Y como te dije en ese lado, estoy expectante. No tardes demasiado...

Un abrazo y gracias, colega.

Un fosforo dijo...

Solo quiero hacer un comentario en defensa de las mujeres rusas. A mi también me ponen contento (me encanta esa forma de decirlo).

Y si preguntamos a todos los agricultores del Ejido que han dejado plantadas a sus familias por las rusas que han invadido la zona, ni te cuento. Otra cosa, eso sí, sería preguntar a las familias.

Y digo esto en base a la alianza de civilizaciones.

;o)

Princesa del Guisante dijo...

a los fans de las rusas: a Sean Penn también le han puesto contento Qué espirituales sois... :P

Buch dijo...

De mi blog anterior (ya sabes blablabla punto com) hice un resumen con los "mejores" cuentos para mandarlo a un par de editoriales. Total, que a modo de prólogo, hice un "como se hizo" de cada uno de los cuentos. Luego me apreció que era como contar el truco del mago, y lo borré. Tardé poco en reescribirlo, pensando que también tenía su interés el proceso mental, y enseguida volví a pensar que eso lo que hacía era prostituir la historia, y lo borré. Y lo reescribí, y lo borré. Y así ando por la vida...
Con respecto a las mujeres rusas, os puedo decir que son fieras sexuales, pero que no son las únicas.

Fosfous dijo...

Princesa.

Las rusas, como dice sabiamente Buch, son fieras sexuales (aunque no son las únicas, cierto es). Y alguien debería habérselo avisado a Mr. Pean, que el amigo anduvo de escarceos amatorios con dos a la vez.

Y esa, y no otra, es la causa de su problema.

De una en una son espirituales, en dosis mayores ... ya es otra historia.

Burdon dijo...

Wolffo, si lo colgué ayer mismo, no te quedes en ese sinvivir, jejeje...a veces me va por dedicar posts a amiguetes por alguna razón especial, y esta vez te ha tocado a tí. ;-)

Wolffo dijo...

UnFos
vaya, parece que las rusas, según cuenta Guiss también son unas pelanduscas sin escrúpulos. Eso me hace verlas de otra forma: me apetece más todavía acostarme con un par de ellas.

T'apoyo en lo de las civilizaciones aliadas. Eso siempre. ;-)

Guiss
tus revelaciones y las de Fosfie me han puesto nervioso. De todas formas lo de Penn tiene delito. si te vas de finde con tu chica, ¿es que no puedes aguantarte? En fin. El malo, el tonto, es él, Guiss, no las rusas, en serio. Pôbrecillas, seguro quepensaban que se casaría con ellas...
En cuanto al suspendido, Guiss, tú yo ya hablamos un día acerca de dónde estaba el espíritu. Así que sí, soy muy espiritual.

Buch
¿Y...?



(sería un peasso cabrón si no te dijese nada más ¿eh? bueno, pues te diré que explicar el proceso mental no es desvelar el truco del mago, salvo que el truco sea que me has plagiado a mí y lo desveles. Así que, ya que lo has hecho -plagiarme- no lo desveles, hombre. en lo de las rusas, vale, estoy de acuerdo si quieres)

Burdon
acabo de leer tu blog y me ha emocionado. Muchas, muchísimas gracias. Eres un amigo.

Gracias, de verdad.

Abrazos emocionados.

Buch dijo...

También quiero decir que las mujeres bielorrusas son bielofieras sexuales. Oye, Wolffo, si quiero sali con B, en vez de con muñequito, ¿He de hacer algo?

Joyrider dijo...

Eso de componer una canción y luego tenerla ya finalizada debe ser una experiencia maravillosa, y más cuando el resultado es tan bueno como el tuyo.

Si no fuera porque no sé tocar la guitarra creo que me pasaría los días enteros intentando escribir grandes canciones, desafortunadamente al parecer estoy negado para eso de la guitarra, y aunque nunca he tomado clases ni nada lo he intentado por mi cuenta y "nomás" no, pero en fin, continuamente estoy grabando melodías vocales en la PC por si un día aprendo y así tener varias ideas para empezar.

Hubo una frase (no sé si se le diga así en estos casos) en la canción que me encantó, "Por mucho que me duela, quiero verte sonreír". Simplemente genial.

Es interesante leer tu ritual a la hora de escribir una canción, creo que cada cantautor tiene una forma para hacerlo y es por ello que si alguien intentará el ritual del otro los resultado no sería bueno, creo que es cuestión de que cada quien encuentre su forma y desarrollarlo. Oye y ahora que mencionas que las letras las empiezas en inglés, ¿Tienes alguna canción compuesta(exclusivamente) y grabada en su totalidad en inglés? Sería bueno escucharla.

Por otra parte acabo de ver el video de la entrevista, y sales muy bien, ojalá la hubieran puesto completa, o que sacaran un dvd de la serie y la entrevista fuera parte del material adicional.

Pues sólo eso amigo, ya me estoy bajando la canción para luego pasarla al ipod, estás creo ahí a lado de Wings.

Un fuerte abrazo.

Un dijo...

Buch.

Las bielorusas no lo se, si tú lo dices será así. Ahora, las polacas son cosa fina.

No todas, claro. Pero la que sale sexual es un no parar.

Yo también quiero una B y no un muñequito.

The fosfous dijo...

Vaya.

Intento publicar el comentario con la cuenta de Google para que salga la B y me quita la mitad del nombre.

Pues vuelvo al ALIAS de siempre.

TERESA, LA DE LA VENTANA dijo...

Voy a ponerme frivola, pero tenía que decirlo: cuánto has adelgazado, Wolfo. Ya estás casi guapo y todo.

fantasma paraíso dijo...

No te creas que no dije nada de tu canción porque pasé de ella. Es que no la había escuchado. Ya lo he hecho. Y me gusta. Mucho. Le voy cogiendo el punto a tu estilo y la verdad es que espero tus nuevas canciones con avidez. Me hace gracia verte en el vídeo, lo primero en lo que me fijé fue en la lengua de los Stones y en los Beatles cruzando Abbey Road, aunque al final haces un par de primeros planos por si a alguien se le hubiesen escapado esos detalles (más que detalles). También me fijé en un radiador que había medio caído, aunque no hiciste ningún primer plano de él.

Te veo allí sin afeitar y con algún kilo que antes no había, pero da gusto verte pasártelo bien tocando tu canción. Y con esto y con los virus que ya te dije antes, me pongo tierno y me sale la vena nostálgica. Me asomo a tu blog, veo tus vídeos, sé de tu vida... y me siento un poco voyeur. Como el espía que surgió del frío o algo así (este nombre con ecos de Ian Fleming me trae a la mente a un compañero de Facultad, al que llamábamos “El 007” porque iba a clase con maletín y pinta elegante; más adelante se echó una novia que también era de nuestra clase y a la que bautizamos con el glorioso mote de “La espía que me amó”. Y sí, esto no es más que otra estúpida digresión). En fin, Jordi, ¿quedaste con Michel y los dos javieres? Lo digo porque de un modo u otro estaría bien que tratásemos de vernos (comida, cena, excursión, solos o acompañados, no sé).

Y volviendo a los comentarios del blog, quiero aportar que a mí las hembras rusas que me gustan son: Valentina Tereskova (que le tengo mucho cariño y la hice protagonista simbólica en un cuento que escribí), la perra Laika (me dio mucha pena cuando me enteré de que había muerto calcinada al entrar en la atmósfera terrestre, y que los cabrones de los rusos nos contaron una milonga y pusieron a una falsa Laika para decir que la misión había sido un éxito. ¡Ella sí que se sacrificó en aras de la carrera espacial!, y luego nos viene Hollywood con Tom Hanks y “Houston tenemos un problema”: memeces), las que salen en los carteles propagandísticos de la antigua Unión Soviética (en realidad lo que me gusta es la estética de los carteles), y Anastasia Romanov (me refiero a la “falsa” Anastasia, porque me gustaría creer que era verdadera y me tocan las narices las pruebas de ADN post mortem, que es como meter un submarino con un radar en el Lago Ness. Lo digo porque también me gusta pensar que el monstruo del Lago Ness existe. Yo cometí la torpeza de viajar a Escocia en pleno mes de diciembre, y no hubo manera de convencer a Lizzy —mi novia escocesa de entonces— para subir hasta Inverness y explorar el misterioso Loch Ness, porque las carreteras estaban cortadas por la nieve y en las Highlands había un temporal de aupa).

De las pelis de Spiderman, yo sí las he visto (en deuvedé, salvo la primera) y bueno, al menos decir que son dignas y respetan bastante el espíritu del comic. Y, claro, van dirigidas a un público infantil (como, me temo, muchas de las pelis americanas que quizá no lo pretendan (dicho sea admitiendo que me gusta el cine americano, aunque haya conocido tiempos mejores) pero, ¿cuántos años tenías tú cuando leías aquellos tebeos?). Por cierto, creo que en ninguna aparece Spiderman con gripe, ese detalle queda para los viejos fans del personaje.

Wolffo dijo...

Buch
lo de las bielas es un chiste bastante ingenioso, tengo que admitirlo, y por ello te felicito. Creo que para salir con B necesitas una cuenta de blogger, que tú ya tienes. Así que lo siguiente, sería que la usaras. Es decir que entraras como usuario blogger cuando fueras a comentar y, si te da la opción, decirle que recuerde tus datos o tu contraseña o tu cara. Creo que con eso basta.
De todas formas, es más bonito el muñeco, me parece a mí.

Joyrider
pues sí, Joy, es una gozada, como un orgasmo de los bestiales. Gracias por tus palabras, en serio, para mí, cada vez que alguien (y alguien con tus gustos, especialmente) me dice algo agradable sobre mi música, se me pinta una cara de bobo en la jeta que ya, ya...
Lo del verso que destacas, es así, ¿no? al menos en mi caso. Vale, me gustaría que fuera yo el que te hace sonreír, si no es así, intentaré olvidarme de quién el que provoca tu sonrisa y me centraré en esa cosa maravillosa que es tu sonrisa. No quiero dejar de verla. ¿A ti no te pasa?
En cuanto al ritual, amigo, creo que tienes toda la razón, cada uno tiene sus propias manías y copiar las de otro no serviría de nada, porque lo que para mí es magia, para ti puede ser una cagada o viceversa.
Las primeras canciones que compuse (con 14 años y así) eran en inglés, un inglés que da risa leerlo. Mira, la primera, se llamaba "Why are you going to say good-bye again to your love?" y la letra de la canción era el título y sólo una frase más: "because I still love her" eso era todo. A lo mejor, si un día reúno el valor, la grabo y la pongo aquí. Es ridículamente mala, pero eso tiene su gracia. Aunque tendría más gracia si la conservara grabada de entonces, de hace 30 años.
¡Al lado de los Wings...! menudo honor, aunque sea solo por orden alfabético, claro.

Un enorme y sincero abrazo, amigo mío.

Fosfous
jajajajajaja, menudo baile... a mí, como le decía antes a Buch, me mola más el muñequito, ahora, que la B tiene ese colorcillo que...

Teresa
el caso es que he ido a visitar tus múltiples blogs y no sé quién eres... y es evidente que tú me conocías. Y que tienes muy buena voluntad, porque hace falta buena voluntad para verme menos obeso. Y bastante mala leche para decirme que estoy casi guapo... si soy bellísimo, Thèrese, si lo estás deseando...
En fin, gracias, en serio, y un beso. Y dime quién eres, anda

Phantom
ya ves, la anterior también me conoce (pero ella, al contrario que tú me ve más delgado, cosa imposible...) y se niega a decir quién es.
En eso os parecéis.
¡Ay, la nostalgia...! qué mala perra, hostias! (escupitajo, calada y trago de coñac)
El video. Aparecen sí, los morritos, los Beatles, cómo no, un radiador viejo cuya función es sujetar la puerta, mis botas camperas, mis púas, cosas, detalles que en fin... Sí, lo paso bien cantando canciones tristes de desamor y grabándome con cara de bobo y exponiéndome al juicio público porque sé que la gente es muy amable y suelen ser más las palmadas de ánimo que las críticas mordaces. Lo paso bien, tienes razón. Al final, no, no quedamos, somos todos muy mayores y estamos muy ocupados, y en fin, estas navidades mías han sido bastante mierdosillas, aunque hoy estoy contento, porque tengo: un soporte nuevo para 5 guitarras, una funda flexible nueva para la acústica de 12 cuerdas: es de cuero, marrón y preciosa; un pedal de distorsión y otro de afinación nuevos y 4 guardapúas para pegar en mis 4 guitarras más usadas. Creo que he recibido hoy estos regalos navideños porque sabía que este año mis navidades eran horrendas y lo bueno tenía que separarse un poco de ellas. Cierta euforia me invade.
En fin, sí, sí que estaría bien que nos viéramos. El hecho de que me llames Jordi es sintomático de que sí, de que eres de esa otra época, epro sigo en desventaja, colega, haz el favor (el puto favor) de mandarme un correo y decirme quién coño eres, que me pone nervioso esta situación. Un momento, no serás Jaime, ¿verdad?
La rusa esa no sé quien es... pero google me devuelve la imagen de una cosmonauta, ¿es esa? Y, una cosa, Fantom, ¿por qué te gsuta esa tipeja? Es algiuna broma macabra por lo de la simpar Ana Diosdado? ella sí que lo vale, pero esta rusita, en fin... Laika, esa sí, pero te veo con inclinaciones hacia la carrera espacial. La estética soviética esa... es un poco nazi, no? No sé, a mí me pone un poco los pelos de punta, la verdad. En lo del Lago Ness estoy contigo, tío. Yo no soy tu novia, pero sai un día tomando una cerveza, nos pilla bien, te acompaño a buscarlo, en serio.
Yo a Spiderman lo leía en los libracos de Marvel, a línea, sin color, que compraba mi hermano. Eran libros, sino recuerdo mal, encuadernados con goma, o sea, pegados, no cosidos, de unas 100 páginas, que me volvían loco. Mis preferidos eran, creo que me estoy repitiendo, Thor y los Vengadores, y entre éstos, El Androide Visión, con su increíble superpoder de cambiar a voluntad la densidad de su cuerpo.
O sea que no eran tebeos, eran libros, macho, y debía tener entre los 10 y los 15, calculo.
Bueno, matxo, te dejo, que me espera la compra y la comida.

Agur!!

fantasma paraíso dijo...

Creo que el cariño que le tengo a la Tereskova se debe más al cuento que escribí, que en realidad no es que fuera sobre ella, sino que la protagonista la tenía como una especie de referente a seguir. En cualquier caso, no he dicho que me ponga en absoluto en la misma línea que a ti te pone la Diosdado (no entraré aquí a saco); en realidad no reconocería su careto. Lo que me gusta es que fue la primera mujer —a finales de los 50— en ir al espacio (y creo que no hubo otra hasta casi 20 años después), y lo que representa como símbolo. También me gusta la palabra “cosmonauta”. Lo de la estética rusa, más que nazi es comunista, que aunque los totalitarismos se tocan, a cada cual su nombre. Y a lo que me refiero es a que me gustan los dibujos de los carteles, no lo que representan ni el rollo político que hay detrás, que me parece una memez (peligrosa).

Lo de llamar tebeos a los comics de Spiderman, es dándoles un toque cariñoso-despectivo-vintage. Eran libros de historietas —que entonces llamábamos tebeos, porque lo de “comic” vino luego— y los recuerdo perfectamente. Gordos, en blanco y negro (salvo la portada) y de tamaño cuartilla (más o menos). Luego cambió el formato y aunque seguían siendo en blanco y negro, pasaron a ser más finos y tamaño folio. En Estados Unidos eran en color y uno de mi clase tenía varios que eran la envidia total.

Yo leía los comics con la misma edad que tú, claro, y lo peor —no sé si lo recuerdas—, es que en la portada ponía: “Historias gráficas para adultos”. Y mis padres que lo veían, me los tenían prohibidos. Los guardaba a escondidas y hasta me encerraba en el baño a leerlos. Al final logré que entraran en razón, que eran muy decentes y que no pasaba nada y tal, y creo que hasta medió alguna de las chicas que teníamos entonces internas en casa (y que también los leía).

Por cierto, no sé quién es Jaime, pero lo que sí sé es que no soy tan mayor ni estoy tan ocupado como para no poder quedar con los amigos, así que a ver si nos organizamos un poco. O como decía Travis Bickle: “One of these days I gotta get myself organezized”.

TERESA, LA DE LA VENTANA dijo...

Bueno, Wolffo, si consideras que conocerte es leerte y que me gusten tus canciones, te conozco. Pero nada más. No te emparanoies pensando que soy alguien palpable que intenta disfrazarse, porque no. O sea, sí, soy palpable, no soy un ectoplasma, pero no, nunca nos hemos cruzado en carne mortal. Y conste que no me importaría conocer más. Si parece que te conozco es porque en cierto modo lo es: seguir tus peroratas es increíblemente interesante e ilustrativo. Eres un tío del que se disfruta cuando se te lee. Eso es muy cierto.

Y aprovechando este derroche de atrevimiento que me ha dado, hoy, escuchando la radio en el coche, han puesto una canción de la película de "The Wonders" que no sé por qué me ha hecho pensar en ti. Seguro que harías una estupenda versión.

kotinussa dijo...

Una de las cosas que me encantan de este blog es que, de vez en cuando, los comentarios se salen de madre y se acaba hablando de cosmonautas y del lago Ness. Ello no sería posible, por cierto, sin el ingenio y la amplia cultura de la camarilla aquí presente.

No puedo ni imaginar lo que sería una conversación de encontrarnos todos simultáneamente, en carne mortal, en algún punto concreto (preferentemente delante de una barra con unas cañitas).

Yo no opino de rusas, y de rusos menos, porque el único que me gusta es un falso ruso. O sea, Omar Shariff en "Doctor Zivago".

Eso sí, puedo constatar que irse a Escocia en diciembre es una tontería sólo comparable a la de irse a Israel en agosto (como hice yo). En cambio, Escocia en agosto (como también hice) es todo un acierto.

Besos.

linmer dijo...

Bueno, cuando hable de tu canción la otra vez, sí, me refería a tu estupenda You're gonna lose that girl. Porque, amigo, las canciones de los Beatles son divinas, cierto, pero tus versiones también son estupendas.

Lo que no te comenté, es que noté una mejora tremenda en la edición del audio, mejora muchísimo la nitidez de la batería (y para que lo note yo...). Ahora sí que eres un auténtico hombre orquesta, parece que seas siete.

Ahora, por fin, que debes estar harto de leerme, te comento sobre este post. No sé si te lo he dicho nunca, pero admiro tu impudicia de plantarte desnudo frente a la audiencia e irte vistiendo con unas canciones que son realmente pedazos de tu vestimenta, de tu vida. Y si te lo he dicho siento repetirme pero quería que lo supieras. Hacerlo, encima, frente a la cámara, es para quitarse el sombrero.

En edición de vídeo también estás hecho un maestro por lo que veo, me parece impresionante con tan pocos medios (sí, me dirás que te has dejado una fortuna en material, pero no deja de ser poca cosa para el magnífico resultado).

Ahora sí, me despido, un abrazo, amigo.

Un Fosforous dijo...

Veo que Kotinussa añade una tontería bastante importante con su viaje a Israel en agosto.

Yo, ahí no he estado, pero ¿qué me decís de una semana en Varsovia en diciembre, en plena ola de frío en Europa?.
Recuerdo que el avión hizo escala en Munich y tuvo que venir un camión con una manguera a limpiar la nieve que se había helado en las alas.
Con eso os digo todo sobre cómo lo pasé...

Y por continuar con los comics, yo leía a Flash Gordon. Hoy me resulta algo afeminado por mi parte hacer esta confesión, pero flipaba con Zarkov, el planeta Mongo, el malvado Ming, ..., y me ponía la Dale Arden aquella. (Me parecía que estaba mucho más buena que la novia de superman).

También leía El hombre enmascarado. ¿Recordáis? Era ese que iba vestido de morado con un perro llamado Satán y que estaba forrado de pasta pero prefería la isla aquella de los indígenas bajitos y salvar al mundo cada dos por tres.

Wolffo dijo...

Phantom
Me gustaría leer ese cuento, seguro que tiene mucha chicha. Esa pista, una protagonista que admira ala que, entonces, podría ser la única cosmonauta... apetece, no lo tendrás por ahí, ¿verdad?
En cuanto a Ana Diosdado, estoy dispuesto a batirme en duelo con quien sea para defender el h9nor demi amada, así que cuidadito... Es verdad que la palabra cosmonauta es preciosa y en lo de las estéticas, tienes razón, lo que yo quería decir es justo al contrario, pero siempre me pareció que la estética nazi (nacional socialista, al fin y al cabo) bebía de esa otra comunista. De la cartelería soviética, esas mujeres buenorras vestidas de fresadoras o de soldado... pero tranki, que no hab´ñia interpretado nada que sea ni medio político. A estas alturas, y en este sitio, se puede decir, incluso, que a alguien le gusta el cine nazi sin que a nadie, eso espero, se le caigan las bragas. Tranki, en serio.
Lo de tebeo-libro-cómic viene a cuento de que yo no compraba. Sé que algunas de esas cosas venían en formato revistilla, grapado, pero los que yo leía eran eso, libros de historias largas, lo que ahora llamarían "novela gráfica", ¿no? Luego, un poco más adelante, leí unos en color, que también compraba mi hermano Jesús, que se llamaban Creepy, que eran de terror, algunos fabulosos, a todo color y algún leve toquecillo sexual. ¡Y es verdad, tio...! En la portada ponía eso, pero creo que mis padres andaban demasiado ocupados comopara vigilar lo que yo leía. Entre otras cosas, la revista Fotogramas, que era de cine, sí, pero en aquellos tiempos, salían unos reportajes de tías en bolas que me ponían malo. Ahora van de intelectualoides, pero entonces... teta a atutiplén.
Jaime Santamaría, era conocido, al principio de los tiempos, como el americano, hermano de Blanqui (hijos ambos de Julián, sociólogo y personaje famoso en los primeros años del felipismo) que robó mi corazón cuando se hizo mujercita durante un par de añitos. Luego se mudaron y no volví a saber más de ella. A Jaime me lo encontré una vez en el tren en Majadahonda, yendo a currar a Madrid. Estaba hecho un señor, con su empleo serio y bien remunerado, imagino, y me hizo pensar: otro que se va...
Sólo sílbame y ya está. En serio, no quiero hacerlo por aquí, a la vista de todo el mundo. Mándame un emilio y nos ponemos de acuerdo. Pero te diré algo: puede que no estés tan ocupado, pero eres muy mayor. Fijo.

Thèrese
no,, no, noooo.... mujer, era broma, no me dan paranoias ni me obsesiono ni nada. Simplemente imaginaba que antes tenías otro nick o algo así. Nada más.
Creo que sé a qué canción te refieres. Aunque ahora no me viene el nombre. La canción es cojonuda y , si no desapareces, un día de estos, la grabo y te la dedico. A esto, en mi pueblo, se le llama chantaje emocional, y yo asumo que soy un chantajista nado. Un extorsionador de corazones. Pero buen tío en el fondo, de verdad. Un beso, T.

Kotts
Eso es muy cierto. Es genial cuando la cosa se desvía, ¿verdad? Te he dicho en alguna ocasión que soy el príncipe de los Cerros de Úbeda, y es verdad: me encanta que los comentarios empiecen a tomar desvíos y se salgan de la general y discurran por parajes poco habituales. Y es verdad que eso se debe a vosotros, el puñado de comentaristas mágicos que tiene esta página, que sois una gozada. Ya sabéis que sobre viajes, no puedo opinar, soy un tipo realmente poco viajado, para mi eterna desgracia. Aquí hay unos cuantos que habéis viajado lo vuestro y me gusta cuando decía "un día, en el desierto del Gobi..." eso le da aún más nivelillo al blog, y es realmente encantador.
Un beso enorme Kotts, y ya nos contarás que pasó en ese viaje suicida en agosto a Israel...

linmerick
Ya te echaba de menos, amigo mío. Ya sé a qué te referías, pero ya sabes... me da cierto rubor y, a la vez, me gusta forzar un poco la situiación, de modo que te veas obligado a insistir y dejar bien claro que es la mía la que te gusta.
Lo de la batería intento arreglarlo, pero no he podido instalar lo que el_Vania me mandó (inutilidad mía, sin duda), pero es verdad, que trato de arreglarlo. UY si parece que soy siete es que, sonando, suelo ser seis o siete, cuando no ocho o nueve. hay canciones que mezclan hasta 14 pistas, así que imagínate...
Deberías haber notado, amigo linmerick, que adoro los comentarios largos que abarcan varios temas, así que de harto, nada de nada. Es verdad que a veces, me desnudo en exceso, pero bueno, puede que tenga que ver mi extrema timidez, que dejo a un lado cuando escribo (para leer o para escuchar) como diciendo: vale, soy así de patético, pero, ¿te atreves tú a tanto?
En cuanto al video, querido amigo, lo grabo todo con una cámara de fotos digital, una Kodak Easyshare CX7430, una cámara ya anticuada y nada espectacular. Y edito con una copia pirata del programa de edición de video que viene con las cámaras Sony (Sony Vegas, versión 5.0, creo que van por el 9 o así), así que de fortuna en equipo, nada de nada. De hecho, ni la cámara es mía, sino de Susana. Fue un regalo de reyes de hace 3 años.
Un abrazo a ti, amigo mío, y no dejes de venir, ni de alargarte cuanto quieras en tus comentarios.

Fosfous
Los viajeros sois así... tu aventura polaca parece bastante descabellada, también...
Flash Gordon... yo de ese sabía que existía, pero jamás lo leí. Leí una serie divertidísima de Forges que se llamaba Blash Gordon, de cuando Forges estaba en vena. Recuerdo, por ejemplo, que a Blash su mujer le llamaba, cariñosamente Blashin y él se enfadaba y le pedía que, por favor, como diminutivo, utilizara Blashout...
El hombre enmascarado, recuerdo verlo en los kioskos, pero jamás lo leí, tampoco, como no leía ni el capitán trueno ni el otro que era igual que no recuerdo ahora. Yo leía a Mortadelo y Filemón y a Astérix, que me lo presentó mi amigo Michel. También lo intentó con Tintín pero ese sí que me parcía, y me lo sigue pareciendo, demasiado afeminado.

Abrazos y... ¡salvemos el mundo!

azzura dijo...

Pavarotti dijo que aprender música leyendo teoría musical es como hacer el amor por correo.. tu música me hace sentir Wolffo, tienes un nosequé que me encanta!
Un beso;) voy a escucharte d nuevo..

Wolffo dijo...

azzura,
Muy listo ese Pavarotti, sí, lo que se dice un muchacho despierto... Pero tiene toda la razón. Toda.
Gracias por tus palabras, azzura, por escucharme, por escucharme de nuevo y por decirlo.
Un beso enorme.

fantasma paraíso dijo...

Diré en mi descargo que yo el frío lo aguanto mucho mejor que el calor, y que los días nublados me gustan. Lo digo por lo de ir a Escocia en invierno, aunque como apunté, en realidad yo iba detrás de unas faldas (ojo, no confundir con un kilt, que aunque Lizzy era casi tan alta como yo (que mido 1.80), era una dulce chica escocesa de pálidos ojos verdes). Además, Escocia es un país de castillos y ruinas que hacen las delicias de un fantasma, y a tales piedras les queda estupendamente el clima invernal porque añade un toque romántico muy apropiado (o eso me parece a mí).

De todos modos, y pese a mi aversión al calor, reconozco que hice algo peor que lo de Israel en agosto. La temperatura más elevada del planeta suele darse cada año en un punto concreto del desierto Mojave (entre California y Nevada), en el Valle de la Muerte, y concretamente en Badwater. Se trata de una zona que está a ochenta y tantos metros por debajo del nivel del mar, de la que brota un agua subterránea salina que da un aspecto blanquecino al suelo. Yo estuve allí en verano y las temperaturas registradas son de cincuenta y largos grados. Al salir del coche en Badwater recuerdo que me dolían los ojos por el calor.

Calor, calor y calor, pero tiene su encanto atravesar el desierto, donde lo primero que te encuentras son los Joshua trees que inmortalizaran U2, y luego un paisaje rocoso (hay también una zona de dunas), árido y sin un alma. A lo largo de las carreterillas hay depósitos con agua por si el coche te la juega, e incluso te recomiendan no llevar el aire acondicionado para no sobrecargar al automóvil y evitar que pete el radiador. Con todo, a mí me pegó un calentón y se me fue toda el agua a tomar viento. Por suerte fue en otro punto conocido del desierto (Dante’s View), y apareció otro coche que nos echó una mano y nos dejó agua.

Obviamente allí no hay casas ni vida ni nada, pero el mapa registraba un pequeño hotel (que merecería comentario aparte por variopintos motivos) en el que pudimos pernoctar. Allí pude apreciar otra falsa creencia: en el desierto no hace frío por la noche. Al menos en éste, no. Tenía una pequeña piscina donde nos metimos al llegar (de noche) y que parecía climatizada de lo caliente que estaba el agua. La temperatura fuera era (repito, de noche) de más de cuarenta grados.

Claro que con eso de los climas desérticos hay que tener cuidado, porque ya en la lista de grandes errores climatológicos, recuerdo un viaje a Túnez en Semana Santa. Yo pensé: África-desierto-calor, y venga camisetas y bermudas a la maleta, donde por no llevar no llevé ni calcetines. Menos mal que llevaba una cazadora puesta (más que nada para ir hasta Barajas), porque hacía un frío pelón y llovía.

Cambiando de tercio, el cuento por el que preguntas (y que se llama “Mi amiga Tereskova”) sí lo tengo a mano. En realidad forma parte de un libro de relatos (todos ellos con un nexo común, que no tiene que ver con la carrera espacial sino con la cocina). No es que me importe que lo leas, al contrario, lo que sucede es que este relato en concreto ocupa treinta y tantas páginas y no es plan mandarlo por internet.

Wolffo dijo...

Fant,
vaya, me dejas, literalmente, sin palabras. Con respecto a tus viajes... solo puedo decir que me dan mucha envidia, que 1,80 mides, solo, si te pones alzas, y que espero que Kotinussa venga y te diga algo, porque yo, nada de nada. No tengo réplica, lo siento.
Y, en cuanto al cuento, dime: ¿no es precisamente más cómodo mandarlo por internet, si ocupa muchas páginas que imprimirlo y mandarlo por correo ordinario, o llevarlo en mano? Conteste, conteste...
Venga, colega, un abrazo y a seguir viajando.

Kotinussa dijo...

Kotinussa a la orden, contestando al fantasma:

No he estado en el desierto de Mojave. En realidad, de EEUU sólo he pisado el aeropuerto de Miami, en una escala hacia Guatemala. Por ahí no puedo hacer ninguna réplica al comentario del fantasma.

Pero eso sí, cuando viajé en Israel en agosto estuve en el Mar Muerto, que si Badwater está a 80 metros bajo el nivel del mar, el Mar Muerto está actualmente a 400 y algo metros bajo el nivel del mar, y con tal concentración de sal que ya sabéis que nada puede crecer en kilómetros. En fin, comprendo que el fantasma recomiende no hacer un viaje al sitio ese a lo tonto, si no se sabe a dónde se va. Yo lo que puedo decir es que no se os ocurra ir al Mar Muerto en agosto, porque yo creí que me moría. Cuando hace esos calores, nada como una siesta en casa, con el cuarto oscurito y el botijo a mano.

taramay dijo...

Gracias primor por esta canción. La tecnología me tiene la guerra declarada abiertamente, por eso hace tanto que no entraba. Me ha encantado, y esta como otras, la hago mía. Un beso enorme. Te quiero.

Wolffo dijo...

Kotts
Bien dicho. No tengo ni idea de lo que hablas, pero bien dicho, como siempre. Ahora bien, tanto a ti como a Fant: ¿no molaría más recomendar sitios a los que SÍ se pueda ir? Yo no voy a ir, casi con toda seguridad, pero a lo mejor alguien se anima... Hala, besos, Kotts.

Taramay!!
¡Cuánto tiempo echándote de menos, cielo! Es lo mejor que le puede ocurrir a mis canciones, que os gusten y que las hagas tuyas. Muchas gracias, me haces feliz con cosas así, ya sabes. Y yo también te quiero, mi querida y recordada Taramay. Un beso gigantesco.