martes, septiembre 18, 2007

A fe mía, Herr Schumacker, que os conducís de manera ciertamente desafortunada (relato sucinto del pívot razonable)

Feelin' groovy (the ZP song)


Esta es una de esas de Simon & Garfunkel, de cuando los conocíamos como Simón y Garfunkel, y no Sáimon and Gárfankel. En realidad, su título completo es The 59th street bridge song (Feelin' groovy) La canción del puente de la calle 59. La versión que hago yo es vaga: solo guitarra y sin oír la original, para no tener que pasarme horas copiando la imposible melodía que suele hacer Garfunkel al cantar. Es de otra galaxia, el tío. Así que he puesto las voces como me ha dado la gana y bueno, no es tan buena como la S&G, pero no está mal. Yo le cantaba esta canción a mis hijos cuando bebés, mientras los dormía aúpa y marcaba el ritmo con cariñosos y paternales cachetes en su dodotis. Es una gozada para cantarla, si vas leyendo la letra. Le dedico esta canción al presidente del gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero, del que lo mejor que puedo decir es, simplemente, que no es el tipo que más suerte da del mundo. La cosa está equilibrada: una canción sencilla para un hombre simplón. al final, para demostrar que grabo en condiciones caserillas, se oye que me llaman al móvil. Y al oír el tono verás que yo también soy simplón para las melodías del teléfono y eso.
Ya sabes, aquí, la puedes bajar:


Es de honor detallar, con palabras justas, lo que aconteció el domingo en la gran batalla y cómo su presencia fue decisiva, una vez más, en el resultado final de la contienda. Vimos aparecer cineastas, futbolistas, actores, cantantes, políticos, meretrices, cabronzuelos, ingenieros y pastores, niños y drogadictos, ninfas y obesos repartidores de palomitas, gente de buen olor y otras personas sin rasgos sobresalientes. Gentes sencillas que acudían a ver proclamarse campeones a sus soldados más aguerridos, más valerosos y más... vamos a nosotros.

Estábamos listos para la Gran Victoria Final; nuestro pensamiento era solo la derrota del enemigo como lo había sido en todas las batallas anteriores. Todas saldadas, por cierto, con sendas arrolladoras victorias.

Soy el Pívot Razonable, aquél al que todos buscan en momentos de angustia, cuando la desazón contagia sus corazones encogidos y sus cojoncillos alegres y dudosos quieren salirse del culotte.

Oh, Pivot Razonable, me dicen, guíanos con tu luz, y yo les guío. Y Pepu me consulta, porque él es muy de consultar, y me dice oye AarPi, te consulto tal o te consulto cual. Porque Pepu, como todos los que quieren demostrar que saben de baloncesto, dicen basket y usan expresiones americanas, como AarPi (erre-pe, en americano, iniciales de Reasonable Pivot)

Llegó al hotel de la concentración un motorista de Moncloa, con una vieja Sanglas 400, hermosísima, toda negra y cromo, y me entregó, como líder de nuestras huestes, una nota que advertía: Herr Schumacker piensa asistir, en primera línea, a la contienda y quiere desearles a todos, y especialmente al Pe-erre (el presi no habla inglés) toda la suerte del mundo y que si hubiera Championlís de baloncesto, ahí estaríamos.

Tan cariñosa y torpe nota, claro, cayó en saco roto. No pensaba decirle a nadie que el gafe mayor que en el mundo ha sido iba a venir a fastidiar el asunto. Pero mi cordón sanitario de nada sirvió. Paul GasOil, nuestro mejor hombre, y el más indisciplinado, haciendo caso omiso de mis indicaciones, se había llevado el móvil de matute y recibió la noticia mediante un sms de Moncloa.

De modo que no les dije a los chicos que el presi venía a vernos y salimos al campo henchidos de valor, confianza y buenos augurios.Empezamos ganando y todo indicaba que al final, celebraríamos la Gran Victoria sin ninguna duda. Y eso a pesar de que Paul GasOil, nuestro mejor hombre, y el más gilipollitas, estaba de lo más fallón. Pero los demás iban anotando y sujetando el resultado.

Llegado el descanso, mientras meábamos y todo eso que no se ve en la tele, aparece en el vestuario Mr. Bean, con su ceja picuda y su sonrisa yatedigo, para decirnos chicos, lo estáis haciendo muy bien, y confío plenamente en vosotros.

El terror apareció. Nadie dijo nada, pero en los rostros de los nuestros, antes altivos y vocingleros, retadores y descuidados, apareció la sombra del miedo, la incertidumbre y algunos, los más jóvenes, lloraron abiertamente.

La cosa fue a peor cuando los árbitros decidieron que hombre, podían poner un poco de emoción en la cosa si daban un poco por culo a España. Pepu me consultó, cagado de miedo, cuál debía ser su próximo paso. Dile al presi de la federación, le dije con determinación, que pille un bate de béisbol y amenace a los de gris con abrirles la cabeza. Dicho y hecho. Los de gris, ante la amenaza, empezaron a comportarse y entonces, cuando iban a pitar una falta justa de GasOil, saltamos todos a protestar y allí apareció Schumacker, el Pacificador, que vio en la monumental gresca una oportunidad para pasar a la historia, pidiendo diálogo y sosiego (momento que recoge la fotografía. Por cierto en la fotografía se advierte, también que soy altísimo y que la barba me queda super, super bien).

Fue el fin. Todos empezaron a jugar con calma y sin nervios, dialogando con los siberianos y todo eso. Entonces, ellos, dijeron que sí, que vale y le quitaron la pelota de las manos a Jimeno, el Extraño Calvo, mientras éste intentaba dialogar con un ruso, y metieron una canasta. No importa, coño, ganamos de uno y queda menos de un minuto. Así que alguien le dio la pelota a GasOil, a pesar de que había jugado el peor partido de la historia, y este empezó con un bota bota mi pelota mi papá me compra otra y vino un ruso diciendo que él estaba dispuesto a dialogar y se la quitó. Pero de dialogar nada, colegas, que salió corriendo y la tiró allá arriba y entonces apareció un negro zumbón que no era ruso ni de coña, a mí no me engañan, que saltaba como un canguro y metió una canasta a falta de dos segundos.

Herr Schumcker convenció, sólo dios sabe cómo, a Pepu de que le dieran otra vez la pelota a Paul GasOil para que tirara el último cartucho. Y lo tiró, dios sabe que sí... a la remanguillé, claro, y falló.

...

¿Por qué fuiste, José Luis?





----------------
Listening to: Ketama & Antonio Vega - Se dejaba llevar por ti
via FoxyTunes

38 comentarios:

fantasma paraíso dijo...

«Ella vive en una casa junto al río. Y yo envidio a su gato». Recuerdo que ésta era la frase con la que terminaba un relato que escribí hace tiempo para una chica que, en efecto, vivía con un gato y cuyos favores yo trataba de obtener (los de la chica). El animal era un felino gordo y cabrón con el que cruzaba miradas de odio cada vez que iba a visitarla a aquella pequeña casa con dormitorio abuhardillado. Al final la cosa se fue diluyendo (no sé si por culpa del minino) y el río, la chica y, por supuesto, el gato, quedaron olvidados.

Tiempo después, conocí a otra chica que también tenía un gato. Entre medias conocí a otras, claro, pero es que precisamente ésta —y a pesar del gato— resultó que me gustaba mucho y me fui a vivir con ella. La gata se llamaba Towanda y era una hembra de armas tomar (las dos lo eran), que desde el primer momento me dejó claro que ella había llegado primero y yo no era más que un intruso advenedizo. A mí ni que decir tiene que los felinos no me gustaban nada, no me fiaba de ninguno, y además estaba harto de que se inmiscuyeran en mi vida amorosa. La guerra fue dura y sin cuartel; por la noche saltaba a la cama, me arañaba los pies, y a mí me daba pánico levanterme a hacer pis por si me atacaba aprovechando la oscuridad. La agresión física por mi parte quedaba descartada, ya que me haría perder puntos con la dueña del animal, así que sólo me quedaba un recurso: resistir. Y eso hice. Me atrincheré en aquella casa y en aquella cama y al grito de “¡no nos moverán!”, soporté arañazos y maullidos. Un buen día la gata, comprendiendo que yo no me rendía, desapareció sin tan siquiera despedirse de su ama, la muy ingrata.

Tras un año de paz, nos ofrecieron regalarnos una gatita recién nacida. Mis recelos fueron inmediatos, pero entre la mirada de los ojos verdes de aquella pequeña bola de pelo, y los de la chica con la que yo seguía vivendo y que me seguía gustando un montón... Pues eso, que accedí. A la gata le puse de nombre Warhol y me dispuse a lo peor.

Sin embargo, y para mi sorpresa, resultó cariñosa —sin ser pesada— y a pesar de su condición de gata callejera se convirtió en un bonito animal de pelo largo y andares elegantes. Aprendimos a llevarnos bien y seguimos juntos desde entonces.

Te cuento lo anterior para que veas que yo, como la mayoría de la humanidad, también desconfiaba de los gatos. Era un tipo normal, que creía que el mejor amigo del hombre era el perro y cosas así. Pero pronto me di cuenta de que los perros no son más que animales simplones que van todo el día soltando babas por ahí, meneando la cola y poniendose muy pesados cuando llegas a casa o vas a casa de un amigo que lo tiene (la variante de los que no se ponen pelmas es peor, porque te muerden). Una lata, en fin, que se pasa el día pidiendo comida y cuya máxima aspiración es que le tires un palo para ir a recogerlo. Pero los gatos..., amigo, eso es otra cosa. Son listos, limpios, independientes, si ellos quieren cariñosos, y si no que te den. Tú no escoges a un gato, él te escoge a ti.

Se me quedan muchas cosas en el tintero, pero no quiero resultar pesado. Sólo decirte que el pruno en realidad también me escogió a mí, porque lo planté para sustituir a uno que tenía y que lo tiró una nevada hace un par de inviernos. Y sí, crece en un jardín. ¿Y tú?, ¿el ejército ese de mandarinos que estás entrenando dónde lo guardas?, ¿en el sótano? Porque miedo me da, que parece el sótano de una novela de Stephen King con mandarinos asesinos acechando. Por si acaso —y parafraseando a los Ramones—, si alguna vez voy a tu casa, «I don’t wanna go down to the basement».

Kotinussa dijo...

Esta es una de esas canciones que llevaba como 20 años sin oir. La había olvidado completamente. Me ha encantado recordarla.

En cuanto al post, te diré que te veo fuera de lugar en el baloncesto, porque cualquiera que tenga ojitos se da cuenta de que los tíos más buenos están en los equipos de voleibol. Están tremendos. La selección griega es para comérsela enterita. Y en la selección española hay uno que me vuelve loca, aunque ya juega poco. En cambio, los jugadores de baloncesto resultan desproporcionados, torpones.

En serio, hazme caso, pásate al voleibol, que allí no desentonarás.

Joyrider dijo...

El equipo de "baloncesto", mexicano es una mierda, ya quisieramos tener a cualquiera de los jugadores de España.

Buena canción, no conozco la versión original pero la tuya es bastante buena, a ver si luego consigo la de Simon&Garfunkel.


Hasta luego.

Wolffo dijo...

Wolffo, tío,
he entrado esta mañana aquí con la esperanza de que nadie hubiera entrado a leer el post, porque me apetecía borrarlo. Así de poco contento ando con él. Ya sé que muchas veces escribo gansadas, pero la de hoy me resulta especialmente irritante. A ver si la próxima vez, lees lo que escribes antes de darle a "publicar". Gilipollas.

Phantom
gracias a comentarios como este, no puedo borrar este post, no sé si felicitarte, agradecértelo o cagarme en tu calavera, compañero.
Yendo al busilis del asunto, Fantie, ya sé eso de los gatos. Su supuesta independencia como valor, su cosa de que, a diferencia de los perros, ellos deciden si te quieren o no, en contraste con el amor incondicional de los perros... Vamos, hombre, a parte de una posse que queda bien en las fotos, decir eso es como decir que es mejor comer mortadela, porque una de cada cien veces te sabe genial, en lugar de jamón ibérico que, menudo aburrimiento, siempre está sublime.
No me gustan los gatos, aunque conocí a uno que no estaba mal, que se llamaba Yonki, aunque tampoco es que me volviera loco. En la última ofi en la que trabajé había una gata, Nika, creo que se llamaba (tiene su post, claro, de los primeros tiempos) que mira que yo la ignoraba cordialmente, pero ella no dejó de odiarme ni de bufarme ni un solo día de su vida.
En cuanto a mi casa, a la que me encantaría invitarte cuando quieras, no tiene jardín. Está en Valdemorillo, y tiene un pedacito de campo tal cual, bastante agradable, en realidad, en el que, en vano he intentado plantar cosas. Necesita más atención de la que puedo prestarle. Los mandarinos, por ahora, están en macetas, hasta que sean más fuertes y grandes y sean capaces de soportar las heladas. O hasta que construya un muro orientado al sur, como me aconsejaba Ararat.
¿Te suena a ti de algo eso del verano de Simón y Garfunkel? Porque tú, que yo sepa, fuiste uno de los que sufriste ese cassete en la piscina todo el día... (patético intento por retomar la identificación no concluida del fantasma...)
Y por cierto, y a propósito de las cosas que quedan en el tintero: sólo trataba de provocar que, como tú equivocadamente dices "resultaras pesado" (en realidad resultas muy divertido, tío), es decir que sigas, tío, que sigas...
Un abrazo.

P.D.: Imagino que leer ese relato que acaba tan maravillosamente queda fuera de todo debate, pero, ¿sería posible?

KotiMari
Te aseguro que yo no soy desproporcionado, a pesar de los 217 cm que levanto del suelo, como tú misma comprobaste. Soy un prodigio de proporción y buenas hechuras; como los productos alemanes, estoy bien terminadito y doy muy buenas prestaciones en todos los campos.
Además, te prometo que también soy un excelente jugador de balón volea, como decíamos in illo tempore y que los más grandes equipos trataron de ficharme en su día y aún hoy, recibo copiosas ofertas (¿copiosas...?) de estados comunistas (China, Cuba y sitios así), que para eso sí tienen pasta, para que dirija sus equipos nacionales. Pero... paso. Desde que apareció el voley playa, ese deporte ha dejado de tener valor valor estético y moral, para mí. Un deporte en el que se toleran las gorras con visera ni es deporte ni nada...
Besos, Koti, y gracias, como siempre.

Joyrider,
Bueno, lo del equipo nacional, lo arreglamos cuando quieras... nos ponemos tú y yo, y en un par de semanas, hemos despabilado al equipo, ya verás.
El tema original es muy bueno, pero muy simploncito. A mí me encanta y es, desde luego, mil veces mejor que mi versión.
Un abrazo y gracias, amigo.

Kotinussa dijo...

Precisamente porque comprobé tus buenas hechuras es por lo que te digo que no encajas en un equipo baloncesto, donde todos parece que están mal hechos (y algunos hasta fofos). Un Apolo como tú sólo puede estar en un equipo de voleibol o en el frontón de un templo griego.

Wolffo dijo...

Koti,
estábamos comentándonos mutuamente casi al mismo tiempo...
Qué amable eres, pero debo decir, para los escépticos, que tiene más razón que una santa. Estoy pa comerme.

Un beso, Koti.

ararat dijo...

Qué disgusto el domingo! no sabía que estaba ZP, cuando le vi me entraron los siete males y mis temores se hicieron realidad.
ZP es un tipo con suerte, pero para él mismo, a los demás nos jode vivos.
ZP GAFE

Princesa del Guisante dijo...

Yo tuve un mal pálpito al verle, es que no puedo remediarlo; intenté convencerme de que no, y en los dos primeros cuartos mentalmente me reprochaba mis prejuicios y todo eso, pero al final, zas. Además de ayudar a conseguir la plata, en la sexta una ¿periodista? ¿entrevistó? a Rodríguez, según ella experto en baloncesto "porque jugó en su juventud". Que sería más experto si hubiese jugado en el joventut, digo yo, pero sí tiene esa pinta desgarbada tan propia de los que comparados con sus compañeros de cole sólo son más altos. No puedo recordar lo que dijo porque me pierdo con las obviedades tipo para ganar hay que meter más canastas que el otro, y además quería ver si la ¿periodista? terminaba goteando como la vecina de Buch o sería capaz de contenerse; no puedo asegurar que dejase charco porque no enfocaron al suelo, pero es fácil que sí.
Por lo demás, lo pasé mal en el partido, y me da pena que fuese el que peor jugaron, pero... bueno, son campeones del mundo y subcampeones de Europa. Y sobre todo, parecen un equipo de verdad.
Claro que si a mí me ha costado dos días aceptarlo y tuve hasta el sueño revuelto el domingo, no quiero ni pensar cómo estarán ellos.
Esto de contestarte desde el trabajo no me deja escuchar tus canciones, así que tendré que dedicar un fin de semana a recopilación de las que llevo atrasadas. En cualquier caso, ninguna me parecerá nunca demasiado simple para Rodríguez, aunque a mí sólo me apetece dedicarle cosas tipo "el unicornio azul" o "alfonsina y el mar" o "al vent"
Un montón de besos.

Ararat dijo...

Princesa ¿ZP experto en baloncesto? jajajaaa
Voy aplicar el mismo sistema a mi persona, yo pasé dos años en la Federación Española de Rugby, eso me convierte automaticamente en experto en rugby ¿no?

el_Vania dijo...

¿Qu

Marimantix dijo...

No es que yo sea de las escépticas, pero ¿cómo que no te han comido ya???. Cachis, ah ya, no me contestes, que te regeneras para que todas podamos probar.

Una cosilla de aquí a marzo vamos a tener zapatos, música y relatos¿¿?? si es que ya ni nos dejan ser ácratas, que diga ácaros con dignidad.

Un Fosforo dijo...

Yo, la verdad, pensaba ver el partido. Qué digo ver el partido, pensaba ir al campo. Qué digo ir al campo, pensaba jugar y destrozar a esa panda de rojos que son los rusos.

Pero al final cambié de opinión, viendo que ZP asistía al evento, decidí no asistir, ni verlo, ni oirlo ni enterarme de cómo había quedado hasta el día siguiente en la radio del coche.

Lo mejor de todo es ver cómo ha pasado Gas-oil de ser el héroe nacional a decir en la radio (unos sesudos comentaristas) "es indecente que se empeñen en llevarle siempre a la selección, cuando no es ni mucho menos de los mejores que tenemos. Y seguro que se empeña Pepu en llevarle a Japón".

Yo alucino.

Al final, lo mejor va a ser llamar a Harvey Keitel en su papel de lobo en Pulp Fiction para que solucione el problema.

Abrazos a tutiplen.

Un Fosforo dijo...

Hola.

Otra vez aquí.

Cuando iba a ponerte verde porque no era capaz de escuchar la canción, va y sale.

¿Debo decir que me corroe la envidia?

Pues lo digo.

Otro abrazo.

Wolffo dijo...

Ararat,
Es verdad, tío, es una especie de papel secante con la suerte. Llega a un sitio y la que haya, se la queda él, y a los demás empiezan a pasarles cosas malas. Porque aunque no te pase nada, mira que es mala suerte que, con lo grande que es el mundo y con la de gente que hay, tengas que estar, justo, al lado de un cretino... Abrazos, baby.

Guisanttèese,
afortunadamente, me perdí la ¿entrevista?, pero creo que la plumilla tenía razón. Sé de buena tinta que es un experto en baloncesto y que dio instrucciones precisas a ciertos operarios en la elección del color de las rayas de cierta cancha que hubo que acondicionar para que él, elegantemente, se hiciera un esguince cuando intentaba correr botando la pelota al mismo tiempo, un ejercicio sumamente complejo para su mente aplanada.
Claro que sí, que hemos de estar contentos con este equipazo, especialmente con labor del número 4, el de la foto, ese hombre atractivo de barbita y ojos del color del cielo de Madrid. ¿Que no...?
Todos tenemos pecados confesables, Guiss. A ti te gusta Calamaro y yo flipo con Alfonsina y el mar. Y bueno, que perdiéndote mis canciones, no te pierdes gran cosa, sólo las mejores interpretaciones de música contemporáneas que se pueden escuchar hoy día, muerto John Lennon.
Mogollón de besos.

Ararat
Y yo, y yo... yo soy experto en trastornos del sueño, porque hay mogollón de días que duermo fatal.

Vanitas
Te han pillado, ¿eh? jajajajajajaaaa

MariMantix
Me pasa como a las lagartijas: me pillas el brazo y te lo quedas y a mí, pues eso, me crece otro. Por eso todas quieren esa parte de mí, pero con eso tengo yo más cuidado, porque el ratito que pasa hasta que, de nuevo, me crece, grande y bello entre las piernas, tengo una sensación como... rara.
No, no creas que zapatillas nos va a acompañar siempre, es que le tenía ganas por las dos últimas, pero ya me calmo.
Seamos ácaros, mantix, seamos ácaros y que el mundo siga su curso.
Un beso gordo.

UnFos
La verdad es que se pasan un huevo, pero ya sabemos el nivel del periodismo deportivo español: subterráneo.
El domingo tuvo un día espantoso, es verdad, pero bueno, ¿quién no? aparte de mí, que soy prácticamente perfecto, quiero decir.
Un día, cuando dejes de tener hijos y cosas de esas, te tienes que venir a casa y pegarnos una buena sesión de música, guitarras acústicas, cerveza y todo eso.
Un abrazo, amigo.

el_Vania dijo...

Joder, no se ha publicado el comentario... no me han pillado ni nada por el estilo.
Te decía que qúe carajo tiene que ver la presencia del presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero con la derrota de la selección nacional de baloncesto?
Tal vez los jugadores de la selección se pensaban que sería como todos los días, pasar como un rodillo sobre los rivales, o tuvieron un exceso de confianza, o cayeron en la autocomplacencia... o simplemente no tuvieron la noche, joder.
Al Barça en la final de parís de hace año y medio, sí que le dio suerte.
Pobre Zapatero... haga lo que haga, siempre criticándolo. No es justo.

Princesa del Guisante dijo...

Ararat, yo también soy experta en baloncesto, como Rodríguez, sólo que yo es vía antiguos novios... :P También te digo, seguro que Rodríguez sabe más de baloncesto que de economía
Wolffo, el atractivo del cuatro incluso eclipsa su excelso juego, que ya es eclipsar.
Lo de Alfonsina y el mar lo superaré porque así cuando me riñas por lo de calamaro y lo de sabina yo podré, para sentirme mejor, pensar: bueno, él tampoco es perfecto :P

Wolffo dijo...

Vanitas-Vanitatis
es que parecía que habías empezado a comentar y, lo típico, que viene el jefe y zas, le das a enter sin querer y tal... Pero bueno, retiro mi ofensiva suposición, tranki, tronki.
¿De verdad crees que no están directamente imbricados un hecho y otro? La culpa es de Zapatero. No tenía que haber ido, porque gafa loetalmente al mundo con su presencia. Con el Barça, pasa igual. La culpa es de ZP. Que gane el barça es una desgracia, es mala suerte para el resto del mundo, excepto para los culés, que son muy raros (ahí tienes a ZP). En realidad, sí que es justo criticarlo. Es lo único justo de todo esto. Haga lo que haga debe estar expuesto a la crítica, pero yo no le critico. Lo mío es inquina, porque me cae de culo. No soy objetivo, porque me parece una desgracia que un zoquete de este calibre sea, nada menos, que presidente del gobierno de España. Me da vergüenza que un tipejo de tan escasa altura intelectual y moral me represente. Esto puede que no sea justo, Vanitas, pero es solo un post, dentro de un insignificante blog. Nada menos. Un abrazo, compungido campeón... por cierto, ¿no serás culé, además de progre, verdad?

Guiss
hmmm... este cuatro es un gran partido, pero va a tener que ponerse serio contigo. Calamaro, pase. Es sólo un bobo que canta con cierto garbo. Pero, ¿Sabina? ¿Qué tiene ese farsante que tiene engañado a todo el mundo, en especial a tantas personas inteligentes y juiciosas? A ver si el que está equivocado soy yo...

Wolffo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
el_Vania dijo...

Pues sí, Wolffo. Soy Culé, y progre.
Y a mucha honra, además.
Saludos...

Buch dijo...

La narración de los últimos instantes del partido es genial. Hasta emocionante diría yo. Se revive. Yo sufrí mucho viendo la final aunque esta vez no dije tacos (hostia, joder, coño )como otras veces he hecho, porque me gustó la selección y entiendo que en deporte bla bla blá.
Diré más, hasta me gustaron Andres Montes y López Iturriaga, aunque no tanto Epi, que es más sosote.

De ZP, en cambio no voy a decir nada, porque también me cae fatal. En cambio, mira tú, mi vecina Marta "Goteras" me cae de cojones. Y además como amiga, no mezclemos aquí historias que no deben mezclarse.

Por último, no quisiera irme de este blog tan bla bla blá sin decirte que el sitio de la mandarina es por debajo del melocotón, la fresa, el plátano y elalbaricoque, y por encima de la peladilla y el níspero. Ni más, ni menos.

Besos.

Wolffo dijo...

Vaya, vaya... Vanitas,
De modo que nos enfrentamos a un caso doblemente peliagudo. Ser progre ya es bastante desgracia, pero si le sumamos a eso ser del Barcelona... uf, me preocupa mogollón, en serio. He llegado realmente a apreciarte y ver cómo te deslizas por la senda de la perdición y el vicio más descontrolado. Y encima, declaras que lo eres "a mucha honra"...
Bueno, macho, en serio: si algo te ha molestado, lo siento de verdad. Pero no hay tomarse estas cosas tan a pecho, hombre.
Un abrazo, rey.

Wolffo dijo...

Buch,
yo también sufrí, tio, pero por puro patrioterismo, porque no me pareció que jugaran tan bien, o vamos, mejor dicho, que no me gustó la selección en este partido.
En lo que voy a entrar a debatir directamente contigo es en lo de Andrés MOntes. A mí no es que me parezca mal ni biem , me parece idiota. Y me parece que cree que todos somos igual de memos que él. Ese repetir de esas supuestas gracietas (lo de Bob Dylan, lo de Pincocho, esos motes idiotas "Suma y sigue Jiménez"... A mí su estilo me parece un esfuerzo patético por captar a los niños tontos, pero no me hace nada, absolutamente nada de gracia: jugóoon, jugóooon... Este tío es imbécil y lo peor es que nos toma a todos por tales.
Iturriaga no me parece mal (a veces, excesivamente preocupado por ser simpático, pero bueno) y Epi me parece bien, sobre todo al lado de los otros dos payasos.
Pero Andrés Montes... yo no quiero que el tío que está hablando mientras ves el partido sea tan original, eso me la suda. Quiero que me cuente lo que no se ve y que me dé datos interesantes que enriquezcan la transmisión. Pero "mi cabeza da vueltas persiguiéndote... en la sexta perseguimos el oro ho, ho, ho, hoooo..." no enriquece nada: solo da por culo, sobre todo cuando lo repite una y otra vez, como si fuera algo digno de repetirse.
Lo de la mandarina... para mí es superior a la fresa y el albaricoque, y se encuentra empatada con el plátano y el melocotón.
Y eso es todo cuanto tengo que decir sobre este enojoso asunto.

el_Vania dijo...

Yo no me tomo nada tan a pecho, querido Wolffo.
Y no hay nada de malo en ser del Barcelona. Nací ahí, tengo familia ahí y como me gusta el fútbol, pues eso.
Y tampoco hay nada de malo en ser progre. Pero me sorprende que tú no lo seas, siempre te ví como uno de esos estudiantes del 68...
Espero, eso sí, que no hagas algún "cover" del himno del PP... jajaja, es broma.
Un abrazo, amigo mío.
Y Salud/OS!

Wolffo dijo...

Hey, Vanitas,
eres muy joven, pero a lo mejor recuerdas que antes de ser PP eran AP (Alianza Popular) Antes de cambiar de nombre, en la última campaña electoral como AP, hicieron un cover de un tema de Europe,"The Final Countdown". Si sabes qué tema es, recordarás que tiene una especie de riff de teclados muy significativo que en la versión fachilla era: "Tu-tu-tu-tu túuuuuu.... Alianza Populaaaar..." era cantidad de gracioso.
Y lo de hacer yo un cover me lo apunto. Pero ser del Barça es malo. Mi padre también era de Barcelona, pero era hijo, claro, de su padre, mi abuelo, también barcelonés y socio fundador del Español, así que de culé tenía poco. Y de nacionalista, claro. De hecho, mis amigos más antiguos, y mis hermanos, siguen llamándome Jordi. Pero con todo ese bagaje, adorando además yo Barcelona como ciudad, odio al Barça con todo el ímpetu de mi ser, como decía la pizpireta CSI de la versión Miami. Ya seé que no te tomas nada a pecho, Vanitas, eres un joven melenudo de esos sin valores... jajajajaja. Que no, hombre, un abrazo.

Wolffo dijo...

¡¡¡BUUCH!!!

Te emocionará saber que tu comentario ha sido el

COMENTARIO Nº 5.500

de Las Peroratas. Después de esto, ¿qué otra meta importante te queda por alcanzar?

linmer dijo...

A falta de poder escuchar las canciones de los dos últimos posts, te digo que la temática del texto (del que comento) no me va demasiado, no siempre van a ser elogios ¿no?

Cuando escuche las canciones te digo más... hasta entonces te dejo este entretenimiento:

http://etc.territoriocreativo.es/etc/2007/09/ad-land-historia-de-la-publicidad-en-278-paginas.html

Un abrazo

el_Vania dijo...

Me acuerdo de AP, en efecto... el caso es que algunos dirigentes del PP se empeñan en recordarlo a diario.
Y sí, me acuerdo del himno aquel, y del funesto Hernández-Mancha... que se parecía al tal Luque, ese de los detergentes del "busque, compare y si encuentra algo mejor, cómprelo".
Así que periquitu, ein!?
Mira, casi mejor que descubramos ahora lo distintos que somos... porque estos pequeños rifirrafillos van a ser el mordiente de una gran amistad. Como en la película Cars, ya sabes, tú serás el sargento y yo el coche hippy... si bien para nada soy un hippy, era un purparlé.
Un gran abrazo...
Salud/OS!

fantasma paraíso dijo...

Mojando la pluma (en sangre). Para que no digas: Lo de que Warhol (Andy, no mi gata) “te cae mal” está en la línea de “Kerouac era un borracho”. A mí me gusta el Pop Art en general, y muchas cosas de la obra de Warhol en particular (sobre todo la idea de las repeticiones iguales e imperfectas a la vez), pero puestos a caerme, tampoco es que me parece que fuese un tipo estupendo. Como persona creo que era un tío más bien pasivo y muy muy raro, y ya dentro del Pop y puestos a caerme bien, pues no sé, supongo que me cae mejor Roy Lichtenstein (que también me gusta). En fin, que imagino que no te gusta su obra, pero dicho así como lo dijiste, quedaba un poco raro. Yo creo que no hay que identificar a los autores con su obra porque son dos cosas diferentes y alguien cuyo trabjajo admiras puede ser un cretino integral como persona, ¿no crees? Mira, a mí por ejemplo me gusta bastante Lou Reed, y sin embargo tengo el convencimiento de que debe ser un tipo bastante intratable y borde. ¿Y? No pienso irme de cañas con él, pero sí escuchar sus discos.

Al hilo de esto, la cita que haces de la peli de Capote no la recuerdo exactamente, pero me suena raro lo de comunista, la verdad. La peli, por cierto, no está mal del todo (ha habido dos sobre el mismo tema, supongo que te refieres a la que dieron un oscar a Philip S. Hoffman); supuestamente basada en la excelente biografía de Gerald Clarke, pero sólo en la parte relativa a la escritura de «A sangre fría». Lo que no me gustó de esa película es que transmite una imagen de Truman Capote como un mariquita excéntrico y frívolo, interesado sólo en petardear de fiesta en fiesta por Nueva York. Y Capote tenía bastante de eso, pero también muchas cosas más. Para interesados, remito a la citada biografía. ¿Sabes?, en eso del petardeo y saber dónde venderse, me recuerda mucho a Andy Warhol, aunque eso sí, infinitamente más ingenioso.

Tampoco coincidimos en la comida mejicana…, ¡qué se le va a hacer! No obstante, puntualizas “en la que aquí se conoce como mejicana”. Y sí, es cierto que en general no abundan los sitios muy auténticos y lo habitual es un Tex Mex más o menos afortunado. A mí es que me encanta el picante (los fantasmas aguantamos todo) y bueno, también recuerdo como mucho más memorable una cena en Tijuana que evidentemente era más “de verdad” (y eso que Tijuana es una especie de ciudad de nadie, ciudad sin ley).

En venganza a todas las cosas que me gustan y que tu denostas sin tregua, te diré que a mí no me gusta nada Meryl Streep. Como mujer es que no me pone pero nada, y como actriz me carga un montón con tantas caritas y tantos gestitos. Y luego está lo de la peli de «Los puentes de Madison», que además de que no hay quien se trague el argumento, va y hace llorar a ¡Clint Eastwood!... ¡Santo Cielo, si parecía una de ciencia ficción!

Coincidencia para suavizar: Vi tus vídeos en youtube y me encantó que en uno en el que sacas imágenes de coches varios incluyeras uno como el mío (bueno, muy parecido). Quizá iba sólo de relleno….

¡Aaaargh! Vuelvo a liarme y aún no te he dicho que la versión de «Feelin’ groovy» está muy bien. Lleva como un ritmo más lento que queda genial. Justo después de decir feeling groovy es como si dieras de pronto un paso atrás. No sé si me explico, pero le va muy bien a ese «slow down, you move too fast».

Y ya: de la piscina claro que me acuerdo, yo entraba de estrangis (como Estopa, mira, y por cierto, no me gusta la rumba que a ti seguro que va y te encanta) y tú tratabas de ligar con tu guitarra. Y de vernos/leernos, estaría muy bien, claro (¿será uno de esas frases de cuando te encuentras al típico compañero del colegio que no ves en siglos? Ya sabes, uno va y dice: Dame tu teléfono, porque tenemos que quedar. Pero fijo, ¿eh?).

Wolffo dijo...

linmer
Lástima que no puedas oírlo, porque es lo único que vale la pena del post. Eso y los comentarios, claro.
Y tranki, tío, que no es ni siquiera eso lo que pasa. Has sido muy amable: no es la temática, es el post entero, que es una mierda.
Y claro, no van a ser todo parabienes. Sobre el enlace que me pasas... dios, añoro los tiempos en que era un cretivo de una agencia y recibía ese material en mi mesita... Ahora, nada, me como los mocos. Gracias por el keo, amigo.
Un abrazo.

Vanitas
qué gran hombre, Hernández Mancha... pero no, no soy perico, soy madridista y, peor aún, españolista. Y deja que te diga algo, querido: si hemos de repartirnos os papeles, acepto el de jipi, sólo por el placer de una cosa: verte vestido de sargento. Un abrazo, colegui.

Fantasma
Me está viniendo a la cabeza una posibilidad... me refiero a tu último párrafo... ¿no serás...? bueno, dejo la especulación, pero encaja, encaja...
Por seguir con el final, esto será una de esas de a ver si nos vemos, hombre, mientras no sepa quién coño eres y a dónde escribirte o llamarte. Así que sí, quiero verte, amigo, pero me encantaría saber quién eres.
Tienes razón en lo de Warhol, y en lo de las apreciaciones sobre el mundo del arte en general, pero si no me puedo poner en plan Papisa Infalible y sentar cátedra en mi blog, ¿dónde voy a hacerlo? nadie me da ni media oportunidad de pontificar, así que aquí me explayo.
No conozco a Roy Luxemburgo (ha-ha, qué chiste tan elevado...) ni me emociona demasiado el pop-art, aunque reconozco que descalificaciones como la de Warhol me cae mal están fuera de lugar. Bueno, o no, tú ya me entiendes, era un poco provocativo.
Lo de la peli de Capote no era una cita, vamos era algo que oí dos o tres veces en la radio la semana que se presentaba la peli. Ya sabes, el típico reportaje en el que el redactor de cine se limita a leer la nota de prensa de la productora, con alguna morcilla (suelen ser morcillas majaderas) como si fuera de su cosecha, como si hubieran visto la peli... Y sí, decía homosexual, comunista y borracho, creo que eran las tres cosas de las que se jactaba para concluir, por lo tanto, que era un genio. Yo soy un rendido admirador de Capote. Bueno, tampoco, apenas he leído (y releído) dos obras suyas. La imprescindible A sangre fría, claro, que me deja muerto cada vez que la releo, me encanta, de verdad. Y Otras voces, otros ámbitos, creo que se llama, que me gustó muchísimo. En general, prefiero mil veces la narrativa contemporánea norteamericana a la española, incluso a la europea, en general.
Maryl Streep me gusta muchísimo, pero soy raro para algunas mujeres: me puso hasta casi ser una mujer evidentemente muy mayor Ana Diosdado, así que fíjate... Yo creo que me pone, aunque suene pedantorro, cierto aspecto intelectualoide o algo así. No me pone Elle McPherson, pero nada.
Y Los Puentes de Madison, es verdad, es bastante poco creíble, pero me parece bonita, tío, qué quieres que te diga. Aunque reconozco que a ese Clint llorica no se lo cree nadie. Y sí, me refería a la comida esa TexMex, pero no es prejuicio, de verdad, es que no me gusta el queso y en esa comida, hay queso por todas partes. Pero el picante sí que me mola.
La rumba, no, no me pone ni un poquito, y menos la Rumba Estopera.
Lo más gracioso de todo tu comentario es ese "tú tratabas de ligar..." qué cabronzuelo eres.. "tratabas", pero es verdad, no me comía un saci.
Qué cosas.

el_Vania dijo...

Estas coñitas parecen no tener fin.
Mwahahaahaa!!
Un abrazo, hermoso!
Salud/OS!

Wolffo dijo...

Vanitas,
por mí, ya está todo dicho, está visto que no tenemos remedio...

Un abrazo fuerte

Mahomal dijo...

Voy a adelantar el comentario a la lectura de los demás comentarios. Tb yo ví el final de la final, motivada por una amiga de Valencia que estaba en casa y que me preguntó con ansia si tenía La Sexta. Vimos el primr tiempo y, ante mi falta de entusiasmo, se cogió un taxi a Colón en el intermedio para empaparse bien de lo que es ello en sí mismo. Yo me puse una peli de DVD, pero echaba un vistazo de vez en cuando al tanteo....Jooder, los teledeportistas tenéis que estar cardiacos perdidos, qué mal rato pasé!!! Y si este tipo de resultados son los que acostumbran a rodear a ZP allá por donde vaya, el hombre tiene todo mi apoyo y simpatía, a la par que mi lástima.
Bueno, y ahora me leo tus treintaitantos ecos.
Besos, mountain.
(la versión muy libre. Queda bien, oye)

mahom dijo...

Ya. Estarás contento del nivel de tus comentaristas: tienes que pasártelo pipa midiéndote con ellos.

Como ya sabes,tengo debilidad por los gatos, Maryl Streep me cae gorda, no me creí "Los puentes de Madison", me gusta Sabina y apoyo incondicionalmente a Marta Goteras.

Y el sentimiento de fan-fan-fetén, fan entera y verdadera, sólo aparece cuando leo tus escritos Wolffi, que no te irás a creer que voy a cambiar de chaqueta a estas alturas.

Besos por siempre jamás

Wolffo dijo...

Mahomalilla,
por terminar con la cosa, salvo que tú quierasque tampoco da para mucho más:
De repente, se ponen de moda ciertas cosas que, sin saber uno porqué, se convierten en verdades absolutas e indiscutibles, como "Sabina es un poeta urbano", "nos estamos cargando el planeta" o "Los Puentes de Madison son una cursilada", por citar tres que han hecho fortuna de manera asombrosa, a mi entender.
Para mí, la película no es de mis preferidas, pero es una historia bien contada, sólida y muy bonita, sobre el amor otoñal y la tolerancia. Si algo falla en la peli es el intocable Mr. Eastwood, cuya carrera como actor hace que nadie se sorprenda, a menos que quiera hacerlo. La señora Streep puede resultar estomagante, pero lo que yo veo es que tiene una deslumbrante carrera como actriz, a años luz de la de su partenaire en Los Puentes...; veo que sin ser guapa puede resultar muy sexy y veo que ya he hablado más de la cuenta.

Vamos, en resumen: Jardiel decía, en uno de sus asertos más brillantes (y falsos), que la diferencia entre el creyente y el ateo es que el creyente puede decir "yo creo" mirándose a sí mismo, íntimamente, ante el espejo; mientras que el ateo necesita público para decir que no cree en voz alta. Si cambiamos creer por gustar y a dios (en quien no creo yo) por Meryl Streep, me apunto a este pensamiento.
Un beso Mahomalilla.
Y sí, me lo paso de primera excepto cuando me zurran como me estáis zurrando estos días.

maho dijo...

Uy, que te he pillado en el día susceptible...
Si todo lo de la frase en la "que te zurro" ya estaba hablado (menos lo de Marta)y "la cosa" ya estaba terminada..
Si yo creía que era un comentario elogioso, que te ibas a centrar en la última frase, en la que me confieso fundadora y presidenta de tu club de fans y te juro fidelidad eterna...
Si yo, si yo, si yo... Anda, vuélvete a leer lo mío, y hazme el favor de que sea con otra actitud y otro talante. Y siéntate a pensar un rato antes de contestarme (es lo que les hacen hacer a mis sobrinos, y les va muy bien)
Besos recelosos

Wolffo dijo...

No es nada, Mal, es solo un ataque de celos. ¡¡No soporto que le déis la razón al fantasma!!
No te enfades, que esta mañana te he llamado, pero no he podido hablar contigo y sto no tiene nada que ver, pero lo digo para ganar puntos.
Estamos en otoño y no podemos dejar que el tiempo pase, ¿eh?

Venga, Mahomalilla, besos y disculpas a cienes.

mahomal dijo...

Besos y disculpas aceptadas. Ayer pasé el dia con madre, pero oí tu mensaje por la noche. Ahora me tengo que ir corriendo, cuando me pare te llamo
besos sin rencor

Wolffo dijo...

Pos dilo...


besos, Mal.