sábado, diciembre 02, 2006

El amante estúpido

I'll have to say I love you in a song


La historia de Jim Croce es muy curiosa. En apenas un par de años que duró su carrera, truncada por un accidente aéreo, le dió tiempo a publicar un númeor asombroso de maravillosas canciones. Si te gusta este tipo de música, de melodías impecables, guitarras acústicas, un poquito de cuerda, y una voz que te acaricia con sexual descaro, Jim Croce es tu hombre. Tiene muchas canciones de esas que te paran el corazón, pero esta me parece especialmente inspirada. Cada vez que intento decírtelo, se me atropella la lengua, así que tendré que decirte que te quiero en una canción, dice el estribillo. ¿No es hermoso?
Hoy, por influjo de cosas como Operación Triunfo, suele confundirse a los buenos cantantes con los exhibicionistas vocales. No es necesario un rango vocal espectacular, ni "llegar muy alto", ni siquiera afinar correctamente para cantar bien. No esta versión, pero si escuchas la original, verás como te dan ganas de que te la cante al oído.
La he grabado sin separar el micrófono de la boca y sin levantar la voz, en un ejercicio de discreción interpretativa que a mi gorgorible garganta le ha costado un huevo; a la base de percusión y cuerda, le he añadido el bajo, dos pistas de guitarra acústica (grabada al aire, no enchufada) y unas cuantas voces, con la esperanza de que a ti, y me estoy refiriendo a ti y a nadie más que a ti, te guste el resultado. Antes de esta vez, seguro que me has escuchado ya cantarla, ¿verdad? Pues eso.


A Memo Ciono lo que le gusta, es escribir. Pero trabaja en una fábrica de aspiradoras, en el departamento de compras. Le faltan la constancia y el valor de ponerse a escribir en serio, y alivia su deseo de escribir con las cartas comerciales que manda, en las que siempre hay un par de párrafos magníficos, especialmente si se dirige a una mujer, porque, si ese es el caso, además de talento, derrocha un poco de descaro juvenil, que le sienta de maravilla, y un algo de seductorcillo de tres al cuarto.

En una pequeña empresa del sur, que importa componentes de China, trabaja Lola Mento, una mujer increíble. Es licenciada en Yasesabe, y la dueña de esa pequeña empresa, dato que oculta en sus relaciones comerciales, que ha conseguido encontrar en China la fábrica capaz de fabricar los interruptores más baratos y de mejor calidad que se hayan visto nunca en el sector de las aspiradoras. Son duros, fiables y de funcionamiento asombrosamente preciso.

Memo ha hablado un par de veces con Lola, pues ya le ha hecho un par de pedidos fuertes, y se ve en una posición segura, de cliente importante, de los que puede juguetear un poco con la situación. Cuando la llama, coquetea descaradamente con ella, pero es en sus escritos, cuando le manda sus injustificadamente larguísimos e-mails, cuando destapa el tarro de las esencias de su porcino juego de la seducción.

“... aunque el funcionamiento de sus interruptores es irreprochable, es por lograr un mejor clima de trabajo, apreciada (mucho, muy apreciada, créame) proveedora, que me atrevo a sugerirle que, a partir del próximo pedido, incluya una grabación de su hermosa voz, para que todos los trabajadores de mi fábrica puedan compartir conmigo el privilegio de escuchar su maravillosa voz...”

Memo se sentía sueltecito. Sobre todo porque Lola callaba. Y aunque en sus respuestas escritas nada indicaba que estuviera animando a Memo, cuando el amante cernícalo la acosaba telefónicamente Lola, que sabía lo que se jugaba su pequeña, pero próspera empresa, se limitaba a balbucear una sonrisilla. Memo, que hacía honor a su nombre, interpretaba todo al revés. El silencio en sus cartas lo interpretaba como que Lola tenía miedo de dejar por escrito, en una carta comercial que podría llegar a su jefa, nada personal ni compremetedor. Y sus sonrisitas telefónicas, que cualquiera hubiera interpretado como “vaya, ¿otra vez con tus gracietas, pelmacín...?”, Memo las interpretaba como un pie para ir un paso más allá. Pero a Memo, francamente, le faltaban un par.

En estas estaban cuando a Memo se le ocurrió el plan perfecto para ir a conocer a Lola y, en su estúpida cabeza masculina, tirarse a la nena. La llamó.

- Hola, Lola al habla

- Perdón, ¿me repite su nombre?

- Lola...

- ¡Agárrame la cola! jajajajajaaa

- ¡Hm...! Eres memo, ¿no?

- Sí, cariño... como me conoces, ¿eh?

Mientras ella, al otro lado del teléfono, hacía gestos como de meterse los dedos en la garganta como para vomitar, Memo sonreía satisfecho de su ingenio en Madrid. Le explicó, entre gracietas de latin lover de pacotilla, que tenía que hacer su Viaje Anual de Verificación de Proveedores, y que este año le había correspondido, entre otras, a su empresa, y que él mismo se encargaría de la verificación. Así que, si no era mucha molestia, debería reservarle un día, el viernes, a ser posible, para que él se desplazara allí y, sobre el terreno, explicarle el funcionamiento de su empresa y contestar unas cuantas preguntas...

- ¿Qué clase de preguntas...? – preguntó Lola, un poco mosca, porque todo el mundo en el sector quería saber de dónde sacaba Lola sus proveedores chinos, y ella había tenido la precaución de mantenerlo en secreto. Y ese era parte del secreto de su éxito.

- Nada, mujer, cosas rutinarias, nada que comprometa a tus proveedores ni nada de eso, no te preocupes.

-.-

De modo que la cosa quedó así.

Dos semanas después, Memo Ciono llegaba a la estación término de Alicante y se bajaba del Altaria con lo que él juzgaba juvenil desenvoltura, y Lola como patética huida hacia delante. No acababan ahí las divergencias de criterio.

Él pensaba que se había vestido cásual, con acento en la a, con sus vaqueros ajustados, y Lola le veía como un mamarracho, con esos vaqueros intravenosos, cuya cintura torturaba una inocultable barriga. Él se veía seductor. Ella, risible.

Lola levantó la mano de lejos, para que él la reconociera. Se habían conocido hacía tres años, en una convención de esas a las que van las mujeres (cónyuges) con su propio programa de actividades; programa que suele ser tan delicadamente machista que excluye a los cónyuges masculinos. Lola no tuvo problema, porque no estaba emparejada, aunque mintió diciendo que su marido sí que iría, para que le dieran una habitación más grande y dos unidades del regalo de bienvenida que fuera (bombones, ¡bién!). Memo estaba casado entonces y fue con su mujer, la señora Scissors, una tía que le cortaba el rollo a todo dios, y a él antes que a nadie. Por entonces, Memo era un triste y a Lola le dio mucha pena y procuró animarle. Ese fue su error. Memo Ciono se separó meses después y se lanzó al río revuelto de la seducción, porque peces de todos los colores nadaban en tordas partes, si bien sus artes eran tan lamentables, que llevaba sin mojar (las de pago no contaban) más de un año.

Lola miró al tipo que ahora venía. No lo aseguraba, pero juraría que, de vez en cuando, se tocaba el paquete, mientras se acercaba a ella, como ofreciéndoselo. ¿Es posible que piense que eso es sexy?, se preguntaba Lola.

Y sí: era posible, lo pensaba. Y fue así todo el día. Cuando le cedía, caballerosamente, el paso para que pasara ella primero por una puerta, se las arreglaba para rozarle un pecho, o el culo, o lo que fuera. Le miraba descaradamente las tetas todo el rato y hacía comentarios de lo más asqueroso, pretendiendo ser sensual. Fue un día de pesadilla. Su acoso fue tan espectacular, tan torpe y tan necio, que Lola tomó una decisión. Y todo el mundo que la conocía sabía o que eso significaba.

Y nadie volvió a ver a Memo en dos meses.

-.-

Memo Ciono perdió su trabajo. Cuando aquel viernes, desapareció, nadie se preguntó nada. Cuando llevaba una semana sin dar señales de vida, la gente se lo preguntaba, pero todo el mundo, con cierto alivio, como esperando que se confirmara la fatal noticia.

Él mismo se dio cuenta, consternado, de la decepción general que causó su reaparición. Pero, ¿qué ocurrió con Memo?

-.-

Lola estaba harta. En la cena, a la que se vio, prácticamente, obligada a invitarle, él se descalzó y le sobaba las piernas con su pie acalcetinado por debajo de la mesa. Sentía ganas de vomitar. Pero, en cambio, le dijo:

- ¿Estás caliente, (so) Memo?

Él se puso tan nervioso que se le atragantó la merluza.

- ¿Lo has hecho alguna vez en un barco, (pedazo de) Memo?

Y le llevó a un yate de un amigo suyo. Cuando estaban relativamente lejos de la costa, Lola hizo de tripas de corazón y le propinó a Memo un tórrido beso de la muerte, atizándole un muerdo de película con un somnífero capaz de dormir a una manada de elefantes. Cuando Memo cayó a plomo, Lola hizo unas señales con una especie de lintrna y entonces se acercó un barco pesquero gobernado por Mekito Lakaka, el dueño del restaurante chino al que acudía, regularmente, Lola. Tres chinos abordaron el yate y se llevaron al durmiente Memo y lo metieron en un pequeño contenedor metálico de 2x2x2 con un cargamento de agua y galletas. El contenedor fue llevado al puerto y confundido con otros dos mil contenedores exactamente iguales que iban a China haciendo un curioso recorrido alrededor de África y Oceanía.

Una vez allí, le sacaron en Pekín de la caja y le costó cierto trabajo explicar su periplo y, tras pasar tres desagradables semanas en una cácel china, donde comprobó que eso de engañar a la gente como a un chino es mentira podrida, volvió a madrid con el rabo, literalmente, entre las piernas.

-.-

Todavía recibió una llamada de Lola. Le dijo:

- Debiste intentarlo cantando, idiota.

Y le colgó.


32 comentarios:

dockof dijo...

Me gusta, como siempre, tu música. Me gusta. también como siempre, tu post, querido Wolf. Y es así no solo porque está bien escrito y resulta ingenioso, sino porque dentro de él existe una idea subversiva y que a mí, personalmente, me encanta.

Imagina la cantidad de veces que tienes que tragar en esta vida con multitud de cosas que no te gustan o que odias. Vale. Pues la maravillosa Lola ha tenido los cojones de hacer una pirueta en un momento determinado y le ha hecho una pedorreta a ese tipo de situaciones. Además, una pedorreta con todas las de la ley, a lo bestia, deliciosamente alucinante y radical.

Y va uno, abre tu bitácora, se lee este post, mojándolo con un café con leche, con un martini, con un carajillo o con lo que se tercie y se le queda el cuerpo más a gusto que a Dios, diciendo: "ya era hora de que alguien le diera por culo al cretino de Memo".

Y cuando decimos "Memo" pensamos o ponemos en su lugar todas las personas, situaciones, acontecimientos e injusticias con las que nos hemos topado, y que nos han magreado el alma.

Y después, ya más pacíficos, nos volvemos a oir otra vez tu canción ... y sonreímos.

¿Vale, Wolf?

Pues muchas gracias ;-))).

Tautina dijo...

jajaja, que genial
Ay, mi desobediente Wolffo, esta historia casi me sonaría a autoflajelación, si no fuera porque tus admiradoras ya sabemos de sobra el gran seductor que estas hecho...
Eres único, como músico, como escritor y como todo, no dejes que ninguna rubia tonta con aires de diosa te convenza de lo contrario.

el_Vania dijo...

Esa serie de nombres un tanto "gomaespumescos" bien podrían ser sustituidos por el tuyo y el de la susodicha... o por el mío y el de otra susodicha, quien sabe! Parece que quieras metaforizar alguna vivencia personal!!
De todas maneras, triste fin para Memo... queda saber que le pasó después al salir de aquel contenedor con agua y galletas!
Un abrazo Wolffo.

Mari Rayas dijo...

Qué bueno.
Memo es un triste personaje, preciosamente dibujado. Tan memo que da pena. Pero no me dio pena lo que le ocurrió: se lo merece por Memo.
Y Lola... impecable Lola.

Un canto a la esperanza: "es posible y además es cosa buena sacarse a los memos de encima"

Mencantó la canción, también. Me hace muchísima gracia leer cómo la armás. Porque no entiendo ni jota!!! Pero voy aprendiendo al leerte, je

Besotes

Wolffo dijo...

Doc
Sonando: Cecilia - Simon & Garfunkel
Gracias, mi querido Doc, tus palabras me suenan a música celestial, además de comulgar con lo de la idea subversiva al ciento por ciento. ahora bien: ten cuidado, porque si insistes por ese camino, hago las maletas, cojo a mis niños y me presento en la puerta de tu casa, con un plan de fuga. No, mi querido y absoluto amigo, muchas gracias a ti por tu cariñosísimo comentario, de verdad. Un abrazo enorme, maestro.

Totinilla querida
Sonando: Woman - Lennon
No, miamol, no me autoflagelo, sólo cuento lo que es mi deber contar, para hacer justicia con los Memo cionos y las Lola Mento del mundo. Yo no soy ese, aunque a veces me emocione a lo tonto, y hay un par de personas en el mundo que sbaen que, en realidad, lo lamento mucho cuando sucede. Y sí, para la tranquilidad del mundo en general, que no podría msoportar dos de lo mismo, debo ser único, pero eso, créeme, no tiene porqué ser, necesariamente, bueno. A veces, te otroriza y tú, inexplicablemente, quieres mismizarte, fijándote siempre en las aguas más necias del inmenso mar de la mismidad. Bueno, que me callo de una vez. Y, ya sabes, las referencias a mis momentos musicales, literalmente, me derriten. Un beso y gracias, Totín.

el_Vania
Sonando: I will - Beatles
Es cierto, lo de los nombres es un poco pal culo, pero es todo lo que se me ha ocurrido a las siete de la mañana. No te diré yo que no haya cosas mías en el relato, pero están diseminadas: yo no soy Memo, te lo juro. Imagínate tres semanas en una cárcel china, sin saber de verdad qué coño haces allí. He preferido no contarlo, por no tornar demasiado sexual el relato, que ya tenía lo suyo... Un abrazo, Fenderman.

Wolffo dijo...

MariRayas!!
Sonando: Sympathy for the devil
¡si estábamos comentando a la vez! por fin vamos a coincidir? Voy al gmail, a ver si te pillo!

Ops... pos no, no estás online... qué lástima, oye, quería ver si te defiendes igual de mal que yo en el chat. Te contesto:
Estoy de acuerdo contigo, aunque no tengo yo todas mis simpatías con Lola, tampoco es que me emocione su forma de actuar. Me hace gracia la moraleja que extraes, es genial, jajajajaaa.
Y la última frase de tu comentario es para cogerte y darte un achuchón y un par de besos sacaespinillas. ¿Qué es lo que no entiendes? Eres la bomba, Rayitas, la bomba. Un bsote

el_Vania dijo...

En ese caso, Memo en la cárcel china sufriría un proceso de adaptación tan rápido como Waylon Smithers en una prisión turca, no crees?
Mejor dejar esos tórridos relatos para una versión X de las "peroratas".
Por cierto, te he hecho caso y ya he colgado el tema en el blog. Veremos que sale de todo esto. Te cuento que ya he anunciado a los cuatro vientos lo de la Jam-Session online que vamos a perpetrar!
Un abrazo amigo!

jopageri dijo...

Yo pensando que tu ausencia sería muy larga (me imaginaba como un mes por lo menos), y hoy se me ocurre echar un vistazo para recordar algún post y me encuentro con que llevas ya como 3 post nuevos incluyendo uno donde haces un cóver de la gran Don't look back in angel, que tiene ese intro tan parecido a tú sabes cuál canción.



Bastante buen post, sobretodo por Lola Mento, prima cercana de Lola Meraz (ju). Aunque no le fue tan mal a Memo, pasar 3 semanas en China y gratis aunque sea en una prisión no debe ser tan malo.


Un saludo Wolffo, ya estrañaba decirlo después de unos días!

Princesa del Guisante dijo...

Para terminar de ser triste la vida de Memo sólo le faltaba haber trabajado en una fábrica de bolsitas para aspiradoras, en lugar de en la fábrica de aspiradoras.
En el fondo sospecho que aunque a Lola no le llegase a gustar del todo Memo, no le incomodaba demasiado el jueguecillo de seducción, mientras se mantuvo a distancia. Hombre, a todas nos gustará que nos seduzcan bien, pero fundamentalmente a mí me gusta que lo intenten :P (para compensar la falta de feminismo y paridad de este párrafo prometo quemar algún sujetador, aunque sea de los que tengo que jubilar)
Lo que resulta insoportable es lo de las rimitas, con los nombres o con lo que sea, aunque yo ya he confesado que hay un nombre que no puedo escuchar sin componer una, siempre la misma, mentalmente.
Y tampoco tiene perdón lo del cásual, y menos si es look, y menos todavía si lo lleva uno que por gestos quiera protagonizar una película de Bigas Luna. O sea, que el pobre Memo hubiera estado a menos cien en la escala de seducción antes de la cosa patética de las caricias con los calcetines, que ahí ya le hubiera amputado directamente los pies para que nunca más tuviese la tentación. Lo de las caricias con los pies debajo de la mesa creo que es otra de esas cosas de las que tiene la culpa el cine, que con esas elipsis y tal nunca muestra cuando el galán dispuesto a hacer piececitos se hace previamente la pedicura, y usa tejidos nobles, y esas cosas que no se ven y en las que el espectador medio no piensa.
Sin embargo, ya veo que la vida es más benévola, porque entre las piernas o donde fuese, Memo volvió después de la faena a Madrid con el rabo. Triunfando como un torero.
Un beso nada acosador, Wolffo. O varios.

Malamala dijo...

Un besico para la sonrisa que me enviaste, toy mustia y ojerosa, toa asquerosa y con mucha mala leshe por lo que su sabes, asínque recibir esa sonrisa y leer tu texto me ha hecho una ilusión enooorme, inmensa, como el océano azul de tuzojhos, como el verde de tu mirada, como los rayos de luz que emites desde tus iris castaños y la profundidad de tus clisos negros, porque, ay, Wolffo, tienes toda la pinta de ser un ser (valga la reflunflancia) multicolor, de ser mucho ser, pero mucho mucho ser humano, Wolfferas, amigo.
Muchos besos y una gran sonrisa, joder, gracias, coñss, cómo me enrollo, tronko.

Wendeling dijo...

Todos nos hemos encontrado con Memo en alguna ocasión de nuestra vida, pero en esa situación me hubiera gustado ser Lola... así que pensado y decidido, para la próxima ocasión en que me tropiece con Memo, le pido prestado el yate y los chinos a nuestra amiga.

Besos de una maia (que está disfrutación de este tema que no conocía por tercera vez... y las que caerán más).

linmer dijo...

Querido Wolffo, la historia tiene tela como para hacer cuatro orejeras para elefante africano. Eso lo notarás en la extensión de los comentarios

No sé si confesarte que he agradecido a la providencia no haber acabado nunca como el tipo éste (más que nada, por el resto de público, ¿qué pensarán de mí?). No es que yo malinterprete, pero el empeño de Don-Juan-en-horas-bajas es algo que viene en los genes.

La canción es preciosa, y no me vengas con modestias, que tu interpretación siempre es digna de mención.

Un abrazo, amigo.

Mari-- dijo...

Es que no entiendo una mierda sobre música. Que no es mi tema! Eso sí, me encanta escucharla. Tengo una época viciosa de música ahora, justamente.

Ya nos cruzaremos en el chat, que pronto empiezo las vacaciones (acá empezamos las vacaciones cuando empieza el año)

Besazos y gracias por sacarme las espinillas, ¿cómo sabías que tengo? =P

(sonando Alejandro Filio, Brazos de sol)

Wolffo dijo...

el_Vania
Sonando: A long december - Counting Crows
Joé qué tema, este de Counting Crows, qué pasada. Me has hecho buscar en Google quién era Waylon Smithers, y cuando lo he visto, me he, con perdón, partido el culo de risa. Pero mientras creo que para Waylon hubieran sido una specie de vacaciones de ensueño, para Memo fueron tres semanas de pesadilla. En cuanto a la jam, el asunto es elegir un tema que nos guste a los dos y repartirnos los papeles; si quieres, propón tú, que mis gustos naturales tiran hacia cuando aún no habías nacido. Un abrazo a ti, FenderKid.

jopageri
Sonando: Dead flowers - Stones
Yo también pensé que mi ausencia sería más larga, pero la cosa sufre constantes aplazamientos, así que no sé cómo irá de ahora en adelante, aunque quizá sea mejor no anunciar nada y no hacer el ridículo. Don't look back in anger tiene, además de la intro calcada de la de Imagine, una de esas frases de John Lennon en la bed peace, aquello de empezar una revolución desde la cama. Un abrazo a ti, amigo del otro lado, siempre es un placer recibirte, colega.

Guiss
Sonando: Little child - Beatles
... sí, o ser reciclador de esas bolsitas, y tener que sacar la mierda y limpiarlas y plancharlas... Como siempre, tu perspicacia me hace sonreír, querida príncipa, porque es del todo verdad. Sero objeto de atenciones, incluso si éstas son pelín molestas (ojs... empieza otra canción maravillosa: Rhymes and reasosns, de John Denver). Lo de las rimitas, es verdad que tiene su cosa como estrangulable. A mí siempre me hizo gracia lo de Carlos, ¿qué Carlos? ¡el de los huevos largos!, porque nunca se me ocurriría decir de un testículo que es largo, entonces no sé a qué viene, pero por una razón que no acierto a discernir, siempre me ha hecho reír esa rima. Lo malo del cásual, e incluso lo del casual, es que casual en español tiene un sentido completamente distinto al que se le da hoy cuando se une a look o a imagen o a ropa. Es como lo de evento, no lo soporto. Y en lo de los calcetines, estamos de acuerdo. El origen de que eso es sexy debió ser que un director de fotografía fetichista lo fotografió en alguna escena de forma afortunada, porque, normalmente, el calorcito del pie significa sudor y, en fin... Recuerdo que cuando era joven , había unos calcetines de un tejido sintético repulsivo, como eléctrico, que me daba grima, que ahora no sé si existe. En mi cabeza, la escena del acoso con los pinreles, tenía ese matiz calcetin eléctrico, que no he llegado a poner, por miedo a que no se entendiera a qué calcetines me refería. Me gusta discutir estos detalles de metalectura contigo, príncipa, eres única para estas perspectivas, de verdad. Volvió a Madrid con rabo, sí, pero con el ojete marcado por cosas que algunos ojos no ven jamás... (dios, qué ordinariez...!) Y déjate llevar, mujer, acósame que yo esas cosas las llevo genial. Besos a ti, Guisantilla, no me faltes... y a ver si escribes, mujer, que quiero leerte en tu página también.

MalaPerzona
Sonando: El último bar - Mamá
ánimo, Mala, de verdad, sigue en lo tuyo, persíguelo, y no me digas cosas tan lindas, que voy y te hago cosas, ¿eh? Arriba, Mala, que quiero verte rockera otra vez, verás como todo acaba por posarse en su lugar. Sólo es un paseo por el lado bajo de la rueda de la diosa fortuna, pero verás cómo remontas. Muchos besos, Malaperzona.

Wen
Sonando: Don't dream, it's over - Sixpence non the Richer
¿Tres veces? eso es ya vicio, ¿eh...? Gracias, maia, me hace una ilusión tremenda que lo hayas conocido aquí. Qué guay, de verdad, qué bien me caes. En cuanto a lo otro, cuando lo necesites, dame un keo, y te paso el teléfono de Lola, que se enrolla muy requetebién. Un beso, o trescientos, maia.

linmer
Sonando: Venganza - Los Nikis
jajajaja, linmer, ¿orejeras? Gracias, macho, qué buena imagen. Yo creo que eso de seductorcillo de pacotilla lo tenemos todos los tíos, aunque en algunos toma más presencia que en otros. Gracias por lo de la canción, que está cojonuda, es una composición maravillosa y agradecida de interpretar, pero al escucharla cantan unos desafienes en los coros, todo hay que decirlo, pero es que soy muy vago, y grabo, como mucho dos veces, en seguida me aburro. Un abrazo a ti, colega.

Rayitas
Sonando: Some might say - Oasis
la música es, sobre todo, para escucharla y disfrutarla. Luego, si tienes el virus, intentas entenderla y hacerla a tu vez, pero lo maravilloso de la música es que entra por las orejillas y, por un conducto desconocido te va directa al corazón. Espero encontrarte de vacaiones en el chat y me cuentas cosas, que tengo mucha curiosidad. No conozco a Alejandro Filio, pero me informaré por si es necesario afearte la conducta...

Mil besos, pamperita mía.

LunaNegra dijo...

Me ha gustado la música, no conocía yo Jim Croce... bastante sensual la canción, acaricia los "sentios" ;-).

Creo que si la hubiera escuchado Memo otro gallo le cantaria no? ;-). Los supermegasimpáticones mejor lejos.

Un besazo "wuapetón".

Michel dijo...

Una versión más que digna colega. Y por supuesto que la oí miles de veces así como toda la escalera de adef, 15 por no hablar de la pobre Alfonsita.

Un abrazo
Michel

Buchlistillo dijo...

Yo lo que quiero saber, pero no por hacerme el listo ni nada, ni para intentar destacar en plan "¿has visto lo que ha preguntado Buch? ¡Que tio mas avispado!", lo que quiero saber, pues es si depués de aquella vanganza tan bestia, el Memo siguió efectuando sus pedidos a la Lola, o empezó a pensar que quizá ella le trataba con cierta frialdad.

¿Estás de acuerdo en que ahí está la clave, o crees que es pedantería mía?

Wolffo dijo...

LunaNegra
Sonando: Walking in Memphis - Marc Cohn
Jim Croce es un maravilloso cantante y compositor, si eres de las que, como yo, piratean, busca su música, alguna recopilación de éxitos, verás cómo te gusta. Lo mismo que piensas tú es lo que le dice Lola al final: habérmelo cantado, so gilipuás. Besos a ti, Lunilla, ¿todo bien ya?

Milchel!
Sonando: Te brillan los ojos - Pistones
Estoy grabando una ahora que seguro que te recuerda muchas cosas. Es de esos años, de cuando éramos primaveras. Alfonsita, dios, qué recuerdo... Abrazo a ti, compañero, tendrás noticias mías estos días. Al loro.

Buch
Sonando: El río - C R A & G
Tu pregunta, más que de listillo o pedante, o avispado, incluso, es de lector poco atento: le echaron, luego no pudo seguir con sus pedidos. Pero si los hubiera hecho, ten por seguro que Lola hubiera adoptado una actitud fría, sím pero profesional. Porque tampoco te creas tú que la Lola era pa cagarse ni nada...
He dicho.

Morgana dijo...

Una historia real como la vida misma... o no? Un bravo por Lola!!

Y de la canción... que decirte... una delicia

Tres besos Wolffo

white dijo...

¡Ay wollferas! Qué personajes conoces, porque no dudo que los conoces, ni el más imaginativo de los escritores o contadores de cuentos podrían inventarse a alguien (tan)como Memo, si es que no tienes tiempo para aburrirte, qué suerte la tuya, y lo que enriquece (emocionalmente, claro) codearse con esas "personas" aunque creo que con Lola no te iría mal, casi parece tu tipo de hembra, tan decidida, tan calculadora, tan impulsiva y desenfrenada, ¿o me equivoco?

Bueno wolf que tengas un buen puentazo. Besitos

white dijo...

¡Ay wollferas! Qué personajes conoces, porque no dudo que los conoces, ni el más imaginativo de los escritores o contadores de cuentos podrían inventarse a alguien (tan)como Memo, si es que no tienes tiempo para aburrirte, qué suerte la tuya, y lo que enriquece (emocionalmente, claro) codearse con esas "personas" aunque creo que con Lola no te iría mal, casi parece tu tipo de hembra, tan decidida, tan calculadora, tan impulsiva y desenfrenada, ¿o me equivoco?

Bueno wolf que tengas un buen puentazo. Besitos

pijomad dijo...

Bonita historia de seducción e increible música.. para mi próximo viaje a la fnac...

Andaya dijo...

Memo debería tener un amigo que le esplicara un par de cosas y de paso, tres o cuatro verdades.
A Lola le sobran dos sorbos de mala leche pero... que quieres! casi le aplaudo.

Andaya dijo...

Explicara.Gazapo.

Veletita dijo...

JAJAJAJA!!! Genial, Wolff, de verdad...
¡Qué envidia! ¡Lo que me hubiera gustado a mi hacer eso mismo en más de una ocasión!... El somnifero se lo hubiera puesto en el vaso de agua de la cena, eso sí, porque el beso ese se lo iba a dar su prima... PUAG!! Lo peor es que DE VERDAD que hay gente así y ni siquiera se dan cuenta de su patetismo...
MUACK!!!

Wolffo dijo...

Morgana
Sonando: God only knows - Beach Boys
Qé bonito suena, sólo dios sabe lo que yo sería sin ti... Precioso, de verdad. Es una historia posible, pero poco probable, me parece a mí, porque he caído en un pecado habitual en estos tiempos de corrección política: el hombre es el malo, el cobarde, el tonto, y el pollaenelcerebro y la mujer, valiente, inteligente, atractiva, triunfadora... Este ejercicio de autocrítica espero que no lo lea nadie más que tú, Marimorgan. La canción es verdad que es una delicia, ni siquiera yo soy capaz de destrozarla del todo y te agradezco la reseña. En cuanto a los besos...

white
Sonando: And your bird can sing - Beatles
Joé, cómo va hoy la selección musical de i-Tunes... qué maravilla. Bueno, Memo y Lola son... conocidos, sí, pero porque son banderas, estandartes de ciertos tipos de personas, y sirven para decirle algo importante a alguien importante. Que el puentazo lo disfrutes, tú, white, querida, que toodo vaya de cine. Muchos besos.

pijomad
Sonando: Wouldn't it be nice - Beach Boys
Casi ná... Muy bien, colega, ¿Tú eres de los la música la compra? Bien hecho, de verdad. Te aconsejo un doble CD que salió para conmemorar el que hubiera sido el 50 aniversario del nacimiento de Jim Croce, que se llama algo así o, si no quieres tanto, una recopilación que se llama Photographs and Memories (His greatest hits), que es solo un CD; ambas recolpilaciones te acercarán a una música maravillosa, créeme. Un abrazo.

Andaya
Sonando: Buscándote a ti - Mamá
Memo sabe, después de estos años, no ya tres o cuatro, sino un carro de verdades provenientes todas de meteduras de pata, que le han enseñado a caminar por la vida. La equis y la ese están juntitas, y en ti se sabe que es un gazapo, mujer. besos.

Veletita
Sonando: Fire on High - ELO
Pero el hecho que le dé un somnífero en u beso de tornillo es como un reality bite, ¿no? Es una muestra de seguridad asombrosa, en plan: se va a quedar tan asombrado por mi ataque, que no se va a enterar de que le meto la lengua hasta la campanilla con un chute de loquesea. Y te digo una cosa: Memo es memo, pero, limpio, lo es un rato... Y sí, Vel, es verdad, hay gente así y no se dan cuenta. Ahí tienes a Pepiño Blanco... (¡si es que me tiráis de la lengua, joé...!) Besos a ti, mujer que sonríe.

LunaNegra dijo...

No puedo estar mucho rato con el ordenador, de echo aún sigo teniendo la vista borrosa, y me tengo que acercar demasiado la pantalla y poner cara chino para enfocar, realmente cuesta leer ;-/, tengo días de tener la vista de un águila... y otros como la de un topo, osease que hay que esperar.

Un muakssssssssss super gordote y gracias por preocuparte, eres un solete y no dudes de que buscaré musica de Jim Croce ;-P

Buch dijo...

ups. castigado. ¿no?

Carlos dijo...

Libro virtual Seductiva Mente. La seducción es un juego de la mente. Así que juega con tu mente... y con la de los demás.

Puedes bajarlo en
http://perso.wanadoo.es/ddragon/seductivamente.zip

Link interesante sobre seducción en
http://www.personal.able.es/cm.perez/estsexo.htm

y lista de correo en
http://es.groups.yahoo.com/group/elartedelaseduccion/

Fray Barriga dijo...

JAJAJAJAJAJA, me encantan tus personajes me recuerdan a los de gomaespuma en sus mejores tiempos, por desgracia hay mucho memo suelto y pocas lolas dispuestas a mandarlos una temporada con los chinillos.
La canción de hoy pues ni idea macho, esa es para iniciados y expertos.(PERO ME HA GUSTADO).
Un abrazo HERMANO LOBO.

Wolffo dijo...

LunaNegra
Sonando: Para ti - Wolffo
Lo importante es que sigas recuperándote, Lunilla, para que puedas venir a seguir disfrutando con ese genio contemporáneo de las letras y las músicas que es el gran Wolffo, o sea. Un beso muy gordo en cada ojillo, Luna, wapa.

Buch
Sonando: lo mesmo
No lo dudes ni por un momento. Estás nominadísimo. EL xoves, rocanrol, no?


Carlos
Sonando: Operator - Jim Croce
Es de coña, ¿no? En cualquier caso, gracias por el keo.


FrayHermano
Aún sonando: Operator
Qué buenos tiempos eran los buenos tiempos de Gomaespuma, eh? Ahora, aunque cuando están en vena siguen siendo geniales, para mí dedican demasiado tiempo a la reflexión política, según la entiende nuestro héroe nacional, ZP, o sea, reflexión de mercadillo, superficial y trufada, a lo bestia, de lugares comunes y tópicos progres. La canción es muy buena, y te imagino perfectamente escuchando un disco de Jim Croce y disfrutándolo a lo bestia, hermano Freire, hazte con una rekopileison y verás qué guay. Un abrazo fuerte, hermano.

W. A. N. dijo...

Lo que wolf no cuenta porque en el fondo es un acomplejado que no soporta a Memo porque sabe que la tiene mas grande que él, es que mientras Memo estuvo en China, conoció a una chinita abogada, la cual le defendió y sacó a Memo de la trena. Entonces Memo, como era tan memo, se quedó prendado de la chinita solo porque hablaba un lenguaje incomprensible para él y eso la hacía super sexy a sus ojos. Y ella al no entender muy bien el idioma que hablaba Memo, no se dio cuenta que era tan memo, calló rendida a sus pies y le persiguió hasta Madrid. Memo había sido deportado y no esperaba ya tener la posibilidad de ver a la chinita que se había ganado su corazón. Pero no fue así, ella estaba allí había recorrido medio mundo movida por su amor por Memo para poder estar con él sin saber siquiera si Memo le haría caso. Viajó escondida en la bodega de un avión con los equipajes, porque no había conseguido los permisos pertinentes para salir de su país. Desde entonces Memo y la chinita abogada viven su amor a escondidas para que a la chinita no la puedan expulsar por no tener permiso. Memo finge ser un infeliz y un fracasado para que Wolf y el resto de sus seguidores, (que son muchos) no le envidien demasiado por la felicidad que tiene desde que le ocurrieron esos hechos trágicos a la vista de los demás pero reveladores de un amor envidiable que de otra forma no hubiera sido posible.