martes, abril 03, 2007

Quién es quién en el Gran Circo del Rock’n’Roll: Creedence Clearwater Revival, de la América profunda a la cima del mundo, pasando por Wolffo, claro.

Lodi



Otro temazo de esos que John Fogerty escribía para Creedence Clearwater Revival. Esta canción, de pequeñajo, me desconcertaba, porque no oía que dijeran "Lodi", así pronunciado, lo-di, y me fastidian las canciones en las que no se canta el título. Cuando descubrí que Lodi se pronunciaba Lóudai me sentí melancólicamente bobo. Poco más tarde, descubrí que la tercera palabra del nombre de la banda, Revival, no se pronunciaba révival, sino riváival, supe que que era tonto de remate, pero ya sin melancolías. En fin, para mí los temas de Creedence se dividen en 3 categorías: buenos, magníficos y extraordinarios. Este es de los magníficos, en mi opinión. Yo le añado un poco de speed, porque me sale del culo; un poco de jolgorio a la percusión (sí, puede que me haya pasado un poco con los redobles y los timbales), una armónica que casi no se nota y un par de voces (si no, no sería una versión mía) que son el puntazo que le cambia el carácter a la canción. Me gustaría dedicar esta canción a mi amiga Wen, que es maia, malagueña y cojonuda, tres características que no se dan en ninguna otra persona que yo conozca. Un beso a ti, Wen y al resto, bueno, a ver qué os parece la cosa.

Por su interés historiográfico, reproducimos la entrevista que publicó la prestigiosa revista Rolling Tostón hace un tiempo, que demuestra la influencia del gran Wolffo en el mundo del rocanrol. Como ya se demostró en “El día que comí con Maiquelyasson”, “Desmontando al chico celoso” y en “El bueno era yo”, esta influencia se extiende a todos los estilos y sorprende a los estudiosos por una sencilla razón: los estudiosos son idiotas, porque cualquiera que me conozca sabe de sobra que yo, y no Elvis, soy el verdadero padre del rocanrol.

Entrevistamos al gran Wolffo

Revista Rolling Tostón.
De nuestra enviada espacial,
Wolffilla Teresa Campos.

Los siempreverdes están verdes. Louisiana huele a ensalada de col y pepinillos y tarta de cerezas. Conduzco con la capota quitada, gafas de sol y entre algodonales, por una carretera de doble sentido, bien asfaltada y solitaria. Llego a Popkipsi y una vaca me mira con expresión triste. Si te fijas, las vacas son animales con poco interés. Si no te fijas, imagínate: ningún interés. Llegan a mis oidos los ecos de un sonido familiar. Sigo la música y mi coche se detiene ante un garaje del que salen tres acordes sincopados y cojonudos y una voz prometedora. Ese sonido country inconfundible, ese ritmo rock ireesistible. Esa voz que a todos nos gusta. Son Creedence Clearwater Revival, o, lo que es lo mismo, Wolffo y su banda, ensayando.

Bajo del coche cuando termina la canción y entro en el garaje. Están sentados todos, no parece que hayan estado ensayando...

- Vaya, hubiera jurado que estábais ensayando... ¿qué sonaba, vuestro próximo single?

- Era un disco de Julio Iglesisas, colega – me dice Wolffo –, un temazo, “De niña a mujer”. ¿No tienes muy buen oído, verdad?

Eso es lo que yo llamo un buen comienzo. En fin.

- Bueno, tampoco es tan malo... – retiro mi melena para que wolffo pueda admirar lo limpias que tengo las orejas- mira.

- Desde luego, no parece un mal oído... incapaz de hacerle daño a nadie.

Wolffo viste unos impresionantes pantalones de cuero marrón que marcan su abultado paquete con masculinidad, elegancia y esperanza. Los otros parecen un puñado de mozos de corral con esas melenitas ridículas y esas camisas de cuadros. Wolffo se adelanta y me dice, con descaro español:

- Oye, ricura, ¿empezamos la entrevista, o vas a mirarme los túyasabes con ojos golosos durante mucho más tiempo?

Y yo, que entiendo los mensajes subliminales como nadie, le contesto:

- ¿Y si follamos primero?

Y hala, ahí nos tienes, y te digo una cosa: cantará bien, parecido a Julio, si quieres, pero tampoco te creas que es gran cosa en lo otro. Me lo hace 13 veces, pero es de esos que pregunta todo el rato ¿te gusta, nena?, ¿estás disfrutando? Y yo finjo un poquito y todo eso...y le tengo donde quería para empezar la entrevista.

- ¿Cómo formáteis la banda?

Wolffo mira al horizonte inmenso de Louisiana y en un bello gesto de remembranza, se mete el índice en la nariz y modela una redondilla mientras recuerda aquellos tiempos.

- ¿Formamos? Formé yo, Wolfilla, hija, esos no pueden formar nada juntos. John, Stu, Tom y Doug se dedicaban, hasta que yo llegué a Popkipsi, en South Louisiana, a cuidar vacas flatulentas. Si idea de una juerga, para que te hagas una idea, era agitar una cerveza con el pulgar tapando el cuello de la botella y metérsela por el culo a una vaca. Luego medían los decibelios de sus terribles flatulencias. Lo dejaron cuando se empezó a hablar del agujero de la capa de Ozono.

- Muy interesante, pero, ¿a mí que me importa?

Wolffo siguió como si no me hubiera oído. Bueno, mejor, así me evitaba hacer preguntas. Puse en marcha la grabadora y, con el solecito entrando a través del cristal, me eché una sistecilla mientras Wolffo largaba.

“Tenían una banda de rock, pero imagínate: se llamaban Los Vaqueros Rockeros, un nombre que les colocaría, sin duda, junto a los grandes frikis como Las Monjitas del Jeep, Luixi Toledo, Venancio o El Pelos y los Marus o Mecano. Su repertorio no era gran cosa, pues hacían versiones del Dúo Dinámico y de los primeros discos de Karina. Las clavaban, eso sí, pero resultaba raro ver a esos rudos muchachotes cantando esas cosas.

El día que llegué yo, todo cambió. Yo no hacía versiones (eran otros tiempos, claro), sino mis propias canciones (a ver si alguien pica y visita WolffoMusic) y ellos admiraban lo bien que me quedaban las camisas blancas.

Eran cuatro desastres, así que pillé por banda a John Fogerty, que entonces se hacía Johnny Fogg y le dije:

- Hazte country

Y se hizo. Le aconsejé ponerse camisas de cuadros y dejarse un corte de pelo modelo príncipe valiente, para que la gente no se fijara demassiado en la música y le criticaran el aspecto.

- ¿Me darás tus pantalones?

Y se los di. Al principio, se llevó un disgusto porque creía que el abultamiento de la entrepierna era un extra de los pantalones, pero se acostumbró a vivir con la dura realidad: Wolffo los tiene más gordos.

Le regalé una canción, la que encabeza este artículo, y le dije:

- Copia esta canción todo el rato y le vas cambiando la letra y la velocidad y ya verás qué repertorio más majo te queda.

Y así lo hizo

- No dejes que esos tres hablen en las entrevistas y tú... habla más bien poco, colega, cuanto más desconocido sea tu rubro intelectual, mejor, créeme.

Y así fue.”

Algo me dijo que había terminado de hablar, porque cuando desperté, se oían dos cosas: a Wolffo jadeando mientras me poseía por decimocuarta vez y allí fuera, todo era poesía: junto a los siempreverdes y los campos de maíz, mientras una pandilla de niños negros esnifaba pegamento, los Creedence se lo pasaban en grande metiéndole por el culo a una vaca lo que parecía ser una litrona de Budweiser muy agitada, y el mundo seguía su curso...

19 comentarios:

el_Vania dijo...

PRIME!! Ya llevo triplete!!
Jamás me imaginé la historia, la verdadera historia de la Creedence contada de este modo tan... ¿surrealista? Me ha encantado, perlas como lo de no me mires los "túyasabes" con ojos golosos...

La verdad es que me he reído un buen rato... y esta mañana me hacía falta echar unas risas, que para los 3 días hábiles que tengo, toy agobiado del todo!

Y ese temita... bueno, la bataca me parecía un poco de "fisher-price", ya me entiendes. Tiene feeling la canción por los riffs guitarreros y los coros, la hacen muy sureña... pero esa bataca... aaay esa bataca!!

Salud/OS y feliz via-crucis!

Un Fosforo dijo...

La Credence ha sido y es uno de mis grupos de cabecera. En el fondo soy tan paleto como Fogerty y sus chicos, sean de Popkipsi o de Poughkeepsie, NY., lo que pasa es que las camisas de cuadros tipo mantel no pegan con corbata...

Cuando vi la foto de la campos con expresión golosona después de mirar tu entrepierna (famosa en todos los evergreens...), casi me caigo de la silla.

Brillante referencia a Luixi Toledo. ¿Qué sería de Maikel Llacson sin él?

Un abrazo casi vacacional.

Wendeling dijo...

Está visto que quien no tiene los testículos grandes en este mundillo, no es alguien.

Gracias por la referencia ;)

Besos de una maia.

el_Vania dijo...

Por cierto, genial Popkipsi... menudo flashback a Bizcochito de Ally McBeal!!
Genial, Wolffo... as always!
Salud/OS!

white dijo...

Has vuelto y yo sin oir las alaracas ni los timbales, eso no se hace, hombre, el ruido debió llegarme directamente a mi casita, que se rompieran los cristales y yo, asomada a la vendana, tirar pétalos de rosa al que vuelve.
Besitos.

Fugaz dijo...

Eres la bomba, es imposible no divertirse aquí.
Ya que en su día no llegué para poder comentarte, lo hago aquí y ahora : me tiene robado el corazón la historia de Wolffog, sus paseos por Valdemorillo y sus aullidos a esa luna tan rubia ella.

Besos a destajo, al ritmo de CCR y la afligida "Who'll stop the rain".

S

Luna dijo...

Jajajajajaj los tuyasabes???? jajajajajajaja esa definición sí que me ha gustado, hay que ver lo bien que se lo ha pasado la "jodia" Campos, que se va de entrevista y se encuentra un "regalo" ;-) jajajaja.

Muy buena manera de empezar el día. Un besote muy muy gordote.

Wolffo dijo...

Vanitas
Sonando: To be someone - Jam
Mola, ¿eh...? To be someone must be a wonderful thiiiing.... Nada de surrealista, macho, es real como la vida misma, pero la vida es así de dura: ellos se llevaron la gloria y yo... los mocos.
¿Sabes una cosa? este tema suena especialmente mal. Aparte de la percusión enloquecida y de casiotone, suena como muy desafinado, y te juro que no está tan desafinado. Me tienes que contar como es ese sistema que usas tú. Buena holy week, colega.

UnFos
Sonando: In the crowd - Jam
A mí me encantan, también , aunque en esta grabación parece que intente hundirlos, te lo juro. El que es paleto, en todo esto, UnFos, es el que escribe estas líneas, que no tenía ni idea de que Poughkeepsie se escribiera así, aunque podría decir, ahuecando la voz... "oH, sí Poughkeepsie, ya sé, pero yo me refiero a Popkipsi, al sur de Louisiana, una localidá bastante sureña y Louisianera, no tan cosmopolita como Poughkeepsie, Queens, Nueva York. Grandes personajes, tienes razón, la Campos y el gran Luixi, a quien entiendo no sabes cómo. Disfruta las vacas, amigo, y gracias por tu elegancia.

Wen
Sonando: My ever changing moods - Style Council
jejeje... ya sabes, hay a quien le molesta y algunos, sólo algunos, le sacamos partido a este don natural. Un beso, maia, y la referencia no se agradece, limítate a prometerme que te entregarás a mí tan pronto como me veas y podrás disfrutar de una perspectiva privada de mis bien torneados testículos.

Vanitas
Sonando: This is a modern world - Jam
No se te escapa una, macho, eres una máquina; aunque ya ves, UnFos nos enseña elegantemente cómo se escribe en realidad. Un abrazo, tío.

white
Sonando: Galaxia - Pistones
No parecía muy elegante eso de proclamar "he vuelto", entre otras cosas, porque no estoy nada seguro de que sea así, verdaderamente. Pero no sabes cómo te agradezco la visita y el cariño, White. Un beso enorme y gracias.

Fuggie
Sonando: If it makes you happy - Sheryl Crow
Soy la bomba... sexual, ya lo dice mi perfil,nunca escribo a humo de pajas. Bueno, sí. Wolffog te agradece el detalle hociqueando entre tus tobillos y moviendo el rabo y te baila al ritmo de Sheryl Crow, que tampoco está nada mal, ¿eh, Fuggie? UN beso de mis partes, también, fermosa.

Lunegra
Sonando: Going underground - Jam
Creo que es mejor así, Lunegra, si tengo los cojoncillos tan bien puestos, ¿para qué ocultarlos? Que el universo los disfrute, vive dios, y que yo no me queje. En cuanto al regalo, no sé yo quién disfrutó más... Un beso estratosférico.

Buch dijo...

Solo me permito corregirte dos cosas, con respecto a este fidedigno retrato de la historia del rockanrol. En primer lugar el peinado al que te refieres como tipo "príncipe valiente", es en realidad el conocido en el mundo de la moda como tipo "sasatrecillo valiente". Y, en segundo lugar, se te está arrugando mogollón el escote, a ver si nos cuidamos, que es molestarse un poquitín...
Pero, eso sí, me he reído...

Wendeling dijo...

¿En primera fila? ¿Y podré tocar a mi antojo?

Siiii!!! quiero, quiero, quiero...

Besos (repetimos) de maia, claro.

Carlitos Satan dijo...

Me he mudado

http://micorazonentinieblas.blogspot.com/

Y

http://radioguerrilla.blogspot.com/

Y espero tu visita

Mari dijo...

=D

Estás relindo en todas las versiones. Credence me encantaba cuando era chiquilla. Y ahora me sigue gustando. Es que sigo siendo chiquilla, chiquillo.

Besos

Mari Rayas dijo...

Pobres vacas...

Fugaz dijo...

Wolffie :p
Te tengo que hacer una proposición bastante decente.Aparezcausté!

Besos

S

Wolffo dijo...

Buch
Sonando: Julia - Beatles
Perdona, macho, pero el peinado es prínpipe y no sastrecillo, como podrás comprobar en este enlace:
http://www.ccqhumor.com.br/artigos01a05/imagens/principe%20valente.gif
Mira la foto, luego mira a John Fogerty y luego me dices. en cuanto a lo del escote... ¿sabes lo que me han dicho que va fenomenal para eso...?


Wen
Sonando: Sweet surrender - John Denver
A tu completo y total antojo, querida, soy un hombre de palabra... menos cuando no lo soy, claro. Besos, maia guapa.

Carlitos
Sigue sonando: Sweet surrender
Pos fale

Rayitas
Sonando: In a foreign land - Kinks
Oye, que las vacas también tienen lo suyo... y nos están fastidiando el planeta. Así que de pobres, nada... menuda vidorra que se pegan. Besos, rayas.

Fuggie
Sigue sonando: In a foreign land
¡Anda...! ¿y eso? cuenta, cuenta...

Y más besos.

Buch dijo...

¡Holaaaaa! Dos cositas, tu enlace me lo paso yo.... y la segunda es que sí, sé lo que te han dicho que va mejor para eso: El zumo de melocotón frío.

Wolffo dijo...

Buch
Sonando: una que no conoces
Ja... cuando te ves atrapado, no quieres reconocerlo porque no te quedaría otra salida que el suicidio. En cuanto a lo otro, no era de melocotón. Ni siquiera frío.

Cris dijo...

Yo tenía otra idea de la Credence, madre mía... o sea, no conocía demasiada historia, porque a mí lo que me pone es la música, la escucho y punto, bueno, la bailo. Pero es que después de leer esto me va a cambiar la percepción del mundillo.
Bueno, la que tengo de ti se engrandece...
(conste que me he partido de risa)
Os vuelvo a pillar a la greña.
Ay, qué bonito..

Wolffo dijo...

Crispu
Sonando: Rock'n'roll fantasy - Kinks
La verdad, duele, Cris, sí, duele mucho, pero yo no estoy en el mundo para hacer de él un sitio mejor, sino para contar la verdad... Es mi destino y lo asumo.
Eres un verdadero encanto, ¿sabes? Un verdadero encanto. Un beso bien grande.