miércoles, junio 13, 2007

Una chica de buenas costumbres.

Ain't she sweet


Ain’t she sweet es una canción compuesta en 1927 por el mítico dúo Milton Ager, música, y Jack Yellen, letra, pollos ambos de los que no sé nada más que lo mucho y bueno que de ellos dice Wikipedia. Pero me da pereza hacer un panegírico. Yo conocí la canción en la versión que a los Beatles permitieron grabar en su primer álbum, cuando ni siquiera se llamaban The Beatles, sino The Beat Brothers, y actuaban como grupo de acompañamiento del emergente rocker Tony Sheridan, del que nunca más se supo, pero ha vivido más o menos bien de la leyenda de ser una especie de mentor de los Beatles y de sus recuerdos. El caso es que cuando a los Beatles les propusieron grabar con Tony Sheridan, les permitieron colocar dos canciones: esta versión, que ya era un clásico en 1960, y una deliciosa rareza llamada Cry for a Shadow, única composición del dúo John Lennon-George Harrison. Luego he oído la canción en multitud de películas, en dibujos animados, anuncios... en multitud de versiones pero, creo, faltaba el unplugged, y aquí estoy yo para subsanar esa penosa carencia. Lo del unplugged es un rollo. Se supone que quiere decir “desenchufado”, sin cables y eso, todo acústico y al aire, pero al final es mentira. Todo está enchufado y todo está súper tratado. La mejor definición de unplugged que oí jamás me la dio mi excompañero, pero eterno amigo Sergio: “Jordi –me dijo con su acento medio sevillano-, un anplág es como un concierto normal, pero con guitarra acústica y sentaos”. Bueno, en mi caso, esta versión es desenchufada total. Tanto que ni he programado batería. Pandereta y golpes en lo que pille es toda la percusión. Guitarra acústica, armónica y voz. Y arreando. a ver qué os parece. Os suena, fijo.


Savile es rubia y es guapa. Y lista. Pero no entiende qué es lo que hace esa preciosa y enorme perra pastor que todas las mañanas la sigue, a unos cinco metros. En realidad, no sabe si es perro o perra, pero Savile está bastante segura de que es una perra. Parece demasiado lista para ser perro.

No se lo ha dicho a nadie porque nadie la creería. Pensarían que estaba ya con sus paranoias. Como aquella vez que un tipo la seguía y nadie, especialmente sus compañeras, quiso creerla y le decían si es que no sabía otra manera de llamar la atención de los hombres que inventando a un acosador.

Esta vez, la acusarían de querer llamar la atención del mundo animal, inventando a una perra pastor acosadora.

Pero ella lo había comprobado. Era una perra preciosa de verdad: grande, fuerte y noble y no parecía una perra callejera. La esperaba en el kiosko de prensa, a unos cinco metros de la boca del metro y siempre guardaba esta distancia. Empezaba a caminar cuando ella caminaba y, si se detenía, la perra se detenía también. Al principio sintió miedo. La perra era preciosa, sí, pero enorme y, si le daba truculenta, podría comérsela de dos bocados y un cuarto.

Pero pronto descubrió que no había peligro: incluso si Savile avanzaba hacia la perra, esta retrocedía guardando siempre esa distancia de unos cinco metros. Y la miraba como con cariño. ¿O era pena? Era un sentimiento dulce, pensaba Savile, si es que los perro tienen sentimientos, claro, asunto este, el de los sentimientos de los animales, en el que Savile no estaba muy versada.

Empezó a llevarle cosas a la perra. Como nunca había tenido perro ni nada parecido (los peluches no cuentan), le llevaba cosas pintorescas. Una ramita de perejil le llevó un día. Otro día, una tostada que no se había comido la noche anterior. Otro día, una zanahoria. Otro día, un pepino, eso sí, pelado. En realidad, cualquiera que no sea Savile reconocerá que le llevaba cosas nada apetecibles, pero Savile veía que cualquier cosa que le dejaba en el suelo, la perra la recogía.

Luego mientras ella se encendía un pitillo esperando al autobús, a veces hablando con algún compañero, pero generalmente sola, la perra se sentaba a su distancia y se quedaba mirándola con una expresión melancólica en el hocico. Si es que los perros eran capaces de sentir melancolía, claro. Desde luego, eran muy capaces de transmitirla, eso lo comprobaba Savile cada mañana.

Pero lo que Savile no sabía es lo que sucedía después; porque cuando ella subía al autobús de la empresa que la llevaba a la oficina de las afueras, y se alejaba dejando a la perra sentada mirando el autobús, ésta se levantaba, dejaba en el suelo lo que había traído Savile y desaparecía hasta el día siguiente, a las ocho menos diez, hora en la que, sentada también, esperaba a que Savile saliera de la boca del metro.

-.-

Pímlico, con acento en la primera “i”, es reportero. Su sueño es trabajar en Mi cámara y yo, pero mientras tanto, recorre la ciudad con su cámara digital por si ve algo interesante. Compra el periódico todos los días en el mismo kiosko. Sí, el mismo en el que la perra pastor espera a Savile. Desde luego, como es un reportero de raza, se ha fijado en la perra, que también es de raza, aunque no sabría decir qué raza exactamente (echémosle una mano: pastor belga), y un día le pregunta al kioskero, más que nada por ser amable:

- Precioso perro, ¿cómo se llama?

- Pregúnteselo a él, yo solo vendo periódicos...

- ¡Ah... perdone! ¿No es suyo?

- No, ¿y suyo?

Magnífico gremio, el de los kioskeros, pero no exento de gilipollas, como acaba de apreciar Pímlico. Entonces se queda mirando a la preciosa perra, que él cree perro, porque, aunque no es tan listo como Savile, se ha dado cuenta de que es de raza. Se pone a cierta distancia y le saca unos planos. Se aleja más, pero pone en marcha el zoom a lo burro, porque quiere pillarla con piernas desenfocadas de gente de por medio. De pronto, unas piernas bastante principales, que surgen de una falda granate y se esconden en unas botas negras de piel, llaman la atención del reportero, que se olvida del artístico plano de la perra, de la evocación de la soledad urbana que estaba filmando y persigue, por unos metros, esas piernas. Está decidiendo si le gustaría más que esas piernas fueran su cinturón o su bufanda cuando aparece, inopinadamente, en cuadro, la perra que Pímlico cree perro.

- ¡Mierda...! – sigue grabando, porque el plano le está quedando de primera – A ese perro le gusta chupar plano... – y llega un momento en que se alejan tanto que ya no los ve. Pímlico sale corriendo y busca una ubicación para seguir observando. Y grabando.

Durante una semana, graba todo lo que puede y cada día se sorprende más.

Un día, al fin, reúne fuerzas y se atreve a abordar a la chica.

- Perdona – le dice a Savile- ¿es tuyo ese perro?

Savile se asusta, pero contesta que no.

Pímlico le cuenta entonces que lleva una semana observándola, que se ha dado cuenta de que el perro la sigue y que tiene pruebas. Le va a enseñar las imágenes grabadas Y Savile, que teme más a los humanos que a los perros, quizá porque sabe más de humanos que de perros, sale corriendo, pensando que Pímlico está loco.

Y un poco loco sí que parece, con esos pelos.

-.-

El viernes, Savile está viendo Telemadrid y se sorprende al ver el kiosko donde la espera la perra.

“Ahora una historia emocionante – anuncia la locutora – Esta preciosa perra, de la raza pastor belga...

- ¡Caray, es mi perra!

“... sigue, desde hace días, a una joven belleza madrileña...

- Joven, belleza y madrileña, tres mentiras... ¡pero no está mal.! – dice Savile, satisfecha.

“... que ha preferido guardar el anonimato; la perraespera todos los días a la misteriosa rubia y la sigue hasta la parada del autobús que toma a diario la enigmática mujer.

El reportaje, la verdad, no contaba gran cosa. Aparecía un sorprendentemente simpático kioskero (hay que ver lo que una cámara es capaz de cambiar a algunas personas) y algunos vecinos que mentían descaradamente, pero que salían para que el reportaje tuviera un poco de sabor local. Savile aparecía irreconocible, toda pixelada y enigmática y eso le gustó.

Ahora Savile sabía que no era una paranioca. La perra, efectivamente, la seguía a ella. Y verlo desde esa otra perspectiva, le había gustado muchísimo.

Pero seguía sin entender nada.

-.-

Seis meses atrás, sucedía algo relacionado con todo esto.

Soho, un escritorzuelo sin suerte, pasea con su perra. En este momento, está en realidad parado, no paseando, con su perra junto al kiosko de prensa en el que jamás comprará nada porque el kioskero es un borde de mierda que un día no le quiso dar cambio. Soho suele hablar con su perra, quien, la verdad, no le hace demasiado caso.

- Mírala. ¿No es una monada? Mirala caminando calle abajo... dímelo, Öptima, entre tú y yo, confidencialmente, que no se lo voy a decir a nadie ¿no es adorable?

Y baja la calle esa rubia que es guapa y es lista, bajo la atenta mirada de Soho y Öptima, su perra. La rubia lista y guapa camina del todo ajena al efecto que causa en Soho, que es discreto, e igualmente ignorante de que Öptima, la perra, la ignora. O eso parece.

Como todos los días, ella camina calle abajo a primera hora y él la sigue unos metros detrás, con despreocupada e indisimulada discreción, pero sin atreverse a abordarla. O a saludarla. O lo que sea.

Es lunes. Y los lunes son los mejores días, porque Soho lleva dos días sin verla y cuando ella surge de la escalera del metro y camina dos manzanas hasta el punto donde el autobús de la empresa que recoge a los trabajadores somnolientos, Soho se pone realmente contento de ver a la chica a la que no conoce, pero ama ya con locura. Porque Soho lleva siguiendo a esa chica cerca de un año. Y ha decidido que esa semana tiene que decírselo.

Soho mira a la chica rubia y lista, con Öptima sentada a sus pies, mientras se fuma un cigarrillo, casi siempre sola, pero a veces acompañada. Pero Soho sabe que ella prefiere fumar sola.

Ese lunes, precisamente, cuando el autobús se va, y él se queda mirándolo al borde de la calzada, a Soho le suena el móvil y, al ir a contestar, se le cae en la carretera. Se agacha a recogerlo justo en el momento en el que un hombre que también iba hablando por teléfono, pero al volante de un Cherokee, pasaba por ese mismo sitio.

A Soho no le da tiempo ni de sentir daño. El hombre del Cherokee, que es médico, lo sube, como un inerte bulto a su coche y lo lleva a su hospital, donde ingresa cadáver.

De quien nadie se acordó es de Öptima, la preciosa perra pastor belga.

Una perra de costumbres, sin duda.

42 comentarios:

Gatopardo dijo...

Buenísimo relato, Wolffete.
Un besazo

Kotinussa dijo...

Como se nota que soy una clásica. Me encanta esta canción, aunque no sabía de quien era, siempre la había oído cantada por los Beatles. Y me gusta mucho tu versión (aunque no la oigo completa, no sé si es problema mío).

En cuanto a la historia, tenía que acabar mal. Las que acaban bien son aquellas en las que ambos (chico y chica) pasean cada uno a su perro. Eso es ideal para ligar, como en la película 101 dálmatas. Mientras que en circunstancias normales desconfías bastante si un tío se dirige a ti por las buenas, si ambos llevan un perro esa desconfianza no existe. Es casi imposible pensar mal de alguien que pasea un perro, a menos que sea uno de esos tipos macarras que llevan a un perrazo de presa. Yo, en realidad, tengo a mi Popi como excusa para pegar la hebra con tíos interesantes, jejeje. El muy capullín (Popi) forma un pifostio horroroso cuando se cruza con otros perros, lo que me da una oportunidad magnífica para entablar conversación. Ya sabes lo que puede ocurrir si alguna vez nos cruzamos con nuestros perros, estás avisado.

Wolffo dijo...

Gatopardo
Sonando: Welcome to paradise - Green Day
En casos como el tuyo, mi querida Gata, la concisión no se agradece. Ya podías ser un poco más generosa con tus palabras, ¿eh, vieja tacaña? De todos modos, ya sabes, se agradecen la visita, el elogio y, sobre todo, que a uno le importa lo que le importa, el besazo. Te mando dos yo a ti.

MariKoti's
Sonando: Rhymes and reasons - John Denver
Lo que se nota es tu buen gusto, profa, porque la canción es una delicia. Como la que suena ahora, ¿te gusta John Denver? Un día a ver si me animo y me marco algo de este tipo, que me encanta.
Sabes, las veces que paseo a Sam no soy un buen objetivo para el ligue. La saco conmigo a correr por el campo y si me pillas en esa situación (embutido en un chándal dos tallas más pequeño de lo que debería, sudando a modo, sin resuello...) soy lo menos sexy que hay sobre la tierra. Si no obstante ello, te decides a entrarme, has de saber que me sobrarán los perros en seguida (y seguramente a ellos les sobraremos nosotros).
Me gustó muchísimo 101 Dálmatas, pero no vi la versión no dibujada. De todas formas, lo que más me gustaba de la versión clásica es cuando el tipo está componiendo la canción a Cruela de Vil (¡qué fantástico nombre!). Esa escena, no sé muy bien porqué, me encanta.
Un beso, Koti, preciosa.

Kotinussa dijo...

Pues lo mío cuando paseo a Popi es "sport elegante", imagen que el perro me destroza completamente porque lo que más le gusta en el mundo es un solar en obras, y me arrastra siempre hasta ellos. No es posible imaginar un escenario con menos glamour. Nada que ver con el parque donde se encontraban Pongo y Perdita.

Kotinussa dijo...

Por cierto, ¿por que en vez de pedir que te regalen batidoras con accesorios picadores sofisticados no pides un chandal de tu verdadera talla? Que los hay muy baratitos, a la par que favorecedores...

Tautina dijo...

Pobrecitos personajes tuyos, escritor maltratador. Tanto muerto y tanta persecución y tanto abandono, total, para hacer quedar bien a la hermosa Savile en la tele. Eres un hombre cruel!
Porque me gustas, que si no te denunciaba a la protectora de animales.
Besos, ojos de mar.

Wolffo dijo...

MariKoti's
Sonando: Take it esay - Eagles
Pongo y Perdita, Popi y Sam, Koti y Wolffo (tenemos nombre de pareja de perros, lo sepas)... en realidad, a milado no hay escenario deprimente, porque la magia de mi aura, el embrujo de mi mirada y lo chispeante de mi conversación te trasladarán al paraíso. Pregunta, tú pregunta por ahí... En cuanto a lo otro, darling, soy de la opinión que un chándal nunca, repito, nunca es favorecedor. Este mío se ciñe de forma sensual mis muslos poderosos, mis nalgas prietas y sugiere noches interminables de placer al enmarcar ajustadamente mi impresionante dotación genital. Pregunta, pregunta por ahí...

Totinilla...
Sonando: Para bien y para mal - Antonio Vega
Hombre solo uno ha terminado mal, uno de cuatro, que no es mala media. En cuanto a la sociedad protectora de animales, deberías denunciar a Savile por llevarle perejil y zanahorias a la perra, yo la he tratado bien. La retrato como una perra inteligente y fiel. Solo mato al pollo que, convendrás conmigo, no estaba demasiado bien de la cabeza... Ay, Totinilla, si supieras lo que me alegran tus comentarios no te prodigarías tan poquito. Muchos besos, mi adorable poetisa.

linmer dijo...

Gran historia amigo Wolffo. Aunque no entiendo bien por qué llamas Tula a Savile, pero seguro que es por algo que se me escapa...

Sobre Tony Sheridan y los Beatles, me has recordado que tengo un disco de ellos juntos: "The Savage Young Beatles with Tony Sheridan", regalo de un gran amigo.

Un abrazo,

Un Fosforo dijo...

Magnífico tema y magnífica versión, si señor.

Yo tampoco sabía que era de Tony Sheridan, pensé que era de Paul. En fin...

La historia me ha gustado y, digámoslo, me ha dado una gran enseñanza.

Y es que si se te cae el móvil mejor no te agaches a recogerlo y cómprate otro, especialmente si hay un Jeep en los alrededores.

Un abrazo.

Wolffo dijo...

linmer
Sonando: Another day goes by - Dakota Moon
Me parece a mí que demasiado bien entiendes porqué lo hago... sencillamente, cambié el nombre a los protas y se me quedaronunos cuantos Tulas por ahí sueltos. Seguramente algún otro quedará, pero ya me lo dirás, porque yo no los veré pero tú tienes ojo para esas cosas. Siempre me avisas de las meteduras de gamba. Pues en ese disco estará la canción esta y Cry for a Shadow (la otra que menciono) y el resto es Tony Sheridan imitando bastante mal a elvis y los Beatles tocando.
Un abrazo a ti y gracias por el keo.

UnFos
Sonando: I started a joke - Wallflowers
No, no, no era de Sheridan; si lees el texto que hay bajo la canción verás que el tema es de 1927 y lo compusieron dos tipos que escribían canciones para películas y todo eso. En cuanto a la historia, me encanta ver que los lectores sagaces cazan al vuelo el lado útil, la moraleja del asunto. Un abrazo, amigo.

Gatopardo dijo...

Ya sabes, Wolffo mío, que lo que podría añadir es todo pornográfico, y me tienes dicho cienes y cienes de veces que abandone el acoso sexual, que no serás mío, que sólo obtendré tus virtuosas negativas...
Teailoviu

Kotinussa dijo...

Ya he preguntado. Y lo que he oído me ha dejado taaaaaaaan impresionada, que quiero foto en chándal para confirmarlo. De lo contrario, pensaré que todo es un bluff y que tienes comprados a mis informadores.

el_Vania dijo...

Ja soc aquí!! (Tarradellas dixit!).
Amigo Jorge, he vuelto de mi maravillosa luna de miel. Pfff... Saville será guapa, pero Sevilla es preciosa.
Nada, aún no he deshecho la maleta y aquí me tienes.
Un abrazo.
Te quiero.
Salud/OS!

Gatopardo dijo...

Y para música, ésta:
http://www.artesonado.com/musica/freaky.htm

Un Fosforo dijo...

Es verdad. No había leído bien la primera parte del post.

Puse la canción, leí por encima lo de los Beatles y pasé directamente a la parte jugosa.

fantasma paraíso dijo...

El fantasma tenía frío, porque es falso que los fantasmas no sienten ni padecen. En realidad casi siempre tienen frío. Se arrebujó en su raída capa y maldijo en un idioma desconocido. Después, el fantasma se sintió nostálgico y se dirigió al lugar en el que guardaba sus viejos vinilos. Deslizó su dedo sarmentoso por los gastados cantos de los discos y se detuvo en el primero que adquirió: «Oldies but goldies»… ¡Dios!, ¡habían transcurrido miles años! Le costó reconocerse en aquella música pero sabía que también era parte de él, parte de su esencia inmaterial.

Luego el fantasma se sintió solemne y tétrico, y dejó sonar a Siouxsie and The Banshees mientras corría por el castillo agitando sus negros ropajes. Él era el demonio aullador que gritaba desde las almenas en las noches de lluvia. Era la voz que desgarraba el alma de los mortales.

Atravesó todos sus discos y en un instante los volvió a escuchar. Se dirigió a la biblioteca y desafiando al polvo de los siglos pasó a través de los libros allí almacenados y los leyó de nuevo. Contrajo las aletas de la nariz y aspiró con fuerza el aroma de su vida mortal. Sus ojos sin vida mostraron un destello de luz.

El fantasma, en la oscuridad, encendió el monitor y sonrió al contemplar las imágenes que se le ofrecían. Recordó el verso del Zurdo: «Vives en una ciudad de mi infancia».

Wolffo dijo...

Gata
Sonando: #9 dream - Lennon
me confundes con otra, seguro, porque yo acepto de buenísimo grado el acoso sexual, es más, lo fomento y me pongo a tiro constantemente, pero el mundo no parece advertirlo. En cuanto a la música, impagable link el tuyo donde he vuelto a reencontarme con un icono de mi niñez: las monjitas del jeep, un grupazo. Si tu me ailoviueas, yo te lletém.

KoNtiMAZ
Sonando: Galaxia - Pistones
Próximamente habrá archivo gráfico que detalle este talle entallado en malla y este paquete empaquetado en intravenoso chándal. Entonces no te quedará otra que venir a donde yo luzco mis maneras y mis rotundidades y hacerme la ola cuando pase a tu lado. Dicho queda.

¡Vanitas, vanitatis!
Sonando: How are you - Kinks
Ahora no tienes ojos para nada más que tu chica, claro... y no sabes cómo te agradezco esta venida a trompicones, colega. El sentimiento es mutuo, a no ser que, tan acostumbrado como has estado estos días a decírselo a la hoguera donde se queman tus vanidades, hayas errado el objetivo de tus quereres, en cuyo caso, todo este párrafo carece de sentido. No siendo así, yo también estoy feliz por tu vuelta.

UnFos
Sonando: Lucha de gigantes - Nacha Pop
Oldies... but goldies! qué recuerdos. ¿Sabes una cosa? ya te he adjudicado una personalidad, un nombre, vaya, pero no voy a insistir en el tema. Para mí, eres quien yo creo que eres. Sácame de mi error si quieres, pero dejo la pesquisa porque soy torpe como una mula en esta suerte.
¿De qué canción del Zurdo es ese verso? Porque intento cantarlo y no me sale. Y yo me creía capaz de cantar al Zurdo sin pestañear...

Malena dijo...

Me gusta cuando sacas la voz ronca, de la mitad hacia el final, y sí, tocas la armónica mu requetebién.

La historia es todo un guión de cine u corto, de lo mejorcito, en mi opinión, que he leído aquí, aquí y en muchas partes¡
A mi me ha encantado, vamos, y encima con perros, vamos, ya mi debilidad. Con la de bonitas historias que protagonizan sin saberlo, y la huella que dejan en nosotros, sin darse a penas importancia... (me emociono, tío)

Cómo está Sam? y tu? siento el tirón de orejas del otro día, perzonita :D que me se fue la pinzx.

Un beso con cheetos

Binche dijo...

Una versión genial acompañando a una historia preciosa! Como siempre, que nos tienes así de acostumbrados.

Besos, Wolffillo de mis entretelas! ;)

Wendeling dijo...

Leñes Wolffo, cuando sacas la vena nostálgica en los relatos, siempre consigues emocionarme.

Que de emociones ya ando servida esta semana!!

Gracias por el tema y la historia.

Besos de una maia.

Buch dijo...

Queridísimo Wol, me tienen ahogado en el trabajo, apenas saco la cabeza para respirar...me he acercado por aquí, consciente de que nop tengo tiempo para leer y dejar un comentario honrado. Sin embargo me he leído las preposiciones de tu post, y algunos adverbios de tiempo y están puestos de puta madre, eso si, asi que ya volveré cuando me suelten el cuello. Como también quiero ahorrarte tiempo a ti, incluyo la que sería tu respuesta a este comentario: "Admirado Buch: Debo decir que los adjetivos calificativos y los pronombres personales de tu comentario son cojonudos. Ya te contestáré a tu comentario cuando tenga tiempo. besos."

Hale, ...

Wolffo dijo...

Malanilla
Sonando: Milonga del marinero y el capitán - Los Rodríguez
¿Te gusta la canción? es de esas viejísimas que a los rockeros nos encanta escuchar, ¿verdad? Gracias por tus palabras, Malanilla, ya sabes que me derrito conlas alusiones a la música.
Es verdad que la historia podría rodarse sin problemas, es muy visual y se puede contar sin diálogos, casi.
Sam está bien, aunque no lo creas, empieza a salirle pelo, sus heridas, gracias a los antibióticos (y a pesar de que se las lame más de lo que debiera) van cerrando y ella se encuentra a gusto cuando la cepillo con la parte de cerdas del cepillo, no con los alambres, como antes. No te preocupes por eso, que lo entiendo perfectamente, Malanilla, con lo que yo te quiero y sé que tú me quieres... no hay perdones entre nosotros, ¿vale?
Muchos besos, cielo.

MariTuli's
Sonando: Calle melancolía - Sabina (puajj!!!)
Bueno, creo que eso que acabas de decir me levanta el ánimo bastante, así que te mando una docena de besos como rosas reventonas.

Wen
Sonando: All I've got to do - Beatles
Si es que no puedo evitarla, maia de mis desvelos, uno es como es y, claro, escribe como es. ¿Te ha gustado la song? pues genial, porque a mí también.
Besos y buen finde, maia.

Buch
Sonando: Heroes - Yo
de hecho, compañero, no iba a contestarte eso, porque estoy como tú: apenas tengo tiempo de postear una vez a la semana y contestar a los comentarios, y tengo pendiente visitar algunos sitios impagables, como el tuyo. Porque en tu sitio siempre se encuentra algo que criticar. En serio.
Gimme 5!

fantasma paraíso dijo...

"Vives en una ciudad de mi infancia
con mi imagen de la próxima semana,
sonríes sin poder reconocerme
y tus circuitos desean
reciclar mensajes de amor.

Vives en algún rincón de mi memoria
con ese chico al que premiaron con uno "oscar",
por lograr que no reconociesen
mis circuitos psicoeléctricos
que hoy desean jugar al amor."

...

La canción, en fin, es "La teoría de la relatividad".

Me ha encantado tu versión del "Ain't she sweet". Hacía millones de años que no escuchaba esa canción (es lo que tiene esto de la vida de fantasma, que el tiempo pasa tan rápido que de pronto caes en la cuenta de que han transcurrido siglos), pero es de las que tienes perfectamente archivadas en la cabeza y la melodía y la letra te salen casi solas. Una gozada revisarla y de un modo tan sencillo y perfecto a la vez.

En lo referente a mi identidad, me alegro de que me hayas adjudicado una -sea la que sea-, aunque con tanto ir y venir tampoco estoy seguro de cuál, pero no importa.

Me recuerda a uno de los relatos incluidos en las "Crónicas Marcianas" de Ray Bradbury, en el que hay un marciano que adopta la apariencia física de aquella persona muy deseada por alguien (un hijo perdido, etc.). La idea está muy bien, sobre todo porque nos muestra hasta que punto somos capaces de engañarnos a nosotros mismos cuando deseamos mucho una cosa.

Después de esto, no tengo más remedio que hacer un inciso para protestar contra la telebasura. A ver, a mí me parece muy bien que hagan todos los programas horrorosos que les de la gana, porque afortunadamente de todos los botones del mando hay uno estupendo -que además suele ser rojo- que sirve para apagar. Dicho esto y sin defender en absoluto la censura, lo que no les perdonaré jamás es que hayan tomado el nombre de Bradbury en vano y dieran el nombre de "Crónicas Marcianas" a un programa así. Y no sólo eso, sino que antes perpetraran un atentado similar con "Gran Hermano" (¡si George Orwell levantara la cabeza!).

Vale que no tengan que educarnos, pero de ahí a que los citados nombres pasen a la mayoría de la gente de ese modo... ¡se me revuelven mis traslúcidos intestinos! Siguiendo con la misma cita, me gustaba más cuando el "Aviador Dro" decía aquello -en 1984- de "1984-año cero".

Y ahora me desmaterializo. Perdón si me he enrrollado en exceso o si rompo un poco la dinámica que debe llevar esto del blog. Nó sé, los fantasmas quizá estemos algo anticuados y tendamos a la nostalgia y a las batallitas (batallas cruentas, eso sí), pero aceptamos críticas. Aunque nos reservamos el derecho a la venganza (un sentimiento tan de fantasmas), y a encender tu pc a media noche para salir de la pantalla y poblar tus sueños de pesadillas.

Malena dijo...

Me encanta la canción¡¡ me adivinas los gustos muuuchas veces :D

Y gracias por tu comentario en el musikero, el siguiente post, va por usté, maestro ;D (Bueno, y el actual, esa versión extended no tiene precio... a costa de lo estético del vídeo, el sonido es uuuuffff)

Un beso pa Sam y otro pa tí, no te me pongas celoso¡ jajaja

Buch dijo...

Ah, joder, se me olvidó una cosita, me encanta Ain`t she sweet, pero la que me pone quebte cagas es "Take good care of my baby", sobre todo el principio "My tears are falling....". AL final no te vienes al Metrorock ¿eh?. Yo voy a ir a los My chemical, porque les amo...

Wolffo dijo...

Fantie
Sonando: No sé porqué - Pegamoides
Ya, ya, en cuanto he leído el segundo verso, ya lo pillé. De todas formas, aunque ese disco no era malo, ni mucho menos, el eterno femenino es mi icono pop-art de esa época.
Ain't she sweet es de esas canciones, ¿verdad? A mí, no creas, me pasó lo mismo. Tengo puesto siempre que estoy sentadoal ordenador el iTunes con cinco mil y pico canciones reproduciéndose aleatoriamente (de ahí el constante Sonando) y hace unos días, sonó el Ain't she sweet. En seguida pensé: tengo que grabar esto, porque es música en estado puro, absolutamente esencial. Pues al grabarla fue como si la hubiera compuesto yo, todo era fluido, y te juro que nunca la había tocado a la guitarra. En fin...
(Mira, como este comentario se alarga, la casualidad ha hecho que ahora suene "En cualquier fiesta"; curioso, ¿no?)
Hagamos una cosa, Fantie, dejemos de lado la cuestión de tu identidad. Digamos que pierdo. Y además, lo hago encantado, porque me encanta que me lea gente de nivel, y por eso, te pido disculpas si en algún momento te he dicho algo que no te haya gustado. O sea que te pediría que no desaparecieras, porque me encanta lo que escribes y cómo lo escribes. Y me gustan tus tutoriales sobre arte contemporáneo, y no hay ni un asomo de ironía en esto, Fantie, créeme.
Tu inciso sobre la telebasura me parece adecuado y aplaudible, me uno a él y animo a mis amigos, familiares y compañeros de trabajo a crear una plataforma anti Telebasura.
No te desmaterialices, tío, que tus apariciones serán, siempre, bienvenidas y celebradas con bailes rituales y ojos sedientos de talento. Un abrazo y vuelve, no me seas cabrón.

Malanilla
Sonando: Baba O'Reilly - The Who
¿Sabes la que yo oigo mogollón de veces? la primera que colgaste con el casposo, te acuerdas? Miss Celie's Blues, que tuviste que quitarle el apóstrofe.
La que tienes ahora puesta la tocaba con Sergei en versión extended también, y nos quedaba de lujo, aunque esté mal que yo lo diga.
Besos pa ti y para tu perro tambnién, que no sé si tienes ahora, pero me imagino que sí, y que será genial.

Buch
Sonando: Cancer - My Chemical Romance
Te juro que es casualidad, txaball, pero se ha puesto a sonar esta... A mí también me conmueve (suena mariquita total) el primcipio de Take... con la voz de Paul diciendo my tears are falling 'cos you've taken her away...
Pásalo bien, colega, haz una grabación pirata con el archos y luego la vendes por internezz y te meten en la cárcel y yo diré... joder, es que no tienes respeto por los artistas...

Luna dijo...

No sé que me pasa pero toda historia con animales me resulta triste, no puedo ni leerlas y cuanto menos ver pelis sobre ellos, los animales digo, tengo la llorera garantizada sunque no pase nada triste ;-). Preciosa historia aunque me gustaría otro final... que seguro con un poco más de tiempo seguro que la perra consigue hacerse con la chica ;-P

Besos wapetón... y en cuanto a los ojos aún estoy en ello, mejor pero aún no puedo estar mucho rato leyendo, je... imagina la que tengo que liar para intentar estudiar algo. Lo dicho, bechotes muy gordotes.

Luna dijo...

Se me olvidaba, el "anplág" está muy pero que muy "lograo" :-), bien requetedulce, y la definición de Jordi creo que inmejorable, estos andaluces son únicos ;-) me encantan.
Rechau.

jopageri dijo...

Me gustó mucho la historia, tenía una perra y como a mí me encantan pues la historia me atarjo aun más.

Mi perro mientras está dentro de la casa le ladra a todo el mundo: a los niños que pasan por la calle, a los demás perros vecinos etc. Pero si mi perro pone un pie fuera de casa, se porta civilizado y "cosmopolita", (jaja) no le ladra a nadie y orina árboles educadamente.

Yo también conozco Ain't she sweet gracias a los Beatles, de hecho no conozco la versión original que (supongo) debe ser dificilícima de conseguir. Muy buena interpretación, hace mucho que no escuchaba ese tema y es bueno recordarlo en tu voz.

¡¡Por fin encuentro a alguien al que le guste Cry for a shadow!! casi nadie la menciona y cuando lo hacen no dicen gran cosa de ella, es una canción muy buena, aunque me hubiera gustado que la cantaran George y John. A veces me pregunto cómo hubieran sido los Beatles si en vez de Lennon/ McCartney hubiera sido Lennon/ Harrison.


Saludos Wolffo

Wolffo dijo...

Luna
Sonando: Do it again - Beach Boys
Es verdad que las historias (libros, pelis, lo que sea) con animales tienden hacia el sentimentalismo y a adjudicar a los animales sentimientos humanos. Es algo, en principio, descerebrado, pero todo el que ha convivido con algún animal, sabe lo mucho que llegan a "humanizarse", en el mejor de los sentidos.
La definición de anplág es de Sergio, que a mí, el sabrá porqué, me llama Jordi. Y cuídate los ojillos, niña. Un beso enorme, Luna.

Jopageri
Sonando: Message in a bottle - Police
¿Cómo se llama tu perro? Y explícame exo de que orina los árboles educadamente jajajajaja, ¿les pide disculpas o algo así?: amigo cedro, ya me dispensará pero, me temo que le voy a mear a usted encima... En cuanto a la canción, no conozco la original, pero he escuchado multitud de versiones que suenan como si las hubieran grabado no ya en los años 20, sino en el pleistoceno, si es que esa era existe. Cry for a Shadow me encanta, y estoy pensando en hacer una versión, pero creo que la voy a acortar alguna estrofa, porque la encuentro larga. Como tú, y como mucha gente, creo que los Beatles, tal vez, hubieran sido más grandes si hubieran aguantado juntos unos años más, porque hacia el final fue cuando Harrison empezó a quitarse el complejo de encima y a desplegar su talento. En fin, de nada sirven estas cosas, ¿qué hubiera pasado si Marilyn me hubiera conocido? Pues que no se habría suicidado porque estaría sexualmente satisfecha gracias a mis prestaciones erótico-festivas.
Un abrazo fuerte, amigo.

HollyG dijo...

Preciosa historia, aunq ha insertado el virus de la melancolía en mi día. Pero es una melancolía agradable. 1beso!

Jo dijo...

No sé si lo sabes pero mi debilidad son las historias que cuentan la misma cosa vista desde öpticas diferentes y terminan con un flashback explicativo. O sea, que hoy me has hecho rendirme a mi debilidad y disfrutar de todo lo que le pedía yo a una historia. Es genial cuando un escritor te escribe lo que quieres leer.

:D

Wolffo dijo...

HollyG
Sonando: Mind games - Lennon
Eps... ¿virus de la melancolía? La melancolía es como el slok-slok Pi. Para echarlo, reúnete con tuis amigos y estableced un turno para contar historias. Historias cortas y originales. Entonces la melancolía se duerme y deja de ser esa escurridiza anguila inatrapable. La metes en una botella de vidrio y la tapas con un cocho, para que pueda respirar y la tiras al mar. O a un río, también sirve. Funciona, créeme. Otro beso a ti, HollyG.

Jo
Sonando: Gun Shy - 10.000 Maniacs
No lo sabía, pero ahora me lo apunto y cuando quiera tenerte blandito, escribiré una de esas. Qué bonita es esta canci´çon que suena, macho, es grande.
En fin, desvelándome tus puntos débiles te haces más fuerte a mis ojos, amigo mío. Un abrazo enorme.

Ararat dijo...

¡por fin puedo escuchar la música!
Esto de estar sin tiempo y lejos de los avances tecnológicos me obligan a leerte y escucharte los fines de semana.
La canción bonita pero se te ve muy sobreactuado, que lo sepas

Mari dijo...

La canción: preciosísimamente interpretada.

El relato: muy bueno, me gustó muchísimo. Yo, como soy así medio rebotada, interpreto que esa muerte no es una muerte física sino un cambio... Que me gustan los finales felices!

(Es que ando medio mmmmm... mustia? muda? No toy pa finales tristones, así que lo cambio y listo... je)

Besos, gran Wolffo

Wolffo dijo...

Ararat
Sonando: La del post
estoy escuchándola para ver qué es lo que te ha parecido sobreactuado y, no digo que no tengas razón, pero no la tienes en absoluto. ¿Has visto? Razonando soy como Pepiño Blanco, un fiera.
Un abrazo, rey moro.

Rayitas
Sonando: Desordenada habitación - yo
Me alegra de que te guste la canción, de verdad, es una alegría. En cuanto a las interpretaciones del relato, yo me limito a escribirlo, interpretarlo es labor de cada cual. Si tu lo interpretas así, es porque para ti es así y punto.
No me gusta ni una pizca verte así de mustia, MariRayas, ¿se puede hacer algo para alegrarte? ¿Una historia con final feliz, tal vez? Usted pida por esa boquita y le será concedido si está en mi mano.
Muchos besos, cielo.

Mari dijo...

=)
La mustiez pasará, ya está pasando. Sujetar la nada da un poco de trabajito. Ya entiendo por qué me gustó tanto ese video tuyo...

Gracias, Wolfo! Esos besos tuyos y las palabras cariñosas son saludables.

Besazos

Wolffo dijo...

Rayoides
Sonando: Vidas agridulces - Nacha Pop
Venga, gauchita mía, levanta ese ánimo, que resulta raro no verte como el alma de la fiesta. Un beso primero y luego, cuando ya estés sonriendo, una docena más.

Buch dijo...

joder, había dejado un comentario estupendo y muy elogioso. en fin, me parece una de las historias a seleccionar para el libro: "Yo no me pierdo los 100 mejores posts de Wolffo, ¿Tú si?". Le pongo un ****. Me ha gustado el final muchísimo. También en el post argumental demuestras tu maestría. Sin embargo, reconoce que eres rencorosillo y envidiosejo...

Wolffo dijo...

Buch
Sonando: Desordenada habitación - yo
No cuela. Siempre, el comentario que se pierde, era cojonudo, largo, argumentativo, emotivo y siempre da pereza repetirlo... No cuela. Reconoce que el comentario que se borró decías exactamente lo mismo que en este, pero sin lo de "se me ha perdido, bla, bla..."
No obstante te doy la razón: soy envidioso y rencoroso como pocas personas.

MAHOMAL dijo...

Muy buena la historia, y muy bien contada. Pero no me apetece nada el final, estoy por intrepretarlo o cambiarlo también. Lo que me pone triste no es que el chico la palme (aunque no le deseaba mal alguno) sino que la perra siga haciendo lo mismo sin él, aunque ya no tenga sentido. Creo que eso es lo que hacemos nosotros, seguir y seguir, aunque no tenga sentido.
Día torcido que tiene una, si señor, que de todo tiene que haber
La canción muy rebuena.
Y algo bueno ¡¡¡YA TENGO ADSL!!!

Wolffo dijo...

Mahomailla
Sonando: Hello - Oasis
Yo creo, sin embargo, que lo único que tiene un verdadero sentido en la historia es que la perra siga haciendo lo mismo. Es como si se aferrara a la costumbre que la mantiene en contacto con cosas conocidas. Con Savile, a quien ha aprendido a querer como aprenden a querer los perros: por costumbre, por repetición.
Lamento muchísimo que el de ayer fuera un día torcido, cielo, y celebro lo de tu conexión y que te guste la canción. También celebro que te haya gustado la historia. En realidad, tres celebraciones contra una lamentación, la vixtoria es clara, Mahomailla, entonces, explícame:m ¿porqué me importa tanto más el lamento?

Muchos besos, mi dulce amiga de rostro de porcelana y manos de mandarina.