viernes, enero 20, 2006

Mi gran boda gay

Ayer, una de las personas más decisivas en mi vida profesional (y también en la personal), el gran Adrián, tuvo a bien invitarme a su boda. Se casaba con su novio, Félix, a quien yo no conocía pero que, espontáneamente, me caía bien: si a Adrián le gustaba, a mí también iba a gustarme. Si puedes confiar en el gusto de alguien a ojos cerrados, ese alguien es Adrián.

Adrián es, sin duda, el mejor director de Arte que he conocido; un profesional absolutamente genial de la publicidad y el diseño gráfico, en general, pero un creativo publicitario de primera línea, lo mires como lo mires. Tuve la suerte de trabajar a su lado durante un año, un año en el que me enseñó mucho más de lo que creía que podía aprender, a todos los niveles. Me dio lecciones de publicidad y comunicación valiosísimas, sí, pero sobre todo, me dio unas cuantas y muy clarificadoras lecciones de vida. Además de una calidad excepcional para el diseño gráfico, Adrián es, casi con toda seguridad, la persona más valiente que he conocido. En cuanto a sus ideas y estilo de vida, no coincido en casi nada con Adrián, por eso sé que mi admiración, rendida, por él es auténtica. Conocí a Adrián a través de Silvia, discípula aventajada, y excepcional amiga y directora de Arte, también. Silvia, ayer, era una de los testigos de la boda de Adrián y Félix.

No me apetecía nada, pero nada de nada, ir a la boda. Aparte de otras consideraciones de índole personal (no estoy en mi mejor momento, precisamente), estaba seguro de que sería, por decirlo de una forma gráfica, un borrón azul en un mar rosa y rojo o, dicho de una forma caricaturesca, el único facha de la celebración. Lo fui, por cierto. Mi posición personal frente a la ¿polémica? de los llamados “matrimonios gays” (si mi padre y mi madre eran gays y, no obstante, se casaron, ¿eso es un matrimonio gay?) se circunscribía a la nomenclatura: ¿Por qué llamarlo matrimonio? Acabé claudicando porque, en realidad, era una objeción inútil y estúpida. Póngase el nombre que se ponga, el hecho es lo importante. Y el hecho tiene dos vertientes indiscutibles: el amor que une a dos personas y los derechos que se adquieren por mor de esa unión. ¿Matrimonio? ¡Pues matrimonio! Ayer Adrián me recordó que cuando me llamó para comunicarme que se casaba mis palabras fueron “cada uno es muy libre de cometer sus propios errores”. Porque mi gran objeción, los que me conocen bien lo saben, es al matrimonio en sí. ¿Porqué hay que casarse? ¿Por qué hay que celebrarlo?

La boda de ayer estuvo genial. Félix me gustó tanto que casi cambio de acera. Un anfitrión absolutamente adorable, una persona cariñosa, simpática, atenta y divertida. Muy distinto de Adrián. Pero, juntos, no sé, había algo entrañable en esa parejita.

La boda, el acto administrativo fue eso, un acto administrativo bastante idiota; podrían idear una especie de liturgia para las bodas que sea algo más que la lectura de los artículos de la constitución que vienen al caso. Por cierto, uno de ellos “obliga” a los contrayentes a guardarse fidelidad. Esto me pareció curioso. Eso sí, duranye la ceremonia, hubo una presencia tranquilizadora, una especie de aura buena que a todos nos confortó.

Quedamos para comer en el restaurante madrilia, un sitio muy bonito, agradable y con una cocina muy, muy maja. El magret de pato con fetuccini, memorable, desde luego. La primera sorpresa fue el parking, que se llama Chueca an dante, está en la plaza de Vázquez de Mella y es el primer parking gay que he visto en mi vida. Antes de entrar, en la rampa, pasas bajo un lazo rojo de hierro gigantesco y luego… en fin, el que pueda que vaya a aparcar allí: vale la pena. Un parking… bonito.

No fue una boa en plan entremeses, consomé y solomillo y tarta que cae del techo y come hasta hartarte y bebe como un cosaco porque es gratis y cuenta chistes malos y haz la vida imposible a tus compañeros de mesa. No, fue una especie de reunión entrañable de amigos. Eso sí, todos rojos, qué cruz.... Nos trajeron unas cuantas exquisiteces y, al fin, probé la polenta que, por lo que me contaron, y lo que probé (aunque era una versión refinada) son una especie de gachas manchegas en versión genovesa o criolla. Comida recia, de gente del campo. Buena comida.

Desde luego, lo pasé de maravilla. Sentado junto a Adrián y Félix, con Silvia y Carlos, con Jose y Susana, una adorable, tranquila y culta (y roja) pareja de argentinos que vinieron de Barcelona y con más, mucha más gente, pasé unas horas deliciosas. Aunque nunca en mi vida fui besado ( y besé) por (a) tantos hombres.

Adrián y Félix han comprado una casa en Jerez y allí van a vivir. Creo que les va a ir de cine. Desde luego, les deseo todo lo mejor, porque les quiero y, sobre todo, claro, porque ellos se quieren, y eso es lo verdaderamente importante.

Jerez con aroma a vino y gasolina, les está esperando.

No sabe Jerez lo que se le viene encima.

Un abrazo, chicos. Y mucha, mucha vida.

¡A por ellos!

39 comentarios:

Ararat dijo...

Pues muchas felicidades a la pareja!

Wolf, para tu tranquilidad en el mudo gay hay de todo, no todos son "rojos" ¡gracias a Dios! los hay hasta fachas, conozco varios.
Tampoco el parking de Chueca es gay, es un poco pintón y extraño para un sitio donde se guardan coches pero nada más, lo que te pasa es que como vienes del pueblo pues cualquier cosita te impresiona.

Respecto a la psicoimagen no tengo palabras, ¿estamos ante un nuevo Bélmez? ¿habrá que llamar al cantamañanas del Iker? inquietante...

Abracitos, no te digo besos porque ya estarás con la cara raspada con tanto beso-masculino :P

mOe:) dijo...

Tenías que haber salido a decir unas palabrillas, hubiera sido francamente refrescante...:)

Andrea Recol dijo...

¡Genial narración! No sé cómo es posible que no estés en tu mejor momento. Para ti no debe haber malos momentos; tu creatividad lo llena todo, incluso la oscuridad de la vida. Gran abrazo

Manuela dijo...

Me alegro por tus amigos y por todos los que allí estuvísteis disfrutando en buena compañia, de rojo o de azules.
Haces una pregunta a la que voy a responder. Oz y yo llevamos viviendo juntos cuarro años, somos asquerosamente felices, tanto que deberían sancionarnos. El amor no se puede medir, como se hace con el sexo, pero como futura esposa te diré que a mi me apetece casarme con Oz como si fuese lanzar un grito de euforia y poder gritar y celebrar con quienes nos conocen y queremos, gritar al mundo, que somos felices y que nos queremos tanto que no nos queda otra salida.
¡Anda que no estoy yo guapa ni ná con mi vestido de novia! (me lo probé ayer)
Y por dios que si tus amigos estaban tan ilusionados como nosotros, el grito de amor, la celebración y la satisfacción de se día tuvo que ser para ellos(no sé qué palabra poner)¿Grandioso?
Besos

Princesa del Guisante dijo...

Enhorabuena para ellos, entonces ;)
Los articulillos que se leen son del Código Civil. Es verdad que resulta bastante desangelado lo de escuchar tres artículos para realizar el acto, un poquito de liturgia vendría bien. Aquí el Alcalde reviste un poco la ceremonia, y comenta un texto bastante adecuado. En cambio el juez encargado del Registro Civil tiene un defecto en el habla que añade un plus de despropósito al tema. Lo que no he visto en ninguna de las bodas a las que he asistido ha sido la cara bella, tranquilizadora y sabia que acompañó a tus amigos. En la última a la que fui salió un señor que era totalmente el poeta de la mousse a recitar la epístola de San Pablo ante el estupor de varios (pocos) invitados, obligando al alcalde a acortar su discurso, porque entre tanto poema se iba el fin de semana.
Pero al final lo importante es que ellos han querido casarse, celebrarlo con sus amigos, y han podido. Ojalá les vaya bien.

Trini dijo...

Wolffo me ha gustado mucho este Post.
El otro día comenté a mi primo, gay, sobre la manía esa de casarse, si eso se estaba perdiendo...
Tampoco soy muy defensora del matrimonio, lo mío es el amor, y una cosa, como sabes, no conlleva a otra.
En fin que espero a Adrián y Féliz les vaya de maravilla.

PD: Estás genial en el programa de radio Mai. Enhorabuena.
Un beso

inma dijo...

Me ha gustado mucho la historia..A pesar de que aún resulta novedoso todo esto para todo el mundo, lo cierto es que con el tiempo acabaremos por trivializarlo y desdramatizarlo.Será lo ideal..lo que importa al fin y al cabo es que se quieran y deseen estar juntos.

Besitos azules, tb

Buch dijo...

¿Ves? Ahora es cuando me jode ser superficial.

Manuela relee despues de la siesta dijo...

Joder, qué comentario más azucarado me ha salido.

Binche dijo...

Cualquier unión que desean realizar dos personas que se quieren me parece bien, aunque sea por el rito zulú (véase la boda de Lauren Postigo, ¿recuerdas?)

Espero que a tus amigos les vaya bien, y que sean muy felices, que es lo que nos merecemos todos.
Claro que con esa presencia a lo Bélmez, eso lo tienen asegurado!

Besos, me ha gustado mucho este post lleno de buenos sentimientos. ;)

Lostie dijo...

Wolffo, me ha gustado mucho este post. A mí me encantaría asistir a una boda gay, pero lo tengo complicado porque ningún amigo mío es gay. Conozco a varios, y hay uno en concreto que me cae muy bien, pero no creo que me invite a su boda, lástima.
Pienso como tú ¿para qué casarse? Yo, si no es por motivos religiosos es que no lo entiendo. Pero bueno, si a ellos les hace ilusión, pues por mí bien. Y a mí me da igual que se llame matrimonio, eso es lo de menos.
¿Te gustó Madrilia? A mí me encanta!!
Besos (yo sí te los doy, que yo no pincho como Ararat).

Wolffo dijo...

Ararat,
hombre, colega, no he dicho yo que en el "mudo" gay sean todos rojos, entre otras cosas porque no creo que exista eso del mundo gay. Lo que he escrito es que sabía que en esa boda todos eran rojillos, nada más. Y el parking ese es gay, te pongas como te pongas, macho. Precioso, también y muy gay. Un abrazo.

mOe:)
no creas que no me lo insinuaron, pero preferí, como los grandes árbitros, pasar inadvertido. Saludillos.

Andrea Recol,
qué solete eres, niña... Bueno estoy en horas, pero no al borde del suicidio. Y comentarios como este son un chute de ánimo. Un besote.

Manuela
te se nota en la mirá, que vives enamorá, lolaylo laylo... Yo llevo también un número de años al lado de mi chica y, salvo aspectos administrativos, no le veo ventaja al matrimonio. Es más, me parece un engorro. Eso no me impide, no obstante, asistir a las bodas de mis amigos con cara de superioridad moral y ponerme como el tenazas, e incluso les felicito calurosamente. ¿Minvitas?

Guiss
Ah, el Código Civil, bueno, eran tristísimos, anyway. En Granada fui a una en que un concejal le daba también vidilla al asunto, pero no cuenta porque era amigo de los contrayentes y claro, así no tiene mérito. Parece ser que la Belmezgrafía no es habitual en bodas y bautizos, y de ahí lo excepcional del documento gráfico que adjunto, y da valor no sólo periodídtico, sino histórico, a este post. Me hubiera gustado oír al poeta de la mousse, pero hubiera sido más estuporoso si hubiera compuesto él mismo unos versitos para la ocasión. Observo que no me mandas besos en este post: ¿he dejado de excitarte? Yo sí te los mando a ti, príncipa, porque, a diferencia de la tuya, mi amistad no es interesada... Bexos a docenas.

Trini
¿Has escuchado eso? qué bien... Yo, como tú, creo que lo de la licencia matrimonial es superfluo. Y espero de corazón que les vaya bien. Un beso, niña.

inma
estoy de acuerdo contigo, inma, totalmente de acuerdo. Tanto que no voy a añadir nada más. Un beso ¿azul...? pues eso, ¡azul!

Buch
mejor así, que si no, vas a sacar a pasear a la bestia que te habita. Calma.

Manuela
jajajajajajajjaajjaaaaa.....

Binche
bueno lo de lauren y esas cosas podría denominarse rito publicitario, ¿no?
Y esa presencia... sí, yo también creo que será un buen augurio. Como el verte de nuevo por aquí, tuli. Un besazo.

Wolffo dijo...

lostie
Madrilia me pareció una elección fabulosa, pero Ararat tiene parte de razón: soy un paleto pueblerino que se asombra con nada. Y recibo tus besos con alegría y alborozo, niña. Y te los devuelvo multiplicados por tres.

christian dijo...

¿ves cómo cuando te toca de cerca se ven las cosas de otra manera? espero que tomes nota

white dijo...

En Jerez se vive fenomenal (por no decir de puta madre)me alegro por tus amigos y el restaurante tiene una pinta genial.

Disfrutaste, se nota en tus letras a pesar de los besos.
Bueno uno más (beso pa ti)

white dijo...

Estás en radio mai? y yo sin oirte una vez más, que desaastre, en cuantito que pueda voy p´alla

Cris dijo...

Wolffo, cierro los ojos y cuando los abro de nuevo te veo en mis paredes recién pintadas. Espero que esto se pase pronto :P

Me ha gustado mucho este post, no por el tema sino por tu manera de narrarlo. Hay cosas a las que no se les debería dar tanta publicidad, y me refiero al amor. No deberíamos encontrarlo tan extraordinario, que dos personas decidan unirse. Como quiera que sea.
Luego van y se matan y nos quedamos tan anchos, ni nos inmutamos cuando sale en las noticias.

Que sean felices, y tú que los disfrutes ;)

(Un abrazo especial para momentos especiales, ya verás ya, cómo te deja nuevo)

Besos a granel!

La DiviNa gILda dijo...

puues yo hoy te quiero dar muchos besos que estoy mimosa!!!! y ademas eso de la boa gay como que me ha puesto asi ñoña... tengo muchos amigos gays pero me da a mi que no estan por la labor de casarse... asin que...a esperar toca!!!

Jorge dijo...

Hola Wolffo,

Sin duda una boda diferente a las que normalmente va uno. Yo nunca he estado en una boda gay pero me imagino que te has de sentir un poco fuera de lugar. Pero tu post nos sirve de recordatorio de que hay gente extraordinaria y no necesariamente tienen que ser heterosexuales. Ah y ya tome nota del restaurant. Es probable que vaya a Madrid esta primavera, de trabajo.

un abrazo

Wendeling dijo...

Al fin y al cabo lo importante es que se quieren ¿verdad? pues nada... a casarse todos!!

Me gusta tu forma de contarlo, se nota que quieres un montón a Adrian.

Besos de una maia.

Princesa del Guisante dijo...

Sería imposible. Besos impúdicos ;))

Wolffo dijo...

christian
no sé de qué me estás hablando, muchacho. Explícate, por favor.

white
digamos que se vive de chapero padre, por aquello de la corrección lingüística. Eh, que solo he dicho que me besaron -y besé- hombres, no que fuera desagradable. Un beso de un tío es un poco más rasposo, pero igual básicamente. Ya nadie besa de verdad, excepto yo, claro, que me niego a besar el aire que circunda tu oreja. Besos, nena.

Crispulain
Yo, sin en cambio, espero que no deje nunca de pasar... Mi jeta en tus paredes es una buena señal, Crispulain, una presencia benéfica y tranquilizadora, a la vez que sexualmente irresistible (lo digo yo porque sé que tú no te atreves). Hmmm... ya siento ese abracillo... Un beso gordo, pero gordo, gordo, Cris.

MariGildi's
Joé, qué lástima que me pilles tan lejos, porque los besos, si son presenciales, como las clases, son más eficaces y gustosillos, aunque en esto último, el gustito, los besos no se parecen en nada a las clases. Yo no tengo muchos amigos gays, sobre todo porque no tengo muchos amigos, y creo que, del puñado de amigos que tengo, gays son dos, más uno que creo que está en trance de outing. Tú no te hagas gay, detodas formas, Gildix, que somos unos cuantos pa consolarte en el momento en que haga falta. ¿sí? besos a carretadas.

Jorge
caray, espero que puedas venir y que puedas estar un poquito, aunque sea un día, sin asuntos laborales y que puedas disfrutar esta ciudad que es, créeme, extraordinaria, la mires como la mires. Un abrazo y ya sabes, con los brazos abiertos.

Wen
eso es lo único importante. Bueno, eso y que cuenten entre sus amistades con un piriodista incisivo, independiente, brillante y veraz, dispuesto a darlo todo por la tonadilla, por no decir otra cosa. UN beso giante.

Guiss...
Ahí, ahí... eso es otra cosa. Un poquito de indecencia me hace sentir mejor. Muerdos, jajajjajajaaaa

jartos dijo...

Debería haber ido contigo, amigo Wolffo, lo digo por lo de paleto-pueblerino, así me hubiera maravillado contigo sin que hubieras estado tan solo. Me alegro de tu post y me alegro porque hasta contando estas historias eres tu, no tratas de falsificar la historia, la cuentas tal y como sucedio, verdad?. Y por supuesto me alegro de que esos dos amigos sean felices.

Que quieres, ¿un beso?, ¿un abrazo?, ¿la mano?, jajaja, lo que quieras

Wolffo dijo...

jartos
lo hubiéramos pasado bien juntos, hombre. Y así, eso, no hubiera sentido tan solo... Estoy curao de espanto, amigo, un beso está bien, siempre que no sea de tornillo ;-)

white dijo...

TIenes una voz entre dulce y wolfa, insinuante, provocadora... (no sigo porque bueno para el ego ya tienes bastante) Me gusta la música que has elegido.
¿Bailas?

Reina de las Nieves dijo...

Tonces, ¿eres de los azules?, no pensaba que pudiese escribir como tú un no rojo...
;)

David Saä Viccenzo dijo...

Es muy hermoso saber estas cosas sin duda.Un abrazo. No me olvides.

-La Adelfa Blanca-

LoMasLejosAtuLado dijo...

Woo!! Qué guay una boda gay! Vivaa las bodas homosexuales...

El 26/04/07 me caso... será una boda less, la mejor de todas ^^ Viva el amor, x encima de todas las cosas, ese es el mandamiento x el que debe regirse el mundo...

Un besito :***

Wolffo dijo...

white
Caramba... imagino que te refieres a lo de RadioMai, ¿no? La música no sólo la he elegido, sino que, además, la he compuesto e interpretado, que soy yo muy apañao. Y claro que bailo, se me da de miedo, de hecho fui yo quien enseñó a Michael Jackson a bailar, como comprobarás si sigues el enlace. Un beso, niña.

Reina de las Nieves
jajajajajajaaaaa, lo tomo en el mismo tono en el que yo lo he escrito, claro. Un besote, rojilla.

Adelfus
No sé muy bien a qué cosas te refieres, porque no creo haber contado nada que no supieras ya... Y, tranki, tronki, que no te olvido.

LoMasLejosAtuLado
Pues felicidades, Lo, y encantado de conocerte. Estoy de acuerdo contigo, sí señora. Un besote.

Gatopardo dijo...

Wolffo, si todos los rojos y los fachas fueran como tú, no sé a quien iba a castigar yo con mi abstención en las elecciones.
Un abrazo o dos.

Wolffo dijo...

Gatopardo
mejor dos abrazos que uno, eso pa empezar. Y da gracias a que no haya mucha gente como yo: el mundo sería una pesadilla. Un beso o tres.

Fray Barriga dijo...

Todavia no he asistido a ninguna de esas pero me imagino que si actuas con naturalidad y no estas pendiente de tus palabras (para evitar mandar a alguien a tomar por culo por ejemplo) será como cualquier otra boda.
Abrazo al canto
Post abrazum: el de la izquierda en la foto se parece un huevo al actor que hace de padre del amigo de 'el bola'

wollie dijo...

Joé!, me has dejado con la curiosidad de saber cómo es por dentro ese parking. Nunca he visto uno que sea bonito.

Opino que el amor tiene la ventaja de poder mostrarse como le viene en gana y siempre, siempre, debe ser recibido con signo de admiración.

¡Felicidades a Adrián y a Félix!

Malamala dijo...

Si no hay nada mejor que confraternizar, abrirse, para que dejemos de señalar con el dedo. Somos humanos, coñes, estamos dotados de todo tipo de sentimientos y sensaciones que compartimos como especie. A qué coñes viene señalar, apartar, excluir?? Quién es nadie para juzgar o decir cómo tiene que ser uno feliz? Si os dais cuenta, ponemos de moda tal o cual tipo de ser humano según distintas épocas de la historia, hoy día estamos en franco conocimiento de nosotros mismos y nos hemos dado cuenta de que oh¡ el amor es universal, somos multiples y variopintos y estamos llenos de los "defectos" que en otras épocas nos habrían dado con los huesos en un calabozo. No hay nada mejor que el conocimiento, es el mejor antídoto contra la intolerancia.
Bien por tí, felicidades a tus amigos, y larga vida al R&R jejeje

MDM dijo...

Me molesta tener que ponerle etiquetas a todo, esto con esto, se llama esto y esto con lo otro se llama "nosequé"...sobre todo cuando lo que se etiqueta son sentimientos.
Los sentimientos tienen una magnitud que en muchas ocasiones escapa a nuestra comprensión, un lado salvaje ante el cual sucumbimos sin remedio.
Sea lo que sea, se llame como se llame...¡Viva el amor¡...y lo demás para los papeles.
Como ves al fin he conseguido llegar hasta aqui, para ello he tenido que cambiar de pc, asi que aqui estoy comentandote de prestado.
Saludos.

Aviador vividor dijo...

No dejo de reconocer que lo más sorprendente del post es que exista un parking gay.

Desde luego no por sorprendente dejo de pensar que no lo entiendo. Si hay que buscar que las parejas gays se integren en la sociedad tal y como lo hace cualquier otra, lo mejor es dejar de "etiquetar" su modo de vida. Y en esto creo que ellos tienen parte de culpa. Cuando no exista un modo gay y un modo hetero de hacer las cosas, más sencillo será todo...

Pero fundamentalmente quería felicitar a la pareja y lamentar que no fueses el padrino jeje.

Un abrazo maestro de la comunicación por la web!!

LunaNegra dijo...

Uf... no sé que poner aquí... veo que les ha salido bien la celebración... espero que la mía salga igual de bien ;-P... aunque eso de "boda" como que no me va mucho... ¿como conseguir una boda sin que se parezca a una? Aunque una lo haga por motivos administrativos... ya que después de 10 años de vivir en pecado... ;-P jope despierta niña que no habla de tu boda... "ande" se me irá la cabeza jajajajaja.

Veo que por fín MDM ha conseguido entrar para constestarte... aprovecho para saludarla ;-P muaksssssssssss, jajajajaja y otro besote para tí, eres de lo más... ;-)))))

LunaNegra dijo...

Uis... ahora que me fijo la publi de la derecha que tiene que ver con el tema bodas... anda igual hasta me viene bien...lo de los tarjetones me vuelven loca ;-P

Wolffo dijo...

Fray
jajajajaja.... lo de tener cuidado tiene gracia... El de la izquierda, el mayor, es Adrián, mi amigo y maestro. Un tío genial, puedes creerme. Abrazo con redobles.

ollie,
en el enlace que pongo hay unas fotitos... es bonito, de verdad. Eso que opinas tiene dos cosas buenas: es bonito e inteligente. Un beso gordo, niña.

Malaperzona
caray, qué perorata, mujer, más llena de buen rollo y de razón. Eres un ciclón, fermosa, que lo sepas, pero benigno. Un beso gordo.

MDM
bien por ti... pero no entiendo exactamente cual es tu problema. Dímelo otra vez, por emilio, a ver qué se puede hacer. Un besote y gracias por el esfuerzo.

AviaDro
Lo del parking gay, es, evidentemente, una etiqueta mía, pero si lo ves, me das la razón. En lo demás, amigo mío, tienes más razón que un Aviador Vividor, que de todos es sabido, suelen tener más razón que un santo. Un abrazo, compañero.

LunaNegra
yo estoy como tú, Lunilla, exactamente como tú. La publi suele adecuarse, burdamente, al tema. A veces, es muy gracioso el proceso mental que siguen. Un beso, Luna, tú sí que eres lo más...