martes, mayo 01, 2007

Río de Janeiro: un sitio con bastantes tías buenas.

A palo seco

Cuando Burdon (si os gusta la múisica en serio, visitad su blog, es magnífico) me presentó a Los Hermanos, me dejó un poco flash. Nunca había oído nada parecido; o no, quizá llevaba toda la vida escuchándolo en mi cabeza, pero no había descubierto a ninguna banda que sonara así. Los Hermanos son una banda de rock, y son brasileños. Y se les nota a veces más lo uno que lo otro. En este tema, que yo sólo he oído en un "desenchufado" de esos con más enchufes que un primo del rey, se les nota más brasil que el rock. Busca el original en YouTube y escuchalo y míralo porque es maravilloso. Me he atrevido con él porque soy un hombre osado, que no tiene vergüenza, y tiene muchas ganas de cantar. Me encanta, a pesar de ser español, tener muchos más que 25 años y de sentirme, no lo puedo evitar, mucho más cerca del blues que del tango argentino, o de la rumba, vamos. Quiero dedicar este temazo a mi recién conocida, pero ya queridísima Fugaz, que tiene acento de Fuenterrabía, ojos de gran angular y labios de caramelo. Y un corazón que sí que le cabe en el pecho, de acuerdo, pero que acoge mucho más que los corazones normales. A ver si te gusta, Fuggie.

Aquí puede bajarse con sonido guay:





(Extraído del libro de viajes WolffoTours, la Obcecada Guía del Viajero Obtuso)

Lo primero que el viajero avezado descubre nada más poner pie en tierra brasileña es que no es para tanto: ni te entran ganas de bailar, ni eres mejor futbolista, ni nada. Eso sí, sientes, espiritualmente, que una nueva realidad, cadenciosa y tropical, invade tus muslos inexorablemente. Ya en las rodillas, no, pero en los muslos... Es lo que los más viajados conocen como Muslitos de Brasil, y no voy a extenderme más sobre este asunto.

No lo hacen con todos los que llegan a Brasil, ni siquiera con todos los importantes, pero si tienes suerte y eres un profesional de reconocido prestigio, las autoridades brasileñas gustan de cumplimentar al viajero con el célebre recevimento, que no es, ni más ni menos, que un recibimiento con acento brasileño y bastante agradable, si he de ser sincero. En mi caso, en este viaje a Río, sabiendo que Lula es un hombre esencialmente despistado, elegí un precioso traje chaqueta de color amarillo desirè de la diseñadora de mi familia, Wolfoleeza Rice, que sabía que impresionaría, por su elegancia y por su sencillez, al presidente Da Silva.

- Eu realmente impresonado por la eleganza e sencillez esencial del tuo Rice, amigo Wolffo. Eu tenho un presente para você. Eis Ronaldinho como simbolo de hermandade do Brasil du Espanha. Complace-te?

Aunque no es algo que aconseje que hagáis vosotros, viajeros ávidos de nuevas sensaciones, le metí, sin más ceremonias, el muñeco por el culo. ¿No te jode? un peluche de Ronaldinho...

Mi viaje continuó por tierras brasileñas sin mayores percances. Río de Janeiro, lo digo para que lo sepas, es un sitio con bastantes tías buenas, ese podría ser el dato demográfico, cultural y natural más relevante de este sitio del demonio. Hay mulatas que cortan el hipo, de acuerdo, pero no veas qué rubias se ven también.

Otra cosa bastante importante de Río de Janeiro es que está en la playa, no en el río, como su nombre parece sugerir. Bueno, quizá haya un río, no digo que no, pero la movida, lo que es la movida, está en la playa. Y la gente va más de rollito playa que de río en plan pesca y eso.

Luego tiene cosas muy parecidas a Valdemorillo, como por ejemplo que hay niños en la calle que juegan al fútbol (y a algunos se les da bien, Brasil podría convertirse, uno de estos años, en una potencia futbolística, al loro) y que las mujeres en general, cuando paseo por la calle, me saludan con una sonrisilla como diciendo hay que ver qué noble eres, zagal.

En Rio de Janeiro descubrí un brebaje negro al que llaman cafe, que es bastante parecido al café que tomamos aquí, pero allí le dan más prosopopeya.

Es un sitio bastante religioso, porque tienen una especie de cristo del que unos simpáticos brasileños colgaron una pancarta para darme la bienvenida. No le dediqué demasiado tiempo al tema, porque, la verdad, tengo una estatuilla bastante parecida en casa, que en vez de los brazos en cruz los tiene apoyados en una espada o algo y es dorada, en vez de piedra, y se llama Óscar y no sé como se llama el Cristo. Pero vamos, que si vas, lo váis a ver, porque es bastante grande y lo han puesto en un sitio muy vistoso, como para que se vea. No tiene pérdida, así que no vamos a perder más tiempo con el cristito de los huevos. Vas, lo ves y si te mola el tema, te acercas. Punto.

Yo, os voy a ser sinceros: fui a la playa, que es donde estaba el recurso natural de Brasil por excelencia: las mujeres mollares. Puede que haya museos, no voy a decir yo aquí que no los haya, pero el arte en este país está en la playa, embutido en bonitos tangas.

Provocando un cambio social.

En la playa me encontré eso, un montón de gente que no sabía muy bien qué hacer con su tiempo libre y yo, que no soy un turista pasivo, sino un viajero activo que interactúa con su entorno para adaptarlo a sus necesidades si es necesario, me puse manos a la obra.

Empecé a soltar a la gente que iba por ahí, desocupada (un montón de peña, os lo juro), que si unas maracas, que si una pandereta, que si botella de anís, tú, cara triste, toma este pito, tú, que no tienes remedio, coge ese palo y le zurras a la lata esa... en ese plan: organizando, dando a la gente una razón para vivir, podríamos decir.

Ellos, curiosamente, pasaron de tener una expresión triste y bonachona (como un san bernardo, por ejemplo) a tener la alegre jeta que, por ejemplo, luce Woody Woodpecker, el pájaro loco.

Les di unas nociones básicas de percusión y ritmillo y se pusieron a hacer ruido y aquello sonaba bien. Las tías, que hasta ese momento se limitaban a estar buenas de una forma, digamos, admirable (es decir, se ponían ahí y tú las admirabas y punto), querían participar de aquello nuevo que estaba surgiendo y les dije:

- Colgaos unos avalorios de los pezones y moved las tetas y ya puestas, el culillo al ritmo de la música...

Eso estaba hecho. La gente hacía algo parecido a bailar... Se movían, estaban felices, disfrutaban, ejecutaban lo que los entendidos llaman un punto de inflexión en el devenir de una civilización.

- Llámalo cambio social – me dijo Lula, en plan pelmazo

- No, nada de eso... – dije yo mirando al horizonte con mi limpia mirada de halcón noble y peregrino- Lo llamaremos ¡Samba!

Y así se inventó la samba. Luego, les organicé el temita para que no se pasaran el día con la samba, y con fugaces pero clarividentes fogonazos de inspiración, les regalé los carnavales, para que una vez al año se pusieran todo lo pesados que quisieran con eso de la samba.

El Amazonas:
como el Manzanares, pero con más mosquitos y con ecologistas

Dejé Río con lágrimas en los ojos, porque me había pillado los dedos con una ventana y cuando me pasa eso, pues lloro.

Me dirigí a un sitio que tenían ahí bastante abandonado que era un río bastante grande, al que llamaremos Amazonas, para entendernos. Pero que se sepa, el río no tiene nombre.

El Amazonas es sorprendentemente parecido al Manzanares, pero tiene la ventaja de que no lo atraviesa la M-30 ni pasa por debajo del campo del Atleti. A cambio, me pareció, mirándolo, así a ojo, que era un poco más ancho y, esto seguro, tiene muchos más mosquitos, y más grandes.

En el Amazonas también hay tías, pero estas no están nada buenas, como las de la playa de Río. Y eso que de estas se puede decir, auténticamente, que son tías de río, y no de playa. Jeje, es un chiste, no sé si lo has pillado. También hay peces, pero la gente sigue prefiriendo ir a la playa, seguramente por las tías. Es decir, la gente en la playa procura diverirse, en el río este, sin embargo, aparte de esas mujeres feas y de hombres con peinados parecidísimos a los de las mujeres feas, encuentras a un montón de gente que se hacen llamar ecologistas, y que están allí, principalmente, para amargarle la vida al personal. Los ecologistas disfrutan anunciando un apocalipsis, pero sin la gracia de un Nosferatu, pongamos por caso. Uno pasea por el amazonas y no sabe qué le molesta más: la presencia de los mosquitos o de los activistas de greenpeace.

En el Amazonas me limité a disfrazarme de extraterrestre y organizar partidas de poker estilo tejano y partidas de caza con los nativos para asustar ecologistas y nos lo pasamos pipa.

Me adoran, estos feísimos amazonos.

Y en Brasil, lo que es el país, desde entonces, se me quiere muchísimo, como todo el mundo sabe. Si echamos una mirada al mapa do Brasil, es fácil ver las dos ciudades que me dedicó este pueblo bailongo y entrañable.

Wolffluviale es un próspero Centro De Ocio Natural donde se enseñan técnicas de asustar pelmazos y de relajación. No vayáis porque a pesar de ser un Centro De Ocio Natural, es un coñazo de sitio.

Valdemorillo do Brasil, al sur del país, casi en la frontera con Argentina, es un sitio asombroso. Han reproducido, en homenaje a mí, piedra por piedra, Valdemorillo. O sea, un horror injustificable. Y no vayáis, porque para ver lo que váis a ver, tenéis Valdemorillo aquí al lado y encima, yo os invito a comer a casa, hombre.

Será por dinero...

Recomendación final al viajero:

Ve, que mola, pero tampoco creas que lo vas a flipar todo el rato. O bueno, a o mejor sí que lo flipas. Pero si lo que buscas es flipar, lo que se dice flipar, Fresnedillas de la Sierra, colega. Un día te cuento.

31 comentarios:

Aviador Vividor dijo...

Ya puestos pásate un poco más al sur a Argentina, que es un país maravilloso y las mujeres no le tienen nada que envidiar :) Y se come mejor carne!

Por ahí paseó el Aviador tiempo atrás :)

Por cierto, lo del fotoblog lo he pensado, pero espero a tener algo más de material.

Buen día de CCOO y UGT :) No sé por qué pero me da que no eres afiliado, verdad? :)

Kotinussa dijo...

O sea, que como aquí en Cádiz ya tengo carnavales y playa, me da la impresión de que no compensa alargarse hasta Brasil para no ver nada nuevo.

De río estamos un poco más escasos, pero no hay más que acercarse a Sanlúcar y tienes el Guadalquivir, que no tiene nada que envidiarle al Amazonas. Y de paso puedo ir a mi restaurante favorito a comer pescado relleno de gambas (cuando vengas por aquí te invito y vas a levitar).

En resumen, que para una de Cádiz no merece mucho la pena el viajecito. Gracias por la advertencia, que podía haber pasado que me plantara allí y luego me diera rabia haberme gastado ese dineral para nada. Besos.

Fugaz dijo...

Ay esa canción, que coisa mais linda....gracias por la dedicatoria tan bonita.
Debo decirte que te veo monísisisisimo vestido por tu enemiga Wolfoleeza Rice y que vaya repelús eso de leer lo de "embutido en bonitos tangas" arrrrrrrrrrrrgs, de vez en cuando te pones muburro, un poquito más de delicadeza hombrepordios!.

Un m0nt0N de b3s0s y car1ñ0s chu7ang0

S

Fugaz dijo...

"Embutido" y pan

jajajaajajajajajajaja

S

Wolffo dijo...

AviaDro!
Sonando: No me digas la verdad - Ronaldos
Iré, iré, WolffoTours es un proyecto de larga duración y seré recibido en todas las esquinas de este largo y ancho mundo. Es una guía de viajes que tiene la ventaja de no necesitar que el viajero vaya al sitio, lo cual no es poco, no creas. Anímate a floggear, hombre y aciertas, no sé porqué, la verdad, pero no estoy afiliado a ningún sindicato... Y mira que me molan casi tanto como los ecologistas, colega. Venga, un abrazo y feliz día a ti también

Koti
Sonando: I got it bad and that ain't good - Nina Sione
Eres de Cádiz... y tendrás una musiquilla celestial en la fabla... ¿o vives pero no eres de Gadir?
Te seré sincero: he estado en Cádiz y tiene mil veces más gracia que Río, donde no he estado, pero no he oído a nadie que diga ¿Río? te meas de risa con los... con los... ¿Cómo coño se llaman los de Río? ¿Los del Río...? A eso me refiero, compara a los gaditanos con Los Del Río... pues eso.
Mejor hago eso de ir yo a buscarte y me invitas a ese sitio de los peces con gambas y yo me lo como todo, que soy muy buen invitao, te lo juro. Y si quieres viajar, alma cándida, Valdemorillo está esperando que vengas, mujer. Yo no te invito a mi restaurante favorito, pero cocinaré para ti, como si fuera una especie de venganza, no sé si te haces una idea. Venga, Koti, un beso y luego otra media docenita. Sé wena.

Morris
Sonando: Dulce aroma - Duncan Dhu
De nada, sielitolindo, gracias a ti por aparecer y ser así de cojonuda. Soy un hombre viajado y me sienta bien cualquier cosita que me eche por encima, pero te digo una cosa: una traje chaqueta de Wolffoleeza es siempre una apuesta segura. Fíjate, yo pensé que iba a resultar más hiriente para la sensibilidad femenina lo de los pezones bailongos. Besos y cariños pa ti, Fuggie, que aquí estamos pa eso.
Embutido, sí, ¿qué pasa?

Kotinussa dijo...

Wolffo, soy de Cádiz y vivo en Cádiz. Lo de la musiquilla celestial ya no te lo puedo asegurar. Es que hay cosas que una misma no se nota. Y gracia, no creo tener demasiada. Eso sí, lo del pescado relleno de gambas lo mantengo, para compensar. Besos.

Walkirja dijo...

Eres un ególatra muy gracioso. Aún estoy decidiendo si me gustas o me pareces un gili...digo...sí, creo que me caes simpático. Además, cuando eras más joven (aún) estabas muy bueno (sí, he visto los videos esos de autobombo que te haces), y aún conservas gran parte de ese pícaro atractivo mezclado con un gran sentido del humor y una vergüenza digamos inapetente.

Eso sí, me temo que nunca nos llevaremos bien si no eres un pelín más tolerante: a mí Sabina SÍ que me gusta...

Wolffo dijo...

MariKoti's
Sonando: Cocaine - Jackson Browne
Bueno, sólo pretendía dejar claro que los gaditanos me han caído siempre bien, aunque también he conocido algún mentecato, como en todos sitios ocurre salvo, claro está, en Valdemorillo.
También me gustaría dejarte claro que me caes espantosamente bien, que tienes muchísima más gracia de la que tú crees y que me sigue apeteciendo lo del pez ese con gambas. Besos, Koti, a discreción.

Walkirja
Sonando: Aquella chica - La Mode
Vaya, vaya... ¿un ególatra gracioso? En fin, en fin. Voy a decirte tres o cuatro cosillas, porque me has dado un puntito entre provocador y desafiante que me mola.
A lo mejor, si te conozco un día, hago videos en los que salgas tú, siempre y cuando a ti no te importe. De momento, me conformo con estirar los brazos todo lo que puedo y salir yo en mis fotos. Pero te prometo que intentaré hacer un video para darle bombo a Sabina si prometes no enfadarte conmigo. ¿Por qué mi sentido del humor te quita el apetito? Sé que cabrea a muchas personas, pero este síntoma es la primera vez que se presenta.
Y, por último, date 15 segundos para pensar una cosa: ¿quién es más tolerante, yo, que te dejo llamarme gilipollas con una sonrisa o tú, que no te llevarás bien conmigo si no me gusta Sabina?
Podemos, me encantaría, de verdad, llevarnos de puta madre, aunque yo prefiera cinco minutos de Sánchez Dragó a las obras completas de Sabina. ¿Te imaginas lo mucho que podríamos discutir?
Y ya, para acabar: estoy muchísimo más bueno ahora, y mis prestaciones sexuales se han multiplicado por 100 desde mis años mozos. Te lo digo por si te interesara, porque algo en tu nick me hace imaginarte en plena cabalgata, claro.
Encantado, de verdad, de verte por aquí. Es vivificante encontrarse a alguien a quien le caes tan mal y que te lo diga, así a la jeta, sin acritú. Un beso y gracias.

pijomad dijo...

necesito crónica urgente de Fresnedillas... mi destino Soñado.

Cris dijo...

Bueno, yo en unos días voy a Alpedrete... Qué quieres que te diga.

Me ha gustado mucho todo. Lo que más, lo bien que te queda el traje, obnubilada me has dejado.

Lo que menos, esa uve de avalorios. Aunque mola si es en homenaje a Ava Gadner. Te digo yo que Ava era brasileña camuflada. Menos mal que no coincidisteis en el tiempo por aquellos lares, porque si no seguro seguro que se hubiera quedado prendada de ti y no te vemos más el pelo.
Y eso no lo habría podido resistir mi cuerpo.
Besos inmensos.

Wolffo dijo...

pijomad
Sonando: Days - Wolffo
Pronto, pronto, pero será, no en el capítulo de Ciudades con Tías Buenas, sino en el de Destinos Míticos para Grandes Amantes de la Petanca. Pero ya vendrá, ya vendrá, seguro...
Un abrazo, amigo.

Crispulina
Sigo sonando: Days
Fíjate tú... nunca me han corregido con tanta elegancia una falta de ortografía de bulto como esa. Asumo la falta con todo su peso, pero que no es un fallo de mecanografía, estaba convencido de que abalorios era con uve. Como aval o algo así. Pero me lo apunto.
Ava Gardner... me pone un rato esa señora, Críspula, pero no tiene, ni muchísimo menos, tu atractivo. Y jamás te hubiera abandonado por ella, ni de cogna.
Alpedrete no es mal destino, tampoco, espero crónica de tan señalado viaje.
Y besos, besos a mogollón, Crispulina mía.

Mari dijo...

Ay, yo leí esto ayer y pensé que había dejado comentario.
Es que me reí TANTO que se ve que no lo puse (al comentario...)

Wolffo, es que estás que explotás! Qué bueno! Explotás de lindo, eh? Me adelanto para que no digas nada sobre kilos de más y esas memeces, que no estás gordo, hombre, que estás lindo...

Besotes

Morgana dijo...

Qué calladito te lo tenias!!! No sabía yo de tu faceta de explorador... ;)

Gran documento informativo... le vienen a una ganas de pegarse un viajecito hasta allí.

Sólo una discrepancia, la brasileñas están sobrevaloradas!! ja ja ja

Wolffo dijo...

Rayitas
Sonando: Sé dónde estás - Ronaldos
Qué amable eres siempre, Rayitas, la verdad es que debería hacer algo contigo. ¿Te reíste? ¿Porqué...? ¿Es que no puedo contar la verdad de las cosas? Porque lo que he contado aquí es la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad. Y sí, estoy gordo, pero empieza a no importarme gracias a comentarios como este. Un beso muy gordo, Ratitas.

Wolffo dijo...

¡Morgana!
Sonando: Victoria - Kinks
Guardo miles de sorpresas, bella Morgana, puedes estar segura. Te digo, desde ya, que puedes contratarme para que te enseñe cualquier rincón del mundo a un precio increíble: me pagas el viaje y mis servicios incluyen de todo, desde explicaciones inventadas de monumentos y parajes naturales hasta noches de pasión. Soy un completo caradura.
En lo de las brasileñas, mira, te voy a dar la razón. Yo sólo he conocido a una, que era amigueta. Era genial, la tía, pero buena, buena, como tú por ejemplo, no estaba.
Un beso, cielo, y no dices nada de la música. Pensé que te gustaría...

Morgana dijo...

Pensaré en tu ofrecimiento como Guía turístico...

y la música... no he podido oirla, pero lo haré... como siempre!!! No me perdonas ni una eh!!! :)

pd: lo de las brasileñas ha sido un ataque de celos blogosférico!!! ;)
La verdad es que son guapísimas.

Malena dijo...

Menos Samba e mais trabalhar¡ jejejeje

La canÇao es hmmm dulcecita, cantas en portugués? Siempre me sorprendes, majete.

el_Vania dijo...

Jajajaja!! Me ha encantado la frase "igual Brasil se convierte en una potencia mundial en el fútbol".
La verdad es que lo de los viajes tiene su aquel... porque sin ir mas lejos, aquí en la piel de toro hay tanto por descubrir...
Perdona el retraso en venir a verte, amigo mío... llevo "resaca de puente" y no me da tiempo para todo. He escuchado tu tema... bajito, que es tarde. Me gusta, suena folkie y sincero... crudo y directo. A lo Dylan en sus "early days".
Un gran abrazo. Llegaré tarde a tu cita, pero llegaré, SIEMPRE.
Salud/OS!

maripampas dijo...

Wolffo pude dejarte mensaje, es que esta maquina ya es un chevy. La semana que viene ya tengo la nueva ;). Me encantó el blog, me encantó la música. Río es una ciudad que amo, en realidad desde los 20 años he pasado todos los años por alli.En Sao Pablo conocí a un preto rastafari de familia muy muy humilde, pero creo que la persona mas sabia que conocí, el me enseñó a tocar el bongo y me dio las primeras lecciones de capoeira.

Con respecto al Cristo se lo llama El Corcovado, según lo que me contaron ( que ni me acuerdo quien fue ) esta con los brazos abiertos esperando aplaudir el dia que los cariocas comiencen a trabajar. No se si es lo que me contaron o lo que interprete luego del efecto de unas caipirinhas.

Wolffo, me encantó, realmente me encantó. Tudo legao !!!!

No se si la conoces, pero intenta algún día escuchar a la cantante Marisa Monte, realmente vale la pena ;).

Besos y que estes muy bien !

Mari dijo...

Hombre, si yo te creo, te creo. Me río porque es muy agradable lo que hacés, lo que te pasa... (ejem... qué digo yo...)

No sé qué podrías hacer conmigo... y es que no soy amable, es que te lo merecés. Bah... "me fue dado para vos".

=)

Un Fosforo dijo...

Tu comentario confirma mi sospecha, algo que había pensando desde pequeño. Y es que Brasil, como principal materia prima tiene tías mollares.

El culo ¿les viene así de serie, o se lo ponen cuando cumplen los 18?

Una vez más...est magnifique.

Abrazos de miércoles-lunes o lo que sea hoy.

Wolffo dijo...

MariMorgan
Sonando: The girl in the dirty shirt - Oasis
piénsalo, piénsalo, ya verás qué lujo de viajes. La músicsa, te aconsejo que te la bajes en el enlace que pongo o que abras ese enlace en otra ventana o pestaña mientras lees o mientras sueñas con mis habilidades sexuales, eso tú misma. Y lo de las brasileñas yo lo digo en serio: horribles a tu lado, vamos... No hay comparación. Miles de besos.

Malanilla
Sonando: Saca la lengua para bailar - Ronaldos
jajajajaja... tienes razón, la verdad. Y sí, es pórchuguéis, pero con acento wolffo, me temo. Hay quien dice que parece inglés, así que me imagino que la prosodia no es demasiado buena. Hice lo que pude, eso sí.
Un beso y tú sí que me sorprendes siempre, aguantándome como me aguantas.
Otro beso.

Vanitas-Vanitatis
Sonando: Analyse - Cranberries
Pues no te rías, porque igual pasa, tío... Otros se rieron cuando, después de ver "Los albóndigas en remojo" vaticiné que Hollywood se convertiría en la meca del cine y mira tú...
El tema está muy "en directo", porque en este tipo de canciones, me gusta hacer las cosas, como mucho, en una o dos tomas. a pesar de lo patoso que soy con el bajo... ¿a quién quiero engañar? soy patoso con todos los instrumentos, pero ¿y lo bien que lo paso?
Un abrazo a ti, fiera.

MariPampas
Sonando: Glass Onion - Beatles
Paciencia, Pampas, y no te preocupes: cuando tengas la nueva verás qué gozada. a mí no me toca hasta el próximo febrero la renovación del equipo...
jajajajaja, la leyenda del Corcovado es genial, no la conocía. Pero es buena, sí.
A lo mejor podías hacer tú una descripción mejor do Brasil, para que al menos, entre las dos, alguien sacara algún dato cierto...
Un beso muy grande y gracias, niña, por tus palabras. Eres un solete. Buscaré a Marisa, gracias.

Rayitas
Sonando: Entre salitre y sudor - Dincan Dhu
jajajaja, eres grande, Rayitas, ¿lo sabías?
Venga, date una vueltecita por aquí y te enseño las maravillas de Valdemorillo. La primera, claro, mi torso desnudo, el anhelo de las mujeres de todo el mundo, ya sabes...

UnFos
Sonando: That's entertainment - The Jam
Veo que has hecho un análisis en profundidad, como yo, de la realidad brasileira. Lo del culo no lo he investigado, aunque lo tenía anotado. Molan esos traseros en los que uno puede, sin mayores problemas, apoyar una copa, o aparcar una bici, ¿eh?
UN fuerte abrazo.

Mari dijo...

Jejejeje...
=)
Vale, pero confesá cuál eras en la fiesta de Koti, eh?

Wolffo dijo...

Rayitas
hay cosas que sólo se le confiesan a la mujer amada en el lecho o, si la cosa se pone fea, ante un juez, pero en presencia de mi abogado.
Un beso

Kotinussa dijo...

¡Wolffoooo! Acabo de descubrir cuál fue el auténtico motivo de tu viaje a Brasil, picaruelo. Sí, no lo niegues, fuiste a que te picaran las arañas. Pero el mundo acaba de descubrir tu secreto, y a partir de ahora ya no serás el único en sacarle provecho: http://blogs.periodistadigital.com/codigoxy.php/2007/05/03/aranas_brasilenas_cachondas

Wolffo dijo...

¡Chssss, calla canalla!
No lo digas, que mi mango empezaba a hacerse célebre por sus increíbles prestaciones, y ahora me arruinas el chiringuito, condená...

En fin, esa araña... el caso es que yo la he conseguido criar en cautividad, y he conseguido amaestrarlas, incluso. Ahora ejecutan la danza del amor sobre los lomos de mi miembro antes de que su amo entre a matar. son fabulosas.

Y no tenías que haberlo contado, grrrr...

Kotinussa dijo...

¡Upppps! Lo siento. De verdad que no pensaba que fuera a arruinar tu fabulosa reputación.

Wolffo dijo...

No, no, no...
no te lo perdono. Te levantaré al ortodoncista húngaro, que lo sepas.

Mahoma dijo...

Ya lo he flipado en colores, sin necesidad de moverme de casa: lo flipo con el nivel de surrealismo del texto todo. Tb lo flipo (siempre con "lo"?)de todo lo que te debe ese país y de lo bien que luses con lula.
Cambiando de tema, la semana del 31 tengo turno de sábado, con lo que la noche del jueves la tendría libre. ¡De momento la cosa pinta bien!
A seguir así y muchos besosps

Walkirja dijo...

Jaja eres la leche, Wolffo!!
Podría darte una réplica a cada unos de tus atinados argumentos, pero para qué...tú ya sabes que lo del autobombo, lo de llamarte gilipollas (técnicamente no te lo llamo del todo en realidad), y demás, no iba en serio.
¿No ves que finalmente admití que me caías bien?
¿Entonces podemos llevarnos bien aunque me guste Sabina? Mira que eso no quiere decir que no me guste Dragó. Mira, me gusta la poesía, la música, la naturaleza (sí, qué original, lo típico que contestan todos los españoles en las encuestas), pero sobre todo, para qué nos vamos a engañar, me gusta la CERVEZA y, por supuesto, el dios JAMÓN.
Te apuesto unos versos a que esos gustos sí que los compartimos.

Besos.

Wolffo dijo...

MahoMal
Sonando: Nadie quiere escuchar - Yo
Lula es quien luse lindo a mi lado, que hago brillar hasta a tipos como él... Pero lo que le hace brillar de verdad es lo mucho que él sabe que el Brasil me debe... Es un hombre poco agraciado, pero muy agradecido.
Eso del 31 me suena de vicio, mal, Así que buscate un amigo/a para que vaya contigo, que así es más llevadero, y vamos quedando. Wops!
Muchos besos a ti.

Walkirja
Sonando: Nadie quiere escuchar - Yo
Estoy seguro de que tus réplicas serán agudas, así que es una pena que no me las des... Tú sí que me caes bien a mí, pero me encanta discutir, ambas cosas son ciertas.
Podemos llevarnos bien aunque te guste Sabina (eso sí, no pienso recetarte nada cuando te caigas del caballo), incluso aunque sueñes por las noches con Pepiño Blanco. Para llevarse bien conmigo sólo hace falta una cosa: no llevarse mal conmigo. Me gusta la cerveza, sí, sobre todo en verano, pero no soy un cervecero nato, y me encanta el jamón, por supuesto.
No hace falta apostar, porque estamos de acuerdo.
Un montón de besos.