viernes, mayo 12, 2006

Anatomía de un regüeldo (meme encadenado nº 4)


Ararat, un listillo, va y tiene una ocurrencia. Si Guiss no le hubiera hecho caso, la cosa hubiera quedado ahí; pero le hizo caso y le endilgó el muerto a Buch quien, a su vez, en un rasgo de ingenio, decidió darme, como a los maletillas, una oportunidá. A ver a quién se la enchufo yo… En fin.

Lee el principio de esta historia aquí, en el blog del ocurrente Ararat.

Sigue en este enlace, ande la Guisanta, como dicen en mi pueblo.

Lo anterior a lo mío, es obra de Buch.

Capítulo 4.
Si necesito a alguien ya te lo digo yo, me cago en dios, o de cómo se puede ser desagradable por haber sido objeto de acoso acuoso antes de coger el autobús

Ahí me tienes, hecha un ecce homo, pero no homo, sino homa, claro. Paso por el bar de Ernestina y entro a preguntarle qué va a hacer de menú, que me pone nerviosa no saberlo hasta la hora de la comida.

- Ernestina, guapa, ¿qué pones hoy de menú?

- Almóndigas, como todos los días, o pescao empanao; sandía de postre. Toma una almóndiga, que han salío mu ricas... - dice y me lanza una grasienta albóndiga por el aire que yo, haciendo un escorzo bello y foquil, recojo con la boca ante la ovación del respetable.

Me voy del bar pensando que es verdad, que están muy ricas, lo malo es lo que repiten, así que, mentalmente, tomo nota de pillar un paquete de chicles de la máquina que hay en recepción para no atufar al personal. Entro en el edificio que aloja, en su decimoséptima planta, mi ofi y llamo al ascensor. El ascensor ni tarda ni nada, sino que viene y me subo con cuatro personas más, todas ellas agradables a la vista y al olfato. En la planta tercera para y nadie se baja, y a pesar de que hay un tipo ahí fuera no sube, porque es gilipollas, no me hagáis explicarlo, todo el que trabaja en edificios de esos donde lo del ascensor es una mierda sabe porqué no sube y porqué es gilipollas.
Me fijo en los pisos a los que van mis compañeros de viaje. El once, el trece y el diecisiete. No me he fijado en quién va a dónde, pero hago cábalas. El señor calvo con bigote y esperanzas va al once, fijo. La chica de las tetas operadas y el pelo teñido (como yo, pero con menos gracia, ande va a parar) se bajará en el trece. Este señor con aspecto de dentista (hay algo hiperhigiénico en sus manos y en su piel en general, como en la de los dentistas) va al mismo piso que yo, y seguro que intenta aprovechar los cuatro pisos que nos quedan a solas para seducirme.
A ver si hay...

Noto, sutil pero evidente al tiempo, que el señor calvo con bigote y esperanzas, acerca el dorso de su mano a mi trasero.

- Oiga... pare...- le digo al tipo.
De repente, el ascensor se para y se enciende el testigo de "avería". Vamos, puede escribirse perfectamente sin comillas, el testigo de avería.
- Pues se ha parado - dice el señor calvo con bigote y esperanzas.
SallyTetas se da la vuelta y me mira:
- ¿Para qué para? algunos tenemos prisa...
- Yo no he parado - le digo a Sallypechos
- Pero -insiste Sallypezones- le ha dicho a este señor que parara...
- Que parara, pero no el ascensor...
- Pero oiga -interviene ahora BillyPiños- ¿por qué ha parado? - le espeta al calvorota
- No querrá usted que siguiera - le digo a dientesbrillantes
- Pues claro que sí -dice manoslimpias y todos notamos que es un tipo con dotes de mando- Haga el favor de seguir - le dice al boladebillar
Bigotón hace caso al ortodoncista y procede a magrearme el culo y tengo que decir que no lo hace del todo mal, pero preferiría que fuera el bataverde el que me practicara esa suerte. SallyAldabas interviene
- ¿Pero qué coño quiere?
- Yo señortita... -dice confundido el esperanzado oficinista- no me ponga en esa tesistura... A mí me da igual su coño que el coño de esta señorita, ahora estoy con el culo de aquí la dama porque me lo ha mandao el facultativo, pero siquiere, de verdad, yo paso al suyo
- Esto es inaudito... no, inaudito, no, no encuentro la palabra... - dice Sallymamas
- ¿Asombroso...? - aporta piñosdeoro
- ¿Molesto...? -apunto yo
- No molesta en absoluto, señorita, pero podía colaborar, poniendo el culillo un poco en pompa... - me dice el bigotón espeso.
- Culo en pompa es una expresión que siempre me ha hecho muchísima gracia - dice el sacamuelas
SallyChochonoelegido asiente y se sienta en el suelo del ascensor. Sí, en el suelo, lo que es el suelo, vamos. Tampoco es tan raro...
- Me voy a sentar en el suelo, si no os perturba
- ¿Perturbar? Ese no es verbo que querías usar, tetasquirúrjicas -le digo
- A lo mejor tienes razón, hija de la gran puta - me dice sonriendo SallyChuminodespreciado, y el incidente se queda ahí.
- Me hago de pis - dice el ortodoncista. Como nadie le contesta (¿qué decirle?) insiste en su argumentación - Me estoy haciendo de pis.
- Espere a que el ascensor esté en marcha - apunto yo- porque no se puede usar el baño en las paradas, eso lo sabe todo el mundo
- Es cierto - dice el bigotín, cambiado de mano y de nalga
- Sí se puede - afirma tajante
-Que no
- que sí
-Que no, hombre...
- Que sí... no insista, ya me he hecho de pis, se lo avisé, dije "me estoy haciendo de pis"...
Y efectivamente, bajo el límpido piñero, un charco de calentito pis en el que el dentista, otrora ejemplo de higiene, chapotea con sus zapatitos italianos.
Abierta la veda, el descapotado bigotudo se quita los zapatos, los calcetines y empieza a cortarse las uñas de los pies. Le cantan mogollón.
SallyTetas nos dice, con su mejor sonrisa:
- ¿Sus importa que gomite?
Y, sin esperar respuesta, pota.
En ese momento, se me escapa un regüeldillo de la albóndiga de Ernestina y un olor terrible se empieza a expandir en círculos concentricos desde mi posición.
Mi compañeros de viaje que se han meado, cortado las uñas de los pies y vomitado en el ascensor, parecen encontrar asquerosa mi hazaña. Me miran mal.
de repente, el ascensor se pone en marcha, sube un poco y vuelve a parar, pero se abren las puertas y vemos que se ha parado un metro y medio antes de la planta once. Nos sacan sin dificultad y todo el mundo parece mirarme mal por que me ha repetido una albóndiga traicionera a las 8 y pacha de la mañana.
Llego a mi despacho y Julitaculoancho, mi ayudante, me dice:
- ¿Me necesitas para algo esta mañana...?
Yo la interrumpo y le digo, a voz en cuello:
- ¡¡Si necesito a alguien ya te lo digo yo, me cago en dios!!

Y puse, para calmarme, el último hit del Ciclón de Valdemorillo (*).

Si Binche quiere, que siga.

¡HA QUERIDO!

(*) If I needed someone


Powered by Castpost

George Harrison, el otro beatle. Siempre será el otro, el raro, eclipsado por el talento de Lennon y McCartney y la simpatía bonachona de Ringo. Pero quizá esa otredad es la que lo hace sublime. George Harrison no fue un guitar hero al uso, porque no era técnicamente bueno. Sin embargo, tanto en su faceta como guitarrista como en la de compositor, Harrison marcó un estilo. Es uno de esos pocos músicos a los que reconoces en seguida no por su voz, no por su virtuosismo, ni por sus rarezas, sino por su sonido. George tenía su propio sonido, algo que no pueden decir casi ninguno de los supuestos héroes de la guitarra. Eso, unido a un estilo inconfundible y a un gusto exquisito a la hora de interpretar y componer le hacen único. Esta pieza, que es una delicia, es una magnífica prueba de ello. Escucha el lamento de la guitarra, la melodía de la canción, los juegos de voces, los cambios... Una maravilla. La letra también mola: si necesitara a alguien a quien amar, serías la primera en quien pensaría. Qué chulo, el George. Esta me la dedico a mí. Va por mí, señores.

13 comentarios:

jopageri dijo...

Yupii!! soy el primero en comentar, creo que es la primera vez que que tengo el honor.


De las 4 partes de la meme (¡vaya nombre pardiez!) ésta es la que me gusta más sobretodo por el nombre de los
personajes,"SallyChochonoelegido" es ya uno de mis héroes personales.



Ahh no puedo evitar dejar unas cuantas lineas a George Harrison, mi guitarrista favorito. Has descrito muy bien como es, no es el más virtuoso.

Y a pesar de eso, prefiero el exquisito solo de "Something" o de "Let it Be" a cualquiero solo de guitarra de 17 minutos ejecutado por Page, Hendrix o Vai. Él no le hacía el amor a la guitarra ni la mordia ni la destrizaba mientras la incendiaba, eso es precisamente lo que hace que George sea mi guitarrista favorito, es el más elegante en la guitarre en mi opinión.



If I needed someone es una gran canción, como dato curioso el intro de esa canción es muy similar a una canción de los Byrds: "Bells of Rhymney",George le envió una copia del álbum a Jim McGuinn, guitarrista de aquel grupo con la dedicatoria "Gracias por ésa intro, Jim".



Hare Krishna Wolffo y disculpa tanto dato friki

Wolffo dijo...

jopageri
Efectivamente, SallyChochonoelegido era una gran mujer, a pesar de su potorrillo despreciado. George... qué decir, ¿verdad? A mí me gustan, más que sus solos, sus riffs, tipo I feel fine, o day tripper, que son auténtico clásicos; no conocía la anéctoda de la canción, que como ya he dicho, me parece sublime. The Byrds eran buenos también, los capulletes. Un abrazo, JohnPaulGeorgeRingo.
hari rama.

Binche dijo...

Jejeje, Wolffo, cogeré encantada el testigo, a ver qué vueltas le doy al tema, porque amo a ve: la escena del ascensor me ha marcado mucho. Me imagino a un bigotudo gordinflón magreándome el culo, y como que no.
Y sobre todo: ¿a quien le voy a endiñar el meme yo?

Besoss

Binche dijo...

Wolffo, vaya peazo de interpretación!!! Me ha encantado la canción, eres un crack!!!

Besos

Cati dijo...

Eres increible, vuelvo despues de mucho tiempo y descubro q sigues siendo genial.
Un beso.

Wolffo dijo...

MariBinchi's
es un honor para mí pasarle el marrón, digo el testigo, a mujer a la que tengo en tan alta estima; no te detengas en lo accesorio, busca el lío y... ¡al ataque! Y se lo endiñas a alguien que sea tan buena persona que no se pueda negar. Tu segundo comentario me ha hecho volver a engordar los 9 kilos y medio que he perdido en estas 4 semanas. Un beso enorme. Discúlpame y muchas gracias. Ea.
¿Cati?
¡ah...! ya he visto quién eres! (por cierto, así, entre tú y yo, eres una locura de guapa) Y ya sabes, por propia experiencia. Lo malo de los genios es que difícilmente podemos dejar de serlo... (¡buuuuuuuuuuhhhh....!)
UN beso enorme pa ti. Tomo nota de tu nueva dirección.

Mons dijo...

Qué escena dio mio! ainssss (¿Por qué no le quitaba la mano del culo ein? por qué?, me daban ganas de darle yo un manotazo al oficinista leche ;-p)

Besos golferas.

Me ha encantado la canción! genial! creo que voy a repetir y a escucharla de nuevo!

besos wapo!

Wolffo dijo...

Mons
la escena fue como fue, yo me he limitado a contarla, no a inventarla. Y eso que dices de la canción... ¡te comía a besos, mostrua! Óyela 100 veces. Más besos.

Ararat dijo...

Algo tienes con las albóndigas, ¿qué diría Freud?

"Ernestina, guapa, ¿qué pones hoy de menú?" ¡esta frase es apoteósica! jaaaa

Wolffo dijo...

Ararat
yo no tengo nada con las albóndigas, son ellas las que están obsesionadas conmigo, te lo juro.
Un abrazo, amigo, y que no se te ocurran más de estas...

Binche dijo...

La historia continúa, el quinto capítulo está ya publicado.
Espero estar a la altura de mis antecesores.

Besos

Malamala dijo...

Dios mío, qué tomas, poddio, para escribir éstas cosas?? jajajajajajajaja
regüeldo de almóndigas¡¡ es que me parto, joío¡ bueno, y los nombres, irrepetibles, Fellini palidecería, qué escena... jajajajajaja
Que sepas que el Chorch me encantaba bucho, hala¡

Princesa del Guisante dijo...

Muy interesante el giro escatológico del relato con blasfemia de hartura rematando :P
Qué horror de palabra, regüeldo, es de las que casi se mastican al pronunciarlas... También me parece horrible almóndiga, aunque la RAE la recoja y sin decir nada de vulgarismo ni esas cosas: http://buscon.rae.es/draeI/SrvltGUIBusUsual?TIPO_HTML=2&LEMA=alm%F3ndiga
Las albóndigas y los riñones entran dentro de esas cosas que yo nunca como fuera de mi casa, y eso que en general no soy nada escrupulosa para comer; lo de los riñones es por una mala experiencia (bueno, dentro de casa tampoco los como mucho porque yo no sé prepararlos y a mi madre esas cosas de casquería le repelen bastante) y lo de las albóndigas es porque sí.
En lo de los ascensores a mí hay una clase de gente que me llama la atención, y es la que quiere bajar por ejemplo, desde el quinto, y se monta cuando el ascensor está subiendo, y se hace un recorrido hasta la última planta para luego volver a pasar por la suya y llegar a su destino después de una bonita excursión metido en un sitio pequeño. Esa gente suele ser la que cuando quiere bajar da al botón de llamada para bajar y para subir, y encima tendrán sensación de ahorro de tiempo... Claro que nunca he compartido ascensor con gente tan rara como el ortodoncista afrancesado, ni tan cochina como el de las uñas de los pies, y espero no hacerlo nunca, aunque últimamente la gente no tiene pudor y se asea en público aunque no esté en una playa ni nada.
Con lo de ecce homo me estoy acordando de una cosa que vi anoche y que contaré en un post si me da tiempo :P
Pero ahora me quedo disfrutando de las canciones... bueno, en un rato, cuando el castpost quiera.
Miles de besos