miércoles, noviembre 21, 2007

la insostenible sostenibilidad de la sierra del sostén

Seven bridges road

Una canción asombrosa, sin duda. La escuché por primera vez viendo un DVD de Eagles que me grabó mi amigo y compañero Sergio. Es un tema que, por lo visto la banda usaba para calentar las voces. Es increíble verles, antes de salir a escena cómo cantan así, como sin darle importancia. En esta versioncita mía toco con mi guitarrita nueva y nada más. Sé que estoy un poco pesado con el asunto de las voces, pero... pero nada, estoy pesado porque, queridos y queridas, voy a daros una noticia: soy pesado. Qué le voy a hacer...

Una de las peores consecuencias del cambio climático era, para Jeremías Glande, que su querida Sierra del Sostén, ese lugar idílico, ese icono de la comarca del Obvio Pastor, ese paraje testigo de paseos y hazañas de sus abuelos y padres, y que él, en parte, en su primera juventud, pudo disfrutar, ya no podía ser visitado. No podía pasar el testigo a su hijo. La Sierra del Sostén es un paraje singular cuya viabilidad medioambiental está siendo fuertemente afectada por la acción del hombre. Y esto, amigos, es, a día de hoy, indudable.

Jeremías Glande es un hombre, curiosamente, resbaladizo y calvo como un chupa-chups, de verbo fácil y sobacos poblados; está muy comprometido con su comarca y le gusta más una cámara que tirarse de cabeza (fálica testa, a fe mía) al río River, el río de la comarca. Para ser más exactos en la descripción del Jere, diré que tirarse de cabeza al río le gusta bastante.

Preguntamos al señor Glande acerca de la situación de la Sierra a día de hoy.

“Llegas a la Sierra del Sostén, obligatoriamente, después de atravesar la carretera de los siete puentes, una absurda carretera que avanza en zig-zag a través del río River. El zig-zag no es por salvar los caprichos de la madre naturaleza, no creas, sino para calmar los caprichos de la Plataforma Salvemos la Sierra, el primer grupo de presión medioambiental que vino a amargar la vida de los Obvios Pastores con su monserga. Antes de que la Plataforma viniera a fastidiarnos, había un camino de tierra, bastante apañadito, en serio, que te llevaba del pueblo a la sierra en cinco minutos. Estos cabrones llegaron con la cosa de que la gente iba mucho por ahí con los coches y que lo mejor era poner un peaje. A todo el mundo le pareció una buena idea: el dinero que se recaudara del peaje se usaría para el mantenimiento de la Sierra y tal. Al final, los ecoloplastas hicieron su puentecito con su peaje; el ayuntamiento, que no iba a ser menos, hizo un segundo; el Consejo de la Comarca, otro; la delegación provincial, que veía que se quedaba sin rascar bola, el cuarto; el gobierno autonómico, el quinto; el ministerio de medio ambiente, el sexto y el Cifuentes, que es un espabilao, y dueño de la finca por la que se accede a la Sierra, hizo el suyo propio. El resultado: con tanto peaje, ni dios va a la sierra, claro, pero es que con tanto puente sobre el río, los peces han huído y esto se ha llenado de unos mejillones rarísimos y es que el río ni se ve...

“... Luego llegaron los de Grinpís. Esos son muy pesados, en serio. Hacen lo que ellos llaman “actuaciones” y están muy orgullosos de sus patochadas. Los de Grinpís, lo que pretendían era que se declarase la Sierra como Lugar Libre De Asesinos, y que fuera prohibida la caza. He de decir que aquí ni dios caza, a no ser el que va a buscar caracoles o ranas para los estofados. Pero eso a los tíos les da igual. Hicieron una sentada frente al ayuntamiento y la gente ni caso, tú. Imagínate: doce tipos con aspecto de venir directamente de los probadores de Springfield y Lefties, sentados en el suelo, sencillamente hablando. Entonces lo tíos llaman a sus amiguitos de las teles y a otros colegas para darle más saborcillo a la actuación y repiten al día siguiente, esta vez con un centenar de extras y unos 50 periodistas deseando filmar algo más que a los de siempre dando la murga. Sucede que claro, en un pueblo como este, 150 idiotas en la plaza, molestan. El Hilario va con su tractor a poner gasoil y no le dejan pasar los jipis. Entonces el tío, que no se para en barras, pasa por encima del Escarabajo de uno de Grinpís y ya está montada. Un poco de ruido y ya sabes, ahora la Sierra es un Lugar Libre De Asesinos y allí no va nadie, pero, sin embargo, tres jipis de Grinpís viven a cuerpo de rey vigilando que nadie cace en un sitio donde nadie ha cazado jamás. Deberías ver el chiringuito que tienen montado...

“... Defensa del Olmo Castellano fue la siguiente oenegé que vino aquí, con perdón, a dar por culo. En la Sierra del Sostén, de hecho, no hay Olmos, pero eso importa poco, ellos defienden a los olmos (¿¡de quién!?, me pregunto yo) sobre todo, pero también a las encinas, los pinos, y el abeto canadiense. Se inventaron nosequé historias sobre el pinar y salieron en la tele enseñando trozos de corteza perfectamente normales pero diciendo “el monte se muere” y eso basta. Ahora hay un refugio construido en la sierra donde cuatro “científicos” de Defensa Del Olmo Castellano viven como marajás.

“... Los Amigos del Buitre fueron los siguientes. Esta es una comarca con una cierta tradición ganadera... No es gran cosa y las explotaciones son pequeñitas, pero suficiente para abastecernos de carne y vender un poquito por ahí fuera. Todos lo hemos hecho: se nos muere una res y se va a la sierra y se despeña. Los buitres se la comen y todos tan contentos. En cuanto pusieron los siete peajes (es que, colega, son 7 peajes en un kilómetro, ¿quién quiere pagar eso?) dejaron de ir a la sierra. Era más sencillo, y barato, enterrarla. De modo que los buitres se estaban yendo. En lugar de facilitar las cosas, y dejar que los ganaderos puedan pasar gratis y deshacerse de las reses muertas como siempre se ha hecho, se monta otro chiringuito conservacionsita: el Hogar del Buitre, una siniestra granja que se abastece con carne que traen de una carnicería de Madrid, donde se pone de comer a los buitres en comederos a los que solo les falta una servilleta de hilo y un sumiller. ¿No es de locos...?

La cosa no termina ahí: hay un portentoso Laboratorio De Estudio De Las Costumbres Primaverales De Las Mariposas, otro micológico, especializado en la Seta Simegustas (lean Tierra, de Stefano Benni) un servicio de atención al montañero, una Delegación de la Consejería de Turismo y Medio Rural del Gobierno Regional, La Mesa para el Desarrollo de la Rana Común, 35 guardas de distintas administraciones... una locura.

“Ahora, si alguien intentara acabar con la vida en la Sierra del Sostén, sólo mataría ejemplares de una especie: la humana y en número de 150 cabezas. Hay más gente en la sierra cuidando de que no vaya gente, que en el pueblo.

Y no creas que era un sitio paradisíaco ni nada. Es un sitio bastante feo, en realidad, que recibe su nombre porque, de toda la vida, era allí a donde iban los jóvenes para tener un poco de intimidad y, a veces, te encontrabas un sujetador enredado en un arbusto. Un sostén que, por la noche, y con la excitación del momento, no se conseguía encontrar. Ni siquiera puede llamarse Sierra. Nunca fue un paraíso; pero ahora es un infierno. Y es que algunos hombres, cuando te quieren joder, son terribles, pero es peor, mucho peor, cuando te quieren defender.”

Plano de Jeremías Glande caminando por la carretera de los siete puentes. Se va haciendo pequeño según se aleja. Plano de atardecer, bastante cursi, mientras suena una canción de Eagles. Suena bastante bien, aunque no la cantan los Eagles, sino yo.

Ya ve siendo hora de terminar. Venga, un pis y a la cama.

Bonito culo, ¿no es así?


----------------
Listening to: Chopin - Vals en do sostenido menor Op. 64 nº 2
via FoxyTunes

27 comentarios:

linmer dijo...

Magnífico ensayo sobre los "defensores de...". ME ha encantado, en serio.

Próximo comentario incluirá algo más de detalle y la canción que por estar en el curro no he podido escuchar.

Un abrazo amigo

el_Vania dijo...

Coincido con Linmer... no puedo escucharte ahora mismo, lo haré, que no quepa duda, ni Kepa Junkera...
Jah!
A veces tanto defender lo idílico de los paisajes hace que no se pueda defender el plato de lentejas diario... quiero decir, si todos llevásemos a cabo un desarrollo sostenible, las cosas serían más factibles... pero hay veces que eso, a la gente, les suda el GLANDE.
Salud/OS!

Wolffo dijo...

Linmerick,
jajajaaja, llamarlo ensayo es un rasgo de humor, ciertamente. Así que para ser yo también más extenso en mi respuesta, esperaré a tu comentario extendido pero que sepas que es en el curro donde hay que escuchar las canciones a todo trapo y cuando todos te pregunten, asombrados, qué es eso que suena como un coro de ángeles rockeros decir, como despreocupado: ah, nada, un amigo mío... Y todos, créeme, te envidiarán por tener amigos tan geniales como yo.

Abrazos fuertes, amigo.

Vanitas-atis,
solo me suena el nombre de kepa junquera: ¿Qué es eso de "ni Kepa Junquera"? Dímelo, porque no sé si es a favor o en contra o todo lo contrario.
¿Sabes lo que pasa con estas cosas, Van? la gente olvida que la sostenibilidad, o el desarrollo sostenible, no son conceptos medioambientales, sino económicos. Vamos no se olvida esto, es que no se sabe, más bien. Es decir a lo que alude la sostenibilidad no es al bosque, ni al afoca monje ni al lince y sus cagadas, sino al desarrollo de la economía, a que sea posible sostener, en el tiempo ese desarrollo. Yo creo que hay demasiado apóstol y poca gente que sepa lo que dice y, menos aún, lo que pasa. Menos mal que estoy yo para explicárselo al mundo, eso sí...
Venga, espero que te extiendas más tú también, porque este es tema de discusión entre un progre y un tipo listo como yo, que lo sepas.

Un abrazo, amigo.

Buch dijo...

Deja, deja, buen amigo, ya me extiendo yo. Me gusta mucho el ritmo documental que tiene es te post. Le va todo, y hace de armazón a tu sentido del humor, muchos de cuyos factores tengo el gusto de compartir, y los que no comparto los admiro.
´También comparto, ya puestos, el sencillo y directo consejo que das: Lean Tierra, de Stéfano Benni, que añado yo, es divertidísimo. El desarrolo de los 7 peajes, sus causas y consecuencias me ha parecido genial.
En fin tus posts son geniales.
Tus canciones geniales...
¿POr qué tu no?

Binche dijo...

Cuánta razón tienes, y cómo me suena todo lo que nos ha contado Jeremías Glande. Miro un poco a mi alrededor y veo más de un caso, qué pena.

Besos

Wolffo dijo...

Buch,
porque soy un miserable hijo de puta, por eso no cuajo en genial y me quedo en hombre asombroso. Es verdad que compartimos muchos tics y factores del sentido del humor, pero lo curioso es lo distinto que lo hacemos bebiendo de la misma fuente. Lo curioso y lo bueno.
La canción no la has podido escuchar por eso del java que tanta gracia (¿?) tiene, ¿a qué viene tanta mentira? ¿O es que ha dejado de ser gracioso lo del java y ahora ya escuchas canciones? Te toca.

Binching,
jo, es como muy melancólico tu comentario. Con lo que yo te quiero... Buneo, mi querida Tulipancilla, un montón de besos.

Booch dijo...

Sigo sin poder, por el javaloscojones, pero cuando te lo cuente te vas a escojonar tu y toda la clase. También te digo que tengo pendiente i feel fine que no es culpa del javalos...sino de el cable del archos que no me acuerdo de traerlo a la oficina.

Kotinussa dijo...

Por orden:

a) La canción: cualquier cosa de Eagles sonará a gloria, incluso aunque no la canten ellos. Y ya concluímos aquí mismo, hace algún tiempo, que en tu voz suena pero que muy bien. No necesito extenderme más, aunque ya sé que te gusta el peloteo. Otra vez será, porque hoy estoy con ganas de chinchar, aunque con cariño.

b) La confesión: "Soy pesado". Esto puede confundir al personal. Era más bien "Peso" ¿no?

c) La historia: Me encanta, aunque aquí te falta otra confesión, y es que tienes un pasado oscuro, cuando fuiste miembro activo de la "Plataforma para la regeneración del chopo cacereño". Sépase, querido público, que Wolffo se fugó con la subvención concedida por el Ministerio de Medio Ambiente y luego intentó excusarse diciendo que la había tomado como pago por haber compuesto el himno oficial de la Plataforma (Oratorio para guitarra de doce cuerdas y voces blancas). Desde entonces su subconsciente le traiciona a veces y por eso oye a Chopin, que es lo que estaba oyendo mientras escribía este post, como él mismo confiesa.

Ya he confesado por ti. No hace falta que me lo agradezcas.

Kotinussa dijo...

Ayyyy, Wolfillo, gracias por el enlace, que se pasaba. Es todo un honor.

Princesa del Guisante dijo...

Comparar al pobre Jeremías, con ese apellido, con un chupa-chups crea en mi cabeza imágenes que no se van ni moviéndola violéntamente, voy a ver si golpeándola...
Ninguna carretera se ha hecho nunca, que yo sepa, siguiendo el trazado que impone la naturaleza, sino siguiendo los favores debidos a los caciques de los sitios por donde pasaba. Lo que ocurre es que ahora los caciques no son los que tienen la tierra inscrita en el registro, sino los que cobran de la generosidad del gobierno con las organizaciones no gubernamentales, que igual te defienden a ti de los terribles anuncios de la tele que defienden a la lagartija común de los ataques indiscriminados de los pocos niños a los que sus padres llevan al campo en lugar de ponerlos a jugar con la consola. Además de vivir estupendamente del cuento, a veces piden firmas por la calle, algo que yo no logro entender si no es para presentar una proposición de ley, pero no es el caso.
Yo comprendo perfectamente al Hilario, y si hubiera tenido un poco de puntería, se hubiera llevado por delante además a alguno de esos reporteros raperos que abundan en las tardes de la tele, de los que para dar énfasis a sus falsos directos mueven como un negro del bronx sus manos estiradas, crispadas, mientras las separan de sus cuerpos y chillan, como si no tuviesen micrófono, ante la invariable cara de pasamada de la que está calentita en el estudio.
Creo que queda claro que entiendo y me solidarizo con Jeremías, porque yo con la única organización que estoy de acuerdo es con el Frente para la Liberación de los Enanitos de Jardín. Sólo lamento no haberla inventado yo :P
Ah, por cierto, a Jeremías aún le falta ver llegar a los «cazadores de sonidos», que de momento yo sólo he visto que existen en Galicia y ayer grabaron el sonido de una castaña cayendo en el bosque y la lluvia cayendo en varios sitios. Se dedican a preservar «el patrimonio sonoro». Supongo que esta iniciativa se extenderá rápidamente al resto de comunidades, históricas y no históricas.
Me encanta la explicación del nombre de la sierra, y el post en general, aunque no sé cómo tomarme que me enlaces aprovechando lo de cursi :P
Besos.

Kotinussa dijo...

He visto la foto después de comentar y quiero decirte que tienes muy buen aspecto, mucho mejor que la última vez que te vi.

el_Vania dijo...

Ese culo no estaba esta mañana...
Y sí, precioso!!
Salud/OS!

el_Vania dijo...

Hey, bandido... joder como suenan esos coros y esa guitarrita de 12 cuerdas... que joder, hacen otro efecto chorus natural acústico que no sé para que cojones (con perdón) te mando "mis" plugins!!
Ya sabes que me complico la vida en demasía cuando hago canciones... pero tú me demuestras que en el bote pequeño está la buena confitura.
¿Llegará el día en el que me atreva a hacer algo así, tan directo al corazón... una patada en la cara?
Me ha gustado el tema, de veras.
Señores, Wolffo... cada día que pasa, le quiero más.
Salud/OS!

Wolffo dijo...

Booh..
sin la c es como un aboocheo, qué descubrimiento... Bueno, no te la envío pa no abrumarte y porque ya está bien de darte argumentos para que me insultes impunemente. Lo del cable del archos, querido, es la excusa más boba que nadie puso jamás en la historia de las excusas bobas. It doesn't cooel (ello no cuela, en inglés tradicional).

KotiMari:
1. Es verdad que las cosas de Eagles suenan a gloria con tal de que no las fastidies demasiado y también es verdad que, además de ti, otras personas de mi mayor aprecio han comentado que la tesitura de mi voz es adecuada para este tipo de música. Yo solo puedo decir que me encanta escucharla e interpretarla, la siento, mucho más cercana que una sevillana, una jota o un chotis. También es verdad que me gusta el peloteo, y no sé porqué no me das un poquito más de jabón, con lo limpito que me quedo...
2. La confesión soy pesado, era una noticia que tenía que haber enternecido tu corazón de enseñante y hacer que tuvieras ganas de coger mi cabecita en tu regazo y darme unos toquecillos tap-tap-tap y decirme, venga, venga... Además, peso, peso mucho más de lo que debería, pero eso, créeme, muchas veces es un ventaja...
3- ¡Chssss... chitón! No lo cuentes que desde entonces, gracias a mi cambio de personalidad y de nombre y de cartilla de la seguridad social, vivo semitranquilo... aunque siempre alerta. Además, las subvenciones, por lo que mi experiencia me dicta, son para derrocharlas y malversarlas si es posible. El Oratorio fue un hito en mi vida artística, y esos cabroncetes de jipis pretendían pagarme en marihuana de palo, de la que cultivaban ellos en casa. Tuve que matarlos a todos y para eso usé mi super poder más letal: la perorata continuada. 12 horas de speech sostenido les mató de aburrimiento a todos y, si no fuera por lo mal que olía el primero en morir (a los 10 minutos había caído) hubiera sido una matanza de lo más divertida e instructiva (debo confesar que estuve brillante...). Gracias, KotiMAri, por sacar a la luz este lamentable episodio de mi oscuro pasado. Un día contaré yo lo de tu época, no oscura, por favor, sino brillantísima, fulgurante, incluso, como la Vengadora Ninfómana y estaremos empatados.

Guisantilla,
Ven, ven, anda, que te ayudo yo a no somatizar eso...
La verdad es que lo de las ONG's es sumamente gracioso. Vamos, gracioso, no, que no tiene un pijo de gracia. Resulta que se hacen llamar así, "no gubernamentales" pero viven, la mayoría, de la teta del estado. A veces de forma descarada, via subvención, y otras, de forma sibilina: usando edificios, instalaciones, bienes o personal del estado sin pagar por ello. Salvo unas pocas, muy pocas, yo las detesto.
El Hilario es un gran tipo y no creas, que a algún mentecato se llevó un mamporro, pero no lo he relatado, por no desviar la atención del nódulo principal de la historia. Porque ya sabes lo bueno que soy yo contando peleas... lo sabes, ¿verdad? ¿Verdad...? ¿Lo sabes? Ese Frente que nombras es realmente meritorio, yo quiero apuntarme. Otra cosa que me da muchísima pena son las águilas de puerta de cancela. Esas águilas de mármol que, orgullosas, hacen como de guardianes de entrada a una casa. Yo estoy buscando a un artesano que haga esas cosas, para que me haga un par de cerditos color rosa que se miren a ambos lados de la puerta, pero que tengan el poder de que cuando un visitante se interponga en su mirada, se electrocute. Sería genial. Y muy divertido. La gente frita en la puerta de casa. Sólo sería desagradable si la gente sigue con esa costumbre de vestir prendas de fibra que, al quemarse, apestan. Por lo demás...
Lo de los cazadores de sonidos no me lo puedo creer, como lo del libro de la Alonsa esa del juez. ¿Es verdad eso?
El enlace, mi querida princesa, es porque nadie explicaría mejor que en tu artículo el verdadero y profundo significado de lo cursi.
Porque si lo sorteamos entre tú y yo, es a mí a quien le cae el sambenito, seguro.
Un beso del tamaño de Logroño.

Kot,
gracias: mi culo es especialmente suave y amelocotonado, además. Lo digo por si te interesara palparlo la próxima vez que tengas ocasión. Y tienes razón, voy mejorando...

Vania,
no estaba esa mañana, pero hoy es el colofón perfecto a un artículo que me va a proporcionar el pulitzer, con bastante seguridad. La canción mola, y estoy intentando convencer a mi banda para que hagamos ese tema como fin de fiesta cuando empecemos a tocar por ahí, porque sería un puntazo.
Con esa cosa que acabas de comprarte, colega, estoy seguro de que más pronto que tarde te estoy oyendo un unplgged sencillito y molón maravillosamente interpretado. Lo estoy esperando, txaball...
Un abrazo y gracias por ser así de generoso, querido Van.

Princesa del Guisante dijo...

Lo de los cazadores de sonidos lo he visto en un telediario, lo cual tampoco garantiza que sea cierto, pero sacaban a los señores acercando un micrófono al bosque y tal...
Sobre los adornos de jardín, yo pensaba que los flamencos rosas sólo existían en el mundo de los sims, pero me he fijado y aparecen en muchas series; y vi hace tiempo, no recuerdo dónde, un jardín que además de enanitos tenía una blancanieves, un bambi... una orgía, en realidad.
Yo, por mi parte, jamás tendré un enanito si no es el enanito «bienbenido», porque con él fue atracción a primera vista.

Un Fosforo dijo...

Hola hombre.

Yo en particular estoy en contra de la gente que apoya a la naturaleza, si.

Y con esta frase voy y me quedo tan pancho.

Y además, odio cordialmente a Al Gore. Y no porque sea un a modo de apóstol de la religión esa que se ha inventado, con el único fin de ganar mucha pasta, no.
Le odio porque es un plasta.

Ya, dirás, y tú también eres un plasta amigo Fosfus. Lo sé, yo también soy un plasta pero no se me ocurriría nunca llevar botas camperas con traje.

Claro, eso si eres presidente de EEUU está admitido. Además te pueden visitar tus otros amigos presidentes de otros países y poner los pies en la mesa, pero nunca si no lo eres. ¿Entendéis amiguitos?
Nunca os pongáis botas camperas con traje y corbata.

La naturaleza, por otro lado está bien como está. Y no hace ninguna falta que aparezcan personajillos dispuestos a defender el requesón de jabugo o la mantequilla de cerdo ibérico.

Al final, como pasa en tu sierra del sostén, lo importante que nos ofrece el campo es lugar para el esparcimiento y el buen folgar. Pero si lo llenamos de Grinpis, ni de coña.
Cualquier día sale algún listillo recaudando pasta para defender la libertad de la alergia al polen de plátano de ciudad. (Un árbol ciertamente cabrón, por cierto)

La canción no soy capaz de escucharla, así que ya puedes pasármela por correo amiguete. ¿Vale?

Y ¿Porqué no puede escucharla?, te preguntarás.
Pues porque sigo de baja.

El lunes fui a trabajar como un buen empleado con la idea de tomar un avión al día siguiente porque daba una conferencia en Portugal.

A lo largo del día se me fueron hinchando las manos y llenando de ampollas hasta el punto que me acojoné tanto que salí corriendo al hospital a última hora de la tarde.

Resulta que no ha sido un ataque de alergia sino un virus pertinaz que he cogido en algún lado y que me ha provocado algo con un nombre muy raro y largo que, según las estadísticas, tiene una ocurrencia de 1 sobre 1.500.000 de personas.

Ahora ya estoy mejor pero nunca me he sentido tan mal.
Además, lo de estar en casa está bien. Pero si no puedes jugar con tus hijas porque estás hecho polvo ni darte un garbeo con tu chica porque no puedes apoyar los pies en el suelo de la cantidad de ampollas que te han salido, para alguien tan inquieto como yo es un suplicio.

Bueno. Si algún día quieres que cojamos un tractor y pasemos por encima de todos los jipis que han acampado en el pueblo, me avisas.

Un fuerte abrazo caballerete.

Un Fosforo dijo...

Se me olvidaba.

Magnífico culo.

Siempre he sido un defensor del culo, mucho más que de los pechos o, incluso, del tan fino y depilado pubis.

El culo dice mucho de quien lo lleva, sobre todo si se lleva con elegancia.

Y, algún día, todos los culos serán así.

Wolffo dijo...

Guiss,
es alucinante, en serio. ¿Como puede ser que haya gente así de mamarracha? Y lo que es peor, ¿cómo puede haber en los telediarios mequetrefes que piensen que eso deben compartirlo con los demás?
Un amigo mío distribuía, al azar, enanitos, mesas chipendal, tresillos coloniales y estatuas griegas en su propiedad. Su casa es una pesadilla para los sentidos, pues es una pareja "experta" en aromaterapìa y perfumaban los distintos "ambientes" de su casa con esencias adecuadas a cada rincón. El cóctel terminaba con una adicción enfermiza al chill out. Eso sí, ambos cocinan bien y su casa es un buen sitio para llenar la panza, eso les salva.
Me encanta, también a mí, bienbe. Suerte la tuya, oyes...

Fosfus,
En primer lugar, amigo, menudo susto, ¿no? Lucha contra el puto virus y véncelo, por dios, y danos noticia de la batalla y de cómo doblegaste al capullo máximo. Hago votos por tu pronta recuperación, amigo mío y te mando por correo eso. Eso es la canción, aunque un poco más comprimida, para que no pese so much.
¿Tú das conferencias? Mola tener amigos conferenciantes, es como salir con una mujer con sombrero, te da categoría.
En cuanto a tu comentario, amigo, te diré que casi, casi, estoy de acuerdo con todo lo que dices, excepto con un par de cosas.
Lo primero en que seas un pesado. No, por dios. Pesado es AL Gore y todos los pelmas de los Al-Goreros que en el mundo medioambiental hay.
La otra es lo de las camperas y el traje: yo lo he hecho, y no creas, das la nota y es bien divertido. Yo es que con traje me siento como un cerdo con tutú: incómodo, ridículo y fuera de lugar. Además, los zapatos no me gustan. Me gustan las botas, las deportivas y las alpargatas, esos son mis 3 calzados. Ponerme un traje es un trance para mí, pero lo paso mejor, lo soporto un poco mejor si me olvido de los zapatos. Antes cuando era pequeñito, llevaba John Smith negras, pero luego Milikito tuvo la misma ocurrencia en Vip Noche (dios mío, y después de eso, ni cárcel ni nada, y hala, con un canal para él y sus amiguetes...) y desistí de esa fórmula. Entonces, empecé a acompañar las tres veces al año que me ponía un traje con mis viejos botos de Valverde del Camino, y así sigo. Ahora que sé lo de AL Gore, igual me lo pienso, pero solo me quedan alpargatas como opción outsider. Alpargatas con calcetines... hmmm suena bien.
Con respecto al culo... perdona la autocita, pero ahora que tienes tiempo, puedes leer este ensayoque escribí hace tiempo y que da fe de mi mucha admiración y preocupación por lo que es el culo como concepto filosófico.
Ponte bueno, majete.
Un abrazo enorme, sin complejos.

fantasma paraíso dijo...

A mi hermano pequeño, que tuvo un época más ecologista y concienciada, yo le inventé un partido político que se llamaba «Amnistía para las Sandías» (adviértanse los colores de la sandía por fuera y por dentro), y le escribía soflamas y arengas. A una amiga que también andaba muy preocupada por el ahorro de agua y la ecología, y que además era bastante feminista a la vez que trabajadora de multinacional y ama de su casa, le escribía (con periodicidad indefinida) un «Boletín de Noticias» al que llamé «Amas de Casa para el Progreso», en el que mezclaba consejos marujiles y de conservación del medio ambiente (ella me odiaba por hacerlo, pero se reía).

Te cuento todo esto para que veas que yo también soy un tipo que me preocupo por el entorno, amo a los bichitos, y cierro el grifo mientras me cepillo los dientes.... Y que, básicamente, estoy de acuerdo contigo en que los ecologistas son muchas veces un auténtico coñazo.

Como está de moda lo apocalíptico, nos fríen con mensajes de que nos estamos cargando la Tierra, y los ecosistemas diversos, y los mares, y los ríos, y que el planeta se está cogiendo un calentón que va a reventar. Que somos unos irresponsables por el mundo que vamos a dejar a nuestros hijos. Y sí, vale, todo eso está muy bien y tendrán mucha razón, pero para Apocalipsis la de siempre, la buena, la de la Guerra Fría: ¿es que hay alguien tan ingenuo que se crea que por mucho que agujereemos la capa de ozono a golpe de desodorante ese va a ser el final de nuestra civilización? ¿Y que contaminaremos todos los ríos hasta morir de sed?... Pero amigos, ¡si ya se inventó la bomba atómica! Más nos valdría pensar qué estaremos haciendo en el momento en que estalle el Gran Hongo (que poco importará si nos pilla en la ducha o en la bañera).

Tampoco me tomes por un desaprensivo. Yo he decidido reciclar vidrio y papel. Habida cuenta de la cantidad de propaganda y de cartas de los bancos que se reciben, así como de las botellas que se consumen tras una cena con amigos (cosa habitual en mi casa), creo que con esto estoy haciendo una gran contribución al Planeta.

Y sí, ya se que lo correcto es tener no sé cuántos cubos de basura de diferentes colores, hacer compostaje para abonar, y no tirar de la cadena cuando se hace pis. Pero, francamente, muchas de esas cosas son una guarrada . Y que Al Gore me perdone.

linmer dijo...

Podría comentar una por una todas las frases célebres de este ensayo tuyo (lo repito, es un ensayo) o mejor aún, un manifiesto silencioso, de los que denuncian sin dar el coñazo con cuál es tu posición, cosa bastante evidente cuando se exhibe un manifiesto, por tanto, ridícula.

Pero no lo haré, porque al menos hay una por párrafo y porque estoy un poco vago... Me ha encantado lo de las ONG absurdas, inventando excusas para vivir a cuerpo de rey y, encima, provocando peores consecuencias que las causas que quieren evitar.

Lo de las vacas, los cuervos y los peajes, aplicado a casi cualquier problema parece ser el pan de cada día en algunas empresas...

La canción, te cuento ahora que ya la he escuchado, me parecen geniales las voces, la tuya vamos. La única crítica, que creo que es a la canción y no a tu versión, es que yo potenciaría un poco más esa guitarra, que vale que la gracia de la canción sea que la voz predomine, pero parece que le falte algo, es casi a capella mucho tiempo, demasiado, pierde el hilo conductor...

Evidentemente, esto es la humilde opinión de alguien que no tiene ni idea de música, pero es lo que creo, y como te había prometido un comentario largo, pues te suelto aquí el rollo, en plan kodak (chiste que pierde significado por culpa de las cámaras digitales).

Total, que genial el texto y que me gustan especialmente las voces de esta canción.

Un abrazo, amigo.

Wolffo dijo...

Hi, Fantie!
¡Cuánto de bueno en leerte! El de las sandías, ¿era Ja o Jo? (dios, ¡qué truco más malo para ver si, al fin, te descubres...!). Sería bello recuperar esas soflamas. La jerga neojipi está llena de hallazgos léxicos. ¿Qué te parece lo de los cazadores de sonidos que decía Guisantilla? El boletín de noticias ese también promete, pero más dentro de un ámbito más políticamente correcto.
Quiero aclarar que yo no derrocho agua, ni tiro el aceite del coche a la tierra, ni paso de los contenedores para reciclar, ni nada. Me preocupo de separar los restos orgánicos de los envases; estos de los papeles, los vidrios... El aceite usado (y las pilas) lo tiro a su contenedor correspondiente y llevo la electrónica escachrarrada a su correspondiente punto limpio.
Uso los hierbajos como abono natural para que al año siguiente me salgan nuevos y más vivaces hierbajos y, en fin, que no soy una bestia homicida. pero la actitud de los AlGoreros me revienta. Me revienta su ignorancia profunda, y que crean que saben más porque se autodenominan ecologistas. Me revienta su estupidez supina con algunas de las memeces que hacen y lo que más me revienta de todo, es la candidez con que los media acogen, alborozados, cualquier anuncio de inminente desastre. Me revienta que alguien sea tan idiota como para pensar que las lluvias, la sequía, el calor y el frío, la nieve o el fuego, sea todo causado por "cambio climático" causado por el malvado hombre blanco... Recuerda a nuestro presi diciendo, después del Tsunami aquel tan televisivo, "que el cambio climático había causado más muertos que el terrorismo internacional". En fin, no puedo con estas cosas.
Y ver ahora al memo de Al Gore... perdón al listo de Al Gore haciéndose de oro a costa de la estupidez universal y la candidez asombrosa e irritante de los medios de comunicación, me pone de los nervios.
Bueno, eso. Qué lástima me da, a veces, estar de acuerdo contigo, Fantous, con lo bueno que eres discutiendo...
Un abrazo, corazón.

linmerick
Pues, amigo mío, podrías, es verdad... ¿por qué no lo has hecho? no sabes lo que ensancha mi ego con estas cosas, en serio. Yo te agradezco cada cosita que digas, en serio, me encanta cuando hablan de mí.
En cuanto a la canción, el arreglo no es mío, sino de Eagles. A ellos les queda mejor, claro, porque cantan de coña. Para mí, en eso, en cantar a voces, son los mejores; mejor que los Beach Boys, Queen o los Beatles. Son perfectos los cabrones. Te mando el original para que veas... no mejor no te lo mando, que si no, va a dejar de gustarte mi versión. Tienes razón en que el arreglo es raro. Es decir, empieza a capella, luego entra la guitarra y esperas que la cosa siga subiendo (bajo y batería, teclados, más follón...) y derepente se para y se quedan las voces... Es raro, sí, pero a mí me gusta este ¿eeeh... ? ¿qué coño pasa? Pero sí, reconozco que es un poco rarito.
Muchas gracias, mi querido amigo, por todas y cada una de tus palabras.
Un abrazo.

sabelilla dijo...

Joer, qué razón llevas, wolffi... Aquí, como en todo, pasa lo de siempre, que se hacen las cosas sin fuste, leñe. Lo flipo tanto como el Glan Jere.

Y sí, bonito culo. Por cierto, ¿esta sierra también tiene nombre, no sé, algo original, algo así como Sierra Ojete?

Un beso verdadero para un pseudopelma

fantasma paraíso dijo...

Está bien coincidir en algo, hombre, que si no vamos a parecer un par de políticos: ya sabes, que por principio se oponen a lo que digan los de otro partido (un hecho lamentable más de los que les caracterizan). En cuanto a lo que cuenta la princesa acerca de los «grabadores de sonidos» (y que me hacen pensar en los «cazafantasmas» con el consiguiente sobresalto)… Pues que quieres que te diga, que dinero no habrá , ¡pero pa tontás!

Un par de puntualizaciones: la primera es a tu relato ecológico, que está muy bien, pero hay una parte que hiere mi sensibilidad, y es cuando el tractor aplasta al Escarabajo… ¡Aaaaargh! ¡Me duele hasta escribirlo! Es que, verás, yo tengo un Escarabajo, y como a todos los que conducimos estos coches… No sé, les consideramos casi personas. Así que podrías haber puesto que el tractor aplastaba a un Opel Corsa, o a un Twingo, que es la mar de feo.

La otra puntualización es sin embargo para alabarte, y es la que hiciste en un comentario cuando corregiste eso de «solidaridad de género», aunque sea porque Guiss se enfade si no (¡enhorabuena princesa!). ¡Que ya está bien de tanta «violencia de género», harto me tienen con la expresión! Yo por violencia de género entiendo cuando alguien dice que tiene «mucho hambre» o que bebe «poco agua» o cosas así… Porque género es un concepto gramatical y las personas lo que tenemos es SEXO (afortunadamente). Supongo que el error viene, una vez más, del inglés, donde «gender» se aplica tanto a palabras como a personas…

Ah, me he acordado de que yo también reciclo pilas. Aunque estoy empezando a pensar que es contraproducente. Las voy guardando en un bote de cristal en la despensa y cuando me acuerdo las llevo a reciclar, pero lo malo es que nunca me coincide ir a un punto de esos con ranura mínima para meter pilas de modo imposible (a juego con los contenedores de cartón, donde debes meter tu gran bolsón de periódicos en un pequeño orificio más propio de un buzón). El resultado es que, por no contaminar, mi despensa se va convirtiendo en un almacén radioactivo. Cada vez que entro a por algo tengo la sensación de que lo hago en las Fosas Marianas, repletas de desperdicios nucleares.

Y por último, muy bien como siempre tus juegos de voces. Por desgracia escuché a tus «amigos» después de que desvelaras su identidad, así que ya no tuvo tanta gracia (me recordó al anuncio de teleamigos). Lo dicho, geniales tus voces también en la de los Eagles. Y ya puestos…, ¿para cuándo Barbara-Ann?

Un Fosforo dijo...

Magnífica canción.

La guitarra nueva suena fenomenal pero lo mejor, las voces.

Una vez más te lo has pasado de coña grabando y yo, desde este humilde comentario, me rindo ante la evidencia de la genialidad.

Un abrazo algo menos perjudicado que ayer.

There are stars in the southern sky

Mari Rayas dijo...

Bellamente descrita la cosa esa ridícula que tenemos los seres humanos de ser... ay, no sé, pero es que somos tan ridículos a veces... no sé cómo el mundo anda tan alicaído con la cantidad de tonteras que hacemos, si es como para estar todo el tiempo muertos de risa... (mejor no pienso mucho, hay cosas que son para morirse pero no de risa, pero no voy a solucionar nada si me muero...)

Bien, Wolffo... tus postes me encantan, como siempre. Leer todos los comentarios... es una tarea extra. Interesantísima siempre. Hoy estoy perezosa (semana cansadora) así que los leí por encimita.
Y la canción me parece que la escuché antes de que pusieras la foto del culo (no pensé que fuera el tuyo, pero ya veo, ya...)

Y besos, todavía cansados...

Kotinussa dijo...

Wolffis, échale un vistazo a este post sobre los ecologistas que he encontrado por ahí, y te reirás un rato:

http://pordior.blogspot.com/2007/11/men-del-da-de-hoy-los-ecologistas.html

Buen fin de semana y un beso.

Wolffo dijo...

sabelilla
jajajajajajaaaa ¡¿El Glan Jere!? ¡bien dicho, sabelilla! El culo es mío, en condiciones normales no lo diría, lo digo solo porque han sido años de sufrimiento y modelado, hasta alcanzar esa superfecie de formay rexturas enloquecedoras. O sea, no es "mi" culo, claro (¿quén disfruta su culo?) pero es el culo que yo disfruto, eso es o que quería decir.
Un beso verdadero... eso suena genial, pero yo no soy pseudo, sabelilla, soy un pelma a jornada completa. Nunca abandono mi calidad plomiza. Soy asín. Muchos besos verdaderos para ti, mmi queridísima sabelilla.

Fantous,
es verdazz, hombre, tienes razón. Disfrutemos, como dicen los demagogos, de lo que nos une y no de lo que nos separa.
¿Sabes una cosa? después de leer el artículo, con objeto de tenerlo fresco, para contestar a los comentarios, cuando leí lo del escarabajo pensé, ay, Fantous va a sentir una punzada en el corazón, porque recuerdo que me comentaste lo de tu coche en el video de My back pages. De todas formas, me refería, más que a un escarabajo, a un New Beetle, posiblemente amarillo o descapotable, incluso. Es precioso, pero es como... no sé, ahora, por ejemplo, sale otra vez esa furgoneta VW tan jipi... pero claro, con 3 millones de caballos, climatizador para cada asiento, GPS interno que te ayuda a buscar el mechero... con todo, no?, y en lugar de ser una fregoneta popular, al alcance de cualquiera, es un superlujo para nostálgicos. A eso me refería.
Guiss es una mujer extremadamente inteligente y perspicaz. Y me gusta hacerle guiños constantes que, a veces, son chistecitos privados, pero otras veces no, son referencias a escritos suyos que son, siempre geniales. Imagino que ya la has visitado, pues sus comentarios llaman la atención de las personas sagaces, pero si no lo has hecho, no te pierdas sus postes, porque son de primera.
En fin, Barbara-Ann está esperando a que me atreva. Lo cual no quiere decir que eso vaya a pasar pronto. Ya me gustaría. Hasta los Who, nada menos, lo intentaron sin demasiado éxito... En fin, F., un abrazo fuerte.

Fosfus,
la canción es genial, en eso llevas razón. He tratado de buscarla para que la vieras en YouTube y hay multitud de versiones, pero la de Eagles no tiene video, solo una especie de ilustración muy country y bastante fea a modo de foto fija. Así que me lo ahorro. Bueno, my friend, me alegra de verdad el que vayas mejorando, en serio. Un abrazo fuerte y a seguir en ello.

KotiMari
Lo tengo apuntao pa después del tuyo y el de Guiss nuevos. Besos pa ti y que hayas disfrutado el finde... y lo poco que queda.