miércoles, diciembre 06, 2006

Para ti. Para mí. Para todos.

Para ti.


Siempre, siempre, me ha caído magníficamente Fernando Márquez, El Zurdo. El único rockero de derechas que lo decía abiertamente. Aunque rockero no es la mejor forma de definirle, yo me entiendo. El Zurdo tenía una pinta lamentable, era amigo de las sandalias dedofuera, por ejemplo, y con eso debería valeros para creerma. EL Zurdo formó parte del grupo nodriza de la mal llamada movida: Kaka de Luxe, de donde luego salieron los Pegamoides, Enrrique Sierra, el soberbio primer guitarra de Radio Futura, componentes de los Ejecutivos Agresivos y, sobre todo Paraíso, su grupo. Paraíso no grabó ni un elepé. Se conformaron con un single que tuvo cierta repercusión, este Para ti que hoy versioneo yo, y una serie de maquetas que durante años fueron la música de culto de los enteradillos de la movida. Temas como Makoki, Carolina, Lipstick, Mongoloide, No te equivoques... son contraseñas que algunos seguimos manteniendo casi en secreto. En Paraíso estaban, con EL Zurdo, Mario Gil y Antonio Zancajo, los tres que luego formaron La Mode, otro grupo maravilloso. Esta canción tiene una cosa que me fastidia cosa mala: la manía de cambiar el acento de algunas palabras para que la métrica no sufra, que siempre me ha parecido un recurso de lo más memo. Pero tiene algunos versos absolutamente geniales y la canción, en su sencillez, me parece extraordinaria. Es de una época anterior a la llamada movida y su autor le cogió cierta tirria porque los pocos que íbamos a verle a los conciertos de La Mode se la pedíamos constantemente y estaba harto de ella. Hacerla ha sido un placer, sobando la guitarra acústica y apuntillando con la guitarra eléctrica, muy reverberada, muy brillante, cada verso de esta maravillosa canción. Le añado, porque yo soy así, unos coros que no están en el original, toco el bajo y le había puesto una armónica, pero la he quitado porque cambiaba absolutamente el carácter de la canción. Bueno dejo ya de enrollarme y espero que te guste esto.


En mi familia, todas las navidades, hay una especie de chiste recurrente que me tiene a mí como blanco predilecto. Lo cuento: el día de Nochebuena, el momento del mensaje navideño del rey coincidía con los preliminares de la cena, imagino que como en muchas otras casas. En mi casa la cena de esa noche era frugal. Mis padres, católicos convencidos y practicantes, pensaban que en ese día se celebraba el nacimiento del hijo de dios en la Tierra, y que eso no era motivo para que darse un pantagruélico homenaje que algo tenía de inmoral. Normalmente cenábamos un sencillo consomé, delicioso, es verdad, y un plato como de hospital de carne asada y puré de patatas y de manzana o algo así. Una cosa, de verdad, bastante deprimente. Luego brindábamos con champán, tomábamos turrones y nos íbamos a misa del gallo; al volver a casa recogíamos un regalito (una especie de adelanto de los reyes magos) que no era de Papá Noël ni de Santa: era un detalle del Niño Jesús. Pero me estoy yendo por las ramas, como de costumbre. El chiste no tiene que ver con esto, sino con el mensaje del rey. Ese año, debía ser el 77 o el 78, por alguna extraña razón, me parecía que había que escuchar lo que contaba aquel tipo y me planté ante el televisor. Por supuesto, nadie más lo hizo, y los prolegómenos de la cena eran los de rigor: alegría, bromas acerca "del banquete" que nos esperaba, villancicos con la letra cambiada... el cachondeíto de costumbre. Entonces, un infantil (12 o 13 años) pero no por ello menos vehemente Wolffo, plantó cara a sus hermanos y padres diciendo teatralmente:
- Podríais mostrar un poco más de respeto. Ese señor que está hablando es el rey. El rey de todos los españoles. ¡De todos los españoles!
La primera reacción fue un silencio incrédulo. Unos cinco segundos. Después un estallido de risa gigantesco y un bochorno de vuestro Wolffo que a pesar de su tierna edad comprendía que acababa de hacer el ridículo de la peor forma.
Hoy, 30 años después de aquello, seguimos reuniéndonos en Nochebuena. A falta de mis padres, la casa de mi hermana Militos es la que nos abre sus puertas. Solemos reunirnos hacia las nueve, de modo que cuando el rey se dispone a atizarnos su entretenido discurso de todos los años, estamos todos con la cervecita en la mano diciéndonos lo feos que estamos e, invariablemente, cuando JuanCar empieza con su perorata, alguien dice:
- ¿Os acordáis de aquél año en que Wolffo...?
Y se lo vuelven a contar unos a otros, como si no lo supieran. Creo que para mí empieza la navidad cuando se me pasa el leve cabreo y empiezo a reírme de mí mismo por aquello.
Hoy, por un arrebato de parecidas características que aquel que me lanzó a espetar a mis irrespetuosos hermanos, siento un ramalazo de nostalgia de aquellos días en que se aprobaba la Constitución Española.
El primer recuerdo que me vino a la cabeza de aquellos días fue la canción que encabeza este artículo: Para ti, de Paraíso. Resulta que luego, en Google he visto que no, que era del año siguiente, del 79, pero me parece que el espíritu de la canción es exactamente el de aquella época.
Los de mi generación éramos protoadolescentes en aquellos días y todo era nuevo. Habíamos vivido los últimos coletazos del franquismo, pero despertábamos a la vida adulta viendo nacer, en la misma vieja España de los libros de texto, un país completamente nuevo. Un país que se ponía de acuerdo en dejar atrás todo aquello que nos separaba y se daba a sí mismo una oportunidad para empezar de nuevo.
Hubo generosidad por parte de todos. No fue, y nadie me convencerá de ello porque lo viví, una lucha en la que los de un lado vencían la resistencia del otro lado. No, fue un esfuerzo generoso de todos, un festival de concesiones y convicciones que dio como resultado una constitución seguramente imperfecta, pero maravillosamente bienintencionada. Y entonces era mucho.
Recuerdo que salía a la calle y la política se respiraba en cada esquina. Si os fijáis en los chicos que hoy tienen 13, 14 o 15 años, es difícil oírles hablar de política. Entonces, tengo una frase grabada de mi amigo Luis B.: esto es un coñazo, sólo habláis de mujeres, de fútbol y de política.
Y era verdad. En la calle, en aquellos días en que había un día elecciones, otro un referendum, otro día una manifestación, la calle estaba llena de política. Había, fácilmente unos doscientos partidos comunistas, y otras tantas facciones de la Falange. La izquierda se debatía entre la ruptura y el consenso, y la derecha entre el complejo y el disimulo.
Y hablábamos de ello. Es verdad, con una ignorancia planetaria, seguramente, pero lo hablábamos. "Como España sea como Rusia, vamos de culo" le dije un día a un amigo del partido comunista, y me pareció una gran frase, llena de sentido común y profundidad de pensamiento contemporáneo. Aunque ninguna frase de aquellos días como la que mi amigo Jose me dijo un día, poco después de que se legalizara el PCE. Me dijo, completamente en serio: "Como esto de la democracia siga así, me ha dicho mi padre que nos vamos a Chile, que hay una dictadura de puta madre" (sic).
Pero el hecho es que todos sabíamos que España no iba a ser como Rusia, y que nadie en su sano juicio sacaría a su familia de una democracia para llevarla a una dictadura, por muy de puta madre que fuera.
Me doy cuenta que empiezo a parecerme al abuelito cebolleta, con sus historias y sus añoranzas, pero, si quieres que te diga la verdad, me da exactamente igual.
Cuando escuché por primera vez esta canción, tenía 15 años y me parecía increíble que alguien que no me conociese me dedicase una canción. Si la escuchas, si atiendes a la letra, y cambias un poco los actores, mirándolo todo con anchura de miras, podrás ecomprender porqué he relacionado esta canción con aquellos días en que se aprobó la constitución.
Es como si aquellos políticos (políticos que sabían hablar, que habían leído muchos libros y escrito algunos otros, no como este que tenemos todos en la cabeza) le cantaran a este nuevo país que empezaba a desperezarse, que esa Constitución era para nosotros. Los españoles que empezábamos a respirar en libertad.
Que nos entendían.
Que habían vivido años duros.
Pero que ahora nos daban la oportunidad de dar un salto cualitativo.
Sólo teníamos quince años cumplidos.
Y esa canción, esa constitución, era para nosotros.
Para ti. Para mí. Para todos.

28 comentarios:

linmer dijo...

¿Para mí? Qué detalle... Ésta es de esas canciones que si la escuchas con atención no puedes creer que se acabe. Porque está hablando de tu vida y, si tú sigues ahí, no puede terminar. Como las buenas bandas sonoras que acompañan la película eternamente, casi imperceptibles, hasta el fin de los créditos. Como de costumbre, no conozco la original así que sólo puedo decirte que me ha gustado tu canción.

Sobre el discurso flashback-melancólico-político, yo tampoco sé el motivo por el que los quinceañeros de hoy no hablarán de política, pero al menos a los de la mía nos han demostrado desde la cuna que más vale aprovechar el tiempo solucionando los problemas que perderlo hablando sobre ellos...

Un abrazo, amigo

Tautina dijo...

Yo es que de política no hablo, ni del rey, ni de Dios, para que no se me vea el plumero. Así que dejo constancia de que te he leido y de que esta vez no me sacas una palabra más ni con tenazas.
Besos, domador de fieras.

Wolffo dijo...

Bueno, mejor lo dejo para mañana, que estaré más calmado.

Pero vaya, vaya...

Buch dijo...

Si, recuerdo las mil facciones del comunismo. Movimiento Comunista Revolucionario, Liga Comunista Revolucionaria, Maoístas del Copón, Más Comunistas que los Demás.Y , sobre todo, los espacios de propaganda gratuitos, que nos revelaban programas alucinantes, o ni siquiera programas, sino consignas criticando al capitalismo fascista y yo no sé cuantas cosas más.
Y también recuerdo sin que venga a cuento que Pablito fué a comer un día a tu casa, invitado por tu hermano pequeño, y que había de comer ternera rellena en redondo, ya sabes. Y que el tío le quitaba a los filetes lo que no era el relleno, pensando que era gordo o algo así, y en tu casa todos descojonados.

Pero en realidad eso lo hemos soñado, porque nosotros ni de coña somos tan mayores..¿no?
Por cierto el enlace que adjunto corresponde a mi nueva dirección, que es tu casa, ya sabes.

Wolffo dijo...

linmer
Sonando: Who'll stop the rain - CReedence CR
La canción es buenísima, y tu apreciación sobre este tipo de canciones es muy aguda y muy cierta. Nunca se me había ocurrido esa forma tan bonita de decir que la canción te llega: no puedes creer que se acabe. Es una forma bellísima de decirlo, linmer.
En cuanto a lo otro, no sé. Seguramente hay algo de eso de pensar que los vienen detrás siempre son más inmaduros de lo que fuimos nosotros. ¡si hasta mi hijo, que tiene 14 años se queja de que los de primero (él acaba de empezar segundo) son unos niñatos... De todas formas, no estoy de acuerdo con tu reflexión final. Hablar de política no es hablar de los problemas y no pienso que, casi nunca, sea una pérdida de tiempo hablar de los prolemas, sino, seguramente, el principio de la solución. Un abrazo y gracias, apañero.

MariToti's
Sonando: Luka - Suzanne Vega
Qué bonita canción, caramba... Me llamo Luka, vivo en el segundo, justo encima de ti, creo que me habrás visto alguna vez....
si no fuera por el cariño que te tengo, poetisa de mis entretelas, te daría la zurra que te mereces por escurrir el bulto de esta forma tan poco propia de ti. No es post político, aunque se me deslice, como siempre, la tendencia, sino nostálgico de otra época, porque si fuera de esta época no sería nostálgico, que lo sepas. Te voy a perdonar, porque me caes bien, que si no... ¿ni siquiera vas a decir lo que te gusto cantando esta canción? Caray, qué dura eres...

Wolffo
Sonando: Mario - M-Clan
Eres un maldito cobarde

Buch
Sigue sonando: Mario
Pablito, coño, es verdad, qué cosas más raras tenía el tío... En esa época de los requetecomunistas tú y yo íbamos a la estación de Chamartín y hablábamos inglés para ver si ligábamos con alguna chorba de aspecto extranjero sin ningún éxito. Y formábamos ese gran grupo que tú, con un talento desbordante, llamaste, con mi aplauso, Cachas 77, todavía conservo la camiseta amarilla oficial con letras en cuero granate cortadas y cosidas por nosotros mismos (¿o las cosieron nuestras siempre sacrificadas madres?) Tomo nota de tu casa y pasaré a leerte asap, colega. abrazos, txabalotte

La DiviNa GiLda dijo...

oye!! que en mi casa se sigue haciendo eso!!! me refiero a cenar prontito (pasando obviamente del discurso del rey), para ir a la misa del gallo y al llegar darnos un detalle de Niño Jesus!! y a mi me da pena, mas pena si cabe de que los niños no hablen de politica ni respiren política, que no sepan que es el detalle de Niño Jesús, y cuando yo se lo comento les suene a chino capuchino.. y todo sea papa noel santa claus o similar!!


jops os echo de menos!

Princesa del Guisante dijo...

No puedo escuchar ahora la canción (sí, soy la tonta que curra en el puente), pero la escucharé porque a mí el zurdo me gustaba mucho, mucho. Claro que cuando yo supe quién era el zurdo la cosa estaba ya por la mode (negro y amarillo, me parece). Yo creo que de la época del para ti sólo recuerdo en su contexto el déjame de los secretos, que la cantaban "las mayores" con guitarra en el autocar.
En mi familia también hay historias recurrentes, de esas que odian los protagonistas, pero afortunadamente no salgo en ninguna, creo.
Nosotros ni somos frugales ni hemos hecho nunca la intentona de ver el discurso de S.M., pero también en mi casa, después de la Misa del Gallo, hay regalos del Niño Jesús que son adelanto de Reyes.
Dejando las Navidades aparte de momento, yo recuerdo un poco en nebulosa aquella época (mentira, no es esa, es un poco después y el psoe ya ha ganado las elecciones, y ya la gente ha visto que no pasaba gran cosa), y los concienciados siempre eran chicos un poco mayores que yo que además de otras cosas, intentaban encaminarme políticamente, porque ellos estaban muy concienciados. No sé porqué, pero mi mayor éxito estaba en los extremos.
Hasta hace poco, cuando han empezado con lo de la memoria histórica, yo pensaba como tú, que había habido generosidad por todos los lados (que no eran dos, sino muchísimos más), pero ahora ya no sé; igual sólo fue que nadie tenía el valor suficiente para tomarse la revancha que venía masticando desde siempre, y ha tardado todos estos años en reunirlo, o no tenía la oportunidad, o los tontos no eran legión.
De aquellos años recuerdo el libertad sin ira como canción, las pegatinas y las jarritas de barro del psp y que nunca tuve que cantar el cara al sol ni ninguna otra cosa.
En cuanto llegue a casa, te escucho...
besos

el_Vania dijo...

Lo cierto es que (aunque con 10 años de ventaja) tus navidades se parecen a lo que eran las mías en mi niñez. Se ha perdido el espíritu, pero no el navideño, el humano. A mi la fe ya me la arrancaron del todo los curas hace tiempo. E incluso en la actualidad, con sus comentarios, actos, etc, me recuerdan que pase de ellos. Y en cuanto al CIUDADANO Juan Carlos, no comment. Por lo visto en este país hace falta que estemos puteados para arrimar el hombro... ahora, que más que lo estamos con hipotecas, sueldos cutres, etc... no entiendo como no hay más compañerismo.
Lo de los jóvenes de 15 años que comentas, cierto también. Pero los de ahora, no hablan de nada interesante. Destrozan el castellano con su paupérrimo léxico y solo piensan en fumar petas y emborracharse.
De pena.
En fin, feliz falsedad a todo#s!

Fray Barriga dijo...

Una precisión hermano, Fernando marquez no era de derechas sino Falangista de verdad y por lo tanto incomprendido. Me alegra que en otras familias se tuvieran costumbres similares a la mía (solo que sin regalos), yo como soy algo mayor que tú tengo más batallas que contar (hasta me corrieron los grises a porrazos al cruzarme al salir de clase con el entierro de los abogados de Atocha) y todos los momentos restropectivos me arrancan alguna que otra lagrima del alma. La canción es una de mis favoritas y tu 'chutney' de gitarras supera a la versión original, pero tu voz no llega al nivel de la garganta rota del zurdo.
Un abrazo Hermano Lobo.
PD De lo del juancar no comento pues soy republicano.

Wolffo dijo...

¡MariGildi's!
Sonando: No es extraño - Burning
¿De verdad? ¿Se sigue haciendo? Qué guay, colega, en serio, pensé que era una rareza, pero veo que no sólo yo, no sólo tú... ¡somos muchos! El sentimiento es mutuo, Gildilla, se te echa mucho de menos. Un beso muy gordo, bomboncito.

Guiss
Sonando: Doctor my eyes - Jackson Browne
Negro y amarillo, voy a jugaaar... el Zurdo es cosa fina. Bueno, te iba a decir que qué suerte tiens de no tener hsitoria recurrente con la que todos conjuren tu estupidez adolescente, pero es que seguramente tú no eras estúpida de adolescente, como me pasaba a mí, que era un capullete como no había dos. Me alegra ver que en tu casa el Niño Jesús dejaba un adelanto de Reyes, como le decía antes a Gildilla, me siento menos solo... Yo era muy pequeñajo, Guiss, pero creo que sí hubo generosidad. Creo que la izquierda tenía mucha fuerza entonces y pudo haber obtenido más; p0or otra parte, el poder real, lo tenían los franquistas y se autodisolvieron sin oponer resistencia y la derecha democrática se moría del complejo de somospeoresmoralmente, y se disfrazaba de centro. Y entre todos, llegaron a arreglarlo más o menos bien. Los de ahora no son tantos, estoy convencido, pero la situación está tan enconada, que no existe apenas esperanza. Yo creo que el mayor mal que nos aflige hoy es tener una clase dirigente iletrada yu su ignorancia se alimenta de mala baba y de complejo de inferioridad, que les llena de inquina. Y luego, que somos un país que, en política, en lugar de pensar en nuestro interés, somos como Hooligans. Si uhno es "del Psoe" o "del PP" lo es como se es del Barça o del Betis: contra viento y marea, pase lo que pasa, jueguen como jueguen y hasta la muerte. Cuando me escuches, ¿me dirás algo? Un beso muy grande, príncipa, que te echo de menos.

el_Vania
Sonando: Amor de 4 horas - Mamá
Esto sí que me sorprende, colega. Te hacía mucho más joven y achacaba tu instrucción a una anomalía genética, en serio. No creo haber hablado de fe, colega, porque de hecho yo no es que no sea practicante, es que no soy ni creyente: no creo en dios. No creo en un ser superior que lo ordena todo. Todo es física, química y música. Ese es mi credo. Eso no me hace un bobo anticlerical que piensa que la iglesia es fuente de todos los males y que los culas son todos unos follaniños; para nada. Siento un enorme respeto y simpatía por la labor social de la iglesia, ahora y a lo largo de la historia. Tampoco tienes que callarte nada del rey que no quieras tú mismo, callar. Yo creo, personalmente, que sobra, además me resulta un poco antipático y plasta. Eso sí, de la familia real, la única que me parece cojonuda, por perdón, es la Reina Sofía. Además me parece quie, ella sí, destila cierta majestad. ¡Te quiero, Sofi! Bueno, colega, ánimo, que no está todo perdido, keep on pickin', que nos queda el rocanrol. Un abrazo.

FrayHermano
Sonando: Sin conversación - Nacha Pop
Acepto la precisión, hermano, quizás he simplificado demasiado. Lo del regalo del Niño Jesús mi casa era, más que un regalo, un detallito, que nos ayudaba a ir a la misa del gallo con otro ánimo (después había regalo, ya sabes cómo éramos, como son, los niños). A mí no me corrieron los grises, y eso es una mancha en mi biografía, aunque un día casi me pillan después de una de mis escasas excursiones a pillar chocolate (bueno, de hecho, creo que me pillaron, pero les debió hacer tanta gracia mi terror que decidieron dejarme ir con un buen susto). La canción es cojonuda y no pretendo llegar al nivel del Zurdo, por supuesto. Cuando cuelgo aquí mis versiones es sólo una forma de homenajear a los autores e intérpretes de los originales. Un homenaje sentido que, sin duda, les importará un pijo a los homenajeados, eso también es verdad. Bueno, pero a mí sí que me importa, y de eso se trata. Un abrazo fuerte, FrayHermano, muy muy fuerte, ya sabes.

Wolffo dijo...

Vaya rollazo que acabo de soltarles a mis queridos comentaristas...

Señoras y señores, ¡Wolffo!

wollie dijo...

Debía de ser de los pocos que no lo hacía porque, con catorce años que tenía por entonces, yo sólo oía pero no hablaba de política... mi belén lo montaba de otra manera (amigos, pandilla, primeros amores, ya sabes)

¿Nos cantarías un villancico?

Besos navideños.

Wolffo dijo...

Wollie, querida
Sonando: All around the world - Oasis
Bueno, tampoco es que yo analizase todos los días un resumen de prensa ni nada por el estilo. Puede que mi recuerdo sea exagerado, seguramente distorsionado por la tontería que sentía el día 6, pero bueno... ¿Sabes, woliie? tengo la sensación, no por tu respuesta, sino por todas, en general, que no he sido capaz de explicar lo que quería decir. En fin, espero verte más por aquí, que últimamente, no me haces los deberes, ¿eh? Venga, wollie, no te olvides de mí, ¿si? UN beso enorme

wollie dijo...

Wolffo, yo entonces estaba en una nube y no me interesaban esos temas, ni los entendía. En el fondo, me alegro de haber tenido pocas miras políticas para poder disfrutar del momento propio de una niña con catorce años.

La constitución fue algo que creció conmigo sin apenas saberlo. Hoy la tengo presente en mi vida, aunque me gustaría que tuviera, en todos, un espíritu tan fuerte y valorado como cuando nació.

Yo no sé si sigo sin entenderte. Si es así, ¿es que soy corta de luces?, ¿estás mandando mensajes subliminares?, ¿todo esto no es mas que nostalgia?, ¿el rollo va por lo del Rey?, ¿aceptamos a Wolffo como "animal" de compañía?, ¿la Wollie se va a los puertos?

Besos por doquier.

(Los deberes atrasados ya forman parte de mi vida. Dame tiempo)

Mari Rayas dijo...

Desde el otro lado del charco y con una historia distinta hago mía la canción.

Qué lindos recuerdos de la Navidad, Wolffo! Los míos son... recuerdos, nomás. Hubo épocas jodidas en las que ni en Navidad había paz. Pero siempre me encantaron estas fechas, incluso cuando ya se sabía que venían con malos ratos incluídos.

Acá se sabe que se acerca la Navidad porque empieza a oler a magnolias (les decimos jazmines) y... TERMINAMOS LAS CLASES! Ya falta poco, toy con la lengua de afuera...

Huele a jazmines...

Besazos!
(Sonando "Para tí", interpretada por el Wolffo)

Mari Rayas dijo...

Desde el otro lado del charco y con una historia distinta hago mía la canción.

Qué lindos recuerdos de la Navidad, Wolffo! Los míos son... recuerdos, nomás. Hubo épocas jodidas en las que ni en Navidad había paz. Pero siempre me encantaron estas fechas, incluso cuando ya se sabía que venían con malos ratos incluídos.

Acá se sabe que se acerca la Navidad porque empieza a oler a magnolias (les decimos jazmines) y... TERMINAMOS LAS CLASES! Ya falta poco, toy con la lengua de afuera...

Huele a jazmines...

Besazos!
(Sonando "Para tí", interpretada por el Wolffo)

Wolffo dijo...

Wollie
Sonando:
¡Cómo echaba de menos conversar contigo, queirda amiga! Yo estaba en una nube también y no creas que era el pelmazo que parezco hoy: iba con mis amigos, perseguíamos niñas, jugábamos al fútbol y estudiaba poquísimo. Pero, no sé, recuerdo salir a dar u voltio con los amigos y en esa esquina había una mesita de los Comunistas Rojos Encarnaos Facción Soviética, y unos jovencillos, melenudos y voluntariosos nos ofrecían un folleto grasiento; y al lado del Corte Inglés, otros jovencitos repeinados y con loden y castellanos, nos ofrecían un panfletillo de alguna sección irreconocible de la Falange Española de la Tercera Coonvención Joseantoniana y se respiraba eso. Al menos a mí me pasaba. Y cuando he dicho que no me entendíais, por supuesto que me estaba echando yo encima el marrón: soy yo el que no se ha explicado, el torpe soy yo, wollie, anda que voy a decirte nada yo a ti, con ese nombre tuyo que pocos, pero los suficientes, sabemos de dónde viene. Y todo eso, era, sobre todo, nostalgia y por supuesto que debes aceptarme como animal de compañía. Imagino que los besos serán por doquiera que yo quiera, ¿no? Pues tú dámelos, que yo sabré administrarlos sabiamente, seguro. Y aprovecho para mandarte un buen cargamento de besos y achuchones. Insisto, ¿de la canción no vas a decirme nada?

MariRayas
Sonando: No sé porqué - Pegamoides
Es que la canción, Rayitas, es para hacerla de todo el que sea capaz de recordar sus quince años. Es muy buena. Cuando cuentas que hubo Navidades duras, ¿te refieres a lo personal o a la situación del país? A mí me gustan las navidades, Rayitas, no es que me vuelvan loco, pero me gustan, con todos sus inconvenientes. &Y eso a pesar que en mis recuerdos también hay muchas lágrimas por los que no están, muchas peleas sin sentido... pero siempre prevalece el buen rollito. Qué bonito es eso de que huele a jazmines, mariRayas, es precioso. Muchos besos, Rayitas.

MariRayas
Sonando: No sé porqué - Pegamoides
Es que la canción, Rayitas, es para hacerla de todo el que sea capaz de recordar sus quince años. Es muy buena. Cuando cuentas que hubo Navidades duras, ¿te refieres a lo personal o a la situación del país? A mí me gustan las navidades, Rayitas, no es que me vuelvan loco, pero me gustan, con todos sus inconvenientes. &Y eso a pesar que en mis recuerdos también hay muchas lágrimas por los que no están, muchas peleas sin sentido... pero siempre prevalece el buen rollito. Qué bonito es eso de que huele a jazmines, mariRayas, es precioso. Muchos besos, Rayitas.

wollie dijo...

Entonces ya se lo que pasa... que donde yo estaba no había Corte Inglés, ¡me cachis!.

Esta canción aunque sea para mí o para ti no me gusta mucho, aunque la racuerdo y me hace retroceder al pasado. Con aquella edad me fascinaba la canción "Linda" de Miguel Bosé, "Jardín prohibido" de
Sandro Giacobbe, etc.(toda una hortera vaya!)Y me reitero: ¿NOS CANTAS UN VILLANCICO?

Besos por doquier y cuando digo doquier, lo digo para que te los pongas donde quieras.

Veletita dijo...

Bueno... Dicen que la historia de un país hace a las personas... O las personas, a la historia... Y España, a Dios gracias (o a quien sea que esté por ahí, si es que hay alguien o algo por ahí, pero no voy a entrar en eso ahora..) siempre fue generosa. Y tolerante. Y también, no lo neguemos, comodona... Tu España, mi España, nuestra España...
En cualquier caso, siempre consigues enternecerme con tus post nostálgicos. Y eso que la política no da pa mucha ternura... Pero leo entre líneas :-)
Un besito, abuelito cebolleta mío :-P

Wendeling dijo...

Éramos protoadolescentes con sueños de participar en un futuro común. Yo recuerdo cuando murió un manifestante aquí en Málaga, en una manifestación solicitando la autonomía... la de conversaciones compartidas sobre el tema.

Gracias por la canción ;) voy a disfrutarla.

Besos de una maia.

Andaya dijo...

Los blogs deberían incluir algo para dejar tu puntuación anónima o tu tarjeta de visita. Porque lo cierto es hay post que no necesitan más comentario que una sonrisa franca.
En mi casa tambien nos damos regalos la noche buena... y la noche vieja y en navidad. Con los años, nos dió por celebrar todos y cada uno de estos dias con "sorpresas" (que todos esperamos, porque ni te cuento el lio de paqueterío que se oye a escondidas en las habitaciones).
Ya en la mesa, recordamos momentos en los que nos hemos reido mucho juntos (y cada uno tiene sus momentos estelares). No hablamos de política, porque hay varias tendencias en la mesa, y si lo hacemos siempre acabamos riendo. Quizás es porque nuestra mente despertó ya en democracia.
Gracias por conpartir esas noche buenas.

Wolffo dijo...

Wollie
Sonando: No es extraño - Wolffo
jajajajajaaaa... es imposible, si Tinglés (o derivaus) hay en todos sitios... Debió ser eso, Sí, mi querida Wollie. Ahora entiendo porqué te resistías a decir nada de la canción, jajajajaja, no querías ser desagradable... a mí Miguel Bosé me atacaba el bazo y los riñosnes cuando le veía tan nenaza, tan amanerado y veía a las tías gritando y pensaba: ¿se han vuelto todas locas? Yo tengo ojos en la cara, sí, y soy capaz de reconocer que Miguel Bosé estaba buenísimo, pero parecía una loca y me parecía la cosa menos atractiva que había visto en mi vida... En cuanto a Sandro Giacobbe... ¿ers necesario mencionarlo querida amiga? Cantaré un villancico un día de estos, pero quiero convencer a un coro de dos o tres niños, pol'lomenos, para que quede bien. Ya informaré... Besos por doquier para usted también, dama oculta.

Veletita
Sonando: Tuesday afternoon - Moody Blues
Pero vaya, no creo que sea un post político. A mí la constitución sí que me produce ternunra, me acuerdo de Fraga y Carrillo discutiendo... no sé, estuvo bien aquella época. Y, en fin, no tengo nada que ocultar, todo el que me haya leído sabe de sobra que no soy un comunista, precisamente. Pillo al vuelo ese beso, y te lo devuelvo con espumillón, MariVelie.

Wen
Sonando: Serenade - Dover
¿Ves? Tú me has pillado... caramba. No se trata de decir si estás a favor o en contra, pero aquellos días fueron de otra manera, ¿verdad? La política, o las cosas de la política se respiraban. A eso me refería. Gracias, maia. Y la canción... me gustaría verte bailoteandola, que tiene más marchita de lo que parece... Un beso gordo, maia.

Andaya
Sonando: Street fightin' man - Stones
... y deberían incluir una ventanita para dejarles sonrisas a los comentaristas encantadorews, también, no creas. ¡Como enrolla eso de tu casa! Un detallito por reunión, eso está genial. Gracias a ti, por supuesto, mi querida andaya. Un beso fuerte.

Mari-- dijo...

El desastre era familiar, Wolffito. Mi padre era terrible. Ahora mi mamá está distinta, nosotros somos adultos, y él tiene sus años. Está más tranquilo y se respira paz acá. ¡Parece increíble! Pero es así.

Y aunque hubo Navidades con momentos muy duros y desagradables no dejaron de encantarme nunca. Me entusiasman como a los nenes. =)

Besotes!

Wolffo dijo...

Oh, MariRayas, perdona, no quería cotillear. Un beso muy fuerte por ser tan valiente y tan deliciosamente encantadora, niña. Y disfruta estas fiestas como se merecen las fiestas y las mujeres valientes como tú. Muackss!!!

Cris dijo...

Te estoy imaginando allí bien plantado, clamando respeto para nuestro soberano... y la verdad es que me meo de risa, qué quieres que te diga.

No me extraña que lo saquen a colación cada año. Yo lo haría cada día. Me encanta la imagen...

Y el salto cualitativo, ese sí que me encanta. Desde que aprendí a ser consciente de lo que significaba y valorarlo, cada vez me gusta más.

Un abrazo y unos besos de calidad.

Wolffo dijo...

Caramba, Cris, eso de los besos de calidad es un pleonasmo, viniendo de ti. tus besos sólo pueden ser de calidad, cielo.
Te confieso una cosa: si en vez de a mí, se le hubiera ocurrido a cualquiera de mis hermanos el numerito del monárquico ofendido, yo no me reeiría sólo una vez al año.
Me fastidia que se carcajeen de mí de esa manera, pero el año que no se acuerden de recordármelo... ay, quita, quita.
Gracias, Cris, eres un solazo.
No te vayas nunca, ¿quieres?

Gatopardo dijo...

Reconoce de una puñetera vez que cuando hablabas de mostrar respeto por el Rey de todos los españoles, te referías a ti(sin acento). Que todo lo cuentas a medias.

Wolffo dijo...

Gata
Sonando: mis carcajadas
Sí, lo reconozco. Me rindo, Gata, me rindo del todo.
jajajajajajajaaaaaa
Eres la bomba.
Besos a lo bestia, jovenzuela.