martes, octubre 31, 2006

Breve historia de mí mismo.

Birthday
Powered by Castpost
Rock'n'roll a lo bestia, festivo y vocinglero, para felicitar a quien le apetezca ser felicitado, por ejemplo a mí mismo. Esta bestialidad de McCartney grabada por los Beatles en el Álbum Blanco siempre me ha parecido la forma más vital de felicitarle el cumpleaños a alguien, así que la repesco para felicitarme a mí mismo. Es un rocanrol trepidante, divertidísimo de tocar, con un cambio fabuloso y un riff de esos que te levantan el culo de la silla irremediablemente. ¡A disfrutarla!


Y sucedió que, igual que 42 años atrás, el sol tuvo un ramalazo veraniego y lanzó un rayo, con perdón, de puta madre, pero de puta madre, a la tierra y el rayo sobrevolaba Madrid, aun indeciso, a las ocho y media de la mañana del primer día de noviembre de 1964.
Ese rayo de sol con ramalazo veraniego y acariciador sobrevolaba, como os decía, el cielo azul del Madrid gris de los los años 60 y, como un pájaro discriminador, como un halcón peregrino, como una rapaz implacable, planeaba sobre quién caer, cuando observó una mujercita rechonchilla y hermosa y a un hombre enjuto y ligeramente encorvado que entraban en ese momento en un hospital. No dudó mucho más tiempo ese rayo juguetón y fue a caer, después de esquivar a un montón de patanes, en la tripilla (bueno, el uno de noviembre de 1964 era una gran tripa) de doña Milagros, que esperaba para ingresar en el Gómez Ulla, en el muy madrileño barrio de Carabanchel. El hombre enjuto era militar, así que esa es la razón de que atravesaran la ciudad entera (la familia vivía en lo que entonces eran las afueras del norte de la ciudad, la Plaza de Castilla) para dar a luz a esa bola de sebo que entorpecía sus pasos y su vida en general.
Por decirlo en pocas palabras, eso que inflaba la tripa de doña Milagros más allá de lo razonable, era yo. Así que, al notar la impertinencia amable y calentita del susodicho rayo, me puse en contacto con mi madre, para comunicarle. por medio de contracciones regulares y tremendas, mi intención no dilatable en el tiempo, pero sí en su... bueno ahí, de nacer.
Nací, pues, a eso de las nueve de la mañana de un hermoso día otoñal en un hospital militar de Carabanchel, pesando cuatro kilos setecientos gramos, una buena cifra hoy, pero no demasiado espectacular en aquellos años es los que a las embarazadas, su médico les decía “come, come, que tienes que comer por dos”. Salí colorado como un tomate, hermoso como una calabaza gigante, comilón como ahora, y sin atisbos de lo que hoy todos conocen como mi genialidad singular y cocorbitante.
Crecí fugaz y simpaticote, un buen tipo, dicen los que me conocieron en mis primeros años. Mi primer amigo, desde antes de poder sostenerme en pie, fue el gran Mich, que había nacido 4 meses después que yo y que vivía puerta con puerta en el segundo piso del 15. Yo el segundo izquierda, él el segundo derecha. Contaban nuestras orgullosas mamás que salían juntas al parque a que nos diera el sol de primavera en los cochecitos que éramos tan distintos como pueden serlo dos personas: Mich alargado, blanquito y elegantemente delgado, una configuración que aún conserva, el muy cabroncete. Yo achatado por los polos, rosado y redondo como una mortadela bolognesa, una configuración que no le logrado quitarme de encima ni para fardar.
Cuentan que en los primeros años de mis andares en esta tierra no era el muchacho tímido que luego fui, sino que en las reuniones familiares era un niño que repetía con entusiasmo todo el repertorio de gracietas que hacen sentirse orgullosos a los padres y que hacen que los invitados se sientan atrapados en una horrible cárcel. Al parecer, mi número estrella era cantar, lleno de convencimiento, “Yo soy aquel”, de Raphael, con una fidelidad tal al single que teníamos en casa, que me rallaba en el momento en que se había rallado el disco (...y estoy aq... y estoy aqu... y estoy aqu... y estoy aqu... ) y no reanudaba la canción (¡ ... y estoy aquíiiii, para querereteeee...!) hasta que me daban un ligero topetazo en el hombro, como hacíamos con el comediscos en casa. A todo el mundo le hacía mucha gracia recordarlo, pero yo jamás le he visto la gracia.
Una característica física que me marcaba entonces eran mis orejas desabrochadas. Desplegadas como las alas de un águila y del mismo tamaño del que las que tengo hoy, pero en una cabeza más chiquitita, me daban cierto aspecto de ratón mickey, sobre todo al salir del baño, con mi abundante pelambrera pegada al cráneo. Me gustaba jugar muchísimo a los coches y me pasaba horas en casa, arrastrándome por el suelo con cochecitos metálicos inventando historias y carreras imposibles. Entonces, como ahora, no me gustaban especialmente los coches de carreras, ni los deportivos, sino los que reproduicían más fielmente los modelos más modestos. Por ejemplo, tenía un 850 azul precioso, que en mis carreras ganaba a los Pontiac y a los Dodge y a los Mercedes.
En la calle, Mich y yo jugábamos al fútbol, a buscar cosas y cuando cruzábamos las calles lo hacíamos diciendo: ¡los autooos... locoooos...! mientras atravesábamos la calle a lo que a nosotros nos parecía toda velocidad, dando pasitos cortos pero muy veloces. Era muy divertido, aunque suene raro.
En casa éramos nueve, pero siempre había alguien más a comer, a dormir o lo que fuera. Para comer, juntábamos dos mesas en el cuerto de estar, una estancia extraña, según la recuerdo ahora, como medio de paso y mal distribuida... Pero lo mejor eran las cenas. Libres y distorsionadas cenas.
Para cenar, había que buscarse la vida: sobras, bocadillos... Recuerdo que Jose, el mayor, el cinéfilo, el que siendo hijo era ya un poco padre, se hacía guisantes con jamón, y Jesús, el segundo se hacía enormes perolos de sopa de gato (café con leche con trozos de pan flotando, lo flipas, pero estaba que te cagas) y yo me ponía a su lado con cara de pena y Jesús acababa diciéndome ¿quieres un poco?, siéntate aquí conmigo, y yo me sentaba a su lado y me sentía mayor, como Jesús, los dos codo con codo, como dos viejos camaradas, comiendo sopa de gato y hablando de nuestras cosas...
Las niñas, que iban después de Jose y Jesús eran Militos, Montse y Paloma. Militos (Milagros, como mamá en su partida de nacimiento) no recuerdo muy bien lo que cenaba, pero sí la recuerdo por las tardes batiendo claras de huevo al punto de nieve, paseando por la casa con el plato hondo y ese constante clac-clac-clac-clac mientras canturreaba. Paloma hacía sopas al minuto, especialmente de arroz, le salían muy ricas y yo procuraba que hiciera para dos para sumarme a su buen hacer sopil. Con Paloma la cosa era hablar una especie de jerga infantiloide inventada por nosotros en la que Paloma era Palomise y yo , no me preguntéis porqué, era Ñoñise.
En cuanto a Montse... me acuerdo tan pocas veces de ella. Montse murió hace más de 20 años, el mismo día, en el mismo minuto que mi madre, en el mismo sitio, en el mismo maldito accidente. Montse padecía una enfermedad mental que nadie supo nunca diagnosticar con exactitud. Mentalmente, en sus veintitantos años, creció hasta los ocho años, más o menos y ocupó, mientras vivió, toda la atención de mis padres. Era emocionalmente muy inestable y sufría ataques de ira tan violentos que siempre he pensado que nos marcó a todos esa exposición tan salvaje al desequilibrio. Un miedo extraño que, con los años, he detectado en la pupila de todos nosotros, los hijos normales de José y Milagros. Los que nunca estallamos de ira, porque sabemos el daño que la ira incontrolada es capaz de causar. Aparte de esos accesos de furia, Montse era capaz de las muestras de cariño más enternecedoras y ahora, al recordarla, riendo, bailando, haciendo ganchillo, se me nubla la vista, se me llenan los ojos de lágrimas y recuerdos que se empujan y agolpan y quisiera tenerte aquí conmigo, Montsita, y que cantáramos juntos algunas de tus canciones, moreneta, que cantáramos y bailáramos hasta que eso se acabe. Porque Montse hacía honor a su nombre y era medio negrita como la moreneta, era tan inalcanzable y tan virgen...
Mariano, no sé, Mariano, mi hermano pequeño, el séptimo, de pequeño le queríamos tanto todos que me imagino que no tenía problemas para cenar y siempre encontraba un aliado. De Mariano, al que yo llamo Shaky (pronúnciese en inglés: Sheiqui), por un juego deductivo que sólo él es capaz de entender, en esa época puedo decir poco: era simpático, jugaba muy bien al fútbol y sacaba muy buenas notas, pero era injusto, porque no daba ni golpe, pero era muy, muy listo. A mí, si no hubiera servido para que me compararan con él, me hubieran alegrado sus buenas notas, pero sólo me servían para evidenciar lo mal estudiante que era yo...
Caray, mis hermanos.

Cuando era un poco más consciente de las cosas, con 10 años o así, cuando casi no hacía otra cosa que jugar al fútbol en la calle, aparece Buch. Hasta entonces estaba Mich, y luego todos los demás, Antoñito y Ramonete, Javier y Luis, Luis y Luisa, Los Ortoll, Los Delgado, Nano... todos como una especie de magma secundario. Pero cuando llega Buch, nos hacemos amiguísimos en seguida. Es como el amigo que me faltaba.
Mich es, por decirlo de alguna manera, mi amigo del alma.
Buch se convierte, por seguir con esa forma de llamarlo, mi amigo del corazón. Buch y yo pasamos tardes enormes, largas y frías, andando sin parar, hablando y hablando y haciendo cosas rarísimas: vamos a la estación de Chamartín y hablamos en inglés, sin saber lo que decimos, recitando en voz alta letras de canciones de los Beatles para impresionar a las chicas: ninguna se impresiona, claro.
En esa época preadolescente despliego mi amor por el fútbol y la música. Empiezo a tocar la guitarra y a cantar, pero sólo para mí. Me enseña a tocar Jose y luego empiezo a aprender por mi cuenta. Pero me da mucha vergüenza que mis amigos sepan que me gusta cantar y tocar la guitarra. Por supuesto, en el colegio, no digo ni palabra. Es como si fuera cosa de maricas o algo así.
En el colegio voy de trastazo en trastazo, de cate en cate hasta el gran cate final: el día que repito segundo de BUP. Buch me acompaña a recoger las notas ese día de septiembre fatídico. Me había acostumbrado a grandes remontadas en los exámenes de septiembre, pero ese año algo falló. Me quedaron las matemáticas (Porky, cabrón), la Lengua (Chocho, hijoputa) y el dibujo, ésta con total justicia. Repetir curso con 16 años es asqueroso. Yo tenía muchos amigos un año y dos años menores que yo, pero estar en clase con ellos... bufff, qué mal asunto, de verdad.
Por entonces, ya en plena adolescencia, se suma El Rubio a mi selecto grupo de Amigos Por Encima Del Resto y todos mis mejores recuerdos de la adolescencia los relaciono con Mich, Buch y el Rubio. Acampadas, fiestas, fracasos amorosos, éxitos deportivos, tardes aburridísimas, días gloriosos, noches inolvidables... mis amigos.

Como esto empieza a hacerse eterno, corto y abrevio, que si no leer esto va a ser insoportable; elipsis bestial hasta esta mañana de octubre de 2006, la última del mes, un día antes de empezar a ser, conscientemente, de lleno, un cuarentón. Un papá de dos adolescentes increíbles, tío de un auténtico ejército de humanoides asombrosos, de una sobrinada formidable, amigo de muy poquitos pero escogidos, publicitario en horas bajas, músico en eclosión y escritor de bobadas en un blog personal que me sirve de espejo.
Cumplo 42 años consciente de algunas cosas buenas y de otras muy tristes sobre mí mismo. No soy el ser maravilloso que me hubiera gustado ser, eso está claro, pero en general estoy satisfecho con la persona en que me he convertido. La verdad, me imaginaba en una situación más estable, más, digamos, reconocida social y profesionalmente, pero no me queda más remedio que admitir que el mundo y yo no estamos de acuerdo en cuanto a los valores que hay que reconocer y premiar en las personas. El mundo este no necesita gente como yo, eso parece evidente, pero como creo que, al menos, tres personas en este mundo me necesitan, seguiré adelante, porque son las tres personas más importantes de mi vida.
Sí, por un lado, ellos dos, Leticia y Borja, mis hijos, a los que esta mañana veía marchar al instituto escondido, sin que ellos me vieran, mientras hablaban de sus cosas y mi corazón estallaba de alegría al ver lo normales y maravillosos que son. Afortunadamente, no son bichos raros como su padre.
Por otro lado mi amada Susana, la mujer que me sostiene, que me hace vivir. La que me besa cuando sonrío, sí, pero también cuando lloro (como hace a penas quince minutos, cuando escribía sobre mi hermana Montse); la mujer que el destino, dios, o tal vez sólo la casualidad puso en mi camino un día y me dijo: ya no estás solo.
Esas palabras, exactamente “ya no estás solo” son las primeras que Susana me dijo. No sabes cuánto, amor mío, no sabes de qué manera, han sido verdad esas palabras, desde ese momento, en el que entraste en mi vida y espero que hasta el fin de los días. Ahora sé que ya nunca, mientras yo exista, mientras tú existas, estaré solo.
Mañana, hoy, ayer... cuando sea que leas esto, ya no estoy solo.
Y eso me parece suficiente para que al cumplir 42 años esté más que satisfecho de mi vida y me dé por pensar, como me dijo cierta amiga Monstruosa, hace apenas unas horas, que todo saldrá bien.
Sí, todo saldrá bien.

50 comentarios:

Veletita dijo...

Ahora mismo, después de que hayas llenado la boca de sonrisas, los ojos de lágrimas, y el corazón de recuerdos, me gustaría saber tu nombre para poder desearte un Feliz Cumpleaños de los de verdad. No uno de esos de por aquí, espejos anónimos de seres desconocidos aunque tan cercanos algunos. Tú, tan cercano ya... Si no un FELIZ CUMPLEAÑOS. Y decirte, y eso si que voy a hacerlo que eres afortunado, que eres hermoso, y que sin lugar a dudas, el mundo si que necesita gente como tu.
Un beso muy fuerte, querido (querido ya, a pesar de todo y precisamente por lo mismo) y otro para tus tres soles.

jartos dijo...

Solo felicitarte hoy día 31, pero bajito porque no quiero hacer ni pizca de sombra a lo escrito por "veletita". Mañana más.

Abrazo.

Binche dijo...

Como no sé si mañana puedo entrar a felicitarte, ya que celebramos el cumpleaños de mi suegra (otra gran persona), me adelanto un día:

Muchas Felicidades, Wolffillo, espero que pases un día estupendo rodeado de toda la gente que te quiere, que yo creo que son muchísimas.

Y de nuevo gracias por enseñarnos otro trozo de ti. ;)

Besos

Morgana dijo...

Estoy segura que estás rodeado de personas que te quieren muchísimo, y que habéis tenido la gran suerte ( Susana y tú, los dos!)de encontraros.

Te he dicho alguna vez que me gusta como "suenas"? ;)

Un achuchón pre-cumpleaños
(mañana te doy dos besos)

virginia dijo...

FeLiCiDaDeS!!!!!!!!!!!!!1besos.

Wolffo dijo...

MariVel
Sonando: Miedo al terror - Nacha Pop
Jorge, Veltie, mi nombre es Jorge, y me doy por felicitado de la forma más cariñosa, en serio, gracias por lo que dices. Gracias a ti, querida. Y muchos besos, felices y agradecidos. Seremos amigos, ¿si?

jartos
Sonando: El loco de la calle - El último de la fila
Si algo me gusta en esta página es su enorme anchura. Aquí todo el mundo el mundo habla con libertad (eso sí, sabiendo que van a ser respondidos, respondo a los elogios y a los insultos). Así que, mi querido amigo jartos, di cuanto quieras, las veces que quieras y en el tono que te pida el cuerpo, porque nada hace sombra a nada. Sólo los amargados se hacen sombra a sí mismos. Pero este sitio es lo suficientemente ancho para que mis amigos vengan y estiren las piernas a placer. Y a mí me encanta verlo. Gracias y un abrazo fuerte, jartos.

MAriBinchi's
Sonando: Seda y hierro - Antonio Vega
Gracias a ti, Tulis, por tu felicitación y trasládale a tu suegra mi felicitación también, y ella dice, ¿wolffo, de verdad hay alguien tan tonto como para llamarse así? ¿y por qué me felicita ese tio? entonces tú le explicas que he nacido el mismo día que ella y por solidaridad de calendario empieza a quererme también. Fijo. Te lo garantizo. Pásalo bien y gracias, Tuli, miles de besos.

Morgana
Sonando: Volar - Pegamoides
Alguna vez me has dicho eso, MariMorgui's, pero yo te lo agradezco, cada vez que lo dices, como si fuera la primera vez. Ojalá me lo digas muchas más veces. Gracias por ese achuchón, lo recibo y lo devuelvo. Muchos besos y gracias, niña.

Virginia
Sonando: Nowhere man
Gracias, Virginie. Besos para ti también.

Peggy dijo...

Yoque es que a estos años , soy de tu quinta , pienso que las cartas estan echadas ...y al parecer las tuyas son buenas ...asi que uno mas que viene y tan peter pan como siempre :)

Fray Barriga dijo...

Bueno ya es miercoles dia 1 de noviembre del 2.006 y mi hermano lobo ya tiene 42, una gran edad que yo disfruté hace 4 años.
Muchas felicidades y naturalmente que todo saldrá bien. Nos has regalado un resumen fantástico de tu vida en diapositivas y creo que ha merecido la pena. Un abrazo.

Post abrazum: Las bobadas dejaselas al 'solemne', tu sigue escribiendo genialidades.

Wendeling dijo...

Felicidades, no sólo por tu cumpleaños, sino por sentirte orgulloso de ti mismo, de esa mujer que te acompaña y comparte contigo y de tus dos hijos.

Repito: ¡¡¡Felicidades amigo Wolffo!!!

Besos de una maia casi cuarentona también.

Morgana dijo...

Muchas felicidades J !!!!
Te deseo un feliz día...

Dos besos enormes

jartos dijo...

Ya es día uno y ya es tu cumpleaños. Quiero desearte toda la felicidad del mundo, quiero que sigas disfrutando de esa familia maravillosa que tienes y quiero que podamos/pueda felicitarte durante muchísimos más años. Por cierto hoy he escuchado en la radio que los nacido el día 1 y el día anetrior 31 de octubre, son bastante brujos...

Lo de mi silencio era porque veletita había escrito algo muy bonito y no quería "molestar" en ese momento tan especial que entre los dos habíais creado (a mi parecer) tu por escribir algo tan bello y ella siendo la primera y también dejando su parte bonita encima, pero que por supuesto no me siento ni me he sentido en ningún momento coartado en esta página y no poder decir lo que siento, era solo una forma de expresión, solo eso.

Grito, ¡¡¡¡FELIZ CUMPLEAÑOS, JODIO WOLFFO!!!

Mari-- dijo...

Japi verde tu iú
japi verde tu iú
japi verde, dir Wolffo
japi verde tu iú!!!!!


(en lunfardo se ponen al revés las palabras:
camión es "mionca". Esto NO es lunfardo. Repito, NO es lunfardo, eh? A ver si todavía hay lío...)

Filís cumpleeeeeeee!!!!!!

Besitos
(recibido el material, a ver qué se me ocurre como agradecimiento, estoy jodida...)

Mari-- dijo...

Jodido, ahora terminé de leer el poste.

No soy insensible, todo lo contrario, pero es raro que lagrimee al leer algo.
Me hiciste un nudo en la garganta y me hiciste lagrimear.

Claro que sos imprescindible en este mundo y no sólo para tus hijos y tu mujer. También para muchos otros. Este mundo está cabeza abajo y se necesita cada granito aunque parezca chiquito que lo ponga más normal.
Porque vos no sos raro, no. El raro es el mundo que da más importancia a lo que uno tiene afuera que a lo de adentro.

Tu familia aprende con vos. Tus amigos también. Amigos que ves cara a cara y los que no porque sólo te leen.

Y lo más importante: aprendé a disfrutarte a vos mismo. No te digo "so tonto" para que no quede ninguna duda de que no sos tonto. ¿Cómo puede ser que tanta gente disfrute con vos y vos no te disfrutes a vos mismo? Algo estás viendo mal ahí...

Más besos de feliz cumpleaños (y ya te mandé algo)

Mari-- dijo...

El poste quedó corto, rey. Resumiste demasiados años. Y no me digas que son muchos porque yo tengo uno más.

Rana dijo...

Queridísimo Jorge, Wolffo

Felicidades por esos 42 añazos bien cumplidos. Mientras te escribo esto te oigo cantar y pienso, o confirmo lo que siempre he pensado, que no te puedo dejar escapar.

Yo tampoco estoy sola desde que el destino me hizo fijarme en ti, Baloo. Y no solo me has dado una compañía que necesitaba, me has devuelto mi alegría y mi lado más optimista, quizás a costa de perder tú un poco de ambas cosas. No te quieras tan mal. Adorate a tí mismo como lo hacemos los que te conocemos. Sigue con tu ritmo cadencioso porque quizás somos los demás los que vamos demasiado rápido al precio de perder esa capacidad que tu tienes de analizar cada minúsculo momento y disfrutarlo (para reir o para llorar, da igual).

Y que cumplas muchos más, y que yo lo vea.

Un beso más


Croac

Princesa del Guisante dijo...

Me has dejado sin palabras, pero no importa porque en realidad hoy lo único importante es desearte un feliz cumpleaños, que lo tendrás seguro, y que de éste en adelante todo lo que tenga que mejorar, mejore.
No voy a tirarte de las orejas ahora que has conseguido abrocharlas, pero en cambio te doy muchos, muchísimos besos, y los vas añadiendo a la cuenta pagadera en ese concierto no muy lejano (espero).

P.D.: me releo y no sé si se deduce bien, y a veces hay que ser un poco explícita: te quiero un montón.

Cris dijo...

Hay que ver como eres...
Yo que entro esta mañana exclusivamente a felicitarte y dejarte un saco de besos, (solo a ti, que estoy pintando mi casita y no tengo tiempo de nada más), y me encuentro que el regalo me lo haces tú, una vez más.
A todos... con este post.
Y todavía dice el tío que no es una persona maravillosa. Hay que joderse.

Por cierto, como es tu cumpleaños y te quiero, te voy a perdonar que te hayas saltado los bellísimos e impagabls momentos del cubo y la pala.

Y esa canción, que ya te la he oído antes, me repito, lo sé, pero es la mejor canción de cumpleaños que se puede desear, y cantada por ti.
Feliz Cumpleaños, amigo.
Miles de besos y miles de alegrías.

linmer dijo...

Te leí ayer, en el tren y a través del móvil, volviendo de la universidad. La gente me miraba extrañada. Si yo fuese famoso los titulares dirían algo así como: "a linmer lo dejan por SMS".

Y es que, cuando quieres, eres jodidamente emotivo. Las lagrimillas, asomadas y confusas, no terminaron de salir, no sé si por pudor o por el vaivén del vagón. Eso sí, me dejaste un nudo en la garganta por un buen rato.

A lo que íbamos:
¡ F E L I C I D A D E S Wolffo !

Un abrazo, amigo. Que tengas un gran día con los tuyos.

Vagabunda Dharma dijo...

POr eso de que soys coleguitas...¿alguien sabe qué fue de Yambra?

Veletita dijo...

SONRISA. GRANDE. DE OREJA A OREJA. Y no he querido dibujar un emoticono porque no dice lo de verdad que es...
Todos mis mejores deseos, que son una jartá, Jorge, amigo, y que cumplas muchísimos más para que podamos, pueda, seguir disfrutándote.
Un abrazo apretáo, apretáo y un besote de esos de viejecita, estrujándote los morros en la mejilla mucho rato y llenándotela de babas :-)

PD. Hoy es tb el cumple de mi mejor amiga, una de mis almas gemelas, mi HERMANA. ¿Casualidad? :-) MAS BESOS

Binche dijo...

Wolffo, solo entro a decirte que de parte de mi suegra, que Muchas Felicidades a ti también! ;)
Le ha hecho mucha gracia tu explicación.

Espero que lo hayas pasado tan bien como nosotros hoy.

Muchos besos

Andaya dijo...

He podido verte, como en una película en sepia. Conocía tus hermanos y sentí esa punzada cuando me hablaste de Montse.
Qué gran tipo eres Wolffo, aun que tu te empeñes en verte pequeño.Cada día me caes mejor y pienso que son personas como tú y como Susana, las que hacen que la vida real merezca la pena.
Muchísimas felicidades Ñoñise.

Mons dijo...

Felicidades amigo, y que cumplasss muuuuchossss mássssssssssss.....
Créeme si te digo que el mundo anda muy necesitado de personas como tú, de verdad, yo diría incluso desesperadamente necesitado.
Un beso enorme, como dice mi hija "gande, gande". Tq amigo

Wolffo dijo...

Peggy
Sonando: Calles del viejo París - Solera
No estoy muy seguro de entender lo que dices pero soy, al menos conscientemente, la persona menos peterpanera del universo. Soy mayor desde los 16 años, y nunca me ha hecho gracia la importancia que se le da a la juventud (ni gracia ni la he comprendido) en este mundo. Bueno, el caso es que no he entendido tu comentario, Peggy-Sue, pero me gusta que hayas venido a mi casa una vez más y saber que, además, somos coetáneos. Buena cosecha, ¿eh? Un beso.

FrayHermano
Sonando: heroes - Bowie
O sea que me ganas... ¡mierda! A ver si se te olvida cumplir años y te voy pillando, hermano. Muchas, muchísimas gracias por tus palabras, tu amistad y tu cariño. Los aprecio, hermano. Un abrazo y hasta otra, hasta siempre.

Wen
Sonando: Pure and easy - The Who
Gracias, maia, pero el orgullo es de esas cosas que uno solo puede sentir sin ayuda de nadie; estoy seguro de que tu entrada en la cuarta década es tan esplendorosa como tus sonrisas. Un beso enorme y muchas, muchas gracias, Wen.

Morgana
Sonando: Caroline no - Beach boys
Gracias, MariMorgui's, de verdad. Cuatro besos para ti igual de enormes que los tuyos... o más. Muchas gracias, cielo.

jartos
Sonando: Rosa es punkosa - Los Nikis
¿Brujo yo...? Yo no soy brujo, amigo, ni siquiera un demonio cualquiera, soy el mismo diablo. Entendí tu silencio, jartos, y lo que no se entiende muy bien es la tontería que te he contestado, pero quería decirte que para mí, cada respuesta, cada comentario que me dejáis algunas personas son alimento del alma. Y fracias a miles por ese grito tan jodidamente divertido. Un abrazo y gracias otra vez, amigo.

MariRayas
Sonando: Sympathy for the devil - Rolling Stones
mola canción, ¿es tuya la letra? Lunfardo... una cosa, el lunfardo, tengo entendido que más que hablarse, se chamulla, ¿es eso cierto? Muchas gracias por tus palabras, Rayitas, a veces pienso que debería tenerte dentro de la cabeza a veces para saber mirar las cosas con cierta perspectiva. Yo me disfruto, Rayitas, en serio, pero a veces me dejo llevar por el ambiente y no me queda más remedio, no veo otra salida que quejarme y deprimirme un rato. pero luego la vida me da satisfacciones, como este comentario, el anterior y casi todos los que me estáis dejando, que son un momumento al amor al buen rollito universal, al cariño desinteresado. Gracias, de verdad, Rayitas. Mil besos. Y amenazo con una autobiografía por entregas. Lo sepas...

Rana...
Sonando: El gurú - Ronaldos
(censurado por el autor, que se dirige hacia la Rana para decirle unas cuantas cosas y hacerle otras cuantas)

Guisanttèesse
Sonando: El sitio de mi recreo - Antonio Vega
Jajajaja... es verdad que ahora las tengo bien abrochaditas y bien monsas que son, sí señor. Espero yo también el momento en que podamos pagarnos los miles de besos que nos debemos y ten por seguro que vas a saber de mí, Guisantilla, porque mujeres como tú no se pueden dejar escapar. Y, aunque lo había leído implícitamente, en tre líneas, ese tipo de cosas gusta verlas negro sobre blanco o, como en este caso, en reserva de blanco sobre azul. Yo también te quiero, Guiss.

mariCrispu's
Sonando: lemon Tree Fool'd Garden
Ostrás, es verdad... no puse nada del cubito y la pala, mierda... desde luego, es verdad que me quieres, porque me lo perdonas con una sonrisa y un montón de palabras bonitas, de esas que tan bien escribes, Crispulina querida. En cuanto a la canción, ya sabes, me sentía vago y no quería grabar otra. Hoy, donde tú ya sabes (y creoo que sólo tú lo sabes), he dejado una buenísima, a ver qué te parece. Muchas gracias, de verdad, por seguir ahí (y en el otro lado).

linmer
Sonando: One of these nights - Eagles
ostrás, en el tren y en el móvil, eso es súper tecnológico, linmer, macho, me dejas a cuadros... Muchísimas, muchísimas gracias, por tus palabras y tu feliccitación, amigo. Un abrazo de los fuertotes, a ver si ese te hace saltar las lágrimas, aunque sean producto de la opresión...

Vagabunda Dharma
Sonando: One of these nights
Sé que es grande en el Sinaí y que, de momento, no escribe. pero confío en que vuelva. Saludos.

Veletoide
Sonando: Come prima - Golpes Bajos
Gracias, gracias, gracias, gracias... me gusta que repitas en este post y me molan esos besos sacaespinillas, aunque dejen baba, suelen ser ruidosos y molones de recibir. Tu amiga, si es tu alma genela, debe ser un sol, seguro. Un beso grande y muchas gracias, MariVeli's

MariBinchi's
Sonando: Mrs. Robinson - Simon & Garfunkel
¡Qué bien que repitas tú también, compañera! Jajajajaa, seguro que es genial tu suegra. Muchos más besos para ti y los tuyos, Tuli.

Andaya
Sonando: Gun Shy - 10.000 Maniacs
(Mmmm qué canción más bonita...) Jo... gracias por decirme estas cosas, Andita, eres un cielo, de verdad. Soy yo el que se enjuga las lágrimas al leerte. Gracias, de verdad. Un beso gordo.

Mons
Aún sonando Gun Shy (y sigue siendo preciosa)
muchas gracias, Mons, de verdad, muchas, muchas gracias. Por ti, por tus palabras y por la frase que me regalaste: todo saldrá bien. Un beso como el mar de grande.

virginia dijo...

Sr. Wolffo lo agregué en mi space.Beso.

sabelilla dijo...

Wolffo, muchas felicidades!!!!
Permíteme que también me felicite yo, por tener la suerte de conocer a alguien como tú.
Un beso grannnnde-grannnnde y un abrazo de oso

Manderley dijo...

Como a todo últimamente, llego tarde, grrrr.
Pero bueno, ¡¡¡que muchas felicidades!!! Y muchísimos besos, guapo.

jopageri dijo...

Antes que nada perdóname por dejar un cometario hasta ahora, pero es que he tenido problemas con mi conexión y no me he podido conectar tanto.


Bueno ahora sí, muchas felicidades(lo siento, creo que no hay sinónimo para esa frase). Realmente muchas gracias por compartir todas esas cosas que cuentas en tu biografía, de la cual no me hubiera molestado leer 2 o 3 kilómetros más de texto.

En varias partes de tu post se me hizo un nudo en la garganta, pero después veo lo que dices de tus hijos y esposa y realmente eso te lo mereces, me emocionó y alegró leer eso, en verdad nunca volverás a estar solo.


Hombre, qué más puedo decir... bueno que cumplas 43,44,45,46,47,48,49,50,51,52,53,54,55,56,57,58,59,60,61,62,63,64,65,66,67,68,69,70,71,72,73,74,75,76,77,78,79,80,81,82,83,84,85,86,87,88,89,90,91,92,93,94,95,96,97,98,99... y bueno todos los años que quieras



Un fuerte abrazo Wolffo, y finge que todavía es 31 de Octubre para que este mensaje tenga sentido.

Saludos Mexicanos!

Wolffo dijo...

Virginia
Sonando: A legal matter - The Who
Pues muchas gracias, virginia, de verdad. Un beso pa ti.

sabelilla
Sonando: A legal matter
Bueno, bueno, qué hermosura, sabelilla, gracias, en serio, muchas gracias y muchos besos, pero el que se felicita soy yo por teneros a algunos de vosotros. Besos a montones.

Manderley
Sonando: You ain't going nowhere - The Byrds
No te preocupes, MariMander, que nadie lleva el control de horarios y aquí no se ficha, y se te sonríe igual incluso si llegas dentro de un año. Gracias y besos a ti, fermosa.

jopageri
Sonando: Pure and easy - The Who
Te digo lo mismo que a Manderley, jopa, aquí nadie lleva hoja de asistencia, puedes venir cuando quieras y siempre encontrarás la puerta abierta, faltaría más... y no te preocupes en buscar sinónimos ni otras formas de d3ecirlo, "muchas felicidades" suena de maravilla, te lo juro. Un mensaje tan cariñoso como el que me has dejado, querido amigo mexicano, tiene sentido hoy, lo tendrá mañana y si lo leo dentro de 100 años seguirá haciéndome sonreír como a un colegial. Un abrazo enorme, hermano del otro lado del mar.

Sakkarah dijo...

Me ha encantado tu relato. Que forma más amena de escribir...

Lo de tímido eso sí que me costó creerlo.

Unn beso.

Wolffo dijo...

Sakkarah
Sonando: Wonderwall - Oasis
Pus, que sepas que puede haber alguna mentirijilla deslizada en el relato, pero la timidez es real como la mentira misma. Un beso y gracias, S.

Trini dijo...

Joder Wolffito no tienes término medio, o me haces reír a carcajadas o, al leerte, se me forma un nudo en la garganta que no me deja tragar saliva, no es por nada, pero cualquier día me ahogo.

Pienso que tienes unos recuerdos maravillosos y una sensible manera de contarlos. ya te conocemos un poco más.

Feliz cumpleaños
Muchos besos

BUchjunior dijo...

Lo recuerdo muy bien. Aquel día. Lo hemos recordado un montón de veces. Y de todo lo que te has acordado tu, me acuerdo yo. Incluso sé, aunque no recuerdo haberlo visto en directo, que tu hermano Jesús, echaba la leche en losd vasos haciendo una especie de truco para que pareciera que salí de una teta. Y, joder, no te lo creerás pero de vez en cuando también recuerdo a Montse. Era renegría, si. En realidad de tu familia me gustan todos, excepto tu, por supuesto. Y, bueno,lo de "orejas desabrochadas" me parece un eufemismo que te cagas. Bueno, a lo que iba. Esto es una maravilla. Es bonito lo que has escrito. Es muy bonito. (Aunque quizá deberías insistir en mi potencia física y apostura un poquito más, pero no hace flata que sea ahora, te lo dejo ahí)
En realidad todo el mundo te quiere un huevo. Eso es una suerte . Estamos en el mundo para eso.
Solo te equivocas en una cosa. Hablas como si todo estuviera ya hecho. Y en nuestra pandi, no sólo yo soy un chaval al ser menor, claro. ¡SOMOS UNOS CHAVALES!!. Pues no nos queda ná...

Mari-- dijo...

La canción es una adaptación del inglés. Mi inglés es mú malo...
El lunfardo se chamuya, sí seño. O se grita, también.
La idea de meter a alguien en tu cabeza que diga cosas optimistas está buena! Te la copio (con copiráit, claro) Alguien que no se deje llevar por el ambiente. Je.

Besos, Wolffo

Wolffo dijo...

Trini
Sonando: Teach your children - Crosby, Stills, Nash & Young
¿Con lo de nudo quieres decir que es como si te retorciera el pescuezo? Te juro que no es esa mi intención, Reinona. Gracias, de verdad, por tus palabras, Trini, yo también te quiero (¡¡¡pero si yo no he dicho que te quiera!!! - bueno ya, pero se entiende - (negando con la cabeza) se entiende, se entiende...). Un beso gordo y gracias.

Buch
Sonando: I'll be back - Beatles
Me has hecho reír, capullete y emocionarme un poco, sobre todo cuando me dices que te acuerdas de Montse... pero no hay huevos para decirme esas cosas a la cara, cuando ayer por la tarde berreábamos, por ejemplo. Y eres un mentiroso, chaval, porque sé que sí te gusto: cuando estamos haciendo rocanrol a veces te veo mirarme con ojitos cuando mi guitarra ruge y mi oronda figura se descompone en un solo furioso y desafinado. Te he visto, txabal. Un abrazo viril.

Rayitas
Sonando: Who are you - The Who
La canción la había pillao, Rayas, y anoto eso de que el lunfardo, además de chamuyarse, se grita. Y además, por si no lo sabías, te comunico en español, en onglés y en lunfardo si hace falta, que te quiero buuucho, chavalita. Un beso gordo.

Burdon dijo...

uff.. siempre me pasa lo mismo, leo tu post, y luego me pongo a leer los comentarios que te hacen y claro, luego uno ya no sabe ni qué decir ni nada.

Debo confesarte algo. Normalmente cuando acabo de leer uno de tu escritos, me digo para mis adentros... qué cabrón, lo ha vuelto a hacer. Sí, mis vocabulario es escaso y repetitivo, pero he vuelto a pensar lo mismo. Vuelve a ser emotivo leerte y sobre todo divertido. Y en fin, te felicito con días de retraso, pero supongo que se lo podrás perdonar a un esclavo del tiempo.

¡FELICIDADES Y QUÉ CUMPLAS MUCHOS MÁS!

y sigue con éste tu espejo que si te hace bien, a nosotros, también.

Malamala dijo...

Oh, pero qué es esto, (guat is dis), te dejo solo un ratito y me cumples años¡

MUCHÍSIMAS FELICIDADES CHIQUITÍN¡¡¡

Sólo los tipos geniales cumplen años ahora, he leído tu remember paternal que expresa tan bien lo que estoy sintiendo, porque mi padre también nació ahora, el día 2, y también estaba pensando que cumpliría 90 si no me hubiera dejado hace 2 y pico, tan huerfanita de sus manos fuertes y siempre tan cálidas... que no me acostumbro aún a no tenerlas más acariciando mi pelo... que había pasado toda mi vida con el y no me acostumbro a no tenerlo conmigo.

Hay que joderse con los paralelismos y las empanadillas de Móstoles, joder, antes de que me eche a llorar como una buena cualquiera.

Para ti, para nuestros papis, para nuestra nostalgia y ese pequeño vacío calentito, la canción que llevo oyendo todo el puñetero día: Whiskey in the Jar, de Thin Lizzy o de Metállica, que son las que más me gustan, también hay de Pogues, U2, y un divertido directo con Gary Moore, Geldof, Van Morrison, sírvase usté mismo.

Muchos besos

Mari-- dijo...

Y yo a vos, rey, y yo a vos...

pijomad dijo...

Parece mentira cómo cuentas todo como si hubiera sido ayer. Deduzco que tu padre te pasó parte de su memoria, la que recordaba los nombres, y por eso eres capaz de vivir todo de nuevo. Pasar por nuestra vida de ayer tiene sus ventajas y sus inconvenientes como todo. En mi caso, prefiero mirar hacia delante... y espero que todo salga bien...

Wolffo dijo...

Burdon
Sonando: Sweet Louisiana Sound
Lo que digas, bien dicho está. Es curioso lo que dices de los comentarios, porque ya son varias personas que me comentan, y yo estoy de acuerdo, que los comentarios son lo mejor de este blog. A mí me gusta este intercambio, esta especie de esgrima mental, y me gusta que gente valiosa, como tú, se moleste en leerme y en hacer un comentario con un poco de seso, porque eso es alimento para mi corazón hambriento, mi espíritu cazador y mi alma colmenera. Un abrazo y gracias, Burdon.

Malaperzona
Sonando: Nowhere man - Yo
Dis is a berzdei parti, coligg, an yú ar invaitid, of cors. Tu papá mola, seguro, y bueno, ojalá los fantasmas existieran y pudiera seguir mesando tu pelo, Malaperzona. Yo me ofrezco el día que te vea, ¿sí? Brindo contigo, mala, levanto mi copa llena de PepsiMax (lo siento, de verdad, pero es lo que bebo) y río a los cuatro c¡vientos contigo, cosita. Un beso muy enorme.

MAriRayas
Sonando: Dear Prudence - Beatles
Pues eso. Más besos.

Pijomad
Sonando: There she goes - NOFX
Es que todo fue ayer, amigo, es que todo fue ayer. Bueno, tus deducciones son brillantes pero, me temo, demasiado bien intencionadas, ya que la memoria no es de esas virtudes que me adornan. Me parece bien que mires hacia delante, yo procuro hacer lo mismo, pero sin dejar de echar vistazos continuos al retrovisor. Es una manía. Un abrazo y gracias, amigo.

Mari Rayas dijo...

Rey, toy poniendo tu música para acompañar algunos postes. Y el link. ¿Te parece bien? Tendría que haberte pedido permiso ANTES, pero como están en la web supuse que no te molestaría siempre que se diga de dónde salen, claro.

Wolffo dijo...

Mujer... Es un honor.

Ararat dijo...

¡Un momento que llego tarde!!!

¡Muchas felicidades!

Es lo que tiene estar de nómada que cuando me conecto descubro que llego tarde a los cumples y a todo.

Pues eso, que cumplas muchos más y nosotros que lo veamos.

Un abrazo rey!

Wolffo dijo...

Ararat
Sonando: mis tripas pidiendo carnaza (eta es mi hora crítica)
Estabas, por supuestísimo, más que disculpado, sé que andas de cabeza y repito una vez: aquí no se ficha. Y menos los que, como tú, llevan muuuucho tiempo demostrándome afecto y apoyo. Un abrazo fuerte para ti, paciencia en estos días y muchas gracias por seguir ahí.

LunaNegra dijo...

Je, ya tamos repitiendo el mensaje, leñes ;-P Felicidadessssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssss wapetón, aunque con un poquiollo de retraso pero con todo el cariño, no me olvido de ti, es imposible. Que tengas otro buen año reodeado de tu gente, que aunque se que ya no estás solo ;-) ya sabes que yo ando por ahí, a tu alrededor aunque sea en la distancia.


Un besote muy muy grande. He aprovechado un memento que me han levantado la vigilancia para ponerte estas "poquillas" palabras pero con mucho sentimiento. Se felizzzzzzzzzzzzzzzzzz.

Wolffo dijo...

LunaNegra
Sonando: Think for yourself - Beatles
¿Repitiendo? Mí no entender... Oye, te voy a mandar un emilio, que quiero que me contestes a algo. Gracias por tus palabrillas, Lunilla, guapa, y muchos besos.

LunaNegra dijo...

Es que escribí una contestación y al no recordar la contraseña... una ta ya olvidadiza, se borró y tuve que escribirlo de nuevo.

Un muaksssss gordote. ;-)

Wolffo dijo...

Lunilla
Sonando: Stand by me - Wolffo
Aclarado todo y resibío tu emilio. Ponte buena pronto, wapa. Besos a montones

Lau dijo...

Ayyy Wolffoo,,, llevo mucho sin venir a verte, a leerte... y te digo lo mismo: ha sido un error. Llego tarde, pero deseo que hayas pasado un muy feliz cumpleaños, con tus tres estrellas y el resto de tu galaxia personal. Es genial leerte, siempre un encanto.
Me encanta tu nombre. Me ha gustado saberlo. Jorge... qué lindo.
Un abrazote, o mejor, cuarenta y dos.

Wolffo dijo...

Lau
Sonando: Anabel Lee - Radio Futura
Gracias, cielo, pero que sepas que no, no llegas tarde. Palabras tan bonitas nunca llegan tarde. Gracias, de corazón.