domingo, diciembre 17, 2006

Algo entre ella y el cielo.

Baby, it's you (the Sha-la-la song)



Nena, eres tú, dice John Lennon y yo, que no soy nena, imagino como debió sentirse alguna nena si John se lo susurró al oído. Esta es la típica canción de grupo vocal femenino de la Tamla Motown (como Please, Mr. Postman y tantas otras) que los Beatles, con dos guitarras, un bajo, batería y tres voces hicieron de forma magistral. Si tienes oportunidad, escucha la versión de los Beatles con unos buenos auriculares (mejor de los grandes, los que antes llamábamos "cascos") a buen volumen y estoy seguro de que te va a estremecer el vibrato único que Lennon aplica a esta canción. Esta es la típica canción sencilla, simple, si quieres, que a mí me vuelve loco. Prefiero mil veces oír un te quiero bien dicho que un cielos rojos con caballos trágicos corren por mis venas. Soy así de simplón. Y esta canción dice algo bestial: No es porque sonrías o beses como nadie; me da igual lo que digan de ti; me tienes loco por ser como eres, por ser quien eres. Y eso es lo mágico de todo el asunto. En esta versión mía, sacada de la de los 4 de Liverpool, introduzco algunas variantes. La guitarra eléctrica la uso, casi como un elemento de percusión y se escucha más la púa (ese rrraaccc...rrraaccc... que se oye) que los acordes. A cambio, le doy más presencia a la guitarra acústica que, además de soportar en su rasgueo toda la canción, protagoniza el solo de la canción. Un solo sencillo y precioso, de los típicos de George Harrison. El juego de voces es el mismo que hacían Paul y George, salvando las insalvables distancias. Quiero dedicar este tema a mi querido amigo Bertie, un cockney nacido Madrid que (cada uno se tortura como le da la gana) me lee siempre y, con cada post que publico, me manda un cariñoso e-mail comentando el escrito y contándome cosas de Londres. No sé si vives en el East End, exactamente, ni si tienes acento de londinense castizo, pero me encanta decir que tengo un amigo cockney. Un abrazo, amigo mío.

Detrás de cada puerta.

Al doblar cada esquina.

En todas las calles de su ciudad.

Acechando en los cielos múltiples de los sueños, ella siempre le miraba con ojos probables.

Cuando se enamoraba, él era así: creía que todo lo que hacía, hasta lo más nimio, tenía que ser aprobado por ella. E imaginaba una suerte de ventanuco recreado y flotante en el espacio, como el triángulo del ojo de dios de cuando niños, que vigilaba sus pasos. Todos sus actos.

Por eso, cuando Heaven Bacon (que podría traducirse, si los nombres se tradujeran, por tocinito de cielo) estaba enamorado, no parecía un idiota, como casi todo el mundo; era el tipo más agradable, simpático y bienintencionado del mundo. Y todo el mundo quería a Heaven.

Mira cómo compra Heaven el peródico. Parace que, en lugar ir andando a trabajar, esté rodando una escena cotidiana de un musical y flota por las calles, las domina, reina en las aceras y entre los coches, con movimientos ligeros y elegantes, un poco amanerados, sí, pero todo parece fluir en perfecta armonía.

Heaven llega a su oficina y coquetea con la secretaria lo justo para resultar galante, pero no ligón; se detiene en el almacén y confraterniza con los mozos y los mensajeros, pero no poniéndose a su altura, sino siendo elegantemente paternalista, distantemente cariñoso, como el duque inglés que habla con los que le cuidan a sus perros. Y todos le sonríen, porque Heaven, puestos a ser agradables, es todo un campeón.

- Heaven, colega, el boss quiere verte.

- ¿A mí...?

- Sí, a solas; espero que sea el ascenso que esperas, macho. Suerte...

Heaven recorre el pasillo como flotando. Si le dan ese ascenso, si le hacen director de zona, muchas cosas van a cambiar. Su coche, por ejemplo; la plaza del garaje que ahora ocupa el utilitario con ínfulas de deportivo que tiene y que ella considerará que a sus 48 empieza a parecer ridículo, pasará a ser ocupada por una elegante berlina bien equipada, turbodiésel, una que le guste a ella, nada estridente, claro, pero ingeniería alemana, nada de tecnología japonesa. Lo coreano, ni siquiera lo contempla, por supuesto...

Su piso está bien; para un soltero –a su pesar- como él, un piso en la zona tranquila de la ciudad, en un barrio bueno, con vecinos discretos y agradables, es perfecto. Tiene 125 metros cuadrados y una distribución perfecta. Si ella quisiera, podría convertirlo en su nidito de amor y dejar así de tener ese aire de picadero de cuarentón golfo (intolerable, por ejemplo, el espejo del techo de su dormitorio, justo encima de su cama), y pasar a a tener, con sensibilidad y reformas femeninas, la categoría de hogar.

Ha observado que una de las marcas típicas de las reuniones familiares es la conversación acerca de las reformas; e imagina que en la familia de ella unos a otros se explican con aburridísima precisión el suelo que están poniendo, la solución genial que han encontrado para las encimeras de la cocina, el cambio radical que van a hacer en los baños o los problemas de fontanería de los pisos antiguos. Cuando se habla de estas cosas, Heaven mira con curiosidad a la cara de los que escuchan, porque no termina de creer que alguien pueda encontrar interesante una conversación acerca de tiradores o de remates. Bueno, quizá el ascenso le permita pasar, con naturalidad, a primera línea de esos debates:

- Chicos, no os imagináis las que me está haciendo pasar el capullo al que he encargado para la estantería de obra del salón...

Y todos pensarían, tal vez, que Heaven no es un cuñado tan raro; es un tipo normal. Sano, comilón, buen bebedor y follador de fin de semana, como tiene que ser.

Otra cosa que quiere hacer Heaven en cuanto sea director de zona es llevarla a ella a Londres, la ciudad que le tiene loco desde que la visitó, invitado por su amigo Bertram, Bertie, un tipo genial al que conoció en un congreso. En seguida se cayeron bien y Bertie le invitó a Londres para devolverle su hospitalidad. Londres pareció darse cuenta de que a Heaven le encantaban las ciudades-magia y, de la mano de Bertie, Londres lució como nunca antes ese fin de semana. Heaven quería compartir ella la magia del tándem Londres-Bertie.

La ropa. Esa es otra. Un vestuario completo nuevo... Heaven viste como un ser asocial, como si quisiera caerle mal al resto del mundo; esa es la impresión que se saca al ver la poca atención que presta a su aliño indumentario. Y está imaginando escenas de compra junto a ella, eligiéndole trajes de buen paño, corbatas sutiles, camisas etéreas, zapatos-guante... cuando se da de bruces con la puerta Shoyel Quemanda, el director general.

- Toc, toc... ¿se puede, señor Quemanda?

- Pase, Bacon, pase... le estaba esperando.

Heaven pasa y encuentra una especie de Clima Propicio reinando en el despacho, así que se echa sobre los hombros una chaqueta noestoynervioso, entra en el despacho, se sienta en el sillón que le ofrece el jefe y cruza con elegancia las piernas, quiero dejar claro este extremo, porque es de suma importancia: cruza sus piernas con elegancia, es decir, sin dificultad y componiendo una figura agradable de ver.

- ¿Sabe lo que es esto...? - le dice Shoyel mientras le acerca un papel con membrete de la empresa, pero sin acabar de dárselo a Heaven.

- ¿Un memo? ¿Un informe...? – dida Heaven

- Un informe, sí, Bacon, justamente. En él se espicifica quién debe ser, a juicio del director cesante y del mío propio, el próximo director de Europa Sur – mientras dice esto, blande el informe ante las narices de Heaven, pero no termina de dárselo. - ¿Ve el nombre que figura ahí debajo, donde dice “Recomendación final?”

- (si no dejas de mover el puto papelito, piensa Heaven, no lo veré, cretino) Vaya... pues no lo veo...

- Coja el papel, por el amor de dios, Bacon, no sea usted pardillo...

- (pardillo lo será tu padre, viejo del demonio) Ja, ha, ja... como es usted, Señor Quemanda...

Heaven pilla el papelito y ve, efectivamente, su nombre claramente escrito en letras de molde: HEAVEN BACON. Por un momento, la expresión letras de molde le hace pensar en un sandwich relleno con las letras de su nombre, pero desecha ese pensamiento estúpido y se centra en lo que importa. El ascenso.

- Caray, es mi nombre, señor Quemanda

- Ciertamente, Bacon, ciertamente. Va a ser usted el próximo director para Europa Sur de Tapicerías y Enjuagues Lexington. Felicidades.

Después de brindar con unas mirindas (Shoyel Quemanda no bebe) y darle torpemente la mano a su jefe en un gesto de compañerismo terriblemente forzado, Heaven sale de allí feliz. Nuevo puesto. Más sueldo. Un despacho individual con mesa de madera. Una tarjeta de las buenas. Y el piso como a ella le guste. El coche que ella escoja, siempre que sea alemán, ese punto es irrenunciable. Viajarán a Londres juntos, en una especie de luna de miel oficiosa, y le presentará al gran Bertie, su amigo. Ella le elegirá los mejores trajes, las corbatas más bonitas, y espera que no le compre un jersey de pico rosita de esos que les gustan a las mujeres para los domingos, pero si ella lo compra, bueno se lo pondrá, incluso sobre los hombros, si eso le hace feliz; caray, qué cantidad de buenas noticias para ella.

Se va a poner contentísima de saber lo mucho que van a cambiar las cosas. De lo felices que van a ser.

Tiene que llamarla y contárselo todo. Sin dejarse detalle alguno.

Y todo eso, estoy seguro, sucederá cuando Heaven Bacon conozca a la mujer que sea capaz de enamorarle.

Y quizá entonces, cuando la conozca y le ofrezca todas esas cosas, a lo mejor ella le pregunta:

- ¿Es por mi forma de sonreír, es por mis besos, es pòr lo que dicen de mí?

Y puede que le oigas contestar:

- No mujer, no es por nada que tú tengas o por lo que digan que seas... nena, eres tú.

42 comentarios:

Mari dijo...

Si, esa es la mejor explicación de todas. Es que ese sentimiento, el amor, no tiene explicación lógica...

Ays... qué romántico está todo últimamente, hasta el clima (ayer un calor de cagarse, y hoy está nublado y fresco y húmedo...)

Besotes, rey

Wolffo dijo...

Ey, Rayitas, qué bueno, estás al otro lado...
Bueno, nena, esta vez verás que he hecho un esfuerzo por no cargarme a nadie. nadie se muere ni nada.
¿Empiezas ya tus vacaciones?

Besos, reinona.

Mari Rayas dijo...

jejejeje
nos cruzamos!!
si, está lindo que no se muera nadie, eh? jajajaja

empiezo el viernes las vacaciones.

Besos, rey

linmer dijo...

Preciosa historia de amor, aunque sea con un sólo integrante a la espera de una pareja que la complete. Me ha recordado al profesor Bartleboom, un personaje de "Océano Mar"(A. Baricco), que escribe cartas a su amada y las va guardando en un cofre, para el día que la encuentre, poderle decir:
"Te he estado esperando"
y darle el cofre que le cuente todo lo que ha sido su vida mientras la esperaba.

De la canción, como ya sabes, no puedo opinar pues me falta criterio musical. Pero te diré que consigues alegrar un día agotador como el de hoy (para mí lo ha sido) con ese Sha-la-la-lá.

Un abrazo, amigo

P.S.: Lo de "Océano Mar" no es pura pedantería, es un intento de cumplido. La novela en cuestión la terminé esta semana y, aunque imagino que ya la has leído, te la recomiendo como lectura de WC (que es lugar donde la literatura te hace reflexionar)

Burdon dijo...

Esta es canción Wolffo, es una de mis preferidas de los primeros discos de los Beatles. Es verdad que tiene un puñado de canciones, simples en acordes y demás, y hasta en la letra, pero certeras con el mensaje que dejan sobre el amor y el desamor. No es de extrañar que se volvieran locas las fans.

Coño pues, me ha gustado esta reflexión sobre el amor y la persona elegida. Cre que me he perdido algunos escritos tuyos.. que leo por ahí, ¿que has ido matando a gente en tus historias?
Recuerda lo que dijo Hitchcock!, no puedes matar al bueno de la película!, se lo debes a los fans!

Salúdole y abrázole, si es que se pueden hacer las dos cosas a la vez.

Wolffo dijo...

Rayitas
Sonando: Kumbaya - Peter, Paul & Mary
Un día me cuentas, Mary, cómo es eso de vivir en el hemisferio de abajo y celebrar la navidad en bañador, sinparar de ver alusiones a una navidad de abrigos, nieve, chimeneas y todo eso. Disfruta las vacaciones, que en tu caso seguro que son merecidas. Besos a todo trapo.

linmer
Sonando: Miss Celie's blues - BSO El color púrpura
Soy, como tú, lector de trono, y de ello puede dar testimonio todo el que me ve salir del reservado apoyándome en las pared3s del pasillo, con las piernas entumecidas por el ratito pasado con los codos apoyados en las piernas impidiendo la correcta circulación del flujo sanguíneo. Y después de este escatológico comentario, te diré que aunque soy lector entusiasta de Baricco, no he leído la obra que reseñas. Pero es todo un honor para mí que se te ocurra semejante comparación. En cuanto a la canción, te diré que no hace falta criterio para descubir los tremendos desafines que ayer, harto de oírla y de cantarla no escuchaba y que hoy torturan mis meninges. En fin... abrazos, macho. Y gracias por seguir ahí.

Burdon
Sonando: Fixing a hole - Beatles
Es siempre difícil trazar la frontera entre la simplicidad y la simpleza, pero, de alguna manera, todos sabemos que un te quiero de los años 50 es mil veces mejor que las simplezas del Bustamante de turno. Aparte del sonido. Oyes un disco de Chuck Berry y piensas: eso lo hago yo. Lo del guitarra, lo del bajo, lo del batería... pero no es verdad. Hoy en un disco de cualquier mierdecilla melódico o salsero oyes a 35 músicos, todos buenísimos, tocando a lo bestia. Pero no tiene ni la mitad de gracia. Estaría horas hablando de esto pero, al final, lo único que conseguiría es que alguien me dijera: y si tú piensas todo eso, ¿cómo te atreves a colgar los abortos musicales que perpetras?
Parece que últimamente tengo la muñeca sueltecita para cargarme a todo dios, será porque, evidentemente, no tengo ni la centésima parte del talento de Hitchcock. Debería haber tenido noticia de esa frase antes, coño... Acepto y celebro los abrazos y saludos simultáneos, y me imagino que en dos personas inteligentes y desenvueltas, como somos nosotros, no habrá problema en ejecutar ambas suertes al tiempo. Gracias, amigo.

Alfredito dijo...

Recibí tu postal navideña....gran alegría saberte.
Un abrazo.

Wendeling dijo...

Me gusta cuando nos sorprendes con estas historias tan románticas.

Por cierto, el tema genial, es uno de los preferidos de mi madre ;)

Besos de una maia.

Wolffo dijo...

Alfie
Sonando: La neurastenia - Los Salvajes
Hm... me escama semejante brevedad. Acabo de pasar por tu casa y sigues sin actualizar, compañero, qué poco noc¡s cuidas. Venga, que se te espera desde hace tiempo, amigo. Un abrazo pa ti

Wen
Sonando: Have you ever seen the rain - Creedence CR
¿De tu madre...? Es mi especialidad, las madres, cuando era un chavalito flequilludo y saltarín, le caía muy bien a las madres y las hijas no me hacían ni caso... Un besote, maia.

Wendeling dijo...

El boom beatles le pilló a mi madre en plena adolescencia. Anda que no la he oido veces cantar el "shalalá-la-lá" mientras las tareas de casa.

Gracias por el tema de los CCR ;)

Wolffo dijo...

Tu mami, Wen, debía ser grande...

A alguien fabuloso tenías que haber salido tú...


Un beso, maia.

Morgana dijo...

Preciosa historia... que bonita!!

" coquetea con la secretaria lo justo para resultar galante, pero no ligón..." que detalle más encantador... ayy... me he puesto tierna...

Me ha gustado muchísimo tu post...

besos blanditos

wollie dijo...

Que me gustan tus historias y cómo las escribes no deberia comentarlo más porque ya te lo he dicho en demasiadas ocasiones. Repetirlo hasta la saciedad sólo acarrearía que tu ego fuera mayor que el mío , y eso es algo a lo que me niego. Pero hay una cosa que aún no te he comentado, y es que los nombres de tus personajes son, para mí, como sal y pimienta que no pueden faltar en un buen plato. Creo que voy a empezar a coleccionarlos par hacer un futuro ranking.

La canción se me ha hecho muy corta.

Besucos.

Wolffo dijo...

Morganilla
Sonando: Ev'rydody loves me, baby - Don McLean
¡Me alegra que te haya gustado, Morganilla querida! Me encanta cuando alguien me dice las cosas así. parece tan sincero... Gracias, de verdad, M., eres una monada. Besos para tí, querida amiga, y gracias por seguir ahí (como ves, no voy a decir nada de que no digas nada de la canción, esta vez no meteré la pata... es broma, guapa, un beso gordo).

MarieWollie
Sonando: State of Confusion - Kinks
Con respecto a lo de las cosas que debes comentar y las que no, mi queridísima Wollie, tú tienes la decisión final, faltaría plus, pero si el tema opinado soy yo, te digo una cosa, bonita. no te canses de comentar lo que te gusta, porque yo nunca me cansaré de oírlo. Es un asunto de esos en los que no se puede llegar a ese punto que llamamos "hasta la saciedad" porque yo, mi amol, soy un ser insaciable de palabras bonitas. Mi ego es como la beatlemanía: no puede exagerarse porque, en sí, es una exageración. Por decirlo en las palabras más bonitas que he leído jamás, las de Miguel Hernández, que espero que no se me enfade, "no hay extensión más grande que mi ego". Agradezco cada una de las palabras que has dejado en este cariñosísimo comentario, MarieWollie, eres un solete, nena. Un beso asín de largo. O una docena de ellos, si me lo permites.

Veletita dijo...

:-)
Eres el rey del sarcasmo sutil.
Y eso para mi es un arte, que soy negada para las sutilezas y me cuesta leer entre líneas hasta los espacios en blanco :-)
Me ha encantado la historia.
Y estoy con Wollie: ¿De donde sacas esos nombres tan fantásticos para tus personajes? ¡Qué imaginación! ¡Nunca se me ocurrirían!
REQUETEMUACK!!!!

Wolffo dijo...

Veletita
Sonando: Ángel - Wolffo
en realidad, MariVelie's, mi reino es otro, el del sexo desenfrenado y embriagador, pero no puedo airear eso aquí porque mi agenda es limitada y no puedo dedicarme exclusivamente a lo carnal, al menos hasta cuando empiece a cobrar por ello. No, en serio, qué ilusión me hacen estas cosas, niña. En cuanto a los nombres, yo no los invento, ese es un mérito de los papás de mis personajes, que creen que eso de llamar a tu hijo de forma original es una gracieta y luego, pasa lo que pasa... En fins, Veletoid, un beso gordo y no me tomes en cuenta las fanfarronadas sobre el sexo. Sólo digo una décima parte de lo que en realidad es. Muchos besos, wapa.

dockof dijo...

Beatles y lindas historias, Wolf. Es un linimento especial para sufridos Lunes pre-navideños. En serio, me gusta el post: si no fuera porque devoro lecturas a gran velocidad te diría eso de "me lo he leído de un tirón" ... pero es verdad, lo he hecho ;-))).
Bendita y desbordante imaginación la tuya, compañero. ¡Ah!, he recibido un maravilloso regalo postal, de los que calientan el corazón y casi, casi, te hacen amar la Navidad.
Un big abra, Lobbo.

Tautina dijo...

Ay mi retratador de fantasías, tan esmerado es tu trabajo que casi parece una historia real, con su estantería y su jefe y hasta la chica imaginaria... me lo he pasado tan bien que voy a llamar tocinito de cielo a todo el mundo las dos próximas semanas.
Y esa canción... con lo que me pone que me llamen nena!

Morgana dijo...

ja ja ja... esta vez estarías en lo cierto amigo Wolffo...
No te he dejado comentario sobre la canción expresamente... a ver si te dabas cuenta!!!!
Que bruja mas mala soy...-

Rana dijo...

A mi me ha gustado mucho, pero que mucho, esta historia que, por alguna extraña razón, no termina mal. Pero tengo una pregunta ------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Perdona, ¡qué torpe soy!, yo solita me he dado cuenta de que lo que hay entre ella y el cielo no es su sombrero: es el mismísimo Heaven.

Debe ser por algo que te quiera tanto.


Rana.

Wolffo dijo...

Doc
Sonando: Dyer Maker - Led Zeppelin
La navidad se nos echa encima, es cierto, y hay que estar preparados. Venga, colega, déjate querer y permite que la navidad te empape un poco. Yo hace años que lo hago y me va bien ese rollo de es navidad, seamos buenos. Un abra de los bestias.

MariTotinilla
Sonando: Julia - Wolffo
Si ves que, desde donde quiera que estés, sientes la necesidad imperiosa de venir a Valdemorillo city a entregarte a mí, que sepas que a mí debes llamármelo en inglés, que mola más. Hola, Totín, soy el gran Heaven Bacon, exactamente, ¿qué parte de mí es la que estás buscando? tienes la ventaja de que eligiendo cualquier parte de mi anatomía, aciertas. No es como otras especies u otras personas, yo soy distinto, ya sabes. Y más aprovechable que un gorrino. En cuanto a la canción, nena... deberías verme cantarla, entonces ya estabas perdida. Bueno, y después de esta demostración de bravuconería petarda, divina Tautina, gracias por cada una de tus palabras. Las que escribes aquí para mí, que son un regalo, y las que, de corriente, dejas en tu casa para mi asombro permanente. Un beso de quince minutos.

MariMorgan
Sonando: Don't worry baby - Beach boys
¡Mala persona! Bueno, vale, touché, pero, ¿y...? ¿No vas a decir nada?

Wolffo dijo...

Rana
Sonando: I can see clearly now - Johnny Nash
¡Zorpreza!
¿El sombrero?
¿te parece bien derribar toda la poesía del título con un sombrero, por bonito que fuera...? Pero veo que, sabiamente, rectificas y te das una solución que tiene aún más poesía.
Ay, Ranita, qué fácil es contigo...

(gracias por tanto)

Susy dijo...

Amigo, me dispongo a leerte por segunda vez y mientras busco "Nena, eres tú" para ponerme como una esponja y acercarme a tus peroratas como es debido.

Un fuerte, fuerte abrazo.

Wolffo dijo...

Susy
Sonando: Nena, eres tú - Wolffo
Ya sabes, que en este espacio el arrime y el roce están no sólo permitidos, sino que son premiados y aplaudidos con entusiasmo. Venga ese abrazo, que sea un poco impúdico, ¿no?

Morgana dijo...

I like your song, baby!!

Y no pienso escuchar la original, me quedo con tu versión...

Un abrazo

Princesa del Guisante dijo...

Heaven se merece el ascenso. Se lo merece sólo porque sabe cruzar las piernas de forma elegante, ese "componiendo una figura agradable de ver" me dice que sus calcetines no son cortos ni sus perneras emprenden la fuga ascendente y no tiene pelos impertinentes asomando por una franja vergonzante de dedo y medio de carne blanquecina.
Lo de la conversación de las reformas no tiene fácil solución. Se puede evolucionar a la de los pañales, y tendrían que ser excluyentes, pero no lo son, así que es probable que Heaven haya adoptado la mejor postura: unirse al enemigo. Claro que digo yo que en las casas de los fontaneros y de los albañiles será de otro pelaje el tema...
Me cae bien Heaven, en lo del enamoramiento es como yo. Eso no es una razón para el mundo, lo sé, pero para mí sí :P
Un beso grande, Wolffo, y gracias.

Fray Barriga dijo...

Hermano Wolffo,
Me traes recuerdos del Vuelo 605 con el sonido Tamlamotown. Muchas gracias por la original felicitación navideña.
Un gran abrazo.

el_Vania dijo...

Eese Wolffo!
Me ha encantado, me he sentido Heaven por un ratito, lo he estado leyendo en la ofi, en un momento que me he quedado a solas... y me he sentido como él, un triunfador, un soñador... el rey del mundo (no tan hortera como diCaprio en Titanic, pero vamos...).
El caso es que me ha alegrado lo que queda de día. Porque en estos días apetecen buenas historias, con final feliz. Y no por ser navidad, sino porque hacen falta.
El mundo necesita más soñadores como Heaven, al que por fin las cosas le salgan bien. Y eso aún habiéndose hecho el cuento de la lechera!
Me alegro, de veras.
Próspero 2007, amigos.
PD: Está mal hacer publicidad, pero hemos hecho un podcast sobre la navidad-falsedad-iglesia en la Ciudad Nodriza que os podría gustar.
Saludos indiscriminados!

Wolffo dijo...

Morgana
Sonando: New York City - John Lennon
Eres un cielete, niña, pero la original es absolutamente deliciosa. No te decepcionaría en absoluto. Ni siquiera haría que la mía dejara de gustarte. Pero no sabes lo contento que me pone que lo digas... Besos a lo bestia.

Guisantilla querida
Sonando: Devil in her heart - Beatles
Bien, de nuevo, bien, por fijarte en uno de los detalles esenciales del relato. Efectivamente Heaven cruza las piernas con naturalidad y compone un cuadro cómodo de ver, lo cual dice mucho en su favor. En lo de las reformas, estoy contigo, en las casa de los fontaneros y de los albañiles el asunto se enfocará desde un punto de vista completamente distinto, y si hay algún profesional entre la audiencia, le llamo con mis mejores palabras para que nos diga cómo lleva eso de hablar de las reformas en las reuniones familiares. El beso grande, guisantilla, lo recibo con alborozo, pero nopuedo por menos que advertirte de que adivino un deje nostálgicco y tristoncillo en el tono de comentario que, me gustaría no fuera más que esa nostalgia también típica de estos días. De modo que acepto el beso pero no las gracias, pues eres tú quien las merece por llevar, casi, dos años leyéndome, querida -de verdad- Princesa del Guisante. Gracias, príncipa.

FrayHermano
Sonando: Good day sunshine - Beatles
Dios mío, Ángel Álvarez y el vuelo 605, con los saludos de...El Corte Inglés..., que página más gloriosa de la radio durante tantísimos años. Hacía meses que no meacordaba de él. Brindemos por su recuerdo, hermano. Así que pasa el tiempo, freire querido, me doy cuenta de la candidad enorme de cosas y recuerdos comunes que tenemos. Un gran abrazo, hermano.

el_Vania
Sonando: Sleepwalker - Kinks
Di Caprio en Titanic me hace vomitar. No me parece mal actor, no creas, pero no puedo soportar Titanic, me parece una carísima basura. No me has contestado a lo de Chica de Ayer, chavalote, y el anuncio de tu post sobre las navidades es una provocación porque estoy seguro, sólo por la forma en que lo has anunciado, de que no voy a estar de acuerdo con el artículo en casi ni una palabra. Así que si voy va a ser para montar el pollo, que lo sepas. Y ponte en contacto conmigo por emilio, macho, que en tu página no hay manera. Un abrazo, y keep on pickin'

el_Vania dijo...

Wolffo:
Lo de la chica de ayer... dalo por hecho, a ver si voy un poco menos agobiado de tiempo y lo hacemos.
Otra cosa:
Si vas a criticar y a montar el pollo, me parece cojonudo! Ya está bien de buenas palabras y de que todo el mundo te diga, SI, tienes razón... los comentaristas de los posts tienen que cumplir con su parte del trabajo: DISCREPAR y QUEJARSE! (bueno, pero no siempre, eh?).
En fin, un abrazo amigo... y para tí, SI, FELIZ NAtiVIDAD.

Trini dijo...

Ya veo que Tocinito de Cielo, tiene trazado perfectamente el futuro, pero no tiene ni idea de que, cuando encuentre a "la mujer de su vida", ella le cambiará los planes, todos los planes, con un simple aleteo de pestañas, pobre cándido...


Besitos
Feliz Navidad

Cris dijo...

Suscribo cien por cien las palabras de Trini. POr suerte o por desgracia, las mujeres nos empeñamos en ponerle nuestro sello a todo lo que se nos pone por delante. Los planes de Heaven caducarían en breve...

De todos modos no deja de resultar curioso, la manera en que quien más quien menos, cualquiera ha divagado haciendo su propio cuento de la lechera pensando en el momento de encontrarse con la media naranja más jugosa.

Y al final es la vida la que nos lleva por donde quiere :)

Un gran abrazo, prenda!

jopageri dijo...

Just Like Heaven.

Ya pasará algún día Heaven, encontrarás a esa chica que tanto deseas a la que no conoces, no pierdas la esperanza sé que pasará algúna día, dónde esté, quién sea.

Ay, creo que estoy plagiando a Morrissey, lo siento.


Llevaba un buen tiempo sin poder conectarme, más de tres semanas por lo menos y ya extrañaba leerte, ese toque que me encanta y que me hace disfrutar mucho lo que escribes. Hoy por fin salgo de vacaciones y prometo entrar más a menudo, promesa que será un placer cumplir.


Shalalalala Wolffo, Feliz Navidad

Mari dijo...

La Navidad con calor y en verano es normal para mí que es lo que conozco.
A ustedes seguro les suena rarísimo!
Ya pasó la época en que les copiábamos el menú y nos atiborrábamos de comidas invernales pagando las consecuencias de los atracones durante varios días panza arriba... ahora es comida liviana, fresca. Y muuuuuuchos cohetes y fuegos artificiales el 24 por la noche y el 31, justo a las doce. =)

Wolffo dijo...

el_Vania
Sonando: Chorradas (las noticias, o sea)
Dejemos pasar las fiestas y nos ponemos a ello. Hoy tengo la gargántula hecha unos zorros. Y la navidad no ayuda a mejorar, la verdad.
Y lo otro, si todo está claro, allá iré. Un abrazo, colega y felices fiestas.

Trini
Sonando: Chorradas (las noticias, o sea)
jajajajajaaa, no te hacía tan perspicaz, reinona. Creo que tienes razón, pero podemos dejar soñar al pobre Heaven, ¿no? UN besote, reina. Y feliz navidad a ti y a los tuyos también.

Cris
Sonando: Chorradas (las noticias, o sea)
Nadie puede dejar de estar de acuerdo con la sabiduría de Trini, ha dado en el clavo. Pero también es verdad que las mujeres actúan de tantas maneras distintas como mujeres hay. Y hay diferencias a veces sutiles, y a veces abisales. Como hay chicas a las que quiero dutilmente y otras, como tú a las que quiero abisalmente. Qué rara suena esta palabra fuera de su contexto lógico, ¿verdad? UN beso con abrazo, Crispulainilla, que me molas mazo.

jopageri
Sonando: Chorradas (las noticias, o sea)
Tampoco creo que te hayas perdido gran cosa, amigo, últimamente algo ando vago, de todas formas, siempre que veo esa especie de acróstico que forma tu nombre una sonrisilla me asoma a la jeta. Y eso que aún no es navidad. Un fuerte abrazo, amigo.

Mari
Sonando: Más chorradas (anuncios)
Ya imagino que estáis acostumbrados, me refiero a que las refrencias que llegan de fuera deben sonar raro, ¿no? A mí me cuesta porque aquí rara vez se viven unas navidades blancas de verdad. Bueno, el día que se me escurra ir a ese lado del charco, me enseñas tu navidad, ¿hace?

Buch dijo...

A mi lo que me cautiva de esta (...¿he dicho cautiva? ¡oij que fino soy) de esta historia es que se puede vivir siempre soñando. Y entonces te partes en dos. La primera parte es un señor escondido que sabe que estás soñando, y la segunda es un señor, también pero que no sabe si estás o no soñando, pero que no le importa, tampoco.

Y así puedes estar toda la vida y un cacho que te pasen de otra. Y la canción...¿que decir? Es una preciosidad.

Y otra cosa que quiero decir es que los últimos viernes que he ido a tu casa he notado que me mirabas el trasero con apetito, y, que por eso y otras razones este viernes no voy a ir. Nos damos un tiempo para reflexionar (7 días)

chiiiik!!!

Mari Rayas dijo...

Hace!!!

Lau dijo...

Sonando: Please Mr Postman (casualmente la nombras!!)
ayyy GUOLFILLOOOOOOO pero cómo me ha gustao... sobre todo ese ERES TÚ, NENA.
Así es.
Abrazo grande

Wolffo dijo...

Buch
Sonando: Beautiful boy - Lennon
Mientes, mal bicho, no miraba tus nalgas, sino tus caderas, calibrando si serías buen paridor, pues es lo que yo busco en mi pareja artística: que sea capaz de engendrar hijos con facilidad. Y quiero que sepas que tampoco tienes unas caderas que me hagan perder la cabeza... Así que sí, a ambos nos vendrá bien darnos ese tiempo... (maldito cobarde con miedo al compromiso)

Rayitas
Sonando: Lodi - Creedence CR
Esta canción es genial, voy a grabarla... a ver si te gusta, recuerda el nombre (se lee Loudai) Pues si hace, me lo apunto, a ver si se calma esto de Air Madrid y es posible volver aviajar a precios razonables. UN besote y felices fiestas, niña.

Lau
Sonando: Ol' man river - Sinatra
Jo, qué comentario más cariñoso, Lausita mía, gracias, cielo, ¿de verdad sonaban los Beatles? Esa canción es bestial, a ver si me aniumo y la grabo pa ti, amiguita. Un beso gordo y felices fiestas.

Sakkarah dijo...

No hay recetas para el amor...

Uno hace bello lo que ama.

Un beso.

Maripampas dijo...

Hola Wolffo !!! Hermosisima historia de amor ! De verdad me encanto. Y estoy segura de eso, le llegara realmente ese amor ;)-

Y ahora aprovecho para desearles a todos una muy feliz noche buena y una muy feliz Navidad !!! Y esperemos que por aqui siga el calorcito!

Un beso enorme para vos Wolffo y para toda la familia!

Wolffo dijo...

sakkarah
Sonando: Vincent - Wolffo
Tienes toda la razón, sak. Te mando besos y te hago aún más bella, porque... en fin por eso que dices. Sé buena.

maripampas
Sigue sonando: Vincent - Wolffo
Gracias, bonita, en serio. Yo también creo que acabará con la chica que merece. Es un buen tipo.Gracias por tus deseos y desde aquí, te deseo lo mejor para el año que viene.

Muchos besos y mucho bueno para ti y los tuyos.