jueves, septiembre 20, 2007

Camino del sur



(Pincha si la quieres)

Soy el hombre que camina hacia el sur. El tipo corriente que echa pie a tierra y desgasta (sus) las (últimas) alpargatas (de esparto del planeta) caminando hacia el sur. Y si el sur me llama, ¿no he de ir?

Si el norte es el destino, hacia donde vamos, irremisiblemente, el sur entonces, ha de ser la nostalgia. Voy hacia mi pasado y es el mejor viaje que ser alguno pueda emprender. Ir hacia atrás y poder saldar cuentas con lo que fue ¿es una forma de ir hacia delante? Al fin y al cabo, es retroceder, en cierto modo, pero si cierras asuntos que permanecían abiertos, ¿no estás avanzando?

Volver a ser es imposible, pero podemos soñar con eso. ¿Imaginas las ventajas de volver a tu adolescencia con todo lo que sabes ahora? Aunque, también, ¿imaginas los inconvenientes?

Voy caminando y pienso en esto, y aparece tu cara al final del camino, un espejismo recurrente: tu cabello a acontraluiz y tu sonrisa, un poco triste, es verdad, esperándome. Siempre ahí, cierto, pero, como la carretera mojada, siempre a la misma distancia, por mucho que avances.

De modo que voy hacia ti, me acerco a tus alrededores, a la tierra que te vio nacer, pero sigo igual de lejos de ti. Igual de cerca, también. Todo sigue igual.

Caminando hacia el sur, también camino hacia el sol. Hacia el calor. Hacia los días lánguidos y eternos, hacia los lengüetazos pálidos que son tus rayos sobre mis hombros desnudos y enrojecidos. Hombre de piel blanca que camina por la orilla, acercándose al sol sin conseguir jamás estar más cerca. El agua del Mediterráneo refresca mis pies, pero mi cara arde mirándote y mi pecho se hincha de sal y arena y te desafía, estúpido y envalentonado, buscándote en cada gota que salpico; en cada reflejo, en cada paso que doy por la playa deshabitada que es este amor tuyo tan difícil.

Amo esta sensación desaprehendida que me embarga al pensar en ti. Ya sé que no te tengo. Que es muy posible que no vuelva a tenerte, pero sueño con que tú, desaprendida, quieras dejar abierta una puerta, dejar que surja una oportunidad de viajar juntos al norte que nos espera.

Ahora camino hacia el sur. Estaré más cerca de ti, pero de algún modo extraño, sé que estarás más lejos de mí que nunca.

Sólo me queda insistir, amor mío. Insistir y esperar.

Puede que un día, al levantarme, me dé cuenta de que te has ido. Por eso, ya sabes, para asegurarme de tenerte siempre cerca, seguiré al sol.

(estoy de viaje)

----------------
Listening to: La Romantica Banda Local - No me gusta el rock
via FoxyTunes

28 comentarios:

fantasma paraíso dijo...

Mojando la pluma (en sangre). Para que no digas: Lo de que Warhol (Andy, no mi gata) “te cae mal” está en la línea de “Kerouac era un borracho”. A mí me gusta el Pop Art en general, y muchas cosas de la obra de Warhol en particular (sobre todo la idea de las repeticiones iguales e imperfectas a la vez), pero puestos a caerme, tampoco es que me parece que fuese un tipo estupendo. Como persona creo que era un tío más bien pasivo y muy muy raro, y ya dentro del Pop y puestos a caerme bien, pues no sé, supongo que me cae mejor Roy Lichtenstein (que también me gusta). En fin, que imagino que no te gusta su obra, pero dicho así como lo dijiste, quedaba un poco raro. Yo creo que no hay que identificar a los autores con su obra porque son dos cosas diferentes y alguien cuyo trabjajo admiras puede ser un cretino integral como persona, ¿no crees? Mira, a mí por ejemplo me gusta bastante Lou Reed, y sin embargo tengo el convencimiento de que debe ser un tipo bastante intratable y borde. ¿Y? No pienso irme de cañas con él, pero sí escuchar sus discos.

Al hilo de esto, la cita que haces de la peli de Capote no la recuerdo exactamente, pero me suena raro lo de comunista, la verdad. La peli, por cierto, no está mal del todo (ha habido dos sobre el mismo tema, supongo que te refieres a la que dieron un oscar a Philip S. Hoffman); supuestamente basada en la excelente biografía de Gerald Clarke, pero sólo en la parte relativa a la escritura de «A sangre fría». Lo que no me gustó de esa película es que transmite una imagen de Truman Capote como un mariquita excéntrico y frívolo, interesado sólo en petardear de fiesta en fiesta por Nueva York. Y Capote tenía bastante de eso, pero también muchas cosas más. Para interesados, remito a la citada biografía. ¿Sabes?, en eso del petardeo y saber dónde venderse, me recuerda mucho a Andy Warhol, aunque eso sí, infinitamente más ingenioso.

Tampoco coincidimos en la comida mejicana…, ¡qué se le va a hacer! No obstante, puntualizas “en la que aquí se conoce como mejicana”. Y sí, es cierto que en general no abundan los sitios muy auténticos y lo habitual es un Tex Mex más o menos afortunado. A mí es que me encanta el picante (los fantasmas aguantamos todo) y bueno, también recuerdo como mucho más memorable una cena en Tijuana que evidentemente era más “de verdad” (y eso que Tijuana es una especie de ciudad de nadie, ciudad sin ley).

En venganza a todas las cosas que me gustan y que tu denostas sin tregua, te diré que a mí no me gusta nada Meryl Streep. Como mujer es que no me pone pero nada, y como actriz me carga un montón con tantas caritas y tantos gestitos. Y luego está lo de la peli de «Los puentes de Madison», que además de que no hay quien se trague el argumento, va y hace llorar a ¡Clint Eastwood!... ¡Santo Cielo, si parecía una de ciencia ficción!

Coincidencia para suavizar: Vi tus vídeos en youtube y me encantó que en uno en el que sacas imágenes de coches varios incluyeras uno como el mío (bueno, muy parecido). Quizá iba sólo de relleno….

¡Aaaargh! Vuelvo a liarme y aún no te he dicho que la versión de «Feelin’ groovy» está muy bien. Lleva como un ritmo más lento que queda genial. Justo después de decir feeling groovy es como si dieras de pronto un paso atrás. No sé si me explico, pero le va muy bien a ese «slow down, you move too fast».

Y ya: de la piscina claro que me acuerdo, yo entraba de estrangis (como Estopa, mira, y por cierto, no me gusta la rumba que a ti seguro que va y te encanta) y tú tratabas de ligar con tu guitarra. Y de vernos/leernos, estaría muy bien, claro (¿será uno de esas frases de cuando te encuentras al típico compañero del colegio que no ves en siglos? Ya sabes, uno va y dice: Dame tu teléfono, porque tenemos que quedar. Pero fijo, ¿eh?).

PD: Te acababa de poner el comentario en el post anterior y veo que a la vez has puesto uno nuevo, así que lo repito aquí para que lo leas (¡joder, con esto de la mecánica blog!).

Wolffo dijo...

Fantasma
Me está viniendo a la cabeza una posibilidad... me refiero a tu último párrafo... ¿no serás...? bueno, dejo la especulación, pero encaja, encaja...
Por seguir con el final, esto será una de esas de a ver si nos vemos, hombre, mientras no sepa quién coño eres y a dónde escribirte o llamarte. Así que sí, quiero verte, amigo, pero me encantaría saber quién eres.
Tienes razón en lo de Warhol, y en lo de las apreciaciones sobre el mundo del arte en general, pero si no me puedo poner en plan Papisa Infalible y sentar cátedra en mi blog, ¿dónde voy a hacerlo? nadie me da ni media oportunidad de pontificar, así que aquí me explayo.
No conozco a Roy Luxemburgo (ha-ha, qué chiste tan elevado...) ni me emociona demasiado el pop-art, aunque reconozco que descalificaciones como la de Warhol me cae mal están fuera de lugar. Bueno, o no, tú ya me entiendes, era un poco provocativo.
Lo de la peli de Capote no era una cita, vamos era algo que oí dos o tres veces en la radio la semana que se presentaba la peli. Ya sabes, el típico reportaje en el que el redactor de cine se limita a leer la nota de prensa de la productora, con alguna morcilla (suelen ser morcillas majaderas) como si fuera de su cosecha, como si hubieran visto la peli... Y sí, decía homosexual, comunista y borracho, creo que eran las tres cosas de las que se jactaba para concluir, por lo tanto, que era un genio. Yo soy un rendido admirador de Capote. Bueno, tampoco, apenas he leído (y releído) dos obras suyas. La imprescindible A sangre fría, claro, que me deja muerto cada vez que la releo, me encanta, de verdad. Y Otras voces, otros ámbitos, creo que se llama, que me gustó muchísimo. En general, prefiero mil veces la narrativa contemporánea norteamericana a la española, incluso a la europea, en general.
Maryl Streep me gusta muchísimo, pero soy raro para algunas mujeres: me puso hasta casi ser una mujer evidentemente muy mayor Ana Diosdado, así que fíjate... Yo creo que me pone, aunque suene pedantorro, cierto aspecto intelectualoide o algo así. No me pone Elle McPherson, pero nada.
Y Los Puentes de Madison, es verdad, es bastante poco creíble, pero me parece bonita, tío, qué quieres que te diga. Aunque reconozco que a ese Clint llorica no se lo cree nadie. Y sí, me refería a la comida esa TexMex, pero no es prejuicio, de verdad, es que no me gusta el queso y en esa comida, hay queso por todas partes. Pero el picante sí que me mola.
La rumba, no, no me pone ni un poquito, y menos la Rumba Estopera.
Lo más gracioso de todo tu comentario es ese "tú tratabas de ligar..." qué cabronzuelo eres.. "tratabas", pero es verdad, no me comía un saci.
Qué cosas.

P.D.: he obrado igual que tú. He copiado y pegado la cosa aquí.

Kotinussa dijo...

No lo puedo remediar, me entrometo en tu conversación con el fantasma. Espero que no os moleste a ninguno de los dos.

Seguro que sabes quién es Roy Lichtenstein, hombre. Es el que pinta como viñetas de comic de tamaño gigante, con sus tramas y todo. Meryl Streep me parece una llorona insoportable (creo que no ha dejado de llorar desde "Kramer contra Kramer", con la única excepción de "El diablo viste de Prada") y "Los puentes de Madison" una cursilada. Me vuelve loca todo tipo de queso y no me gusta el picante. Uff, Wolffo, está visto que hoy no coincidimos en nada, my dear.

Pero, en fin, tu vas hacia el sur y yo estoy en el sur. Algo es algo. Un año de estos quizás coincidamos. O a lo mejor en otra vida. Espero que cuando nos encontremos yo tenga mejor aspecto que Ana Diosdado, aunque a ti te ponga.

linmer dijo...

Por fin he escuchado las canciones (y descargado). De paso, como has colgado nuevo post, pues 3+1.

Detrás me gusta mucho, no se qué decirte de ella pero me gusta (hey, al fin y al cabo es lo que importa, ¿no?). La de Feelin' Groovy no sé si es que no tengo el día pero... Eso sí, para compensar te diré que me encanta I'll follow the sun... creo que es el ritmo, o el tono de voz, pero hay canciones que "son tuyas" (en el aire hay un sello de esos de calidad de origen, como en el turron o algo así).

Sobre el post: yo también creo que no es retroceder sino darle media vuelta al camino y seguir de frente... Es una cuestión de perspectiva.

Lo del libro, me pareció interesante, quería saber si lo conocías y qué opinabas... No sé si te conté que me hubiese gustado estudiar publicidad, y aún no lo he descartado pero después de estancarte en una ingeniería quedan pocas ganas de seguir estudiando tan en serio.

Un abrazo, amigo.

Wolffo dijo...

KotiMari
Finalmente, como ves, no me voy, así que te doy lo tuyo. Quiero decir que te contesto.
No sé quién es, pero ahora que me das una referencia, lo intuyo. (vale, buscaré algo suyo...)
...
Vale, ya sé quién es. Bueno, ya sé lo que pinta... y no me gusta. Es decir, sí, muy chulo para la carpeta de una quinceañera, o para el pisito de soltero de un ligón, pero poco más. No me gusta el pop-art, en serio, me parece, en general, poco "art" y mucha publicidad. Como las repeticiones de Warhol a las que aludía Fantie, ese tipo de cosas ocurrentes me parecen eso: ocurrencias que se agotan en sí mismas, nada más presentarlas. Eso no va conmigo.
Maryl Streep me parece una actriz gigantesca, con una vis cómica deliciosa y sí, con una gran capacidad dramática. Recuerda, Koti, que no es ella la que escribe sus escenas, se limita a interpretarlas. Y suele hacerlo de forma soberbia. Es cierto que siente especial predilección por papeles lacrimosos, o que la recordamos por esos papeles, pero la Maryl Streep cómica es igualmente grande. Y vamos, mujer, reconoce que Los puentes de Madison es una magnífica historia de amor. Yo estoy de acuerdo en que es difícil creerse al fotógrafo, en algún momento, más por nuestros propios prejuicios, o tal vez por la incapacidad de Mr. Eastwood de hacérnoslo creer, pero la película es una preciosidad. Otra cosa es que no te guste ese tipo de historias, pero la película y la historia son de mucha entidad. Hoy está de moda aplaudir lo superficial y denostar los sentimientos, decir que lo único que nos importa es pasarlo bien y melonadas por el estilo, pero si ves la película sin mirar alrededor a ver quién te está mirando, si te limitas a ver la peli, es una gran película. Magníficamente rodada, además, con maestría y con un ritmo maravilloso.
El queso no me gusta y el picante, moderadamente, pero no soy de los que, por placer, le echa tabasco hasta el yogur. A veces, me gusta que algunas cosas piquen un poco, eso es todo.
No hace falta esperar, Koti, ya tienes muchísimo mejor aspecto que Ana Diosdado, pero lo que me atraía de ella, seguramente, no era su aspecto, que también, sino su talento, su inteligencia.
Por cierto, el pollo ese de los tebeos... ¿te gusta?

linmer
No hace falta que digas nada, tampoco, aunque yo te agradezco (y no sabes cuánto) que las escuches y cada palabra que me digas. En serio. La música es muy, muy importante para mí, y ver que alguien le presta atención es todo un regalo para mí.
Detrás es una canción a la que yo tengo un cariño especial, porque tiene un estribillo vivificante, va subiendo en intensidad y estalla como un castillo de fuegos artificiales... pero naturales. Una especie de tormenta interior, que acaba en una fanfarria, al fin, feliz, no sé si me explico. Escuchando ahora Feelin' groovy, no sé, a partir del comentario de Phantomas, la veo de otra manera. Escuché ayer el original, vamos la de S&G, y es verdad que la he ralentizado, pero bueno, si no te mola, pues nada. Y I'll follow the sun es una canción, como muchas de los Beatles, que me ha acompañado toda la vida. Llevo 35 años cantándola y es ya casi, tan mía como de Paul. Debe ser eso. Muchas, muchísimas gracias, linmer.
...
Con respecto a lo que dices, tienes razón. Creo que has expresado con mayor exactitud que yo lo que trataba de decir.-.. o no. El caso es que yo siempre dudo, linmer, nunca sé si tengo razón. Es lo único que sé... ¿o tampoco sé esto?

Yo estudié publicidad y no te lo recomendaría, aunque trabajar en ello es apasionante. Es verdad que la banalización que barre este planeta llega, en primer lugar, a sitios que, como la publicidad, son esencialmente banales, pero si tienes suerte y ganas, una persona con tu coco y tu cultura puede hacer grandes cosas. Es cierto que en mi época de estudiante, publicidad era una "rama" de periodismo y la carrera era una patochada.
Tal vez hoy el plan de estudios sea más recomendable, o al menos, más específico. Sería, desde luego, una agradabilísima sorpresa.
Bueno, linmer, amigo, un abrazo y gracias por todo.

fantasma paraíso dijo...

Lo primero, Kotinussa, es que claro que no molesta que opines “en nuestra conversación”... ¡al contrario, binenvenida seas! Aprovecho para decirte que, gracias al link de Wolffo, entro en tu Cuaderno de Apuntes y por mencionarte lo último, muy oportuno lo de los buitres y real como la vida misma..., ¡si es que somos animales!

Y ya que apunto lo anterior, también decir que he descubierto los estupendamente surrealistas y «poncelanos» (no de la China sino de Jardiel) relatos de Buch, el encaje de bolillos, la ciudad nodriza, el bonito diseño de Ararat, la vida de Wen, la cita de «Blade Runner», el guisante, la Isla de Ávalon (cuya leyenda me gusta desde siempre)...
Sé que debería comentar a todos y cada uno en sus respectivos blogs, y no ser un lector oculto, pero ya dije aquí que la vida eterna no es tan larga como parece y todo eso. En cualquier caso, gracias a Wolffo por el descubrimiento y al resto por el ingenio.

Y sí, Lichtenstein es, entre otras cosas, el de las viñetas gigantes con los puntos bendei. Bueno, me parece genial que no te guste, porque el arte —como casi todo— es subjetivo, pero de ahí a decir «que es de carpeta de quinceañera»..., ejem, te veo pelín reaccionario, que entre los borrachos, los que te caen mal y los que hacen arte menor, no dejas títere con cabeza. Me da un poco de corte ponerme aquí a explicar lo que pretende al hacer esos cuadros, su significado, aportación, etc. No quiero resultar pedante. Con todo, si no te gusta no te gusta y punto, dejalo ahí, porque por ese camino los cuadros de Pollock no son más que manchurrones de pintura «que los puede hacer cualquiera», Picasso «es que no sabe dibujar»..., y cosas así.

Para meterte más el dedo en el ojo (con cariño), y al hilo de lo que le comentas a Koti(nussa), esta claro que los actores interpretan los papeles que han escrito otros, aunque también es verdad que son ellos quienes eligen los que aceptan y los que no. En cualquier caso, la peli esta de los puentes para más inri es del propio Eastwood, que por otra parte ha dirigido otras que son excelentes (para mí). Pero Meryl Streep, dejando a un lado lo del sex appeal (¡), es que (de nuevo para mí), a base de querer parecer tan natural y hacer tantos gestos y poner tantas caras hace que no me la crea.

De acuerdo contigo en lo de Truman Capote. Veo que te has leído su primera y su última novela (después de «A sangra fría» siguió escribiendo, pero relatos, artículos y una novela póstuma que se quedó a medias —aunque está publicada: «Plegarias atendidas»— en parte, mira tú, por sus problemas con el alcohol). Si no te has leído «Desayuno en Tiffany’s», te la recomiendo. Quizá hayas visto la peli con Audrey Hepburn, que es a la vez muy fiel y sin embargo muy diferente a la novela. Es curioso, porque al final de tu último post —que está muy bien—, cuando pones lo de «estoy de viaje», me has recordado inmediatamente a la protagonista del libro —Holy Golightly—, que en sus tarjetas de visita es precisamente eso (bueno, casi) lo que lleva impreso bajo su nombre: «On holiday».

Con lo que no estoy tan de acuerdo en el post es con ese tópico de «volver a la adolescencia con todo lo que sé ahora». En primer lugar, quizá, es que no sé mucho y desde luego no estoy «de vuelta» de nada —prefiero pensar que sigo yendo—, pero sobre todo, es que si volviésemos a la adolescencia con lo que ahora somos, entonces no sería la adolescencia. Probablemente no sería todo tan divertido, ni necesariamente mejor. Es más, en muchas cosas seguro que empeoraría.

Y con lo de mi identidad... ¡Pero bueno!, si doy por descontado que la conoces. Sé incluso que has indagado por ahí... Yo sé que sabes que lo sabes, aunque hacemos que no lo sabemos y tal, ¿no? ¿O no sabemos nada?

Un Fosforo dijo...

Yo también voy a entrar en la conversación entre Fantasma y Kotinusa. A mi Lichtenstein me gusta, pero bueno, también me gusta Warhol y soy gran admirador de Hooper. Eso sí, y ahora que me cuelguen del palo mayor, no soporto a Goya...

Pero, para gustos, los colores.

¿Los puentes de Madison?. Pues una gran decepción. Para mi, Clint es el tipo ese que decía "Make my day" con un Colt 45 en la mano.

Y es otra historia, pero una vez estuve en su bar (en Carmel, California), tomando una cerveza en su piano mientras él cantaba tonadillas de pelis western.

Respecto a lo de ir al sur, me gusta, en especial Zahara de los Atunes y Tarifa. ¿O no te referías a esto? Pienso que no, que tu camino es otro (aunque no creo que cierres los ojos cuando veas a las chicas en bikini en esas playas, que están buenísimas las que van al rollo ese del kite surf).

Se me ha ido la cabeza.................

Ya estoy otra vez aquí.

He podido escuchar la canción, parece que hoy no hay problemas de conexión desde aquí. Te ha quedado enorme.

Realmente, creo que los que más me gustan son los temas que haces con la acústica. Y este es uno de ellos.

Aparte de lo que me gusta esta canción en particular...

Some day you'll know I was the one
But tomorrow may rain
So I'll follow the sun.

Un abrazo.

Kotinussa dijo...

Pues sigamos con la tertulia. Independientemente de que me guste o no, el día que vea algo de Lichtenstein en la carpeta de una quinceañera (o quinceañero) me da un pasmo. O será que las quinceañeras que yo tengo alrededor son de otro planeta, porque a lo más que llegan es a fotos de bebés gorditos o de Hugo Silva y gente por el estilo.

En lo que te doy la razón es en lo del piso del soltero ligón, jajaja. Hubo una época en la que se abusó mucho de esos posters para la decoración y además combinados con paredes pintadas de oscuro (¡qué horror!).

A mí lo que me gusta de verdad es el arte medieval, sobre todo el aspecto de la simbología y la iconografía. En 5º de carrera elegí la optativa de Arte Contemporáneo, a ver si le cogía el puntito, pero no sirvió de mucho. Sólo algunos surrealistas consiguen interesarme un poco y el hiperrealismo me divierte. Hasta ahí llego.

En cuanto a la traída y llevada película, no sé qué es, pero hay cosas que me chirrían. No sé a quien achacárselo, pero no me gusta. Lo que no quiere decir en absoluto que no me gusten las películas de ese tipo. No me gusta esa película.

En cuanto a volver a la adolescencia, ni loca. Siento romper el tópico, pero mi adolescencia no fue ni atormentada, ni rebelde, ni nada de nada. Fue lo más soso del mundo, así que no la quiero ni recordar. Yo, de volver, quisiera volver al periodo entre los 25 y los 30, que fue el mejor de mi vida.

Fantasma, encantada de que te hayas pasado por mi blog.

Wolffo, besos.

Buch5.500 dijo...

Pienso que estási todos rabiosos porque el comentario 5.500 lo he hecho yo.

Wolffo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Wolffo dijo...

Fant
Hay buen material, ¿verdad? Siempre digo que la mejor lectura de este blog está al margen de este blog. Bueno, en realidad nunca lo he dicho, pero, ¿no es ingenioso?
Liech (le llamo así porque era colega mío en... bueno en ese sitio que tú sabes y que no digo por no presumir) no es que me disguste, es que me da igual. Exactamente igual, ¿sabes? y esa estética me parece infantil. En cuanto a lo que pretenda, es indudablemente problema suyo, porque a mí no me dice nada. Ese tipo de arte no entra en una cabeza cazurra como la mía. De todos modos, esas cosas que digo son exageraciones, ilustraciones, por no extenderme, y lo que a mí me parece verdaderamente reaccionario, coleguita, es elevar a categoría la anécdota y tomar esas ilustraciones como lo esencial de mi opinión. Coger el rábano por las hojas, le llaman a eso en mi pueblo. Reconozco, y respeto, el valor artístico de Warhol, de Liech, y de toda esa gente, pero no me gusta nada. Es más, no lo respeto, porque pienso que el respeto no se tiene de por sí, sino que se gana. Y como artistas no consiguen, para nada, ganarse mi respeto. Cosa que, estoy seguro, no les dejaría dormir, por supuesto. ¿Se supone que debemos adorar a los que se ríen del mundo por reírse del mundo, pero no podemos reírnos nosotros de ellos cuando les pillamos en calzoncillos? Ese es un juego perverso y, sobre todo, aburridísimo.
De todos modos, mis opiniones sobre arte son irrelevantes absolutamente, porque son las opiniones de un hombre esencialmente ignorante. Adjudico a la abstracción, en general, un valor meramente decorativo y no creo que esos manchurrones los pueda hacer cualquiera, desde luego, pero no creo que haga falta que nadie más lo intente. Picasso no es mi pintor predilecto, desde luego, y no me gustan, en general, sus puntos de vista, y digo puntos de vista en el sentido de perspectiva, no de opinión. Ahora bien, no pienso que su obra sea de carpeta de quinceañera, ni siquiera de carpeta de estudiante de filosofía, y le otorgo una entidad que no le daría a Warhol jamás. Menos mal que toda esta gente no puede enterarse de esto, porque se deprimirían muchísimo.
A mí me encanta Eastwood, Fant, y creo que es grande como director y no tanto como actor. Su dureza es un poco payasa, me parece a mí, y ha hecho mogollón de cine-basura, un montón de películas infumables. Hasta tú serás capaz de reconocerlo. ¿Qué quieres que haga si la Streep me parece preciosa? Y me parece una gran actriz, de verdad, superior, con más recursos, más anchura, más versatilidad que su partenaire en esa peli que tanto parece irritaros.
NO he leído DET, pero subsanaré esa laguna en uanto pueda. La peli sí que la he visto, pero no soy consciente de ella en este momento. Quiero decir que no me atrevería a hablar sobre ella; me gustó mucho, y voy a leer el libro y a ver la peli de nuevo. Ya te diré.
Yendo al post de hoy (joder, empezaba a dudar que lo hubieras leído), en realidad yo no he defendido ese "tópico", simplemente pregunto si imaginas las ventajas y los inconvenientes. O sea que estás en desacuerdo con algún otro, pero no conmigo. No soy yo el que dice que está de vuelta. Sólo hacía una reflexión, parda, claro, sobre el camino del sur y todo lo que puede significar.
Por último, para terminar con lo de tu identidad, amigo, solo dime sí o no: ¿Has visto tu apellido en el título de alguno de los últimos posts?

Solo sé que dudo mucho. sospecho quién eres, pero no lo sé.

Un abrazo, amigo.

UnFos
Adelante, adelante, amigo, sean bienvenidos. Pero, me pregunto, sin segundas, si no deberíamos colgar el comentario de Fantie como post y cambiarle el título... sería más acertado. Está visto que esta polémica tiene más tirón que mi post, y yo en eso no soy vanidoso.

Está claro que mis gustos (fruto seguramente de mi desconocimiento) no son los de la mayoría ilustrada. Warhol y todo ese rollo me parece sumamente banal, UnFos, pero sin embargo, Goya, me parece algo excelso. Y sin embargo las referencias personales que de él tenemos le hacen un tipo más bien repugnante personalmente.
A mí el Eastwood duro me parece, ya lo he dicho más arriba, un personajillo menor que ni siquiera me cae bien. Lo encuentro chulo, brutal, maleducado y antipatiquísimo. El tipo de persona que rechazo instintivamente.
¿Estuviste en su bar? Yo no he ido tan lejos. Cuando contáis esas cosas me dáis una envidia bárbara. Me gustaría viajar más, la verdad.
Mi camino al sur era un poco más al este, pero esa zona, que no conozco pero he visitado me encanta. Es un regalo de la naturaleza, es verdad. Pero ya ves, a mí me ponen Maryl Streep y Ana Diosdado, las chicas deportistas en bikini me dan bastante igual.
Me gusta mucho tocar la guitarra acústica. Es mi sonido, ¿sabes? quiero decir el que me hace derretirme, una guitarra acústica bien tocada. Y bueno, es que esta canción sí que es un regalo de los dioses.
Un abrazo, amigo.

KotiMari
Las quinceañeras de ahora son terriblemente bobas, Koti, tú sí que llevabas al viejo Liech, reconócelo y un cartelito rotulado por ti que decía "HAYDN FOREVER". NO he dicho, de todos modos, que lo lleven, solo que a mí me parece que ese es su destino natural.
El arte medieval, su simbología y su iconografía son, así en bruto, arcanos para mí. Pero si me das algún dato de esos que se dan a los brutos (¿Dalí...? Sí, el de los relojes, ¡Ah, claro, coño...!) podré decir la majadería que todos esperan de mí.
La peli la olvidamos, que tampoco da para más, pero en cuanto al tema del post, me da que no has entendido (creo que nadie lo ha hecho, debo ser muy burro escribiendo)lo que yo decía.
Sólo hacía una pregunta retórica acerca de un futurible paradójico, puesto que se trataba de un futurible del pasado. Ahora biem, por contestar a lo que dices, cielito lindo, creo que alúnico sitio al que deberías volver es a Madrid para que convenzamos a Phantom de que salga del armario (¿del desván?) y que se tome unas cervecitas con nosotros.
Ahora eres adorable, Koti, no tienes que volvwer a ninguna época.
Besos, profa.

Buch
Mira, por una vez, colega, creo que tienes razón. Te tienen mogollón de envidia.

Joyrider dijo...

I follow the Sun es una hermosura, es una canción, que, sin saber mucho de cuestiones técnicas musicales me parece muy sencilla pero perfecta.

Muchos músicas tratan de forzarlo todo llenando las canciones de muchos solos, estructuras complicadas y letras pretenciosas pero éste es un ejemplo de que una canción muy sencilla puede ser fantástica.


Muy bien.


P.D.: Con tantos comentarios tan extensos, hasta da pena dejar un mensaje tan corto, pero bueno.

Kotinussa dijo...

Cómo me conoces, my dear, Haydn me gustó desde siempre. Daría años de mi vida por hacer con un clave lo que tú eres capaz de hacer con una guitarra. Y tocar versiones mías de sus composiciones y colgarlas en mi blog.

Pero no lo llevaba en las carpetas. No te digo lo que llevaba en ellas porque todavía me queda un poquito de dignidad. A lo mejor, si me pillas en una noche de borrachera, lo confieso.

En cuanto a lo de volver a la adolescencia, en realidad no te estaba contestando a ti ni comentando tu post, sino contestando al comentario del fantasma, que fue quien sacó el tema.

Y, por supuesto, ese "menage a trois" contigo y el fantasma me parece de perlas. Aunque creo que, con tantos recuerdos comunes como tenéis, yo pintaría allí más bien poco.

Besos.

Wolffo dijo...

Joyrider
Eso es lo que tiene, justamente. Es la belleza sencilla, sin adornos inútiles. Una belleza de principio a fin, estoy contigo.
Oye, cada uno comenta lo largo que le apetece, ya vendrás una día con ganas de desahogarte y escribirás tu perorata, o no...
Además, que sea más largo no quiere decir que sea mejor. Ni que o agradezca más. Aprecio tanto un comentario extenso como uno sucinto. Y a ti solo me queda darte las gracias, amigo.
Un abrazo.

KotiMari
Quiero emborracharte pa que me cuentes lo que llevabas en las caarpetas, eso suena divertido, y seguro que da para un post.
En cuanto al trío, es porque sé que a Fantie se le convence mejor si hay una mujer de por medio.
Y a mí, claro.
Besos a ti, Koti

Un Fosforo dijo...

¿Sabes lo que pasa? Que igual que para la música siempre me he considerado un tipo de gusto (además de coincidir contigo en muchos de los grupos de los que hablas o cantas, soy un tremendo aficionado a Ella Fitgerald, Duke Ellington, ...,), para el cine soy un enorme paleto.

Siempre me han gustado las pelis de tiros, las del oeste y las de Clint. Hasta reconozco que me trago las de Bruce Willis. (Perdón por este comentario).

Sí, estuve en su bar. Bueno en sus dos bares. El tipo tiene una hamburguesería muy chula en el centro de Carmel (una ciudad pequeñita llena de moteles para la gente que acaba de casarse y abueletes) y un motel cerca de la playa tipo ciudad del lejano oeste.
Estaba allí, terriblemente cascado y con como cien años.

Esto que te cuento pasó hace uno 6 ó 7 años, recorrí California en coche con un amigo.

De la pintura podría decir lo mismo. La "clásica" me aburre enormemente. Sin embargo me entusiasman Van Gogh y sus amigos impresionistas o postimpresionistas.

Respecto a la acústica, coincido contigo. Cuando vivía solo la tenía siempre apoyada en una esquina del salón y la tocaba constantemente.

Un fuerte abrazo y buen fin de semana amigo.

Wolffo dijo...

UnFos
hombre, un paleto, no... qué va, si seguimos ese patrón yo sería un paleto en todo y no me apetece, la verdad.
A mí, las pelis de tiros, sinencambio, me dan bastante por culo, como las de puñetazos con esos sonidos reverberados que les ponen... me aburren mortalmente. Las del oeste sí que me gustan, pero prefiero al Duke, incluso a Jimmy Stewart, a Clint.
Me das más detalles del viaje que te he dicho que envidio, ¿con qué propósito exactamente?
¿quieres que te odie cordialmente el resto de mi vida?
A mí, con la pintura, me pasa al revés; conforme nos acercamos a la abstracción me van gustando menos. Me gusta más la figuración clásica.
Venga, UnFos, un abrazo fuerte.

Maricarmen dijo...

Madre mía, no dejaron nada por decir.

Eso sí, una cosa. Wolffo, no estás yendo hacia el pasado (hacia abajo) sino hacia el futuro. Es que el mundo está loco y cabeza para abajo, por eso parece que vas hacia el sur... pero es que ese es el norte.

=)

MariRayas dijo...

Y la canción la puedo escuchar gracias a que la bajé.

Qué bonita quedó!

Mmmmm... =)

el_Vania dijo...

Buenas intenciones, puertas abiertas, miradas a otros horizontes, esperanzas qye no se pierden y la firme decisión de seguir following the sun.
Me gusta. Optimista, esperanzado... y ni un paso atrás... ni para tomar impulso.
Un abrazo, gran Wolffo.
SAlud/OS!

sabelilla dijo...

(qué animadillo está el cotarro, oye. Seguid, seguid)

el_Vania dijo...

Wollfillo, tema nuevo en El Planetoide, ¡¡por fin!!.
Espero tu crítica-doctorado.
Un abrazo, querido amigo!
Salud/OS!

Wolffo dijo...

MariRayas
Bueno, Rayas, nadie dijo nada de mi tremendo atractivo, por ejemplo, ese campo está virgen para ti... Yo soy un gran defensor de la nostalgia, pero no como motor de vida, sino tomada como quien se sienta a ver una peli. Y gracias por lo de la canciín, cielo, porque entiendo que MR y MC sois la misma y magnífica persona, ¿no? Muchos besos, guapa. Y muchas gracias, claro.

Vanitas,
Voy a escucharla, colega. Me vas a dejar con la boca abierta, ¿a que sí?
Un abrazo.

Sabeloide
pos podías decirnos algo, que estás mu callaíca, últimamente. Un beso gordo.

Kotinussa dijo...

Wolffo, he confesado lo de las carpetas en mi blog, así que te vas a ahorrar las copas para emborracharme. Me temo que soy una mujer muy fácil, y me resisto muy poco.

(También ocurre, claro, que así no me he tenido que calentar mucho la cabeza para escribir un nuevo post, teniendo este tema tan a mano).

oscura dijo...

Hola, es un placer venir por aqui siempre y encontarme con tus historias.
Un beso.

Wolffo dijo...

KotiMari
Acabo de leerlo, muy bueno, pero nada escandaloso...
Esperaba algo más bizarro, la verdad.
Un beso.


Oscura,
y para mí, mi querida amiga, es una placer recibirte con los brazos abiertos.
cuando quieras, ya sabes.
Un beso para ti, Oscurilla, y mil gracias.

mahomal dijo...

Vuelvo a escribir nada más leer el post, los comentarios los dejo para luego.
Precioso (el post), pura poesía y sensibilidad. No siempre sé a lo que te refieres, pero me llega el sentimiento, y es con lo que me quedo.
Que sigas sintiendo y escribiendó
Un beso

mahomal dijo...

Leyendo lo anterior entiendo un poco más tu explosión al volverte a mentar a la Streep y a los Madisson.. Me ha parecido genial tu frase: "no creo que esos manchurrones los pueda hacer cualquiera, desde luego, pero no creo que haga falta que nadie más lo intente". Ironía y mala leche no te faltan, no.
Y yo te puedo dejar el DVD de "desayuno con diamantes", si quieres.
La canción me ha gustado mucho, aunque tb te la conocía, y sí que se nota que es tuya (bueno, y de Paul)
Besos, mañana más

Wolffo dijo...

Mahomalilla,
¿sabes? yo creo que cuando se escriben estas cosas, muy poca gente sabe de qué se habla, realmente. Pero eso no nos impide decir si nos gusta o no una cosa. Otras veces, muchas, se entienden cosas que no son, pero acaban siendo las cosas más bonitas. De esta forma, la obra se hace un poco del lector, ¿no te parece? Muchas veces, según se lea, es más hermoso lo que está leyendo un lector cariñoso e inteligente, como tú, que lo que escribió el bobo del boli, que soy yo.
Lo de la polémica... es verdad, que tú vas con retraso y no habías leído nada de esto cuando comentaste en el post anterior. Caray y te cayó encima a ti el chorreo... Soy un desaprensivo.
El DVD ese me interesa y me encanta lo que dices de la canción. Un día de estos voy a subir una canción de los Beatles que me hace pensar en ti. A ver si descubres, cuando la publique, cuál es.
Un beso gordo, Mahomal.